EL CONOCIMIENTO, EL MEJOR NEGOCIO

La riqueza de una nación no debe repartirse, sino invertirse para que pueda generar estabilidad en una sociedad.

4 de mayo, 2022 LA RIQUEZA DEL MUNDO

Mira a tu alrededor y verás que todo es conocimiento plasmado en la tecnología creada por nosotros. El conocimiento tiene un costo y requiere inversión. Ser parte y estar en el mundo conlleva en forma continua problemas, y esto significa que eres parte de una vida evolutiva continua. Para no tener problemas puedes enterrar tus talentos o dejar que muera tu vida dentro del planeta. Pero al final, si no eres compatible con el mundo, la sociedad te hará a un lado en el futuro inmediato o tendrás que desaparecer al no querer arriesgarte en conjunto con otros y el pensar que uno es más que dos.

Las personas-empresas-naciones son exitosas en la medida en que pueden adelantarse a las circunstancias geopolíticas a partir de que alguien ha decidido tomar un riesgo. Esta acción puede influir en la forma como están concebidas las relaciones comerciales en el mundo en el momento correcto.

El planeta no ha dado más que un número limitado de materias primas. Algunos países han tenido la fortuna de tener éstas en cada momento de avance tecnológico durante las etapas de evolución del hombre. Hemos usado la madera, aceite de animales, carbón, petróleo, y ahora elementos minerales que están en la corteza del planeta. Todo esto ha servido para evolucionar tecnológicamente y para facilitar las actividades de la especie humana, y hoy día para establecer la hegemonía e influencia a donde exista una relación comercial.

El dinero no es el eje de una economía, sino parte de ésta como un medio de trazabilidad del valor de un algo para un uso, el cual dependerá el cómo es usado o para qué fue utilizado. Existe una parábola en la Biblia aplicada al riesgo en un negocio y que puede ser adaptada a cada persona, nación o regiones: Mateo (25:14-30). En ella podemos encontrar que un hombre (puede ser un presidente de un país, gerente, dueño, familia, etc.) entrega a sus trabajadores de confianza un dinero (llamado “talentos”) para que lo cuiden y multipliquen. Dos de ellos lo ponen a trabajar, lo invierten y entregan lo que se les encargó y los intereses. El tercero tuvo miedo, y escondió su talento en la tierra. Al final aquel trabajador no generó intereses (ganancias). Simplemente, este último tuvo miedo de arriesgarse a invertir o emprender. 

Una inversión pública o privada, debe generar riqueza no solo para disfrutarla de forma individual, sino para generar riqueza en otros y que ésta crezca y se expanda y así retribuir lo que se nos ha dado en otro tiempo. La riqueza no se reparte, se invierte para que pueda generar estabilidad en una sociedad.

El mundo ha creado una forma de crear avances desde el punto de vista tecnológico. Ligado a una utilidad económica y con capacidad de generar conocimiento, por lo que no debemos desaprovechar las oportunidades, porque éstas solo están presentes en un momento en el tiempo lineal de las inversiones. 

La naturaleza ha dado oportunidad a varios países en tener una forma que les genere riqueza, pero ha sido malentendido, al concepto. En algunas naciones han interpretado que esta debe ser compartida con todos, sin importar el costo en el futuro. Pero aquí surge la pregunta  ¿Qué es primero: generar un mercado interno de repartición o uno que produzca un crecimiento evolutivo de la riqueza de cada persona en función de explotar en manera controlada los recursos de la madre naturaleza en correlación con los avances tecnológicos a nivel mundial? 

Si un país no genera tecnología y debe importarla pero tiene las materias primas para poder construir parte o el todo, y que ayuda a generar el crecimiento de su riqueza, no es más fácil el poder coordinar por medio de leyes, normas, y regulaciones su mercado interno. 

El objetivo es poder atraer las inversiones que generen la forma de tener acceso al cómo son manufacturadas, la evolución, adaptabilidad y futuro de cada una de ellas. Aprender significa saber invertir en qué generar ganancias, no solo desde el punto de vista del dinero, sino en conocimiento para tu sociedad.

