La caída en las exportaciones de México en 2020 muestra tendencias en su recuperación 

Una de las variables económicas que más impacto tuvieron derivado de la crisis del Covid-19 el año pasado son las exportaciones. El INEGI acaba de publicar las cifras más recientes de las exportaciones trimestrales por entidad federativa,...

12 de abril, 2021

Una de las variables económicas que más impacto tuvieron derivado de la crisis del Covid-19 el año pasado son las exportaciones.

El INEGI acaba de publicar las cifras más recientes de las exportaciones trimestrales por entidad federativa, en la que el cuarto trimestre de 2020 deja ver una recuperación con respecto al segundo y tercer trimestre del año.

En el segundo trimestre de 2020, las exportaciones totales del país cayeron 40% en relación con el segundo trimestre de 2019; para el tercer trimestre, la caída fue de tan solo 5.6% con respecto al tercer trimestre del 2029; En el cuarto trimestre de 2020, ya aparece un incremento de las exportaciones totales de 4.6% con respecto al cuarto trimestre de 2019.

Variaciones porcentuales de las exportaciones totales de México en las dos últimas crisis económicas

Fuente: Romero Hicks y Galindo S.C. con datos de INEGI.

Al comparar las variaciones en las exportaciones totales en las dos últimas crisis que hemos atravesado, las exportaciones totales del segundo trimestre cayeron más el año pasado que en la crisis financiera de 2009 (40% contra 34.4%).

En contraste, las exportaciones totales del tercer trimestre cayeron más en la crisis financiera de 2009 que el año pasado (27% contra 5.6%).

En cuanto a las exportaciones totales del cuarto trimestre, éstas se recuperaron de manera un poco más robusta en la crisis financiera de 2009 que el año pasado (6.2% de crecimiento contra 4.6%).

Dinámica estatal y regional

La dinámica global de las exportaciones es muy distinta a la que existe en los estados y regiones de México.

Típicamente, los estados de la Región Norte y Centro-Norte del país son los estados con dinámicas de exportación más sólidas.

Solo hay seis estados donde las exportaciones totales anuales rebasan los 21 mil millones de dólares: Chihuahua (54 mil mdd), Coahuila (45 mil mdd), Baja California (40 mil mdd), Nuevo León (34 mil mdd), Tamaulipas (26 mil mdd) y Guanajuato (23 mil mdd).

Luego hay siete estados en los que sus exportaciones anuales oscilan entre 10 mil y 21 mil millones de dólares: Sonora, Jalisco, SLP, Querétaro, Estado de México, Puebla y Campeche.

Sinaloa, Durango, Zacatecas, Michoacán, Morelos, CDMX, Hidalgo, Veracruz y Tabasco son los nueve estados cuyas exportaciones totales anuales oscilan en el rango de entre 1 mil y 10 mil millones de dólares.

En los ocho estados restantes: Baja California Sur, Nayarit, Colima, Oaxaca, Chiapas, Guerrero, Yucatán y Quintana Roo, las exportaciones totales anuales no llegan siquiera a los mil millones de dólares anuales.

De tal manera que, la dinámica regional es muy diferenciada en lo que a exportaciones se refiere visto como monto total, al ver estos cuatro grupos de estados.

No obstante, cabe aclarar que no es lo mismo el monto total de exportaciones anuales que el peso que tienen estas en el PIB de cada estado. Por ejemplo, un estado puede tener un volumen relativamente bajo de sus exportaciones totales, pero el peso de estas en el PIB puede ser relativamente alto.

El siguiente mapa ilustra los cuatro grupos de estados en relación con sus exportaciones totales.

Mapa de color de las exportaciones totales anuales en los estados de la república mexicana con los datos al cuarto trimestre de 2020

Fuente: INEGI.

Numeralia de las exportaciones en los estados en el segundo trimestre

En el segundo trimestre de 2020, los estados cuyas exportaciones disminuyeron más del 50% comparado con el mismo trimestre de 2019 fueron: Aguascalientes, Campeche, Guanajuato, Estado de México, Morelos, Puebla, San Luis Potosí, Yucatán y Quintana Roo.

En estos nueve estados hubo un derrumbe de las exportaciones que oscila entre 54% y 79 por ciento. El caso de Quintana Roo se cuece aparte, pues su caída fue de nada menos que 97.1%.

