Proma, la multinacional italiana que llega a Guanajuato

El pasado 31 de agosto de 2021, el gobierno del Estado de Guanajuato informó que en la gira de atracción de inversiones 2021 por Europa, el Gobernador del Estado, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, logró la inversión del...

8 de septiembre, 2021
Publicidad
Publicidad

El pasado 31 de agosto de 2021, el gobierno del Estado de Guanajuato informó que en la gira de atracción de inversiones 2021 por Europa, el Gobernador del Estado, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, logró la inversión del Grupo Proma, empresa italiana dedicada a la fabricación de estructuras para asientos de vehículos.

La inversión de Proma se enmarca en el viaje de trabajo que el Gobernador del Estado realiza por Suiza, Italia, Francia, Alemania y Austria. La gira promueve inversiones de las empresas de los distintos países que visita. Además, se ha logrado fortalecer los vínculos económicos y de cooperación con varios organismos y empresas de Europa. Su prioridad es la reconversión del aparato productivo del Estado de Guanajuato: transitar de la manufactura a la mentefactura, mediante la innovación y la transformación industrial 4.0. 

Hay que recordar que el concepto de mentefactura fue promovido en el año 2012 por Juan José Goñi Zabala, consultor español especialista en innovación, a través de su libro “Mentefactura: El cambio de modelo productivo”. 

Con la mentefactura, se busca hacer más eficientes los procesos, incrementar la productividad y mantener la competitividad de las empresas con el fin de hacerle frente al mercado global, aprovechando el conocimiento y experiencia de las personas.

La inversión del Grupo Proma en Guanajuato será de más de 130 millones de pesos. Se generarán más de 250 empleos directos e indirectos. Es un eslabón más para fortalecer la cadena de la industria automotriz tan importante en el Estado de Guanajuato.

La nueva planta de Proma tendrá su sede en el Polígono Industrial San Miguel de Allende; será la segunda en México, la primera está en Saltillo, Coahuila. 


Publicidad
Publicidad


Con este proyecto, Proma busca atender el mercado norteamericano, particularmente a la planta Volkswagen en Chattanooga, Estados Unidos, con estructuras para los asientos traseros de vehículos eléctricos.

La primera etapa de la planta se llevará a cabo en 4 mil metros cuadrados, y en las siguientes 2 etapas podría expandirse 4 mil metros más en cada una de ellas, para llegar a los 12 mil metros en total. En su primera etapa el proyecto contempla la generación de 41 empleos y podría comenzar su producción en 2022. 

Grupo Proma actualmente cuenta con dos centros de investigación y desarrollo, un laboratorio de pruebas y tiene 30 patentes internacionales; entre sus clientes se incluyen marcas como Fiat, Alfa Romeo, Lancia, Lamborghini, Ford, Iveco, Ferrari, Suzuki y Peugeot. 

Esta multinacional italiana tiene presencia en 8 países de 4 continentes, con 26 plantas de fabricación. En México ya tiene presencia en la ciudad de Saltillo, Coahuila. 

Para finalizar, se debe mencionar que Guanajuato ha sido muy exitoso económicamente en los últimos años. Actualmente, el Estado de Guanajuato es el clúster automotriz más grande de América Latina. Ahora busca consolidar su posición y ser el Valle de la Mentefactura.  

