Divergencia energética por México

Actualmente existe una falta de acuerdo entre todos los entes en el sector energético en un asunto concreto: La seguridad energética del país.  En estos últimos días vale la pena reconsiderar la carta del expresidente Adolfo López...

30 de octubre, 2020

Actualmente existe una falta de acuerdo entre todos los entes en el sector energético en un asunto concreto: La seguridad energética del país.  En estos últimos días vale la pena reconsiderar la carta del expresidente Adolfo López Mateos escrita en 1960, cuya visión deberíamos de tomarla a corto plazo en nuestros días:

“Una cosa obvia es que México requiere de varios años de evolución tecnológica y una eficiencia administrativa para lograr nuestra independencia energética; sería necio afirmar que México no requiere de la capacitación tecnológica en materia eléctrica y petrolera”. 

Hace más de 60 años tuvimos esta visión, pero nunca se aterrizó para poder ser independientes o autosuficientes. Varias administraciones pasaron y nunca hubo una política pública de objetivos en común. Por el contrario, se le dio prioridad a las visiones ideológicas de cada sexenio. Al parecer continuaremos por unos años más con esta forma de concebir a la energía, creando una divergencia entre todos. En este sentido, cabe recordar que apenas en el sexenio pasado se planteó un nuevo esquema de mercado donde privados nacionales y/o extranjeros tuvieran la oportunidad de ser parte del mercado energético nacional sin la necesidad de contratarse con las empresas productivas del Estado. Ello tuvo lugar bajo las leyes, normativas y permisos que emanaron de la entonces “Reforma energética”. Ésta no fue una ideología sino una visión a largo plazo, con una readaptación continua, en pro de los intereses de la nación. Pongámonos de acuerdo de una vez entre todos nosotros. Aquí no se trata de ver qué administración es superior, se trata de comprender lo que la nación requiere para asegurar su crecimiento y posicionamiento ante otras economías que quieran hacer negocios con México ante la falta de tecnología propia.

Continúa Adolfo López: “Pero para ello ningún extranjero necesita convertirse en accionista de las empresas públicas para apoyarnos”.

La reforma energética que contempla la ley de hidrocarburos y eléctrica en ningún artículo recomienda que privados puedan comprar activos y/o aportar capital a las empresas productivas del Estado o puedan ser parte del consejo administrativo de cada una de ellas. Adicionalmente la Ley de PEMEX determina la forma como puede contratarse a las empresas para surtir los servicios, productos o materiales necesarios; pero, insisto, en ningún momento indica que esto dará lugar a que un privado pueda tomar las riendas de las empresas del Estado. Lo que sí indica es que de acuerdo con la decisión que tome cada una de las empresas productivas, tienen la posibilidad de buscar aliados, socios o compartir riesgos en proyectos, pero en comunión con las regulaciones vigentes actuales. 

Así mismo cabe mencionar que las reservas de hidrocarburos encontradas en el subsuelo son de la nación y administradas por parte de la comisión nacional de hidrocarburos (brazo técnico de la secretaria de energía). Un privado podrá explorar, desarrollar o mantener una producción de un campo con base en la estrategia y política energética de la administración en turno. Entonces privatizar a las empresas productivas del Estado es, de hecho, un sofisma. De ser cierto significaría que un privado estuviera en el consejo de Pemex/CFE y ser parte de las decisiones del rumbo de las empresas. Actualmente el consejo de las empresas productivas del Estado está integrado por funcionarios de la administración pública actual y no hay privados. Una privatización implicaría que los directivos de dichas empresas no tuvieran que comparecer en el Legislativo o esperar un presupuesto asignado por parte de la nación vía la secretaria de hacienda.




Estos dos textos tomados de la carta de López Mateos deberían readaptarse para a linear el balance entre la inversión privada y pública, cuya misión debe ser autosuficiencia a largo plazo, adaptando a la transición energética a la forma como explotamos las materias primas o recursos naturales para su transformación, e incursionar en la economía circular a mediano plazo. Cuidado con la forma como tomamos un texto que está vigente, pero que no es adaptado a las condiciones actuales con base en la necesidad de un mercado que requiere cubrirse. 

En 1960 todavía el hombre no iba a la luna, México no había descubierto a Cantarell y la tecnología apenas estaba en vías de desarrollo. Recordemos que la evolución de la tecnología surge a partir de 1980 hasta llegar a lo que tenemos actualmente. Ha llegado la hora de ya no sobreexplotar más las materias primas, disminuir los contaminantes y remover los que ya están. La historia es una buena referencia, pero debemos tener cuidado cómo la adaptamos al presente y no perder de vista cuál es la misión a llevar acabo como nación.

