Era Covid: el Estado como catalizador de la reconfiguración social y económica

Recomponer el sistema tras la peor crisis de la historias implica que durante la reconstrucción económica y social, no se repitan los errores y vicios del pasado. Lamentablemente las agendas políticas, tanto del gobierno de turno como...

28 de agosto, 2020

Recomponer el sistema tras la peor crisis de la historias implica que durante la reconstrucción económica y social, no se repitan los errores y vicios del pasado.

Lamentablemente las agendas políticas, tanto del gobierno de turno como de la oposición, nunca coinciden con las necesidades de los ciudadanos.

Nos guste o no, la Era Covid, en tanto periodo histórico, está en pleno desarrollo. Esto significa que los cambios que habrán de modificar el rostro del mundo están teniendo lugar ahora mismo.

Aunque, en tanto proceso histórico y social, la Era Covid habrá de influir en prácticamente todos lo ámbitos del quehacer humano, son principalmente tres los espacios que más impacto recibirán y que a la vez tendrían que funcionar como los principales motores del cambio: la economía, la educación y los modos de relacionarnos. En esta entrega corresponde iniciar la exploración del ámbito económico.

Hagamos memoria: el primer desafío de esta crisis fue que, tanto los gobiernos como los ciudadanos, asumiéramos en su dimensión el riesgo sanitario que implicaba el Covid-19.

Hoy, ante la cantidad terrorífica de muertos y contagiados, nos parece evidente reconocer los efectos y precauciones necesarios que exige la pandemia, pero si repasamos la hemeroteca de principios de 2020, veremos que esta aceptación no fue fácil ni automática.

Una vez ocurrida, condujo a que todas las naciones del mundo instrumentaran diversas medidas enfocadas en prevenir la propagación del virus.

Debimos enfrentar periodos de confinamiento más o menos estrictos y de duración variable en la mayor parte del mundo. Una vez relajados éstos –sin que se descarte del todo su reactivación en el futuro próximo–, pasamos al distanciamiento social que, en sus diversas vertientes de obligatoriedad y rigor, según cada país y cada región, habrá de sostenerse cuando menos por lo que resta del año 2020 y seguramente una buena parte del 2021.

Mientras esto ocurre en el día a día de las personas, la comunidad científica busca afanosamente fármacos y/o vacunas que pudiesen por fin controlar la transmisión del virus, o en su caso, favorecer la recuperación de los enfermos graves.

Una vez desarrollados dichos fármacos y/o vacunas, el reto será implementar la tecnología y logística necesaria para fabricarlos y distribuirlos. Me atrevo a pensar que, en caso de conseguirse, será el mayor éxito científico y logístico que habremos enfrentado en toda la historia humana: hacer llegar tres mil quinientos millones de dosis de vacuna, en más de doscientas naciones, en los cinco continentes, en un periodo de tiempo inferior a dos años desde el descubrimiento del virus (en la actualidad solo el desarrollo y aprobación de una vacuna equivalente toma alrededor de diez años).

En tanto todo lo anterior ocurre, la economía del mundo entero sufre la mayor caída de su historia.

El prolongado periodo de relentización de los sistemas industriales, financieros, de servicios y económicos en general como consecuencia de las medidas sanitarias que debieron tomarse para evitar los inmensos volúmenes de muerte que habría implicado dejar que el virus se propagara naturalmente, está creando el caldo de cultivo para nuevas condiciones de intercambio económico.

La extraordinaria duración temporal del fenómeno ha producido desequilibrios y rupturas en las cadenas productivas globales, nacionales y regionales de magnitudes fabulosas. Dejando de lado el tema sanitario, la economía personal del ciudadano común se deteriora día con día: cierre de empresas y negocios al por mayor, con la monumental pérdida de empleos que esto conlleva; la sobreoferta de productos de todo tipo, que busca incentivar el consumo como posible solución; la crisis en el mercado inmobiliario ante el cierre de establecimientos; las luchas políticas internas en muchas de las naciones, usando la pandemia como bandera de guerra para atacar a los adversarios, sin preocuparse de verdad por los auténticos afectados; y esto por citar son solo algunos de los efectos más evidentes.