El conocimiento da crecimiento a un país, y el que no invierte en ella,  no podrá acrecentar su riqueza, sólo mantendrá la misma, y en un momento dado pasará a ser negativa, llevando él consigo a depender de otros para poder crecer.

El negocio en el mundo se da mediante alianzas estratégicas entre inversiones público-privadas, empresas, naciones o regiones. El fin es reducir los riesgos financieros, sociales, energéticos, macroeconómicos. Todo ello como consecuencia directa de encontrar un equilibrio en el cómo y para qué invertir en conocimiento. 

¿En México hemos sabido invertir en conocimiento?

 

Comentarios


object(WP_Query)#17937 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(78621) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "05-06-2022" ["before"]=> string(10) "03-07-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(78621) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "05-06-2022" ["before"]=> string(10) "03-07-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(19) "economia-y-negocios" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17945 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17930 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17928 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "05-06-2022" ["before"]=> string(10) "03-07-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-06-05 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-07-03 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (78621) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (16) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17968 (24) { ["ID"]=> int(79741) ["post_author"]=> string(2) "79" ["post_date"]=> string(19) "2022-06-09 11:04:16" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-06-09 16:04:16" ["post_content"]=> string(11940) "En el marco del Día Mundial del Medio Ambiente 2022, cuyo lema fue ayer “Tenemos #UnaSolaTierra. Vamos a cuidarla”, y a 50 años de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Humano de Estocolmo en 1972, conviene reflexionar que vivimos y somos responsables de la etapa histórica en la que más se ha deteriorado el medio ambiente, si consideramos la cantidad de emisiones de carbono, y solo por mencionar un aspecto. También es importante no perder de vista que la etapa actual que estamos atravesando, se debe a la actividad humana, y de manera muy particular, a la actividad que se da por razones económicas. Dicho sea de paso, las actividades económicas son una aplastante mayoría sobre el resto de las actividades humanas; casi todo lo que las personas en este planeta hacen, lo hacen con fines económicos. Pues bien, la etapa actual tiene a mi parecer tres peculiaridades que la diferencian de otras etapas económicas que deterioraron el medio ambiente: 
  1. Los efectos de un problema medioambiental pueden impactar de una manera insospechada a la actividad económica, ya no solo en el contexto donde sucede el problema ambiental, sino en una escala global. 
El mejor ejemplo de ello es la pandemia del SARS-COV-2 que hemos estado sorteando.
  1. La marcha del sistema económico global puede colapsar debido a un problema medioambiental, cosa que solo ocurría cuando se presentaban problemas como una guerra mundial. 
  2. La duración de los efectos de un problema medioambiental es insospechada, o pueden tener efectos permanentes sobre los procesos ecológicos, económicos, sociales y territoriales.
En días pasados tuvo lugar la reunión que convocó Agustín Carstens, responsable del Banco de Pagos Internacionales (BIS, según sus siglas en inglés). En esta reunión, la prensa adelantó que el tema central era lo que Carstens ha dado en llamar “cisnes verdes”. Para decirlo en pocas palabras, los cisnes verdes son eventos que pueden ocurrir sin siquiera una mínima sospecha y cuyo impacto en la economía es enorme, pero que tienen la peculiaridad de originarse por cuestiones relacionadas con los riesgos medioambientales. La aparición de nuevos cisnes verdes como la pandemia del SARS-COV-2, es algo que tiene muy preocupado al organismo internacional que dirige Carstens, y ya está teniendo un impacto en aspectos relativos a:
  • Cómo financiar la transición tecnológica hacia un sistema productivo más viable ecológicamente hablando
  • Cómo financiar la innovación y la inversión “verdes”
  • Cómo construir un marco legal armónico con las tendencias de inversión afines a la protección del medioambiente.
