Celebra Miguel Barbosa plan entre federación e iniciativa privada para reactivación

  Gobierno estatal rehabilita 400 km de carreteras olvidadas   El Gobernador Miguel Barbosa celebró el acuerdo de inversión en infraestructura que presentaron el gobierno federal con la iniciativa privada, el cual representa un pacto estratégico para...

6 de octubre, 2020

 

  • Gobierno estatal rehabilita 400 km de carreteras olvidadas

 

El Gobernador Miguel Barbosa celebró el acuerdo de inversión en infraestructura que presentaron el gobierno federal con la iniciativa privada, el cual representa un pacto estratégico para la reactivación de la economía, ya que la única forma de lograr crecimiento, en voz del mandatario, es con inversión pública y privada.

 

En este mismo sentido, Barbosa Huerta reconoció la importancia de que los empresarios de México se comprometan con el país y no tengan la tentación de llevar su dinero al extranjero. Señaló que este anunció nos debe dejar muy satisfechos, porque no hay forma de que podamos salir adelante de la crisis y crecer, sin inversión pública y privada.

 

Sobre el tema que Puebla no está dentro de este plan, el mandatario estatal explicó que es porque no son proyectos nuevos, no hubieron propuestas recientes, se van aponer en marcha lo que estaba parado; mientras que los proyectos en el estado, ya algunos están ejecutándose, la muestra son los 400 kilómetros de carretas olvidadas, los cuales está rehabilitando el gobierno poblano.

 

Barbosa Huerta señaló que ya están en planeación carreteras, como la prolongación de Teziutlán a Martínez de la Torre, con el desdoblamiento de dos autopistas a Veracruz, en la cual empresas privadas tienen el interés de llevarlas a cabo; así como la prolongación de San Martín Texmelucan a Huejotzingo, hasta la carreta siglo XXI; así como la prolongación de la autopista de Atlixco a Matamoros.

 

Miguel Barbosa comentó que en materia de energías eólicas, sí existe interés y desarrollo en Puebla, hay muchos campos; sin embargo, deben estar todo el tiempo equilibrando entre los derechos de los pueblos, las comunidades y la implantación de todas las instalaciones de esa energía. Finalmente reiteró su beneplácito por el plan, y llamó a entender que se trata de proyectos que estaban detenidos.

