Alas para Emilio: impunidad y negligencia médica

Hablar de condición humana, ubicar nuestro ser en el planeta y en el universo, creer en nuestro ser común y nuestra diversidad humana, y más profundamente en lo que nos identifica y nos une como humanos, en...

18 de agosto, 2022

Hablar de condición humana, ubicar nuestro ser en el planeta y en el universo, creer en nuestro ser común y nuestra diversidad humana, y más profundamente en lo que nos identifica y nos une como humanos, en qué condición, es decir, bajo qué circunstancias nacemos, crecemos, nos reproducimos y dejamos este mundo no solo en lo biológico sino nuestra trascendencia espiritual (González, 2017).

Esta es la historia de Emilio San Pedro Cabrera y aunque me gustaría que la historia de Emilio se centrara en lo buen muchacho que es (noble, esforzado e inteligente, alegre y lleno de ganas por comerse al mundo y superarse), desafortunadamente por ahora sus sueños se ven frenados por su padecimiento: Hipoacusia bilateral profunda. Se trata de una condición que es prácticamente una sordera total y que ahora la falta de un aparato especial de audición lo ha aislado una vez más del mundo ya que la carencia económica de él y su abuelita Norma no les permiten tener acceso a este costoso dispositivo de audición.

Desafortunadamente la historia de Emilio no solo se trata de inclusión e igualdad de oportunidades. Su historia es mucho más sórdida y trágica en sus inicios, pues todo lo que rodeó su nacimiento derivó en que el día de hoy padezca esta condición. Más allá de un pedido de ayuda para un joven adolescente con muchas ganas de superarse, es una denuncia del trato que recibieron él y su madre alrededor de su parto.

Originarios del estado de Guanajuato, Emilio nació en el Hospital General de Acámbaro, el día 29 de junio del 2005. Ma. Fernanda Valero Cabrera de 25 años llegó con trabajo de parto y fue recibida de manera habitual alrededor de las 4:00 pm para ser puesta en observación. Según el médico que la recibió, Dr. Malagòn, todo estaba sucediendo con normalidad para tener un parto natural, ya que iba dilatando bien y siendo una mujer joven y saludable no había ningún problema; sin embargo, y para mala fortuna de Marifer, ella estaba cerca de la hora de cambio de turno y el médico Malagón se fue alrededor de las 9:00 pm creyendo que la había dejado en buenas manos de sus internos quienes ese día estaban terminando su tiempo de internado para culminar su carrera y tenían una celebración que los esperaba y estaban ansiosos por festejar. Quedó a cargo el Dr. Gerardo Pérez Bautista.

Es en ese momento empezó el calvario de dolor, abuso, engaño y humillación para María Fernanda y su bebé. En cuanto el doctor se fue dejando lista a la paciente para parto normal y a pesar de que ella iba avanzando bien en su trabajo de parto, le fue inyectaron una cantidad excesiva de oxitocina para acelerar las contracciones.  Una enfermera al ir a revisar su estado se percató de lo que habían hecho los médicos internos y se indignó ante eso, María Fernanda estaba sola y el dolor no le permitía pensar claramente, pero escuchó lo que la enfermera dijo. No conforme con eso trasladaron a Marifer a un quirófano y fue engañada para firmar una hoja de Autorización de Cesárea, la cual, cabe recalcar, no era necesaria. Ella preguntó qué era esa hoja y le dijeron que solo era una Orden de Ingreso para registrarla, que era algo de rutina, lo mismo le dijeron a su mamá que estaba afuera y que firmó dicho documento con la misma mentira y al no llevar sus lentes confió y estampó su firma, pues estaba angustiada por su hija.

María Fernanda sintió cómo el trabajo de parto se intensificó, a pesar de la anestesia que le habían suministrado, y no conforme con haberla engañado a autorizar que se le practicara cesárea, le retiraron la bata dejándola totalmente desnuda y la empezaron a fotografiar. Ella pidió que no lo hicieran, pero no atendieron su petición y continuaron con la cesárea, pero él bebe estaba a punto de coronar según lo que ella sentía, el bebe estaba para listo para el alumbramiento y un médico, según ella describe, empujó al bebe Emilio de regreso provocándole un gran dolor y se dispusieron a seguir con dicha cesárea.