Estos ocho estados contrastan con los estados en los que los exportaciones van ligadas más al sector agrícola, como es el caso de Michoacán (que aumentó sus exportaciones en 4.1%), Colima (que aumentó sus exportaciones en 6%), o Nayarit (que solo cayeron sus exportaciones en – 8.5%), o Sinaloa (que solo cayeron sus exportaciones en – 6%). 

Variación de las exportaciones de los estados en el segundo, tercero y cuarto trimestre de 2020 con respecto al mismo trimestre de 2019

Fuente: Romero Hicks y Galindo S.C. con datos de INEGI.

Numeralia de las exportaciones en los estados en el tercer trimestre

En el tercer trimestre de 2020, la caída interanual en las exportaciones fue mucho más moderada, pues se fueron abandonando paulatinamente los paros en el sector manufacturero, así como en las actividades extractivas.

En el tercer trimestre, solo el estado de Hidalgo disminuyó más de 50% sus exportaciones (-63.9%). Por su parte, hubo nueve estados cuyas caídas en las exportaciones oscilaron entre el 20% y el 44%: Campeche, Chiapas, CDMX, Michoacán, el Estado de México, Oaxaca, Quintana Roo, Veracruz y Yucatán. 

De todos estos, Quintana Roo nuevamente fue el más afectado pues fue el que registró la caída de – 44.1%.

Cabe mencionar que las recuperaciones en el tercer trimestre, esto es, los estados que incrementaron sus exportaciones con respecto al tercer trimestre de 2019, fueron sumamente moderadas. Dejando de lado a Zacatecas, que aumentó sus exportaciones en 35.7%, el estado que más aumentó sus exportaciones fue Guerrero, en 13%.

Numeralia de las exportaciones en los estados en el cuarto trimestre

En el cuarto trimestre de 2020, ya solo cuatro estados tuvieron caídas en sus exportaciones en más de 20%: Nayarit (-20.5%), Veracruz (-21.2%), Campeche (-24.1%), Hidalgo (-47.9%) y Quintana Roo, el más atípico, con -96.9%.

Por fortuna, las exportaciones de estos cinco estados que reportaron las peores caídas en exportaciones solo suman 4 mil 280 millones de dólares, un 3.8% de los 110 mil 184 millones de dólares que se exportaron en total en el cuarto trimestre.

En el cuarto trimestre de 2020, afortunadamente hubo 19 entidades cuyas exportaciones totales presentaron un incremento en comparación con el cuarto trimestre de 2019, en rangos de incremento que van del 1% (Nuevo León) al 52.2% (Zacatecas).

En el cuarto trimestre ya se nota mucho la recuperación de las exportaciones con respecto al cuarto trimestre de 2020, sobre todo en los estados en donde la dinámica industrial, logística y manufacturera es muy fuerte. 

Tal es el caso de Guanajuato (+ 23.6%), Colima (+ 28.6%), Coahuila (+ 11.5%), Aguascalientes (+26.1%), Morelos (+ 10.9%) y Zacatecas (+ 52.2%).

Al contrario de los estados cuyas exportaciones en el cuarto trimestre experimentaron reducciones, en los seis estados arriba mencionados, las exportaciones suman 27 mil 400 millones de dólares, un 24.8% de los 110 mil 184 millones de dólares que se exportaron en total en el cuarto trimestre.

Últimos comentarios 

Una parte crucial de la recuperación económica de México en 2021 y 2022 vendrá dada por las exportaciones.

En particular, el mercado de los Estados Unidos seguirá mostrando signos de recuperación que servirán como alivio para un buen número de entidades en México, que han sabido diversificar su economía hacia el exterior, al mismo tiempo que han desarrollado su sector exportador.

Las exportaciones del primer trimestre de 2021 reflejarán una demanda inercial un tanto débil por el repunte de la pandemia en enero y febrero en los Estados Unidos y México, así como el desabasto de chips para la industria automotriz. 

A pesar de ello, es posible que este mismo año alcancemos los números que traíamos en 2019 en el monto total de exportaciones. En 2019, exportamos un total de 414 mil 941 millones de dólares; en 2020 sumaron 371 mil 774 millones de dólares. Esa caída de 10.4% se podría ver compensada con un incremento total en el año de al menos un dígito porcentual; se estima entre el 4% y el 8%.  

