LA DISLEXIA IDEOLÓGICA

Desde que la ideología tomó preponderancia en las decisiones de nuestro país,  el desarrollo económico mexicano se aleja de las potencias económicas. En México estamos acercándonos a una ruta peligrosa al creer que la ideología manda sobre...

26 de mayo, 2021

Desde que la ideología tomó preponderancia en las decisiones de nuestro país,  el desarrollo económico mexicano se aleja de las potencias económicas. En México estamos acercándonos a una ruta peligrosa al creer que la ideología manda sobre el dinero. Esto ha quedado demostrado en los compromisos adquiridos por México con el Banco Mundial en estos últimos 12 meses, al solicitar préstamos por 2500 millones de dólares para programas de la parte de recursos naturales para el futuro1, económica fiscal2, liquidez en el sector financiero y mejora en el acceso financiero3. ¿En dónde está ese dinero? ¿Para cuáles programas se usó? ¿Alguien sabrá en qué fueron o serán usados?

En el mundo continuaremos utilizando energía primaria (carbón, crudo, gas natural) como parte fundamental para crear portadores de energía, como lo ha explicado la agencia internacional de energía IEA (2021), Net Zero para 20504 . La confusión radica en que el mundo está evolucionando hacia una mayor utilización de la energía transformada en electricidad en todas las actividades del ser humano. Mucha gente se confunde al creer que “la transición energética” solo se refiere a las energías limpias para generar electricidad. 

Ante esta dislexia energética, es importante dejar en claro, y con énfasis, esta modificación que todo el planeta comenta y que describe a los tipos de energías primarias que serán tomadas para ser transformadas en electricidad, sin considerar el balance energético. El mundo deberá tener claro lo que toma de la naturaleza y cuánto usa realmente de lo que toma. Solo estamos hablando de una parte de la ecuación.

El mundo se ha fijado como meta en 2050 cero emisiones, pero deberá transformar la energía primaria en electricidad con nuevas tecnologías. Algunos datos para que no te confundas:

  • El SER HUMANO5, toma de la energía primaria 587 Exajoules (Ej) y solo aprovecha 66%, el resto se desecha al planeta. Para 2050 aumentará 680 EJ, y de este utilizaremos el 68%. 2% de eficiencia incremental. El negocio de la eficiencia y captura de la oportunidad.
  • Del total de las energías primarias6, convertidas en portadores de energía, 83% son para combustibles y 17% electricidad. En 2050 en el mundo con la política de cero emisiones, seria 51% y 49% respectivamente.
  • En el mundo7 se produce alrededor de 91 Millones de Barriles Diarios de Crudo. En 2050 espera reducción del 75%; Gas Natural 3.89 MilesBcm y contracción del 55%. Ambos hidrocarburos dejarán de ser usados como energías primarias hasta después del 2100, pero deberán tener inversiones en captura de gases de efecto invernadero. ¿PEMEX y CFE sabrán de esto?
  • La minería8 tendrá un papel importante en la disminución de emisiones cero en 2050. ¿Por qué? Requieren materiales para construir equipos del tipo renovables, catalizadores, líneas de transmisión, etc. El tamaño total del mercado de minerales críticos como el cobre, el cobalto, el manganeso y varios metales de tierras raras aumentará casi siete veces entre 2020 y 2030 en la vía neta cero. Los ingresos de esos minerales son mayores que los ingresos del carbón mucho antes de 2030.

Debemos dejar en claro que la electricidad no es energía en sí, sino portadora de la energía para usarse en actividades industriales, tecnológicas y de intercambios comerciales. 

Hay que dejar de continuar confundiendo a la gente sobre la emisión cero al 2050. Que quede claro, esto no significa dejar de contaminar al planeta, pues continuaremos haciéndolo por mucho tiempo. Cuando se habla de cero emisiones se refiere a “La forma de generar la electricidad, con  cero emisiones de gases de efecto invernadero”. Otros procesos industriales como los combustibles, derivados de la petroquímica, y otros procesos, continuarán siendo parte de la vida humana y contaminando.

