La autorregulación del Hipódromo. El invento de Santiago Creel para crear un jugoso negocio… ¿Y así quiere ser presidente? 

Como cada semana, Enrique Rodríguez-Cano comparte los sucesos más importantes de la industria hípica en México y sus trabas políticas. 

15 de julio, 2022 hipodromo de las americas mexico

A medida que el director general de Juegos y Sorteos de la Secretaría de Gobernación, Manuel Marcué Díaz, ha mostrado la fibra y determinación para dotar de un nuevo organismo para regular y vigilar las carreras de caballos con apuesta, en el Hipódromo de las Américas se siguen sumando adeptos ―de verdaderos caballistas y criadores― para que no cejemos en nuestro esfuerzo.

El director nos ha solicitado que le ayudemos a crearlo pues, como quiera, ya llevamos muchos años ―decenios― cabalgando en esta actividad y sostenemos que la única forma de rescatarla es contando con una autoridad hípica impecable. Y por supuesto, que la permisionaria otorgue premios suficientes. Es increíble que en el Clásico Presidencial, que se corre este sábado, los participantes contribuyen con el 55% de la bolsa total. ¡Insólito! Los convenios privados que ha convenido la “asociación reconocida” de caballistas con las huestes de CODERE, siguen siendo privados.

¡Nadie sabe, nadie supo! ¿Eso habrán aceptado? Y con los Futurities de los caballos Cuarto de Milla la contribución de CODERE da risa o pena.
Por cierto, cada vez hay más denuncias que han formulado algunos entrenadores y algún propietario en cuanto al funcionamiento de las carreras. Ya les comentaré.

Ahora bien, un valioso personaje se acaba de adherir a la causa. Es un hombre que también sabe mucho de carreras de caballos: criador exitoso, caballista ―muy amigo de los Racing Gods― pues posiblemente él y su familia criaron, entre otros, a unos de los mejores caballos que algún mexicano ha competido en los USA: el tremendo Luthier Fever, segundo en el Santa Anita Hándicap de 1996. Comentarista deportivo de beisbol ―lo cual hace con deleite, harta pasión y que ha acuñado frases memorables para ejercer su labor―. Me refiero a mi amigo Alfonso Lanzagorta.

Fue árbitro por un tiempo en el Hipódromo y escribió su tesis para titularse como abogado, que denominó “Reglamento Nacional de Carreras de Caballos Pura-Sangre. Notas para el Estudio de sus Aspectos Procesales” la cual me compartió. Es muy interesante ya que puede abonar al cambio que estamos buscando para crear un Órgano Rector que regule las carreras de caballos con apuesta, con independencia de la empresa y de aquellos favorecidos…
En mi opinión, la esencia de la tesis es la crítica fundada que hace del Reglamento de Juegos y Sorteos de 2004, que promulgó el secretario de Gobernación de ese entonces, Santiago Creel Miranda que, ahora, hasta presidente de México quiere ser, en donde, para cumplir sus obscuros fines abrogó el decreto que creó la “Comisión Nacional de Carreras” en 1974 que emitió el recién desaparecido Luis Echeverría, todo para hacerse de un jugoso negocio a través de un amigo suyo. En esta liga se puede leer un artículo que escribí al respecto.

En uno de los capítulos de la tesis ―todos interesantes y bien fundados―, Alfonso no deja de señalar lo que en su opinión fue la puntilla para que los participantes de la hípica queden indefensos del Reglamento en comento, que el pretendiente a la Presidencia de la República, Santiago Creel Miranda permitió. Dice Alfonso:
“Monumento a lo grotesco es el artículo 50 del ordenamiento en comento, mismo que después de dar una definición de hipódromo, en su segundo párrafo estatuye que estos se sujetarán en su operación, independientemente de las disposiciones del Reglamento (que no reglamentan para nada las carreras de caballos en específico), a los usos y costumbres de la industria a nivel nacional e internacional que sean aceptados por los participantes”.

“Ya es oficial, los permisionarios van a autorregularse, no hay molestas autoridades administrativas contra cuyas resoluciones proceda el juicio de garantías. Una industria reglamentada como club social, del cual se puede expulsar a cualquiera en única instancia, si no le parece conveniente su presencia al empresario de tumo, total, así se ha acostumbrado siempre, nada más que ahora no será un atropello, ahora es con la venia de la Secretaría de Gobernación”.

