Carlos Muñoz y Chumel: síntomas de una sociedad en crisis

Las redes sociales muestran la verdadera cara de muchas personas célebres. 

12 de enero, 2022

Hace unos días veía  un video de la mejor madriza pública que quizás haya tenido este país (a nivel de debate): la del filósofo e “influencer” mexicano Diego Ruzzarín a un charlatán con disfraz de payaso o viceversa: Carlos “Master” Muñoz. Este último es un autonombrado gurú del emprendedurismo que tiene una serie de frases hechas, bastante chabacanas, las cuales, aunque parezca mentira, lo convirtieron en un referente gracias a sus canales en redes sociales y conferencias.  Aunque parezca una mala broma, en ocasiones  empresas contrataban los servicios de Muñoz para “capacitar” a su personal. También, se dice, escribió por ahí algún libro.

Todo eso no estaría tan mal de no ser porque al señor Muñoz no se le ocurrió otra estrategia mejor que humillar a millones de mexicanos que, a pesar de un esfuerzo más que encomiable, día con día sacan adelante a sus familias. Se refirió despectivamente a la clase trabajadora como “minions”; abordaba el metro para insultar y sobajar a sus usuarios y a uno que otro vendedor ambulante, asegurando que “no eran felices, que estaban muertos en vida por carecer de ilusiones”. Vaya, llegó al punto de pendejear (perdón por mi refinado castellano) a los médicos que trabajan en miles de consultorios en farmacias de todo México, que por ganar un sueldo no muy alto, sin reparar en que esa red de pequeños consultorios de bajo costo, se han convertido en una suerte de válvula de escape a nuestro sistema de Salud, si, humillar a médicos que invirtieron años de su vida estudiando con esmero y que atienden a millones de enfermos.

En cuanto al video que comentaba al principio del texto, Muñoz le espetaba a Ruzzarín que eran sus contenidos de sus programas y entrevistas los que deberían estar censurados por la autoridad; pero Ruzzarín no hace más que plantearse problemas públicos de esta época y otras. El que debió haber sido apercibido era Muñoz porque simplemente incitaba a miles de jóvenes a emprender, con ideas tan de moda como “visualizar y decretar”. ¿Cuántos jóvenes no habrán fracasado estrepitosamente gracias a los consejos de Muñoz?  Dudo mucho que el Señor “Master” Muñoz esté dispuesto a arriesgar UN solo peso propio en algún proyecto emprendedor que le presentara alguno de los incautos jóvenes que lo han tomado en serio. Vaya, el asunto es mucho más una cuestión estructural que “de actitud”. El programa de televisión SHARK TANK hace mucho más respecto al tema, aunque sus alcances en proporción sean ínfimos, que un Carlos Muñoz. El Señor ha anunciado su renuncia de las redes sociales: ojalá nunca vuelva. Lo mismo, por cierto, debería de pensar Chumel.

Respecto a Chumel Torres, recientemente cayó en otro execrable hecho de discriminación al publicar un meme que debería avergonzarnos a todos, pero también ser castigado por las autoridades. ¿Para qué sirve entonces una tan costosa institución pública como la CONAPRED que funciona (supuestamente) para frenar la discriminación en México?

Por último, estos dos individuos, si humillan a la gente de clase media hacia abajo se debe a que ellos mismos nacieron y crecieron en entornos similares. Seguramente crecieron en piso de tierra y con cerdos y guajolotes alrededor, lo cual, en lugar de representarles un timbre de orgullo, los hace avergonzarse al grado tal de verse reflejados en la gente a la que humillan, discriminan y desprecian. En otras palabras: odian su origen y pasado a grado tal que inconscientemente lo agreden vía terceros con el odio que todos atestiguamos, y peor aún, si todos sus miles de seguidores se identifican con este par de “líderes” es porque guardan enormes complejos de diván reprimidos en lo más profundo de su ser. Y por último, ese es el fenómeno al que el presidente López Obrador suele referirse como “aspiracionismo”.  En lo personal pienso que la semántica correcta sería la de esa misma palabra, pero en sus aspectos y connotaciones más negativos: son obscenamente PRETENCIOSOS.