Comentarios
Publicidad
Publicidad
object(WP_Query)#18586 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(70234) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "23-08-2021" ["before"]=> string(10) "20-09-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(70234) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "23-08-2021" ["before"]=> string(10) "20-09-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(19) "economia-y-negocios" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18568 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18599 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18575 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "23-08-2021" ["before"]=> string(10) "20-09-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(463) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-08-23 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-09-20 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (70234) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (16) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18563 (24) { ["ID"]=> int(69857) ["post_author"]=> string(2) "12" ["post_date"]=> string(19) "2021-08-30 09:59:51" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-08-30 14:59:51" ["post_content"]=> string(7249) "Tal vez la lección más simbólica de recuperación de una economía sería la de la de la Gran Depresión norteamericana de hace más de nueve décadas. En aquellos años la intervención del monetarismo de John Maynard Keynes resolvió con el impulso del gasto público la recomposición del consumo para desde la demanda estimular la producción y por ende la oferta. La teoría monetarista centraba en bienes elásticos la recomposición de mercados internos. La elasticidad de la demanda era clave importante para situar los primeros precios de productos perecederos y adecuar la cantidad demandada. De esa forma gradual, se atendían en orden el abasto de materia prima, el empleo y por último los costos de distribución.  En tanto las cadenas productivas tomaban su curso, el empleo hacía su labor de consumo, para eventualmente trasladar este a las manufacturas y no perecederos. El proceso tomó un poco más de tres años. Desde luego, de los años treinta a nuestros días las cosas han cambiado diametralmente con las economías abiertas, pero no en la esencia del pensamiento económico. Al parecer los pasos de recomposición después de alguna crisis o catástrofe son los mismos: el abasto como paso primordial y la consecución última, los costos de producción. El capítulo siguiente en la historia moderna, desde luego aludiría a la reconstrucción de la gran guerra de los años cuarenta. La paz del mundo industrializado permitió una canasta de monedas en el Fondo Monetario Internacional, un organismo producto de la Conferencia De Bretton Woods llamado Banco Mundial y en menos de una década, las industrias apuntalaban el progreso.  Los años pasaban y dejaban una huella de eficiencia en los traspasos del capital. Tal fue la observación de oportunidad que en los años setenta surgía una Teoría de Eficiencia; basaba sus percepciones en el modelo del Valor Presente. Impulsaba la idea de que todo valor sujeto a movilidad, esto es, sujeto a una transacción contaba en ese momento con toda la información desde su formación o creación y en el momento de ocurrencia del cambio de manos, se encontraba en su valor actual. Esto quiere decir que tenía todos los factores inherentes a su descuento-factorización- hasta llegar al presente.  La Teoría de Eficiencia facilitó la apreciación de proyectos de inversión, la calificación de riesgo, los inicios de la banca especializada, de inversión naturalmente y finalmente el desarrollo de un lenguaje común y universal para la expansión de oportunidades y multinacionales. Se convirtió en algo común intercambiar tasas de retorno, flujos de efectivo en corridas financieras y tratamientos del Costo del Capital en planes de negocios.    Lo anterior naturalmente trascendió al juicio multilateral de las crisis; las naciones no se aislaban en tanto las economías de bloque hacían siempre tareas colectivas, de proyectos de infraestructura, de intercambio comercial y de asistencia para naciones con problemas temporales de liquidez o de catástrofes naturales. El capital hacía su recomposición, los institutos centrales de moneda estudiaban sus plazos, sus emisiones y las cosas tomaban su rumbo de reconstrucción, como ha sido en el mundo moderno como lo conocemos.    