Para un alto porcentaje de la población, cualquier narrativa macroeconómica, por sesuda que suene, pasa a segundo término. Quien, de un modo u otro hemos visto caer nuestros ingresos, quienes han perdido su trabajo, quienes están pasando auténticos problemas para cubrir sus gastos más elementales, para quienes enfrentan problemas de salud sin las coberturas apropiadas, quienes sus proyectos profesionales y personales se han cancelado o pospuesto, para todos ellos carecen de sentido las explicaciones teóricas.

Las circunstancias nos obligan a reinventarnos, a repensar cuál puede ser el camino para recuperar cierta estabilidad económica, laboral y emocional. Ante situaciones de estrés semejantes, resulta muy complicado tomarse el tiempo para pensar en si las soluciones que tenemos a mano son ecológicas y sustentables con el planeta y con nuestro propio futuro. Lo único que importa en primera instancia es cubrir las necesidades apremiantes del momento, sin que importe demasiado ninguna otra cosa.

Es aquí donde la presencia del Estado, del gobierno en turno, se hace fundamental. En lo personal no creo en el asistencialismo; cuando se utiliza como mecanismo para aglutinar clientela política, su único objetivo es perpetuar la precariedad, justamente para conservar al cliente.

Sin embargo, en tiempos como los actuales, donde el individuo tiene tan pocas opciones, se requieren políticas públicas que, sin pasar por alto las precauciones sanitarias elementales, promuevan la reconstrucción de las cadenas productivas. Pero a diferencia del ciudadano de a pie, el Estado sí tiene la obligación de buscar que dichas políticas públicas se construyan desde una perspectiva sustentable, inclusiva, colaborativa y ecológica; es decir, con perspectiva de futuro.

Si vamos a recomponer un sistema colapsado por la peor crisis que se tenga memoria, lo único que esperamos de nuestro gobierno, que –a diferencia del ciudadano común– sí cuenta con los instrumentos para tener una visión panorámica mucho más amplia de los escenarios posibles, es que durante la reconstrucción económica y social no repita los errores y vicios que ya nos tenían al borde de la inviabilidad.

Justamente el papel del gobierno, en una situación de crisis como esta, es el de tomar decisiones que favorezcan la reconfiguración social y económica, que den lugar a nuevas condiciones para que los individuos puedan reorganizar sus vidas; en una palabra, políticas públicas que abonen el terreno para que emerja el bienestar de largo plazo para el mayor porcentaje de la población posible.

A veces pareciera que perdemos el rumbo. Por eso, cuando una situación extrema como la que vivimos se presenta, podemos convertirla en una oportunidad para retomarlo.

A fin de cuentas, de lo que se trata es de que cada vez seamos más libres. Pero esta premisa debe aplicar a todos, no solo los que más tienen. Y si algo está dejando en claro esta pandemia, es que la desigualdad esclaviza, e incluso mata.

Ese es precisamente el propósito central del Estado: proveer las condiciones para que los individuos sean cada vez más libres y autónomos, para que puedan desarrollarse, trabajar, construirse una vida y un futuro, y con ello pueda surgir una comunidad solidaria y empática que los acoja.

Lamentablemente las agendas políticas, tanto del gobierno de turno como de la oposición, casi nunca coinciden con las necesidades de los ciudadanos.

Pensar que ahora pueda ser distinto es, quizá, pecar de ingenuidad; por eso ha llegado el tiempo de hacernos cargo de aquellos aspectos en que podemos influir, de presionar a quienes deciden para que hagan los que les toca o, como siempre, dejar que las propias fuerzas económicas y políticas decidan por nosotros, con los resultados previsibles que de sobra conocemos. Al final, es nuestra decisión.

