Accidentes en la tienda

Hace un par de semanas, en un Oxxo, un señor compró un garrafón grande de agua. Quiso subirlo al hombro para llevárselo, pero con la inercia se le resbaló hacia atrás. El garrafón cayó en seco, se...

21 de julio, 2021 Accidentes en la tienda

Hace un par de semanas, en un Oxxo, un señor compró un garrafón grande de agua. Quiso subirlo al hombro para llevárselo, pero con la inercia se le resbaló hacia atrás. El garrafón cayó en seco, se rompió. El agua se derramó en toda la parte del frente de la tienda. Salpicó y mojó muchos productos alrededor. El señor vio el caos que causó y se fue.

Como no existe en los Oxxos, una “cuadrilla” que salga inmediatamente a limpiar los accidentes de los clientes, entonces el personal de los dos cajeros y el que arregla y desarregla los estantes se inmutaron suficiente como para empezar a limpiar. Una cajera cerró la caja y se puso a medio secar.  Había clientes que pasaban pisando el agua, recorriendo la tienda como si nada ensuciando los pasillos. En la interminable fila para pagar, algunos clientes esperaron con calma, los demás empezaron a renegar. 

Mientras todo pasaba y yo esperaba en la fila ¿qué es lo que hace uno cuando hay accidentes en un Oxxo? me pregunté. ¿Cuánto de responsabilidad tiene un cliente con la tienda? y ¿cuánta obligación tiene el empleado? Del producto que se mojó, dijo la cajera, no pasaría el inventario y se los cobrarían a ellos, cosa que supuestamente no debe ser porque las tiendas de autoservicio y conveniencia deben tener un margen y porcentaje de “merma” y he sabido por muchos empleados del Oxxo que todo lo que les roban, se rompe o rompen los clientes, por ejemplo, las galletas y cosas empaquetadas que son apachurradas por los clientes por puro ocio, representa un costo para el empleado y no está considerado dentro del porcentaje aceptado como merma  (yo apachurré muchas paletas payaso en la Comercial Mexicana nunca en un Oxxo).

 

He visto que suceden accidentes, como cuando al cliente se le resbala una lata húmeda del refrigerador y se regresa para tomar otra, si el empleado se da cuenta, pide que se paguen las dos o se lleve la que “tiró”. Cualquier cosa que se le caiga a los clientes de las manos y se maltrate de cualquier forma, debe ser pagada, según Oxxo. 

Volvemos a la limpiada. El hombre que rompió su garrafón no hizo nada y es donde me pregunté si uno tiene algo de responsabilidad en ello; parece que ni los empleados quisieron hacerse responsables de inmediato y no les quedó otra más que limpiar enfadados y contar lo que se echó a perder al mismo tiempo que hacían cuentas de lo que tendrían que pagar.

Bien, pues el lunes pasado fui al mismo Oxxo del señor del agua derramada. En la caja puse un vaso de café que había comprado en otra parte, para pagar, quise deslizar el vaso hacia un lado y se atoró con la orilla de una de las etiquetas que tienen pegadas en el mostrador y ¡Splash! El café se derramó encima del mostrador y rápidamente se empezó a escurrir por encima de los chicles, por debajo de los estantes plásticos: ¡había café por todos lados! 

En cuanto el vaso cayó, pedí papel, servilletas, trapos, trapeador y ningún empleado me acercaba nada. No es mi casa, les dije, y no sé dónde tienen  las cosas para limpiar. Una empleada me acercó un trapeador todo mugroso y dos trapos igual de sucios. La gente en la fila empezó a pedirles que me dieran lo que yo pedía, una persona dijo que los empleados debían limpiar, un señor se acercó con un rollo de papel que encontró junto a la estación del café y quiso ayudarme.

Después de unos minutos, una empleada se puso a secar las cajitas de chicles y dijo, sin decirme a mí: “estos no van a pasar el inventario; estos nos los van a cobrar a nosotros”. Cada minuto que pasaba mi angustia se hacía grande. La fila en la caja crecía, la gente se empezaba a desesperar, otros me veían lastimosamente y el #%$che trapeador ya no podía absorber una gota más de café. Usé más papel del rollo que me pasó la persona y cuando estaba por arrancar más, un empleado me lo quitó y dijo que ese era para la estación de café.