Twitter: @romero_hicks 

Facebook: José Luis Romero Hicks

Referencias

https://www.inegi.org.mx/temas/exportacionesef/

https://www.inegi.org.mx/temas/exportacionesef/#Tabulados

https://www.inegi.org.mx/app/indicadores/?tm=0&t=11000470

 

Comentarios

Google-news
object(WP_Query)#18551 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(63630) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "23-04-2022" ["before"]=> string(10) "21-05-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(63630) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "23-04-2022" ["before"]=> string(10) "21-05-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(19) "economia-y-negocios" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18549 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18559 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18563 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "23-04-2022" ["before"]=> string(10) "21-05-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(467) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-04-23 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-05-21 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (63630) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (16) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18546 (24) { ["ID"]=> int(78154) ["post_author"]=> string(2) "12" ["post_date"]=> string(19) "2022-04-25 10:34:17" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-04-25 15:34:17" ["post_content"]=> string(6678) "Hablar de finanzas sanas en esta época distancia a las naciones que crecen a pesar de las condiciones globales en donde existe inflación, conflictos bélicos y una cierta animosidad en el traspaso de fronteras más allá de tratados y organizaciones de cobertura y protección civil; el armamento cobra inusitada inquietud en ese ámbito territorial que se antojaba definido de tiempo atrás. Así las cosas, los bloques formados en los tiempos de paz o al menos paz ordenada por supremacía o hegemonía, son puestos a prueba una vez más y cada vez con mayores consecuencias de globalidad que abandona toda idea de la regionalidad de otros días, como el Oriente Medio en los años sesenta.  La apertura de fronteras vive su máxima expresión ante la disyuntiva de alianzas en una Unión Europea que puja el terreno comercial y la Organización del Atlántico Norte que revive supuestos años desterrados en el enfrentamiento. Las fuerzas de la razón enfrentan otra irrupción derivada de un ejercicio pretendidamente erradicado, al menos en las potencias, sin descontar el aislado en dos o tres rincones de la tierra, desde Corea del Norte hasta Cuba. Así, surge un capítulo que desafía el orden pero no impone uno nuevo, simplemente lo acomoda a la circunstancia que merece atención y prioridad.  Es en ese orden de ideas en donde centramos nuestra atención, porque las naciones desarrolladas han recogido todo tipo de infamia en sus historias y han aprendido que la convivencia trasciende el simple intercambio, trasciende la libertad de fronteras traspasables y que la retención de los valores es intercambiable cuando existen respeto y reglas claras. Las naciones emergentes o en proceso de desarrollo aún conservan banderas falsas en un nacionalismo cautivo como fórmula de imposición de criterio de convivencia y no de libertad de creencia y expresión.  Ha tomado un curso de siglos el convencimiento de adaptar el desarrollo al crecimiento y ha tomado buena parte de fracasos tratar modelos de integración sin la fórmula de la economía como rectora esencial para crecer y multiplicar los recursos antes de pensar en la convicción filosófica de pertenencia como único camino en la formación de nación. El nacionalismo existe sin la necesidad de la inducción de una frontera demarcada con líneas de exclusividad.  Si revisamos la pauta trascendental en naciones prósperas, notaremos cierto desprendimiento de captura física de bienes y servicios y cierto orgullo en la convicción de ampliar márgenes de expansión e influencia. Dejando a un lado la fase imperial extinta ahora, la calificación de naciones se basa en la penetración de otras fronteras y mercados; la corriente multinacional ha mostrado que la diversificación no anula riesgos pero los hace menores. El mundo abandonó desde hace tiempo el intento por error y lo suplantó con tecnología y especialización. No existe mayor logro en materia comercial que el reconocimiento de ventajas comparativas. Los tiempos mencionados, México los incorporó con éxito desde 1994 con el Tratado de Libre Comercio. La ruta de la especialización abarcaba todos los órdenes; se incluían reservas no probadas en la posible extracción del subsuelo, de los mares también. Se rendía culto al futuro cifrado en una globalidad probada; se retenía en los valores nacionales la presencia en mercados jamás soñados y se alzaba un ufano sentimiento mexicano que compartía desde artesanía hasta cultura y arte en rincones de la tierra otrora distantes e inalcanzables.  Pero llegó una inefable distracción auto referida por sus patrocinadores como transformación para quitar de en medio los esfuerzos y conquistas y sembrar semillas de discordia y enfrentamiento, para dividir un pensamiento progresista de uno anquilosado en un pasado rencoroso y retributivo de una sola facción. Se instaló un discurso que progresivamente se opaca en la frustración y en la nula gestión de gobierno. Se topan los eufemismos y la simulación con la realidad; se confunden metas de gobierno con insultantes réplicas de supuestas facilidades a una ciudadanía expectante y pasmada que contempla un error tras otro.  