HSBC, el banco que se fortalece en México

El pasado 20 de enero de 2022, HSBC anunció que se integraban nuevos consejeros independientes a sus Consejos de Administración.

26 de enero, 2022 HSBC, el banco que se fortalece en México

La política interna de HSBC México establece que sus Consejos de Administración deben renovarse periódicamente con la finalidad de obtener nuevas visiones que contribuyan al reforzamiento de sus actividades.

Por un lado, en los Consejos de Administración de Grupo Financiero HSBC, S.A. de C.V. y de HSBC México, S.A. Institución de Banca Múltiple, se integraron cuatro nuevos Consejeros Independientes, conforme lo aprobaron sus respectivas Asambleas Generales Ordinarias.

Los nombres de los nuevos Consejeros Independientes son:

-José María Zas, expresidente y director general de American Express México, Argentina y Latinoamérica.

 -Pedro José Moreno Cantalejo, exvicepresidente de Administración y Finanzas de Santander. Además, es fundador y director general de Hill House Capital.

-Alberto Ardura González, exdirector de operaciones de Merrill Lynch en México y director de mercados de capital en Latinoamérica de Deutsche Bank.

-Andrés Eugenio Sucre Pulido, fundador y director general de Reservamos, sitio online de compra-venta de boletos de transporte terrestre y aéreo para pasajeros en México.

Y, por otro lado, las Asambleas aprobaron la incorporación de tres nuevos Consejeros Independientes a los Consejos de Administración de las subsidiarias del Grupo Financiero HSBC (Casa de Bolsa, Global Asset Management, Seguros y Pensiones). 

A las subsidiarias del Grupo Financiero HSBC se integran los siguientes Consejeros Independientes:

-Lorena Margarita Cárdenas Costas, directora de finanzas de Abilia, compañía de bienes raíces y miembro independiente del Consejo de Administración de Grupo Industrial Saltillo.

-Eduardo Andrés Donnelly Camacho, director regional de Uber Eats Latinoamérica y exvicepresidente de Servicios de Seguros en American Express.

-También se integra a los Consejos de Administración de las subsidiarias Alberto Ardura González, cuya experiencia profesional ya compartimos. 

Permanece como Consejera Independiente tanto de los Consejos de Administración del Grupo Financiero HSBC como de HSBC México, S.A., Claudia Jañez Sánchez, al igual que Luis Miguel Vilatela, Consejero Independiente Suplente.  

Claudia Jañez Sánchez tiene más de 25 años de experiencia en diversos sectores empresariales. Es licenciada en Derecho por la Universidad La Salle, y tiene un MBA del Instituto Panamericano de Alta Dirección de Empresas (IPADE).  

Por su parte, Luis Miguel Vilatela Riba ha ocupado diferentes posiciones en Grupo Financiero HSBC. Estudió Ingeniería Industrial en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y cuenta con un MBA por la Escuela de Negocios Kellogg de la Universidad del Noroeste de los Estados Unidos.

