Contra viento y prudencia…

El diálogo esperado desde el poder no llegó. La invitación al capital quedó trunca, sin fecha. El presidente dejó claro su interés por los negocios públicos. Desde luego existe cierta historia de negocios públicos o al menos...

26 de octubre, 2020

El diálogo esperado desde el poder no llegó. La invitación al capital quedó trunca, sin fecha. El presidente dejó claro su interés por los negocios públicos. Desde luego existe cierta historia de negocios públicos o al menos así podríamos llamar a la época del Desarrollo Estabilizador en la que el gobierno mexicano capitalizaba negocios asegurados por una demanda de reconstrucción de la gran guerra. Capitalizar o impulsar una actividad productiva en manos conocedoras de su oficio no necesariamente hace del Estado un empresario.

Somos servidores públicos, externó el presidente, en una de sus tantas exposiciones que hace de su responsabilidad un síndrome que elude la propia. A nosotros, expresó, nos interesan los negocios públicos y no los privados. Ante esta expresión, existen demasiadas aristas que exponen una política pública crucial, la económica, ante un público diverso dentro y fuera del país que lo primero que requiere es certeza jurídica. La certeza jurídica traspasa todo límite de interés o de promoción. 

Si abundamos en la promoción o simple interés de los negocios, sin importar su origen, centramos nuestra atención en la producción de satisfactores. El producto terminado es intención más que consecuencia de la cadena productiva. Nutrir una sociedad de satisfactores es nutrir expectativas de mejora y por tanto de bienestar. Si bienestar es lo que busca esta transición temporal de gobierno, ahí radica la respuesta: la opción de consumo entre una gama de productos derivados de distintas cadenas productivas.

La historia de la nación demostró con los años que las actividades de los gobiernos no deben interferir con las propias de los agentes económicos; señalábamos la experiencia de la postguerra. El mundo industrializado precisaba de infraestructura para reconstrucción de las grandes capitales. México tenía acero, petróleo, vidrio, aluminio, por enumerar algunas prioridades. El gobierno apoyó con capital esta producción con mercado asegurado, esto es, sin competencia. Los años demostraron que estos costos de oportunidad se presentan en catástrofes o conflictos armados. En tiempos de paz, impera la competencia e impera el riesgo.

Por definición, el Estado no debe intervenir en acciones de capitalización porque sus fuentes de financiamiento difieren de las que enfrenta el inversionista privado. El gobierno tiene acceso al gasto corriente y si este capitaliza una función productiva, quiere decir que cubre gastos operativos con dinero de los contribuyentes, una clara falta de ética gubernamental. En teoría no existen los negocios públicos, porque el Estado no lucra y si no lucra, tampoco debe especular con fondos que deben ser utilizados para servicio y atención de la ciudadanía. Esta función es el Contrato Social.

Los gobiernos deben en todo momento discernir entre capacidades de aprovechamiento de recursos que no necesariamente deriven en actividades redituables en lo económico. El tema de los fideicomisos es un claro ejemplo en donde el gobierno anticipa bondades de la investigación, la cultura y las artes y campos de especialización en donde el retorno puede ser totalmente intangible. El intento de borrar estas actividades para centralizar su probable dispersión futura y probable discrecionalidad es equivalente a borrar el impulso de la vida nacional, que radica en estímulos generacionales un acervo de nación respetado en todos los rincones del orbe.




Las lecciones recientes a las reacciones totalitarias de un presidente obcecado en fórmulas del pasado, que acerca el monopolio inoperante de la petrolera mexicana y de la productora de energía, ha embravecido el terreno legal para confrontar una política energética inamovible desde el punto de vista que sostiene un Tratado con dos naciones prósperas y socias de México. Las energías limpias y renovables no son un sofisma, son una realidad que el mundo contempla para generaciones futuras. La imposición de una mira de retroceso puede resultar y está resultando, en una mira inconclusa, costosa y totalmente reversible por nuestra Corte y en un futuro cercano, por Cortes internacionales.

La economía debiera ser una concepción que emana de lo más profundo del sentimiento de cobertura y progreso de una nación. En su concepción natural, es la distribución equitativa de recursos. México, contaba con un  modelo que no dejaba actividades en desamparo; todo modelo es perfectible desde luego, pero dejar fuera preceptos económicos probados y creciendo, para sustituirlos por una dispersión sin norma y sin padrón, ha resultado en el mayor fracaso conocido hasta ahora en materia económica. El ahorro republicano nunca se dio, como tampoco se dieron condiciones propicias para invitar al capital.

