Película: CIELO DE MEDIANOCHE

“El clima está cambiando, nosotros también deberíamos”. FICHA TÉCNICA: Título original: The Midnight Sky Director: George Clooney Actores: George Clooney, Felicity Jones, Demián Bichir, David Oyelowo, Tiffany Boone, Kyle Chandler y Caoilinn Springall. Género: Ciencia ficción Año:...

22 de enero, 2021

“El clima está cambiando, nosotros también deberíamos”.

FICHA TÉCNICA:

Título original: The Midnight Sky

Director: George Clooney

Actores: George Clooney, Felicity Jones, Demián Bichir, David Oyelowo, Tiffany Boone, Kyle Chandler y Caoilinn Springall.

Género: Ciencia ficción

Año: 2020

País: Estados Unidos

Plataforma: Netflix

SINOPSIS:

“Cielo de medianoche” nos lleva a un escenario post-apocalíptico. La Tierra está casi destruida por los descuidos del ser humano, y un científico pretende comunicarse con los miembros de una nave espacial antes de que aterricen.

CRÍTICA:

El estreno en Netflix fue en diciembre del año pasado. George Clooney quiso hacer una película sobre el cambio climático y medio ambiente, posiblemente inspirado por las circunstancias que estamos pasando en el mundo entero por el tema del Covid.

Los efectos especiales son extraordinarios. La imaginación de los realizadores en cuanto a los efectos merecen un premio. El tema parece ser muy interesante, pero no logra conectar con los espectadores, se supone que es una película que es emocionante, incluso llega a ser tediosa. Con esa fotografía y una historia apocalíptica pudieron hacer algo más.

No logramos empatizar con los personajes aunque estén viviendo un peligro inmenso. Supuestamente todos están en un gran peligro, tanto los tripulantes de la nave espacial, como el hombre (interpretado por Clooney) que está en la Tierra; pero parece que todos son robots porque no muestran emociones. Se supone que es una cinta profunda por el tema, pero no conectamos con ella, es rutinaria. No obstante lo anterior, mi recomendación es que la veas por el tema, es muy importante.

Calificación:

Rangos: Mala Regular ★★  Buena ★★★  Muy Buena ★★★★

Excelente ★★★★★

MENSAJE:

Lo más importante de esta cinta tiene que ver con su mensaje: nos estamos acabando el mundo, los humanos nos sentimos dueños de él, pensamos que podemos hacer uso de los animales y de las plantas como nos plazca olvidando que el mundo es de todos. Esta película nos hace reflexionar (como el Covid) que si no ponemos un alto a nuestras prácticas egoístas como si el mundo nos perteneciera, podemos acabar con nuestro planeta.

Estrellas: ★★★★★

DIRECCIÓN:

Algo pasa con el gran George Clooney en la dirección, digo gran George Clooney, porque él parece ser perfecto: talentoso, atractivo, solidario, etc. Definitivamente es mejor actor que director. En las siete películas que ha dirigido, no consigue imprimir emociones, aunque sus temas siempre sean profundos, hay peligro de quedarse dormido.

“Confesiones de una mente peligrosa” (2002), “Buenas noches, y buena suerte” (2005), “Ella es el partido” (2008),  “Los idus de marzo” (2011), “The Monuments Men” (2014), “Suburbicon” (2017) y su primera película de ciencia ficción como director: “Cielo de medianoche”. 

Estrellas: ★★★

ACTUACIONES:

George Clooney es el protagonista. Es un hombre enfermo y solitario, su actuación está bien, pero nada extraordinaria. Luego está la excelente actriz Felicity Jones como la principal en la nave que quiere volver a la Tierra, pero, al igual que el resto de los personajes, no logra transmitir emociones. Ello se debe principalmente al guion. De hecho el personaje de Jones tiene una pareja en la nave y si no nos dicen explícitamente que son pareja, ni nos enteramos: no hay química entre ellos.

Otro actor digno de mencionar es Demián Bichir. Da mucho gusto ver al mexicano en una cinta de George Clooney, trabajando después del sensible fallecimiento de su esposa, desafortunadamente aunque es un gran actor, su papel tampoco es destacable.

Estrellas: ★★★

GUION:

Basado en la novela de Lily Brooks-Dalton (2016). El guion es lento.