Comentarios


object(WP_Query)#16267 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(30921) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "01-09-2022" ["before"]=> string(10) "29-09-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(30921) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "01-09-2022" ["before"]=> string(10) "29-09-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#16271 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#16269 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#16270 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "01-09-2022" ["before"]=> string(10) "29-09-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-09-01 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-09-29 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (30921) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#16268 (24) { ["ID"]=> int(83415) ["post_author"]=> string(2) "84" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-16 11:24:56" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-16 16:24:56" ["post_content"]=> string(8736) "Ese “Yo global” más amplio e incluyente implica necesariamente una perspectiva nueva. Exige la capacidad de dar un paso atrás de nuestros pensamientos y desarrollar la competencia de observarlos –aun cuando no sea posible controlarlos– como una parte de nosotros en vez de considerar que “somos lo que pensamos”.  En un artículo anterior, citando lo expuesto por el pensador norteamericano Ken Wilber, en su libro Una visión Integral de la Psicología*, decíamos que lo que cada uno de nosotros denomina “Yo”, es al mismo tiempo una función constante que articula y gestiona los diferentes “mís” que nos componen, como por ejemplo, mis emociones, mis impulsos, mi cuerpo, etc.  Pero ese “Yo” también funciona como una corriente evolutiva, como una fuerza, una tendencia que nos impulsa al desarrollo. Esa fuerza interna, difícil de describir, pero que nos hace transformarnos conforme crecemos. En el tránsito entre los distintos estados de la infancia o entre la infancia a la adolescencia, o de la adolescencia a la juventud, se ve con enorme claridad. Sin ser demasiado conscientes de cómo o por qué, de pronto entendemos el mundo, a los demás y a nostros mismos de manera distinta, modificando nuestra perspectiva existencial. Se trata de una fuerza subyacente que empuja al “Yo” para que se traslade una etapa, de un nivel de comprensión al siguiente. Esta tendencia intangible en principio, una vez que comprendemos su existencia y su propósito, es susceptible de ser trabajada, en especial en los niveles mentales, donde el desarrollo deja de ser meramente orgánico para traducirse en distintos grados de madurez. Para Wilber, alcanzar ese “Yo Global”, es producto de una serie de decisiones y actos de voluntad. Está convencido de que si la trabajamos adecuadamente ese impulso alcanzamos ese siguiente nivel, ese “Yo global”, que podríamos considerar una amalgama de todos esos “mis” ya mencionados y que nos constituyen: desde el Yo mental –que visto desde el Yo Global se convierte en “mi pensamiento”–, así como los diversos “Yo objeto”, a los que caracterizamos con la proposición “mi”: mi cuerpo, mis emociones, mis sentimientos, mis impulsos, etc. Todos ellos, juntos, participan de nuestra sensación de identidad y son fundamentales para comprender nuestra existencia. Esta capacidad de asumir los pensamientos, no como mi auténtico Yo, sino como la facultad que mi Yo tiene de pensar, donde esos pensamientos se convierten en “mis pensamientos” y por lo tanto puedo desidentificarme de ellos (no son Yo, es algo que hago –equivalente a ejercitar mi cuerpo– o que me ocurre –equivalente a una dolencia o a una emoción–) y si bien no resultan fáciles ni de evitar ni de controla, cuando menos sé que se trata sólo de un aspecto de mí y no mi totalidad.  Es a esta capacidad de separarse de los pensamientos y entender la razón como facultad y no como mi Yo a lo que Wilber llama nivel trasracional, hemos ido más allá del pensamiento y ahora podemos gestionarlo como una herramienta que forma parte de nuestro todo, sin ser propiamente nuestro todo.   