La resiliencia mundial en un año atípico

Como sucede cada inicio de año, 2020 deparaba un sinfín de objetivos y retos trazados de manera personal y colectiva. Pocos imaginábamos que 2020 sería un año tan atípico. A inicios de enero escuchábamos sobre un virus...

19 de enero, 2021

Como sucede cada inicio de año, 2020 deparaba un sinfín de objetivos y retos trazados de manera personal y colectiva. Pocos imaginábamos que 2020 sería un año tan atípico. A inicios de enero escuchábamos sobre un virus que se propagaba en cierta ciudad de China. Semanas después se fue esparciendo por todo el mundo. En marzo empezaron a decretarse los confinamientos, a partir de entonces, el mundo cambió y se acentuaron una serie de problemas que varios países ya padecían. Recientemente el Banco Mundial realizó un resumen anual del año 2020, titulado “El impacto de la COVID-19 (coronavirus) en 12 gráficos1. A continuación, se exponen algunos puntos a resaltar de dicha publicación. 

En este documento, el Banco Mundial menciona cómo en las últimas décadas se había presentado un avance significativo en la reducción de la pobreza. Es decir, en el número de personas que viven con menos de 1.90 dólares al día; sin embargo, con los acontecimientos de 2020 la tendencia cambió de manera negativa. 

La perspectiva económica mundial estimada para el año pasado, tenía previsto contar con cerca de 614 millones de pobres en el mundo. No obstante, las consecuencias originadas por la COVID-19 cambiaron el panorama y ahora se estima que existen cerca de 702 millones de pobres, es decir existen 88 millones más de personas en condición de pobreza. 

Se estima que el área más afectada fue Asia Meridional. Países como Afganistán, Bangladesh, Bután, India, Irán, Maldivas, Nepal, Pakistán y Sri Lanka contarán con el mayor porcentaje de “nuevos pobres”. En segundo lugar, tenemos a África al sur del Sahara, en donde encontramos países como Angola, Camerún, el Congo, Kenya, Mozambique, entre otros.

De igual forma, la economía mundial vive momentos de recesión, la cual es la más profunda desde la Segunda Guerra Mundial. Lo anterior, generará que los países que ya estaban endeudados tengan menos capacidad de pago, ya que muchos de ellos están destinando sus recursos a atender la pandemia (temas de salud). Es por eso que organismos internacionales como el mismo Banco y el Fondo Monetario Internacional (FMI), instalarán la suspensión de los pagos del servicio de la deuda de los países más pobres mediante la Iniciativa de Suspensión del Servicio de la Deuda.

De la misma manera, la COVID-19, está generando un impacto negativo en la mayoría de las empresas y por ende en el empleo. Evidentemente las microempresas, pequeñas y medianas empresas de los países en desarrollo son las más vulnerables. 

El Banco destaca una encuesta que realizaron, donde los resultados señalan que las empresas que pueden, están reteniendo a su personal; sin embargo, dentro de los ajustes de empleo en plena pandemia, la encuesta arroja que el 19%  de empresas ha despedido a personal, el 24% ha optado por reducción de salarios y el 32% la reducción de horas laborales. Todo lo anterior, afecta de manera directa los ingresos de las familias2.

La publicación hace referencia al regreso de migrantes a sus países de origen y por ende una probable disminución de las remesas. Hay que recordar que estas “ayudas”, permiten a los beneficiarios de cada país contar con recursos adicionales y así compensar sus ingresos. En ese sentido, el Banco ha estimado que para 2021 se tiene previsto una disminución de un 14% de estos recursos. Las regiones de Europa y Asia central serán las que presentarán una mayor caída. 

Además de los puntos antes expuestos, la publicación hace referencia a otros factores más, como los efectos derivados del cierre total de escuelas, el aumento de los costos médicos en los bolsillos de la población, los problemas que origina la desigualdad relacionadas con la conexión a internet, etc.

El impacto total causado por la pandemia y sus consecuencias está por conocerse, de momento sabemos solo algunos datos y estimaciones; sin embargo, este 2021 empieza similar a como terminó 2020. Eso sí, con muchos aprendizajes, lecciones y con la esperanza que las diversas vacunas cumplan con su finalidad y permitan al mundo restablecer una vida libre de confinamiento.

