Utop IA

“El hombre que hace que todo lo que lleve a la felicidad dependa de él mismo, ya no de los demás, ha adoptado el mejor plan para vivir feliz” -Aristóteles.

10 de abril, 2024 La UNESCO dice: la Inteligencia Artificial para mayores de 13 años

Se buscan ya los motivos por los cuales miles de personas en los Estados Unidos se avientan de los puentes más altos. No quieren vivir más por asegurar que experimentan el mismísimo horror en sus existencias, esto sólo después de haberse hecho, en la ciudad de Philadelphia, un programa piloto de una tecnología relacionada con la inteligencia artificial que acabaría con todo problema de salud mental; no sólo suicidios y adicciones a las drogas y el alcohol, el fenómeno del bullying en las escuelas y la violencia creciente, sino que también por medio de la implantación de un minúsculo chip en el cerebro, simplemente haría a las personas plenamente felices. ¿Por qué diablos falló todo, intempestivamente, así como así y de un día para otro?

Justo a un par de semanas de haberse dado la noticia del retiro por parte de la Academia sueca del premio Nobel de literatura del 2132, luego de descubrir que el prodigioso autor argentino Carlos Luque había producido el 95% de su obra mediante la inteligencia artificial, más o menos el FBI sabe ya lo que sucede, y es que un grupo de hackers en California se dedicó a sustraer niveles de la felicidad en los chips de implante cerebral de algunos miles de ciudadanos de Philadelphia, para venderlos a grandes famosos y millonarios de la industria del espectáculo, sobre todo radicados en mansiones de Beverly Hills, Silicon Valley a Beverly Hills, pasando por Philadelphia. 

Simplemente, los potentados de Hollywood probaron la tecnología de los implantes de forma ilegal (“pirateada”, se diría en algunos países), y no se conformaron con poco: pagaron más y más, muy fuertes cantidades de dinero a los hackers también californianos para transferir niveles de felicidad sustraídos de esos pobres diablos, mismos que de experimentar la plenitud total en sus vidas, hoy saltan al vacío en Philadelphia para encontrar una puerta fácil a sus ahora infiernos personales internos.

Ha trascendido ya en la prensa que las autoridades darán con los responsables, pero que antes que todo el programa piloto de los chips implantados queda suspendido de forma permanente, ya que el propio ser humano lo truncó al desvirtuarlo debido a su ambición en cuanto a dichos niveles de felicidad tecnológica y al tener los medios económicos de sobra para pagar por ello, en detrimento de los participantes del programa, todos de bajos recursos, radicados en la ciudad de Philadelphia a los que no dejaron más senda que la muerte. Es una lástima, ya que ese programa biotecnológico lucía como la posible utopía mayor del Siglo XXII.

Comentarios


La Novena sinfonía de Beethoven cumple dos siglos: ¿por qué es tan extraordinaria?

La Novena sinfonía de Beethoven cumple dos siglos: ¿por qué es tan extraordinaria?

A principios de 1824, 30 miembros de la comunidad musical de Viena enviaron una carta a Ludwig van Beethoven solicitando al gran compositor que...

mayo 7, 2024
Congruencia en la palabra

Congruencia en la palabra

Una palabra y todo se pierde, una palabra y todo se salva. -André Breton

mayo 7, 2024




Más de categoría

Cómo aprende a leer nuestro cerebro: de la mecánica lectora a la comprensión

Autor: Sergi Grau Carrión Profesor e investigador de Tecnologías Digitales, Universitat de Vic – Universitat Central de Catalunya. Autor:...

mayo 28, 2024

El edificio sede de la SEP se transforma en el museo vivo del muralismo mexicano

Qué bueno que todos podamos visitar esas grandes expresiones producto del talento de los mejores muralistas mexicanos.

mayo 28, 2024

¿Cómo se aprende a hacer comentarios de texto?

Autor: María Dolores Alonso-Cortés Fradejas Profesora Titular del Área de Didáctica de la Lengua y la Literatura, Universidad de...

mayo 21, 2024
Leer para vivir Mejor

Leer para vivir Mejor

La lectura es una apuesta para llegar a ser mejores seres humanos.

mayo 21, 2024