La siembra de programas alternos ya no confunde como posiblemente lo hiciera al inicio de la transición tres años atrás. Pudieron sembrarse las formas pero no los resultados; el léxico incluyente dejó de serlo en la calificación de la pobreza, de la salud, de las relaciones con el exterior. Los rubros desatendidos se multiplicaron y la vorágine del dispendio jamás interrumpió su desenfreno hasta abarcar el del endeudamiento, compromisos generacionales que enmarcarán un futuro acotado. Vino la consecuencia: la contracción del país en su movilidad financiera, el estanco en la producción. La arrogancia y desparpajo en el gasto secó las arcas y las reservas. La ceguera interna jamás se preocupó por el asomo del mundo y de la transición en turno el asomo al mundo. Las cifras ahora son una verdadera calígine que desafía toda disciplina y orden económicos. Los equilibrios del ahorro y la inversión para retar la primera en una austeridad inventada y la segunda en una captura del gasto corriente para nunca concluir obra pública. El retroceso doctrinario enseñó sus verdaderas fauces en la regresión a la autosuficiencia y en el monopolio, en la captura de un centralismo perverso y desfasado.  El discurso, atemperado ahora por la sociedad y la ciudadanía, sigue inflamado pero no por la falsedad de su guía, por la venganza y el revanchismo. La frustración del gobernante ya no controla las formas, pero las formas se recogen en la estoicidad firme de la sociedad y la oposición despierta a los recientes triunfos. Los agentes productivos hacen lo suyo, las instituciones mantienen su fortaleza ante el embate. La reacción no es tardía, está en su momento y en su oportunidad. Si algo se ha trastocado son las bases para crecer; el mensaje es de ruindad y de despojo. La invitación al capital y la inversión la hace la economía institucional y la empresa, pilar incólume saturado de talento. No existe un crecimiento sojuzgado, existe un crecimiento amenazado por las formas y el discurso de gobierno.   " ["post_title"]=> string(52) "Las bases del crecimiento económico, trastocadas…" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(47) "las-bases-del-crecimiento-economico-trastocadas" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-04-25 10:34:17" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-04-25 15:34:17" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=78154" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#18467 (24) { ["ID"]=> int(78740) ["post_author"]=> string(2) "12" ["post_date"]=> string(19) "2022-05-09 10:01:04" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-05-09 15:01:04" ["post_content"]=> string(6766) "La Habana, 1948, el primer intento real de creación de un organismo internacional de comercio; efectivamente se creó y se llamó Organización Internacional de Comercio- OIC- y a pesar de considerarse fallido, no por su operación, sino por su llamado a un mundo en recomposición y reconstrucción después de la Gran Guerra. Era un año convulso en creaciones con órdenes diversos: el Fondo Monetario Internacional hacía su esfuerzo por canalizar monedas de diferente cambio a un orden regulado por patrones aceptados universalmente. A su vez, El Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento – Banco Mundial – hacía su parte en las grandes transferencias de infraestructura. Las cadenas productivas tenían un llamado al intercambio en tanto recomponían su abasto interno. El llamado en ese momento era improcedente.  El intento de La Habana inició un proceso itinerante para las expectativas de comercio internacional, demostrando que la iniciativa era la correcta. Quedaban atrás las prerrogativas hegemónicas del control de combustibles, de carbón, acero, aluminio, vidrio y todas las que de alguna manera enlazaban procesos industriales. La gran enseñanza de la Gran Guerra, en donde imperaron dominios latentes en los perecederos, que desplazaban a las manufacturas ante la escasez y la hambruna que azotó al mundo con mayor avance industrial. La lección no descansaba en la paz, descansaba en la concepción de futuro para nunca repetir la arrogancia de la acumulación por la acumulación misma.  El curso itinerante dejó La Habana para continuar una marcha de avenencia en Francia en Annecy, en el Reino Unido en Torquay, en Uruguay en Punta del Este, en Canadá en Montreal y finalmente en Bélgica en Bruselas. Habría que aclarar que el mundo no se quedaba sin reglas de comercio internacional, existían las adoptadas por el GATT por sus siglas en inglés, General Agreement On Tariffs and Trade. El GATT surgió en la década de los sesenta y el claro impulso del Presidente Kennedy, en 1962, en las negociaciones previas al Acuerdo, trascendieron como “El Kennedy Round”.  