Yo seguía limpiando y la empleada contando cajitas de chicles. “¡Ya! -le dije- ¡Ya entendí! Cuando termines de contar, me dices cuánto te debo y te voy a descontar la limpiada porque todavía no entiendo qué es lo que debe o no hacer uno como cliente cuando hay accidentes en un Oxxo”.

 

Comentarios


object(WP_Query)#17934 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(68262) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "03-06-2022" ["before"]=> string(10) "01-07-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(68262) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "03-06-2022" ["before"]=> string(10) "01-07-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(19) "economia-y-negocios" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17935 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17919 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17923 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "03-06-2022" ["before"]=> string(10) "01-07-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-06-03 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-07-01 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (68262) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (16) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17979 (24) { ["ID"]=> int(79876) ["post_author"]=> string(2) "12" ["post_date"]=> string(19) "2022-06-14 09:42:24" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-06-14 14:42:24" ["post_content"]=> string(6995) "Últimamente se han revisado tasas de crecimiento económico como nunca antes; desde luego las circunstancias ameritan revisión constante, las economías del globo enfrentan cambios inesperados desde la energía hasta los precederos, pasando por cadenas de producción y situaciones de abasto, fundamentalmente materia prima. En México, el Instituto Central de Moneda, el Banco de México, con su política alcista, no ha logrado contener la inflación, pero por otro lado, la transición en turno trató infructuosamente de contener variaciones en precios de una treintena de artículos. Tal vez, el plan no obedeció a estrictas reglas de observancia, que merecen consideración y de ello algo se comenta en este texto. Por principio, un precio no puede controlarse en tanto las cadenas de abasto sean múltiples, esto es, la geografía tan extensa hace de distintos productores diversos orígenes y diversos canales de distribución. La derrama de cualquier perecedero obedecería a un modelo de redes imposible de controlar. Sin olvidar que tratamos de bienes elásticos, el precio reacciona a la cantidad demandada, por tanto, a menor ingreso menor demanda y a mayor precio, mayor posibilidad de sustitución o mayor selectividad en el consumo. Las preferencias de consumo no pueden ser anticipadas en la gran economía.  Ahora, si esta fase no es predecible, podemos seguir especulando hasta topar con los reales problemas en la serie productiva. Iniciemos con el combustible, no en forma metafórica, la gasolina y el transporte. El desplazamiento de mercancías tiene varios meses con incrementos en precios de gasolinas. Los productores agropecuarios no tienen accesos a programas porque han sido cancelados, entonces la producción sufre mermas por la ausencia de crédito, fertilizante y semilla. De existir crédito, sería caro y de plazos inconvenientes. Suceden dos fenómenos, si la demanda supera a la oferta: el consumidor adquiere productos caros y la oferta nacional se contrae, de modo que la importación ocurre con su dosis de inflación, para agravar el problema como consecuencia de lo primero.  Pero este tema es reciente; la improductividad o bien, la falta de crecimiento económico es falta de proyecto económico y ese problema tiene más de tres años. Desde luego el discurso del presidente es lo que más afecta la invitación al capital. También, los pronunciamientos de captura ideológica, los menos y los de capricho de dispendio, los más, no abonan a la confianza de inversionistas. El desorden del gasto corriente, la dádiva sin control y la improvisación han cobrado en renglones de deuda sin medida y en desperdicio de recursos de la nación.  No es novedad la denuncia constante de falta de proyecto como un resumen de impericia de este movimiento supuestamente transformador; al parecer ya asoma el fracaso en la operatividad de proyectos que culminan una etapa esperada en la fase de construcción y una puesta en marcha ficticia para anunciar conclusión y redimir plazos que no corresponden a ninguna fase de operación pero que corresponden a una simple promesa de campaña. Inaugurar no deja atrás la falta de planeación, la tasa interna de retorno de la inversión y tampoco deja atrás la factibilidad de inicio. Si cerramos el cuarto año con estas premisas sin base de operación, podemos concluir cómodamente que ningún proyecto emprendido por esta supuesta transformación llegará a operar. Borremos el espectro de la rentabilidad, simplemente no operarán.  