Una situación por demás emblemática de ciclo o reciclaje de las economías del orbe lo protagonizó el petróleo. Nueve naciones en 1974 decidieron conformar un bloque que trascendió como OPEC por sus siglas en inglés y a la vez provocar un embargo del carburante al mundo de mayor grado de industrialización. Cabe anotar que el término embargo tiene una connotación derivada de la lengua inglesa y significa retención o restricción del proveedor. Es importante esta mención porque recientemente el término acusa a la nación norteamericana de un abuso en la práctica comercial con Cuba y el manejo de un vocablo puede y lo ha hecho, confundir una simple retención con sanción.    Retomando el tema del petróleo, en 1974, estos nueve países acumularon reservas por un monto de 55 000 millones de dólares. En ese mismo año y tomando ventaja de que el Banco de Inglaterra no tiene mecanismos de encaje legal, esas reservas encontraron acomodo en el Reino Unido para conformar un mercado secundario en dólares fuera del control de la Reserva Federal norteamericana. Nacía el euro dólar, o renacía, de años anteriores en París, cuna original de esta denominación, que no moneda.    A este mercado que sorprendía en la acumulación inusitada, acudieron prácticamente todos los gigantes financieros del orbe para radicar una banca especializada denominada “consortium” o “merchant” que para efectos prácticos estaba destinada a la captación pulverizada del crédito, como se llamaba en el argot bancario. Los plazos de las operaciones se extendieron a cinco años, pretendiendo en 1979, un “rollover” de los mismos. El fenómeno es curioso en múltiples aspectos, porque la sensibilidad de los mercados ya anticipaba que el mundo industrializado para esa fecha, 1979, ya tendría exploración y refinación propia, como sucedió.    Finalmente, la Mano Invisible de Adam Smith hacía de las suyas con la oferta y demanda internacionales, pero ya no de petróleo y derivados, sino de simples capítulos de infraestructura. Esto quiere decir que las naciones con una reciente prosperidad derivada del energético tenían reservas sobrantes y excesos como para adquirir yates de lujo sin facilidades portuarias, autos de lujo sin infraestructura carretera y así sucesivamente en la amplia cadena de satisfactores. Entonces viene el papel de Occidente a arreglar las ventajas de unos con efectivo y otros con conocimiento.    Así son los ciclos en las economías, no se recomponen solos, desde luego los impulsa la ayuda de los promotores del capital, las instituciones y finalmente los gobiernos. Así se han resuelto crisis hipotecarias, catástrofes naturales y finalmente episodios de contagio masivo como el que ahora enfrenta el mundo. Lo más importante a destacar, desde el punto de vista gubernamental: la contingencia. Esta se resuelve con reservas y se nutre con investigación y desarrollo. No existen fórmulas alternas, no existen fórmulas basadas en la improvisación y en la intervención de proyectos que deben radicar en el sector productivo. Los ciclos de las economías reúnen enormes posibilidades de recuperación en las economías abiertas. En las economías cerradas, en las totalitarias, en las centralistas y absolutistas, el fracaso que anticipa la gestión de gobierno hace de los ciclos de sus economías un circuito cerrado, un ciclo interrumpido por la sinrazón de sus gobernantes.   " ["post_title"]=> string(26) "Los Ciclos de la Economía" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(25) "los-ciclos-de-la-economia" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-08-30 09:59:51" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-08-30 14:59:51" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=69857" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#18475 (24) { ["ID"]=> int(70344) ["post_author"]=> string(2) "12" ["post_date"]=> string(19) "2021-09-13 10:23:53" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-09-13 15:23:53" ["post_content"]=> string(6939) "La experiencia con esta transición en turno es que los presupuestos en realidad llenan el expediente que requiere la Cámara y ordena la Constitución; no existe, en la revisión de la Auditoría Superior de la Federación ninguna prueba de seguimiento al orden presupuestal aprobado y son tantos los desvíos y tantas las asignaciones sin licitación que el desorden presupuestal es una constante. La deuda adquirida por esta transición reúne 1.4 billones de pesos y se espera otro billón más en este ejercicio que inicia en meses.  