Comentarios


object(WP_Query)#17930 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(74965) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "03-06-2022" ["before"]=> string(10) "01-07-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(74965) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "03-06-2022" ["before"]=> string(10) "01-07-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(19) "economia-y-negocios" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17932 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17922 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17920 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "03-06-2022" ["before"]=> string(10) "01-07-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-06-03 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-07-01 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (74965) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (16) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17941 (24) { ["ID"]=> int(80053) ["post_author"]=> string(2) "12" ["post_date"]=> string(19) "2022-06-20 10:48:28" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-06-20 15:48:28" ["post_content"]=> string(6761) "El mundo moderno, una y otra vez, demuestra que el talento y guía de las naciones progresistas superan desequilibrios, crisis, conflictos bélicos y abusos en prerrogativas de comercio y de intercambio. Más allá de la mano invisible que acomoda oferta y demanda, existen circunstancias que eliminan dominios temporales, simplemente borran supuestas fronteras de supremacía, porque al fin de una jornada de imposición de un bien cautivo, surge la reciprocidad en otros bienes en demanda. Se escribe esta aseveración en el considerando de las cadenas productivas que cada día dependen menos de productos terminados. El mundo de los componentes ha demostrado sus fortalezas en prácticamente todas las áreas, con la natural exclusión de los perecederos, aún cuando existen semillas, fertilizantes, tecnología de riego, maquinaria y otras necesidades propias del mundo agropecuario, para aunar este capítulo al mencionado.  Las economías encuentran acomodo y el enunciado de este texto alude a ello; desde luego la alusión excluye a las economías de naciones sometidas a sistemas dictatoriales y absolutistas. Creemos poder afirmar que en el mundo moderno, todas las crisis han sido resueltas. De una u otra forma, las naciones-estado han resuelto sus diferencias. Desde los acuerdos de Bretton Woods en New Jersey, en 1944, los organismos internacionales creados, como el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, han realizado sus tareas de reconstrucción, alguna vez y de recomposición del orden natural del comercio y diálogo entre naciones en estos días.  También, derivado de estas tareas invaluables, el concepto global de apertura ha resuelto por la mejor de las vías, la cancelación de fronteras y tarifas y aranceles, la creación de bloques que territorialmente hacen sentido para el intercambio de bienes y servicios. La cooperación económica existe y prueba de ello es la resolución de precios en competencia abierta y la calidad y excelencia que aportan todos los países inscritos en esta globalidad.  Hagamos un poco de historia relativamente reciente, dada la era que construyó una lección importante: el petróleo. Era el año de 1974, nueve países conjugaban su riqueza petrolera para anunciar al mundo industrializado un “embargo” haciendo notar que la acepción de este vocablo es inglés en su raíz y denota captura en el sentido temporal que significa condicionar un aumento significativo en precio y adecua suministro a condiciones muy por encima de los requerimientos ordinarios de mercado. Esto sucedía ante la creación de un Cartel que en sus siglas inglesas también, se denominó OPEC.  Los países industrializados no tuvieron más remedio que aceptar estas condiciones para no frenar sus cadenas de producción. Las reservas obtenidas en un solo año sumaron 55,000 millones de dólares para la recién creada OPEC. Estas reservas a su vez, crearon un mercado secundario de divisas, denominado eurodólares, por su independencia de la Reserva Federal Norteamericana. Esto simplemente era un depósito denominado en dólares, aclarando una vez más que era simple denominación. El mercado se radicó en Londres por la ausencia de encaje legal del Banco de Inglaterra. Desde luego a este mercado novedoso y cuantioso acudieron decenas de “Merchant Banks” con el único propósito de participar en créditos sindicados por bancos agentes o líderes hasta con comisiones de un octavo de un uno por ciento. De estas facilidades crediticias, los gobiernos tomaron ventaja al acceder a una tasa LIBOR, inferior a la tasa PRIME norteamericana.  Aquí viene un punto curioso, que incide en expectativas de mercados de capitales: todos los créditos se concedieron a cinco años de plazo, con la prerrogativa de revolvencia acostumbrada. El mundo industrializado avizoraba dos circunstancias y la primera de ellas era la exploración de yacimientos en occidente; la segunda y más importante era la consideración de demanda de infraestructura de los países de oriente, los mismos que embargaron petróleo. Cundía en sentido humorístico que las naciones de oriente podían comprar Rolls Royce pero carecían de las carreteras adecuadas.  Lo anterior es significativo en el sentido del acomodo global. Los cinco años de plazo de las facilidades financieras fueron proféticos. Surgieron casos aislados de refinanciamiento de partes de capital no cubierto pero en general bastaron para adecuar planes gubernamentales. Los bancos de consorcio se retiraron, todos con utilidades de operación, los yacimientos de los mares del norte fueron explotados, la oferta petrolera se diluyó en precios accesibles para la industria y el mundo progresista abría nuevos canales de comercio a países con riqueza nueva.  