1 https://blogs.worldbank.org/es/voices/resumen-anual-2020-el-impacto-de-la-covid-19-coronavirus-en-12-graficos

2 La encuesta fue realizada a 100 mil empresas en 51 países.

se encuentra disponible en la siguiente liga: http://documents1.worldbank.org/curated/en/399751602248069405/pdf/Unmasking-the-Impact-of-COVID-19-on-Businesses-Firm-Level-Evidence-from-Across-the-World.pdf

Comentarios


object(WP_Query)#16266 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(60382) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "05-09-2022" ["before"]=> string(10) "03-10-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(60382) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "05-09-2022" ["before"]=> string(10) "03-10-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(19) "economia-y-negocios" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#16270 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#16268 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#16269 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "05-09-2022" ["before"]=> string(10) "03-10-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-09-05 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-10-03 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (60382) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (16) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#16267 (24) { ["ID"]=> int(82938) ["post_author"]=> string(2) "12" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-05 09:32:57" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-05 14:32:57" ["post_content"]=> string(6938) "Las economías se desenvuelven en su dinamismo. Las interrupciones o ciclos son simples revisiones para comparar desenvolvimiento y acompasar política económica y corregir rumbo y dirección. El Costo de Oportunidad siempre debe estar presente para significar la siguiente mejor alternativa. El uso de recursos públicos debe en todo momento obedecer al planteamiento del agente productivo. Significar obra pública, inversión pública que no requiere mayor traducción que infraestructura, es el paralelo indispensable del desarrollo. Se argumenta que el desarrollo es consecuencia del crecimiento y resulta cierto en tanto la administración pública haga uso correcto del haber público, de la hacienda y captura de recursos.  La aseveración anterior es simple mediación; un gobierno responsable y progresista hace las veces de intérprete de una demanda colectiva de esfuerzos encaminados a la producción. Cuando el haber público sufre una desviación, es por mero excedente en la hacienda para servicios. La balanza correcta debe iniciar por la fase productiva siempre. Esto no significa que el Contrato Social se haga a un lado, es la contemplación objetiva del gasto público el que logra el equilibrio y el equilibrio se logra en una función programática. Cuando se encuentra el punto de equilibrio entre ingresos y egresos, también se encuentra la posibilidad del endeudamiento y para ello, se respetan las fórmulas que conjugan programas de plazo en la renta, en el servicio de la deuda y en las tasas de crecimiento de la economía.  La economía no predice como muchos piensan; estos sientan sus predicciones en supuestos alternativos y la unión de factores de riesgo y ocurrencias imprevistas hacen del análisis económico lo que no es. La economía anticipa, hace de supuestos verdaderos y probados una alternativa a seguir. Las predicciones se han convertido en una rama que no necesariamente obedece al rigor de la economía, más bien corresponde a la investigación de operaciones o la estadística. La dinámica, auténtico campo de la economía, revisa constantemente el comportamiento del modelo en boga para reafirmar postura o cambiarlo.  La confusión que crea la interpretación del deber económico con situaciones de futuro no ayuda a la verdadera tarea del planteamiento económico. Esto es importante entenderlo porque se mezclan conceptos doctrinarios con las verdaderas opciones del actuar de la economía. Diseñar políticas económicas es la tarea más delicada de un gobierno; en ellas residen todas las posibles atenciones a todos los renglones de servicio público. Es preciso dejar en claro que la recuperación de toda empresa económica debe ser contemplada con verdadera antelación. Un plan económico debe sostener viabilidad y recuperación siempre. El orden cuantitativo impera pero el cualitativo es medible en toda gestión de gobierno.  