Ciudades Inteligentes

Cada vez es más común que los representantes de ciudades con características específicas -entre éstas podemos citar a las que cuentan con posibilidades de destinar presupuestos para proyectos tecnológicos– consideren viable iniciar su paso a ciudades inteligentes....

5 de marzo, 2021

Cada vez es más común que los representantes de ciudades con características específicas -entre éstas podemos citar a las que cuentan con posibilidades de destinar presupuestos para proyectos tecnológicos– consideren viable iniciar su paso a ciudades inteligentes.

En general, se entiende por “ciudad inteligente” una urbe que, mediante el uso de la tecnología, proporcione servicios tradicionales y resuelva cuestiones urbanas. Una ciudad inteligente es aquella que, entre otras cosas, facilite la movilidad, mejore los servicios sociales, sea sostenible y dé voz a sus habitantes.

Todo esto se escucha muy bien, sobre todo ante la inminente llegada de la tecnología 5G, la cual permitirá más conexiones de datos a muy alta velocidad. No obstante lo anterior, hay que ser realistas: en muchos países –entre ellos, México–, los responsables de áreas estratégicas como movilidad, planeación urbana, tecnología, servicios públicos, polos o corredores laborales y muchas más áreas, no celebran acuerdos para desarrollar un plan estratégico de urbanismo. Normalmente se atienden acciones más por urgencia y ocurrencia que por estrategia. 

Considerar pasar de este estado de falta de orden y organización a un escenario de ciudad inteligente es una locura y poco sensato. Antes de ello, suena bastante más lógico entrenar a los diferentes equipos a usar simuladores donde puedan poner a prueba sus ideas, premisas o iniciativas.

En el mercado hay una serie de herramientas de distinto nivel que permitirían desarrollar de mejor forma y a muy bajo costo la habilidad de validar las ideas en áreas donde normalmente no hay una gran experiencia personal y menos de equipo.

Videojuegos simples como SimCity (https://www.ea.com/es-es/games/simcity) o simuladores de alto nivel como CityScope (https://www.media.mit.edu/projects/cityscope/overview/) serían el laboratorio ideal para dimensionar la viabilidad de ideas y la estructuración de un plan integral, de la mano a una estrategia como antesala de una ciudad inteligente.




Entonces queda claro que hay que hacer un trabajo inteligente antes de implementar una ciudad inteligente. De lo contrario se tendrá una ciudad que, lejos de inteligente, será lo más cercana a una ciudad bruta con inversiones inaceptables que bien vale destinarlas a mejorar los servicios públicos… ahí no hay pierde.

Twitter @ghernandezs · Instagram @ghernandezsalgado · www.ghernandezsalgado.com · Página 1 de 1

 