 

Comentarios
object(WP_Query)#17670 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(74470) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "29-12-2021" ["before"]=> string(10) "26-01-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(74470) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "29-12-2021" ["before"]=> string(10) "26-01-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17669 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17674 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17679 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "29-12-2021" ["before"]=> string(10) "26-01-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(463) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-12-29 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-01-26 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (74470) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17666 (24) { ["ID"]=> int(74866) ["post_author"]=> string(3) "183" ["post_date"]=> string(19) "2022-01-24 13:19:37" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-01-24 18:19:37" ["post_content"]=> string(7737) "El pasado sábado 22 de enero, un día después de haber sido sujeto a un cateterismo, Andrés Manuel López Obrador manifestó lo siguiente: “Yo tengo un testamento político, no puedo dejar un país en un proceso de transformación, no puedo actuar, por responsabilidad, además con estos antecedentes del infarto, la hipertensión, mi trabajo que es intenso, sin tener en cuenta la posibilidad de una pérdida de mi vida (sic), ¿cómo queda el país? Tiene que garantizarse la gobernabilidad, entonces tengo un testamento para eso”   No importa lo que diga el documento que menciona AMLO como su "testamento político". Ese panfleto, o como quiera llamársele, carece de toda legalidad y trascendencia jurídica. Francamente carece de toda importancia; sin embargo, una vez más, dictando su agenda política, ha hecho que la prensa y comentaristas se distraigan para atender esta nueva ocurrencia. La soberbia al pretender que se le hará caso a un documento con ideas políticas para después de su muerte, demuestra un desequilibrio emocional. De hecho, es probable que la anestesia de su cateterismo todavía le estuviera haciendo efecto cuando expuso este chiste. Las palabras de López Obrador en las que pregona que con su “testamento político se garantizará la gobernabilidad del país”, carecen de toda lógica y legalidad. El artículo 84 de nuestra Carta Magna, garantiza la gobernabilidad del país ante la muerte del presidente: Artículo 84. “En caso de falta absoluta del Presidente de la República, en tanto el Congreso nombra al presidente interino o substituto, lo que deberá ocurrir en un término no mayor a sesenta días, el Secretario de Gobernación asumirá provisionalmente la titularidad del Poder Ejecutivo. “Quien ocupe provisionalmente la Presidencia no podrá remover o designar a los Secretarios de Estado sin autorización previa de la Cámara de Senadores. Asimismo, entregará al Congreso de la Unión un informe de labores en un plazo no mayor a diez días, contados a partir del momento en que termine su encargo”.  En teoría, si llegara a morir el presidente de la República, el actual Secretario de Gobernación, Adán Augusto López Hernández, ocuparía en forma inmediata, pero provisionalmente, la Presidencia de nuestro país. Ni Adán Augusto López ni el nuevo presidente, que eventualmente sería designado por el Congreso, tienen obligación legal ni tampoco moral de hacer caso a lo que AMLO haya escrito en su “testamento político”. López Obrador puede disponer de sus bienes, derechos y obligaciones que tenga como persona, pero jamás podrá disponer del destino del país, de su gobernabilidad, de proyectos, de su sustituto, ni nada relativo a su cargo, por lo que su dicho es una tomadura de pelo. Existen antecedentes, documentos “post mortem” que se han llegado a reconocer como “testamentos políticos”. Uno de ellos lo fue la carta que dictó Francisco Franco para después de su muerte en la que agradecía, ofrecía disculpas y exponía pensamientos de “unidad”. Otro fue el documento redactado por el Rey Luis XVI de Francia el 20 de junio de 1791 (la “Declaración a Todos los Franceses”), horas antes de ser apresado, en el que expresa sus ideales y últimas voluntades políticas en plena Revolución Francesa, el cual fue considerado como una prueba con la que se demostraba sus intenciones hostiles con el fin de derrocar al Estado (Acta de acusación leída en Lindet el 10 de diciembre de 1792).  Uno más llamado también “testamento político” es una carta dictada por Lenin, ya inválido y en cama, al XIII Congreso del Partido Comunista de la Unión Soviética, exponiendo opiniones sobre propuestas y nombramientos que no fueron atendidos, de hecho solo la leyeron algunos delegados del Congreso en 1924 y se ocultó hasta 1956.  También se le atribuye un documento de este tipo a Fidel Castro en una nota enviada en 1958 a la reconocida guerrillera revolucionaria Celia Sánchez, en la que se lee que sostendría una guerra larga y grande contra los americanos,  como su verdadero destino. En fin, la denominación de “testamento político” es absurda, máxime que fue escrito en un pequeño pedazo de papel*. Y bueno, hablemos de México, en el que Antonio López de Santa Ana, en su testamento dictado el 29 de octubre de 1874, en sus cláusulas vigésima octava, vigésima novena y trigésima, expone, declara y refiere situaciones que tienen que ver con su  imagen ante la Nación. Pide que se divulgue públicamente su testamento para “destruir la propaganda de sus enemigos” relativas a su supuesta fortuna, así como también manifiesta que desde 1821 había servido a su patria “con esmero y lealtad”.  