Fue ahí cuando probablemente le reventaron los tímpanos a Emilio, aunque no se puede saber con seguridad, existe esa posibilidad ya que le provocaron un vacío al regresarlo, lo que pudo haber dañado severamente sus sensibles tímpanos. Es indignante el mal trato que le dieron a María Fernanda, aún el médico que creyó haberla dejado en buenas manos se sorprendió al verla ahí el otro día cuando tuvo que haber sido un parto normal. Norma la abuelita de Emilio pidió saber qué es lo que había pasado, el médico Malagòn fue a revisar la Hoja Clínica y se dio cuenta de que después de que él se fue, nadie anotó nada más.

Los médicos internos fueron vistos esa noche después de la cesárea de Marifer festejando, bebiendo y tomándose fotos con la cámara que, se cree, fue la misma con la que habían estado fotografiando a Marifer desnuda.

Norma en el afán de defender a su hija y recuperar las fotos que le habían tomado, hizo todo lo posible por denunciar esta situación y exigió explicaciones de parte del Director del Hospital General Dr. Salvador Sánchez Silva, quien NO se hizo responsable y la trató de manera despectiva e indiferente. Norma escribió una carta al Gobernador de Guanajuato Juan Carlos Romero Hicks quien le ofreció su apoyo, pero la falta de pruebas y el hecho de que ellas firmaron la autorización de cesárea, hicieron que este asunto quedara en impunidad como muchos otros.

A partir de ese momento María Fernanda Valero Cabrera, Norma y el pequeño Emilio San Pedro Cabrera comenzaron a descubrir y enfrentar los retos de la sordera para darle a Emilio una normalidad en la que pudiera comunicarse con el mundo y el mundo con él, que pudiera experimentar el mundo en toda su plenitud, lo cual hasta ahora han logrado satisfactoriamente. Por circunstancias complicadas de la vida, Emilio hoy vive con su abuela Norma quien es su sustento al 100%. Ella es una maestra inactiva de 64 años que actualmente se gana la vida apoyando en los quehaceres de las casas de sus amigas y no cuenta con el recurso para poder obtener el dispositivo que Emilio necesita para volver a escuchar y seguir aprendiendo. Dicho dispositivo está valorado en aproximadamente 90 000 pesos. Afortunadamente la familia ha trabajado para conseguir un proveedor directo y ya solo serán necesarios 30 000. Creemos firmemente que vivimos en una sociedad empática que ve también por las necesidades del otro y uniendo fuerzas por los que necesitan podemos encontrar una manera de apoyarlos y darle las alas que Emilio necesita para alcanzar todas sus metas. Hoy por Emilio mañana por ti.

Andrés Manuel López Obrador – Abrir Carpeta de Investigación

Presidente Andrés Manuel Obrador le solicitamos su atención para el caso de Emilio por ende al Gobernador de Guanajuato durante el periodo de 2005, quien hizo caso omiso,  al Director del Hospital mencionado, Médico Gerardo Pérez Bautista quien atendió a la paciente y personal de salud que intervinieron en la toma de fotografías etc., que se les retire su cédula profesional y se abra una Carpeta de Investigación y fincar responsabilidades y castigo conforme al marco de la constitución mexicana e indemnización que corresponda para el joven Emilio ya que el daño ocasionado es permanente así como a la mamá del joven. 

Donativos: BANCO: BANCOMER

No. Tarjeta: 4152 3137 8800 8097

Nombre: Norma Florencia Valero Liguori

Contacto Directo: 4771361234

Agradezco las atenciones brindadas para este caso a la Arq. Gio Olivarek   Número de móvil: 442 491 99 78

Agradezco este espacio y generosidad de mi amigo Eduardo Ruiz Healy para  que la comunidad esté debidamente informada y se forme un juicio de valor.