Comentarios
object(WP_Query)#5438 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(62339) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "22-03-2021" ["before"]=> string(10) "19-04-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(62339) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "22-03-2021" ["before"]=> string(10) "19-04-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(false) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17759 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17748 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#5425 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "22-03-2021" ["before"]=> string(10) "19-04-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(463) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-03-22 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-04-19 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (62339) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17679 (24) { ["ID"]=> int(63729) ["post_author"]=> string(2) "42" ["post_date"]=> string(19) "2021-04-14 12:58:19" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-04-14 17:58:19" ["post_content"]=> string(8929) "El Ejército mexicano, vía el Estado Mayor Presidencial,  estuvo indirectamente relacionado en los hechos de la matanza a estudiantes de Tlatelolco en 1968. Al año siguiente, el Ejército también estuvo involucrado en el oscuro accidente de avión dónde perdió la vida el político priista Carlos Madrazo, ocurrido en el cerro "Pico del Fraile", en las inmediaciones de Monterrey, ciudad de destino de dicho vuelo comercial, donde, entre otros, pereció el tenista internacional mexicano Rafael "El Pelón" Osuna.  El tabasqueño, Carlos Madrazo Becerra fue gobernador de su natal Tabasco. Había presidido al PRI, entonces aún partido único, con ánimos renovadores y democratizadores, por lo que se convirtió en un personaje muy incómodo al régimen. El entonces supersecretario de gobernación, y después presidente, Luis Echeverría Álvarez, pareciera haberse ganado el favor sucesorio de Díaz Ordaz al manejarle la información a su antojo, para magnificar o minimizar los problemas, a su conveniencia, para después resolverlos radical y definitivamente. A todo esto, el más sonado último intento de asonada militar fue perpetrado por el General Saturnino Cedillo, en tiempos del presidente Cárdenas, mismo que terminó en un fiasco al ser ultimado dicho General traidor en la Ciudad de San Luis Potosí, a principios de 1939. Esta rebelión no fue tan problemática para el gobierno como sí lo fueron otras antes de consolidarse el régimen emanado de la Revolución Mexicana, como por ejemplo la Orozquista (Pascual Orozco) o la Delahuertista (Adolfo de la Huerta) o la comandada por el General Francisco Serrano en contra de la reelección de Obregón y que terminó en una carnicería humana, cerca de Cuernavaca; después hubo algunos disidentes civiles, como el icónico  intelectual José Vasconcelos, o militares lo intentaron por la vía electoral, más que infructuosamente como Juan Andreu Almazan (1940) sucumbiendo contra el candidato del “Jefe máximo” de la Revolución, el General Plutarco Elías Calles, el Ingeniero civil Pascual Ortiz Rubio, y años después, el General Miguel Henríquez Guzmán, contendiendo con Don Adolfo Ruiz Cortines, también con resultados desastrosos; un periodo presidencial anterior, también lo hizo el abogado y diplomático Ezequiel Padilla, contendiendo contra el oficialismo que arraso en las urnas, Don Miguel Alemán Valdés.  El régimen posrevolucionario, pues, se había más que consolidado, funcionando como un bloque todopoderoso, al que desafiarlo, ya fuera por la vía armada o la electoral, no significaría más que rotundos fracasos o la muerte misma, tanto para los líderes que las encabezaron como para sus seguidores. Piedra angular del éxito del anterior régimen, lo fueron sin duda sus leales fuerzas armadas que a cambio de canonjías y privilegios de todo tipo, dejaron de tener un sector formal dentro del partido de Estado, como para reafirmar su carácter civil sobre el anterior predominante en política, el militar. Sobre el proceso de adición incondicional del Ejército mexicano al régimen, el escritor universal jalisciense  Juan Rulfo, quien a escasas semanas después de un homenaje, en Palacio Nacional, ofrecido por el presidente López Portillo, se vio envuelto en un escandaloso malentendido con las fuerzas armadas