[email protected]

Comentarios
object(WP_Query)#18139 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(31536) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "25-03-2021" ["before"]=> string(10) "22-04-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(31536) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "25-03-2021" ["before"]=> string(10) "22-04-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(19) "economia-y-negocios" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(false) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18163 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18168 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18156 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "25-03-2021" ["before"]=> string(10) "22-04-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(463) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-03-25 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-04-22 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (31536) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (16) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18135 (24) { ["ID"]=> int(63661) ["post_author"]=> string(2) "12" ["post_date"]=> string(19) "2021-04-13 12:29:16" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-04-13 17:29:16" ["post_content"]=> string(5824) "Desprender de un Producto Interno Bruto la composición de sus partes no tendría mayor problema una vez reunida la suma de bienes y servicios, sin la depreciación correspondiente. Esto, muy aparte de representar la riqueza de una nación, tiene un significado de representación; no todo ente participativo en un esquema nacional añade al producto de la nación. Para entender una versión simplificada de añadidura o agregado de valor como es referido en economía, es preciso abundar en el concepto de cadenas productivas.  Una cadena productiva nace de un abasto, materia prima para ser transformada en producto terminado. La denominación de cadena no es circunstancial, es alusión directa a una función sin fin, a una función que jamás interrumpe su ciclo productivo; en ese ciclo intervienen costos que es preciso superar para hacer de la función creativa una función redituable y permanente. Si en este proceso interviene el capital como sostén primordial de origen, el proceso simplemente acude a su fuente natural. Más allá de la fuente natural que es el capital o la inversión, el concepto que todo esto reúne ha sido denominado Capitalismo.  Hacer referencia al Capitalismo es una manera de cimentar una corriente progresista que alude al capital como verdadero sustento del crecimiento económico de una nación. No existe función alterna para hacer crecer una economía; no existen desviaciones en la tenencia del capital cuando los objetivos distan de la reproducción del capital mismo. El capital no es una doctrina que impulse principios de dominio, como tampoco es una filosofía doctrinal que provoque adopción; es una necesidad que dista de lo conceptual y ubica las necesidades primordiales de los auténticos agregados de valor.  Retar la fórmula del capital ha sido tema que relega al acervo de la historia y al aprendizaje de una autonomía utópica que cifra una redención comunitaria por encima de la individualidad y del privilegio creativo y de la imaginación, del talento para nutrir satisfactores sin imposición. Demostrado ha quedado en la historia de la humanidad que la libertad y la libertad de hacer y crear es la fórmula perfecta de convivencia. La igualdad no es concebible cuando la percepción de necesidades es privilegio del que emprende.  Regresemos a los costos; sin ellos no existe empresa, con ellos existe riesgo, sin ellos no existe competencia. Al parecer, los costos rigen el actuar en los mercados; si parece una aseveración atrevida no lo es tanto cuando una idea se emprende, cuando una idea de empresa se concibe. Si los costos no se superan, no existe proyecto, no existe idea innovadora, no existe empresa. Si el precio es una función de relatividad, lo es cifrado a los costos y nada más. Si el precio alcanza competitividad es por el manejo y control de los costos.  Hablemos un tanto de administración pública para situar nuestra referencia de utilidad, porque sabido es que un precio que supera sus costos tiene un margen, llamado utilidad. Es preciso recordar que los componentes del producto suman bienes y servicios. La sumatoria es riqueza nacional, llamada así para asimilar los valores que agrega la gran economía y que año con año debe superar su marca anterior. Esto significa que la economía se supera en cada período; si no lo hace, el crecimiento está suspendido. Ahora bien, si los entes productivos hacen su parte, el gobierno tiene una tarea de aliento para jamás interrumpir la libertad económica. El texto anterior, en este mismo espacio, hizo clara alusión a esta libertad que es medida por instituciones de prestigio internacional; México reúne una calificación mediocre y la mediocridad se instaló hace dos años con una transición retrógrada en pensamiento y guía de intereses nacionales. Los mensajes y acciones de gobierno han retado toda ruta probada en la globalidad imperante y toda modalidad para desprender la autosuficiencia y la actividad monopólica en áreas críticas de