Creo que en la actualidad, cada área del conocimiento tiene mucho que analizar y aportar a la crisis medioambiental que estamos atravesando. Lo mismo la medicina que el derecho o las artes, seguirán experimentando diversos afectos en los que la crisis climática y el calentamiento global tenderá a cambiar la forma de pensar y actuar en las diferentes disciplinas. Desde la economía, lo más pertinente es decir que esta área del conocimiento ya no se puede entender si se pretende separar los asuntos económicos de los medioambientales. Por el contrario, los asuntos y riesgos medioambientales impactan ya con gran fuerza los argumentos más inquebrantables de la ciencia económica. Es por esto que quise traer a la discusión económica hoy, el Día Mundial del Medioambiente. ¿Qué estamos haciendo en México por el medio ambiente? Sin duda, muchas personas en México y en todo el mundo hacemos cosas de manera cotidiana para favorecer un medioambiente más equilibrado. Sin lugar a dudas, es con las decisiones de toda la sociedad como se puede lograr una transición hacia un medioambiente más sano y armónico.  Millones de acciones diarias como separar la basura, usar mejor el automóvil, invertir en un calentador solar para el hogar, entre otras de esa índole, son más que necesarias para conseguir un medioambiente más sano. Sin embargo, también importa demasiado lo que las empresas hacen por el medioambiente. En este sentido, el INEGI acaba de conmemorar el Día Mundial del Medioambiente con una galería de información sobre el quehacer cotidiano de las empresas en pro del medioambiente, en particular de las empresas grandes. En este sentido, cabe mencionar que el INEGI considera una empresa o establecimiento como “grande” cuando supera los 100 empleados, o los 250 empleados, dependiendo del sector del que se trate. Para servicios, el umbral de empresa grande es de 101 en adelante, y para manufacturas de 251 o más. Los datos son de 2018, pero nos permiten identificar de manera sensata las tendencias en este tema.
  1. Lo primero que llama la atención es que, en 2018, solo 12.5 % de los grandes establecimientos en México contó con personal que participaba en actividades de protección al medio ambiente.
La lectura a la inversa de este hallazgo, nos planta esta realidad de una forma mucho más cruda: 88 de cada 100 empresas grandes en México no cuenta con personal que realice actividades para proteger el medioambiente. Es importante mencionar que eso no significa que de ese casi 88 por ciento de empresas que no tienen personal dedicado a labores del medioambiente, no realicen dichas acciones. Pero sí nos habla del nivel de importancia que le otorgan los patrones y gerentes al hecho de destinar personal para ese fin.
  1. En segundo lugar, al mirar por sectores de actividad, un gran porcentaje de empresas, en todos los sectores económicos, no cumplió alguna norma ambiental, o de plano lo desconocen.
Llama la atención en este sentido, que en actividades que generan impactos enormes como la minería, 60.1% de las empresas no cumplió al menos una norma ambiental, y 32.2% lo desconocen. Unidades económicas grandes que cumplieron alguna norma ambiental (Porcentaje)
  1. A nivel nacional, solo el 29.4 % de las grandes empresas y establecimientos en México los traslada con empresas de servicio para el manejo y transporte de residuos, y 5.5 % los recicla o reutiliza en el proceso de producción. El 65.1 % de las empresas envía sus desechos a rellenos sanitarios (basureros).
  2. En lo que se refiere a la utilización de materiales reciclador en el proceso de producción, resalta que los sectores de Comercio y Manufacturas, son los que muestran el mayor porcentaje de empresas que tienen esta práctica.
En el comercio, 12.8% de las empresas utilizan materias primas de reciclaje, y 25.2% utilizan materiales reciclados para el empaque y el embalaje. En línea con estas cifras, en las manufacturas 19.6% de las empresas utilizan materias primas de reciclaje, y 25.4% utilizan materiales reciclados para el empaque y el embalaje. Unidades económicas grandes que utilizaron materiales reciclados (Porcentaje)
  1. El papel y el cartón, seguido por el plástico, son los dos tipos de materiales que más separan las empresas grandes en México. 
Unidades económicas grandes por sector de actividad y la frecuencia con la que separan ciertos tipos de residuos (Porcentaje) Últimos comentarios En 2020 fue muy notorio que un menor ritmo de actividad económica condujo también a un menor nivel de residuos. Ese año se recolectaron 106.52 millones de kilogramos diarios de desechos en México, inferior a los 107.1 millones de kilogramos diarios que se habían recolectado en 2018. Es indudable que todos, no solo las grandes empresas, sino los ciudadanos en nuestros hogares o lugares de trabajo, tenemos la capacidad de aminorar los efectos de un planeta en franco desequilibrio medioambiental. La estrategia correcta en este punto debe ser que cada persona o empresa aporte las medidas de un medio ambiente más sano que más estén en sus posibilidades.  En este sentido, creo que más allá de lo que están haciendo las empresas para reciclar o reutilizar materiales, o conducir adecuadamente sus desechos, es importante la educación ambiental en todos los niveles de escolaridad, pues los daños ambientales van desde lo micro, hasta lo macro. De igual manera, debemos destacar entre la sociedad que los avances científicos que hemos experimentado en la época actual, no nos asegura necesariamente un futuro como especie en la tierra, sino que tienen el potencial muchas veces de aminorar ciertos riesgos medioambientales, cuando mucho.    