mexicanas, ya que ofreciendo un discurso en la UNAM, Rulfo comentó que los golpes de Estado en México eran cosa del pasado "gracias a la corrupción y el enriquecimiento de los Generales", citando también la famosa frase acuñada por Álvaro Obregón: "No hay general que se resista a un cañonazo de 50 mil pesos". Y agregó un "pero ahora se los dan por millones, para mantenerlos quietos, se les dio a escoger entre poder y riqueza (...) que después de la Revolución proliferaron los Generales casi en igual número que los soldados, y que quienes ambicionaban ambas cosas (poder y riqueza, precisamente) eran asesinados, hasta convencerlos que era mejor vivir tranquilamente y ricos, que enfrentarse al difícil arte de gobernar (...)". El escándalo ocasionado por Rulfo tuvo repercusiones en las más altas esferas. El mismo José López Portillo llegó a declarar: "Ningún soldado de la República es corrupto. Protesto enérgicamente contra quienes calumnian y difaman a nuestras fuerzas armadas". Después se diluyó el escándalo luego de una réplica pública del propio Juan Rulfo, donde dejó en claro que sus palabras se habían tergiversado, pues él se había referido a los tiempos finales de la Revolución (es decir, su alusión era de carácter histórico), y a los regímenes actuales (por esos años) que dominaban América del Sur. La confusión, según Rulfo, tenía su origen en una mala traducción hecha por la agencia informativa estatal de la entonces Alemania Oriental (o RDA), rematando el escritor con un "espero que con estas declaraciones se aclare tan desagradable confusión". No era lo mismo escribir ficción que un discurso público.     Asimismo, el último intento real de golpe de Estado militar, y que prácticamente fue silenciado el hecho por los medios de comunicación de la época, fue planeado por el General de División Celestino Gasca Vilaseñor, en el año de 1961, inmediatamente sofocado y detenido el citado líder más otras poco menos de 300 personas que se encontraban reunidas en el domicilio del General; el sistema funcionaba cómo relojito (ya el legendario Capitán Gutiérrez Barrios fue pieza clave en dicha operación), no se movía una hoja en el país sin que los aparatos de inteligencia estuvieran al tanto. La fracasada intentona no tuvo base social, a pesar de cierta represión ocurrida en dicho sexenio, contra electricistas y ferrocarrileros, principalmente, que entre sus exigencias estaba el democratizar la vida sindical, logro que hasta este sexenio se ha obtenido, para dimensionar lo fuera de tiempo que estaban sus demandas. Otro intento de rebelión al gobierno mexicano, por parte del ejército, fue patético, cercano a lo cómico incluso, tan es así, que apenas y a una anécdota por muy pocos conocida llega. Un capitán en la administración del presidente Manuel Ávila Camacho, de nombre Benito Castañeda Chavarría, instructor de artillería adscrito al campo militar número uno de la Ciudad de México, llamó a una unidad de conscriptos a rebelarse contra el gobierno federal.  El intento de asonada fue sofocado por oficiales de forma inmediata: el mencionado Capitán Castañeda fue detenido y sentenciado a la pena de muerte por un consejo de guerra sumario, ya que además, esto ocurrió cuándo México se sumó al conflicto mundial como aliado a las potencias que combatían al EJE (Alemania, Italia y Japón). Una vez informado el presidente Ávila Camacho de la sentencia, éste se mostró magnánimo, ya que los informes sugerían un desequilibrio mental del acusado, resultante de problemas familiares, por ello lo indultó en el acto, y ordenó, además, que ya estando de baja en el Ejército, se le dotara de un taller con todo el equipo necesario, para que Castañeda llevara a cabo el oficio de ebanista. Era más que claro desde entonces que en el régimen y los gobiernos emanados de la Revolución, no cabían más intentos de asonadas por parte de militar alguno. Sin duda, lo entredicho por Juan Rulfo, no carecía del todo de cierta veracidad, y en décadas, no se supo de intento rebelde ninguno, ni siquiera caricaturesco, como el del Capitán, convertido a carpintero, Benito Castañeda. El Ejército mexicano de hoy en día está colmado de canonjías, contratos y encargos de toda índole. Esto tiene sus explicaciones: las fuerzas armadas, desde el fatídico año 2006 salieron de sus cuarteles a las calles, sin meditar en las gravísimas consecuencias, sin estrategia ni diagnóstico alguno.  