La ruta itinerante de estos intentos iniciados en Cuba en 1948, culminaron en el Acuerdo de Marrakech en Marruecos en 1994, año en que inicia La Organización Mundial de Comercio. En realidad el Acuerdo fue signado en 1995. La “Carta “de La Habana como fue conocida, nunca fue reconocida por el congreso norteamericano, lo que resulta curioso por ser la nación impulsora del comercio libre de fronteras. Tal vez resulte interesante un repaso de las condiciones de esos años para entender el rechazo del gobierno norteamericano, iniciando por su intensa actividad multinacional hasta la interpretación de valores agregados que en la mano de obra foránea incitaba al “dumping” como práctica ilegal de acuerdo al GATT. La transferencia de bienes, especialmente perecederos por debajo del costo de producción era sancionada como práctica desleal de comercio. Debemos entender que en esos años el juicio de agregados de valor podría ser meramente interpretativo porque la recolección o cosecha de un perecedero obedecía a temporalidad, como es el caso de la zafra en la caña de azúcar y otros cultivos. También, otro capítulo abría un espectro de especulación: la transferencia de tecnología a un país anfitrión. Cuantificarla significaba un reto, habría que certificar el crédito mercantil y patentes de origen, tareas nada sencillas. Como sea, el mundo vivía con regulaciones temporales y provisionales. El universo de productos abría un esquema casi imposible de adaptar al ritmo de producción y competencia de unos y otros. Las cincuenta naciones firmantes inicialmente, en Marruecos, aportaban más entusiasmo que oportunidades reales de estudio de renglón por renglón.  De cualquier modo, el mundo transitaba en ese gran paso de dejar atrás tarifas, aranceles, imposiciones de traslado hasta conjugar las bases activas de participación libre de fronteras. La utopía de cruzar fronteras se convertía en realidad, pero era menester sentar las bases y signarlas en compromiso formal. No era preciso acudir a una función retrospectiva por cada nación participante. De 1948 a 1995 los países conocían sus fuerzas y sus debilidades; ponerlas en la mesa era cuestión de reconocimiento y no de prerrogativas de dominio, como sucedió en las colonias, con el caucho, el café, azúcar, oleaginosas y hasta el hierro, la plata y el oro.  Se cancelaba el predominio por la supervivencia, se intercambiaban territorios por permanencia en mercados dominados por la especialización y no por la ocupación. Se afinaban las negociaciones en los componentes y no en la producción terminada. Se definía la calidad y la excelencia por encima de la cantidad. Se  entendían las elasticidades de la oferta y la demanda para sostener equilibrios: se hacía el inventario de las ventajas comparativas y se hacía el recuento de los costos para hacerlos marginales en la productividad. Todo esto se hacía para borrar preceptos de autosuficiencia, para borrar el esquema de monopolios y oligopolios en ese afán de trascender compitiendo. Se extendía la diversificación del riesgo, no como aversión llana, se extendía para hacer perdurar los ciclos productivos, para hacer de estos, una función creativa y creciente. Se extendía la noción de entender al mundo en los mismos conceptos y aspiraciones. Se extendía la noción de acercar el mundo más lejano y tentarlo con propuestas de participación, acercando lo más preciado de cada nación y lo más preciado de su talento. Se extendía el orgullo de mostrar la transformación que podía concederse a la más elemental riqueza del suelo o de la creatividad artesanal, plástica o cultural.  México ha transitado por esta ruta descrita; no es casualidad la coincidencia de la creación de la Organización Mundial del Comercio y la visión mexicana del Tratado de Libre Comercio. En 2018 esta ruta ha sido interrumpida por una concepción de gobierno que adopta un discurso que sepulta la fecundidad creativa, que instala en acción de retroceso la marcha de nación, que cifra en la intemperancia el horizonte que brillaba en el denuedo y en la unión. Inicié mi texto…La Habana, 1948; lo cierro…La Habana 2022, el presidente mexicano desprende a México de sus aspiraciones. " ["post_title"]=> string(61) "Más allá del precepto económico, el comercio internacional" ["post_excerpt"]=> string(142) "Como cada lunes, Manuel Torres Rivera reflexiona sobre el impacto de las políticas populistas del actual régimen en la economía mexicana. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(57) "mas-alla-del-precepto-economico-el-comercio-internacional" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-05-09 10:01:04" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-05-09 15:01:04" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=78740" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18546 (24) { ["ID"]=> int(78154) ["post_author"]=> string(2) "12" ["post_date"]=> string(19) "2022-04-25 10:34:17" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-04-25 15:34:17" ["post_content"]=> string(6678) "Hablar de finanzas sanas en esta época distancia a las naciones que crecen a pesar de las condiciones globales en donde existe inflación, conflictos bélicos y una cierta animosidad en el traspaso de fronteras más allá de tratados y organizaciones de cobertura y protección civil; el armamento cobra inusitada inquietud en ese ámbito territorial que se antojaba definido de tiempo atrás. Así las cosas, los bloques formados en los tiempos de paz o al menos paz ordenada por supremacía o hegemonía, son puestos a prueba una vez más y cada vez con mayores consecuencias de globalidad que abandona toda idea de la regionalidad de otros días, como el Oriente Medio en los años sesenta.  La apertura de fronteras vive su máxima expresión ante la disyuntiva de alianzas en una Unión Europea que puja el terreno comercial y la Organización del Atlántico Norte que revive supuestos años desterrados en el enfrentamiento. Las fuerzas de la razón enfrentan otra irrupción derivada de un ejercicio pretendidamente erradicado, al menos en las potencias, sin descontar el aislado en dos o tres rincones de la tierra, desde Corea del Norte hasta Cuba. Así, surge un capítulo que desafía el orden pero no impone uno nuevo, simplemente lo acomoda a la circunstancia que merece atención y prioridad.  