Esto que se menciona destaca la problemática que hoy se vive con un conflicto bélico que trastorna eventos ya vividos y superados en otras épocas. No puede negarse dependencia de mercados de otras latitudes pero tampoco puede negarse la prueba que supera un mundo unido y coordinado por las mismas necesidades. El brote inflacionario se encuentra incontrolable de momento. Nuestro socio más importante, la Unión Americana, lanza un plan recesivo y la repercusión en nuestra economía reacciona de forma inmediata con política alcista.  El gobierno mexicano en turno sufre un pasmo de incompetencia y también lo padece en la incongruencia que pretende acomodar sugerencias firmes de la Casa Blanca en materia de inversión ya presente y en marcha y el eterno mensaje desconcertante de la presidencia, mensaje resuelto a seguir alterando el gasto corriente en esa confusión que desvía la intención del dispendio con la interpretación equivocada de inversión productiva.  Las menciones de inclusión en la escena global no reúnen certeza y convicción tampoco. El mundo enfrenta una recomposición y el lenguaje de la transición en turno lo ignora como llamado imperante. Las economías desde luego se reciclan, obedecen a tiempos, pero los tiempos reclaman adscripción a políticas congruentes con la realidad y esa realidad se trastoca en este gobierno. Se abre, por tanto, un compás de espera hasta el 2025. No tenemos certeza sobre la comprensión de esta espera por parte de Canadá y los Estados Unidos. Nosotros en México no la tenemos. " ["post_title"]=> string(29) "Las economías se reciclan..." ["post_excerpt"]=> string(120) "Como cada lunes, Manuel Torres Rivera reflexiona sobre los aspectos más importantes de la economía mundial y mexicana." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(25) "las-economias-se-reciclan" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-06-20 11:07:53" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-06-20 16:07:53" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=80053" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17856 (24) { ["ID"]=> int(79840) ["post_author"]=> string(3) "188" ["post_date"]=> string(19) "2022-06-13 09:26:36" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-06-13 14:26:36" ["post_content"]=> string(9450) "Vaya controversia se ha originado recientemente a partir de un tema que tiene impacto estructural a nivel global:  el crecimiento y desarrollo sostenible. Y es que, o hay un cambio real en la manera de hacer negocios y de invertir, donde se atiendan criterios mínimos de sustentabilidad, o el Cisne Verde del que habla el Banco Internacional de Pagos (BIS) se nos puede presentar en la forma de una “crisis climática y económica sin precedentes”. Los estándares ESG (por sus siglas en inglés) buscan lograr un cambio en la forma en que los inversionistas interactúan con el ambiente, además de considerar aspectos sociales y de gobernanza. En México, este tema es de particular importancia y se ha puesto de manifiesto con la inversión público-privada en obras como la del Tren Maya, que amenaza los equilibrios de los ecosistemas naturales y de las comunidades de ciertas regiones del sureste del país, por no haber presentado debidamente sus manifestaciones de impacto ambiental. El acrónimo ESG o ASG (por sus siglas en español), se refiere a las iniciales de los estándares mínimos a los que deben apegarse las empresas para considerarse sustentables, a través de su compromiso Ambiental, Social (comprende varios aspectos de las relaciones con el ecosistema social de cada compañía), y de buen Gobierno (gobierno corporativo), sin descuidar los aspectos financieros. Estos criterios evolucionaron de lo que desde 1960 se conocía como Inversión Socialmente Responsable (ISR). En 2004 se introdujeron como ESG, cuando el entonces secretario general de las Naciones Unidas, Kofi Annan, llamó a los CEOs de las 50 empresas financieras más grandes del mundo a incluirlos para el manejo responsable de los negocios. Se relacionan con sus Principios de Inversión Responsable (PIR), firmados en el 2006, del que México es parte, y los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que se aprobaron en 2015, como parte de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. Han tenido mayor auge a partir de la pandemia de Covid19, y en la actualidad juegan un rol cada vez más importante en las decisiones de inversión. Pero a últimas fechas han surgido varios cuestionamientos sobre la mejor manera de implementarlos. Aunque en su carta a directores ejecutivos (CEOs) de 2022, Larry Fink, fundador de Blackrock, señaló que “el capitalismo tiene el poder de moldear la sociedad y actuar como un catalizador para el cambio”, y respaldó la necesidad de que las inversiones se enfoquen en los criterios ESG de sustentabilidad; recientemente, por la crisis energética, parece haber cambiado de opinión y ha “flexibilizado” sus criterios de aplicación. Para muchos inversionistas, como Elon Musk, la medición de ESG está en manos de “falsos guerreros de la justicia social” y “son una estafa”. Recientemente, su empresa Tesla fue eliminada del Índice S&P ESG, de la Bolsa de Valores de NY, mientras que la petrolera Exxon Mobile ocupa uno de los primeros 10 lugares en dicho índice. A partir de ahí se ha acrecentado la polémica sobre la manera de calificar y “rankear” a las empresas desde el punto de vista ESG. ¿Por qué importan los criterios ESG? Para crear, proteger y sostener el valor de una empresa, sus órganos de gobierno deben tomar en cuenta no solo los intereses de los accionistas, sino a todo un grupo de interesados legítimos (“stakeholders” como empleados, clientes, proveedores, comunidad), que pueden verse afectados por las actividades de ésta. Los ESG dentro de una empresa (bien identificados, gestionados y medidos), buscan ser una herramienta para atender los intereses de los “stakeholders”, a partir de lo cual la empresa, entre otras cosas, obtiene el beneficio de alcanzar mayor solidez para atraer inversiones (no necesariamente mayor rentabilidad), y por extensión, influyen en la sostenibilidad en el largo plazo del negocio. Por eso se han vuelto tan importantes.  