Esto hizo que cárteles criminales se acercaran a los militares, con intentos de corromperlos. La matanza de Iguala a estudiantes de Ayotzinapa sugiere que el batallón 27 tuvo algo que ver. Se intenta alejar a las fuerzas armadas de negocios sucios a cambio de negocios lícitos. Por otro lado, obedece el hecho al enorme poder económico que poderes fácticos acumularon en las dos últimas décadas, tal es este poder, que sin problemas cooptarían a algún alto mando militar, con el fin de un golpe de Estado al actual gobierno. Por todo ello, se intenta asegurar la lealtad total a nuestras instituciones, a la vez de alejar, como ya se mencionó, a las milicias mexicanas del canto de las sirenas de las sumas millonarias fruto de los negocios poco cristalinos." ["post_title"]=> string(18) "Asonadas mexicanas" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(18) "asonadas-mexicanas" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-04-14 12:59:47" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-04-14 17:59:47" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=63729" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17678 (24) { ["ID"]=> int(63160) ["post_author"]=> string(2) "73" ["post_date"]=> string(19) "2021-03-30 10:53:40" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-03-30 15:53:40" ["post_content"]=> string(6267) "Opinión H4   César Benedicto Callejas   Decía el viejo Borges, hablando del mar, que antes de que el tiempo se acuñara en días, el mar, el siempre mar, ya estaba y era. Me puse a pensar en la enigmática frase del maestro porteño porque los días que estamos viviendo se nos están acuñando en moneda de tesoro. Verá usted, amable lector, existe una ley de economía –esta sí se cumple por su irresistible lógica– la cual dice que la moneda mala desplaza a la buena, si en un mercado circula moneda de buen metal –oro o plata– e introducimos en él moneda de metal ruin –zinc o bronce–, la gente tenderá a atesorar la moneda buena para dejar circular la mala. En este momento no vamos a entrar en disquisiciones keynesianas, pero bástenos decir que el tiempo que vivimos se nos está acuñando en moneda de metales nobles, porque vamos a atesorarlo. No serán estos días de olvido como lo son muchos de muchas décadas y me temo que en unas décadas, cuando todo esto haya pasado, los historiadores verán que las jornadas que hoy enfrentamos tuvieron repercusiones tan grandes como la Segunda Guerra Mundial y si ya quiere que se lo ponga barato, por lo menos que la caída del Muro de Berlín. Pertenezco a una generación que se ha cansado de no tener días de moneda corriente. A mis cincuenta años he vivido dos pandemias –la de 2009 y ésta–, dos terremotos, la caída del Muro de Berlín, el final de la Guerra de Vietnam y también la de la guerra fría, la llegada a Marte, la renuncia de un Papa, la llegada de la oposición al gobierno de la República, la guerra fantasmagórica del narcotráfico, la caída de las Torres Gemelas, la explosión en Chernobyl y una larguísima cadena de etcéteras que ya no quiero ni contar. Todos ellos, por nefastos o terribles que pudieran parecer, son moneda de la buena, para atesorar y recordar. Claro, uno quisiera que los días fueran de moneda de cobre, así baratija para el descanso y el olvido, pero ya será para otra ocasión. Es moneda de cobre que mis padres me llevaran a vacunar cuando era niño, que hiciera un poco el remolón y hasta donde recuerdo tantito llorón (pero nada grave); que al salir me compraran una paleta o alguna golosina para premiar mi valor frente a las agujas. Pero es moneda de oro que, en esta ocasión, yo haya sido quien llevó a vacunar a mis padres hace apenas unos días; igual, no llorones pero él sobre todo tantito resistente por el origen de la vacuna; es moneda de metal para atesorar porque forma parte de un hecho de enormes dimensiones que está cambiando el rostro de la civilización y nuestro futuro como especie. No exagero, los formatos sociales no volverán como antes los conocimos, ni los lenguajes y menos nuestras expectativas políticas ni sociales. Me encontré con la fiesta sobria de los adultos mayores que solos o acompañados de sus hijos o nietos, se acercaron con el valor de quien aprecia la vida y quiere prolongarla todavía más. Vi una organización suficiente, clara y bien definida, donde a nadie se le pidió nada que no fuera más que la identificación y guardar el orden, clases de chachachá para los que esperábamos a nuestros familiares o para ellos