Arranca programa de vivienda para sectores vulnerables: Miguel Barbosa

La Federación será quien determine los polígonos de los beneficiarios, aclaró el gobernador Barbosa Huerta Serán favorecidas 3 mil 480 personas con esta iniciativa. CIUDAD DE PUEBLA, Pue.- Con el objetivo de que las y los poblanos...

26 de octubre, 2020
  • La Federación será quien determine los polígonos de los beneficiarios, aclaró el gobernador Barbosa Huerta
  • Serán favorecidas 3 mil 480 personas con esta iniciativa.

CIUDAD DE PUEBLA, Pue.- Con el objetivo de que las y los poblanos en situación de vulnerabilidad tengan un espacio digno para vivir, el Gobierno del Estado de Puebla, a través de la Secretaría de Bienestar estatal, presentó el programa “Hacer vivienda, Hacer Futuro”, que tendrá como fin la construcción de 870 viviendas. Además, subrayó que la Federación será quien determine los polígonos de los beneficiarios y no la administración estatal.

En su intervención, el subsecretario de Vivienda de la Secretaría de Bienestar, José Antonio López Ruiz detalló que el programa beneficiará a 3 mil 480 personas que viven en situación de vulnerabilidad o tienen falta de espacios dignos.

Indicó que los municipios en donde será ejecutada esta iniciativa son: Puebla, Cuautlancingo, Huejotzingo, San Andrés y San Pedro Cholula, San Martín Texmelucan, Teziutlán, Amozoc, Tepeaca, Eloxochitlán, Tehuacán y Tlacotepec de Benito Juárez.

López Ruiz informó que en lo que va de la actual administración se han puesto en marcha ocho programas en materia de vivienda, mejoramiento de los espacios y acceso a los servicios básicos.

Explicó que los beneficiarios aportarán el terreno, por lo que deben presentar la documentación de posesión legal, copia de identificación oficial, CURP, acta de nacimiento, comprobante de domicilio o constancia de vecindad. Agregó que serán prioridad madres solteras, adultos con discapacidad, personas con niños, población indígena y adultos mayores.

El funcionario detalló que las viviendas son de 50 metros cuadrados a un primer nivel, con dos cuartos dormitorios, baño completo, cocina y área común equipada con los servicios básicos, además de que se puede ampliar en la planta superior de acuerdo con la posibilidad de cada familia.




En este sentido, comentó que han sido entregados 6 mil 828 calentadores solares en 50 municipios, 6 mil 748 estufas ecológicas en 66 demarcaciones, mil 290 captadores de agua pluvial en 22 municipios, así como mil 63 electrificaciones no convencionales en 25 ayuntamientos.

Asimismo, dijo, 986 pisos firmes en 20 municipios, 924 sanitarios con biodigestor en 43 demarcaciones, 720 techos firmes y 193 muros firmes en 11 y 15 ayuntamientos, respectivamente.