Twitter: @romero_hicks  Facebook: José Luis Romero Hicks Referencias https://www.inegi.org.mx/contenidos/saladeprensa/aproposito/2022/EAP_MedAmb22.pdf https://www.elfinanciero.com.mx/economia/2022/05/09/que-es-el-cisne-verde-de-carstens-y-como-se-relaciona-con-el-cambio-climatico/ https://www.bis.org/events/green_swan_2022/overview.htm" ["post_title"]=> string(60) "Las empresas en México y su relación con el medio ambiente" ["post_excerpt"]=> string(127) "Según sus posibilidades, cada persona o empresa deberá aportar las medidas pertinentes en pos de un medio ambiente más sano." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(58) "las-empresas-en-mexico-y-su-relacion-con-el-medio-ambiente" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-06-09 11:04:16" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-06-09 16:04:16" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=79741" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17867 (24) { ["ID"]=> int(79840) ["post_author"]=> string(3) "188" ["post_date"]=> string(19) "2022-06-13 09:26:36" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-06-13 14:26:36" ["post_content"]=> string(9450) "Vaya controversia se ha originado recientemente a partir de un tema que tiene impacto estructural a nivel global:  el crecimiento y desarrollo sostenible. Y es que, o hay un cambio real en la manera de hacer negocios y de invertir, donde se atiendan criterios mínimos de sustentabilidad, o el Cisne Verde del que habla el Banco Internacional de Pagos (BIS) se nos puede presentar en la forma de una “crisis climática y económica sin precedentes”. Los estándares ESG (por sus siglas en inglés) buscan lograr un cambio en la forma en que los inversionistas interactúan con el ambiente, además de considerar aspectos sociales y de gobernanza. En México, este tema es de particular importancia y se ha puesto de manifiesto con la inversión público-privada en obras como la del Tren Maya, que amenaza los equilibrios de los ecosistemas naturales y de las comunidades de ciertas regiones del sureste del país, por no haber presentado debidamente sus manifestaciones de impacto ambiental. El acrónimo ESG o ASG (por sus siglas en español), se refiere a las iniciales de los estándares mínimos a los que deben apegarse las empresas para considerarse sustentables, a través de su compromiso Ambiental, Social (comprende varios aspectos de las relaciones con el ecosistema social de cada compañía), y de buen Gobierno (gobierno corporativo), sin descuidar los aspectos financieros. Estos criterios evolucionaron de lo que desde 1960 se conocía como Inversión Socialmente Responsable (ISR). En 2004 se introdujeron como ESG, cuando el entonces secretario general de las Naciones Unidas, Kofi Annan, llamó a los CEOs de las 50 empresas financieras más grandes del mundo a incluirlos para el manejo responsable de los negocios. Se relacionan con sus Principios de Inversión Responsable (PIR), firmados en el 2006, del que México es parte, y los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que se aprobaron en 2015, como parte de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. Han tenido mayor auge a partir de la pandemia de Covid19, y en la actualidad juegan un rol cada vez más importante en las decisiones de inversión. Pero a últimas fechas han surgido varios cuestionamientos sobre la mejor manera de implementarlos. Aunque en su carta a directores ejecutivos (CEOs) de 2022, Larry Fink, fundador de Blackrock, señaló que “el capitalismo tiene el poder de moldear la sociedad y actuar como un catalizador para el cambio”, y respaldó la necesidad de que las inversiones se enfoquen en los criterios ESG de sustentabilidad; recientemente, por la crisis energética, parece haber cambiado de opinión y ha “flexibilizado” sus criterios de aplicación. Para muchos inversionistas, como Elon Musk, la medición de ESG está en manos de “falsos guerreros de la justicia social” y “son una estafa”. Recientemente, su empresa Tesla fue eliminada del Índice S&P ESG, de la Bolsa de Valores de NY, mientras que la petrolera Exxon Mobile ocupa uno de los primeros 10 lugares en dicho índice. A partir de ahí se ha acrecentado la polémica sobre la manera de calificar y “rankear” a las empresas desde el punto de vista ESG. ¿Por qué importan los criterios ESG? Para crear, proteger y sostener el valor de una empresa, sus órganos de gobierno deben tomar en cuenta no solo los intereses de los accionistas, sino a todo un grupo de interesados legítimos (“stakeholders” como empleados, clientes, proveedores, comunidad), que pueden verse afectados por las actividades de ésta. Los ESG dentro de una empresa (bien identificados, gestionados y medidos), buscan ser una herramienta para atender los intereses de los “stakeholders”, a partir de lo cual la empresa, entre otras cosas, obtiene el beneficio de alcanzar mayor solidez para atraer inversiones (no necesariamente mayor rentabilidad), y por extensión, influyen en la sostenibilidad en el largo plazo del negocio. Por eso se han vuelto tan importantes.  