Esta nueva forma de pensar en el mundo, al realizar el balance energético entre lo que tomamos, transformamos, y generamos para la utilización, creará nuevas oportunidades sustanciales para las empresas en el mundo, y en conjunto con los gobiernos deberán ya estar evaluando, a la nueva forma que el ser humano tendrá que enfrentar con nuevos problemas de seguridad energética, incluida la volatilidad de los precios y los costos adicionales de las transiciones, si la oferta no puede mantenerse al día con la creciente demanda.

¿Es acaso que los gobiernos están usando los recursos financieros públicos para organizar el futuro, o simplemente los están utilizando para el presente de su futuro inmediato? Entonces continuar pensando que cero emisiones significa dejar de contaminar de todo lo que consume el ser humano de la naturaleza, dista de una realidad ideológica pro-ambientalista para el futuro. El hombre seguirá contaminando y no dejará de hacerlo. Deberá adaptarse en tratar de controlar y mantener lo actual, procurando contar con el dinero suficiente para ser utilizado en transformar el futuro, sin una ideología hegemónica bajo una diplomacia ambientalista.

1https://projects.worldbank.org/en/projects-operations/project-detail/P174000

2https://projects.worldbank.org/en/projects-operations/project-detail/P174150

3https://projects.worldbank.org/en/projects-operations/project-detail/P172863

4https://www.iea.org/news/pathway-to-critical-and-formidable-goal-of-net-zero-emissions-by-2050-is-narrow-but-brings-huge-benefits-according-to-iea-special-report

5

6

7

8

 