Comentarios
object(WP_Query)#4437 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(57924) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "25-03-2021" ["before"]=> string(10) "22-04-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(57924) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "25-03-2021" ["before"]=> string(10) "22-04-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(false) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18086 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18090 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18163 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "25-03-2021" ["before"]=> string(10) "22-04-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(463) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-03-25 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-04-22 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (57924) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18169 (24) { ["ID"]=> int(63324) ["post_author"]=> string(2) "84" ["post_date"]=> string(19) "2021-04-02 15:28:16" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-04-02 20:28:16" ["post_content"]=> string(8908) "La crisis es el camino más efectivo para confortarnos con esas grandes preguntas de la existencia. Podemos tratar de no pensar en ello, podemos intentar vivir tan distraídos y enajenados como para no tener tiempo de encararlas, pero las preguntas están ahí para recordarnos que para estar vivos de verdad tenemos que intentar responderlas. Debido al periodo vacacional, esta semana haré una pausa en la publicación de los artículos relacionados con la Era Covid para abordar brevemente un tema sin duda cercano a estos tiempos: el hecho de “entrar en crisis”. Basado en texto de Joseph Gevaert, El problema del hombre: Introducción a la antropología filosófica, veremos las tres formas posibles de entrar en crisis. Admiración y Maravilla Todos, en algún momento, hemos experimentado esa sensación de maravillarnos ante lo que vemos y sentimos. No es extraño que esa cubetada repentina de conciencia vaya acompañada incluso de un estremecimiento físico. Tan impactante nos resultó esa vivencia en que interactuamos por un instante con el mundo, que nuestras terminaciones nerviosas se maravillan también.      El espectáculo de la naturaleza, la creación o descubrimiento que realiza otro hombre, la experiencia del amor o de alguna epifanía mística, pueden ser los caminos que nos conduzcan a sensibilizarnos sobre nuestra propia existencia y nos orillen a buscar respuesta sobre nuestro lugar en el mundo, en la existencia y aun en el universo.       Tras esa experiencia luminosa tratamos de asimilar lo que nos rodea. De entender por qué somos lo que somos y no de otra manera; por qué pensamos lo que pensamos y no otra cosa; por qué somos quienes somos y no otros; por qué, mientras nosotros no maravillamos con una pintura en especial, otros se maravillan con otra; por qué somos seres únicos y no somos todos iguales, como aseguran esas ideas demagógicas y simplistas que tratan de unificar por decreto lo que no puede siquiera entenderse por separado.      La admiración y la maravilla son la manera más alegre y dichosa de entrar en crisis, entendiendo ésta como un instante de sobresalto causado por una razón externa y que nos hace reflexionar y actuar de tal manera que no somos los mismos antes que después de ella. Esa manera feliz de cuestionarnos nos permite dar un pequeño paso hacia el entendimiento del mundo en que vivimos y nos permite abatir parcialmente el miedo de interiorizar y tratar de entender, no quienes queremos ser, sino quienes somos en realidad. Nos alienta a taladrar en nuestra conciencia para conocernos mejor y diferenciarnos del otro y así ser más cercanos a nosotros mismos. Frustración y desilusión Normalmente, lejos de mantener nuestra atención y sentidos abiertos al presente, vivimos demasiado ocupados haciendo cosas como para detenernos a meditar y dejamos que sea la propia existencia, cuando nos golpea con sus reveses imprevistos, la que nos exija que hagamos un alto en el camino para intentar entender lo que nos rodea.      No es ni remotamente agradable sentir de pronto que tras años de esfuerzo y de lucha por alcanzar una meta específica, ésta se nos niega convertida en fracaso y de pronto nada tiene sentido. Al igual que el caso anterior, también las consecuencias de ese estremecimiento interior pueden repercutir en manifestaciones físicas hasta llegara a la enfermedad y es justamente en ese momento en que caemos en el tobogán de la frustración y el sinsentido hasta que tocamos fondo y la mente nos exige tratar de entender nuestra situación. Ahí es donde nos cuestionamos sobre la existencia, sobre nosotros y sobre los demás, sobre el mundo y nuestro lugar en él, sobre si algo de lo que hemos hecho o que podemos hacer tiene el menor sentido, o todo es simplemente el cumplimiento de una labor biológica que terminará con nuestra muerte.      