Los datos sobre cómo una empresa cumple o integra los estándares ESG en el negocio generalmente se categorizan como información “no contable” y no se reportan como parte de la información financiera. Los activos intangibles son parte de la valuación de las compañías y el objetivo es que los estándares ESG den información sobre esos intangibles (como el valor y reputación de una marca), al pretender medir las decisiones que toma la administración de la empresa frente al impacto que tienen en su entorno, que afectan su eficiencia operativa, y su dirección estratégica. El camino por recorrer El acrónimo trae a muchos de cabeza. Por su naturaleza intangible, y porque algunos los califican de “holísticos” y también sugieren que se juntan tres variables (la E, la S y la G) que no necesariamente debieran analizarse juntas, hay una gran controversia de cómo aplicarlos. Deloitte por ejemplo propone la creación de índices organizados y claros para ordenar la información de ESG en las empresas. Otros, como Vivek Ramaswamy, que ha atraído mucha atención en los medios financieros últimamente, de plano se oponen a los ESG y dicen que es una creación de los tres fondos de inversión más grandes en el mundo (Blackrock, Vanguard y State Street) para manipular a los mercados de inversionistas pasivos; y enfrenta lo que él llama el capitalismo “woke”, que se centra en la S de los ESG por promover criterios de inclusión y equidad, a una nueva forma de “capitalismo de excelencia” que no dependa de esos criterios y se responsabilice solo de generar “buenos productos y servicios”. Hay una “guerra” por atraer capital de parte de los manejadores de activos en los mercados. También, hay quienes destacan la hipocresía corporativa de quienes se proclaman “verdes” sin serlo, y recurren al “greenwashing”, que son las malas prácticas para atraer inversionistas, a partir del engaño de que los negocios aplican los ESG, aunque en la realidad no sea así. Como el reciente escándalo del DWS/Deutsche Bank por denuncias “greenwashing” sobre el propio encargado de administración de activos de la institución. Por otra parte, hay otros banqueros, como Stuart Kirk de HSBC, que hace unas semanas, a pesar de estar al frente de la dirección global de “inversión responsable”, puso en duda que se tenga que analizar hoy “lo que va a pasar en 20 o 30 años” con el medio ambiente. En una conferencia del Financial Times hizo su ya icónica declaración de que “¿a quién le importa si Miami está seis metros bajo el agua dentro de 100 años?”. Kirk fue suspendido por HSBC, y el banco declaró estar a favor de la inversión responsable. Finalmente, hay quienes sugieren, como Amrith Ramkumar del Wall Street Journal, que “nuestro portafolio de inversión puede salvar al planeta”. El debate está vivo y lo único cierto es que los ESG tienen aún un largo camino de perfeccionamiento por delante.  México y los ESG En 2018, 51 inversionistas institucionales en México firmaron una declaración a favor de la divulgación de información de criterios ESG con el Consejo Consultivo de Finanzas Verdes (CCFV) y la llamada Iniciativa de Financiamiento Verde de la ciudad de Londres, “para acelerar el desarrollo de las finanzas verdes y sustentables dentro del sistema financiero mundial, reducir emisiones y alcanzar los objetivos del Acuerdo de París”. No hay aún una legislación específica en materia de ESG en el país, y las empresas listadas en las bolsas de valores emiten informes sobre ESG de manera voluntaria de acuerdo a marcos internacionales del tema (GRI y PIR). Recientemente la CNBV anunció la emisión de una herramienta de autodiagnóstico ESG y riesgos relacionados para las instituciones que integran el sistema financiero mexicano, que puede ser la antesala de una regulación en la materia. En 2020 se lanzó el Índice S&P/BMV Total México ESG para difundir la importancia de la adopción de los estándares ESG en el ambiente empresarial en el país. El movimiento que inspira la necesidad de criterios ESG en los negocios llegó para quedarse. Seguramente habrá que hacer correcciones en la manera de implementarlos a partir de políticas públicas y regulaciones que clarifiquen y estandaricen su medición, como un “todo” o quizás de manera separada, en especial para que no haya marcos referenciales y conceptuales diferentes para discriminar a una empresa frente otra, en las decisiones de inversión institucionales. Es un tema sobre la atracción de inversiones que irá cobrando cada vez más importancia a nivel mundial y México no puede quedarse atrás.  " ["post_title"]=> string(79) "México y las inversiones: ESG, “greenwashing” y la amenaza del Cisne Verde" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(70) "mexico-y-las-inversiones-esg-greenwashing-y-la-amenaza-del-cisne-verde" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-06-13 09:36:47" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-06-13 14:36:47" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=79840" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17968 (24) { ["ID"]=> int(79741) ["post_author"]=> string(2) "79" ["post_date"]=> string(19) "2022-06-09 11:04:16" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-06-09 16:04:16" ["post_content"]=> string(11940) "En el marco del Día Mundial del Medio Ambiente 2022, cuyo lema fue ayer “Tenemos #UnaSolaTierra. Vamos a cuidarla”, y a 50 años de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Humano de Estocolmo en 1972, conviene reflexionar que vivimos y somos responsables de la etapa histórica en la que más se ha deteriorado el medio ambiente, si consideramos la cantidad de emisiones de carbono, y solo por mencionar un aspecto. También es importante no perder de vista que la etapa actual que estamos atravesando, se debe a la actividad humana, y de manera muy particular, a la actividad que se da por razones económicas. Dicho sea de paso, las actividades económicas son una aplastante mayoría sobre el resto de las actividades humanas; casi todo lo que las personas en este planeta hacen, lo hacen con fines económicos. Pues bien, la etapa actual tiene a mi parecer tres peculiaridades que la diferencian de otras etapas económicas que deterioraron el medio ambiente: 
  1. Los efectos de un problema medioambiental pueden impactar de una manera insospechada a la actividad económica, ya no solo en el contexto donde sucede el problema ambiental, sino en una escala global. 
El mejor ejemplo de ello es la pandemia del SARS-COV-2 que hemos estado sorteando.
  1. La marcha del sistema económico global puede colapsar debido a un problema medioambiental, cosa que solo ocurría cuando se presentaban problemas como una guerra mundial. 
  2. La duración de los efectos de un problema medioambiental es insospechada, o pueden tener efectos permanentes sobre los procesos ecológicos, económicos, sociales y territoriales.
En días pasados tuvo lugar la reunión que convocó Agustín Carstens, responsable del Banco de Pagos Internacionales (BIS, según sus siglas en inglés). En esta reunión, la prensa adelantó que el tema central era lo que Carstens ha dado en llamar “cisnes verdes”. Para decirlo en pocas palabras, los cisnes verdes son eventos que pueden ocurrir sin siquiera una mínima sospecha y cuyo impacto en la economía es enorme, pero que tienen la peculiaridad de originarse por cuestiones relacionadas con los riesgos medioambientales. La aparición de nuevos cisnes verdes como la pandemia del SARS-COV-2, es algo que tiene muy preocupado al organismo internacional que dirige Carstens, y ya está teniendo un impacto en aspectos relativos a:
  • Cómo financiar la transición tecnológica hacia un sistema productivo más viable ecológicamente hablando
  • Cómo financiar la innovación y la inversión “verdes”
  • Cómo construir un marco legal armónico con las tendencias de inversión afines a la protección del medioambiente.
Creo que en la actualidad, cada área del conocimiento tiene mucho que analizar y aportar a la crisis medioambiental que estamos atravesando. Lo mismo la medicina que el derecho o las artes, seguirán experimentando diversos afectos en los que la crisis climática y el calentamiento global tenderá a cambiar la forma de pensar y actuar en las diferentes disciplinas. Desde la economía, lo más pertinente es decir que esta área del conocimiento ya no se puede entender si se pretende separar los asuntos económicos de los medioambientales. Por el contrario, los asuntos y riesgos medioambientales impactan ya con gran fuerza los argumentos más inquebrantables de la ciencia económica. Es por esto que quise traer a la discusión económica hoy, el Día Mundial del Medioambiente. ¿Qué estamos haciendo en México por el medio ambiente? Sin duda, muchas personas en México y en todo el mundo hacemos cosas de manera cotidiana para favorecer un medioambiente más equilibrado. Sin lugar a dudas, es con las decisiones de toda la sociedad como se puede lograr una transición hacia un medioambiente más sano y armónico.  Millones de acciones diarias como separar la basura, usar mejor el automóvil, invertir en un calentador solar para el hogar, entre otras de esa índole, son más que necesarias para conseguir un medioambiente más sano. Sin embargo, también importa demasiado lo que las empresas hacen por el medioambiente. En este sentido, el INEGI acaba de conmemorar el Día Mundial del Medioambiente con una galería de información sobre el quehacer cotidiano de las empresas en pro del medioambiente, en particular de las empresas grandes. En este sentido, cabe mencionar que el INEGI considera una empresa o establecimiento como “grande” cuando supera los 100 empleados, o los 250 empleados, dependiendo del sector del que se trate. Para servicios, el umbral de empresa grande es de 101 en adelante, y para manufacturas de 251 o más. Los datos son de 2018, pero nos permiten identificar de manera sensata las tendencias en este tema.