Comentarios


object(WP_Query)#17939 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(65895) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "28-05-2022" ["before"]=> string(10) "25-06-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(65895) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "28-05-2022" ["before"]=> string(10) "25-06-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(19) "economia-y-negocios" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18056 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17930 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17927 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "28-05-2022" ["before"]=> string(10) "25-06-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-05-28 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-06-25 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (65895) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (16) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17969 (24) { ["ID"]=> int(79989) ["post_author"]=> string(3) "188" ["post_date"]=> string(19) "2022-06-17 09:40:50" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-06-17 14:40:50" ["post_content"]=> string(10170) "La semana pasada, en el 11vo Foro de Emisoras organizado por la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), se evidenció que hay un tema que saca “chispas” en el sector financiero:  el estancamiento del mercado de valores en el país. Y es que en México hay un mercado accionario subdesarrollado.  A pesar de ser considerado como uno de los principales motores de crecimiento de una economía, en nuestro país este mercado es pequeño y poco profundo, además de que cada vez se ha ido achicando más. El mercado accionario o de capitales es parte integrante, junto con el mercado de deuda y de derivados, del mercado de valores (o bursátil). Y al día de hoy, no se ha encontrado la fórmula para desarrollarlo con todo su potencial.  Un mercado pequeño para dos bolsas de valores Una bolsa de valores tiene como finalidad hacer posible el funcionamiento del mercado de valores, ya que es el medio para efectuar y registrar las operaciones de compra y venta de instrumentos financieros que hacen las casas de bolsa (también llamados intermediarios bursátiles), en nombre de sus clientes.  Hasta el 2018, operaba solamente la BMV (creada hace 125 años) como única bolsa de valores en el país. BIVA (Bolsa Institucional de Valores) inició operaciones ese año, a partir de una serie de reformas de la CNBV (Comisión Nacional Bancaria y de Valores) de la SHCP, que buscaban impulsar al mercado bursátil, entre otras, mediante la inclusión de un “competidor” para la BMV. A partir de esa fecha, hay muchos claroscuros sobre las ventajas que la operación de BIVA ha tenido para el mercado.  Para empezar, no ha logrado el objetivo principal de atraer más participantes (emisores e inversionistas) para hacer crecer el mercado de valores, particularmente el de capitales (el mercado de deuda ha tenido mayor desarrollo), y darle mayor dinamismo, que es lo que se buscaba fundamentalmente, al incentivar la competencia.  Se ha cuestionado que más que competir con la BMV, la operación de BIVA solo ha generado “pirateo” de clientes, en detrimento de una mejor funcionalidad del mercado, donde se han visto afectadas las 35 casas de bolsa que operan en el país (que han asumido costos de operación más altos -de hasta 60%-, por ejemplo, por operar los sistemas de comunicación diferentes de las dos bolsas), con aún pocos beneficios para los clientes.  Entre los beneficios, es que las empresas tienen ahora dos bolsas a elegir para emitir (lo que ha reducido costos de listado y mantenimiento en alrededor de un 4%); y para los inversionistas se está promoviendo “el deber de mejor ejecución”, para que, entre otras, sus órdenes de compra y venta de valores se presenten en ambas bolsas, y las casas de bolsa tengan la obligación de darles el mejor precio posible, según las condiciones del mercado.  Pero no se ha generado competencia real. Al pasado 10 de junio, la BMV tenía una participación del 97%, por importe y volumen operado en el mercado local, frente al 3% de BIVA (así como una participación similar por lo operado en el SIC, o mercado global, que cabe decir, ya representa el 54% de todas las operaciones). Claramente, la BMV sigue siendo el actor dominante, que puede mantener el control de precios y del mercado. Un mercado de capitales que no crece y la CNBV que se queda atrás La BMV marca la pauta en el mercado:
  • El eje de la BMV son 5 empresas, que en conjunto acumulan el 55% del principal índice, el S&P/BMV IPC (América Móvil, Walmart, Femsa, Banorte y Grupo México). 
  • El mercado accionario mexicano se caracteriza por su reducido número de emisores. Hace 20 años había 172 empresas listadas/cotizando en la BMV, y hoy hay 143 (se considera que por el tamaño de nuestra economía por lo menos debería haber 500 empresas listadas). 
  • Siete empresas, más Aeroméxico, recientemente, declararon su intención o iniciaron su proceso, para deslistarse (cancelar su registro de acciones en la Bolsa). Lamentablemente, podrían darse más salidas por el poco atractivo que representa una limitada liquidez, y un bajo volumen operado (la liquidez se concentra en las 35 empresas del IPC -el 24% de todas las listadas en la Bolsa-), lo que lleva a valuaciones que no representan lo que esperan los accionistas como valor justo. Cabe destacar que esto sucede a nivel mundial, donde las empresas se deslistan en épocas de volatilidad, o por otras razones, pero en esos casos, es un fenómeno de ciclicidad.