Es en ese orden de ideas en donde centramos nuestra atención, porque las naciones desarrolladas han recogido todo tipo de infamia en sus historias y han aprendido que la convivencia trasciende el simple intercambio, trasciende la libertad de fronteras traspasables y que la retención de los valores es intercambiable cuando existen respeto y reglas claras. Las naciones emergentes o en proceso de desarrollo aún conservan banderas falsas en un nacionalismo cautivo como fórmula de imposición de criterio de convivencia y no de libertad de creencia y expresión.  Ha tomado un curso de siglos el convencimiento de adaptar el desarrollo al crecimiento y ha tomado buena parte de fracasos tratar modelos de integración sin la fórmula de la economía como rectora esencial para crecer y multiplicar los recursos antes de pensar en la convicción filosófica de pertenencia como único camino en la formación de nación. El nacionalismo existe sin la necesidad de la inducción de una frontera demarcada con líneas de exclusividad.  Si revisamos la pauta trascendental en naciones prósperas, notaremos cierto desprendimiento de captura física de bienes y servicios y cierto orgullo en la convicción de ampliar márgenes de expansión e influencia. Dejando a un lado la fase imperial extinta ahora, la calificación de naciones se basa en la penetración de otras fronteras y mercados; la corriente multinacional ha mostrado que la diversificación no anula riesgos pero los hace menores. El mundo abandonó desde hace tiempo el intento por error y lo suplantó con tecnología y especialización. No existe mayor logro en materia comercial que el reconocimiento de ventajas comparativas. Los tiempos mencionados, México los incorporó con éxito desde 1994 con el Tratado de Libre Comercio. La ruta de la especialización abarcaba todos los órdenes; se incluían reservas no probadas en la posible extracción del subsuelo, de los mares también. Se rendía culto al futuro cifrado en una globalidad probada; se retenía en los valores nacionales la presencia en mercados jamás soñados y se alzaba un ufano sentimiento mexicano que compartía desde artesanía hasta cultura y arte en rincones de la tierra otrora distantes e inalcanzables.  Pero llegó una inefable distracción auto referida por sus patrocinadores como transformación para quitar de en medio los esfuerzos y conquistas y sembrar semillas de discordia y enfrentamiento, para dividir un pensamiento progresista de uno anquilosado en un pasado rencoroso y retributivo de una sola facción. Se instaló un discurso que progresivamente se opaca en la frustración y en la nula gestión de gobierno. Se topan los eufemismos y la simulación con la realidad; se confunden metas de gobierno con insultantes réplicas de supuestas facilidades a una ciudadanía expectante y pasmada que contempla un error tras otro.  La siembra de programas alternos ya no confunde como posiblemente lo hiciera al inicio de la transición tres años atrás. Pudieron sembrarse las formas pero no los resultados; el léxico incluyente dejó de serlo en la calificación de la pobreza, de la salud, de las relaciones con el exterior. Los rubros desatendidos se multiplicaron y la vorágine del dispendio jamás interrumpió su desenfreno hasta abarcar el del endeudamiento, compromisos generacionales que enmarcarán un futuro acotado. Vino la consecuencia: la contracción del país en su movilidad financiera, el estanco en la producción. La arrogancia y desparpajo en el gasto secó las arcas y las reservas. La ceguera interna jamás se preocupó por el asomo del mundo y de la transición en turno el asomo al mundo. Las cifras ahora son una verdadera calígine que desafía toda disciplina y orden económicos. Los equilibrios del ahorro y la inversión para retar la primera en una austeridad inventada y la segunda en una captura del gasto corriente para nunca concluir obra pública. El retroceso doctrinario enseñó sus verdaderas fauces en la regresión a la autosuficiencia y en el monopolio, en la captura de un centralismo perverso y desfasado.  El discurso, atemperado ahora por la sociedad y la ciudadanía, sigue inflamado pero no por la falsedad de su guía, por la venganza y el revanchismo. La frustración del gobernante ya no controla las formas, pero las formas se recogen en la estoicidad firme de la sociedad y la oposición despierta a los recientes triunfos. Los agentes productivos hacen lo suyo, las instituciones mantienen su fortaleza ante el embate. La reacción no es tardía, está en su momento y en su oportunidad. Si algo se ha trastocado son las bases para crecer; el mensaje es de ruindad y de despojo. La invitación al capital y la inversión la hace la economía institucional y la empresa, pilar incólume saturado de talento. No existe un crecimiento sojuzgado, existe un crecimiento amenazado por las formas y el discurso de gobierno.   " ["post_title"]=> string(52) "Las bases del crecimiento económico, trastocadas…" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(47) "las-bases-del-crecimiento-economico-trastocadas" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-04-25 10:34:17" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-04-25 15:34:17" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=78154" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(25) ["max_num_pages"]=> float(13) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "d32f549ee5e70b65534f8c57fefaf25a" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
Las bases del crecimiento económico, trastocadas…