Referencia

González Velasco, Juan Miguel (Junio 2017). La condición humana como saber necesario para pensar en un Homos Complexus. Revista CON-CIENCIA vol. 5 no. 1. La Paz. http://www.scielo.org.bo/scielo.php?pid=S2310-02652017000100007&script=sci_arttext 

Contacto:

ORCID ID https://orcid.org/0000-0002-5708-428X

[email protected]

www.facebook.com/angelica.murillo.5496

https://www.facebook.com/RIEHMTY

IG dra.angelicamg

www.ruizhealytimes.com

Comentarios


object(WP_Query)#16252 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(82308) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "02-09-2022" ["before"]=> string(10) "30-09-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(82308) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "02-09-2022" ["before"]=> string(10) "30-09-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#16256 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#16254 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#16255 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "02-09-2022" ["before"]=> string(10) "30-09-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-09-02 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-09-30 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (82308) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#16253 (24) { ["ID"]=> int(83614) ["post_author"]=> string(3) "195" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-22 12:42:31" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-22 17:42:31" ["post_content"]=> string(5840) "Recientemente, algunos líderes académicos y políticos han vuelto a  levantar su voz en torno a la necesidad de llevar a la sociedad a consumir menos a fin de lograr un mayor efecto en las medidas sobre los problemas ambientales que se están viviendo. En concreto, el planteamiento sobre el decrecimiento está enfocándose a reducir el consumo de forma planeada y programada, especialmente en los países más desarrollados pero ¿Qué hacer con los patrones de consumo de las sociedades del mundo entero?  Por años, el consumo ha sido incentivado a gran escala y tanto los países desarrollados como las naciones en vías de desarrollo han sido influidos y los patrones de consumo de sus habitantes responden a programas que lo impulsan, tanto a nivel de medios de comunicación como programas financieros. Dejamos el consumo como acto inherente a la vida humana, para llegar al consumismo, como actividad adherida a un sistema económico que debería aumentarlo para sostenerse.  El modelo de obsolescencia programada se instaló como un criterio para definir la vida útil de los equipos eléctricos anteriormente y hoy los electrónicos; adicionalmente a eso, se promovieron (y estudiaron) hábitos de consumo, estrategias publicitarias, segmentación de mercados y mensajes específicos para generar una mayor activación económica. La crisis del 29 y los problemas económicos de la posguerra apoyaron la creencia de que a mayor consumo, más felicidad y mayor calidad de vida.  Se difunde el consumo, se persuade a adquirir, pero en realidad no se enseña a consumir y con menor medida aún, generamos una intención de autoaprender. Como si no fuera necesario aprender a consumir porque se da por hecho que comprar más en cantidad o más caro es sinónimo de éxito y estabilidad financiera.  Un precio muy alto se ha pagado por el consumo poco inteligente, movido por los impulsos y sin sentido ético o social. El solo deseo de tener más, de competir con alguien ha llevado al endeudamiento excesivo, al daño a la naturaleza y consecuentemente a crisis financieras y medioambientales.  La urgencia por cambiar el paradigma de consumo está planteada, las resistencias a estas ideas también han sido expuestas por parte de los sectores empresariales, aunque en realidad, no son las únicas, hay una resistencia incrustada en la cultura, en las creencias sobre el consumo. Aunque la crisis económica y la ambiental nos llevarán necesariamente por fuerza y radicalmente a un solo resultado: el cambio en los patrones de consumo.  Transitar hacia una nuevo paradigma con respecto al consumo se asume difícil porque para unos puede ser innecesario, para otros puede ser urgente, otros no tendrán disposición a realizarlo y algunos quizá vean su riqueza comprometida porque la fuente es la adquisición constante de los bienes ofertados.  En este cambio de mentalidad con respecto al consumo debe iniciar en algún punto del planeta pero no limitarse al bloque de países desarrollados. En las sociedades de menor desarrollo, la construcción de un nuevo paradigma sobre el consumo también es necesario. Aprender a comprar es cambiar las prioridades, comprar a partir de valores éticos, morales y de satisfacción de necesidades reales, modificar hábitos alimenticios, usar lo que se compra con eficacia, informarnos sobre las características técnicas y/o nutricionales sobre lo consumido, reciclar y quizá lo más profundo, cambiar la valoración social sobre la adquisición de bienes e incluso servicios.   