  • Algunas compañías están suspendidas por no cumplir los requisitos para estar en Bolsa que es tener un mínimo de 100 inversionistas y mantener colocado por lo menos el 12% del capital social (float).
  •  Al día de hoy, el mercado se ha achicado y no hay nuevas empresas listadas. Se habla de una “sequía” de colocaciones. La BMV no espera que se realice ninguna Oferta Pública Inicial (OPI) durante 2022, (ya van 5 años así, entre otros, porque las empresas prefieren colocar en otros mercados, como el de Estados Unidos). BIVA tiene en el tintero la colocación de una empresa nueva (Globcash y una Fibra), pero la CNBV ha retrasado su autorización. 
La CNBV tiene una tarea pendiente que es fortalecer su capacidad supervisora en el sector. A partir de la administración del presidente López Obrador, por la fuga de talentos, la CNBV se ha visto rebasada por su falta de capital humano capacitado.  Además, desde la perspectiva regulatoria, la CNBV se ha enfocado en las empresas, como potenciales emisoras (oferta), y se ha descuidado a los inversionistas (demanda), especialmente a los institucionales, como las Afores, quienes son los principales inversionistas en el país, para fortalecer el mercado. Con las plataformas tecnológicas ha crecido sustancialmente el número de inversionistas minoristas/retail (al cierre del 2021, el número de cuentas de las casas de bolsa fue de 3,090,307, un aumento del 226.2% frente al 2020), pero se ha descuidado la promoción de la cultura y educación financiera en el país, para que se tomen decisiones de inversión bien informadas. El reto Si bien BIVA ha aportado innovación tecnológica a partir de su alianza con Nasdaq, no ha sido aún opción para las empresas medianas que supuestamente eran su objetivo, y no ha generado competencia efectiva en el mercado. Cabría cuestionarse si el tamaño actual del mercado realmente justifica la existencia de dos bolsas de valores en el país, “compitiendo”, o si habría mejor que crear un “mercado alternativo bursátil” enfocado principalmente en el segmento de las empresas medianas, como sucede en varios países en que operan ambos mercados. Actualmente hay condiciones económicas mundiales de volatilidad, y nacionales inciertas, por la incertidumbre que se ha generado con las políticas del presidente López Obrador, que dificultan y han ralentizado la inversión, pero esto no debe ser justificante para no emprender las acciones necesarias para vigorizar al mercado de valores en el país, en la forma en que mejor se adapte a las circunstancias actuales y se proyecte al futuro. Es necesario crear las condiciones para hacer al mercado más atractivo para los emisores (en especial para las empresas medianas, que en su mayoría son familiares, que o no tienen apetito o no cumplen con los requerimientos) y para los inversionistas, como crear mayores incentivos fiscales, mejores valuaciones para las empresas a partir de generarles más visibilidad y mejor distribución (quizás a partir de “dual listings” en otros mercados), más diversidad de productos y vehículos de inversión, un régimen y esquema regulatorio más flexible, y promover una mejor cultura financiera.  Tanto el sector público, como el privado, deben aportar para que en México realmente exista un mercado de valores robusto, quizás segmentado, con un mercado alternativo, que cumpla con su función de ser una fuente fundamental de financiamiento y captación de ahorro, que fomente la actividad económica en el país, más allá de las demás opciones existentes (capital privado, sector bancario, shadow banking, fintech, etc), tanto a nivel local, como globalmente.  El Dr. Jesús de la Fuente Rodríguez de la CNBV, así como Marcos Martínez y José Oriol Bosch, de la BMV, y María Ariza, de BIVA, tienen el reto de cumplir con la consigna de que “el mercado de valores no es para las empresas grandes, es para que las empresas se hagan grandes”, redundando en beneficios para los inversionistas y el país. Hay grandes pendientes y el panorama es retador. Queda mucho trabajo por hacer y por ejecutar. " ["post_title"]=> string(99) "¿Se justifica tener dos bolsas de valores en el país? El tamaño sí importa: BMV, BIVA y la CNBV" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(91) "se-justifica-tener-dos-bolsas-de-valores-en-el-pais-el-tamano-si-importa-bmv-biva-y-la-cnbv" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-06-17 10:24:23" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-06-17 15:24:23" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=79989" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17867 (24) { ["ID"]=> int(79876) ["post_author"]=> string(2) "12" ["post_date"]=> string(19) "2022-06-14 09:42:24" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-06-14 14:42:24" ["post_content"]=> string(6995) "Últimamente se han revisado tasas de crecimiento económico como nunca antes; desde luego las circunstancias ameritan revisión constante, las economías del globo enfrentan cambios inesperados desde la energía hasta los precederos, pasando por cadenas de producción y situaciones de abasto, fundamentalmente