Es cuestión de tiempo para constatar que la desigualdad se habrá incrementado en México debido a la crisis económica del año pasado

Uno de los temas económicos que más atención han recibido en los últimos años es la percepción por parte del público de que existe una desigualdad lacerante en el mundo. Si ya era tendencia el tema de...

1 de febrero, 2021

Uno de los temas económicos que más atención han recibido en los últimos años es la percepción por parte del público de que existe una desigualdad lacerante en el mundo.

Si ya era tendencia el tema de la desigualdad, con la pandemia que estamos atravesando la desigualdad creciente se ha convertido no solo en un debate sino en uno de los aspectos más preocupantes de las políticas públicas.

En el caso de México, los últimos datos con los que contamos para medir la desigualdad por ingresos son de 2018, por lo que aún es un poco apresurado que los dos primeros años del gobierno de Andrés Manuel López Obrador han incrementado la desigualdad.

La semana pasada una nota publicada por la organización Sí por México dio cuenta que la desigualdad había crecido de 2018 a 2020, a diferencia de la mayoría de los cuatro sexenios anteriores. Es posible de 2018 a 2020 sí haya crecido la desigualdad, pero el estudio de Sí por México que afirma que de 2018 a 2020 esto sí ocurrió, utiliza datos de las Encuestas de Ingresos y Gastos de los Hogares que no son comparables para los años que compara.

Sí por México utilizó el llamado Índice de Gini para medir la desigualdad de los ingresos. Como ya lo hemos expuesto en anteriores ocasiones en este espacio, este coeficiente se emplea a menudo para comparar las condiciones de desigualdad en las economías. También se usa para examinar cómo varía la desigualdad de ingresos de una población a través del tiempo. 

Contar con una medición confiable del Índice de Gini puede servir también de norte para la formulación de políticas públicas cuyo objetivo sea alcanzar una mayor igualdad y desarrollo económico. Por ejemplo, una política pública orientada por los resultados de un Índice de Gini en aumento, podría plantear que se ayude a que las personas más pobres obtengan más ingresos, y que estos ingresos sirvan para mejorar sus condiciones de vida. 




El Índice de Gini también puede utilizarse para medir otro tipo de desigualdades, como las relacionadas con el nivel educativo o de salud. Típicamente, este índice toma valores entre cero y uno (así está construido), pero da lo mismo si se reporta entre 0 y 100 para mayor facilidad de interpretación. Cuando el índice se acerca a cero, se interpreta que se trata de una sociedad con mucha igualdad, y a medida que se aleja del cero y se incrementa acercándose al uno, se incrementa la desigualdad.

Cómo ha evolucionado la desigualdad en México

Las cifras del Banco Mundial sobre el Índice de Gini por ingresos en México solo reportan datos hasta 2018. En general, la desigualdad en México ha disminuido en el periodo que se ha dado por etiquetar en el discurso político de la Administración Federal como la etapa “neoliberal”. Esta etapa es la que se marca con la apertura comercial con el inicio de la década de 1990 y hasta 2018 que se declaró muerta por parte del gobierno de la Cuarta Transformación.

En una perspectiva general, el Banco Mundial refiere que en 1989 el Índice de Gini en México era de 54.3 y en 2018 tocó un nivel de 45.4. 

La lectura de esta vista de treinta años es que sí hemos disminuido la desigualdad en México, pero lo hemos venido haciendo a un ritmo preocupantemente lento. Por otro lado, hay que resaltar tres cosas:

  1. Que los avances en el Gini de ingresos suelen ser muy graduales en todos los países porque las políticas públicas enfocadas a una mayor igualdad toman su tiempo.
  2. Que las crisis económicas, tanto internas como globales, contribuyen a una mayor desigualdad.
  3. Que México no es el único país en el que la disminución de la desigualdad por ingresos ha sido lenta.

Este año, con el levantamiento de la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares a mediados de año, podremos conocer verazmente si la desigualdad ha aumentado en los primeros dos años de gobierno de la actual administración.

Índice de Gini en México de 1989 a 2018

(Escala de 0 a 100; donde 0 es igualdad máxima y 100 es desigualdad máxima)

Fuente: Romero Hicks y Galindo S.C. con datos del Banco Mundial.

En el gráfico anterior se aprecia cómo las dos principales crisis económicas que han golpeado a México en la historia reciente (1994 y 2008) han tenido como consecuencia el incremento del índice de Gini, y por lo tanto, son una fuente de desigualdad. 

Esta información nos permite inferir con un margen de error muy pequeño que la crisis económica de 2020 por el SARS-COV-2, aunado a que nos tomó en una brecha recesiva como resultado de políticas públicas en el arranque de esta administración, darán como resultado un incremento de la desigualdad en México.

No obstante, repito, hay que esperar los resultados de la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares (ENIGH) levantada en 2020 para que a mediados de año sí podamos contar con un dato del Gini por ingresos en México, y por lo tanto conocer fehacientemente cómo se ha venido comportando la desigualdad.