Si bien es verdad que alcanzar esta perspectiva trasracional es aún poco frecuente, pues vivimos en un mundo donde la inmensa mayoría estamos atrapados en el “Yo que piensa”, y que vive disociado de su cuerpo, de sus emociones, de sus impulsos, etc., el proceso de integración puede acelerarse en la medida en que comprendemos el funcionamiento de este mecanismo de desarrollo.   Según asegura Wilber, en todos los niveles de desarrollo el proceso de trascendencia de cada es el mismo: tomar consciencia de la identificación exclusiva (ya sea con el cuerpo, con las emociones o con la mente), para luego desidentificarnos de ella reconociéndola como facultad, pero no como nuestro todo, para luego integrar dicha facultad a nuestro Yo Global y así trascender la limitación que enfocarnos en una sola facultad implica.   En otras palabras, primero se da una intensa identificación del “yo parcial” con las condiciones que el individuo está habilitado para percibir. El bebé, por ejemplo, está intensamente identificado con su cuerpo y por eso todo lo comprende desde ahí, al grado de que ni siquiera puede aún distinguir sus emociones. Poco a poco va distinguiendo los “mis”, que terminan por ser todo aquello que está fuera de él: su mantita, su oso de peluche, el biberón, etc. Mientras que en una etapa posterior, la identificación es con el Yo emocional. Todo él es emoción: alegría, tristeza, dolor, miedo. Conforme crece, va asumiendo las facultades racionales y es entonces cuando se comprende a sí mismo como un “Yo que piensa”, entendiendo su cuerpo, su emociones, sus impulsos, etc., como distintos “mis” de los que puede echar mano.   Es decir, que tras la identificación exclusiva del individuo con una comprensión del yo que equivale a ser un “Yo que piensa”, se es capaz de distinguir separadamente el cuerpo, así como todas las demás instancias mencionadas (emociones, sentimientos, impulsos, etc.) para de inmediato reconocer su importancia y desidentificarse de cada una convirtiéndolas en un “mi”.  Cada uno de esos “mis”: mis emociones, mis sentimientos, mis sensaciones, mis pensamientos, son aspectos o dimensiones de mi “Yo total”, o sea en cada uno de ellos se encuentra información distinta de quién soy y de lo que me está ocurriendo en ese momento. Es como si se tratara de los mecanismos de navegación de una nave y requerimos de todos para conseguir un vuelo seguro y pleno. Una vez alcanzado el desarrollo hasta el “Yo mental”, donde todos los que leemos esto nos encontramos, somos capaces de reconocer la importancia de cada uno de esos “mís” que nos constituyen (incluyendo el pensamiento) para así ser capaz de integrarlas todas en ese “Yo Global” del que habla Wilber y que es capaz de entender sus pensamientos como “mis pensamientos”.  En resumen, cualquier aspecto de nuestro Yo que nos interese superar, porque estamos excesivamente identificados con él, implica necesariamente transitar por los procesos de diferenciación, desidentificación e integración, para así estar habilitados para trascenderlo y ensanchar las fronteras de nuestro “Yo Global”.   Ese “Yo global” más amplio e incluyente implica necesariamente una perspectiva nueva. Implica la capacidad de dar un paso atrás de nuestros pensamientos y desarrollar la competencia de observarlos –aun cuando no sea posible controlarlos– como una parte de nosotros (un “mi”).  Un mecanismo efectivo para lograr esa perspectiva –aunque exige constancia y enfoque– es la meditación. Permanecer en silencio, mirando hacia adentro y convencidos de que “no somos nuestros pensamientos”, nos permite eventualmente dar ese paso atrás y, aunque sólo por unos instantes, observar nuestras distintas voces interiores, convertidas en “mis pensamientos”, disputándose nuestra atención, amparadas en los motivos más diversos: retos laborales, relaciones conflictivas, obligaciones cotidianas y un largo etcétera de flujos de pensamiento que no nos dan un momento de serenidad. Una vez que podemos hacernos conscientes de esas batallas internas, y casi siempre muy ruidosas, comprendemos el grado de identificación que hemos tenido a lo largo de nuestra vida adulta con la perspectiva mental cartesiana.   *Wilber, Ken, Una visión integral de la psicología, Primera Edición, México, Alamah, 2000, Págs. 468.   