materia prima. En México, el Instituto Central de Moneda, el Banco de México, con su política alcista, no ha logrado contener la inflación, pero por otro lado, la transición en turno trató infructuosamente de contener variaciones en precios de una treintena de artículos. Tal vez, el plan no obedeció a estrictas reglas de observancia, que merecen consideración y de ello algo se comenta en este texto. Por principio, un precio no puede controlarse en tanto las cadenas de abasto sean múltiples, esto es, la geografía tan extensa hace de distintos productores diversos orígenes y diversos canales de distribución. La derrama de cualquier perecedero obedecería a un modelo de redes imposible de controlar. Sin olvidar que tratamos de bienes elásticos, el precio reacciona a la cantidad demandada, por tanto, a menor ingreso menor demanda y a mayor precio, mayor posibilidad de sustitución o mayor selectividad en el consumo. Las preferencias de consumo no pueden ser anticipadas en la gran economía.  Ahora, si esta fase no es predecible, podemos seguir especulando hasta topar con los reales problemas en la serie productiva. Iniciemos con el combustible, no en forma metafórica, la gasolina y el transporte. El desplazamiento de mercancías tiene varios meses con incrementos en precios de gasolinas. Los productores agropecuarios no tienen accesos a programas porque han sido cancelados, entonces la producción sufre mermas por la ausencia de crédito, fertilizante y semilla. De existir crédito, sería caro y de plazos inconvenientes. Suceden dos fenómenos, si la demanda supera a la oferta: el consumidor adquiere productos caros y la oferta nacional se contrae, de modo que la importación ocurre con su dosis de inflación, para agravar el problema como consecuencia de lo primero.  Pero este tema es reciente; la improductividad o bien, la falta de crecimiento económico es falta de proyecto económico y ese problema tiene más de tres años. Desde luego el discurso del presidente es lo que más afecta la invitación al capital. También, los pronunciamientos de captura ideológica, los menos y los de capricho de dispendio, los más, no abonan a la confianza de inversionistas. El desorden del gasto corriente, la dádiva sin control y la improvisación han cobrado en renglones de deuda sin medida y en desperdicio de recursos de la nación.  No es novedad la denuncia constante de falta de proyecto como un resumen de impericia de este movimiento supuestamente transformador; al parecer ya asoma el fracaso en la operatividad de proyectos que culminan una etapa esperada en la fase de construcción y una puesta en marcha ficticia para anunciar conclusión y redimir plazos que no corresponden a ninguna fase de operación pero que corresponden a una simple promesa de campaña. Inaugurar no deja atrás la falta de planeación, la tasa interna de retorno de la inversión y tampoco deja atrás la factibilidad de inicio. Si cerramos el cuarto año con estas premisas sin base de operación, podemos concluir cómodamente que ningún proyecto emprendido por esta supuesta transformación llegará a operar. Borremos el espectro de la rentabilidad, simplemente no operarán.  La cadena del bienestar, como bien sabemos, no supera el eufemismo propio de su expresión. Todo lo emprendido en aras de ese vocablo superfluo, ha derivado en fracaso y en costos inimaginables para la nación. Desde el banco, las tandas impagables, el gas, todo ha sido un derroche incomprensible y sin fundamento. Sencillamente, los negocios públicos que mencionó el presidente como tema toral de su gestión, se han convertido en fondos irrecuperables y en un ejercicio de corrupción por la intermediación que pretendió terminar alguna vez y que se ha convertido en la intermediación más grotesca y corrupta de nuestra historia.  No podemos dejar de lado las empresas que pretendía rescatar, el presidente, con un pensamiento trasnochado de autosuficiencia y monopólico, como regresión perversa y como arrebato insustancial de revancha con los sectores productivos herederos del pensamiento proscrito en la liberalidad como término de acomodo del capital y no como doctrina condenable sin sustento. Los términos del progreso no podían caminar en paralelo con los términos de avenimiento con naciones perdedoras como Cuba y Venezuela. Crecer y prosperar caían en la incompatibilidad de la revancha programada desde 2018.  Todo esto que se menciona, preocupa y preocupa mucho, pero hay un fondo que no se toca. Al parecer, el exterior forma una opinión de México y su gobierno; al parecer también, la opinión de las cúpulas empresariales toma forma y tal vez con mayor solidez y con argumentos y criterios que reúnen reprobación del derrotero de nuestra economía. Pero también parece que se cubre todo este actuar con un velo de prudencia que reta un juego de descalificaciones contra un juego de desilusiones. Si el juego es la cautela, pienso que la transición lo va ganando, porque el juego de las desilusiones es terreno fértil para llevar la contraria con imposiciones aún rayando en lo absurdo. Demostrado quedó en el Foro Económico Mundial y en la Cumbre de las Américas. Este juego perverso es del presidente. La perversidad tiene freno y defensa desde luego, pero el juego no termina abruptamente. La unión de criterios y reservas del interior y del exterior muestran diversas caras y tientan con herramientas útiles los parámetros de reacción de un populista reaccionario. Le otorgan variables, créditos los organismos de desarrollo, se juega con reinversiones de utilidades y con la inercia de sectores imposibles de detener en su expansión de mercados para alterar las cifras de inversión directa sin recursos frescos. Se validan dos años de espera para que se vaya.  