Estos son quizá los momentos de mayor soledad que puede vivir un ser humano; sin embargo, buscando en el fondo de nuestra mente podemos encontrar respuestas, todas parciales y momentáneas, desde luego, pero que nos permiten reconciliarnos con el mundo y quizá encontrarle algún sentido a nuestra existencia; o al menos que nos brinden un alivio momentáneo que nos regale un poco de esperanza como le sucedió al protagonista de ese breve cuento de Frederic Brown: “El último hombre sobre la tierra estaba sentado en su habitación. Llamaron a la puerta.1 Lo negativo del vacío Detesto esa idea de que todo tiempo pasado fue mejor; me parece, no solo absurda, sino también inútil. Yo no sé cómo vivían su cotidianidad hace dos o tres siglos, pero sé cómo la vivimos nosotros como país occidental e industrializado. En principio somos una enorme masa de individuos cuya identidad se reduce a un número y es solo por lo que poseemos por lo que nos podemos distinguir y así poder integrarnos a algún grupo social donde seamos aceptados, nos sintamos a gusto y podamos relacionarnos con otros con quienes compartamos ciertas características y deseos. Es ahí donde el automóvil que nos transporta, la zona de la ciudad donde vivimos, la ropa que usamos, los sitios de esparcimiento que frecuentamos, cobran una importancia capital. De pronto, sin saber bien a bien cómo, nos encontramos enajenados y saturados. Por un lado, absorbidos por el trabajo y la falta de tiempo y, por el otro, esclavos de la publicidad y el consumismo, atentos a aquello que “necesitamos” adquirir para completar esa “identidad social” con la que aparentemente estamos tan a gusto.       De pronto, algo sucede –una pandemia, por ejemplo– y nos damos cuenta que nada de eso que hacemos es realmente importante y que todo lo que nos rodea carece por completo de sentido y de significado. El mundo y el universo se mueven y rigen por sus propias reglas y hemos estado tan ocupados viviendo que no hemos sido capaces de existir con plenitud. Una vez más la crisis nos arrincona y la única manera de salir de ella es, o bien enajenarse más y continuar con nuestra rutina hasta que la muerte nos separe de ella, o reflexionar para encauzar nuestra existencia de tal manera que encontremos algún significado en el hecho de levantarnos cada mañana.      Del vacío es poco lo que se puede obtener, así que el aquejado por la crisis de vacío tendrá que luchar con su propia conciencia para salir de ahí o de lo contrario se convertirá en un muerto en vida. A manera de conclusión La crisis es quizá el camino más efectivo para confortarnos con esas grandes preguntas de la existencia para las que pocas veces encontramos respuesta. Podemos tratar de no pensar en ello, podemos intentar vivir tan distraídos y enajenados como para no tener tiempo de encararlas, pero las preguntas están ahí para recordarnos que para sabernos vivos de verdad necesitamos intentar responderlas. Esto no tiene que ser un martirio, al contrario; bien mirado, aun sin conocer las respuestas, estas dudas nos permiten sentirnos vivos y concientes de que existimos y de que es menester personal e íntimo entender quiénes somos y el universo misterioso que nos rodea. Los tiempos de cambio nos exigen enfrentar la vida (y las crisis) de forma constructiva. Las crisis siempre serán una oportunidad para hacer un alto y transformarse o sumergirnos en la angustia y hacer solo lo necesario para continuar viviendo. Es responsabilidad de cada uno optar por la opción que considere más oportuna.   1 Lavín Mónica, “Leo, luego escribo”, Lectorum, México, 2001, Pág. 126. Web: www.juancarlosaldir.com Instagram:  jcaldir Twitter:   @jcaldir    Facebook:  Juan Carlos Aldir" ["post_title"]=> string(19) "Tres Tristes Crisis" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(19) "tres-tristes-crisis" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-04-02 15:32:57" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-04-02 20:32:57" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=63324" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#18052 (24) { ["ID"]=> int(63435) ["post_author"]=> string(2) "58" ["post_date"]=> string(19) "2021-04-06 09:03:48" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-04-06 14:03:48" ["post_content"]=> string(5159) "Hace un par de semanas, la Agencia de la ONU para los refugiados y la UNICEF lanzaron el proyecto de Promoción Global de Mejores Prácticas