Web: www.juancarlosaldir.com Instagram:  jcaldir Twitter:   @jcaldir    Facebook:  Juan Carlos Aldir" ["post_title"]=> string(30) "La construcción del Yo Global" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(29) "la-construccion-del-yo-global" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-16 11:26:53" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-16 16:26:53" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=83415" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#16245 (24) { ["ID"]=> int(83799) ["post_author"]=> string(2) "40" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-28 12:18:55" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-28 17:18:55" ["post_content"]=> string(7861) "En mis salidas diarias a buscar información a la calle, con la gente, escucho tanto en el  transporte público como en los mercados de Tuxtla Gutiérrez y Tapachula, en Chiapas, cómo se habla de la carestía de la vida y de cómo está desapareciendo la gente en los municipios fronterizos de Chiapas. El pueblo, la ciudadanía o la gente se expresa con la Vox Populi sobre lo que viven diariamente. Eso pasa en todo el país y si ven a alguna autoridad que represente a la ley el temor se hace presente. ¿Me van a detener? ¿Voy a ir a la cárcel? ¿Qué delito cometí? ¿Qué hice? Eso piensan cuando una autoridad de la Ley se acerca a ellos o les para en la calle o toca a su puerta. Eso es lo que vive y ha vivido la ciudadanía toda la vida, la represión psicológica solo con ver a la autoridad… “¡Mejor que ni me vean, Virgencita!” piensan mientras que tratan de caminar tranquilamente. Así, con esta presencia de la ley, te fuiste a vacunar en contra del COVID-19, así vas a algunos hospitales y son vigilados por elementos de la Guardia Nacional división Servicio de Protección Federal. En fin, más que para combatir la delincuencia común y del narco, la ciudadanía siente que las fuerzas armadas, la guardia nacional y las policías de los tres órdenes de gobierno inspiran miedo. Aun así, la gran mayoría de los ciudadanos, del pueblo, reconoce a las fuerzas armadas (Marina y Ejército) las más honestas instituciones. Estas dos instituciones son para defendernos de los enemigos internos y extranjeros. Estas instituciones no se crearon para combatir Fifís y conservadores, sino que se crearon para mantener la seguridad de los mexicanos y detener a los delincuentes a como dé lugar. En todo este contexto las respuestas al “Ejercicio Participación Social” también podrían ser: 1.- ¿Estás de acuerdo con la creación de la Guardia Nacional y con su desempeño hasta ahora? - Si está de acuerdo, de lo que no está de acuerdo la Vox Populi es que nació de la extinta policía militar con elementos de la SEDENA y de las sobras de la Policía Federal y Gendarmería. Siendo tácitamente un ala más del Ejército. - La Vox Populi no está de acuerdo con el desempeño de la Guardia Nacional, porque se ha mantenido más como una fuerza disuasiva político-social que como una fuerza inhibidora, disuasiva, investigadora y combativa de la delincuencia. - La Vox Populi no está de acuerdo que la Guardia Nacional no se coordine y tome el liderazgo con las policías de los tres órdenes de Gobierno para patrullar por las noches con estrategias innovadoras que den como resultado detenciones de todo tipo. - El Pueblo no está de acuerdo con el que se respete la humanidad de los delincuentes, si ellos no se tientan el corazón para (como dice la Vox Populi) “darle en la madre” a su víctima, y que con esta máxima la Guardia Nacional, el Ejército, la Marina y las policías de los tres niveles de gobierno no hagan nada por temor al castigo de sus superiores o de los Derechos Humanos. Los mismos elementos de la Guardia Nacional, los soldados del ejército y de la marina no están de acuerdo con la guardia nacional, porque según la Vox Armatorum los degradan y no hacen nada más que estorbar. Lo que pasa es que se expresan porque no quieren perder su salario. Cuando la Guardia Nacional se creó, la ciudadanía se sintió aliviada porque confiaban en el presidente Andrés Manuel López Obrador, hoy y ante la violencia desmedida que va desde que te roben, maten, violen, desaparezcan o asalten, la gente no ve con buenos ojos a la Guardia Nacional y dicen ¡Que los maten o de perdida los madreen! 2.