Inicié mi texto incitando al cuestionamiento del crecimiento económico, recurrente y constante. Se oculta la verdad: México no crece y el raquítico 1% no supera cuatro años de gestión de la 4t. Se mantienen las formas, eso es distinto a las alertas del mal gobierno proclamadas a todos los vientos. La economía finalmente no fue moral, no fue bienestar inducido. Simplemente, no lo fue ni lo será con esta transición. " ["post_title"]=> string(26) "La economía que no fue…" ["post_excerpt"]=> string(125) "Manuel Torres Rivera reflexiona sobre el impacto de las políticas populistas del actual régimen en la economía mexicana. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(22) "la-economia-que-no-fue" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-06-14 09:42:24" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-06-14 14:42:24" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=79876" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17969 (24) { ["ID"]=> int(79989) ["post_author"]=> string(3) "188" ["post_date"]=> string(19) "2022-06-17 09:40:50" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-06-17 14:40:50" ["post_content"]=> string(10170) "La semana pasada, en el 11vo Foro de Emisoras organizado por la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), se evidenció que hay un tema que saca “chispas” en el sector financiero:  el estancamiento del mercado de valores en el país. Y es que en México hay un mercado accionario subdesarrollado.  A pesar de ser considerado como uno de los principales motores de crecimiento de una economía, en nuestro país este mercado es pequeño y poco profundo, además de que cada vez se ha ido achicando más. El mercado accionario o de capitales es parte integrante, junto con el mercado de deuda y de derivados, del mercado de valores (o bursátil). Y al día de hoy, no se ha encontrado la fórmula para desarrollarlo con todo su potencial.  Un mercado pequeño para dos bolsas de valores Una bolsa de valores tiene como finalidad hacer posible el funcionamiento del mercado de valores, ya que es el medio para efectuar y registrar las operaciones de compra y venta de instrumentos financieros que hacen las casas de bolsa (también llamados intermediarios bursátiles), en nombre de sus clientes.  Hasta el 2018, operaba solamente la BMV (creada hace 125 años) como única bolsa de valores en el país. BIVA (Bolsa Institucional de Valores) inició operaciones ese año, a partir de una serie de reformas de la CNBV (Comisión Nacional Bancaria y de Valores) de la SHCP, que buscaban impulsar al mercado bursátil, entre otras, mediante la inclusión de un “competidor” para la BMV. A partir de esa fecha, hay muchos claroscuros sobre las ventajas que la operación de BIVA ha tenido para el mercado.  Para empezar, no ha logrado el objetivo principal de atraer más participantes (emisores e inversionistas) para hacer crecer el mercado de valores, particularmente el de capitales (el mercado de deuda ha tenido mayor desarrollo), y darle mayor dinamismo, que es lo que se buscaba fundamentalmente, al incentivar la competencia.  Se ha cuestionado que más que competir con la BMV, la operación de BIVA solo ha generado “pirateo” de clientes, en detrimento de una mejor funcionalidad del mercado, donde se han visto afectadas las 35 casas de bolsa que operan en el país (que han asumido costos de operación más altos -de hasta 60%-, por ejemplo, por operar los sistemas de comunicación diferentes de las dos bolsas), con aún pocos beneficios para los clientes.  Entre los beneficios, es que las empresas tienen ahora dos bolsas a elegir para emitir (lo que ha reducido costos de listado y mantenimiento en alrededor de un 4%); y para los inversionistas se está promoviendo “el deber de mejor ejecución”, para que, entre otras, sus órdenes de compra y venta de valores se presenten en ambas bolsas, y las casas de bolsa tengan la obligación de darles el mejor precio posible, según las condiciones del mercado.  Pero no se ha generado competencia real. Al pasado 10 de junio, la BMV tenía una participación del 97%, por importe y volumen operado en el mercado local, frente al 3% de BIVA (así como una participación similar por lo operado en el SIC, o mercado global, que cabe decir, ya representa el 54% de todas las operaciones). Claramente, la BMV sigue siendo el actor dominante, que puede mantener el control de precios y del mercado. Un mercado de capitales que no crece y la CNBV que se queda atrás La BMV marca la pauta en el mercado:
  • El eje de la BMV son 5 empresas, que en conjunto acumulan el 55% del principal índice, el S&P/BMV IPC (América Móvil, Walmart, Femsa, Banorte y Grupo México). 
  • El mercado accionario mexicano se caracteriza por su reducido número de emisores. Hace 20 años había 172 empresas listadas/cotizando en la BMV, y hoy hay 143 (se considera que por el tamaño de nuestra economía por lo menos debería haber 500 empresas listadas). 