Otros datos que permiten vislumbrar mayor desigualdad

El deterioro de los ingresos que se dan por los cierres de la economía y la falta de apoyos del gobierno federal a lo largo y ancho de los sectores económicos más afectados por la pandemia, no es lo único que contribuirá a un posible incremento de la desigualdad medida a través del Gini por ingresos a mitad del año.

Investigaciones muy sólidas revelan que:

  • La evolución de la pobreza laboral en México se disparó de manera muy significativa en 2020. Pasamos de 35% de la población total del país en pobreza laboral a finales de 2019 a poco más del 46% de la población en pobreza laboral en el tercer trimestre de 2020.

Se dice que una persona se encuentra en pobreza laboral cuando el ingreso laboral per cápita del hogar al que pertenece es menor a la línea de pobreza extrema. Para decirlo de otra manera, la pandemia incrementó el número de pobres, quienes se sumaron a los que ya se encontraban en situación de pobreza.  

Evolución de la pobreza laboral en México 2005-2020
(Porcentaje de la población total)

Fuente: Luis Monroy-Gómez-Franco con datos de ENOE.
Artículo publicado en la revista Nexos. Noviembre 2020.

  • De manera similar (véase la gráfica anterior), el salto que dimos en el arranque de la pandemia el año pasado en el porcentaje de personas que viven en hogares que no cuentan con un ingreso laboral es sumamente preocupante, ya que se ha dado primordialmente en hogares con jefes de familia que trabajan en el sector informal y que no pudieron continuar con su actividad, así como en jefes de familia que trabajaban en el sector formal pero que al ser el único aporte de ingresos al hogar, su pérdida del empleo terminó arrastrando a la pobreza al hogar en su conjunto.
  • La actual crisis económica afectó con más fuerza a la población de menores ingresos en el país, incluso más que lo que la crisis de 2008 pudo haber afectado a ese sector de la población. Investigaciones recientes revelan que casi cuatro de cada 10 mexicanos y mexicanas vieron caer el ingreso laboral de su hogar.

Dicha disminución del ingreso en el 40% de la población fue de por lo menos 10 % y esto ocurrió tan solo de marzo a septiembre del año pasado.

Por su parte, mientras que la población de menores ingresos sufría ese impacto tan severo de la crisis, las personas de mayores ingresos experimentaron una caída mucho menor en sus ingresos laborales. 

Últimos comentarios

En diversos países, las medidas de apoyo para las personas más desprotegidas en la economía han servido para que el desempleo y la consecuente pérdida de ingresos tengan un impacto moderado y causen el menor daño posible.

El inicio de la pandemia era una oportunidad invaluable para que el gobierno federal se enfocara de manera decidida a incrementar los apoyos económicos vía transferencias directas para los empleados bajo condición de que las empresas los mantuvieran en activo, como se instrumentó en un número de países muy significativo.

Dados los impactos tan notorios en el empleo, los ingresos y el número de pobres en este país, es casi seguro que, con datos confiables a mitad de año, veremos que otra herencia nefasta de la crisis será el incremento de la desigualdad. Veremos qué pasa cuando podamos contar, ahora sí, con datos confiables del Índice de Gini por ingresos en México. 

Referencias

https://datos.bancomundial.org/indicador/SI.POV.GINI?end=2018&start=1987&view=chart

https://d3n8a8pro7vhmx.cloudfront.net/sipormexico/pages/223/attachments/original/1611351884/Carta_Desigualdad_compressed.pdf?1611351884

https://economia.nexos.com.mx/?p=3456

https://www.bbva.com/es/coeficiente-gini-detector-la-desigualdad-salarial/

 

Comentarios

Se desploma el turismo internacional. Nos visitaron por vía aérea solo el 37.2% en enero vs enero del año pasado 

Gracias al monitoreo que hace el INEGI mensualmente de la Encuesta de Viajeros Internacionales (EVI), hemos sabido hace un par de días...

marzo 24, 2021

Los más ricos del mundo al inicio del año 2021

De acuerdo a Forbes, a pesar de la pandemia, el número de billonarios que figuran en la 35ª lista anual de Forbes...

abril 7, 2021




Más de categoría

El nivel de felicidad en México ha sido de los más golpeados por las crisis de salud y económica ocasionadas por el Covid-19 

Un grupo de investigadores independientes conformado por John F. Helliwell, Jeffrey D. Sachs, Richard Layard, Jan-Emmanuel De Neve, Lara...

abril 9, 2021

Los más ricos del mundo al inicio del año 2021

De acuerdo a Forbes, a pesar de la pandemia, el número de billonarios que figuran en la 35ª lista...

abril 7, 2021

La Libertad Económica

Milton Friedman, ganador del premio Nobel de Economía, escribió en Capitalismo y Libertad que la historia demuestra que el...

abril 5, 2021
energia

LA ABULIA ENERGÉTICA EN MÉXICO

En México hemos creado una abulia energética, mientras el resto del mundo nos observa con detenimiento. Habíamos tenido a...

abril 1, 2021