La cadena del bienestar, como bien sabemos, no supera el eufemismo propio de su expresión. Todo lo emprendido en aras de ese vocablo superfluo, ha derivado en fracaso y en costos inimaginables para la nación. Desde el banco, las tandas impagables, el gas, todo ha sido un derroche incomprensible y sin fundamento. Sencillamente, los negocios públicos que mencionó el presidente como tema toral de su gestión, se han convertido en fondos irrecuperables y en un ejercicio de corrupción por la intermediación que pretendió terminar alguna vez y que se ha convertido en la intermediación más grotesca y corrupta de nuestra historia.  No podemos dejar de lado las empresas que pretendía rescatar, el presidente, con un pensamiento trasnochado de autosuficiencia y monopólico, como regresión perversa y como arrebato insustancial de revancha con los sectores productivos herederos del pensamiento proscrito en la liberalidad como término de acomodo del capital y no como doctrina condenable sin sustento. Los términos del progreso no podían caminar en paralelo con los términos de avenimiento con naciones perdedoras como Cuba y Venezuela. Crecer y prosperar caían en la incompatibilidad de la revancha programada desde 2018.  Todo esto que se menciona, preocupa y preocupa mucho, pero hay un fondo que no se toca. Al parecer, el exterior forma una opinión de México y su gobierno; al parecer también, la opinión de las cúpulas empresariales toma forma y tal vez con mayor solidez y con argumentos y criterios que reúnen reprobación del derrotero de nuestra economía. Pero también parece que se cubre todo este actuar con un velo de prudencia que reta un juego de descalificaciones contra un juego de desilusiones. Si el juego es la cautela, pienso que la transición lo va ganando, porque el juego de las desilusiones es terreno fértil para llevar la contraria con imposiciones aún rayando en lo absurdo. Demostrado quedó en el Foro Económico Mundial y en la Cumbre de las Américas. Este juego perverso es del presidente. La perversidad tiene freno y defensa desde luego, pero el juego no termina abruptamente. La unión de criterios y reservas del interior y del exterior muestran diversas caras y tientan con herramientas útiles los parámetros de reacción de un populista reaccionario. Le otorgan variables, créditos los organismos de desarrollo, se juega con reinversiones de utilidades y con la inercia de sectores imposibles de detener en su expansión de mercados para alterar las cifras de inversión directa sin recursos frescos. Se validan dos años de espera para que se vaya.  Inicié mi texto incitando al cuestionamiento del crecimiento económico, recurrente y constante. Se oculta la verdad: México no crece y el raquítico 1% no supera cuatro años de gestión de la 4t. Se mantienen las formas, eso es distinto a las alertas del mal gobierno proclamadas a todos los vientos. La economía finalmente no fue moral, no fue bienestar inducido. Simplemente, no lo fue ni lo será con esta transición. " ["post_title"]=> string(26) "La economía que no fue…" ["post_excerpt"]=> string(125) "Manuel Torres Rivera reflexiona sobre el impacto de las políticas populistas del actual régimen en la economía mexicana. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(22) "la-economia-que-no-fue" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-06-14 09:42:24" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-06-14 14:42:24" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=79876" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17865 (24) { ["ID"]=> int(79741) ["post_author"]=> string(2) "79" ["post_date"]=> string(19) "2022-06-09 11:04:16" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-06-09 16:04:16" ["post_content"]=> string(11940) "En el marco del Día Mundial del Medio Ambiente 2022, cuyo lema fue ayer “Tenemos #UnaSolaTierra. Vamos a cuidarla”, y a 50 años de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Humano de Estocolmo en 1972, conviene reflexionar que vivimos y somos responsables de la etapa histórica en la que más se ha deteriorado el medio ambiente, si consideramos la cantidad de emisiones de carbono, y solo por mencionar un aspecto. También es importante no perder de vista que la etapa actual que estamos atravesando, se debe a la actividad humana, y de manera muy particular, a la actividad que se da por razones económicas. Dicho sea de paso, las actividades económicas son una aplastante mayoría sobre el resto de las actividades humanas; casi todo lo que las personas en este planeta hacen, lo hacen con fines económicos. Pues bien, la etapa actual tiene a mi parecer tres peculiaridades que la diferencian de otras etapas económicas que deterioraron el medio ambiente: 
  1. Los efectos de un problema medioambiental pueden impactar de una manera insospechada a la actividad económica, ya no solo en el contexto donde sucede el problema ambiental, sino en una escala global. 
El mejor ejemplo de ello es la pandemia del SARS-COV-2 que hemos estado sorteando.
  1. La marcha del sistema económico global puede colapsar debido a un problema medioambiental, cosa que solo ocurría cuando se presentaban problemas como una guerra mundial. 