Los proyectos emprendidos por esta transición, es conocido, no se encuentran en el espectro esperado de transparencia, tampoco de reunión de estudios de factibilidad y recuperación. El Presupuesto de la Federación los contempla pero el margen de maniobra de la Secretaría de Hacienda ve disminuida su capacidad en un 44% respecto del inicio de gestión en 2018. Esto significa que las opciones se reducen en cuanto al dispendio que se contempla en un solo ejercicio, pero sin garantías de conclusión. Resulta significativo que el orden cualitativo de estas obras magnas –en la visión del presidente- pueda ser abandonado parcial o totalmente por el orden cuantitativo: el fondeo necesario. En el espacio anterior, se exponía la encrucijada para el presidente: seguir construyendo sin terminar o seguir repartiendo la riqueza de la nación. No se puede todo; el desgaste en rubros de salud, de violencia, de servicio de la deuda, de atención a desastres naturales ya rebasa niveles no de atención, de tolerancia. El discurso no reditúa, el anuncio anticipado de logros ya no se encuentra en niveles de credibilidad. Los planes mañaneros no conforman realidades; los anuncios y pronunciamientos no cubren las necesidades de situaciones tan elementales como medicinas y vacunas. La improvisación ya alcanzó al poder de convencimiento de una tribuna y un micrófono. La realidad ya supera las supuestas mediciones históricas del presidente, los récords inexistentes y las promesas no satisfechas. El reparto mostró un rostro inesperado de rechazo en la convocatoria de Junio pasado; enfrenta poder de convocatoria con adhesión real por compra de voluntades. Enfrenta también índices de popularidad al levantar la mano por temor a la pérdida de la dádiva y sentimiento verdadero de buen gobierno. No son lo mismo. Las mediciones son engañosas pero al mismo tiempo otorgan licencia y carta abierta para no corregir un rumbo de fracaso que se piensa sostenido en una endeble medida de consulta pasajera y volátil. La cosa pública no descansa en supuestos, descansa en trayectoria y en hechos. Suman tres años las desavenencias con el capital, restan también los escasos pronunciamientos y el respaldo esperado a lo que realmente es nuestra nación, una economía abierta, una economía de competencia y finalmente una economía preponderante en el orbe.  El discurso del presidente juega con conceptos, dispersos todos; en ellos asoma una intolerancia obsesa con el conocimiento y el progreso, en otros asoma cierta aceptación a prerrogativas de las que no puede escapar, como los tratados vigentes, como los términos de energías limpias y renovables y como las situaciones de comercio y dependencia de nuestra propia economía de bloque. La otra cara es la de la adhesión que no cesa, la cara de la empatía con naciones y economías perdedoras, como Cuba, Venezuela y Nicaragua, economías totalmente prescindibles en nuestro esquema abierto e irrenunciable. Las líneas de confrontación diplomática con España y las provocaciones del enlace con Cuba no materializan en ninguna materia que signifique una respuesta de las potencias. Lo contrario ha sucedido, la respuesta viene en absoluto aislamiento de las propuestas del presidente y un reordenamiento de fronteras y situaciones laborales derivadas de un Tratado Comercial vigente.  Las cosas han tomado un significado verdadero y un distanciamiento formal del capital en tres años de gestión. El crecimiento económico no llega, por más anuncios de superación; la deuda ya supera la mitad del producto y las carencias se multiplican. La pobreza aumenta en franco desafío al dispendio y reparto. La violencia se encuentra imparable y el combate al contagio ha sido un verdadero fracaso. Los anuncios persisten, no obstante, los pronunciamientos triunfalistas inundan la razón y ahondan la división entre la ciudadanía. La información se tergiversa con falsedades y aseveraciones irresponsables desde el poder.  Se mezclan conceptos que confunden la vida nacional; se confunde soberanía con responsabilidad ante las emisiones de papel, deuda siempre, que desfiguran la proporción de una corporación como la petrolera que debe responder por sus acciones como empresa y  compromisos derivados de una política energética vigente en la exploración y en otros menesteres. No es prudente sentar las bases soberanas ante el reclamo de mercados y tenedores de bonos y otros instrumentos que rigen la vida y prerrogativas corporativas de una empresa de significado internacional y la asunción de deuda de un gobierno en tránsito.  Los gobiernos, se insiste en este espacio con regularidad, reúnen pasos transitorios en la vida nacional; las corporaciones, sin menoscabo de la tenencia de sus acciones, son de vida infinita y obedecen a circunstancias estrictamente de mercados y no de política gubernamental. El paternalismo no cabe en circunstancias de competencia y ventajas comparativas de ninguna corporación. Tanto el paternalismo como la autosuficiencia son incompatibles con las metas de cualquier economía abierta.  Si en los planes del presidente se encuentra lo que él mismo ha denominado rescate, hablando de Pemex, curiosamente al inicio de su gestión no era preciso rescatarla; tres años después, su rescate es improcedente ante su situación de quiebra. Y si en estos planes se encuentra una partida del presupuesto que menciona este texto, entonces no existe definición para el descalabro presupuestal que se avecina en este rubro y en la consecución de una refinería que no llega a su puesta en marcha en tres años.  