Dicho de otra forma, la estrategia educativa para modificar los hábitos de consumo sociales tendría que iniciar su implementación ya, a partir de una política pública que lleve a mejorar la calidad de vida de los ciudadanos con independencia de si los países son desarrollados o están en vías de desarrollo.  Consumir menos será una consecuencia de un programa educativo de grandes magnitudes que no se limite solo a las bases del sistema formal y que tenga por objetivo primario enseñar a consumir. El énfasis de la política educativa deberá estar dado por igual en los aspectos cuantitativos y en los aspectos cualitativos del consumo. No se trata de consumir menos una cosa para consumir más en otra, se trata de realizar la adquisición de algo para vivir mejor.   Ofertas de cursos sobre reciclaje, economía circular, economía familiar, entre otros, se presentan por diferentes organizaciones civiles, gubernamentales y empresariales en internet y en diferentes lugares de forma presencial, los cuales, son elementos valiosos en la educación sobre hábitos de consumo y reutilización de bienes. De igual forma, los programas sobre consumo responsable, Responsabilidad Social Empresarial, certificaciones ambientales a empresas e instituciones hablan, en lo práctico, de un avance hacia nuevos modelos de consumo.  Pero nos estamos quedando a medio camino y si en lo global el consumo cae, no es por resultado de una acción planeada y mucho menos educativa, sino por el empobrecimiento global y la reducción del poder adquisitivo.  ¿Qué hacer con los patrones de consumo? Cambiarlos a partir de procesos educativos organizados, globales, que definan metas y que nos ayuden a consumir menos para vivir mejor.   " ["post_title"]=> string(17) "¿Consumir menos?" ["post_excerpt"]=> string(137) "La crisis económica y la ambiental nos llevarán necesariamente por fuerza a un solo resultado: el cambio en los patrones de consumo. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(14) "consumir-menos" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-22 12:42:31" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-22 17:42:31" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=83614" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#16233 (24) { ["ID"]=> int(83469) ["post_author"]=> string(2) "92" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-19 09:58:39" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-19 14:58:39" ["post_content"]=> string(5938) "Este mes se celebra el día de la vaquita marina para fomentar, por una parte, el aprecio a la diversidad de la fauna del planeta y por otra, hacer consciencia de la necesidad de cuidar a las especies en peligro de extinción (1). ¿Qué es la vaquita marina? Señala la página oficial del Gobierno de México: “La vaquita marina (Phocoena sinus) es uno de los cetáceos más pequeños del mundo, único mamífero marino mexicano miembro de la familia Phocoenidae (marsopas verdaderas), esta especie es endémica de México, habita en el norte del Golfo de California. En latín Phocoena quiere decir “marsopa” y sinus que significa “cavidad”, que se refiere al Golfo de California, es decir, “la marsopa del Golfo de California” (2). Pero, ¿por qué se habría de cuidar a los animales? Normalmente se asocia el objeto del cuidado a los seres humanos, ya que se tiene el deber estricto de nunca verlos como objetos o instrumentos. Los animales, en cambio, se utilizan en muchas ocasiones. Se usan, todavía como animales de labranza, sirven de alimento, aún cuando, por ejemplo, se pudiese prescindir de su carne para la alimentación. También se usan en investigaciones para la creación de tratamientos médicos y prevención de enfermedades (3). En consecuencia, ¿qué diferencia hay entre los animales y los humanos? Pues la clave es el concepto de dignidad humana, o mejor, de persona humana. Las personas humanas son los únicos seres que son autónomos y que superan el mero instinto. Los animales, en esta línea de argumentación, están inmersos dentro de la especie. Lo anterior quiere decir que cada individuo es un “ejemplar” de la especie y queda subordinada a ella. Las personas, en cambio, superan el umbral de la especie y son fines en sí mismos: cada persona es estrictamente insustituible mientras que los animales son prescindibles. Otros han objetado que los animales poseen una racionalidad e inteligencia semejante a la humana. De este modo, por ejemplo, los animales domésticos serían como niños pequeños, es decir, que la diferencia sería únicamente de grado. Si tuvieran más inteligencia serían como nosotros, por lo que es solo una cuestión de desarrollo cerebral. Los objetores a lo anterior señalan que la diferencia de inteligencia no es sólo de grado, sino que se da un cambio de naturaleza. Hay un salto cualitativo con respecto a los animales.  