- ¿Consideras que las Fuerzas Armadas, el Ejército y la Marina, deberían mantenerse haciendo labor de seguridad pública hasta 2028 o que se regresen a los cuarteles en marzo de 2024? ¿Por qué hasta el 2028? Eso no lo han explicado. Si está de acuerdo la Vox Populi para que las Fuerzas Armadas, el Ejército y la Marina estén haciendo labores de Seguridad Pública, pero con efectividad, con la efectividad que da el sistema de inteligencia de la Marina y Ejercito. Esta información debe servir para que el Comandante Supremo del Ejército, Andrés Manuel López Obrador, mande a la Guardia Nacional y las policías de los tres órdenes de gobierno a someter a la delincuencia. Supervisados por el Ejército, Marina y Fuerza Aérea. Sobre todo la orden del Comandante Supremo del Ejército no debe de incluir la máxima de “Abrazos no Balazos”, no debe incluir que se respete la vida de los delincuentes porque ellos no respetan la vida de sus víctimas y desaparecidos, sino que debe de incluir la seguridad jurídica para que los que hace la labor de seguridad pública actúa en el marco de defender a la ciudadanía o al pueblo ya sean Fifís, Conservadores, Chairos, o cualquier selección sectaria que le han hecho llamar a los mexicanos. El Ejército y la Marina son lo mejor que tenemos. Hay que conocerlos desde dentro para entenderlos. Lo malo es que se quiera utilizar como órgano represor político-social. 3.- ¿Cuál es tu opinión de que la Guardia Nacional pase a formar parte de la SEDENA o dependa de la Secretaría de Gobernación o de Seguridad Pública? La Vox Populi está a favor de que la Guardia Nacional dependa de la Secretaría de Gobernación teniendo como comandante directo al presidente Andrés Manuel López Obrador. Siendo asesorado por el general secretario de la Defensa y el secretario de Marina en estrategia como en información para combatir a las mafias y la delincuencia común. Esta coordinación debería ser de la manera como van a hacer este “Ejercicio Participación Social”, en cascada, donde la orden del Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas lleguen hasta las poblaciones para que todas las fuerzas involucradas obedezcan al presidente Andrés Manuel López Obrador combatan y detengan a los delincuentes. Desgraciadamente, al no ser vinculante, ya que son anónimas las opiniones (ya que se para acceder al “Ejercicio Participación Social” tendrá que dar tu CURP y ahí el peligro de quedar en una lista negra para posterior persecución), el “Ejercicio” no sirve. Mejor, que se aplique la ley, que las órdenes del presidente Andrés Manuel López Obrador se vean en el terreno y se detengan al por mayor a los delincuentes de todo tipo. Los SÍ y NO de los mexicanos no servirán de nada, mejor que los diputados y senadores que elegimos todos los mexicanos lleguen a un gran acuerdo nacional verdadero que no favorezca políticamente a ningún partido, sino que haga que la ley se aplique en la calle y que a los delincuentes se les detenga y que se vea la diferencia tajante en seguridad y respeto y abrazos para los ciudadanos." ["post_title"]=> string(82) "Los Sí y los No del “Ejercicio Participación Social” sobre la GN y MILITARES" ["post_excerpt"]=> string(174) "El Ejército y la Marina son lo mejor que tenemos. Hay que conocerlos desde dentro para entenderlos. Lo malo es que se quiera utilizar como órgano represor político-social." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(74) "los-si-y-los-no-del-ejercicio-participacion-social-sobre-la-gn-y-militares" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-28 12:18:55" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-28 17:18:55" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=83799" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#16268 (24) { ["ID"]=> int(83415) ["post_author"]=> string(2) "84" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-16 11:24:56" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-16 16:24:56" ["post_content"]=> string(8736) "Ese “Yo global” más amplio e incluyente implica necesariamente una perspectiva nueva. Exige la capacidad de dar un paso atrás de nuestros pensamientos y desarrollar la competencia de observarlos –aun cuando no sea posible controlarlos– como una parte de nosotros en vez de considerar que “somos lo que pensamos”.  En un artículo anterior, citando lo expuesto por el pensador norteamericano Ken Wilber, en su libro Una visión Integral de la Psicología*, decíamos que lo que cada uno de nosotros denomina “Yo”, es al mismo tiempo una función constante que articula y gestiona los diferentes “mís” que nos componen, como por ejemplo, mis emociones, mis impulsos, mi cuerpo, etc.  