  1. Lo primero que llama la atención es que, en 2018, solo 12.5 % de los grandes establecimientos en México contó con personal que participaba en actividades de protección al medio ambiente.
La lectura a la inversa de este hallazgo, nos planta esta realidad de una forma mucho más cruda: 88 de cada 100 empresas grandes en México no cuenta con personal que realice actividades para proteger el medioambiente. Es importante mencionar que eso no significa que de ese casi 88 por ciento de empresas que no tienen personal dedicado a labores del medioambiente, no realicen dichas acciones. Pero sí nos habla del nivel de importancia que le otorgan los patrones y gerentes al hecho de destinar personal para ese fin.
  1. En segundo lugar, al mirar por sectores de actividad, un gran porcentaje de empresas, en todos los sectores económicos, no cumplió alguna norma ambiental, o de plano lo desconocen.
Llama la atención en este sentido, que en actividades que generan impactos enormes como la minería, 60.1% de las empresas no cumplió al menos una norma ambiental, y 32.2% lo desconocen. Unidades económicas grandes que cumplieron alguna norma ambiental (Porcentaje)
  1. A nivel nacional, solo el 29.4 % de las grandes empresas y establecimientos en México los traslada con empresas de servicio para el manejo y transporte de residuos, y 5.5 % los recicla o reutiliza en el proceso de producción. El 65.1 % de las empresas envía sus desechos a rellenos sanitarios (basureros).
  2. En lo que se refiere a la utilización de materiales reciclador en el proceso de producción, resalta que los sectores de Comercio y Manufacturas, son los que muestran el mayor porcentaje de empresas que tienen esta práctica.
En el comercio, 12.8% de las empresas utilizan materias primas de reciclaje, y 25.2% utilizan materiales reciclados para el empaque y el embalaje. En línea con estas cifras, en las manufacturas 19.6% de las empresas utilizan materias primas de reciclaje, y 25.4% utilizan materiales reciclados para el empaque y el embalaje. Unidades económicas grandes que utilizaron materiales reciclados (Porcentaje)
  1. El papel y el cartón, seguido por el plástico, son los dos tipos de materiales que más separan las empresas grandes en México. 
Unidades económicas grandes por sector de actividad y la frecuencia con la que separan ciertos tipos de residuos (Porcentaje) Últimos comentarios En 2020 fue muy notorio que un menor ritmo de actividad económica condujo también a un menor nivel de residuos. Ese año se recolectaron 106.52 millones de kilogramos diarios de desechos en México, inferior a los 107.1 millones de kilogramos diarios que se habían recolectado en 2018. Es indudable que todos, no solo las grandes empresas, sino los ciudadanos en nuestros hogares o lugares de trabajo, tenemos la capacidad de aminorar los efectos de un planeta en franco desequilibrio medioambiental. La estrategia correcta en este punto debe ser que cada persona o empresa aporte las medidas de un medio ambiente más sano que más estén en sus posibilidades.  En este sentido, creo que más allá de lo que están haciendo las empresas para reciclar o reutilizar materiales, o conducir adecuadamente sus desechos, es importante la educación ambiental en todos los niveles de escolaridad, pues los daños ambientales van desde lo micro, hasta lo macro. De igual manera, debemos destacar entre la sociedad que los avances científicos que hemos experimentado en la época actual, no nos asegura necesariamente un futuro como especie en la tierra, sino que tienen el potencial muchas veces de aminorar ciertos riesgos medioambientales, cuando mucho.    Twitter: @romero_hicks  Facebook: José Luis Romero Hicks Referencias https://www.inegi.org.mx/contenidos/saladeprensa/aproposito/2022/EAP_MedAmb22.pdf https://www.elfinanciero.com.mx/economia/2022/05/09/que-es-el-cisne-verde-de-carstens-y-como-se-relaciona-con-el-cambio-climatico/ https://www.bis.org/events/green_swan_2022/overview.htm" ["post_title"]=> string(60) "Las empresas en México y su relación con el medio ambiente" ["post_excerpt"]=> string(127) "Según sus posibilidades, cada persona o empresa deberá aportar las medidas pertinentes en pos de un medio ambiente más sano." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(58) "las-empresas-en-mexico-y-su-relacion-con-el-medio-ambiente" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-06-09 11:04:16" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-06-09 16:04:16" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=79741" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(26) ["max_num_pages"]=> float(13) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "64305e02100c567a515e70cdc4d507f5" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