  2. La duración de los efectos de un problema medioambiental es insospechada, o pueden tener efectos permanentes sobre los procesos ecológicos, económicos, sociales y territoriales.
En días pasados tuvo lugar la reunión que convocó Agustín Carstens, responsable del Banco de Pagos Internacionales (BIS, según sus siglas en inglés). En esta reunión, la prensa adelantó que el tema central era lo que Carstens ha dado en llamar “cisnes verdes”. Para decirlo en pocas palabras, los cisnes verdes son eventos que pueden ocurrir sin siquiera una mínima sospecha y cuyo impacto en la economía es enorme, pero que tienen la peculiaridad de originarse por cuestiones relacionadas con los riesgos medioambientales. La aparición de nuevos cisnes verdes como la pandemia del SARS-COV-2, es algo que tiene muy preocupado al organismo internacional que dirige Carstens, y ya está teniendo un impacto en aspectos relativos a:
  • Cómo financiar la transición tecnológica hacia un sistema productivo más viable ecológicamente hablando
  • Cómo financiar la innovación y la inversión “verdes”
  • Cómo construir un marco legal armónico con las tendencias de inversión afines a la protección del medioambiente.
Creo que en la actualidad, cada área del conocimiento tiene mucho que analizar y aportar a la crisis medioambiental que estamos atravesando. Lo mismo la medicina que el derecho o las artes, seguirán experimentando diversos afectos en los que la crisis climática y el calentamiento global tenderá a cambiar la forma de pensar y actuar en las diferentes disciplinas. Desde la economía, lo más pertinente es decir que esta área del conocimiento ya no se puede entender si se pretende separar los asuntos económicos de los medioambientales. Por el contrario, los asuntos y riesgos medioambientales impactan ya con gran fuerza los argumentos más inquebrantables de la ciencia económica. Es por esto que quise traer a la discusión económica hoy, el Día Mundial del Medioambiente. ¿Qué estamos haciendo en México por el medio ambiente? Sin duda, muchas personas en México y en todo el mundo hacemos cosas de manera cotidiana para favorecer un medioambiente más equilibrado. Sin lugar a dudas, es con las decisiones de toda la sociedad como se puede lograr una transición hacia un medioambiente más sano y armónico.  Millones de acciones diarias como separar la basura, usar mejor el automóvil, invertir en un calentador solar para el hogar, entre otras de esa índole, son más que necesarias para conseguir un medioambiente más sano. Sin embargo, también importa demasiado lo que las empresas hacen por el medioambiente. En este sentido, el INEGI acaba de conmemorar el Día Mundial del Medioambiente con una galería de información sobre el quehacer cotidiano de las empresas en pro del medioambiente, en particular de las empresas grandes. En este sentido, cabe mencionar que el INEGI considera una empresa o establecimiento como “grande” cuando supera los 100 empleados, o los 250 empleados, dependiendo del sector del que se trate. Para servicios, el umbral de empresa grande es de 101 en adelante, y para manufacturas de 251 o más. Los datos son de 2018, pero nos permiten identificar de manera sensata las tendencias en este tema.
  1. Lo primero que llama la atención es que, en 2018, solo 12.5 % de los grandes establecimientos en México contó con personal que participaba en actividades de protección al medio ambiente.
La lectura a la inversa de este hallazgo, nos planta esta realidad de una forma mucho más cruda: 88 de cada 100 empresas grandes en México no cuenta con personal que realice actividades para proteger el medioambiente. Es importante mencionar que eso no significa que de ese casi 88 por ciento de empresas que no tienen personal dedicado a labores del medioambiente, no realicen dichas acciones. Pero sí nos habla del nivel de importancia que le otorgan los patrones y gerentes al hecho de destinar personal para ese fin.
  1. En segundo lugar, al mirar por sectores de actividad, un gran porcentaje de empresas, en todos los sectores económicos, no cumplió alguna norma ambiental, o de plano lo desconocen.
Llama la atención en este sentido, que en actividades que generan impactos enormes como la minería, 60.1% de las empresas no cumplió al menos una norma ambiental, y 32.2% lo desconocen. Unidades económicas grandes que cumplieron alguna norma ambiental (Porcentaje)
  1. A nivel nacional, solo el 29.4 % de las grandes empresas y establecimientos en México los traslada con empresas de servicio para el manejo y transporte de residuos, y 5.5 % los recicla o reutiliza en el proceso de producción. El 65.1 % de las empresas envía sus desechos a rellenos sanitarios (basureros).
  2. En lo que se refiere a la utilización de materiales reciclador en el proceso de producción, resalta que los sectores de Comercio y Manufacturas, son los que muestran el mayor porcentaje de empresas que tienen esta práctica.
