AMLO el estratega

El Presidente Andrés Manuel López Obrador es, antes que un genio de la comunicación (juega con sus opositores como un sagaz gato con un ratón y sin que ellos se den cuenta), un gran estratega en cuestiones...

21 de octubre, 2020

El Presidente Andrés Manuel López Obrador es, antes que un genio de la comunicación (juega con sus opositores como un sagaz gato con un ratón y sin que ellos se den cuenta), un gran estratega en cuestiones de Estado. Trataré de esbozar en unas pocas líneas parte de sus tácticas y estrategias como presidente de todos los mexicanos. 

En primer lugar, después de sus supremas habilidades comunicativas, están sus programas sociales muy bien diseñados y probados ya algunos en sus años como Jefe de Gobierno de la CDMX.  Éstos se llevan a cabo bajo la concepción mercadológica de que todo gobierno es clientelar, ya que el gobernado es un cliente  que a cambio de sus impuestos (y sus votos) recibe bienes, ya sean tangibles o intangibles, como bienes y servicios, o políticas públicas que, directa o indirectamente, impactan en su vida cotidiana. 

Dicho lo anterior, hay de clientelismos a clientelismos, desde la vil y soez compra del voto, hasta la coacción y condicionamiento del sufragio, con la amenaza abierta y/o tácita de dejar de recibir beneficios a manera de limosna. Los programas sociales de la 4T no necesitan que se compruebe ni condicione, mucho menos que se compren los votos: el elector pagará y premiará los servicios otorgados por un gobierno que juzga eficaz y responsable, hasta donde lo humanamente posible permita. Todo lo anterior es una parte del “cierre de pinza”, la otra es el que se haya legislado en lo relativo a la compra de votos, considerándolo un delito grave. Y para rematar, el partido en el poder, MORENA, llama a regresar a la tesorería la mitad de sus prerrogativas,  dando lugar a exhibir a los partidos de oposición como mezquinos al negarse a emular dicha acción solidaria.

Otra de las tácticas del presidente, la podemos resumir en el importantísimo rol que juega en este sexenio la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) que tiene, cual cartas de POKER, expedientes a la mano, tanto de personas físicas como morales. No es casualidad que las grandes empresas hayan cedido tan fácilmente pagar impuestos condonados o procesados en esquemas sofisticadísimos de evasión fiscal. Además así mantiene “acalambrados” y neutralizados a algunos opositores dispuestos a todo con tal de verlo fracasar, al verse mermados sus ya acostumbrados negocios en colusión con altos funcionarios públicos corruptos. También cabe destacar el hecho de tener en prisión al Abogado Juan Collado, encargado de procesar recursos de procedencia ilícita de políticos de muy altos vuelos, y a Emilio Lozoya. La UIF da algo que en no pocas ocasiones se refiere como sinónimo de poder: INFORMACIÓN.

Otras más: sus obras faraónicas (en el mejor sentido del término) que dejarán al país dotado de una mucho mejor infraestructura en unos cuantos años sin caer en el perverso juego transaccional de endeudar a las naciones menos favorecidas. Por otro lado, hay que subrayar la puesta en marcha de la Democracia Participativa, siendo la famosa consulta pública para juzgar a expresidentes una acción por completo política, con ribetes solo jurídicos. De hecho, los peces más gordos que están cayendo, y lo seguirán haciendo, se debe a la estrechísima relación bilateral con los Estados Unidos, quien colabora codo a codo y exitosamente con la administración AMLO para tales fines.

Los contratos y canonjías a las fuerzas armadas  han sido a cambio de limpiar la institución. Por eso han caído importantísimos actores militares de sexenios pasados. La casta militar, otrora casi intocable, tendrá que soportar el escarnio público, y esto no podría ser a cambio de nada. Además con ello el Ejército cuenta con la lealtad del presidente, en un sexenio cuyo peligro de que el dinero caiga en la tentación de convencer a mandos militares de alguna barbaridad, estaría más latente que nunca, dado los callos pisados a personajes tan poderosos y malacostumbrados en los últimos años, como los poderes fácticos mexicanos.




En suma, el presidente ha dejado a la oposición sin argumentos como el envenenado mantra “un peligro para México”, según el cual “endeudaría al país, utilizaría las reservas internacionales del Banco de México, vendrían las expropiaciones, seríamos Venezuela” y una serie de barbaridades similares o aún peores.  Todo ello deja al presidente y a su movimiento/partido MORENA con un extraordinario panorama con miras a los procesos electorales de 2021 y 2024. Aunque los grupos opositores monten un millón de tiendas de campaña caras, con sus dueños y sus cochecitos último modelo, MORENA arrasará en los ya citados años electorales.

 No por nada se dice que “locura es intentar una y otra vez lo mismo esperando resultados diferentes”. El presidente López Obrador lo está haciendo de forma distinta, a pesar de los muchos pesares, y con éxito sin precedentes ante el votante mexicano, lo que se reflejará, repito, de una forma impactante en el próximo año.

Comentarios

Mi General Cienfuegos NO es un narco

Ayer hizo un mes de la detención de Mi General Salvador Cienfuegos. Tengo muchos años de conocer y convivir con Mi General....

noviembre 17, 2020

Rumbo a las elecciones México 2021 - Re-elección / Partidos y Coaliciones / Intención de Voto

Comentarios

noviembre 27, 2020




Más de categoría

Crisis de violencia contra la mujer

En la pandemia por el coronavirus se ha incrementado la violencia contra las mujeres, amparada en el confinamiento, y...

noviembre 27, 2020

Caiga quien caiga

Hoy viernes 29 de noviembre los fallecidos por la pandemia del COVID-19 llegó a 104 242 muertos por COVID-19....

noviembre 27, 2020

Maradona

El martes pasado, en Buenos Aires,  murió Diego Armando Maradona quien, junto con Pelé, se disputaba el título de...

noviembre 27, 2020