Web: www.juancarlosaldir.com

Instagram:  jcaldir

Twitter:   @jcaldir

Facebook:  Juan Carlos Aldir

No. de Palabras: 1,247

Comentarios
object(WP_Query)#17655 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(28360) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "02-11-2021" ["before"]=> string(10) "30-11-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(28360) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "02-11-2021" ["before"]=> string(10) "30-11-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(19) "economia-y-negocios" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17654 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17661 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17718 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "02-11-2021" ["before"]=> string(10) "30-11-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(463) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-11-02 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-11-30 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (28360) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (16) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17651 (24) { ["ID"]=> int(72219) ["post_author"]=> string(2) "26" ["post_date"]=> string(19) "2021-11-03 12:45:51" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-11-03 17:45:51" ["post_content"]=> string(4630) "El Buen Fin se caracteriza por ser un esquema de descuentos generalizados para el consumidor final de bienes y servicios durante el mes de noviembre de cada año, con el objetivo de apoyar la economía familiar, incentivar la actividad del mercado interno mexicano y acrecentar el comercio formal, así como garantizar el respeto a los derechos del consumidor. Es un esfuerzo público-privado.   La edición de este año se realizará durante 7 días,  del 10 al 16 de noviembre de 2021, incluido el día 15 de noviembre (lunes) en que se celebra el 111 Aniversario de la Revolución Mexicana. Día festivo que corresponde a la conmemoración del 20 de noviembre.  Este año, “El Buen Fin” se extiende a 7 días con el fin de evitar aglomeraciones, que deriven en contagios generados por la pandemia del COVID-19.  El pasado 29 de octubre de 2021, en Conferencia de prensa sobre “El Buen Fin 2021” en que participó la titular de la Secretaría de Economía (SE), la Mtra. Tatiana Clouthier Carrillo y el presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo de los Estados Unidos Mexicanos (Concanaco-Servytur México), el Ing. José Héctor Tejada Shaar, el líder empresarial señaló que se espera que este año se supere la derrama de los 239 mil millones de pesos del año pasado.  La Concanaco-Servytur México dio a conocer “El Buen Fin Digital” que permitirá a las Pymes mexicanas vender por internet, en este gran escaparate y de forma gratuita con una estrategia enfocada en la digitalización a través del portal www.elbuenfin.concanaco.com.mx y su app correspondiente.  Por medio de la página web www.elbuenfin.concanaco.com.mx, es posible crear una cuenta como comerciante o empresa, proporcionando información de contacto e inmediatamente se brinda al potencial cliente el acceso a la exhibición de ofertas, promociones y descuentos sobre productos ordenados por categorías.  La participación en esta plataforma, ya sea en la App disponible o en los dispositivos con Google Play, afianza el posicionamiento de los comercios, acercándolos a los clientes potenciales. Sobre las ventas digitales, Estela Roldán, gerente de Innovación y Desarrollo de Producto de la consultora Atlantia Search comentó a la revista Expansión que uno de los beneficios de las compras en línea durante “El Buen Fin” es que evita a los consumidores tener que contratar servicios de logística para que sus compras de gran tamaño lleguen a su casa. A esto se suma que pueden comparar precios y evitar las aglomeraciones en las tiendas. Por último, hay que señalar que un tema que se tocó en la videoconferencia es el del posible desabasto de productos. El ingeniero José Héctor Tejada Shaar, presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco-Servytur México), aseguró que, para el Buen Fin de este año, las empresas cuentan con el abasto suficiente de productos para hacer frente a la demanda de insumos por parte de los consumidores. El presidente de la Concanaco-Servytur México señaló que se ha acercado a las empresas participantes y no le han proporcionado ninguna información de manera formal de un tema de desabasto de productos. Mencionó que tiene toda la confianza puesta en que los comercios participantes estén preparados para “El Buen Fin” con el abasto suficiente de productos. " ["post_title"]=> string(77) "El Buen Fin 2021, la fiesta comercial con los precios más baratos del año " ["post_excerpt"]=> string(98) "José Luis Fernández Mazaira nos comparte algunos datos de la edición de este año del Buen Fin." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(72) "el-buen-fin-2021-la-fiesta-comercial-con-los-precios-mas-baratos-del-ano" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-11-03 12:45:51" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-11-03 17:45:51" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=72219" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17619 (24) { ["ID"]=> int(73007) ["post_author"]=> string(2) "12" ["post_date"]=> string(19) "2021-11-29 11:12:21" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-11-29 16:12:21" ["post_content"]=> string(6915) "La alusión a un escritorio destaca simplemente la ausencia de una mesa de trabajo que ejemplifique aspectos de planeación de la macroeconomía de la nación. Hasta ahora, después de tres años de experiencia con esta transición de gobierno en turno no hemos podido sensibilizar una sola propuesta económica que tenga fundamento, razonabilidad, sustento o retorno. El descuido del costo del capital y por ende las valuaciones requeridas en valor actual para la correcta interpretación de proyectos de inversión promovidos por esta supuesta transformación son inexistentes. El descuido abunda y en otros renglones de gasto corriente, que confunden la fase presupuestal en origen y aplicación del recurso, en los tres años de ejercicio presupuestal, no se han respetado las partidas originales como tampoco se han vigilado las asignaciones que en teoría precisarían licitación pública. El desvío de recursos a actividades no productivas ha resultado en la inoperancia de la administración y acomodo de los recursos que tendrían asignación prioritaria. La distribución del recurso público se ha confundido con dispersión, un término que utiliza el presidente con regularidad.  La obra pública, especialmente la que produce infraestructura ha sido iniciativa de un solo hombre, el presidente, tal vez acompañado de una consejería no solamente falta de calificación y competencia, tal vez, añadiríamos, tendenciosa. A estas alturas, ya podemos rendir un veredicto sobre la actuación de esta transición en política económica y sería sin duda carente de proyecto. Esta transición no tiene proyecto. Esta supuesta transformación ha demostrado carecer de rumbo; no existe horizonte en obra que jamás reunió preceptos elementales de demanda. Esta tuvo que originarse en los agentes productivos de la nación y no existe ningún antecedente que haya sugerido una inversión en un aeropuerto que no tiene resuelto su espacio aéreo, un tren sin destino y menos aún una refinería totalmente obsoleta desde su inicio.  En términos de macroeconomía, la obra pública no trabaja por inducción; esto es, no puede anticipar situaciones de oferta cuando las posibilidades de mercado no han sido estudiadas. Más allá de la simple oferta anticipada de un servicio o un bien, la estructura de capitalización, en los tres casos mencionados e impulsados por esta transición, han sido incorporados al gasto corriente de la nación. La ética gubernamental no permite exponer una fase de riesgo con el dinero captado de los contribuyentes. En las economías progresistas se logra un equilibrio en la inversión de obra monumental pero la operación radicaría invariablemente en el sector productivo, el privado. Romper las reglas básicas y las proscritas se ha convertido en trayectoria de imposición desde una cúspide amañada en cámaras de ejercicio legislativo y capturas parciales de poderes ajenos al ejecutivo. Eso naturalmente no obedece a ningún proyecto de gobierno. La visión de concentración de facultades de otras autoridades y otros organismos para interrumpir su ejercicio natural y presupuestal, no obedece a ninguna prerrogativa de política económica. El simple hecho de centralizar decisiones ha quebrado órdenes presupuestales, ha provocado abusos y ha desbocado una corrupción sin paralelo en la historia. El desperdicio de recursos ya inunda la esfera de interpretación de padrones y otras actividades que suponían alivio de males en el ingreso de comunidades laceradas por la pobreza y la marginación. La intermediación ha sido tal, que la pobreza aumenta en forma desproporcionada a los índices previos de su combate en varias décadas.  La irrupción en el ingreso, sin la correspondencia a cadenas productivas ha sido ampliamente comentada en este espacio, estableciendo parámetros equivocados en cuanto al consumo y fortalecimiento de mercados internos, que desde luego no ha sucedido. Así las cosas, así las decisiones y así también los nombramientos de titularidad de instituciones clave en la conducción de la economía. Los perfiles de profesionales y expertos se han ignorado para continuar con esta calígine adscrita al fracaso. Las voces alertan en lo interno y el exterior hace su parte; desde el Senado norteamericano llega la percepción no solamente de malos entendidos, se descubre la auténtica percepción del camino equivocado en materia energética, tratada y signada. La inversión comprometida en la dirección contraria al esquema mexicano planteado en la improvisación, no es menor.  Ahora, para colmar el escenario de desavenencias con la razón económica, se plantea desde el ejecutivo, un nombramiento a todas luces improcedente en una figura menor de la administración pública, para gobernar nuestro Instituto Central de Moneda. La política monetaria es una especialidad y no se adquiere sobre la marcha. Naturalmente, el candidato del presidente no reúne esos requisitos, como ha sido costumbre apreciar en sus designaciones. El exterior lo cuestiona y los mercados sancionan. Esa implacable labor, no la conoce el presidente porque su formación se lo impide; su visión del exterior es una negación que transgrede un credo basado en una mística de conducción que perfila a un pensador que redime con pensamiento y aliento la marcha de un pueblo. No existe un precepto filosófico redentor en su esquema, existe la preservación sin reclamo. Eso existe.   