Los datos sobre cómo una empresa cumple o integra los estándares ESG en el negocio generalmente se categorizan como información “no contable” y no se reportan como parte de la información financiera. Los activos intangibles son parte de la valuación de las compañías y el objetivo es que los estándares ESG den información sobre esos intangibles (como el valor y reputación de una marca), al pretender medir las decisiones que toma la administración de la empresa frente al impacto que tienen en su entorno, que afectan su eficiencia operativa, y su dirección estratégica. El camino por recorrer El acrónimo trae a muchos de cabeza. Por su naturaleza intangible, y porque algunos los califican de “holísticos” y también sugieren que se juntan tres variables (la E, la S y la G) que no necesariamente debieran analizarse juntas, hay una gran controversia de cómo aplicarlos. Deloitte por ejemplo propone la creación de índices organizados y claros para ordenar la información de ESG en las empresas. Otros, como Vivek Ramaswamy, que ha atraído mucha atención en los medios financieros últimamente, de plano se oponen a los ESG y dicen que es una creación de los tres fondos de inversión más grandes en el mundo (Blackrock, Vanguard y State Street) para manipular a los mercados de inversionistas pasivos; y enfrenta lo que él llama el capitalismo “woke”, que se centra en la S de los ESG por promover criterios de inclusión y equidad, a una nueva forma de “capitalismo de excelencia” que no dependa de esos criterios y se responsabilice solo de generar “buenos productos y servicios”. Hay una “guerra” por atraer capital de parte de los manejadores de activos en los mercados. También, hay quienes destacan la hipocresía corporativa de quienes se proclaman “verdes” sin serlo, y recurren al “greenwashing”, que son las malas prácticas para atraer inversionistas, a partir del engaño de que los negocios aplican los ESG, aunque en la realidad no sea así. Como el reciente escándalo del DWS/Deutsche Bank por denuncias “greenwashing” sobre el propio encargado de administración de activos de la institución. Por otra parte, hay otros banqueros, como Stuart Kirk de HSBC, que hace unas semanas, a pesar de estar al frente de la dirección global de “inversión responsable”, puso en duda que se tenga que analizar hoy “lo que va a pasar en 20 o 30 años” con el medio ambiente. En una conferencia del Financial Times hizo su ya icónica declaración de que “¿a quién le importa si Miami está seis metros bajo el agua dentro de 100 años?”. Kirk fue suspendido por HSBC, y el banco declaró estar a favor de la inversión responsable. Finalmente, hay quienes sugieren, como Amrith Ramkumar del Wall Street Journal, que “nuestro portafolio de inversión puede salvar al planeta”. El debate está vivo y lo único cierto es que los ESG tienen aún un largo camino de perfeccionamiento por delante.  México y los ESG En 2018, 51 inversionistas institucionales en México firmaron una declaración a favor de la divulgación de información de criterios ESG con el Consejo Consultivo de Finanzas Verdes (CCFV) y la llamada Iniciativa de Financiamiento Verde de la ciudad de Londres, “para acelerar el desarrollo de las finanzas verdes y sustentables dentro del sistema financiero mundial, reducir emisiones y alcanzar los objetivos del Acuerdo de París”. No hay aún una legislación específica en materia de ESG en el país, y las empresas listadas en las bolsas de valores emiten informes sobre ESG de manera voluntaria de acuerdo a marcos internacionales del tema (GRI y PIR). Recientemente la CNBV anunció la emisión de una herramienta de autodiagnóstico ESG y riesgos relacionados para las instituciones que integran el sistema financiero mexicano, que puede ser la antesala de una regulación en la materia. En 2020 se lanzó el Índice S&P/BMV Total México ESG para difundir la importancia de la adopción de los estándares ESG en el ambiente empresarial en el país. El movimiento que inspira la necesidad de criterios ESG en los negocios llegó para quedarse. Seguramente habrá que hacer correcciones en la manera de implementarlos a partir de políticas públicas y regulaciones que clarifiquen y estandaricen su medición, como un “todo” o quizás de manera separada, en especial para que no haya marcos referenciales y conceptuales diferentes para discriminar a una empresa frente otra, en las decisiones de inversión institucionales. Es un tema sobre la atracción de inversiones que irá cobrando cada vez más importancia a nivel mundial y México no puede quedarse atrás.  " ["post_title"]=> string(79) "México y las inversiones: ESG, “greenwashing” y la amenaza del Cisne Verde" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(70) "mexico-y-las-inversiones-esg-greenwashing-y-la-amenaza-del-cisne-verde" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-06-13 09:36:47" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-06-13 14:36:47" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=79840" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17941 (24) { ["ID"]=> int(80053) ["post_author"]=> string(2) "12" ["post_date"]=> string(19) "2022-06-20 10:48:28" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-06-20 15:48:28" ["post_content"]=> string(6761) "El mundo moderno, una y otra vez, demuestra que el talento y guía de las naciones progresistas superan desequilibrios, crisis, conflictos bélicos y abusos en prerrogativas de comercio y de intercambio. Más allá de la mano invisible que acomoda oferta y demanda, existen circunstancias que eliminan dominios temporales, simplemente borran supuestas fronteras de supremacía, porque al fin de una jornada de imposición de un bien cautivo, surge la reciprocidad en otros bienes en demanda. Se escribe esta aseveración en el considerando de las cadenas productivas que cada día dependen menos de productos terminados. El mundo de los componentes ha demostrado sus fortalezas en prácticamente todas las áreas, con la natural exclusión de los perecederos, aún cuando existen semillas, fertilizantes, tecnología de riego, maquinaria y otras necesidades propias del mundo agropecuario, para aunar este capítulo al mencionado.  