MÉXICO – ¡LA MIOPÍA A LAS SEÑALES MUNDIALES!

En menos de 365 días, México ha tenido una exposición a las oscilaciones de las tendencias energéticas y económicas del mundo. No somos parte del impulso inicial, sino parte del péndulo: nos movemos, a donde la fuerza...

11 de mayo, 2021

En menos de 365 días, México ha tenido una exposición a las oscilaciones de las tendencias energéticas y económicas del mundo. No somos parte del impulso inicial, sino parte del péndulo: nos movemos, a donde la fuerza inicial indique el rumbo. 

Ahora la fuerza principal que mueve al péndulo está tomando impulso a una mayor distancia, a donde su fuerza será preponderante y nosotros no sabremos si estaremos preparados para resistir. Nuestros socios comerciales principales comienzan a mandarnos señales de advertencia del cambio de la fuerza al péndulo mundial. Quieren que nosotros seamos parte de la ondulación, pero si somos un lastre en el control de la nueva diplomacia ambientalista mundial, podríamos ser expulsados. 

La carta enviada por American Petroleum Instittum1 a diferentes personalidades de alto poder de decisión de nuestro vecino, no debería ser tomada a la ligera. En dicho texto se puntualizan los continuos esfuerzos de México para discriminar a los inversores estadounidenses en violación de sus compromisos en el T-MEC. Se resaltan dos puntos importantes que afectarían al mercado mexicano: la discriminación realizada por parte de Profeco y las modificaciones realizadas a la norma NOM-016-CRE-2016, sin argumentos científicos ambientalistas. 

El mundo ha empezado una nueva guerra contra el cambio climático, que implica un nuevo posicionamiento mundial en el control económico, financiero, energético. Dependerá de cada nación el cómo se haga frente para su mantenimiento ante los cambios continuos que ocurren en forma diaria, y ante ello deberemos estar preparados. En el caso de estar actualizados, ahora convendría adicionar un capítulo para reforzar la parte del monitoreo, control, captura, y reutilización de toda aquella energía rechazada o no utilizada, y deberán invertir para poder controlar las oscilaciones que pudieran tener ante el cambio climático.

Según datos de la agencia internacional de energía (IEA), “En 2021, se prevé que las emisiones mundiales de CO2 relacionadas con la energía, se recuperen y crezcan un 4.8% a medida que la demanda de carbón, petróleo y gas repunte con la economía”. Esto indica que “Actualmente, no existe alguna forma de cortar la utilización de las materias primas que contengan carbón”.  Ante esta situación, debemos de considerar el mundo con ciclos que parten de bases incrementales, en función del aumento de la demanda.

 

Una oscilación debería poder ser controlada en forma física, al establecer el parámetro de la ampliación pendular en un intervalo de espacio y tiempo. Pero al pasar de una ciencia pura de cálculo e introducir como parte de la cotidianidad del ser humano, ésta se convierte en una complejidad difusa y complicada, y la cual dependerá de quién y cómo fue realizado el impulso inicial. 

El impulso inicial, dependerá si fue económico, financiero, energético, y ahora del control ambiental. Cada acción en el mundo no solo tiene una reacción con consecuencia, tiene una oscilación continua en el tiempo, a la cual cada nación deberá estar preparada ante los impulsos realizado, ya no por una sola fuerza inicial, sino de muchas que pretenden tomar el poder de los bamboleos.

La oscilación inicial realizada en esta década ha tomado un mayor impulso, al cual solo podrán tomar parte en mantener la fuerza necesaria en el péndulo a aquellos que hayan realizado las modificaciones necesarias a sus políticas públicas, al establecer no nuevas reglas, sino adaptar aquellas que se acoplen a tener acceso a recursos financieros públicos-privados en equilibrio, preestableciendo un acuerdo en una primera fase al desarrollo económico interno (cubrir al mercado interno), y después poder hacer frente al crecimiento respecto a otros países. 