Cuando la cosa pública se anula en materia de contestación, surge el autoritarismo. La democracia debe ser contestable siempre para ser considerada democracia. No olvidemos que las primicias de confrontación en la historia han sido la ocupación territorial y la economía, los recursos. Cuando el socialismo borró los últimos, se extinguió. La territorialidad quedó definida en siglos de ocupación y de extinción por igual. Surgieron las naciones-estado y los límites territoriales se preservan en la paz, con un par de excepciones. Me resulta difícil concluir un texto en donde la pretensión es una llamada de atención al autoritarismo, a la labor improvisada de un gobierno que sustenta frases, símbolos y eufemismos en vez de gobernar. Puedo, no obstante, adelantar que un micrófono con audiencia a modo no puede suplir una mesa de trabajo, un simple escritorio con audiencia capaz y formada en las lides de la economía de una nación que reclama su espacio, el ganado en generaciones anteriores y dilapidado en este experimento populista y desgastante. " ["post_title"]=> string(24) "Economía sin Escritorio" ["post_excerpt"]=> string(103) "A mitad del sexenio, ya podemos rendir un veredicto sobre su política económica: carente de proyecto." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(23) "economia-sin-escritorio" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-11-29 11:12:21" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-11-29 16:12:21" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=73007" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17651 (24) { ["ID"]=> int(72219) ["post_author"]=> string(2) "26" ["post_date"]=> string(19) "2021-11-03 12:45:51" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-11-03 17:45:51" ["post_content"]=> string(4630) "El Buen Fin se caracteriza por ser un esquema de descuentos generalizados para el consumidor final de bienes y servicios durante el mes de noviembre de cada año, con el objetivo de apoyar la economía familiar, incentivar la actividad del mercado interno mexicano y acrecentar el comercio formal, así como garantizar el respeto a los derechos del consumidor. Es un esfuerzo público-privado.   La edición de este año se realizará durante 7 días,  del 10 al 16 de noviembre de 2021, incluido el día 15 de noviembre (lunes) en que se celebra el 111 Aniversario de la Revolución Mexicana. Día festivo que corresponde a la conmemoración del 20 de noviembre.  Este año, “El Buen Fin” se extiende a 7 días con el fin de evitar aglomeraciones, que deriven en contagios generados por la pandemia del COVID-19.  El pasado 29 de octubre de 2021, en Conferencia de prensa sobre “El Buen Fin 2021” en que participó la titular de la Secretaría de Economía (SE), la Mtra. Tatiana Clouthier Carrillo y el presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo de los Estados Unidos Mexicanos (Concanaco-Servytur México), el Ing. José Héctor Tejada Shaar, el líder empresarial señaló que se espera que este año se supere la derrama de los 239 mil millones de pesos del año pasado.  La Concanaco-Servytur México dio a conocer “El Buen Fin Digital” que permitirá a las Pymes mexicanas vender por internet, en este gran escaparate y de forma gratuita con una estrategia enfocada en la digitalización a través del portal www.elbuenfin.concanaco.com.mx y su app correspondiente.  Por medio de la página web www.elbuenfin.concanaco.com.mx, es posible crear una cuenta como comerciante o empresa, proporcionando información de contacto e inmediatamente se brinda al potencial cliente el acceso a la exhibición de ofertas, promociones y descuentos sobre productos ordenados por categorías.  La participación en esta plataforma, ya sea en la App disponible o en los dispositivos con Google Play, afianza el posicionamiento de los comercios, acercándolos a los clientes potenciales. Sobre las ventas digitales, Estela Roldán, gerente de Innovación y Desarrollo de Producto de la consultora Atlantia Search comentó a la revista Expansión que uno de los beneficios de las compras en línea durante “El Buen Fin” es que evita a los consumidores tener que contratar servicios de logística para que sus compras de gran tamaño lleguen a su casa. A esto se suma que pueden comparar precios y evitar las aglomeraciones en las tiendas. Por último, hay que señalar que un tema que se tocó en la videoconferencia es el del posible desabasto de productos. El ingeniero José Héctor Tejada Shaar, presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco-Servytur México), aseguró que, para el Buen Fin de este año, las empresas cuentan con el abasto suficiente de productos para hacer frente a la demanda de insumos por parte de los consumidores. El presidente de la Concanaco-Servytur México señaló que se ha acercado a las empresas participantes y no le han proporcionado ninguna información de manera formal de un tema de desabasto de productos. Mencionó que tiene toda la confianza puesta en que los comercios participantes estén preparados para “El Buen Fin” con el abasto suficiente de productos. " ["post_title"]=> string(77) "El Buen Fin 2021, la fiesta comercial con los precios más baratos del año " ["post_excerpt"]=> string(98) "José Luis Fernández Mazaira nos comparte algunos datos de la edición de este año del Buen Fin." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(72) "el-buen-fin-2021-la-fiesta-comercial-con-los-precios-mas-baratos-del-ano" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-11-03 12:45:51" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-11-03 17:45:51" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=72219" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(22) ["max_num_pages"]=> float(11) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "a6cf7c912910b4bf58875ef96ffbc097" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