inclusión mundial. Esta transición persevera en uniones letales de convivencia y descuida lazos de verdadera unión en lo comercial y en la fusión de capitales ya operando en la nación, con potencias regionales y lejanas por igual. No podemos aislar el efecto nocivo de esta transición y sus miras en el entorno de la economía. Por principio, instaló un derroche infame en asistencia social sin padrón ni control, instaló también una concepción equivocada del ahorro y finalmente instaló proyectos que consumen gasto corriente y un esquema impredecible de endeudamiento que puede representar hasta el 57 % del Producto Interno Bruto en franco desafío a la estabilidad histórica y equilibrio de la deuda pública y sin creación de infraestructura. Al no contemplar planes de recuperación de la economía, al no plantear planes de negocio de la petrolera mexicana, al buscar salidas por encima de la Constitución en reformas y contrarreformas que una y otra vez encontrarán rechazo en el orden jurídico y en la prudencia, el tiempo como recurso se convierte en el mayor de los costos; ese costo no lo contempla esta transición como tampoco lo contempla el presidente, en su intemperancia y obcecación. Para ese costo, que ya se estima en generacional, no existe estimación o salvaguarda, existe el juicio de la historia. Ese es el costo de esta administración fallida, ese costo no será absorbido y tampoco olvidado." ["post_title"]=> string(23) "El Costo de un Gobierno" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(23) "el-costo-de-un-gobierno" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-04-13 12:29:16" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-04-13 17:29:16" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=63661" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#18134 (24) { ["ID"]=> int(63142) ["post_author"]=> string(2) "12" ["post_date"]=> string(19) "2021-03-29 13:36:00" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-03-29 18:36:00" ["post_content"]=> string(6738) "En el área de estudio de inversiones se utiliza una tasa de retorno de la inversión para equiparar todo flujo de ingreso con el egreso correspondiente y de esta manera poder medir el verdadero impacto de cualquier inversión en un ente productivo. Todo proyecto de inversión debe medirse en capacidad de recuperación, vida útil y permanencia dentro de un mercado competitivo. La permanencia es fundamental. Los plazos de vida útil determinarán la reposición de equipo y efecto de capitalización de planta necesaria para permanecer en ciclos de competencia y rangos de tecnología y adaptación de renovación de los tiempos.  Todo ente productivo enfrenta un costo del capital; el costo promedio de las fuentes de financiamiento es determinante para aceptar proyectos que con el tiempo reúnan costos por debajo del promedio. Una vez reunidas las condiciones de cualquier proyecto, el análisis de flujos de efectivo futuros podrán ser descontados al costo promedio del capital y una vez reunidas estas corridas financieras en tiempo presente, la comparación con el monto de la inversión determinará lo positivo o negativo del proyecto.  Los entes productivos normalmente reúnen diversas alternativas de inversión para no acompasar su ritmo de crecimiento e innovación de mercados en fórmulas cautivas de acción, toda vez que la diversificación es sana en cuanto no se altere el ritmo y dominio de su especialización. Por más dominio que se tenga de un mercado, la investigación y desarrollo debe estar atenta al orden y demanda de otros nichos y oportunidades.  Las naciones también contemplan sus especialidades y sus ventajas comparativas, pero el grado de impulso de un gobierno radica en la búsqueda de alternativas para los entes productivos; esto significa que la acción de un gobierno se sitúa en un marco macroeconómico y una mirada global para erradicar localmente las oportunidades de financiamiento y programas de apoyo en el sector exportación, entre otras de expansión territorial en el mercado interno. En ocasiones, los gobiernos capitalizan parte de una función necesaria, siempre y cuando la iniciativa sea en conjunción con la participación privada; esto significa que el impulso de la demanda empresarial dicta el rumbo de la infraestructura que aportan los gobiernos. Las necesidades de comunicación, la infraestructura carretera y portuaria son un claro ejemplo. Los gobiernos siempre tratan de mantener un perfil representativo en la inversión que será capturada en la operación de particulares y la razón es muy simple porque obedece a la especialización.  La transición en turno que gobierna el país ha tomado un rumbo de descalabro de las finanzas públicas al intentar lanzar tres proyectos que nunca responderían a la demanda empresarial porque no son necesarios ni prioritarios. La concepción de proyectos desde un esquema de gobierno es equivocada por diversas razones, siendo la más importante el descartar la demanda empresarial. El impulso de proyectos del lado de la oferta no ofrece certeza de éxito toda vez que la oferta impone situaciones de aceptación regional en detrimento de las pausas que cada nación sigue. Norte y Sur en el caso de México, en donde existe disparidad de crecimiento.  