Gasto sin inversión pública es garantía de fracaso. Gasto como sustento de inversión en infraestructura no demandada sería otro fracaso adicional. Así iniciará el año próximo, con estas disyuntivas de aplicación y con la insostenible improvisación que acumula tres años. En suma, tenemos un presupuesto sin propósitos reales." ["post_title"]=> string(39) "Presupuesto 2022 sin propósitos reales" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(38) "presupuesto-2022-sin-propositos-reales" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-09-13 10:23:53" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-09-13 15:23:53" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=70344" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18563 (24) { ["ID"]=> int(69857) ["post_author"]=> string(2) "12" ["post_date"]=> string(19) "2021-08-30 09:59:51" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-08-30 14:59:51" ["post_content"]=> string(7249) "Tal vez la lección más simbólica de recuperación de una economía sería la de la de la Gran Depresión norteamericana de hace más de nueve décadas. En aquellos años la intervención del monetarismo de John Maynard Keynes resolvió con el impulso del gasto público la recomposición del consumo para desde la demanda estimular la producción y por ende la oferta. La teoría monetarista centraba en bienes elásticos la recomposición de mercados internos. La elasticidad de la demanda era clave importante para situar los primeros precios de productos perecederos y adecuar la cantidad demandada. De esa forma gradual, se atendían en orden el abasto de materia prima, el empleo y por último los costos de distribución.  En tanto las cadenas productivas tomaban su curso, el empleo hacía su labor de consumo, para eventualmente trasladar este a las manufacturas y no perecederos. El proceso tomó un poco más de tres años. Desde luego, de los años treinta a nuestros días las cosas han cambiado diametralmente con las economías abiertas, pero no en la esencia del pensamiento económico. Al parecer los pasos de recomposición después de alguna crisis o catástrofe son los mismos: el abasto como paso primordial y la consecución última, los costos de producción. El capítulo siguiente en la historia moderna, desde luego aludiría a la reconstrucción de la gran guerra de los años cuarenta. La paz del mundo industrializado permitió una canasta de monedas en el Fondo Monetario Internacional, un organismo producto de la Conferencia De Bretton Woods llamado Banco Mundial y en menos de una década, las industrias apuntalaban el progreso.  Los años pasaban y dejaban una huella de eficiencia en los traspasos del capital. Tal fue la observación de oportunidad que en los años setenta surgía una Teoría de Eficiencia; basaba sus percepciones en el modelo del Valor Presente. Impulsaba la idea de que todo valor sujeto a movilidad, esto es, sujeto a una transacción contaba en ese momento con toda la información desde su formación o creación y en el momento de ocurrencia del cambio de manos, se encontraba en su valor actual. Esto quiere decir que tenía todos los factores inherentes a su descuento-factorización- hasta llegar al presente.  La Teoría de Eficiencia facilitó la apreciación de proyectos de inversión, la calificación de riesgo, los inicios de la banca especializada, de inversión naturalmente y finalmente el desarrollo de un lenguaje común y universal para la expansión de oportunidades y multinacionales. Se convirtió en algo común intercambiar tasas de retorno, flujos de efectivo en corridas financieras y tratamientos del Costo del Capital en planes de negocios.    Lo anterior naturalmente trascendió al juicio multilateral de las crisis; las naciones no se aislaban en tanto las economías de bloque hacían siempre tareas colectivas, de proyectos de infraestructura, de intercambio comercial y de asistencia para naciones con problemas temporales de liquidez o de catástrofes naturales. El capital hacía su recomposición, los institutos centrales de moneda estudiaban sus plazos, sus emisiones y las cosas tomaban su rumbo de reconstrucción, como ha sido en el mundo moderno como lo conocemos.    Una situación por demás emblemática de ciclo o reciclaje de las economías del orbe lo protagonizó el petróleo. Nueve naciones en 1974 decidieron conformar un bloque que trascendió como OPEC por sus siglas en inglés y a la vez provocar un embargo del carburante al mundo de mayor grado de industrialización. Cabe anotar que el término embargo tiene una connotación derivada de la lengua inglesa y significa retención o restricción del proveedor. Es importante esta mención porque recientemente el término acusa a la nación norteamericana de un abuso en la práctica comercial con Cuba y el manejo de un vocablo puede y lo ha hecho, confundir una simple retención con sanción.    