En el comercio, 12.8% de las empresas utilizan materias primas de reciclaje, y 25.2% utilizan materiales reciclados para el empaque y el embalaje. En línea con estas cifras, en las manufacturas 19.6% de las empresas utilizan materias primas de reciclaje, y 25.4% utilizan materiales reciclados para el empaque y el embalaje. Unidades económicas grandes que utilizaron materiales reciclados (Porcentaje)
  1. El papel y el cartón, seguido por el plástico, son los dos tipos de materiales que más separan las empresas grandes en México. 
Unidades económicas grandes por sector de actividad y la frecuencia con la que separan ciertos tipos de residuos (Porcentaje) Últimos comentarios En 2020 fue muy notorio que un menor ritmo de actividad económica condujo también a un menor nivel de residuos. Ese año se recolectaron 106.52 millones de kilogramos diarios de desechos en México, inferior a los 107.1 millones de kilogramos diarios que se habían recolectado en 2018. Es indudable que todos, no solo las grandes empresas, sino los ciudadanos en nuestros hogares o lugares de trabajo, tenemos la capacidad de aminorar los efectos de un planeta en franco desequilibrio medioambiental. La estrategia correcta en este punto debe ser que cada persona o empresa aporte las medidas de un medio ambiente más sano que más estén en sus posibilidades.  En este sentido, creo que más allá de lo que están haciendo las empresas para reciclar o reutilizar materiales, o conducir adecuadamente sus desechos, es importante la educación ambiental en todos los niveles de escolaridad, pues los daños ambientales van desde lo micro, hasta lo macro. De igual manera, debemos destacar entre la sociedad que los avances científicos que hemos experimentado en la época actual, no nos asegura necesariamente un futuro como especie en la tierra, sino que tienen el potencial muchas veces de aminorar ciertos riesgos medioambientales, cuando mucho.    Twitter: @romero_hicks  Facebook: José Luis Romero Hicks Referencias https://www.inegi.org.mx/contenidos/saladeprensa/aproposito/2022/EAP_MedAmb22.pdf https://www.elfinanciero.com.mx/economia/2022/05/09/que-es-el-cisne-verde-de-carstens-y-como-se-relaciona-con-el-cambio-climatico/ https://www.bis.org/events/green_swan_2022/overview.htm" ["post_title"]=> string(60) "Las empresas en México y su relación con el medio ambiente" ["post_excerpt"]=> string(127) "Según sus posibilidades, cada persona o empresa deberá aportar las medidas pertinentes en pos de un medio ambiente más sano." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(58) "las-empresas-en-mexico-y-su-relacion-con-el-medio-ambiente" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-06-09 11:04:16" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-06-09 16:04:16" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=79741" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17979 (24) { ["ID"]=> int(79876) ["post_author"]=> string(2) "12" ["post_date"]=> string(19) "2022-06-14 09:42:24" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-06-14 14:42:24" ["post_content"]=> string(6995) "Últimamente se han revisado tasas de crecimiento económico como nunca antes; desde luego las circunstancias ameritan revisión constante, las economías del globo enfrentan cambios inesperados desde la energía hasta los precederos, pasando por cadenas de producción y situaciones de abasto, fundamentalmente materia prima. En México, el Instituto Central de Moneda, el Banco de México, con su política alcista, no ha logrado contener la inflación, pero por otro lado, la transición en turno trató infructuosamente de contener variaciones en precios de una treintena de artículos. Tal vez, el plan no obedeció a estrictas reglas de observancia, que merecen consideración y de ello algo se comenta en este texto. Por principio, un precio no puede controlarse en tanto las cadenas de abasto sean múltiples, esto es, la geografía tan extensa hace de distintos productores diversos orígenes y diversos canales de distribución. La derrama de cualquier perecedero obedecería a un modelo de redes imposible de controlar. Sin olvidar que tratamos de bienes elásticos, el precio reacciona a la cantidad demandada, por tanto, a menor ingreso menor demanda y a mayor precio, mayor posibilidad de sustitución o mayor selectividad en el consumo. Las preferencias de consumo no pueden ser anticipadas en la gran economía.  Ahora, si esta fase no es predecible, podemos seguir especulando hasta topar con los reales problemas en la serie productiva. Iniciemos con el combustible, no en forma metafórica, la gasolina y el transporte. El desplazamiento de mercancías tiene varios meses con incrementos en precios de gasolinas. Los productores agropecuarios no tienen accesos a programas porque han sido cancelados, entonces la producción sufre mermas por la ausencia de crédito, fertilizante y semilla. De existir crédito, sería caro y de plazos inconvenientes. Suceden dos fenómenos, si la demanda supera a la oferta: el consumidor adquiere productos caros y la oferta nacional se contrae, de modo que la importación ocurre con su dosis de inflación, para agravar el problema como consecuencia de lo primero.  