El verdadero daño que esta transición ocasiona es en el destino incierto de recursos sin concordancia de programas estrictos de aplicación y sin apego a las reglas financieras que impone un proyecto de gran envergadura. Después de dos años del lanzamiento de estas tres aventuras irresponsables, nunca se han considerado las condiciones de recuperación como una disciplina de ética pública. Naturalmente no se han seguido los lineamientos que requieren inversiones de esas dimensiones. La capitalización de estos no corresponde al gasto público, premisa de error de origen. Esta transición en turno ha recurrido a la opacidad como un recurso que desafía la legitimidad y la prudencia de actos de gobierno. La capitalización de proyectos de esta naturaleza debiera obedecer a planes concretos y con sustento de innumerables instituciones, iniciando con el medio ambiente como responsabilidad adquirida ante organismos internacionales. También, debieron sustentarse con programas de desarrollo para adecuar recuperaciones compartidas con organismos regionales de cooperación como el Banco Interamericano de Desarrollo. Los proyectos aludidos se ampararon en la prisa, en la descalificación de expertos en diversas disciplinas y en franco desafío de la opinión pública. El resultado, a pesar del ocultamiento de datos precisos es la improvisación y el fracaso instalado desde la concepción y marcha desbocada e irracional. Se contraponen las fuerzas de la razón ante el gigantismo inoperante de una administración rebasada por simples cifras, cifras que acumulan una deuda desbordada e improcedente. Dos años han bastado para el señalamiento de la ineptitud de un gobierno con cimientos en eufemismos y llamadas a un nacionalismo exacerbado y a un descubrimiento de valores que la sociedad adopta como herencia de siglos y no en la redención que alude al momento de un líder que condena y divide. Viene el repaso de la historia de una modernidad que ha experimentado las falsas alusiones a la historia que revive episodios de renacimiento para desde una tribuna incontestable arrostrar un pasado que ha quedado en memoria y desde ese templete, arrojar al fuego las acciones que sentaron las bases del México actual. Viene la confrontación de esa modernidad sin freno a sembrar y clamar vida pública que corresponde al México que despertó al concierto de las naciones varias décadas atrás, con el discurso cansado de un presidente que niega el progreso. Viene, finalmente, la revisión de las cuentas, las que ya no dan paso a la intemperancia y el abuso de una administración centrada en el dispendio y en la licencia arbitraria para disponer de riqueza de la nación. Viene el descalabro natural del desorden de inicio, viene para toda una administración de gobierno, la calificación negativa y la tasa que juzga no el retorno de los recursos empleados sin inversión productiva, la tasa que juzga el no retorno, el pozo sin fondo del desperdicio de lo nuestro. " ["post_title"]=> string(36) "La Tasa de no Retorno sin Inversión" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(35) "la-tasa-de-no-retorno-sin-inversion" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-03-29 13:36:00" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-03-29 18:36:00" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=63142" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18135 (24) { ["ID"]=> int(63661) ["post_author"]=> string(2) "12" ["post_date"]=> string(19) "2021-04-13 12:29:16" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-04-13 17:29:16" ["post_content"]=> string(5824) "Desprender de un Producto Interno Bruto la composición de sus partes no tendría mayor problema una vez reunida la suma de bienes y servicios, sin la depreciación correspondiente. Esto, muy aparte de representar la riqueza de una nación, tiene un significado de representación; no todo ente participativo en un esquema nacional añade al producto de la nación. Para entender una versión simplificada de añadidura o agregado de valor como es referido en economía, es preciso abundar en el concepto de cadenas productivas.  Una cadena productiva nace de un abasto, materia prima para ser transformada en producto terminado. La denominación de cadena no es circunstancial, es alusión directa a una función sin fin, a una función que jamás interrumpe su ciclo productivo; en ese ciclo intervienen costos que es preciso superar para hacer de la función creativa una función redituable y permanente. Si en este proceso interviene el capital como sostén primordial de origen, el proceso simplemente acude a su fuente natural. Más allá de la fuente natural que es el capital o la inversión, el concepto que todo esto reúne ha sido denominado Capitalismo.  Hacer referencia al Capitalismo es una manera de cimentar una corriente progresista que alude al capital como verdadero sustento del crecimiento económico de una nación. No existe función alterna para hacer crecer una economía; no existen desviaciones en la tenencia del capital cuando los objetivos distan de la reproducción del capital mismo. El capital no es una doctrina que impulse principios de dominio, como tampoco es una filosofía doctrinal que provoque adopción; es una necesidad que dista de lo conceptual y ubica las necesidades primordiales de los auténticos agregados de valor.  