mismos si querían acercarse; no vi actos de proselitismo político si no fuera porque a la entrada, los Siervos de la Nación, eso sí, discretos y vigilantes. Pero lo cierto es que nadie percibía sino dos cosas: la esperanza de que estamos por fin próximos a ver la solución a este fenómeno y la solidaridad de todos quienes nos aprestábamos a ayudar a cruzar una calle, a conseguir una botella de agua –todos los vacunados recibieron como cortesía, fruta, alegrías, agua y palanquetas, en bolsas transparentes sin logos políticos de ninguna especie– o bien, a cruzar algún bache accidentado. Volví a ver aquel México de mi infancia, sabroso y colaborador, de fiesta hasta en las peores, arrimando el hombro para colaborar con el desconocido; en la serenidad de la esperanza irredenta que siempre nos dice “tranquilo mano, ya mero terminamos”. Vi a un hombre de pasado los ochenta con su barba larga y blanca llevar la silla de ruedas de su mujer que, hecha un ovillo pequeño por la enfermedad se había hecho vacunar, el hombre era la viva imagen de la dignidad frente al peligro, no había ido a pedir nada, estaba cumpliendo su deber para no contagiar, se le notaba con el gusto y el honor de saber que aún es parte de la patria y que se enorgullece de, en su medida, servir y proteger a su esposa; a una pareja de gemelas que rondarían los setenta y varios más, alegres, llenitas y sonrientes como dos manzanas, salir alegres de la vacuna para integrarse a la clase de chachachá donde los marcianos habían llegado ya y la fiesta de la vida se prolongaba. Con mis padres, conforme mandan los cánones, nos acercamos a una cafetería que tenía dispuesta una terraza con las distancias necesarias, se habían portado bien y el que lleva a vacunar debe servir el café; en la mesa de enfrente una niña estudia matemáticas aplicada a un libro de texto auxiliada con su teléfono inteligente y entonces, también como lo mandan los cánones, una vocecita me reclama, me ofrece un mazapán por cinco pesos o dos por diez, la miro, es tan linda como la niña del teléfono inteligente, tienen la misma edad pero no solo no tiene dispositivo digital sino que no está en clases como su contemporánea; le acepto su oferta porque se me cae la cara de puritita vergüenza. Miro a mis padres que se la jugaron para que este país no se cayera a pedazos y ahora hay que protegerlos para que no se vayan dentro de la marea de estadísticas incontrolables de muertos y enfermos; me mata la vergüenza de que mi generación que había nacido con los mejores augurios, esté acumulando monedas de oropel para algún día, escribir la heroica historia de un siglo.   @cesarbc70" ["post_title"]=> string(25) "Moneda buena, moneda mala" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(24) "moneda-buena-moneda-mala" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-03-30 10:53:40" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-03-30 15:53:40" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=63160" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17679 (24) { ["ID"]=> int(63729) ["post_author"]=> string(2) "42" ["post_date"]=> string(19) "2021-04-14 12:58:19" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-04-14 17:58:19" ["post_content"]=> string(8929) "El Ejército mexicano, vía el Estado Mayor Presidencial,  estuvo indirectamente relacionado en los hechos de la matanza a estudiantes de Tlatelolco en 1968. Al año siguiente, el Ejército también estuvo involucrado en el oscuro accidente de avión dónde perdió la vida el político priista Carlos Madrazo, ocurrido en el cerro "Pico del Fraile", en las inmediaciones de Monterrey, ciudad de destino de dicho vuelo comercial, donde, entre otros, pereció el tenista internacional mexicano Rafael "El Pelón" Osuna.  El tabasqueño, Carlos Madrazo Becerra fue gobernador de su natal Tabasco. Había presidido al PRI, entonces aún partido único, con ánimos renovadores y democratizadores, por lo que se convirtió en un personaje muy incómodo al régimen. El entonces supersecretario de gobernación, y después presidente, Luis Echeverría Álvarez, pareciera haberse ganado el favor sucesorio de Díaz Ordaz al manejarle la información a su antojo, para magnificar o minimizar los problemas, a su conveniencia, para después resolverlos radical y definitivamente. A todo esto, el más sonado último intento de asonada militar fue perpetrado por el General Saturnino Cedillo, en tiempos del presidente Cárdenas, mismo