Entre las conclusiones que hace Alfonso en su interesante tesis asegura lo siguiente:
“Por ministerio de la Ley, esta actividad, al traer aparejados el juego y la apuesta como motor principal, debe estar supervisada por el Estado, en uso de las facultades de Rectoría Económica que posee.

La Dirección General Adjunta de Juegos y Sorteos de la Secretaría de Gobernación debe asumir su responsabilidad, dictando una disposición reglamentaria de la Ley de la materia, donde se trate en extenso lo conducente a carreras de caballos, y por virtud de la cual ella sea la que nombre, pague y supervise directamente, a las autoridades fiscalizadoras del espectáculo”.

“En estricto apego a Derecho, la Secretaría de Gobernación no puede delegar las atribuciones que le confiere la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, en particulares, como se estableció desde septiembre de 2004.

Después de veinte años en que se ha dicho de manera fundamentalista que el mercado debe solucionar todo problema económico, este país ha tenido que “rescatar” bancos y carreteras, en procesos en que el latrocinio ha sido la divisa, así como
darse cuenta de lo onerosas que han sido muchísimas privatizaciones
cuestionables.

Después de esas experiencias, vale la pena pronunciarse por un alto cuando se pretende concesionar, junto con los hipódromos, los deberes y potestades de la Secretaría de Gobernación”.

Con gusto a los interesados les mando una copia de esta tesis. Cuento con la autorización de su autor.

Gracias por sus comentarios.