Esto solo será logrado al incluir en el mundo una nueva forma de hacer negocios con la vibración que inició este 2021, al incluir a la parte ambiental en la ecuación de la fuerza oscilatoria. Hoy casi todo el mundo puede producir y/o adquirir energía, pero ahora el nuevo concepto, es volver a esta forma de negocio obsoleta en el menor tiempo, y su nueva actualización será invirtiendo en tecnología que incluyan mantener al medio ambiente actual.

Un ejemplo de afectación a la oscilación mundial es el ataque cibernético al ducto colonial en EEUU3, que ha dejado de bombear alrededor de 2,5 millones de barriles por día (bpd) de gasolina, diésel y combustible. Esto está dejando al centro de almacenamiento limitados para poder cubrir la demanda. Esto ha creado una vibración en el entorno mundial y que no solo afecta al mercado interno del país de las barras y las estrellas, afecta al precio del petróleo, venta de combustibles de exportación a otros países que tienen déficit o nula producción, y la pregunta aquí que tendríamos que realizar: ¿El mundo está preparado? ¿Dependemos de los combustibles fósiles?

México deberá entender que hoy día dependemos de otros, y esto no cambiará al no haber un plan a largo plazo, y que no depende de la administración actual en turno. México ¿será parte de la fuerza del péndulo?

1 https://www.api.org/news-policy-and-issues/letters-or-comments/2021/05/06/letter-to-biden-administration-on-mexico-usmca-violations

2 https://www.iea.org/reports/global-energy-review-2021/co2-emissions?utm_content=buffer8ad30&utm_medium=social&utm_source=twitter.com&utm_campaign=buffer#abstract

