Cannes (y Almodovar) contra Netflix

Como una especie de veto, Cannes decidió que no permitirá en competencia a cintas que no se vayan a estrenar...

5 de junio, 2017

 

Como una especie de veto, Cannes decidió que no permitirá en competencia a cintas que no se vayan a estrenar en salas de cine y esto abrió un debate sobre el VOD: ¿Las producciones que no lleguen a la pantalla grande no son películas?

El asunto comenzó cuando Netflix, el hoy gigante del entretenimiento en sistemas online (aunque le duela a Azcárraga), inscribió dos obras a la competencia francesa: Okja, del coreano Bong Joon-ho y The Meyerowitz Stories, de Noah Baumbach, misma que tiene como coprotagonista a un inspirado Adam Sandler que, según cuenta la prensa especializada, debió ganar el premio al mejor actor. De inmediato, el sindicato de exhibidores franceses exigió al festival que no permitiera su participación porque esto violaría un acuerdo (que nadie sabe si es cierto) que dice que ninguna cinta puede transmitirse por medios digitales hasta después de 36 semanas de haber sido vistas en cinematógrafos. Se dice que antes de esto habían intentado negociar con Netflix para que The Meyerowitz… pudiera proyectarse en gran formato, pero el gigante del stream se negó porque eso minimizaría sus ganancias. Fue cuando el festival anunció que a partir del 2018, no podrían inscribirse a la competencia filmes que no fueran a exhibirse en salas cinematográficas. La cosa se puso más candente todavía cuando el presidente del jurado de este año, Pedro Almodovar, comentó que no concebía “dar la Palma de Oro (…) a un film que no pueda ver en una pantalla grande“. Por su parte, otro de los jurados, el actor Will Smith apuntó que “No sé en otros hogares, pero en mi casa Netflix no ha tenido absolutamente ningún efecto en lo que van a ver al cine”. La polémica ha ido creciendo al grado que al entregarse los premios, The Meyerowitz Stories, a pesar de ser la favorita para el mejor actor y el mejor guión, no recibió absolutamente nada y obviamente se disparó la sospecha de qué tanto influyó el director manchego en esta decisión.

Esto ha desatado la discusión de si es o no justo la exclusión de este tipo de materiales de las competencias de cine. Hace un par de años, precisamente la esposa de Will Smith generó una pelotera alrededor del descarte de producciones con directores y actores de color de los premios Óscar, alegando, entre otras cosas, que no se incluyera a Beasts Of No Nation (2015, Cary Fukunaga), producción exclusiva de Netflix. La academia comentó que la no inclusión se debió a que no se aceptaban trabajos que no estuvieran destinados a la exhibición, a pesar de que el filme fue proyectado en salas por una semana.

Ahora, esto viene siendo resultado por una parte, del miedo de los exhibidores convencionales de que se acabe su negocio, lo cual es comprensible, pero por otro lado, de los prejuicios de cierta parte de los cineastas y productores, que opinan que una cinta se debe ver en una sala tradicional. Las declaraciones de Almodovar son similares a las de gente como Tarantino, Spielberg o Lars von Trier, que en muchas ocasiones se manifestaron en contra de la filmación digital, ya que según ellos, el celuloide en 35 mm., nunca sería sustituido por la tecnología actual, mientras otros inmediatamente adoptaron este y otros procesos, permitiendo su desarrollo, al grado que hoy en día todas las salas de exhibición cuentan con proyectores digitales que permiten disfrutar las películas con la misma calidad después de semanas de exhibición, a diferencia del celuloide, que se degradaba cada vez que se usaba. En el caso de los sistemas online, algunos exhibidores, como Cinépolis, han adoptado estos como alternativa o servicio extra, con muy buenos resultados. Cinepolis Click es hoy por hoy uno de los más exitosos de este tipo de servicios y una muestra de que los exhibidores tradicionales deben adecuarse a los cambios. Ellos han implementado en sus salas tradicionales tecnologías de vanguardia antes que sus competidores (3D, 4XD, IMAX, etc.) y fueron pioneros del las salas VIP en toda Latinoamérica y E.U. Ahora, que si las producciones de Netflix son o no cine, es otro cantar. Muchos opinan que no, porque el cinematógrafo está destinado a la proyección convencional mientras otros alegan que en ese caso, lo que se ve actualmente no es cine, porque es realizado con cámaras de video de alta calidad y no en celuloide. Si se siguiera esa lógica, cintas como El proyecto de la bruja de Blair (1999, Eduardo Miguel Sánchez-Quiros y Daniel Myrick), que fue presentada en el festival o Tangerine: Chicas fabulosas (2015, Sean Baker), nominada al Óscar el año pasado, ni siquiera son cine, porque la primera fue filmada con cámaras de video casero y la segunda con un iPhone. A decir verdad, es evidente que los dichos de Almodovar tienen que ver más con la cerrazón de un artista que alguna vez fue transgresor y hoy en día no reconoce que alguien más puede serlo. Si el creador de ¡Átame! (1990) viera al de Julieta (2016) el día de hoy, seguro se tomaría un gazpacho lleno de barbitúricos.

Cary Fukunaga, director de Beasts Of No Nation dijo en su estreno que “La clave de Netflix es que quien decide es el consumidor. Por lo tanto, si el público elige y prefiere el visionado online, la experiencia cinematográfica quedará reservada solamente para películas basadas en cómics. Ése es el mayor desafío democrático para el arte; tienes que pedirle al público que sea consciente del hecho de que es tan responsable de la muerte del cine como la gente que lo hace”. Más no se puede decir.

Comentarios

Como una especie de veto, Cannes decidió que no permitirá en competencia a cintas que no se vayan a estrenar...

enero 1, 1970

Como una especie de veto, Cannes decidió que no permitirá en competencia a cintas que no se vayan a estrenar...

enero 1, 1970




Más de categoría

Festival de la canción de Eurovisión: la historia de Fire Saga y la decadencia de la comedia americana

Will Farrell es un tipo muy inteligente. Aunque no lo parezca, representa lo que queda de una tradición de...

julio 6, 2020

El presidente o ¿a qué diablos huele el fútbol?

El futbol no me gusta. Y no como deporte. Debo reconocer que tiene su dificultad y como todas las...

junio 29, 2020

Enmienda XIII o por qué Tenoch le puso el cubrebocas a Chumel

El 1 de junio, una vez que empezaron las protestas por la muerte de George Floyd en Estados Unidos,...

junio 22, 2020

20 años de amores perros parte 2: 5 lecciones que le dejó al cine mexicano (Y que les valieron m/%#”s a los cineastas)

El 16 de junio del año 2000, un mes después de su primer visionado en el Festival Internacional de...

junio 15, 2020