Comentarios


object(WP_Query)#16263 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(81040) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "06-09-2022" ["before"]=> string(10) "04-10-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(81040) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "06-09-2022" ["before"]=> string(10) "04-10-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(19) "economia-y-negocios" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#16259 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#16261 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#16260 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "06-09-2022" ["before"]=> string(10) "04-10-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-09-06 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-10-04 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (81040) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (16) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#16262 (24) { ["ID"]=> int(83936) ["post_author"]=> string(2) "12" ["post_date"]=> string(19) "2022-10-03 09:08:14" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-10-03 14:08:14" ["post_content"]=> string(6441) "En el espacio anterior se comentaba la prudencia del sector empresarial al no confrontar a la administración en turno, al menos en el entorno económico. Del entorno político pueden escribirse cuartillas y argumentos, pero el tema que nos ocupa es la economía. No confrontar reúne varias aristas de interpretación: la primera desde luego alude a la prudencia, sabiendo que las prerrogativas de dispendio corresponden a un modelo equivocado pero en ese equívoco que tal vez se antojaba temporal o pasajero, se ha instalado un derroche jamás imaginado de riqueza nacional. En esa dispersión, como la llama el presidente mismo, se ha desbocado una vertiente no recuperable y también se ha instalado un sistema de compra de voluntades que sin la figura eufemística, se traduce en votos.  El pasmo que esto sugiere, en materia presupuestal y en la consideración del haber nacional, no es menor si se estima que la aberración natural de disponer de la riqueza de la nación no es privilegio de un solo poder. Se ha aludido en este espacio al llamado de Palacio, por así denominar a esa ignominiosa forma de convocar al poder económico de la nación a solventar en un par de horas una especie de consentimiento para continuar una función productiva. Si en ese llamado ha existido cierta coerción disfrazada de avenimiento, el fondo ha sido el soborno medido en capacidad de respuesta de los hombres de empresa. Podemos imaginar un papel en blanco con opciones múltiples que  circunscriben una aportación sin ningún beneficio palpable, otro que la condescendencia de un poder en turno. Sigamos la ruta de la avenencia y de la no confrontación para semblantear un panorama de tránsito: dos años en la vida corporativa de nuestras empresas, no significa un preámbulo digno de consideración y preocupación extremas. Esta segunda interpretación capta cierto sentido en el juego de la permanencia. Una cena, con una opción de diez millones de pesos por año para dos que faltan, tiene un significado no monetario, porque en el curso de la producción de efectivo, para empresas de gran trascendencia y tamaño, es cuota menor y fácilmente diluida en resultados de dos ejercicios naturales. Pero entonces nos plantea un razonamiento contrario al esquema natural del trabajo en paralelo que un gobierno inspira en el acervo de una modernidad presente y el talento derivado de la función productiva.  Consideremos la ética como principio toral de coexistencia. Consideremos la fase de cobertura natural de unos, empresarios y otro, gobierno. Si la convocatoria de un gobierno obedece a las primicias de sostén universal, esto es, una nación, las bases se concretan en la esencia y unión de las fortalezas de ambos; si se extiende una prédica por encima de otra, la convocatoria pierde todo su efecto. Las fuerzas cuando son naturales, se complementan pero cuando no lo son, simplemente chocan. Ahora bien, las corrientes de pensamiento pueden ser complementarias y hasta en veces alternas, pero en nuestro caso, debemos ser claros: la empresa mexicana, reuniendo antecedentes y propulsiones de economía abierta no es compatible con la expulsión de conceptos anacrónicos al progreso, que reúne de tanto en tanto esta transición en turno. La mención de tanto en tanto, centra precisamente lo contradictorio del discurso que una vez instala congruencia con las fases del capital y la inversión y otras, las más, las anula y las arrincona en preceptos antagónicos al pensamiento progresista. Trabajar con estas acepciones tal vez sea la respuesta a esa preocupación latente que algunos traducen como inacción o pasividad, cuando la verdadera representación del producto de la nación radica en manos privadas. Hacer o no hacer no resulta en una disyuntiva preponderante según podemos observar y se explica en el denuedo cotidiano por preservar las formas y enunciados de las cadenas productivas. No puede negarse de la noche a la mañana la preponderancia del intercambio comercial signado y vigente.  