Separar la cuestión doctrinaria es importante toda vez que los modelos totalitarios han sido abandonados y en aquellas naciones, arrinconadas hoy en día, que pretenden enarbolar manifestaciones de congregación más que de gestión temporal con visos de renovación de gobierno, desestiman preceptos económicos y los sustituyen con fórmulas antagónicas a las prácticas de mercado por el simple desecho de correspondencia con el exterior y adopción de procesos retardatarios en la producción. Los modelos revisionistas quedaron en la historia como ejemplos de reconstrucción y conformaron pasajes con etapas preclaras en la conformación de naciones-estados. El revisionismo daba cabida a la revolución industrial, a los procesos mecanizados y al voto extendido por la paz. Algunas naciones no lo vieron de ese modo. Las fórmulas de producción invocaban una involución al origen y formación del capital. Se confundía tenencia con permanencia. El reto a las fórmulas del capital tomó diversas corrientes que mezclaban pensamiento con ordenamiento; el pensamiento cimentaba la ruta y el ordenamiento, las clases sociales. El orden de las cosas materiales se diluía en el pensamiento y este a su vez, traducía satisfactores en interpretaciones colectivas. Surgía la comuna y la aspiración a una igualdad utópica, cuando los mandos dibujaban un esquema abismal con las clases trabajadoras y no productivas. El modelo naturalmente ahogaba sus propias redenciones cuando se trataba de suplir planta y equipo sin renovación de capital por la ausencia de un simple factor indispensable en toda economía: mercado. Las lecciones de fracasos económicos abundan y las correcciones se han logrado mediante la unión. Todas las acepciones de unión han significado avance económico, avance de entendimiento y avenimiento concluido en tratados comerciales, en instituciones y organismos internacionales. Es decepcionante que existan redentores de modelos probados en su inoperancia, en su atraso, en su descuido a las clases menos protegidas e insistan en la promoción de banderas sepultas en la ignominia y en la repulsión de libertad individual y en la aspiración natural.  La decepción cunde en suelo mexicano por primera vez, cuando examinamos la detención de las primicias democráticas y libertarias, cuando examinamos los fracasos de cuatro años que acumulan pérdidas generacionales y cuando la corrección de rumbo y admisión de falta y probidad de gobierno no llegarán. La pasividad gubernamental reúne plazos irrecuperables en nuestra energía, energía que nutre espacios que ofenden la admisión del capital y la inversión contractual, pasividad en el desdén de potencias aliadas a nuestro espectro comercial ya inscrito por décadas, pasividad en el planteamiento de mercados, toda esta pasividad que contrasta con la inercia indómita de nuestro sector empresarial que no se rinde.  Este tránsito empeñado en la autosuficiencia y en el repudio al capital como síntoma de doctrina invasora del centralismo y el culto a nada, porque personalidad no asoma, reta una y otra vez con un mensaje proscrito en la historia, una permanencia invalidada por su simple mensaje adjetivado en el retraso y en la marginación. Debe sentenciarlo el mexicano común y corriente, debe sentenciarlo el mundo que ostenta libertad y congruencia. Debe cancelarse este destino de fracaso consumado y con vigencia natural de dos años que añadirán a la agenda de recomposición futura. El costo de pasividad se confunde entre el abuso y la arbitrariedad de la transición en turno y la inacción ciudadana. Sería conducente evaluar culpas…" ["post_title"]=> string(35) "El costo de la pasividad económica" ["post_excerpt"]=> string(133) "Como cada lunes, Manuel Torres Rivera reflexiona sobre el impacto de las políticas populistas del gobierno en la economía mexicana." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(34) "el-costo-de-la-pasividad-economica" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-05 09:32:57" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-05 14:32:57" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=82938" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#16244 (24) { ["ID"]=> int(83491) ["post_author"]=> string(2) "12" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-19 13:18:53" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-19 18:18:53" ["post_content"]=> string(6704) "Existen diferencias abismales en las diferentes manifestaciones totalitarias y absolutistas de las últimas décadas; si en Venezuela, al arribo de Chávez al poder había un 29 % de participación privada en el producto venezolano, tal vez la composición entre manufactura, bienes pecuarios, agro e industria, la liga petrolera dictaba el rumbo y acumulación de poder e influencia. De una manera u otra, la circunscripción al hidrocarburo sentaba las reglas de operación de una nación cuyos excedentes competían con un Oriente muy lejano en reservas y en producción de crudo y refinado. Las cosas no tenían razón de continuar por esa senda de captura de cadenas de producción que perdían competencia y participación activa de mercados. El fenómeno socialista daba cuenta de lo que siempre ha dado cuenta: mercados internos insuficientes cuando la apertura no llega.  