El peligro de llamarse Roberto Saviano

Después de leer su célebre novela decidí asomarme al universo de Roberto Saviano...

22 de enero, 2016

Después de leer su célebre novela decidí asomarme al universo de Roberto Saviano (Nápoles, 1979), el periodista y escritor italiano que en 2006, tras la publicación de su novela Gomorra, enfureció a la Camorra italiana y puso a Saviano a vivir una vida de vértigo.

Saviano es la prueba viviente de que la pluma es más poderosa que la espada. Y es que con la publicación y el número de ventas de su primera novela (más de 2 millones de ejemplares vendidos) Saviano tocó fibras muy sensibles, poniendo bajo los reflectores a una de las organizaciones criminales más importantes de todo el mundo y, en consecuencia, generando una mayor respuesta del Estado italiano en la persecusión de sus miembros que, en represalia, juraron matar al escritor.

No imagino lo que pueda ser el hecho de tener a la Camorra encima, en una suerte de venadeo, de cacería furtiva. Sería como enterarte de que El Chapo le hubiera puesto precio a tu cabeza. No importa adonde vayas, no importa adonde te escondas; al final, eres hombre muerto. Estás viviendo horas prestadas. Saviano lo sabe y tal vez por eso es que siga escribiendo y no deje de hacerlo.

Lo cierto es que, a pesar del precio que para él tiene escribir, lo hace cada vez mejor.

A Saviano el Ministerio del Interior italiano le ha puesto una escolta y el escritor nunca pasa mucho tiempo en un mismo lugar; ha escrito en decenas de casas y cuartos de hotel distintos. Lleva una vida oculta, una vida de forajido. Vive bajo protección del estado. Umberto Eco lo ha llamado «héroe nacional» y no es para menos. Mientras tanto, Saviano va obteniendo un reconocimiento tras otro y publicando sus artículos en La Repubblica, L’Espresso, The post Internazionale, The Washington Post, The New York Times, El País, Die Zeit, Der Spiegel, Expressen y The Times; algunos de los diarios más importantes del mundo.

En 2013 publicó CeroCeroCero (Anagrama), un libro sobre el tráfico de la cocaína en el mundo. «Mira la cocaína: verás polvo. Mira a través de la cocaína: verás el mundo» ganándo el elogio del mismo Mario Vagas Llosa, quien agradeció a Saviano que hubiese «devuelto a la literatura la capacidad de abrir los ojos y la conciencia». La Academia de Estocolmo, la Svenska Akademien, lo invitó, junto con Salman Rushdie, otro escritor perseguido, a pronunciar unas palabras en su íntimo recinto.




Roberto Saviano escribe más que nada sobre el crimen organizado, el tráfico de drogas, la corrupción y el poder. Esos son sus temas de base, en los cuáles es un indiscutible experto. Pero también escribe sobre fútbol y ha llegado a entrevistar a Lionel Messi, a quién llegó a comparar con la historia del abejorro, ese que, al no saber que su cuerpo era muy pesado para volar, volaba. Messi, con su cuerpecito, no debería de ser capaz de jugar en el fútbol moderno que es «todo músculos, masa y potencia» y, sin ambargo, al no saberlo, juega, y es el más grande. Saviano también escribe sobre películas, sobre otros cronistas, sobre boxeadores, cantantes y también sobre literatura. Y es que Saviano es, sobre todo, un escritor literario que ha aprendido de los grandes maestros.

Roberto Saviano sabe documentar las verdades sobre las que escribe y conoce los entresijos del submundo que ha decidido narrar. El escritor ausculta, clínicamente, el funcionamiento del mercado de las drogas y de la especulación en todos sus niveles. Su prosa, lúcida y precisa, está envuelta en un clima trepidante que obliga al lector a la reflexión honesta, pero también cuestiona a todo el sistema de poderes políticos y se enfrenta a los criminales. No tiene miedo de llamar a las cosas por su nombre.

Mientras que la Camorra le pisa los talones y Roberto Saviano sigue escribiendo y escribiendo para no dejar de existir, propongo seguirlo, a través de sus palabras, en su frenética huída por el mundo. Ser parte, como lectores, de su cruzada, de su incesante lucha por la verdad.  

Comentarios

Después de leer su célebre novela decidí asomarme al universo de Roberto Saviano...

enero 1, 1970

Después de leer su célebre novela decidí asomarme al universo de Roberto Saviano...

enero 1, 1970




Más de categoría

Retrato del operador político

El operador político vive en las sombras y se mueve dentro de ellas como un titiritero dentro del alma...

marzo 16, 2017

Niza: Nuevas lecciones para Europa

Charlie Hebdo, París y Bruselas. Ahora, la masacre de Niza, durante los festejos de la Bastilla, deja nuevas lecciones...

julio 15, 2016

Cómo invertir en Bolsa y leer a T.S. Eliot

Quisiera empezar este artículo por una anécdota que me contaron hace algún tiempo acerca de T.S. Eliot...

junio 22, 2016

La Democracia en México, una Broma Griega

ir Winston Churchill, con esa agilidad mental y ese humor corrosivo (digno de un inglés) que lo caracterizaban, decía...

mayo 30, 2016