Anteriormente a este testamento, López de Santa Ana emitió un decreto el 16 de diciembre del año de 1853 por el que además de hacer saber que deberá llamársele "Alteza Serenísima"; que  quedaría en su cargo de presidente y "por todo el tiempo que lo juzgue necesario", también hizo saber: "Art 1. Se declara que por voluntad de la nación... "2. Que para el caso de fallecimiento o imposibilidad física y moral del mismo actual presidente, podrá escoger sucesor, asentando su nombre en pliego cerrado y sellado y con las restricciones que creyere oportunas, y cuyo documento con las debidas precauciones y formalidades se depositará en el Ministerio de Relaciones”. De los antecedentes de los llamados "testamentos políticos" parece que López Obrador está emulando al de López de Santa Ana,  quien pretendió dejar a su sucesor con instrucciones de gobernabilidad para después de su muerte. Es evidente que los llamados “testamentos políticos” solo son ocurrencias expresadas en papel por aquellos líderes antidemocráticos que piensan que sus ideas serán leídas y respetadas para después de su muerte. En realidad, la historia ha demostrado que no pasan de ser deseos sin ningún alcance jurídico.  Por lo anterior, prestarle atención a López Obrador con esta ridiculez, solo nos desvía, una vez más, de los grandes problemas que sigue sufriendo nuestro país en materia de salud, seguridad, economía e infraestructura, en fin, la lista sigue. *He aquí el famoso y venerado por sus fieles "testamento político" de Fidel Castro: “Al ver los cohetes que tiraron en casa de Mario, me he jurado que los americanos van a pagar bien caro lo que están haciendo. Cuando esta guerra se acabe, empezará para mí una guerra mucho más larga y grande: la guerra que voy a echar contra ellos. Me doy cuenta que ese va a ser mi destino verdadero”." ["post_title"]=> string(60) "El “Testamento Político”: la nueva distracción de AMLO" ["post_excerpt"]=> string(198) "En un mensaje emitido en sus redes sociales, López Obrador dio a conocer que redactó un “Testamento Político”. ¿Qué trascendencia y alcance puede tener un documento como ese hoy en día? " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(51) "el-testamento-politico-la-nueva-distraccion-de-amlo" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-01-24 13:23:07" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-01-24 18:23:07" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=74866" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17613 (24) { ["ID"]=> int(74611) ["post_author"]=> string(2) "62" ["post_date"]=> string(19) "2022-01-17 13:52:48" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-01-17 18:52:48" ["post_content"]=> string(6929) "El presidente Andrés Manuel López Obrador  volvió a contagiarse de Covid-19 durante la larga pandemia que cumple su segundo año de azotar al mundo. Durante la conferencia mañanera del pasado lunes 10 de enero, el primer mandatario manifestaba síntomas de la nueva variante Ómicron; se notaba su ronquera al hablar. Ese mismo día a las 18:05 confirmó en un mensaje de Twitter que había salido positivo, señaló que estaba aislado y que al parecer los síntomas eran leves. En contraste con el mensaje presidencial donde se retomaron algunas recomendaciones para la población como aislarse si se presentaban síntomas parecidos a la gripe común, asumiendo que se trataba de un contagio por coronavirus, el presidente no se resguardó ante lo que posteriormente seria confirmado como un caso más en los contagios masivos del presente año. La mañana del 11 de enero AMLO apareció en un breve mensaje de video tomándose así mismo la oxigenación y la temperatura con rangos normales, aseguró sentir como una gripa, por lo que puede seguir trabajando aislado y con ánimo. Finalmente, volvió a retomar sus conferencias matutinas el 17 de enero. La cuarta ola de contagios en el país, ahora por la variante Ómicron, es mucho más intensa, aunque al parecer con menor gravedad y letalidad que la provocada por la variante Delta. Sugerencias de evitar ir a trabajar si se presentan síntomas, cuidar los niveles de oxigenación, y llamar a los números de emergencia si la enfermedad se agrava, son recetas que nadie hubiera imaginado hace un año, antes de la vacunación, durante la segunda ola de contagios que saturaban los hospitales, provocaban escasez de oxígeno, permitiendo su lucro y la terrible mortalidad de las familias mexicanas. Aún en los inicios de esta cuarta oleada, el escenario no es menos complicado debido a la posibilidad de que existan muchos contagios que vuelvan a saturar los hospitales, o puedan interrumpir las cadenas productivas, tan diezmadas por la prolongada e inmisericorde pandemia. A la velocidad actual de contagios, la mitad de la población mexicana podría haberse infectado en semanas. En ese contexto de emergencia mundial sanitaria la estrella del tenis mundial, Novak Djokovic, protagonizaba un escándalo más al ser una de las figuras deportivas declarada abiertamente antivacunas, por lo que para su participación en el tradicional abierto de Australia debió recibir una exención medica del organismo australiano de tenis. Sin embargo a su llegada al país oceánico las autoridades  confinaron al deportista en su hotel,  le retiraron la visa de trabajo, mientras se estudiaba su caso, pues en primera instancia se dijo que no había acreditado un esquema de vacunación completo como se exige a todo extranjero que ingresa al país.  Luego de un fallo legal que daba mayor peso a minucias de procedimiento, un juez le regresó la visa para poder participar en el tradicional abierto de tenis. La opinión pública mundial manifestó su descontento al privilegiar los intereses económicos del torneo deportivo por encima de las férreas políticas sanitarias que el país mantiene  para sus ciudadanos y muchos extranjeros que visitan o trabajan en su interior.  