Las empresas en México y su relación con el medio ambiente

Según sus posibilidades, cada persona o empresa deberá aportar las medidas pertinentes en pos de un medio ambiente más sano.

junio 9, 2022

México y las inversiones: ESG, “greenwashing” y la amenaza del Cisne Verde

Vaya controversia se ha originado recientemente a partir de un tema que tiene impacto estructural a nivel global:  el crecimiento y desarrollo...

junio 13, 2022




Más de categoría
El Presidente de México escuchó y ordenó que se revise la situación del Hipódromo de las Américas

La Presidencia toma nota. El Hipódromo de las Américas no levanta

Como cada semana, Enrique Rodríguez-Cano comenta los acontecimientos más relevantes de la industria hípica mexicana.

julio 1, 2022

EL ENSAME, FACTOR ECONÓMICO A PARTIR DE 2022

En México seguimos en una política pública de vecindad, no estamos viendo más allá de nuestra colonia.

junio 29, 2022

RedGirasol, la fintech mexicana que financia proyectos de energía limpia 

RedGirasol o Red Girasol (se usa indistintamente), es la primera fintech de energía limpia en México autorizada por la...

junio 29, 2022
El síndrome del Boreout. Qué es y cómo evitarlo en las empresas

El síndrome del Boreout. Qué es y cómo evitarlo en las empresas

¿Cómo evitar el tedio laboral y que éste afecte el desempeño de los trabajadores y el rendimiento de las...

junio 29, 2022