En Venezuela llegaba la hora de equipar sin participación del capital foráneo, las reposiciones de planta y equipo para renovar el escenario de una competencia que absorbía la región, pero por un tiempo determinado. El abasto logró su cometido, en refinación y crudo por igual, pero con una diferencia con el exterior: el corto plazo. Los mercados cumplen su función siempre en las oportunidades, esa regla no se quebranta, Venezuela se quedaba en un compás de espera en los mares y en la tierra por igual. Sus buques no cumplían los plazos y las escalas de precios que marcaba el orbe circunscrito a tratados e intercambio sin alteraciones o imposiciones de gobiernos totalitarios.  El libre mercado nunca ha sido sometido a pruebas como tampoco ha sido sometido a vicios de origen; esto significa que las manifestaciones monopólicas no añaden a la certidumbre en el abasto. Los regímenes totalitarios no garantizan continuidad y tampoco garantizan cumplimiento de reglas. Las cadenas productivas operando por debajo de los costos de producción locales se convierten en lazos interrumpidos en el abasto tarde o temprano. El subsidio gubernamental dentro de un esquema absolutista no descansa en la renta nacional, descansa en las operaciones que de manera intermitente capta la enseña nacional y de la que depende toda una cadena de servicios públicos. La escasez es el primer síntoma en la falla del Contrato Social. Al no existir equilibrio en la relación ingreso-egreso dentro de un sistema popular, la economía se convierte en un escenario especulativo para afianzar el producto de mono exportación para confrontar la escena interminable de necesidades básicas. El choque es inevitable y por tanto surge la represión, para aquietar o silenciar la demanda social. El control central anula la recomposición de las masas en la cobertura de necesidades primarias. La escala de control nunca tiene límites y cunde en el esquema social en todos los ámbitos, desde el elemental, la nutrición, pasando por la vivienda, la salud pública, la educación y anulando finalmente la esencia cultural.  México vive al día de hoy una confrontación seria en los equilibrios de poder; el caso venezolano expuesto dista todavía de semejar la vivencia mexicana. La composición del producto en cuanto a participación privada supera en prácticamente el triple de lo mencionado en la época del chavizmo; aún así, existen alertas por las intenciones que borran innumerables perspectivas de apertura vigentes. El mensaje desde el poder no logra acomodar las premisas esenciales para el crecimiento de la economía. Si no lo disloca del todo, tampoco lo encamina. Los tropiezos son más que obvios en el tratamiento a los temas de inversión. Por un lado, se corrigen de cuando en cuando, ya sea por la presencia del empresariado mexicano en los círculos alternos al poder en turno o bien, con una presencia palpable de la Casa Blanca. Pero los gobiernos no pueden vivir de rutas alternas, tampoco de correcciones que bien podrían calificarse de llamadas de atención. El gobierno mexicano se ha caracterizado por su definición en décadas. No es el caso ahora.  Los equilibrios de la participación en el producto no pueden romperse desde luego y tal vez su cimentación no de lugar a duda, pero sorprende cierta pasividad de los sectores productivos y cúpulas de asociación de emprendedores que han sembrado una trayectoria sin mácula en el progreso de la nación. Los llamados a Palacio Nacional han sido esporádicos pero han reunido una contundencia sorpresiva en reacciones de tolerancia o bien de espera, sabiendo que las manifestaciones grotescas, que han sido, son pasajeras y la permanencia del capital y el ejercicio de la libre empresa es incólume. Me atrevo a especular sobre un acto consensuado para no alterar las formas y llevar por la senda de la avenencia la comunicación y la convivencia necesarias para evitar la confrontación. Lo expresado merecería un reconocimiento singular a nuestros hombres de empresa, pero el problema surge cuando existen tratados signados que intencionalmente violan reglas pactadas y tientan el terreno del absolutismo y la incongruencia en un llamado abstracto que evoca valores sustraídos de raíces sepultas en la historia, inexistentes hoy, como la soberanía. La abstracción del sentido de expresión popular definitivamente enfrenta la consecución de participación abierta de mercados, de convivencia existente en la escena internacional. No podemos dejar de señalar que la renta de un gobierno popular disminuye expectativas de ingreso y lo sustituye por dispendio alojado en la deuda. Esto, sin miramiento y consideración del costo del capital. La empresa privada enfrenta un escenario complejo, en tanto disimula avenencia con un régimen despótico e irresponsable; con una tasa de