Podemos observar también, el curso y significado de nuestro renglón de importaciones y exportaciones para destacar la importancia del intercambio y la globalidad imperante en nuestro medio para empequeñecer, si se aprueba el término, el discurso desafiante y descoordinado de un populismo intrascendente en la escena global que cuenta, la del rédito de plazo. El populismo es de alcances muy cortos en tiempo y en fondo. Es simplemente un tránsito en el uso de recursos y discursos. No deja de inquietar, sin embargo, el silencio desde el rincón del verdadero poder de la economía, que no irrumpa en el respeto de las mínimas reglas de inversión para reclamar un dispendio sin horizonte, sin medida de retorno y sin futuro.  Podemos entender que las reglas de unos y otros sean incompatibles en cuanto al uso del capital, pero finalmente la nación cubre expectativas de verdadera pérdida patrimonial ante el libertinaje emprendido en esta gestión. Ya sabemos que la pérdida será generacional y la recomposición se dará en un marco disciplinario. Todo eso lo sabemos pero la herencia ya lastima el futuro de la nación y no es tarea de trabajo arduo nada más, es herencia infame en infraestructura costosa y deuda impagable. En el espacio anterior se anotaba un precepto inalienable e inalterable: México es una economía de mercado. De eso no existe duda, a pesar de esta imposición populista en turno.  Con las consideraciones expuestas y con las debidas estimaciones de prudencia señaladas, con las circunstancias que predominan por encima de la confrontación abierta con un régimen abstruso en muchos órdenes, con las prerrogativas que conceden libertad a nuestro comercio,  con la consecución que se da y confiere a nuestras líneas de producción, todavía encuentro un liberalismo imperante y satisfactorio pero con ciertas contradicciones en su expresión franca y en su defensa diáfana y contundente. El liberalismo es símbolo de una economía abierta y el léxico adecuado debe ser reiterativo por simple afán de principio y de orden. " ["post_title"]=> string(35) "Liberalismo un tanto contradictorio" ["post_excerpt"]=> string(133) "Como cada lunes, Manuel Torres Rivera reflexiona sobre el impacto de las políticas populistas del gobierno en la economía mexicana." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(35) "liberalismo-un-tanto-contradictorio" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-10-03 10:56:02" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-10-03 15:56:02" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=83936" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#16286 (24) { ["ID"]=> int(83411) ["post_author"]=> string(2) "55" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-16 11:06:09" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-16 16:06:09" ["post_content"]=> string(6471) "En sus “buenos tiempos”, en la planta hípica de las Lomas de Sotelo, se llegaron a ofrecer hasta cinco días de carreras de caballos Pura Sangre cada semana. Claro, en ese entonces no había alguna otra casa de apuestas autorizada. La asistencia promedio era de 10 mil personas por función. ¡Vaya, había mucha afición!  Llegó el día en que entusiastas caballistas y criadores de caballos Cuarto de Milla (QH), encabezados por César Pedrero y Javier Rosique Palavicini, convencieron a Justo F. Fernández para que ofreciera carreras de caballos Cuarto de Milla en el Hipódromo de las Américas que, con el tiempo y un ganchito, lograron asentar sus reales pues estos atletas equinos, tienen su público y afición. Nada comparable con el espectáculo que ofrecen los caballos Pura Sangre, pero se defienden. Se dice que los aficionados a los QH, apuestan entre ellos, pues es su costumbre y tradición. Corren en los cientos de carriles —escenarios temporales— que existen a lo largo y ancho del país. No hay pueblo en que no se organicen carreras parejeras, sobre todo en las ferias ganaderas, con permiso de la Secretaría de Gobernación o sin él. Corren sin regulación ni pruebas de dopaje y algún día “alguien” escuchará que es posible ofrecer carreras de caballos QH con “todas las de la Ley”. Existen proyectos para desarrollar esta actividad muy bien estructurados que seguramente pronto se presentarán a la autoridad reguladora, para que los autorice y así se van a crear muchos empleos especializados. Así, los caballos Cuarto de Milla llegaron al Hipódromo de las Américas y ahora se ofrecen gracias al esfuerzo de los participantes; aunque la permisionaria contribuye muy poco y la Asociación que los representa pues francamente está al servicio de la permisionaria. Basta relatar lo que sucede. En los grandes clásicos millonarios —como el que se corrió hace tres semanas el XXXII DERBY SUBASTA SELECTA para potrillos mexicanos de 3 años— el premio fue de más de millón ochocientos mil pesos y la permisionaria (AHM) contribuyó con solo 100 mil pesos. Este fin de semana pasada se corrió el XXXVIII FUTURITY SUBASTA SELECTA para dosañeros con una bolsa total aproximada a repartir entre caballistas de $ 7,267,600 y la “generosa permisionaria” que opera el hipódromo solo aportó 100 mil pesos. ¿Lo entienden?   