Los pronunciamientos de un gobierno lo dicen todo y hacen de una simple expresión, un avatar de acciones tendientes a fomentar los pasos de la inversión en dos fases: la reinversión parcial de utilidades y la inversión directa. La primera puede obedecer a un fenómeno de simple inercia para continuar proyectos de expansión naturales. La segunda se frena en automático. Eso está ocurriendo con las señales adversas a los criterios esperados de un gobierno y de una economía que pertenece o alguna vez lo hizo al G 20.

Las cosas están por cambiar en nuestro propio territorio con el gobierno demócrata, si todo sigue como se perfilan las preferencias. La mano de Biden no es tan suelta ni tan permisiva como la de Trump; Biden es un profesional de la política y conoce el continente y sus debilidades y flaquezas. También conoce el Tratado Comercial y sabe de las concesiones que hizo Trump en áreas en las que el Congreso norteamericano ya señala como imprecisiones. Estas ya se encuentran redactadas y han sido dadas a conocer al presidente López. Este es un paso crucial que supera las manifestaciones de nacionalismo irredento; simplemente son alusiones a faltas expresas de un gobierno indolente. 

La rectificación a innumerables áreas de desperdicio de recursos, vendrá sin duda. Otras, las compondrá un presupuesto magro y desordenado en obras faraónicas e innecesarias. El exterior tendrá su aportación, sin duda, pero algo quedará claro: jugar al absolutismo en pleno siglo XXI es jugar contra viento y marea y sobre todo… contra la prudencia.