inflación cercana al 9%, el costo del capital es imposible alcanzarlo con proyectos de inversión nuevos. No existe una gama redituable en competencia y el Estado apuesta a dos funciones monopólicas sin importar el costo de financiamiento. Las reglas para impulsar proyectos no son las mismas, entonces. Si la coyuntura rumbo al cierre de esta transición presenta lo ya temido, el desafío caprichoso a las reglas de un T-MEC que ha dado vida a la economía mexicana por décadas, salud comercial y financiera, se esperaría una posición firme del sector empresarial, el verdadero poder económico de la nación. " ["post_title"]=> string(28) "El poder económico a prueba" ["post_excerpt"]=> string(135) "Como cada lunes, Manuel Torres Rivera reflexiona sobre el impacto de las políticas populistas del gobierno en la economía mexicana. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(27) "el-poder-economico-a-prueba" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-19 13:18:53" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-19 18:18:53" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=83491" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#16267 (24) { ["ID"]=> int(82938) ["post_author"]=> string(2) "12" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-05 09:32:57" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-05 14:32:57" ["post_content"]=> string(6938) "Las economías se desenvuelven en su dinamismo. Las interrupciones o ciclos son simples revisiones para comparar desenvolvimiento y acompasar política económica y corregir rumbo y dirección. El Costo de Oportunidad siempre debe estar presente para significar la siguiente mejor alternativa. El uso de recursos públicos debe en todo momento obedecer al planteamiento del agente productivo. Significar obra pública, inversión pública que no requiere mayor traducción que infraestructura, es el paralelo indispensable del desarrollo. Se argumenta que el desarrollo es consecuencia del crecimiento y resulta cierto en tanto la administración pública haga uso correcto del haber público, de la hacienda y captura de recursos.  La aseveración anterior es simple mediación; un gobierno responsable y progresista hace las veces de intérprete de una demanda colectiva de esfuerzos encaminados a la producción. Cuando el haber público sufre una desviación, es por mero excedente en la hacienda para servicios. La balanza correcta debe iniciar por la fase productiva siempre. Esto no significa que el Contrato Social se haga a un lado, es la contemplación objetiva del gasto público el que logra el equilibrio y el equilibrio se logra en una función programática. Cuando se encuentra el punto de equilibrio entre ingresos y egresos, también se encuentra la posibilidad del endeudamiento y para ello, se respetan las fórmulas que conjugan programas de plazo en la renta, en el servicio de la deuda y en las tasas de crecimiento de la economía.  La economía no predice como muchos piensan; estos sientan sus predicciones en supuestos alternativos y la unión de factores de riesgo y ocurrencias imprevistas hacen del análisis económico lo que no es. La economía anticipa, hace de supuestos verdaderos y probados una alternativa a seguir. Las predicciones se han convertido en una rama que no necesariamente obedece al rigor de la economía, más bien corresponde a la investigación de operaciones o la estadística. La dinámica, auténtico campo de la economía, revisa constantemente el comportamiento del modelo en boga para reafirmar postura o cambiarlo.  La confusión que crea la interpretación del deber económico con situaciones de futuro no ayuda a la verdadera tarea del planteamiento económico. Esto es importante entenderlo porque se mezclan conceptos doctrinarios con las verdaderas opciones del actuar de la economía. Diseñar políticas económicas es la tarea más delicada de un gobierno; en ellas residen todas las posibles atenciones a todos los renglones de servicio público. Es preciso dejar en claro que la recuperación de toda empresa económica debe ser contemplada con verdadera antelación. Un plan económico debe sostener viabilidad y recuperación siempre. El orden cuantitativo impera pero el cualitativo es medible en toda gestión de gobierno.  