que terminó en un fiasco al ser ultimado dicho General traidor en la Ciudad de San Luis Potosí, a principios de 1939. Esta rebelión no fue tan problemática para el gobierno como sí lo fueron otras antes de consolidarse el régimen emanado de la Revolución Mexicana, como por ejemplo la Orozquista (Pascual Orozco) o la Delahuertista (Adolfo de la Huerta) o la comandada por el General Francisco Serrano en contra de la reelección de Obregón y que terminó en una carnicería humana, cerca de Cuernavaca; después hubo algunos disidentes civiles, como el icónico  intelectual José Vasconcelos, o militares lo intentaron por la vía electoral, más que infructuosamente como Juan Andreu Almazan (1940) sucumbiendo contra el candidato del “Jefe máximo” de la Revolución, el General Plutarco Elías Calles, el Ingeniero civil Pascual Ortiz Rubio, y años después, el General Miguel Henríquez Guzmán, contendiendo con Don Adolfo Ruiz Cortines, también con resultados desastrosos; un periodo presidencial anterior, también lo hizo el abogado y diplomático Ezequiel Padilla, contendiendo contra el oficialismo que arraso en las urnas, Don Miguel Alemán Valdés.  El régimen posrevolucionario, pues, se había más que consolidado, funcionando como un bloque todopoderoso, al que desafiarlo, ya fuera por la vía armada o la electoral, no significaría más que rotundos fracasos o la muerte misma, tanto para los líderes que las encabezaron como para sus seguidores. Piedra angular del éxito del anterior régimen, lo fueron sin duda sus leales fuerzas armadas que a cambio de canonjías y privilegios de todo tipo, dejaron de tener un sector formal dentro del partido de Estado, como para reafirmar su carácter civil sobre el anterior predominante en política, el militar. Sobre el proceso de adición incondicional del Ejército mexicano al régimen, el escritor universal jalisciense  Juan Rulfo, quien a escasas semanas después de un homenaje, en Palacio Nacional, ofrecido por el presidente López Portillo, se vio envuelto en un escandaloso malentendido con las fuerzas armadas mexicanas, ya que ofreciendo un discurso en la UNAM, Rulfo comentó que los golpes de Estado en México eran cosa del pasado "gracias a la corrupción y el enriquecimiento de los Generales", citando también la famosa frase acuñada por Álvaro Obregón: "No hay general que se resista a un cañonazo de 50 mil pesos". Y agregó un "pero ahora se los dan por millones, para mantenerlos quietos, se les dio a escoger entre poder y riqueza (...) que después de la Revolución proliferaron los Generales casi en igual número que los soldados, y que quienes ambicionaban ambas cosas (poder y riqueza, precisamente) eran asesinados, hasta convencerlos que era mejor vivir tranquilamente y ricos, que enfrentarse al difícil arte de gobernar (...)". El escándalo ocasionado por Rulfo tuvo repercusiones en las más altas esferas. El mismo José López Portillo llegó a declarar: "Ningún soldado de la República es corrupto. Protesto enérgicamente contra quienes calumnian y difaman a nuestras fuerzas armadas". Después se diluyó el escándalo luego de una réplica pública del propio Juan Rulfo, donde dejó en claro que sus palabras se habían tergiversado, pues él se había referido a los tiempos finales de la Revolución (es decir, su alusión era de carácter histórico), y a los regímenes actuales (por esos años) que dominaban América del Sur. La confusión, según Rulfo, tenía su origen en una mala traducción hecha por la agencia informativa estatal de la entonces Alemania Oriental (o RDA), rematando el escritor con un "espero que con estas declaraciones se aclare tan desagradable confusión". No era lo mismo escribir ficción que un discurso público.     Asimismo, el último intento real de golpe de Estado militar, y que prácticamente fue silenciado el hecho por los medios de comunicación de la época, fue planeado por el General de División Celestino Gasca Vilaseñor, en el año de 1961, inmediatamente sofocado y detenido el citado líder más otras poco menos de 300 personas que se encontraban reunidas en el domicilio del General; el sistema funcionaba cómo relojito (ya el legendario Capitán Gutiérrez Barrios fue pieza clave en dicha operación), no se movía una hoja en el país sin que los aparatos de inteligencia estuvieran al tanto. La fracasada intentona no tuvo base social, a pesar de cierta represión ocurrida en dicho sexenio, contra electricistas y ferrocarrileros, principalmente, que entre sus exigencias estaba el democratizar la vida sindical, logro que hasta este sexenio se ha obtenido, para dimensionar lo fuera de tiempo que estaban sus demandas. Otro intento de rebelión al gobierno mexicano, por parte del ejército, fue patético, cercano a lo cómico incluso, tan es así, que apenas y a una anécdota por muy pocos conocida llega. Un capitán en la administración del presidente Manuel Ávila Camacho, de nombre Benito Castañeda Chavarría, instructor de artillería adscrito al campo militar número uno de la Ciudad de México, llamó a una unidad de conscriptos a rebelarse contra el gobierno federal.  