Comentarios
object(WP_Query)#18127 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(31252) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "26-03-2021" ["before"]=> string(10) "23-04-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(31252) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "26-03-2021" ["before"]=> string(10) "23-04-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(19) "economia-y-negocios" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(false) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18083 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18078 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18142 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "26-03-2021" ["before"]=> string(10) "23-04-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(463) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-03-26 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-04-23 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (31252) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (16) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18079 (24) { ["ID"]=> int(64254) ["post_author"]=> string(2) "12" ["post_date"]=> string(19) "2021-04-19 13:44:03" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-04-19 18:44:03" ["post_content"]=> string(6859) "Otra vez el repaso del Producto Interno Bruto para medir nuestra economía, otra vez el incesante peregrinaje de las cifras que corroboran, sancionan o premian el desenvolvimiento de la actividad económica de la nación. Asumir que se instala una dinámica sería redundar en la esencia de la economía; el dinamismo es presencia inobjetable de la marca que hoy supera la de ayer. Las pausas de la actividad económica las hacemos para reunir juicios interpretativos y nada más; las detenciones son mera función de análisis y corrección de rumbo. La detención de variables se hace para conformar política económica y unirla al conjunto de políticas públicas. En ocasiones esto constituye un proyecto de nación. No siempre. Citar un resurgimiento económico equivale a invalidar toda una marcha productiva, pero reanudar cadenas de producción es una concepción un tanto más acertada si consideramos que prescindimos de un millón de agentes productivos en el curso de la pandemia, de los que no habrá retorno. Es una gran pérdida sin duda, pero lo que importa destacar es la visión de un gobierno alejado de toda reactivación o impulso para evitar lo ocurrido y la trascendencia al orden de la oferta fallida. Obviamente, podemos imaginar el desequilibrio natural que arroja la ausencia de productos terminados y de servicios de un millón de agentes borrados de la interacción comercial. El primer efecto de este fenómeno de ausencia forzada afecta el mercado interno; si imaginamos un escenario de competencia, no tendríamos problema en suplantar la oferta de estos integrantes borrados del mapa económico, con el agravante de la especialización que elude la eficiencia en el posible reemplazo. Como se contemple, esto no es inmediato, por tanto la demanda seguirá una ruta delantera al camino de la oferta cuando la reactivación ocurra. El efecto de los precios naturalmente altera toda prerrogativa de estabilidad alguna vez lograda antes de la pandemia y del cierre de operaciones de negocios.  En este delicado tema de mercado interno, el gobierno tomó la ruta equivocada, asumiendo que la reactivación del consumo interno puede estimularse mediante la dádiva; esto es poner a disposición de usuarios clasificados de acuerdo a una escala interpretativa, un ingreso. Esto naturalmente no puede calificar de ingreso toda vez que interrumpe el ciclo de valores agregados en toda cadena productiva. Si el ingreso no tiene correspondencia a un costo en dicha cadena, entonces se convierte en dispendio sin correspondencia alguna. El ejercicio puede nutrir una fase de consumo en un ciclo pero es incapaz de reproducirse sin la creación de utilidades de agentes productivos para un ciclo siguiente.  Esto ocurrió en México en dos años de esta transición que gobierna; se ha ignorado la fuente original del ingreso gubernamental en la renta de los agentes productivos; esto es el ingreso por consecuencia fiscal en la libre expresión del que emprende. Se ha ignorado la inversión como vértice de la pirámide que el presidente decidió invertir para apuntalar su base en una creencia o imaginaria absurda de recomposición de una economía, pensando que el consumo de los de abajo, tomando su retórica, nutriría mercados internos desgastados. En este aspecto, habría que añadir que el desgaste fue producido por esta endémica postura y la recesión en puerta ya asomaba su rostro antes de la pandemia. Las malas decisiones de este gobierno en turno han provocado una contracción del producto, han orientado políticas públicas en sentido contrario al universo creador de la globalidad de la que formamos parte, no solamente en trayectoria de décadas, en papel formal y suscrito con las potencias del norte. Al parecer se ignora o se soslaya este precepto de adhesión formal, que por cierto cabe mencionar, es ineludible.  Ahora bien, del estanco en la producción al camino franco de la recuperación, México crece, al menos la tasa que se espera ronda el 5% anual. No es una tasa despreciable pero no corresponde al equilibrio esperado en las fuerzas productivas de la nación. La verdadera dinámica radica en el sector exportador y este a su vez se nutre de una inercia de crecimiento de la economía norteamericana. Tenemos entonces un aliento en la demanda pero no de todos los sectores que quisiéramos impulsar; no todo es manufactura como tampoco todo es perecedero. El problema que enfrenta México de momento es de temporalidad. En las áreas delicadas en las que el gobierno tiene alguna injerencia, México las está padeciendo porque no conforman una línea de pensamiento o guía sólida y precisa; la obtusa visión de revivir actividades monopólicas proscritas, afecta desde el mensaje de un gobierno carente de concepción global hasta la determinación de grados de inversión. Las adhesiones y muestras de empatía con naciones en franco declive económico y social, invade la percepción que obliga a la mira del norte. México no debe situar sus prerrogativas en un costo de oportunidad como si las alternativas no estuvieran presentes. Lo están, están en tratados formales y signados.  Toda fase de crecimiento desde luego es bienvenida pero toda fase de crecimiento requiere de capitalización, de renovación de planta y equipo; finalmente, toda fase de capitalización requiere de reglas claras y de un clima de certeza jurídica y de un ambiente propicio y armónico, responsabilidad de las autoridades. México no lo tiene de momento y tal vez no lo obtenga en un plazo corto; la recomposición del Congreso augura un futuro promisorio y equilibrado en la función presupuestal y en la libre dispensa de regulaciones y autonomía. Del llamado a la inversión sería incorrecto e irresponsable mencionar la existencia de seguridades con esta transición. La yuxtaposición del gasto público y la disposición del mismo mediante eufemismos y contradicciones en el discurso oficial, ha mermado la confianza del capital.  Se reitera, México crece en su dinámica de exportación y ayuda a la recomposición del producto, pero deja atrás, en un compás de espera, un proyecto integral en materia de especialización y ventajas comparativas con otros bloques y mercados. Se entiende el proceso gradual, lo que no se entiende es la disparidad de objetivos con esta transición. No existe una visión conjunta.     " ["post_title"]=> string(43) "Acerca del Crecimiento de Nuestra Economía" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(42) "acerca-del-crecimiento-de-nuestra-economia" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-04-19 13:44:03" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-04-19 18:44:03" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=64254" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#18052 (24) { ["ID"]=> int(63732) ["post_author"]=> string(2) "26" ["post_date"]=> string(19) "2021-04-14 13:05:37" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-04-14 18:05:37" ["post_content"]=> string(4433) "De acuerdo a Forbes, a pesar de los efectos negativos de la pandemia del COVID-19, los equipos de futbol aumentaron en promedio un 30% su valor y por primera vez en 16 años la cima no la ocupan el Real Madrid ni el Manchester United sino el Fútbol Club Barcelona.  El ascenso del F.C. Barcelona se produjo cuando el club se vio atrapado en una pelea pública con el argentino Lionel Messi, el jugador mejor pagado del mundo, quien amenazó con irse el año pasado antes de la última temporada bajo su contrato. El suspenso de meses terminó con Messi quedándose y el presidente del equipo, Josep María Bartomeu, renunciando. El Club Barcelona está valorado en 4760 millones de dólares, apenas superando los 4750 millones del Real Madrid. La metodología para la elaboración de la lista Forbes ha utilizado los ingresos y el beneficio operativo de la temporada 2019-20, convertidos a dólares según los tipos de cambio promedio de la temporada. Los ingresos obtenidos por prestar jugadores a otros equipos se han excluido. Los valores de cada equipo son valores empresariales (capital más deuda neta) e incluyen la economía del estadio del equipo, pero no el valor del bien inmueble. La lista anual de los 20 equipos de fútbol más valiosos del mundo es:
  1. F.C. Barcelona: $4.760 millones de dólares.
  2. Real Madrid C.F.: $4.750 millones de dólares.
  3. Bayern de Múnich: $4.215 millones de dólares.
  4. Manchester United: $4.200 millones de dólares.
  5. Liverpool: $4.100 millones de dólares.
  6. Manchester City: $4.000 millones de dólares.
  7. Chelsea: $3.200 millones de dólares.
  8. Arsenal: $2.800 millones de dólares.
  9. Paris Saint-Germain: $2.500 millones de dólares.
  10. Tottenham Hotspur: $2.300 millones de dólares.
  11. Juventus: $1.950 millones de dólares.
  12. Borussia Dortmund: $1.900 millones de dólares.
  13. Atlético de Madrid: $1.000 millones de dólares.
  14. Inter de Milán: $743 millones de dólares.
  15. Everton: $658 millones de dólares.
  16. AC Milán: $559 millones de dólares.
  17. AS Roma: $548 millones de dólares.
  18. West Ham United: $508 millones de dólares.
  19. Leicester City: $455 millones de dólares.
  20. Ajax: $413 millones de dólares.
" ["post_title"]=> string(50) "El negocio del fútbol en los tiempos del COVID-19" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(49) "el-negocio-del-futbol-en-los-tiempos-del-covid-19" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-04-14 13:05:37" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-04-14 18:05:37" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=63732" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18079 (24) { ["ID"]=> int(64254) ["post_author"]=> string(2) "12" ["post_date"]=> string(19) "2021-04-19 13:44:03" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-04-19 18:44:03" ["post_content"]=> string(6859) "Otra vez el repaso del Producto Interno Bruto para medir nuestra economía, otra vez el incesante peregrinaje de las cifras que corroboran, sancionan o premian el desenvolvimiento de la actividad económica de la nación. Asumir que se instala una dinámica sería redundar en la esencia de la economía; el dinamismo es presencia inobjetable de la marca que hoy supera la de ayer. Las pausas de la actividad económica las hacemos para reunir juicios interpretativos y nada más; las detenciones son mera función de análisis y corrección de rumbo. La detención de variables se hace para conformar política económica y unirla al conjunto de políticas públicas. En ocasiones esto constituye un proyecto de nación. No siempre. Citar un resurgimiento económico equivale a invalidar toda una marcha productiva, pero reanudar cadenas de producción es una concepción un tanto más acertada si consideramos que prescindimos de un millón de agentes productivos en el curso de la pandemia, de los que no habrá retorno. Es una gran pérdida sin duda, pero lo que importa destacar es la visión de un gobierno alejado de toda reactivación o impulso para evitar lo ocurrido y la trascendencia al orden de la oferta fallida. Obviamente, podemos imaginar el desequilibrio natural que arroja la ausencia de productos terminados y de servicios de un millón de agentes borrados de la interacción comercial. El primer efecto de este fenómeno de ausencia forzada afecta el mercado interno; si imaginamos un escenario de competencia, no tendríamos problema en suplantar la oferta de estos integrantes borrados del mapa económico, con el agravante de la especialización que elude la eficiencia en el posible reemplazo. Como se contemple, esto no es inmediato, por tanto la demanda seguirá una ruta delantera al camino de la oferta cuando la reactivación ocurra. El efecto de los precios naturalmente altera toda prerrogativa de estabilidad alguna vez lograda antes de la pandemia y del cierre de operaciones de negocios.  En este delicado tema de mercado interno, el gobierno tomó la ruta equivocada, asumiendo que la reactivación del consumo interno puede estimularse mediante la dádiva; esto es poner a disposición de usuarios clasificados de acuerdo a una escala interpretativa, un ingreso. Esto naturalmente no puede calificar de ingreso toda vez que interrumpe el ciclo de valores agregados en toda cadena productiva. Si el ingreso no tiene correspondencia a un costo en dicha cadena, entonces se convierte en dispendio sin correspondencia alguna. El ejercicio puede nutrir una fase de consumo en un ciclo pero es incapaz de reproducirse sin la creación de utilidades de agentes productivos para un ciclo siguiente.  Esto ocurrió en México en dos años de esta transición que gobierna; se ha ignorado la fuente original del ingreso gubernamental en la renta de los agentes productivos; esto es el ingreso por consecuencia fiscal en la libre expresión del que emprende. Se ha ignorado la inversión como vértice de la pirámide que el presidente decidió invertir para apuntalar su base en una creencia o imaginaria absurda de recomposición de una economía, pensando que el consumo de los de abajo, tomando su retórica, nutriría mercados internos desgastados. En este aspecto, habría que añadir que el desgaste fue producido por esta endémica postura y la recesión en puerta ya asomaba su rostro antes de la pandemia. Las malas decisiones de este gobierno en turno han provocado una contracción del producto, han orientado políticas públicas en sentido contrario al universo creador de la globalidad de la que formamos parte, no solamente en trayectoria de décadas, en papel formal y suscrito con las potencias del norte. Al parecer se ignora o se soslaya este precepto de adhesión formal, que por cierto cabe mencionar, es ineludible.  Ahora bien, del estanco en la producción al camino franco de la recuperación, México crece, al menos la tasa que se espera ronda el 5% anual. No es una tasa despreciable pero no corresponde al equilibrio esperado en las fuerzas productivas de la nación. La verdadera dinámica radica en el sector exportador y este a su vez se nutre de una inercia de crecimiento de la economía norteamericana. Tenemos entonces un aliento en la demanda pero no de todos los sectores que quisiéramos impulsar; no todo es manufactura como tampoco todo es perecedero. El problema que enfrenta México de momento es de temporalidad. En las áreas delicadas en las que el gobierno tiene alguna injerencia, México las está padeciendo porque no conforman una línea de pensamiento o guía sólida y precisa; la obtusa visión de revivir actividades monopólicas proscritas, afecta desde el mensaje de un gobierno carente de concepción global hasta la determinación de grados de inversión. Las adhesiones y muestras de empatía con naciones en franco declive económico y social, invade la percepción que obliga a la mira del norte. México no debe situar sus prerrogativas en un costo de oportunidad como si las alternativas no estuvieran presentes. Lo están, están en tratados formales y signados.  Toda fase de crecimiento desde luego es bienvenida pero toda fase de crecimiento requiere de capitalización, de renovación de planta y equipo; finalmente, toda fase de capitalización requiere de reglas claras y de un clima de certeza jurídica y de un ambiente propicio y armónico, responsabilidad de las autoridades. México no lo tiene de momento y tal vez no lo obtenga en un plazo corto; la recomposición del Congreso augura un futuro promisorio y equilibrado en la función presupuestal y en la libre dispensa de regulaciones y autonomía. Del llamado a la inversión sería incorrecto e irresponsable mencionar la existencia de seguridades con esta transición. La yuxtaposición del gasto público y la disposición del mismo mediante eufemismos y contradicciones en el discurso oficial, ha mermado la confianza del capital.  Se reitera, México crece en su dinámica de exportación y ayuda a la recomposición del producto, pero deja atrás, en un compás de espera, un proyecto integral en materia de especialización y ventajas comparativas con otros bloques y mercados. Se entiende el proceso gradual, lo que no se entiende es la disparidad de objetivos con esta transición. No existe una visión conjunta.     " ["post_title"]=> string(43) "Acerca del Crecimiento de Nuestra Economía" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(42) "acerca-del-crecimiento-de-nuestra-economia" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-04-19 13:44:03" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-04-19 18:44:03" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=64254" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(15) ["max_num_pages"]=> float(8) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "d86faa60ebb145bde9a3ddc30e1d9a14" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