Retar la fórmula del capital ha sido tema que relega al acervo de la historia y al aprendizaje de una autonomía utópica que cifra una redención comunitaria por encima de la individualidad y del privilegio creativo y de la imaginación, del talento para nutrir satisfactores sin imposición. Demostrado ha quedado en la historia de la humanidad que la libertad y la libertad de hacer y crear es la fórmula perfecta de convivencia. La igualdad no es concebible cuando la percepción de necesidades es privilegio del que emprende.  Regresemos a los costos; sin ellos no existe empresa, con ellos existe riesgo, sin ellos no existe competencia. Al parecer, los costos rigen el actuar en los mercados; si parece una aseveración atrevida no lo es tanto cuando una idea se emprende, cuando una idea de empresa se concibe. Si los costos no se superan, no existe proyecto, no existe idea innovadora, no existe empresa. Si el precio es una función de relatividad, lo es cifrado a los costos y nada más. Si el precio alcanza competitividad es por el manejo y control de los costos.  Hablemos un tanto de administración pública para situar nuestra referencia de utilidad, porque sabido es que un precio que supera sus costos tiene un margen, llamado utilidad. Es preciso recordar que los componentes del producto suman bienes y servicios. La sumatoria es riqueza nacional, llamada así para asimilar los valores que agrega la gran economía y que año con año debe superar su marca anterior. Esto significa que la economía se supera en cada período; si no lo hace, el crecimiento está suspendido. Ahora bien, si los entes productivos hacen su parte, el gobierno tiene una tarea de aliento para jamás interrumpir la libertad económica. El texto anterior, en este mismo espacio, hizo clara alusión a esta libertad que es medida por instituciones de prestigio internacional; México reúne una calificación mediocre y la mediocridad se instaló hace dos años con una transición retrógrada en pensamiento y guía de intereses nacionales. Los mensajes y acciones de gobierno han retado toda ruta probada en la globalidad imperante y toda modalidad para desprender la autosuficiencia y la actividad monopólica en áreas críticas de inclusión mundial. Esta transición persevera en uniones letales de convivencia y descuida lazos de verdadera unión en lo comercial y en la fusión de capitales ya operando en la nación, con potencias regionales y lejanas por igual. No podemos aislar el efecto nocivo de esta transición y sus miras en el entorno de la economía. Por principio, instaló un derroche infame en asistencia social sin padrón ni control, instaló también una concepción equivocada del ahorro y finalmente instaló proyectos que consumen gasto corriente y un esquema impredecible de endeudamiento que puede representar hasta el 57 % del Producto Interno Bruto en franco desafío a la estabilidad histórica y equilibrio de la deuda pública y sin creación de infraestructura. Al no contemplar planes de recuperación de la economía, al no plantear planes de negocio de la petrolera mexicana, al buscar salidas por encima de la Constitución en reformas y contrarreformas que una y otra vez encontrarán rechazo en el orden jurídico y en la prudencia, el tiempo como recurso se convierte en el mayor de los costos; ese costo no lo contempla esta transición como tampoco lo contempla el presidente, en su intemperancia y obcecación. Para ese costo, que ya se estima en generacional, no existe estimación o salvaguarda, existe el juicio de la historia. Ese es el costo de esta administración fallida, ese costo no será absorbido y tampoco olvidado." ["post_title"]=> string(23) "El Costo de un Gobierno" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(23) "el-costo-de-un-gobierno" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-04-13 12:29:16" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-04-13 17:29:16" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=63661" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(15) ["max_num_pages"]=> float(8) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "a7006d5e71c9f61f4c2fc7487d6c41ee" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

El Costo de un Gobierno

Desprender de un Producto Interno Bruto la composición de sus partes no tendría mayor problema una vez reunida la suma de bienes...

abril 13, 2021

La Tasa de no Retorno sin Inversión

En el área de estudio de inversiones se utiliza una tasa de retorno de la inversión para equiparar todo flujo de ingreso...

marzo 29, 2021




Más de categoría

El fin del acuerdo millonario entre Citibanamex y OXXO

El pasado 14 de abril de 2021, tiendas Oxxo en Twitter anunciaba que “Por causas ajenas a OXXO, no...

abril 21, 2021

 ¿Cuál es la expectativa del Grupo de Trabajo para la Transición Hacendaria formado en la Cámara de Diputados?

Recientemente se publicó, en la Gaceta Parlamentaria de la Cámara de Diputados, el acuerdo por el que se crea...

abril 20, 2021

Acerca del Crecimiento de Nuestra Economía

Otra vez el repaso del Producto Interno Bruto para medir nuestra economía, otra vez el incesante peregrinaje de las...

abril 19, 2021

EL EMBELECO DEL FUTURO DEL CO2

El embeleco que en todo el mundo está en boga es la eliminación y/o desuso de los hidrocarburos en...

abril 16, 2021