Pero ese “Yo” también funciona como una corriente evolutiva, como una fuerza, una tendencia que nos impulsa al desarrollo. Esa fuerza interna, difícil de describir, pero que nos hace transformarnos conforme crecemos. En el tránsito entre los distintos estados de la infancia o entre la infancia a la adolescencia, o de la adolescencia a la juventud, se ve con enorme claridad. Sin ser demasiado conscientes de cómo o por qué, de pronto entendemos el mundo, a los demás y a nostros mismos de manera distinta, modificando nuestra perspectiva existencial. Se trata de una fuerza subyacente que empuja al “Yo” para que se traslade una etapa, de un nivel de comprensión al siguiente. Esta tendencia intangible en principio, una vez que comprendemos su existencia y su propósito, es susceptible de ser trabajada, en especial en los niveles mentales, donde el desarrollo deja de ser meramente orgánico para traducirse en distintos grados de madurez. Para Wilber, alcanzar ese “Yo Global”, es producto de una serie de decisiones y actos de voluntad. Está convencido de que si la trabajamos adecuadamente ese impulso alcanzamos ese siguiente nivel, ese “Yo global”, que podríamos considerar una amalgama de todos esos “mis” ya mencionados y que nos constituyen: desde el Yo mental –que visto desde el Yo Global se convierte en “mi pensamiento”–, así como los diversos “Yo objeto”, a los que caracterizamos con la proposición “mi”: mi cuerpo, mis emociones, mis sentimientos, mis impulsos, etc. Todos ellos, juntos, participan de nuestra sensación de identidad y son fundamentales para comprender nuestra existencia. Esta capacidad de asumir los pensamientos, no como mi auténtico Yo, sino como la facultad que mi Yo tiene de pensar, donde esos pensamientos se convierten en “mis pensamientos” y por lo tanto puedo desidentificarme de ellos (no son Yo, es algo que hago –equivalente a ejercitar mi cuerpo– o que me ocurre –equivalente a una dolencia o a una emoción–) y si bien no resultan fáciles ni de evitar ni de controla, cuando menos sé que se trata sólo de un aspecto de mí y no mi totalidad.  Es a esta capacidad de separarse de los pensamientos y entender la razón como facultad y no como mi Yo a lo que Wilber llama nivel trasracional, hemos ido más allá del pensamiento y ahora podemos gestionarlo como una herramienta que forma parte de nuestro todo, sin ser propiamente nuestro todo.   Si bien es verdad que alcanzar esta perspectiva trasracional es aún poco frecuente, pues vivimos en un mundo donde la inmensa mayoría estamos atrapados en el “Yo que piensa”, y que vive disociado de su cuerpo, de sus emociones, de sus impulsos, etc., el proceso de integración puede acelerarse en la medida en que comprendemos el funcionamiento de este mecanismo de desarrollo.   Según asegura Wilber, en todos los niveles de desarrollo el proceso de trascendencia de cada es el mismo: tomar consciencia de la identificación exclusiva (ya sea con el cuerpo, con las emociones o con la mente), para luego desidentificarnos de ella reconociéndola como facultad, pero no como nuestro todo, para luego integrar dicha facultad a nuestro Yo Global y así trascender la limitación que enfocarnos en una sola facultad implica.   En otras palabras, primero se da una intensa identificación del “yo parcial” con las condiciones que el individuo está habilitado para percibir. El bebé, por ejemplo, está intensamente identificado con su cuerpo y por eso todo lo comprende desde ahí, al grado de que ni siquiera puede aún distinguir sus emociones. Poco a poco va distinguiendo los “mis”, que terminan por ser todo aquello que está fuera de él: su mantita, su oso de peluche, el biberón, etc. Mientras que en una etapa posterior, la identificación es con el Yo emocional. Todo él es emoción: alegría, tristeza, dolor, miedo. Conforme crece, va asumiendo las facultades racionales y es entonces cuando se comprende a sí mismo como un “Yo que piensa”, entendiendo su cuerpo, su emociones, sus impulsos, etc., como distintos “mis” de los que puede echar mano.   