Acerca del Crecimiento de Nuestra Economía

Otra vez el repaso del Producto Interno Bruto para medir nuestra economía, otra vez el incesante peregrinaje de las cifras que corroboran,...

abril 19, 2021

El negocio del fútbol en los tiempos del COVID-19

De acuerdo a Forbes, a pesar de los efectos negativos de la pandemia del COVID-19, los equipos de futbol aumentaron en promedio...

abril 14, 2021




Más de categoría

El fin del acuerdo millonario entre Citibanamex y OXXO

El pasado 14 de abril de 2021, tiendas Oxxo en Twitter anunciaba que “Por causas ajenas a OXXO, no...

abril 21, 2021

 ¿Cuál es la expectativa del Grupo de Trabajo para la Transición Hacendaria formado en la Cámara de Diputados?

Recientemente se publicó, en la Gaceta Parlamentaria de la Cámara de Diputados, el acuerdo por el que se crea...

abril 20, 2021

Acerca del Crecimiento de Nuestra Economía

Otra vez el repaso del Producto Interno Bruto para medir nuestra economía, otra vez el incesante peregrinaje de las...

abril 19, 2021

EL EMBELECO DEL FUTURO DEL CO2

El embeleco que en todo el mundo está en boga es la eliminación y/o desuso de los hidrocarburos en...

abril 16, 2021