No obstante, no se pueden usar a los animales de forma indiscriminada, es decir, de manera irracional. Así, producirles dolores y malestares innecesarios para el logro de los fines humanos es indebido. ¿Por qué? Porque se tiene una tutela hacia ellos. La preeminencia humana en el mundo implica un uso racional del mismo, un verdadero gobierno del mundo. El hombre debe regular su propio afán desmedido de controlar, y en cambio actuar prudencialmente en cuanto los bienes que se disponen de nuestro planeta. Dicho en otros términos, el derecho de los animales a un trato decente se convierte en deber de los seres humanos. No se puede evitar tener a los animales para el uso humano: se criarán animales para obtener productos de ellos, por ejemplo, la lana de una oveja, pero se debe tratar a los animales de modo que se permita el desarrollo, al menos parcial, de sus capacidades.  En conclusión, en lo que tienen razón los que defienden la preservación de las especies, es que no solo se deben cuidar a las mismas por un mero aprecio de la belleza, sino para mostrar la auténtica racionalidad humana que sabe respetar el desarrollo de la naturaleza, aunque haya una superioridad sobre la misma.    Referencias: La vaquita marina se encuentra en esta situación. Véase la NOM- 059-ECOL-2001. Disponible en:  https://www.profepa.gob.mx/innovaportal/file/435/1/4%20NOM-059-SEMARNAT-2001.pdf Procuraduría Federal de protección al ambiente. Vaquita marina la marsopia más pequeña del mundo. México, 2022. Disponible en: https://www.gob.mx/profepa/articulos/vaquita-marina-la-marsopa-mas-pequena-del-mundo Puede verse un resumen de la importancia y del número de anímales utilizados en la experimentación en: Confederación de sociedades científicas de España. “Documento COSCE sobre el uso de animales en investigación científica”. Cuadernos de Bioética, XXVI, 2015/2. Disponible en: http://aebioetica.org/revistas/2015/26/87/327.pdf  " ["post_title"]=> string(51) "La vaquita marina: sobre el cuidado de los animales" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(50) "la-vaquita-marina-sobre-el-cuidado-de-los-animales" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-19 09:58:39" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-19 14:58:39" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=83469" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#16253 (24) { ["ID"]=> int(83614) ["post_author"]=> string(3) "195" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-22 12:42:31" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-22 17:42:31" ["post_content"]=> string(5840) "Recientemente, algunos líderes académicos y políticos han vuelto a  levantar su voz en torno a la necesidad de llevar a la sociedad a consumir menos a fin de lograr un mayor efecto en las medidas sobre los problemas ambientales que se están viviendo. En concreto, el planteamiento sobre el decrecimiento está enfocándose a reducir el consumo de forma planeada y programada, especialmente en los países más desarrollados pero ¿Qué hacer con los patrones de consumo de las sociedades del mundo entero?  Por años, el consumo ha sido incentivado a gran escala y tanto los países desarrollados como las naciones en vías de desarrollo han sido influidos y los patrones de consumo de sus habitantes responden a programas que lo impulsan, tanto a nivel de medios de comunicación como programas financieros. Dejamos el consumo como acto inherente a la vida humana, para llegar al consumismo, como actividad adherida a un sistema económico que debería aumentarlo para sostenerse.  El modelo de obsolescencia programada se instaló como un criterio para definir la vida útil de los equipos eléctricos anteriormente y hoy los electrónicos; adicionalmente a eso, se promovieron (y estudiaron) hábitos de consumo, estrategias publicitarias, segmentación de mercados y mensajes específicos para generar una mayor activación económica. La crisis del 29 y los problemas económicos de la posguerra apoyaron la creencia de que a mayor consumo, más felicidad y mayor calidad de vida.  Se difunde el consumo, se persuade a adquirir, pero en realidad no se enseña a consumir y con menor medida aún, generamos una intención de autoaprender. Como si no fuera necesario aprender a consumir porque se da por hecho que comprar más en cantidad o más caro es sinónimo de éxito y estabilidad financiera.  Un precio muy alto se ha pagado por el consumo poco inteligente, movido por los impulsos y sin sentido ético o social. El solo deseo de tener más, de competir con alguien ha llevado al endeudamiento excesivo, al daño a la naturaleza y consecuentemente a crisis financieras y medioambientales.  