3 https://video.foxnews.com/v/6253249995001#sp=show-clips

Comentarios


object(WP_Query)#297 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(65229) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "26-04-2022" ["before"]=> string(10) "24-05-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(65229) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "26-04-2022" ["before"]=> string(10) "24-05-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(19) "economia-y-negocios" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18548 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18571 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18574 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "26-04-2022" ["before"]=> string(10) "24-05-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(467) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-04-26 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-05-24 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (65229) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (16) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18549 (24) { ["ID"]=> int(78740) ["post_author"]=> string(2) "12" ["post_date"]=> string(19) "2022-05-09 10:01:04" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-05-09 15:01:04" ["post_content"]=> string(6766) "La Habana, 1948, el primer intento real de creación de un organismo internacional de comercio; efectivamente se creó y se llamó Organización Internacional de Comercio- OIC- y a pesar de considerarse fallido, no por su operación, sino por su llamado a un mundo en recomposición y reconstrucción después de la Gran Guerra. Era un año convulso en creaciones con órdenes diversos: el Fondo Monetario Internacional hacía su esfuerzo por canalizar monedas de diferente cambio a un orden regulado por patrones aceptados universalmente. A su vez, El Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento – Banco Mundial – hacía su parte en las grandes transferencias de infraestructura. Las cadenas productivas tenían un llamado al intercambio en tanto recomponían su abasto interno. El llamado en ese momento era improcedente.  El intento de La Habana inició un proceso itinerante para las expectativas de comercio internacional, demostrando que la iniciativa era la correcta. Quedaban atrás las prerrogativas hegemónicas del control de combustibles, de carbón, acero, aluminio, vidrio y todas las que de alguna manera enlazaban procesos industriales. La gran enseñanza de la Gran Guerra, en donde imperaron dominios latentes en los perecederos, que desplazaban a las manufacturas ante la escasez y la hambruna que azotó al mundo con mayor avance industrial. La lección no descansaba en la paz, descansaba en la concepción de futuro para nunca repetir la arrogancia de la acumulación por la acumulación misma.  El curso itinerante dejó La Habana para continuar una marcha de avenencia en Francia en Annecy, en el Reino Unido en Torquay, en Uruguay en Punta del Este, en Canadá en Montreal y finalmente en Bélgica en Bruselas. Habría que aclarar que el mundo no se quedaba sin reglas de comercio internacional, existían las adoptadas por el GATT por sus siglas en inglés, General Agreement On Tariffs and Trade. El GATT surgió en la década de los sesenta y el claro impulso del Presidente Kennedy, en 1962, en las negociaciones previas al Acuerdo, trascendieron como “El Kennedy Round”.  La ruta itinerante de estos intentos iniciados en Cuba en 1948, culminaron en el Acuerdo de Marrakech en Marruecos en 1994, año en que inicia La Organización Mundial de Comercio. En realidad el Acuerdo fue signado en 1995. La “Carta “de La Habana como fue conocida, nunca fue reconocida por el congreso norteamericano, lo que resulta curioso por ser la nación impulsora del comercio libre de fronteras. Tal vez resulte interesante un repaso de las condiciones de esos años para entender el rechazo del gobierno norteamericano, iniciando por su intensa actividad multinacional hasta la interpretación de valores agregados que en la mano de obra foránea incitaba al “dumping” como práctica ilegal de acuerdo al GATT. La transferencia de bienes, especialmente perecederos por debajo del costo de producción era sancionada como práctica desleal de comercio. Debemos entender que en esos años el juicio de agregados de valor podría ser meramente interpretativo porque la recolección o cosecha de un perecedero obedecía a temporalidad, como es el caso de la zafra en la caña de azúcar y otros cultivos. También, otro capítulo abría un espectro de especulación: la transferencia de tecnología a un país anfitrión. Cuantificarla significaba un reto, habría que certificar el crédito mercantil y patentes de origen, tareas nada sencillas. Como sea, el mundo vivía con regulaciones temporales y provisionales. El universo de productos abría un esquema casi imposible de adaptar al ritmo de producción y competencia de unos y otros. Las cincuenta naciones firmantes inicialmente, en Marruecos, aportaban más entusiasmo que oportunidades reales de estudio de renglón por renglón.  De cualquier modo, el mundo transitaba en ese gran paso de dejar atrás tarifas, aranceles, imposiciones de traslado hasta conjugar las bases activas de participación libre de fronteras. La utopía de cruzar fronteras se convertía en realidad, pero era menester sentar las bases y signarlas en compromiso formal. No era preciso acudir a una función retrospectiva por cada nación participante. De 1948 a 1995 los países conocían sus fuerzas y sus debilidades; ponerlas en la mesa era cuestión de reconocimiento y no de prerrogativas de dominio, como sucedió en las colonias, con el caucho, el café, azúcar, oleaginosas y hasta el hierro, la plata y el oro.  