El caso Djokovich planteó una amplia discusión sobre si deben existir ciudadanos de primera y de segunda en medio de una ola de contagio por la variante Ómicron que golpea sin distinción a la humanidad. Finalmente, el tribunal federal austriaco resolvió cancelar la visa del tenista número uno a nivel mundial, por lo que no podrá participar en el Abierto de Australia.   El caso de Djokovic es un perfecto ejemplo del debate sobre la solidaridad nacional y mundial que se debe tener al vacunar al mayor número de pobladores posible para evitar los contagios y sus terribles consecuencias mortales y económicas. Si bien el deseo de cada individuo de recibir o no la vacuna debe ser respetado, dicha libertad individual debe ser coartada cuando exista la posibilidad de ser un portador del virus que puede provocar la muerte en amplios sectores de la población inmunodeprimida, o en los casos extremos de ciudadanos que no han tenido acceso a ninguna dosis del biológico debido al acaparamiento demencial de los países ricos. Como se demuestra en el caso del tenista serbio, las figuras antivacunas y mediáticas son poco proclives a aceptar las restricciones de los diferentes estados y ciudades que dictan medidas preventivas para las personas no vacunadas. La libre decisión de Djokovic de no recibir vacuna es su derecho personal, siempre y cuando se quede aislado en su casa en un acto de responsabilidad ante una pandemia que ya nadie puede negar. No obstante, a pesar de que se informó que el tenista serbio había estado contagiado y con síntomas leves, no dejó de acudir a eventos públicos y reuniones sin las menores medidas de seguridad y con la irresponsabilidad de haber contagiado a muchos de los asistentes. En lo que sí existe una distinción entre los contagiados y vacunados es en la calidad de los tratamientos médicos a los que pueden acceder. Si el tenista serbio requiriera de auxilio médico y hospitalización, sus posibilidades de sobrevivir a una enfermedad grave son muy altas. Lo mismo ocurre para los mandatarios como el expresidente estadounidense Donald Trump, así como para el presidente López Obrador y muchos otros mandatarios que se han contagiado a lo largo de esta trágica pandemia. Aquellos privilegios médicos de los que pueden gozar las cúpulas empresariales, los mandatarios y muchos deportistas de elite mundial no serán nunca accesibles para los ciudadanos comunes, que pudieron infectarse por acudir a algún evento de Djokovic o los reporteros que acuden a las conferencias mañaneras del presidente AMLO. Por lo general, un infectado con enfermedad agravada por Covid-19 es sinónimo de enfrentar un viacrucis interminable. Solamente la solidaridad de todos los ciudadanos, sin distinción de clases, la hermandad de países y el acceso equitativo del biológico sin distinciones, permitirán que la pandemia se pueda ir controlando. Los gobiernos deben garantizar que los mensajes de prevención lleguen de forma correcta, combatir la infodemia de los movimientos antivacunas, pero sobre todo, ser coherentes entre las recomendaciones que realizan, con la actitud personal de sus figuras políticas más importantes." ["post_title"]=> string(34) "AMLO, Novak Djokovic y el Ómicron" ["post_excerpt"]=> string(186) "El caso de Djokovic es un perfecto ejemplo del debate sobre la solidaridad nacional y mundial que se debe tener respecto a la decisión de vacunarse para evitar contagiar a los demás. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(32) "amlo-novak-djokovic-y-el-omicron" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-01-17 13:52:48" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-01-17 18:52:48" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=74611" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17666 (24) { ["ID"]=> int(74866) ["post_author"]=> string(3) "183" ["post_date"]=> string(19) "2022-01-24 13:19:37" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-01-24 18:19:37" ["post_content"]=> string(7737) "El pasado sábado 22 de enero, un día después de haber sido sujeto a un cateterismo, Andrés Manuel López Obrador manifestó lo siguiente: “Yo tengo un testamento político, no puedo dejar un país en un proceso de transformación, no puedo actuar, por responsabilidad, además con estos antecedentes del infarto, la hipertensión, mi trabajo que es intenso, sin tener en cuenta la posibilidad de una pérdida de mi vida (sic), ¿cómo queda el país? Tiene que garantizarse la gobernabilidad, entonces tengo un testamento para eso”   No importa lo que diga el documento que menciona AMLO como su "testamento político". Ese panfleto, o como quiera llamársele, carece de toda legalidad y trascendencia jurídica. Francamente carece de toda importancia; sin embargo, una vez más, dictando su agenda política, ha hecho que la prensa y comentaristas se distraigan para atender esta nueva ocurrencia. La soberbia al pretender que se le hará caso a un documento con ideas políticas para después de su muerte, demuestra un desequilibrio emocional. De hecho, es probable que la anestesia de su cateterismo todavía le estuviera haciendo efecto cuando expuso este chiste. Las palabras de López Obrador en las que pregona que con su “testamento político se garantizará la gobernabilidad del país”, carecen de toda lógica y legalidad. El artículo 84 de nuestra Carta Magna, garantiza la gobernabilidad del país ante la muerte del presidente: Artículo 84. “En caso de falta absoluta del Presidente de la República, en tanto el Congreso nombra al presidente interino o substituto, lo que deberá ocurrir en un término no mayor a sesenta días, el Secretario de Gobernación asumirá provisionalmente la titularidad del Poder Ejecutivo. “Quien ocupe provisionalmente la Presidencia no podrá remover o designar a los Secretarios de Estado sin autorización previa de la Cámara de Senadores. Asimismo, entregará al Congreso de la Unión un informe de labores en un plazo no mayor a diez días, contados a partir del momento en que termine su encargo”.  