Las economías encuentran acomodo y el enunciado de este texto alude a ello; desde luego la alusión excluye a las economías de naciones sometidas a sistemas dictatoriales y absolutistas. Creemos poder afirmar que en el mundo moderno, todas las crisis han sido resueltas. De una u otra forma, las naciones-estado han resuelto sus diferencias. Desde los acuerdos de Bretton Woods en New Jersey, en 1944, los organismos internacionales creados, como el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, han realizado sus tareas de reconstrucción, alguna vez y de recomposición del orden natural del comercio y diálogo entre naciones en estos días.  También, derivado de estas tareas invaluables, el concepto global de apertura ha resuelto por la mejor de las vías, la cancelación de fronteras y tarifas y aranceles, la creación de bloques que territorialmente hacen sentido para el intercambio de bienes y servicios. La cooperación económica existe y prueba de ello es la resolución de precios en competencia abierta y la calidad y excelencia que aportan todos los países inscritos en esta globalidad.  Hagamos un poco de historia relativamente reciente, dada la era que construyó una lección importante: el petróleo. Era el año de 1974, nueve países conjugaban su riqueza petrolera para anunciar al mundo industrializado un “embargo” haciendo notar que la acepción de este vocablo es inglés en su raíz y denota captura en el sentido temporal que significa condicionar un aumento significativo en precio y adecua suministro a condiciones muy por encima de los requerimientos ordinarios de mercado. Esto sucedía ante la creación de un Cartel que en sus siglas inglesas también, se denominó OPEC.  Los países industrializados no tuvieron más remedio que aceptar estas condiciones para no frenar sus cadenas de producción. Las reservas obtenidas en un solo año sumaron 55,000 millones de dólares para la recién creada OPEC. Estas reservas a su vez, crearon un mercado secundario de divisas, denominado eurodólares, por su independencia de la Reserva Federal Norteamericana. Esto simplemente era un depósito denominado en dólares, aclarando una vez más que era simple denominación. El mercado se radicó en Londres por la ausencia de encaje legal del Banco de Inglaterra. Desde luego a este mercado novedoso y cuantioso acudieron decenas de “Merchant Banks” con el único propósito de participar en créditos sindicados por bancos agentes o líderes hasta con comisiones de un octavo de un uno por ciento. De estas facilidades crediticias, los gobiernos tomaron ventaja al acceder a una tasa LIBOR, inferior a la tasa PRIME norteamericana.  Aquí viene un punto curioso, que incide en expectativas de mercados de capitales: todos los créditos se concedieron a cinco años de plazo, con la prerrogativa de revolvencia acostumbrada. El mundo industrializado avizoraba dos circunstancias y la primera de ellas era la exploración de yacimientos en occidente; la segunda y más importante era la consideración de demanda de infraestructura de los países de oriente, los mismos que embargaron petróleo. Cundía en sentido humorístico que las naciones de oriente podían comprar Rolls Royce pero carecían de las carreteras adecuadas.  Lo anterior es significativo en el sentido del acomodo global. Los cinco años de plazo de las facilidades financieras fueron proféticos. Surgieron casos aislados de refinanciamiento de partes de capital no cubierto pero en general bastaron para adecuar planes gubernamentales. Los bancos de consorcio se retiraron, todos con utilidades de operación, los yacimientos de los mares del norte fueron explotados, la oferta petrolera se diluyó en precios accesibles para la industria y el mundo progresista abría nuevos canales de comercio a países con riqueza nueva.  Esto que se menciona destaca la problemática que hoy se vive con un conflicto bélico que trastorna eventos ya vividos y superados en otras épocas. No puede negarse dependencia de mercados de otras latitudes pero tampoco puede negarse la prueba que supera un mundo unido y coordinado por las mismas necesidades. El brote inflacionario se encuentra incontrolable de momento. Nuestro socio más importante, la Unión Americana, lanza un plan recesivo y la repercusión en nuestra economía reacciona de forma inmediata con política alcista.  El gobierno mexicano en turno sufre un pasmo de incompetencia y también lo padece en la incongruencia que pretende acomodar sugerencias firmes de la Casa Blanca en materia de inversión ya presente y en marcha y el eterno mensaje desconcertante de la presidencia, mensaje resuelto a seguir alterando el gasto corriente en esa confusión que desvía la intención del dispendio con la interpretación equivocada de inversión productiva.  Las menciones de inclusión en la escena global no reúnen certeza y convicción tampoco. El mundo enfrenta una recomposición y el lenguaje de la transición en turno lo ignora como llamado imperante. Las economías desde luego se reciclan, obedecen a tiempos, pero los tiempos reclaman adscripción a políticas congruentes con la realidad y esa realidad se trastoca en este gobierno. Se abre, por tanto, un compás de espera hasta el 2025. No tenemos certeza sobre la comprensión de esta espera por parte de Canadá y los Estados Unidos. Nosotros en México no la tenemos. " ["post_title"]=> string(29) "Las economías se reciclan..." ["post_excerpt"]=> string(120) "Como cada lunes, Manuel Torres Rivera reflexiona sobre los aspectos más importantes de la economía mundial y mexicana." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(25) "las-economias-se-reciclan" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-06-20 11:07:53" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-06-20 16:07:53" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=80053" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(26) ["max_num_pages"]=> float(13) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "b8fe7529d236dc779c202288bb770200" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