Pero este tema es reciente; la improductividad o bien, la falta de crecimiento económico es falta de proyecto económico y ese problema tiene más de tres años. Desde luego el discurso del presidente es lo que más afecta la invitación al capital. También, los pronunciamientos de captura ideológica, los menos y los de capricho de dispendio, los más, no abonan a la confianza de inversionistas. El desorden del gasto corriente, la dádiva sin control y la improvisación han cobrado en renglones de deuda sin medida y en desperdicio de recursos de la nación.  No es novedad la denuncia constante de falta de proyecto como un resumen de impericia de este movimiento supuestamente transformador; al parecer ya asoma el fracaso en la operatividad de proyectos que culminan una etapa esperada en la fase de construcción y una puesta en marcha ficticia para anunciar conclusión y redimir plazos que no corresponden a ninguna fase de operación pero que corresponden a una simple promesa de campaña. Inaugurar no deja atrás la falta de planeación, la tasa interna de retorno de la inversión y tampoco deja atrás la factibilidad de inicio. Si cerramos el cuarto año con estas premisas sin base de operación, podemos concluir cómodamente que ningún proyecto emprendido por esta supuesta transformación llegará a operar. Borremos el espectro de la rentabilidad, simplemente no operarán.  La cadena del bienestar, como bien sabemos, no supera el eufemismo propio de su expresión. Todo lo emprendido en aras de ese vocablo superfluo, ha derivado en fracaso y en costos inimaginables para la nación. Desde el banco, las tandas impagables, el gas, todo ha sido un derroche incomprensible y sin fundamento. Sencillamente, los negocios públicos que mencionó el presidente como tema toral de su gestión, se han convertido en fondos irrecuperables y en un ejercicio de corrupción por la intermediación que pretendió terminar alguna vez y que se ha convertido en la intermediación más grotesca y corrupta de nuestra historia.  No podemos dejar de lado las empresas que pretendía rescatar, el presidente, con un pensamiento trasnochado de autosuficiencia y monopólico, como regresión perversa y como arrebato insustancial de revancha con los sectores productivos herederos del pensamiento proscrito en la liberalidad como término de acomodo del capital y no como doctrina condenable sin sustento. Los términos del progreso no podían caminar en paralelo con los términos de avenimiento con naciones perdedoras como Cuba y Venezuela. Crecer y prosperar caían en la incompatibilidad de la revancha programada desde 2018.  Todo esto que se menciona, preocupa y preocupa mucho, pero hay un fondo que no se toca. Al parecer, el exterior forma una opinión de México y su gobierno; al parecer también, la opinión de las cúpulas empresariales toma forma y tal vez con mayor solidez y con argumentos y criterios que reúnen reprobación del derrotero de nuestra economía. Pero también parece que se cubre todo este actuar con un velo de prudencia que reta un juego de descalificaciones contra un juego de desilusiones. Si el juego es la cautela, pienso que la transición lo va ganando, porque el juego de las desilusiones es terreno fértil para llevar la contraria con imposiciones aún rayando en lo absurdo. Demostrado quedó en el Foro Económico Mundial y en la Cumbre de las Américas. Este juego perverso es del presidente. La perversidad tiene freno y defensa desde luego, pero el juego no termina abruptamente. La unión de criterios y reservas del interior y del exterior muestran diversas caras y tientan con herramientas útiles los parámetros de reacción de un populista reaccionario. Le otorgan variables, créditos los organismos de desarrollo, se juega con reinversiones de utilidades y con la inercia de sectores imposibles de detener en su expansión de mercados para alterar las cifras de inversión directa sin recursos frescos. Se validan dos años de espera para que se vaya.  Inicié mi texto incitando al cuestionamiento del crecimiento económico, recurrente y constante. Se oculta la verdad: México no crece y el raquítico 1% no supera cuatro años de gestión de la 4t. Se mantienen las formas, eso es distinto a las alertas del mal gobierno proclamadas a todos los vientos. La economía finalmente no fue moral, no fue bienestar inducido. Simplemente, no lo fue ni lo será con esta transición. " ["post_title"]=> string(26) "La economía que no fue…" ["post_excerpt"]=> string(125) "Manuel Torres Rivera reflexiona sobre el impacto de las políticas populistas del actual régimen en la economía mexicana. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(22) "la-economia-que-no-fue" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-06-14 09:42:24" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-06-14 14:42:24" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=79876" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(26) ["max_num_pages"]=> float(13) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "21340a1cfea2abab374a5c5b5d63f884" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
La economía que no fue…