En teoría, si llegara a morir el presidente de la República, el actual Secretario de Gobernación, Adán Augusto López Hernández, ocuparía en forma inmediata, pero provisionalmente, la Presidencia de nuestro país. Ni Adán Augusto López ni el nuevo presidente, que eventualmente sería designado por el Congreso, tienen obligación legal ni tampoco moral de hacer caso a lo que AMLO haya escrito en su “testamento político”. López Obrador puede disponer de sus bienes, derechos y obligaciones que tenga como persona, pero jamás podrá disponer del destino del país, de su gobernabilidad, de proyectos, de su sustituto, ni nada relativo a su cargo, por lo que su dicho es una tomadura de pelo. Existen antecedentes, documentos “post mortem” que se han llegado a reconocer como “testamentos políticos”. Uno de ellos lo fue la carta que dictó Francisco Franco para después de su muerte en la que agradecía, ofrecía disculpas y exponía pensamientos de “unidad”. Otro fue el documento redactado por el Rey Luis XVI de Francia el 20 de junio de 1791 (la “Declaración a Todos los Franceses”), horas antes de ser apresado, en el que expresa sus ideales y últimas voluntades políticas en plena Revolución Francesa, el cual fue considerado como una prueba con la que se demostraba sus intenciones hostiles con el fin de derrocar al Estado (Acta de acusación leída en Lindet el 10 de diciembre de 1792).  Uno más llamado también “testamento político” es una carta dictada por Lenin, ya inválido y en cama, al XIII Congreso del Partido Comunista de la Unión Soviética, exponiendo opiniones sobre propuestas y nombramientos que no fueron atendidos, de hecho solo la leyeron algunos delegados del Congreso en 1924 y se ocultó hasta 1956.  También se le atribuye un documento de este tipo a Fidel Castro en una nota enviada en 1958 a la reconocida guerrillera revolucionaria Celia Sánchez, en la que se lee que sostendría una guerra larga y grande contra los americanos,  como su verdadero destino. En fin, la denominación de “testamento político” es absurda, máxime que fue escrito en un pequeño pedazo de papel*. Y bueno, hablemos de México, en el que Antonio López de Santa Ana, en su testamento dictado el 29 de octubre de 1874, en sus cláusulas vigésima octava, vigésima novena y trigésima, expone, declara y refiere situaciones que tienen que ver con su  imagen ante la Nación. Pide que se divulgue públicamente su testamento para “destruir la propaganda de sus enemigos” relativas a su supuesta fortuna, así como también manifiesta que desde 1821 había servido a su patria “con esmero y lealtad”.  Anteriormente a este testamento, López de Santa Ana emitió un decreto el 16 de diciembre del año de 1853 por el que además de hacer saber que deberá llamársele "Alteza Serenísima"; que  quedaría en su cargo de presidente y "por todo el tiempo que lo juzgue necesario", también hizo saber: "Art 1. Se declara que por voluntad de la nación... "2. Que para el caso de fallecimiento o imposibilidad física y moral del mismo actual presidente, podrá escoger sucesor, asentando su nombre en pliego cerrado y sellado y con las restricciones que creyere oportunas, y cuyo documento con las debidas precauciones y formalidades se depositará en el Ministerio de Relaciones”. De los antecedentes de los llamados "testamentos políticos" parece que López Obrador está emulando al de López de Santa Ana,  quien pretendió dejar a su sucesor con instrucciones de gobernabilidad para después de su muerte. Es evidente que los llamados “testamentos políticos” solo son ocurrencias expresadas en papel por aquellos líderes antidemocráticos que piensan que sus ideas serán leídas y respetadas para después de su muerte. En realidad, la historia ha demostrado que no pasan de ser deseos sin ningún alcance jurídico.  Por lo anterior, prestarle atención a López Obrador con esta ridiculez, solo nos desvía, una vez más, de los grandes problemas que sigue sufriendo nuestro país en materia de salud, seguridad, economía e infraestructura, en fin, la lista sigue. *He aquí el famoso y venerado por sus fieles "testamento político" de Fidel Castro: “Al ver los cohetes que tiraron en casa de Mario, me he jurado que los americanos van a pagar bien caro lo que están haciendo. Cuando esta guerra se acabe, empezará para mí una guerra mucho más larga y grande: la guerra que voy a echar contra ellos. Me doy cuenta que ese va a ser mi destino verdadero”." ["post_title"]=> string(60) "El “Testamento Político”: la nueva distracción de AMLO" ["post_excerpt"]=> string(198) "En un mensaje emitido en sus redes sociales, López Obrador dio a conocer que redactó un “Testamento Político”. ¿Qué trascendencia y alcance puede tener un documento como ese hoy en día? " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(51) "el-testamento-politico-la-nueva-distraccion-de-amlo" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-01-24 13:23:07" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-01-24 18:23:07" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=74866" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(45) ["max_num_pages"]=> float(23) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "674ba3d50ee64a00ce3a9de579111e12" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
El “Testamento Político”: la nueva distracción de AMLO