Separar la cuestión doctrinaria es importante toda vez que los modelos totalitarios han sido abandonados y en aquellas naciones, arrinconadas hoy en día, que pretenden enarbolar manifestaciones de congregación más que de gestión temporal con visos de renovación de gobierno, desestiman preceptos económicos y los sustituyen con fórmulas antagónicas a las prácticas de mercado por el simple desecho de correspondencia con el exterior y adopción de procesos retardatarios en la producción. Los modelos revisionistas quedaron en la historia como ejemplos de reconstrucción y conformaron pasajes con etapas preclaras en la conformación de naciones-estados. El revisionismo daba cabida a la revolución industrial, a los procesos mecanizados y al voto extendido por la paz. Algunas naciones no lo vieron de ese modo. Las fórmulas de producción invocaban una involución al origen y formación del capital. Se confundía tenencia con permanencia. El reto a las fórmulas del capital tomó diversas corrientes que mezclaban pensamiento con ordenamiento; el pensamiento cimentaba la ruta y el ordenamiento, las clases sociales. El orden de las cosas materiales se diluía en el pensamiento y este a su vez, traducía satisfactores en interpretaciones colectivas. Surgía la comuna y la aspiración a una igualdad utópica, cuando los mandos dibujaban un esquema abismal con las clases trabajadoras y no productivas. El modelo naturalmente ahogaba sus propias redenciones cuando se trataba de suplir planta y equipo sin renovación de capital por la ausencia de un simple factor indispensable en toda economía: mercado. Las lecciones de fracasos económicos abundan y las correcciones se han logrado mediante la unión. Todas las acepciones de unión han significado avance económico, avance de entendimiento y avenimiento concluido en tratados comerciales, en instituciones y organismos internacionales. Es decepcionante que existan redentores de modelos probados en su inoperancia, en su atraso, en su descuido a las clases menos protegidas e insistan en la promoción de banderas sepultas en la ignominia y en la repulsión de libertad individual y en la aspiración natural.  La decepción cunde en suelo mexicano por primera vez, cuando examinamos la detención de las primicias democráticas y libertarias, cuando examinamos los fracasos de cuatro años que acumulan pérdidas generacionales y cuando la corrección de rumbo y admisión de falta y probidad de gobierno no llegarán. La pasividad gubernamental reúne plazos irrecuperables en nuestra energía, energía que nutre espacios que ofenden la admisión del capital y la inversión contractual, pasividad en el desdén de potencias aliadas a nuestro espectro comercial ya inscrito por décadas, pasividad en el planteamiento de mercados, toda esta pasividad que contrasta con la inercia indómita de nuestro sector empresarial que no se rinde.  Este tránsito empeñado en la autosuficiencia y en el repudio al capital como síntoma de doctrina invasora del centralismo y el culto a nada, porque personalidad no asoma, reta una y otra vez con un mensaje proscrito en la historia, una permanencia invalidada por su simple mensaje adjetivado en el retraso y en la marginación. Debe sentenciarlo el mexicano común y corriente, debe sentenciarlo el mundo que ostenta libertad y congruencia. Debe cancelarse este destino de fracaso consumado y con vigencia natural de dos años que añadirán a la agenda de recomposición futura. El costo de pasividad se confunde entre el abuso y la arbitrariedad de la transición en turno y la inacción ciudadana. Sería conducente evaluar culpas…" ["post_title"]=> string(35) "El costo de la pasividad económica" ["post_excerpt"]=> string(133) "Como cada lunes, Manuel Torres Rivera reflexiona sobre el impacto de las políticas populistas del gobierno en la economía mexicana." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(34) "el-costo-de-la-pasividad-economica" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-05 09:32:57" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-05 14:32:57" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=82938" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(22) ["max_num_pages"]=> float(11) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "46eeb7d9a4fe97d932a6839b9d71beca" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
pasividad económica

El costo de la pasividad económica

Como cada lunes, Manuel Torres Rivera reflexiona sobre el impacto de las políticas populistas del gobierno en la economía mexicana.

septiembre 5, 2022

El poder económico a prueba

Como cada lunes, Manuel Torres Rivera reflexiona sobre el impacto de las políticas populistas del gobierno en la economía mexicana.

septiembre 19, 2022




Más de categoría

Liberalismo un tanto contradictorio

Como cada lunes, Manuel Torres Rivera reflexiona sobre el impacto de las políticas populistas del gobierno en la economía...

octubre 3, 2022

El Santo… Ganador del Hándicap de las Américas 2022

“Historias Interesantes Del Turf Siempre Habrá”.

septiembre 30, 2022

Dejar de exportar crudo mexicano es una mala decisión

El problema no es desaparecer o cambiar la estructura de PEMEX; el meollo del asunto está en la decisión...

septiembre 28, 2022

Mítikah, el centro comercial que se acaba de inaugurar en la CDMX

El pasado 23 de septiembre de 2022, Mítikah, abrió sus puertas, se ubica cercas del Centro Coyoacán, que el...

septiembre 28, 2022