Es decir, que tras la identificación exclusiva del individuo con una comprensión del yo que equivale a ser un “Yo que piensa”, se es capaz de distinguir separadamente el cuerpo, así como todas las demás instancias mencionadas (emociones, sentimientos, impulsos, etc.) para de inmediato reconocer su importancia y desidentificarse de cada una convirtiéndolas en un “mi”.  Cada uno de esos “mis”: mis emociones, mis sentimientos, mis sensaciones, mis pensamientos, son aspectos o dimensiones de mi “Yo total”, o sea en cada uno de ellos se encuentra información distinta de quién soy y de lo que me está ocurriendo en ese momento. Es como si se tratara de los mecanismos de navegación de una nave y requerimos de todos para conseguir un vuelo seguro y pleno. Una vez alcanzado el desarrollo hasta el “Yo mental”, donde todos los que leemos esto nos encontramos, somos capaces de reconocer la importancia de cada uno de esos “mís” que nos constituyen (incluyendo el pensamiento) para así ser capaz de integrarlas todas en ese “Yo Global” del que habla Wilber y que es capaz de entender sus pensamientos como “mis pensamientos”.  En resumen, cualquier aspecto de nuestro Yo que nos interese superar, porque estamos excesivamente identificados con él, implica necesariamente transitar por los procesos de diferenciación, desidentificación e integración, para así estar habilitados para trascenderlo y ensanchar las fronteras de nuestro “Yo Global”.   Ese “Yo global” más amplio e incluyente implica necesariamente una perspectiva nueva. Implica la capacidad de dar un paso atrás de nuestros pensamientos y desarrollar la competencia de observarlos –aun cuando no sea posible controlarlos– como una parte de nosotros (un “mi”).  Un mecanismo efectivo para lograr esa perspectiva –aunque exige constancia y enfoque– es la meditación. Permanecer en silencio, mirando hacia adentro y convencidos de que “no somos nuestros pensamientos”, nos permite eventualmente dar ese paso atrás y, aunque sólo por unos instantes, observar nuestras distintas voces interiores, convertidas en “mis pensamientos”, disputándose nuestra atención, amparadas en los motivos más diversos: retos laborales, relaciones conflictivas, obligaciones cotidianas y un largo etcétera de flujos de pensamiento que no nos dan un momento de serenidad. Una vez que podemos hacernos conscientes de esas batallas internas, y casi siempre muy ruidosas, comprendemos el grado de identificación que hemos tenido a lo largo de nuestra vida adulta con la perspectiva mental cartesiana.   *Wilber, Ken, Una visión integral de la psicología, Primera Edición, México, Alamah, 2000, Págs. 468.   Web: www.juancarlosaldir.com Instagram:  jcaldir Twitter:   @jcaldir    Facebook:  Juan Carlos Aldir" ["post_title"]=> string(30) "La construcción del Yo Global" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(29) "la-construccion-del-yo-global" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-16 11:26:53" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-16 16:26:53" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=83415" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(55) ["max_num_pages"]=> float(28) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "b12606af38a0f35f97de58a59afcb3b3" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

La construcción del Yo Global

Ese “Yo global” más amplio e incluyente implica necesariamente una perspectiva nueva. Exige la capacidad de dar un paso atrás de nuestros...

septiembre 16, 2022

Los Sí y los No del “Ejercicio Participación Social” sobre la GN y MILITARES

El Ejército y la Marina son lo mejor que tenemos. Hay que conocerlos desde dentro para entenderlos. Lo malo es que se...

septiembre 28, 2022




Más de categoría

Los órdenes de gobierno locales: el talón de Aquiles del obradorismo

En los ámbitos locales es donde a MORENA se le han adherido no pocos elementos oportunistas, con la cultura...

septiembre 28, 2022

Los Sí y los No del “Ejercicio Participación Social” sobre la GN y MILITARES

El Ejército y la Marina son lo mejor que tenemos. Hay que conocerlos desde dentro para entenderlos. Lo malo...

septiembre 28, 2022

Seguridad Nacional

En varios foros se ha discutido hasta el cansancio la militarización de la Guardia Nacional, que ante la falta...

septiembre 27, 2022

Camila Parker y la reivindicación de las mujeres que aman demasiado

“Hombres necios que acusáis / a la mujer sin razón / sin ver que sois la ocasión / de...

septiembre 27, 2022