El “Testamento Político”: la nueva distracción de AMLO

En un mensaje emitido en sus redes sociales, López Obrador dio a conocer que redactó un “Testamento Político”. ¿Qué trascendencia y alcance...

enero 24, 2022

AMLO, Novak Djokovic y el Ómicron

El caso de Djokovic es un perfecto ejemplo del debate sobre la solidaridad nacional y mundial que se debe tener respecto a...

enero 17, 2022




Más de categoría

BLOOMBERG PHILANTHROPIES ANUNCIA A LAS  15 CIUDADES GANADORAS DEL GLOBAL MAYORS CHALLENGE

Bloomberg Philanthropies promovió la competencia Global Mayors Challenge donde participaron 640 ciudades de todo el mundo y de las...

enero 25, 2022

Cateterismos de rutina; Agua para algunos (y más cara para otros); #UnAcosadorAlParecerSiSeráEmbajador, y TikTokers en Movimiento Ciudadano

Como cada semana, Fernando Navarrete comenta los acontecimientos más importantes a nivel nacional, con su singular estilo.

enero 25, 2022
El “Testamento Político”: la nueva distracción de AMLO

El “Testamento Político”: la nueva distracción de AMLO

En un mensaje emitido en sus redes sociales, López Obrador dio a conocer que redactó un “Testamento Político”. ¿Qué...

enero 24, 2022

¿Algún día meterán en orden a los mal llamados Centros de Rehabilitación Social?

Siempre hemos sabido de la gran corrupción que impera en las cárceles. No es nuevo. Es un problema tan...

enero 21, 2022