Se cancelaba el predominio por la supervivencia, se intercambiaban territorios por permanencia en mercados dominados por la especialización y no por la ocupación. Se afinaban las negociaciones en los componentes y no en la producción terminada. Se definía la calidad y la excelencia por encima de la cantidad. Se  entendían las elasticidades de la oferta y la demanda para sostener equilibrios: se hacía el inventario de las ventajas comparativas y se hacía el recuento de los costos para hacerlos marginales en la productividad. Todo esto se hacía para borrar preceptos de autosuficiencia, para borrar el esquema de monopolios y oligopolios en ese afán de trascender compitiendo. Se extendía la diversificación del riesgo, no como aversión llana, se extendía para hacer perdurar los ciclos productivos, para hacer de estos, una función creativa y creciente. Se extendía la noción de entender al mundo en los mismos conceptos y aspiraciones. Se extendía la noción de acercar el mundo más lejano y tentarlo con propuestas de participación, acercando lo más preciado de cada nación y lo más preciado de su talento. Se extendía el orgullo de mostrar la transformación que podía concederse a la más elemental riqueza del suelo o de la creatividad artesanal, plástica o cultural.  México ha transitado por esta ruta descrita; no es casualidad la coincidencia de la creación de la Organización Mundial del Comercio y la visión mexicana del Tratado de Libre Comercio. En 2018 esta ruta ha sido interrumpida por una concepción de gobierno que adopta un discurso que sepulta la fecundidad creativa, que instala en acción de retroceso la marcha de nación, que cifra en la intemperancia el horizonte que brillaba en el denuedo y en la unión. Inicié mi texto…La Habana, 1948; lo cierro…La Habana 2022, el presidente mexicano desprende a México de sus aspiraciones. " ["post_title"]=> string(61) "Más allá del precepto económico, el comercio internacional" ["post_excerpt"]=> string(142) "Como cada lunes, Manuel Torres Rivera reflexiona sobre el impacto de las políticas populistas del actual régimen en la economía mexicana. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(57) "mas-alla-del-precepto-economico-el-comercio-internacional" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-05-09 10:01:04" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-05-09 15:01:04" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=78740" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#18478 (24) { ["ID"]=> int(79202) ["post_author"]=> string(2) "12" ["post_date"]=> string(19) "2022-05-23 09:37:42" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-05-23 14:37:42" ["post_content"]=> string(6532) "Por alguna razón podemos imaginar el arribo de un gobierno populista, un gobierno improvisado sin ninguna acción de gobierno y sin ninguna experiencia, encabezado por un hombre que idealizaba prefecturas más que responsabilidades; que idealizaba las grandezas más que las cimentaciones; que también idealizaba las grandes proezas más que las situaciones y las justificaciones, y finalmente idealizaba la idea de una grandeza cifrada en la omnipotencia y la disposición de arcas repletas de dinero, del circulante añorado como meta y reducto de displicencia. Eso ya podemos aseverarlo y no imaginarlo. Podíamos también imaginar el logro del poder acompañado de la mano que dicta acomodo y reparto, que dicta sentencia sin destino y endoso sin cuestionamiento.  Viene, desde los primeros días de gobierno, no obstante,  la realidad, la ubicación de una fórmula dinámica que resta la demasía por el orden, que disminuye la discrecionalidad de uso del recurso público para enseñar que nada es cautivo en la agenda pública, que nada carece de horizonte en vigilia. El sueño se truncó, el sueño del señorío elevado a la percepción de disposición, a la imaginaria de la riqueza forjada en los años que despejaban una lucha irredenta en la dispersión de la palabra empeñada en un gobierno rico, en la lucha cifrada con el estandarte inerme de defensa de un pueblo pobre. Los años de lucha daban cuenta de la fórmula reversible de una hegemonía invisible en la redención del recurso de una nación para acomodar un discurso ramplón y saquear la hacienda pública para el reparto de los que menos o nada tienen. Si imaginamos que el frentazo fue estéril, el saqueo no lo fue. La sorpresa del desahucio no debiera ser nuestra, la sorpresa fue de la transición de gobierno misma. Las arcas no eran la epítome del señalamiento anclado en décadas de recomposición de un orden de gobierno que siempre ha sido perfectible, pero no condenable. Pero el mensaje nunca fue entendido o si lo fue, resultó fuera de lugar y proporción porque el gobierno en turno jamás recibió beneficio de duda. O bien, recibió con mayor amplitud el beneficio que la duda. Como fuere, se instaló el saqueo de los bienes públicos, reservas incluidas y bienes fideicomitidos.  