El intento de asonada fue sofocado por oficiales de forma inmediata: el mencionado Capitán Castañeda fue detenido y sentenciado a la pena de muerte por un consejo de guerra sumario, ya que además, esto ocurrió cuándo México se sumó al conflicto mundial como aliado a las potencias que combatían al EJE (Alemania, Italia y Japón). Una vez informado el presidente Ávila Camacho de la sentencia, éste se mostró magnánimo, ya que los informes sugerían un desequilibrio mental del acusado, resultante de problemas familiares, por ello lo indultó en el acto, y ordenó, además, que ya estando de baja en el Ejército, se le dotara de un taller con todo el equipo necesario, para que Castañeda llevara a cabo el oficio de ebanista. Era más que claro desde entonces que en el régimen y los gobiernos emanados de la Revolución, no cabían más intentos de asonadas por parte de militar alguno. Sin duda, lo entredicho por Juan Rulfo, no carecía del todo de cierta veracidad, y en décadas, no se supo de intento rebelde ninguno, ni siquiera caricaturesco, como el del Capitán, convertido a carpintero, Benito Castañeda. El Ejército mexicano de hoy en día está colmado de canonjías, contratos y encargos de toda índole. Esto tiene sus explicaciones: las fuerzas armadas, desde el fatídico año 2006 salieron de sus cuarteles a las calles, sin meditar en las gravísimas consecuencias, sin estrategia ni diagnóstico alguno.  Esto hizo que cárteles criminales se acercaran a los militares, con intentos de corromperlos. La matanza de Iguala a estudiantes de Ayotzinapa sugiere que el batallón 27 tuvo algo que ver. Se intenta alejar a las fuerzas armadas de negocios sucios a cambio de negocios lícitos. Por otro lado, obedece el hecho al enorme poder económico que poderes fácticos acumularon en las dos últimas décadas, tal es este poder, que sin problemas cooptarían a algún alto mando militar, con el fin de un golpe de Estado al actual gobierno. Por todo ello, se intenta asegurar la lealtad total a nuestras instituciones, a la vez de alejar, como ya se mencionó, a las milicias mexicanas del canto de las sirenas de las sumas millonarias fruto de los negocios poco cristalinos." ["post_title"]=> string(18) "Asonadas mexicanas" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(18) "asonadas-mexicanas" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-04-14 12:59:47" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-04-14 17:59:47" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=63729" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(44) ["max_num_pages"]=> float(22) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "fb40505a4e9933c5ba2544379859d68a" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

Asonadas mexicanas

El Ejército mexicano, vía el Estado Mayor Presidencial,  estuvo indirectamente relacionado en los hechos de la matanza a estudiantes de Tlatelolco en...

abril 14, 2021

Moneda buena, moneda mala

Opinión H4   César Benedicto Callejas   Decía el viejo Borges, hablando del mar, que antes de que el tiempo se acuñara...

marzo 30, 2021




Más de categoría

Codere en Problemas

En la conferencia matutina presidencial del 15 de abril pasado, el presidente de México volvió a referirse a las...

abril 16, 2021

Figuras opositoras clasistas y racistas

Dos casos emblemáticos han desnudado el clasismo y racismo opositor en las figuras emergentes que surgieron luego de la...

abril 16, 2021
Sequía en el Sur de Nuevo León

Sequía en el Sur de Nuevo León

El sur del estado de Nuevo León actualmente sigue enfrentando una problemática de sequía. Por ello el Congreso aprobó...

abril 15, 2021

De Frente Y Claro | PADRÓN NACIONAL DE USUARIOS DE TELEFONíA MÓVIL, OCURRENCIA REAL

El 17 de diciembre del 2020, en este espacio toqué el tema de la nueva ocurrencia de esta nefasta...

abril 15, 2021