para Niñas, Niños y Adolescentes en situación de Migración.1La iniciativa busca reforzar las estructuras de atención y protección de la niñez y adolescencia en situación de movilidad humana en México, El Salvador, Zambia y África del Sur, y cuenta con la aportación de alrededor de siete millones de euros por parte de la Unión Europea. Este proyecto de cooperación sur-sur contempla un intercambio de conocimiento y buenas prácticas entre países durante los siguientes 30 meses”.2       Naciones Unidas ha señalado que el programa funcionará en los estados de Baja California, Chiapas, Chihuahua, Tamaulipas y Veracruz. Se implementará en el marco de una coordinación entre los tres órdenes de gobierno, en la cual también participarán organizaciones de la sociedad civil. La inclusión de OSC`s en el programa representa una buena noticia, pues son ellas quienes han demostrado mayor capacidad de respuesta y adaptación a las circunstancias que enfrentan los migrantes en tiempo real, lejos de los temas administrativos.      El programa parte de la premisa de que “los derechos de todas las niñas, niños y adolescentes viajan con ellos y deben protegerse en todo lugar y en todo momento”. Las actividades específicas que se realizarán con este programa buscan fortalecer las instancias y los mecanismos encargados de proteger a las niñas, niños y adolescentes migrantes, entre ellas, brindarles opciones de cuidado y de apoyo psico-emocional.  A lo largo de su trayecto, las niñas, niños y adolescentes migrantes son vulnerables a diversos tipos de riesgos y violencia, como son la sexual y la de género, la captación por la delincuencia organizada o por redes de trata, la separación familiar, la extorsión o el secuestro. Cabe señalar que en 2019 el gobierno mexicano contabilizó 52 mil niñas, niños y adolescentes en situación de migración, lo cual demuestra la magnitud de este problema. De acuerdo con Naciones Unidas, la pandemia por COVID 19 redujo los flujos migratorios de este tipo de personas en 2020; sin embargo, ésta ha comenzado a aumentar en fecha recientes.   También debe recordarse que en México, el 11 de noviembre de 2020 se publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el decreto que reformó diversos artículos de la Ley de Migración y de la Ley de sobre Refugiados, Protección complementaria y Asilo político, en materia de Infancia Migrante. Ahora, “el proyecto continuará promoviendo la reciente reforma, mediante el fortalecimiento de los sistemas de protección para mejorar las opciones de cuidados alternativos, y reforzando las capacidades de recepción de familias con niños, niñas y adolescentes, la respuesta de salud mental y apoyo psicosocial, y la prevención de la violencia contra niñas, niños y adolescentes en situación de movilidad”.3 El representante de la Agencia de la ONU para los refugiados en México, Mark Manly ha mencionado que “el lanzamiento de este proyecto es muy oportuno ya que brindará un apoyo importante en la implementación de la reciente reforma legal que prohíbe toda detención migratoria de niños, niñas y adolescentes”4 La migración es un tema muy complejo per se, pero tratándose de niñas, niños y adolescentes, adquiere una dimensión mayor y se convierte en un asunto extremadamente sensible. Por ello, se debe tener presente que los Estados Unidos han endurecido su política migratoria en los últimos años, ya que como todos recordamos, el gobierno republicano de Donald Trump presionó al gobierno mexicano para obtener su cooperación a fin de detener el flujo de migrantes que cruzan la frontera sur de México. Recientemente, el gobierno demócrata de Joe Biden ha reiterado su solicitud para que el gobierno mexicano refuerce la presencia de la guardia nacional y militar en la frontera sur como medida de contención de la población migrante.  Por todo ello, es muy importante esta iniciativa de la ONU que busca proteger a la infancia y adolescencia migrante. En este sentido, el gobierno mexicano debe dedicar especial atención para respaldar esta iniciativa, ya que, como es bien sabido, el endurecimiento de las medidas de contención migratoria siempre viene aparejada de un incremento de la vulnerabilidad de los migrantes. " ["post_title"]=> string(97) "La ONU y la protección de los derechos de las niñas, niños y adolescentes migrantes en México" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(92) "la-onu-y-la-proteccion-de-los-derechos-de-las-ninas-ninos-y-adolescentes-migrantes-en-mexico" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-04-07 09:40:47" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-04-07 14:40:47" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=63435" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18169 (24) { ["ID"]=> int(63324) ["post_author"]=> string(2) "84" ["post_date"]=> string(19) "2021-04-02 15:28:16" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-04-02 20:28:16" ["post_content"]=> string(8908) "La crisis es el camino más efectivo para confortarnos con esas grandes preguntas de la existencia. Podemos tratar de no pensar en ello, podemos intentar vivir tan distraídos y enajenados como para no tener tiempo de encararlas, pero las preguntas están ahí para recordarnos que para estar vivos de verdad tenemos que intentar responderlas. Debido al periodo vacacional, esta semana haré una pausa en la publicación de los artículos relacionados con la Era Covid para abordar brevemente un tema sin duda cercano a estos tiempos: el hecho de “entrar en crisis”. Basado en texto de Joseph Gevaert, El problema del hombre: Introducción a la antropología filosófica, veremos las tres formas posibles de entrar en crisis. Admiración y Maravilla Todos, en algún momento, hemos experimentado esa sensación de maravillarnos ante lo que vemos y sentimos. No es extraño que esa cubetada repentina de conciencia vaya acompañada incluso de un estremecimiento físico. Tan impactante nos resultó esa vivencia en que interactuamos por un instante con el mundo, que nuestras terminaciones nerviosas se maravillan también.      El espectáculo de la naturaleza, la creación o descubrimiento que realiza otro hombre, la experiencia del amor o de alguna epifanía mística, pueden ser los caminos que nos conduzcan a sensibilizarnos sobre nuestra propia existencia y nos orillen a buscar respuesta sobre nuestro lugar en el mundo, en la existencia y aun en el universo.       Tras esa experiencia luminosa tratamos de asimilar lo que nos rodea. De entender por qué somos lo que somos y no de otra manera; por qué pensamos lo que pensamos y no otra cosa; por qué somos quienes somos y no otros; por qué, mientras nosotros no maravillamos con una pintura en especial, otros se maravillan con otra; por qué somos seres únicos y no somos todos iguales, como aseguran esas ideas demagógicas y simplistas que tratan de unificar por decreto lo que no puede siquiera entenderse por separado.      La admiración y la maravilla son la manera más alegre y dichosa de entrar en crisis, entendiendo ésta como un instante de sobresalto causado por una razón externa y que nos hace reflexionar y actuar de tal manera que no somos los mismos antes que después de ella. Esa manera feliz de cuestionarnos nos permite dar un pequeño paso hacia el entendimiento del mundo en que vivimos y nos permite abatir parcialmente el miedo de interiorizar y tratar de entender, no quienes queremos ser, sino quienes somos en realidad. Nos alienta a taladrar en nuestra conciencia para conocernos mejor y diferenciarnos del otro y así ser más cercanos a nosotros mismos. Frustración y desilusión Normalmente, lejos de mantener nuestra atención y sentidos abiertos al presente, vivimos demasiado ocupados haciendo cosas como para detenernos a meditar y dejamos que sea la propia existencia, cuando nos golpea con sus reveses imprevistos, la que nos exija que hagamos un alto en el camino para intentar entender lo que nos rodea.      No es ni remotamente agradable sentir de pronto que tras años de esfuerzo y de lucha por alcanzar una meta específica, ésta se nos niega convertida en fracaso y de pronto nada tiene sentido. Al igual que el caso anterior, también las consecuencias de ese estremecimiento interior pueden repercutir en manifestaciones físicas hasta llegara a la enfermedad y es justamente en ese momento en que caemos en el tobogán de la frustración y el sinsentido hasta que tocamos fondo y la mente nos exige tratar de entender nuestra situación. Ahí es donde nos cuestionamos sobre la existencia, sobre nosotros y sobre los demás, sobre el mundo y nuestro lugar en él, sobre si algo de lo que hemos hecho o que podemos hacer tiene el menor sentido, o todo es simplemente el cumplimiento de una labor biológica que terminará con nuestra muerte.      