Las economías se reciclan...

Como cada lunes, Manuel Torres Rivera reflexiona sobre los aspectos más importantes de la economía mundial y mexicana.

junio 20, 2022

México y las inversiones: ESG, “greenwashing” y la amenaza del Cisne Verde

Vaya controversia se ha originado recientemente a partir de un tema que tiene impacto estructural a nivel global:  el crecimiento y desarrollo...

junio 13, 2022




Más de categoría

EL ENSAME, FACTOR ECONÓMICO A PARTIR DE 2022

En México seguimos en una política pública de vecindad, no estamos viendo más allá de nuestra colonia.

junio 29, 2022

RedGirasol, la fintech mexicana que financia proyectos de energía limpia 

RedGirasol o Red Girasol (se usa indistintamente), es la primera fintech de energía limpia en México autorizada por la...

junio 29, 2022
El síndrome del Boreout. Qué es y cómo evitarlo en las empresas

El síndrome del Boreout. Qué es y cómo evitarlo en las empresas

¿Cómo evitar el tedio laboral y que éste afecte el desempeño de los trabajadores y el rendimiento de las...

junio 29, 2022

México está muy lejos del “friendshoring” con Estados Unidos: tiro en el pie

Los beneficios que genera la apertura comercial confirman que para México es más conveniente mantenernos en una categoría cercana...

junio 27, 2022