Ahora bien, existe un grupo de criadores y caballistas que están seriamente disgustados con los directivos de la Asociación que organiza todo este tinglado y me informan lo siguiente: El último acuerdo de asamblea es que todos los competidores se iban a someter a pruebas de dopaje (pruebas de pelo) para que participaran con piso parejo. ¡No se hicieron! En el mismo libro de subasta se puede leer que, en la última cuota se cobrará adicionalmente a ésta el equivalente a 250 dólares para realizar la prueba de pelo. ¿Por qué no se hicieron…? Incumplir con lo dispuesto es terrible, sobre todo al saber cómo están las cosas, con la extorsión que enfrentan los participantes. Ya me han informado de los resultados de la subasta que se celebró en agosto (23,24 y 25), la cual fue decepcionante. El hecho es que no hubo compradores y es muy probable que todo se deba a la falta de transparencia pues, se asegura, que sigue la extorsión del “negocio de la aguja libre” y muchos caballistas y entrenadores padecen de este asedio. ¿Quién va a querer comprar un caballo para luego competir bajo esas circunstancias?  El primer día de subasta se debieron presentar 195 ejemplares, se retiraron 41 (21%); se vendieron 49 (22%) y se recompraron 105 (53%). Los otros días las cosas no mejoraron. No son números muy halagadores. Lo que me parece increíble es que no existe un informe público de parte de la Asociación que diera a conocer los resultados de la subasta. De manera similar están las cuentas inexistentes de la  “Agrupación de Caballistas del Hipódromo de las Américas A.C”, que a nadie le informan de sus ingresos y de sus acuerdos en lo oscurito que celebran con la empresa. Nadie conoce sus propuestas para rescatar la actividad. Ingresan el 0.4% a sus arcas, de las bolsas que se reparten en las carreras de caballos Pura Sangre y en los Clásicos de QH.  Así, podemos observar otras nimiedades como que la empresa no se ha dignado a tener un “receiving barn” como Dios manda y la Asociación de QH no se los exige, a pesar de que se los cobra. Los ejemplares que llegan a subastarse se alojan en un chiquero. ¡¡¡Los miembros de estas asociaciones van a tener que actuar…!!! Insisto: mientras todo esto cambia, y en vista de la gran cantidad de carreras adicionadas (clásicos) que se van a ofrecer próximamente, no puedo dejar de ser propositivo y solicitarle a la autoridad reguladora ―La Dirección General de Juegos y Sorteos de la secretaría de Gobernación― que habilite un interventor para que supervise que todos los caballos que hayan llegado en los cuatro primeros lugares, se les haga una prueba de pelo después de la carrera, para asegurar a todos los competidores que hayan participado que tuvieron un piso parejo.  Agradezco que hagan sus comentarios en el portal en donde se publica este texto.    " ["post_title"]=> string(80) "Los Caballos Cuarto de Milla en el Hipódromo de las Américas, ¡Algo Anda Mal!" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(74) "los-caballos-cuarto-de-milla-en-el-hipodromo-de-las-americas-algo-anda-mal" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-16 11:06:09" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-16 16:06:09" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=83411" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#16262 (24) { ["ID"]=> int(83936) ["post_author"]=> string(2) "12" ["post_date"]=> string(19) "2022-10-03 09:08:14" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-10-03 14:08:14" ["post_content"]=> string(6441) "En el espacio anterior se comentaba la prudencia del sector empresarial al no confrontar a la administración en turno, al menos en el entorno económico. Del entorno político pueden escribirse cuartillas y argumentos, pero el tema que nos ocupa es la economía. No confrontar reúne varias aristas de interpretación: la primera desde luego alude a la prudencia, sabiendo que las prerrogativas de dispendio corresponden a un modelo equivocado pero en ese equívoco que tal vez se antojaba temporal o pasajero, se ha instalado un derroche jamás imaginado de riqueza nacional. En esa dispersión, como la llama el presidente mismo, se ha desbocado una vertiente no recuperable y también se ha instalado un sistema de compra de voluntades que sin la figura eufemística, se traduce en votos.  El pasmo que esto sugiere, en materia presupuestal y en la consideración del haber nacional, no es menor si se estima que la aberración natural de disponer de la riqueza de la nación no es privilegio de un solo poder. Se ha aludido en este espacio al llamado de Palacio, por así denominar a esa ignominiosa forma de convocar al poder económico de la nación a solventar en un par de horas una especie de consentimiento para continuar una función productiva. Si en ese llamado ha existido cierta coerción disfrazada de avenimiento, el fondo ha sido el soborno medido en capacidad de respuesta de los hombres de empresa. Podemos imaginar un papel en blanco con opciones múltiples que  circunscriben una aportación sin ningún beneficio palpable, otro que la condescendencia de un poder en turno. Sigamos la ruta de la avenencia y de la no confrontación para semblantear un panorama de tránsito: dos años en la vida corporativa de nuestras empresas, no significa un preámbulo digno de consideración y preocupación extremas. Esta segunda interpretación capta cierto sentido en el juego de la permanencia. Una cena, con una opción de diez millones de pesos por año para dos que faltan, tiene un significado no monetario, porque en el curso de la producción de efectivo, para empresas de gran trascendencia y tamaño, es cuota menor y fácilmente diluida en resultados de dos ejercicios naturales. Pero entonces nos plantea un razonamiento contrario al esquema natural del trabajo en paralelo que un gobierno inspira en el acervo de una modernidad presente y el talento derivado de la función productiva.  