Estos son quizá los momentos de mayor soledad que puede vivir un ser humano; sin embargo, buscando en el fondo de nuestra mente podemos encontrar respuestas, todas parciales y momentáneas, desde luego, pero que nos permiten reconciliarnos con el mundo y quizá encontrarle algún sentido a nuestra existencia; o al menos que nos brinden un alivio momentáneo que nos regale un poco de esperanza como le sucedió al protagonista de ese breve cuento de Frederic Brown: “El último hombre sobre la tierra estaba sentado en su habitación. Llamaron a la puerta.1 Lo negativo del vacío Detesto esa idea de que todo tiempo pasado fue mejor; me parece, no solo absurda, sino también inútil. Yo no sé cómo vivían su cotidianidad hace dos o tres siglos, pero sé cómo la vivimos nosotros como país occidental e industrializado. En principio somos una enorme masa de individuos cuya identidad se reduce a un número y es solo por lo que poseemos por lo que nos podemos distinguir y así poder integrarnos a algún grupo social donde seamos aceptados, nos sintamos a gusto y podamos relacionarnos con otros con quienes compartamos ciertas características y deseos. Es ahí donde el automóvil que nos transporta, la zona de la ciudad donde vivimos, la ropa que usamos, los sitios de esparcimiento que frecuentamos, cobran una importancia capital. De pronto, sin saber bien a bien cómo, nos encontramos enajenados y saturados. Por un lado, absorbidos por el trabajo y la falta de tiempo y, por el otro, esclavos de la publicidad y el consumismo, atentos a aquello que “necesitamos” adquirir para completar esa “identidad social” con la que aparentemente estamos tan a gusto.       De pronto, algo sucede –una pandemia, por ejemplo– y nos damos cuenta que nada de eso que hacemos es realmente importante y que todo lo que nos rodea carece por completo de sentido y de significado. El mundo y el universo se mueven y rigen por sus propias reglas y hemos estado tan ocupados viviendo que no hemos sido capaces de existir con plenitud. Una vez más la crisis nos arrincona y la única manera de salir de ella es, o bien enajenarse más y continuar con nuestra rutina hasta que la muerte nos separe de ella, o reflexionar para encauzar nuestra existencia de tal manera que encontremos algún significado en el hecho de levantarnos cada mañana.      Del vacío es poco lo que se puede obtener, así que el aquejado por la crisis de vacío tendrá que luchar con su propia conciencia para salir de ahí o de lo contrario se convertirá en un muerto en vida. A manera de conclusión La crisis es quizá el camino más efectivo para confortarnos con esas grandes preguntas de la existencia para las que pocas veces encontramos respuesta. Podemos tratar de no pensar en ello, podemos intentar vivir tan distraídos y enajenados como para no tener tiempo de encararlas, pero las preguntas están ahí para recordarnos que para sabernos vivos de verdad necesitamos intentar responderlas. Esto no tiene que ser un martirio, al contrario; bien mirado, aun sin conocer las respuestas, estas dudas nos permiten sentirnos vivos y concientes de que existimos y de que es menester personal e íntimo entender quiénes somos y el universo misterioso que nos rodea. Los tiempos de cambio nos exigen enfrentar la vida (y las crisis) de forma constructiva. Las crisis siempre serán una oportunidad para hacer un alto y transformarse o sumergirnos en la angustia y hacer solo lo necesario para continuar viviendo. Es responsabilidad de cada uno optar por la opción que considere más oportuna.   1 Lavín Mónica, “Leo, luego escribo”, Lectorum, México, 2001, Pág. 126. Web: www.juancarlosaldir.com Instagram:  jcaldir Twitter:   @jcaldir    Facebook:  Juan Carlos Aldir" ["post_title"]=> string(19) "Tres Tristes Crisis" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(19) "tres-tristes-crisis" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-04-02 15:32:57" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-04-02 20:32:57" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=63324" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(39) ["max_num_pages"]=> float(20) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "14157098410b403cd6b104fa2935e42c" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

Tres Tristes Crisis

La crisis es el camino más efectivo para confortarnos con esas grandes preguntas de la existencia. Podemos tratar de no pensar en...

abril 2, 2021

La ONU y la protección de los derechos de las niñas, niños y adolescentes migrantes en México

Hace un par de semanas, la Agencia de la ONU para los refugiados y la UNICEF lanzaron el proyecto de Promoción Global...

abril 6, 2021




Más de categoría

Vacunarán a más de tres millones de maestros y relegan a médicos privados

Vacunarán a más de tres millones de maestros y trabajadores de la SEP mientras relegan a médicos privados y...

abril 21, 2021

Elección 2021: Negativos para la 4T

La casa encuestadora de Parametría en 2018 destacó que el perfil sociodemográfico que votó por Andrés Manuel López Obrador...

abril 20, 2021

Codere en Problemas

En la conferencia matutina presidencial del 15 de abril pasado, el presidente de México volvió a referirse a las...

abril 16, 2021

Figuras opositoras clasistas y racistas

Dos casos emblemáticos han desnudado el clasismo y racismo opositor en las figuras emergentes que surgieron luego de la...

abril 16, 2021