Desde entonces y la cuenta llega a casi cuatro años, se ha instalado una confusión: para la marcha de la economía, una cuenta creciente es simplemente la consecuencia de una disciplina; para la transición en turno significa una situación de dominio o predominio. Para los agentes productivos es una tarea, para el gobierno es un juego de imposiciones. No es extraño en una interpretación popular o populista poner en apuesta, porque los modelos serios no se dan en un sistema populista, la aceptación de políticas públicas. En el populismo los beneficios son intrascendentes, lo importante a destacar es la inmediata aceptación del discurso que ampara cobertura pero no acción de gobierno. La inducción de respuesta anticipada es imposición y en el libre albedrío de la fórmula del capital esta no es necesaria porque la derrama del ingreso y por tanto bienestar, está descontada desde el proceso inicial de toma de decisiones. Derivado de lo anteriormente expuesto, podemos entender la necesidad de la centralización del poder o por expresarlo en forma diferente, la urgencia de centralizar o acaparar el proceso de toma de decisiones sin consulta de partes y de pares menos aún. Esto constituye la otra fase del populismo: el dominio o predominio del recurso. En el populismo predomina la verticalidad de las decisiones, por tanto, se ignoran las posibles desviaciones a las diferentes ramas de la administración pública. Esto hace que la operación de las decisiones, su implementación y utilización del recurso se traduzca en ineficiencia. La consulta perpetua a la expresión absoluta de poder no puede abarcar la extensa gama de bienes y servicios de todo un aparato estatal.  Por otro lado, la derrama del bien público se sujeta a intermediación y libre disposición del recurso, naturalmente estimado en su dimensión de captura más que en la eficiencia de destino; por ello, la creación de un vehículo de corrupción es inevitable. Más allá de las imperfecciones en el simple traslado del recurso, en esta transición no se ha logrado un padrón confiable en ninguno de los programas que sustentan Sembrando Vida y Jóvenes Construyendo el Futuro y el gran fracaso desde su concepción hasta su implementación, ha significado un quebranto para la nación.  El discurso del presidente siempre ha sido de confrontación y lejos se encuentra el avenimiento de voluntades desde otros sectores, iniciando con los medios y terminando con los productivos. No es posible tomar la vía de la negociación ante una mente tan obcecada en modelos improductivos y agotados. Los espacios de poder no se contemplan en el plano de la obsecuencia y la concesión, simplemente se dan en el terreno de la imposición o el dominio. Así lo ve el presidente o así prefiere verlo; para su retórica y su plan de gobierno, si lo hubiere, no existen espacios compartidos, no existen escenarios que llenan unos y otros, existen los espacios de acción de unos y los de otros. La esfera gubernamental para la concepción del presidente radica en términos absolutos.  La mala noticia para el presidente es que el camino de las imposiciones está sembrado de razones que retan el absolutismo; también están las instituciones como también están las reglas de participación vigentes en tratados y acuerdos, en foros internacionales y en organizaciones en donde el predominio se encuentra tan repartido que borra la prevalencia y alienta el avenimiento y la comunión de ideas universales y aceptadas. Entonces, el gobierno rico del discurso era simplemente el denuedo; el pueblo pobre nunca fue consecuencia de la supuesta riqueza. El gobierno rico se extingue en políticas antagónicas de esta transición; el pueblo pobre se multiplica y el predominio quedó en una imaginaria que nadie avala y que nadie sustenta porque el camino de una nación nunca lo soluciona el predominio.  " ["post_title"]=> string(59) "Del predominio económico: la concepción errónea de la 4t" ["post_excerpt"]=> string(142) "Como cada lunes, Manuel Torres Rivera reflexiona sobre el impacto de las políticas populistas del actual régimen en la economía mexicana. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(55) "del-predominio-economico-la-concepcion-erronea-de-la-4t" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-05-23 09:37:42" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-05-23 14:37:42" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=79202" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18549 (24) { ["ID"]=> int(78740) ["post_author"]=> string(2) "12" ["post_date"]=> string(19) "2022-05-09 10:01:04" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-05-09 15:01:04" ["post_content"]=> string(6766) "La Habana, 1948, el primer intento real de creación de un organismo internacional de comercio; efectivamente se creó y se llamó Organización Internacional de Comercio- OIC- y a pesar de considerarse fallido, no por su operación, sino por su llamado a un mundo en recomposición y reconstrucción después de la Gran Guerra. Era un año convulso en creaciones con órdenes diversos: el Fondo Monetario Internacional hacía su esfuerzo por canalizar monedas de diferente cambio a un orden regulado por patrones aceptados universalmente. A su vez, El Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento – Banco Mundial – hacía su parte en las grandes transferencias de infraestructura. Las cadenas productivas tenían un llamado al intercambio en tanto recomponían su abasto interno. El llamado en ese momento era improcedente.  El intento de La Habana inició un proceso itinerante para las expectativas de comercio internacional, demostrando que la iniciativa era la correcta. Quedaban atrás las prerrogativas hegemónicas del control de combustibles, de carbón, acero, aluminio, vidrio y todas las que de alguna manera enlazaban procesos industriales. La gran enseñanza de la Gran Guerra, en donde imperaron dominios latentes en los perecederos, que desplazaban a las manufacturas ante la escasez y la hambruna que azotó al mundo con mayor avance industrial. La lección no descansaba en la paz, descansaba en la concepción de futuro para nunca repetir la arrogancia de la acumulación por la acumulación misma.  