  • Siete empresas, más Aeroméxico, recientemente, declararon su intención o iniciaron su proceso, para deslistarse (cancelar su registro de acciones en la Bolsa). Lamentablemente, podrían darse más salidas por el poco atractivo que representa una limitada liquidez, y un bajo volumen operado (la liquidez se concentra en las 35 empresas del IPC -el 24% de todas las listadas en la Bolsa-), lo que lleva a valuaciones que no representan lo que esperan los accionistas como valor justo. Cabe destacar que esto sucede a nivel mundial, donde las empresas se deslistan en épocas de volatilidad, o por otras razones, pero en esos casos, es un fenómeno de ciclicidad.
  • Algunas compañías están suspendidas por no cumplir los requisitos para estar en Bolsa que es tener un mínimo de 100 inversionistas y mantener colocado por lo menos el 12% del capital social (float).
  •  Al día de hoy, el mercado se ha achicado y no hay nuevas empresas listadas. Se habla de una “sequía” de colocaciones. La BMV no espera que se realice ninguna Oferta Pública Inicial (OPI) durante 2022, (ya van 5 años así, entre otros, porque las empresas prefieren colocar en otros mercados, como el de Estados Unidos). BIVA tiene en el tintero la colocación de una empresa nueva (Globcash y una Fibra), pero la CNBV ha retrasado su autorización. 
La CNBV tiene una tarea pendiente que es fortalecer su capacidad supervisora en el sector. A partir de la administración del presidente López Obrador, por la fuga de talentos, la CNBV se ha visto rebasada por su falta de capital humano capacitado.  Además, desde la perspectiva regulatoria, la CNBV se ha enfocado en las empresas, como potenciales emisoras (oferta), y se ha descuidado a los inversionistas (demanda), especialmente a los institucionales, como las Afores, quienes son los principales inversionistas en el país, para fortalecer el mercado. Con las plataformas tecnológicas ha crecido sustancialmente el número de inversionistas minoristas/retail (al cierre del 2021, el número de cuentas de las casas de bolsa fue de 3,090,307, un aumento del 226.2% frente al 2020), pero se ha descuidado la promoción de la cultura y educación financiera en el país, para que se tomen decisiones de inversión bien informadas. El reto Si bien BIVA ha aportado innovación tecnológica a partir de su alianza con Nasdaq, no ha sido aún opción para las empresas medianas que supuestamente eran su objetivo, y no ha generado competencia efectiva en el mercado. Cabría cuestionarse si el tamaño actual del mercado realmente justifica la existencia de dos bolsas de valores en el país, “compitiendo”, o si habría mejor que crear un “mercado alternativo bursátil” enfocado principalmente en el segmento de las empresas medianas, como sucede en varios países en que operan ambos mercados. Actualmente hay condiciones económicas mundiales de volatilidad, y nacionales inciertas, por la incertidumbre que se ha generado con las políticas del presidente López Obrador, que dificultan y han ralentizado la inversión, pero esto no debe ser justificante para no emprender las acciones necesarias para vigorizar al mercado de valores en el país, en la forma en que mejor se adapte a las circunstancias actuales y se proyecte al futuro. Es necesario crear las condiciones para hacer al mercado más atractivo para los emisores (en especial para las empresas medianas, que en su mayoría son familiares, que o no tienen apetito o no cumplen con los requerimientos) y para los inversionistas, como crear mayores incentivos fiscales, mejores valuaciones para las empresas a partir de generarles más visibilidad y mejor distribución (quizás a partir de “dual listings” en otros mercados), más diversidad de productos y vehículos de inversión, un régimen y esquema regulatorio más flexible, y promover una mejor cultura financiera.  Tanto el sector público, como el privado, deben aportar para que en México realmente exista un mercado de valores robusto, quizás segmentado, con un mercado alternativo, que cumpla con su función de ser una fuente fundamental de financiamiento y captación de ahorro, que fomente la actividad económica en el país, más allá de las demás opciones existentes (capital privado, sector bancario, shadow banking, fintech, etc), tanto a nivel local, como globalmente.  El Dr. Jesús de la Fuente Rodríguez de la CNBV, así como Marcos Martínez y José Oriol Bosch, de la BMV, y María Ariza, de BIVA, tienen el reto de cumplir con la consigna de que “el mercado de valores no es para las empresas grandes, es para que las empresas se hagan grandes”, redundando en beneficios para los inversionistas y el país. Hay grandes pendientes y el panorama es retador. Queda mucho trabajo por hacer y por ejecutar. " ["post_title"]=> string(99) "¿Se justifica tener dos bolsas de valores en el país? El tamaño sí importa: BMV, BIVA y la CNBV" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(91) "se-justifica-tener-dos-bolsas-de-valores-en-el-pais-el-tamano-si-importa-bmv-biva-y-la-cnbv" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-06-17 10:24:23" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-06-17 15:24:23" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=79989" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(27) ["max_num_pages"]=> float(14) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "e34b99c18f378873921c8d62a321ec0b" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