La economía que no fue…

Manuel Torres Rivera reflexiona sobre el impacto de las políticas populistas del actual régimen en la economía mexicana.

junio 14, 2022

Las empresas en México y su relación con el medio ambiente

Según sus posibilidades, cada persona o empresa deberá aportar las medidas pertinentes en pos de un medio ambiente más sano.

junio 9, 2022




Más de categoría

EL ENSAME, FACTOR ECONÓMICO A PARTIR DE 2022

En México seguimos en una política pública de vecindad, no estamos viendo más allá de nuestra colonia.

junio 29, 2022

RedGirasol, la fintech mexicana que financia proyectos de energía limpia 

RedGirasol o Red Girasol (se usa indistintamente), es la primera fintech de energía limpia en México autorizada por la...

junio 29, 2022
El síndrome del Boreout. Qué es y cómo evitarlo en las empresas

El síndrome del Boreout. Qué es y cómo evitarlo en las empresas

¿Cómo evitar el tedio laboral y que éste afecte el desempeño de los trabajadores y el rendimiento de las...

junio 29, 2022

México está muy lejos del “friendshoring” con Estados Unidos: tiro en el pie

Los beneficios que genera la apertura comercial confirman que para México es más conveniente mantenernos en una categoría cercana...

junio 27, 2022