El curso itinerante dejó La Habana para continuar una marcha de avenencia en Francia en Annecy, en el Reino Unido en Torquay, en Uruguay en Punta del Este, en Canadá en Montreal y finalmente en Bélgica en Bruselas. Habría que aclarar que el mundo no se quedaba sin reglas de comercio internacional, existían las adoptadas por el GATT por sus siglas en inglés, General Agreement On Tariffs and Trade. El GATT surgió en la década de los sesenta y el claro impulso del Presidente Kennedy, en 1962, en las negociaciones previas al Acuerdo, trascendieron como “El Kennedy Round”.  La ruta itinerante de estos intentos iniciados en Cuba en 1948, culminaron en el Acuerdo de Marrakech en Marruecos en 1994, año en que inicia La Organización Mundial de Comercio. En realidad el Acuerdo fue signado en 1995. La “Carta “de La Habana como fue conocida, nunca fue reconocida por el congreso norteamericano, lo que resulta curioso por ser la nación impulsora del comercio libre de fronteras. Tal vez resulte interesante un repaso de las condiciones de esos años para entender el rechazo del gobierno norteamericano, iniciando por su intensa actividad multinacional hasta la interpretación de valores agregados que en la mano de obra foránea incitaba al “dumping” como práctica ilegal de acuerdo al GATT. La transferencia de bienes, especialmente perecederos por debajo del costo de producción era sancionada como práctica desleal de comercio. Debemos entender que en esos años el juicio de agregados de valor podría ser meramente interpretativo porque la recolección o cosecha de un perecedero obedecía a temporalidad, como es el caso de la zafra en la caña de azúcar y otros cultivos. También, otro capítulo abría un espectro de especulación: la transferencia de tecnología a un país anfitrión. Cuantificarla significaba un reto, habría que certificar el crédito mercantil y patentes de origen, tareas nada sencillas. Como sea, el mundo vivía con regulaciones temporales y provisionales. El universo de productos abría un esquema casi imposible de adaptar al ritmo de producción y competencia de unos y otros. Las cincuenta naciones firmantes inicialmente, en Marruecos, aportaban más entusiasmo que oportunidades reales de estudio de renglón por renglón.  De cualquier modo, el mundo transitaba en ese gran paso de dejar atrás tarifas, aranceles, imposiciones de traslado hasta conjugar las bases activas de participación libre de fronteras. La utopía de cruzar fronteras se convertía en realidad, pero era menester sentar las bases y signarlas en compromiso formal. No era preciso acudir a una función retrospectiva por cada nación participante. De 1948 a 1995 los países conocían sus fuerzas y sus debilidades; ponerlas en la mesa era cuestión de reconocimiento y no de prerrogativas de dominio, como sucedió en las colonias, con el caucho, el café, azúcar, oleaginosas y hasta el hierro, la plata y el oro.  Se cancelaba el predominio por la supervivencia, se intercambiaban territorios por permanencia en mercados dominados por la especialización y no por la ocupación. Se afinaban las negociaciones en los componentes y no en la producción terminada. Se definía la calidad y la excelencia por encima de la cantidad. Se  entendían las elasticidades de la oferta y la demanda para sostener equilibrios: se hacía el inventario de las ventajas comparativas y se hacía el recuento de los costos para hacerlos marginales en la productividad. Todo esto se hacía para borrar preceptos de autosuficiencia, para borrar el esquema de monopolios y oligopolios en ese afán de trascender compitiendo. Se extendía la diversificación del riesgo, no como aversión llana, se extendía para hacer perdurar los ciclos productivos, para hacer de estos, una función creativa y creciente. Se extendía la noción de entender al mundo en los mismos conceptos y aspiraciones. Se extendía la noción de acercar el mundo más lejano y tentarlo con propuestas de participación, acercando lo más preciado de cada nación y lo más preciado de su talento. Se extendía el orgullo de mostrar la transformación que podía concederse a la más elemental riqueza del suelo o de la creatividad artesanal, plástica o cultural.  México ha transitado por esta ruta descrita; no es casualidad la coincidencia de la creación de la Organización Mundial del Comercio y la visión mexicana del Tratado de Libre Comercio. En 2018 esta ruta ha sido interrumpida por una concepción de gobierno que adopta un discurso que sepulta la fecundidad creativa, que instala en acción de retroceso la marcha de nación, que cifra en la intemperancia el horizonte que brillaba en el denuedo y en la unión. Inicié mi texto…La Habana, 1948; lo cierro…La Habana 2022, el presidente mexicano desprende a México de sus aspiraciones. " ["post_title"]=> string(61) "Más allá del precepto económico, el comercio internacional" ["post_excerpt"]=> string(142) "Como cada lunes, Manuel Torres Rivera reflexiona sobre el impacto de las políticas populistas del actual régimen en la economía mexicana. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(57) "mas-alla-del-precepto-economico-el-comercio-internacional" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-05-09 10:01:04" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-05-09 15:01:04" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=78740" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(25) ["max_num_pages"]=> float(13) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "649822c75fb6104b851f4bf2ca6102a5" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
Más allá del precepto económico, el comercio internacional