La urgencia por cambiar el paradigma de consumo está planteada, las resistencias a estas ideas también han sido expuestas por parte de los sectores empresariales, aunque en realidad, no son las únicas, hay una resistencia incrustada en la cultura, en las creencias sobre el consumo. Aunque la crisis económica y la ambiental nos llevarán necesariamente por fuerza y radicalmente a un solo resultado: el cambio en los patrones de consumo.  Transitar hacia una nuevo paradigma con respecto al consumo se asume difícil porque para unos puede ser innecesario, para otros puede ser urgente, otros no tendrán disposición a realizarlo y algunos quizá vean su riqueza comprometida porque la fuente es la adquisición constante de los bienes ofertados.  En este cambio de mentalidad con respecto al consumo debe iniciar en algún punto del planeta pero no limitarse al bloque de países desarrollados. En las sociedades de menor desarrollo, la construcción de un nuevo paradigma sobre el consumo también es necesario. Aprender a comprar es cambiar las prioridades, comprar a partir de valores éticos, morales y de satisfacción de necesidades reales, modificar hábitos alimenticios, usar lo que se compra con eficacia, informarnos sobre las características técnicas y/o nutricionales sobre lo consumido, reciclar y quizá lo más profundo, cambiar la valoración social sobre la adquisición de bienes e incluso servicios.   Dicho de otra forma, la estrategia educativa para modificar los hábitos de consumo sociales tendría que iniciar su implementación ya, a partir de una política pública que lleve a mejorar la calidad de vida de los ciudadanos con independencia de si los países son desarrollados o están en vías de desarrollo.  Consumir menos será una consecuencia de un programa educativo de grandes magnitudes que no se limite solo a las bases del sistema formal y que tenga por objetivo primario enseñar a consumir. El énfasis de la política educativa deberá estar dado por igual en los aspectos cuantitativos y en los aspectos cualitativos del consumo. No se trata de consumir menos una cosa para consumir más en otra, se trata de realizar la adquisición de algo para vivir mejor.   Ofertas de cursos sobre reciclaje, economía circular, economía familiar, entre otros, se presentan por diferentes organizaciones civiles, gubernamentales y empresariales en internet y en diferentes lugares de forma presencial, los cuales, son elementos valiosos en la educación sobre hábitos de consumo y reutilización de bienes. De igual forma, los programas sobre consumo responsable, Responsabilidad Social Empresarial, certificaciones ambientales a empresas e instituciones hablan, en lo práctico, de un avance hacia nuevos modelos de consumo.  Pero nos estamos quedando a medio camino y si en lo global el consumo cae, no es por resultado de una acción planeada y mucho menos educativa, sino por el empobrecimiento global y la reducción del poder adquisitivo.  ¿Qué hacer con los patrones de consumo? Cambiarlos a partir de procesos educativos organizados, globales, que definan metas y que nos ayuden a consumir menos para vivir mejor.   " ["post_title"]=> string(17) "¿Consumir menos?" ["post_excerpt"]=> string(137) "La crisis económica y la ambiental nos llevarán necesariamente por fuerza a un solo resultado: el cambio en los patrones de consumo. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(14) "consumir-menos" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-22 12:42:31" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-22 17:42:31" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=83614" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(56) ["max_num_pages"]=> float(28) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "a3b5840e461e7bc48947f4275fec2642" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
consumo de las sociedades

¿Consumir menos?

La crisis económica y la ambiental nos llevarán necesariamente por fuerza a un solo resultado: el cambio en los patrones de consumo....

septiembre 22, 2022
vaquita marina

La vaquita marina: sobre el cuidado de los animales

Este mes se celebra el día de la vaquita marina para fomentar, por una parte, el aprecio a la diversidad de la...

septiembre 19, 2022




Más de categoría

Caso Ayotzinapa

Recientemente se cumplieron ocho años de la desaparición de los 43 estudiantes normalistas de la Escuela Normal Rural de...

septiembre 29, 2022

Lo Mejor de la 4T

El primer informe como presidente municipal de la primera mujer que gana una elección en el municipio trae la...

septiembre 29, 2022

INDEP, sumando fracasos de la 4T

Graves anomalías se han presentado en el INDEP al grado que ya lleva su tercer Director y los problemas...

septiembre 29, 2022

Violencia. ¿Tiene solución?

La atención a las causas que generan la violencia es todavía una deuda que como sociedad debemos realmente atender.

septiembre 29, 2022