El Buen Fin 2021, la fiesta comercial con los precios más baratos del año 

José Luis Fernández Mazaira nos comparte algunos datos de la edición de este año del Buen Fin.

noviembre 3, 2021

Economía sin Escritorio

A mitad del sexenio, ya podemos rendir un veredicto sobre su política económica: carente de proyecto.

noviembre 29, 2021




Más de categoría
De cómo la pandemia modificó el tipo de trabajo al que aspiramos

De cómo la pandemia modificó el tipo de trabajo al que aspiramos

Sin duda alguna, la pandemia vino a cambiar paradigmas. Las actividades laborales han sido unas de las más afectadas.

noviembre 30, 2021

Economía sin Escritorio

A mitad del sexenio, ya podemos rendir un veredicto sobre su política económica: carente de proyecto.

noviembre 29, 2021
¿Cuántos mexicanos no pueden comprar los alimentos de la canasta básica con lo que ganan?

¿Cuántos mexicanos no pueden comprar los alimentos de la canasta básica con lo que ganan?

50 millones de mexicanos viven con la inmensa preocupación de no ganar lo suficiente para comer bien. El 40.7%...

noviembre 26, 2021
LA RIQUEZA DEL MUNDO

LA RIQUEZA DEL MUNDO

El patrimonio neto es la reserva de valor que define la riqueza y ayuda a respaldar la generación de...

noviembre 26, 2021