Consideremos la ética como principio toral de coexistencia. Consideremos la fase de cobertura natural de unos, empresarios y otro, gobierno. Si la convocatoria de un gobierno obedece a las primicias de sostén universal, esto es, una nación, las bases se concretan en la esencia y unión de las fortalezas de ambos; si se extiende una prédica por encima de otra, la convocatoria pierde todo su efecto. Las fuerzas cuando son naturales, se complementan pero cuando no lo son, simplemente chocan. Ahora bien, las corrientes de pensamiento pueden ser complementarias y hasta en veces alternas, pero en nuestro caso, debemos ser claros: la empresa mexicana, reuniendo antecedentes y propulsiones de economía abierta no es compatible con la expulsión de conceptos anacrónicos al progreso, que reúne de tanto en tanto esta transición en turno. La mención de tanto en tanto, centra precisamente lo contradictorio del discurso que una vez instala congruencia con las fases del capital y la inversión y otras, las más, las anula y las arrincona en preceptos antagónicos al pensamiento progresista. Trabajar con estas acepciones tal vez sea la respuesta a esa preocupación latente que algunos traducen como inacción o pasividad, cuando la verdadera representación del producto de la nación radica en manos privadas. Hacer o no hacer no resulta en una disyuntiva preponderante según podemos observar y se explica en el denuedo cotidiano por preservar las formas y enunciados de las cadenas productivas. No puede negarse de la noche a la mañana la preponderancia del intercambio comercial signado y vigente.  Podemos observar también, el curso y significado de nuestro renglón de importaciones y exportaciones para destacar la importancia del intercambio y la globalidad imperante en nuestro medio para empequeñecer, si se aprueba el término, el discurso desafiante y descoordinado de un populismo intrascendente en la escena global que cuenta, la del rédito de plazo. El populismo es de alcances muy cortos en tiempo y en fondo. Es simplemente un tránsito en el uso de recursos y discursos. No deja de inquietar, sin embargo, el silencio desde el rincón del verdadero poder de la economía, que no irrumpa en el respeto de las mínimas reglas de inversión para reclamar un dispendio sin horizonte, sin medida de retorno y sin futuro.  Podemos entender que las reglas de unos y otros sean incompatibles en cuanto al uso del capital, pero finalmente la nación cubre expectativas de verdadera pérdida patrimonial ante el libertinaje emprendido en esta gestión. Ya sabemos que la pérdida será generacional y la recomposición se dará en un marco disciplinario. Todo eso lo sabemos pero la herencia ya lastima el futuro de la nación y no es tarea de trabajo arduo nada más, es herencia infame en infraestructura costosa y deuda impagable. En el espacio anterior se anotaba un precepto inalienable e inalterable: México es una economía de mercado. De eso no existe duda, a pesar de esta imposición populista en turno.  Con las consideraciones expuestas y con las debidas estimaciones de prudencia señaladas, con las circunstancias que predominan por encima de la confrontación abierta con un régimen abstruso en muchos órdenes, con las prerrogativas que conceden libertad a nuestro comercio,  con la consecución que se da y confiere a nuestras líneas de producción, todavía encuentro un liberalismo imperante y satisfactorio pero con ciertas contradicciones en su expresión franca y en su defensa diáfana y contundente. El liberalismo es símbolo de una economía abierta y el léxico adecuado debe ser reiterativo por simple afán de principio y de orden. " ["post_title"]=> string(35) "Liberalismo un tanto contradictorio" ["post_excerpt"]=> string(133) "Como cada lunes, Manuel Torres Rivera reflexiona sobre el impacto de las políticas populistas del gobierno en la economía mexicana." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(35) "liberalismo-un-tanto-contradictorio" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-10-03 10:56:02" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-10-03 15:56:02" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=83936" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(22) ["max_num_pages"]=> float(11) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "d59cd8e3fee15099fd0ae4841d9727ed" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

Liberalismo un tanto contradictorio

Como cada lunes, Manuel Torres Rivera reflexiona sobre el impacto de las políticas populistas del gobierno en la economía mexicana.

octubre 3, 2022

Los Caballos Cuarto de Milla en el Hipódromo de las Américas, ¡Algo Anda Mal!

En sus “buenos tiempos”, en la planta hípica de las Lomas de Sotelo, se llegaron a ofrecer hasta cinco días de carreras...

septiembre 16, 2022




Más de categoría

Liberalismo un tanto contradictorio

Como cada lunes, Manuel Torres Rivera reflexiona sobre el impacto de las políticas populistas del gobierno en la economía...

octubre 3, 2022

El Santo… Ganador del Hándicap de las Américas 2022

“Historias Interesantes Del Turf Siempre Habrá”.

septiembre 30, 2022

Dejar de exportar crudo mexicano es una mala decisión

El problema no es desaparecer o cambiar la estructura de PEMEX; el meollo del asunto está en la decisión...

septiembre 28, 2022

Mítikah, el centro comercial que se acaba de inaugurar en la CDMX

El pasado 23 de septiembre de 2022, Mítikah, abrió sus puertas, se ubica cercas del Centro Coyoacán, que el...

septiembre 28, 2022