Retomando el tema del petróleo, en 1974, estos nueve países acumularon reservas por un monto de 55 000 millones de dólares. En ese mismo año y tomando ventaja de que el Banco de Inglaterra no tiene mecanismos de encaje legal, esas reservas encontraron acomodo en el Reino Unido para conformar un mercado secundario en dólares fuera del control de la Reserva Federal norteamericana. Nacía el euro dólar, o renacía, de años anteriores en París, cuna original de esta denominación, que no moneda.    A este mercado que sorprendía en la acumulación inusitada, acudieron prácticamente todos los gigantes financieros del orbe para radicar una banca especializada denominada “consortium” o “merchant” que para efectos prácticos estaba destinada a la captación pulverizada del crédito, como se llamaba en el argot bancario. Los plazos de las operaciones se extendieron a cinco años, pretendiendo en 1979, un “rollover” de los mismos. El fenómeno es curioso en múltiples aspectos, porque la sensibilidad de los mercados ya anticipaba que el mundo industrializado para esa fecha, 1979, ya tendría exploración y refinación propia, como sucedió.    Finalmente, la Mano Invisible de Adam Smith hacía de las suyas con la oferta y demanda internacionales, pero ya no de petróleo y derivados, sino de simples capítulos de infraestructura. Esto quiere decir que las naciones con una reciente prosperidad derivada del energético tenían reservas sobrantes y excesos como para adquirir yates de lujo sin facilidades portuarias, autos de lujo sin infraestructura carretera y así sucesivamente en la amplia cadena de satisfactores. Entonces viene el papel de Occidente a arreglar las ventajas de unos con efectivo y otros con conocimiento.    Así son los ciclos en las economías, no se recomponen solos, desde luego los impulsa la ayuda de los promotores del capital, las instituciones y finalmente los gobiernos. Así se han resuelto crisis hipotecarias, catástrofes naturales y finalmente episodios de contagio masivo como el que ahora enfrenta el mundo. Lo más importante a destacar, desde el punto de vista gubernamental: la contingencia. Esta se resuelve con reservas y se nutre con investigación y desarrollo. No existen fórmulas alternas, no existen fórmulas basadas en la improvisación y en la intervención de proyectos que deben radicar en el sector productivo. Los ciclos de las economías reúnen enormes posibilidades de recuperación en las economías abiertas. En las economías cerradas, en las totalitarias, en las centralistas y absolutistas, el fracaso que anticipa la gestión de gobierno hace de los ciclos de sus economías un circuito cerrado, un ciclo interrumpido por la sinrazón de sus gobernantes.   " ["post_title"]=> string(26) "Los Ciclos de la Economía" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(25) "los-ciclos-de-la-economia" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-08-30 09:59:51" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-08-30 14:59:51" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=69857" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(15) ["max_num_pages"]=> float(8) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "af64301c618a9e636ce27e6a91555af0" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

Los Ciclos de la Economía

Tal vez la lección más simbólica de recuperación de una economía sería la de la de la Gran Depresión norteamericana de hace...

agosto 30, 2021

Presupuesto 2022 sin propósitos reales

La experiencia con esta transición en turno es que los presupuestos en realidad llenan el expediente que requiere la Cámara y ordena...

septiembre 13, 2021




Más de categoría
Integración Económica

Integración Económica

Las asociaciones entre países surgen de las etapas de reconstrucción de la Gran Guerra; el intento dio el primer...

septiembre 20, 2021
La Actividad Industrial modera su tendencia alcista

La Actividad Industrial modera su tendencia alcista

En el séptimo mes del año, la actividad industrial tuvo un repunte de 1.1% en términos reales con respecto...

septiembre 15, 2021

El ranking de las empresas y líderes con mejor reputación en México   

Por quinto año consecutivo, academia, periodistas, consumidores, medios, directivos y otros interesados han reconocido a Grupo Bimbo como la...

septiembre 15, 2021

PRESUPUESTO 2022: UNA CONTINUACIÓN DE LA SIMULACIÓN 

En los medios de comunicación, cafés, oficinas y en cualquier lugar que se emita sonidos que expresan ideas, el...

septiembre 14, 2021