¿Se justifica tener dos bolsas de valores en el país? El tamaño sí importa: BMV, BIVA y la CNBV

La semana pasada, en el 11vo Foro de Emisoras organizado por la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), se evidenció que hay un...

junio 17, 2022
La economía que no fue…

La economía que no fue…

Manuel Torres Rivera reflexiona sobre el impacto de las políticas populistas del actual régimen en la economía mexicana.

junio 14, 2022




Más de categoría
Más Desafíos del Gobierno. ¡La Liquidación de Codere! ¿Y el Hipódromo?

El Hipódromo… ¿Es una Caja de Cristal?

Para que la industria hípica prolifere, se necesita transparencia para que los clientes tengan la certidumbre necesaria e inviertan...

junio 24, 2022

Nayib Bukele y el Bitcoin

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, se ha caracterizado por tomar decisiones aparentemente innovadoras. ¿Qué resultados le ha...

junio 24, 2022

La región Centro del país exhibe una brecha con respecto a las otras regiones que no existía antes del Covid

José Luis Romero Hicks analiza la situación económica del centro del país tras la pandemia por Covid-19.

junio 23, 2022
EL CORPUS AMBIENTAL DE MÉXICO

EL CORPUS AMBIENTAL DE MÉXICO

Los puntos del decálogo propuestos por México no reflejan un plan real a largo plazo en política ambiental.

junio 22, 2022