Más allá del precepto económico, el comercio internacional

Como cada lunes, Manuel Torres Rivera reflexiona sobre el impacto de las políticas populistas del actual régimen en la economía mexicana.

mayo 9, 2022
Del predominio económico: la concepción errónea de la 4t

Del predominio económico: la concepción errónea de la 4t

Como cada lunes, Manuel Torres Rivera reflexiona sobre el impacto de las políticas populistas del actual régimen en la economía mexicana.

mayo 23, 2022




Más de categoría

¿Es la educación la clave de la movilidad social? 

Bajo la promesa de que la educación es la clave para la movilidad social, muchos estudiantes estadounidenses se endeudan...

mayo 24, 2022
Los datos de empleo y el indicador adelantado de la actividad económica dan signos alentadores para el segundo trimestre del año

Los datos de empleo y el indicador adelantado de la actividad económica dan signos alentadores para el segundo trimestre del año

Ayer el INEGI nos reveló buenas noticias en el panorama económico. Recién acababa de publicar que el Indicador Adelantado...

mayo 24, 2022
Del predominio económico: la concepción errónea de la 4t

Del predominio económico: la concepción errónea de la 4t

Como cada lunes, Manuel Torres Rivera reflexiona sobre el impacto de las políticas populistas del actual régimen en la...

mayo 23, 2022

TRIBULATĬO DEL MUNDO

Los administradores de un país no son entes perpetuos sino parte de la línea del tiempo para poder llegar...

mayo 20, 2022