Las bases del crecimiento económico, trastocadas…

Hablar de finanzas sanas en esta época distancia a las naciones que crecen a pesar de las condiciones globales en donde existe...

abril 25, 2022
Más allá del precepto económico, el comercio internacional

Más allá del precepto económico, el comercio internacional

Como cada lunes, Manuel Torres Rivera reflexiona sobre el impacto de las políticas populistas del actual régimen en la economía mexicana.

mayo 9, 2022




Más de categoría

TRIBULATĬO DEL MUNDO

Los administradores de un país no son entes perpetuos sino parte de la línea del tiempo para poder llegar...

mayo 20, 2022

La Importancia de una Nueva Ley de Juegos con Apuesta

Para que la industria hípica renazca, será necesario impulsar una nueva ley de Juegos con Apuesta para proteger a...

mayo 20, 2022
Qué es la metodología Agile y la importancia de su implementación para las empresas

Qué es la metodología Agile y la importancia de su implementación para las empresas

Utilizar una metodología ágil es la mejor forma de abordar los desafíos actuales que se han estado presentando dentro...

mayo 19, 2022

Los magníficos resultados de BBVA en el primer trimestre de 2022

BBVA es un grupo financiero global fundado en el año de 1857. Se trata de una de las mayores...

mayo 18, 2022