Estrellas: ★★★

FOTOGRAFÍA:

Excelente fotografía y efectos, bravo. 

Estrellas: ★★★★★

CALIFICACIÓN  TOTAL:               ★★★★★  BUENA

LINK:

Twitter: @CINEMABLIX13

Comentarios


object(WP_Query)#16261 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(60552) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "01-09-2022" ["before"]=> string(10) "29-09-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(60552) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "01-09-2022" ["before"]=> string(10) "29-09-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "cultura-para-todos" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#16265 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#16263 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#16264 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "01-09-2022" ["before"]=> string(10) "29-09-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-09-01 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-09-29 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (60552) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (14) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#16262 (24) { ["ID"]=> int(82845) ["post_author"]=> string(3) "194" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-01 11:13:40" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-01 16:13:40" ["post_content"]=> string(4606) "Para Martina, como todo, como siempre…  Directo y sin muchas metáforas o alegorías, surtido de poca paja y hablando siempre de mujeres, sexo, borracheras y drogas, la literatura de Heinrich Karl Bukowski aka Charles Bukowski, a 28 años de su muerte, sigue generando un tremendo entusiasmo entre sus antiguos lectores que lo idolatran; además de tener la gran facilidad de enganchar y atraer a los jóvenes cultos de esta época, que encuentran en su escritura el suficiente punch para sentirse magnetizados hacia la prosa cínica y fresca del “viejo indecente” y sus personajes extravagantes, que no son más que jugadores, bravucones, viciosos, borrachos, desempleados y prostitutas.  Excesos alcohólicos, ambientes sórdidos, pasiones desenfrenadas y dosis mayores de apuestas a los caballos de carreras, colmaron la vida del famoso autor, que nació en Alemania en 1920. Hijo de un militar americano, Bukowski llegó a California junto con toda su familia a los dos años de edad; en ese soleado lugar vivió los mejores y peores momentos de su vida. Se dice que en su juventud, batallando contra un grave caso de acné, era tan penoso que nunca tuvo ni amigos ni novias; entonces, aislado y autodidacta, acúmulo gran cantidad de lectura, que al final, lo llevó a publicar más de cincuenta libros, entre poesía, cuento y novela.  Heredero de Henry Miller y Jack Kerouac, a sus cincuenta años crea a su alter ego literario, llamado Henry Chinaski, que aparece en su primer novela, de nombre Post-Office, y con la que, después de muchos años, pudo renunciar a su trabajo de cartero y dedicarse de lleno a la escritura. Charles Bukowski encontró en sus siguientes novelas (Factótum, Women, Ham on Rye, Hollywood y Pulp) un registro de desparpajo e ironía, que le entregó la fama literaria, utilizando, también, a su ciudad favorita, Los Ángeles, como uno de sus personajes principales.  La mejor adaptación de la obra de Charles a la pantalla grande, que realmente plasma el espíritu sórdido de Bukowski, es Barfly de Barber Schroeder, con Mickey Rourke y una increíble y decadente Faye Dunaway. Y a cuento de todo esto, también se tiene que mencionar una serie que gozó de mucho éxito en la cadena Showtime por ahí de 2007, y que se llamó adecuadamente Californication; en la cual el personaje principal es Hank Moody, un evidente homenaje a Charles Bukowski, un convincente borracho, mujeriego y sinvergüenza interpretado por David Duchovny, que es famoso y muchas veces detestado en el contexto artístico, en el ambiente literario y cinematográfico Angelino, por su actitud retadora e indiferente; pero nunca dejando de ser un cariñoso padre con su adorable hija, ni un lacayo y súbdito de su bellísima ex mujer, Karen.  Estas y otras cosas demuestran que la vida gira sobre un eje podrido”, diría Don Charles Bukowski. “To quote The Clash, should I stay or should I rock the casbah?”, contestaría San Hank Moody. " ["post_title"]=> string(55) "Dream of Californication: Charles Bukowski y Hank Moody" ["post_excerpt"]=> string(170) "El último de los llamados “escritores malditos” de la literatura estadounidense, Charles Bukowski hasta la fecha sigue siendo un autor de culto para muchos lectores." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(54) "dream-of-californication-charles-bukowski-y-hank-moody" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-01 11:35:36" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-01 16:35:36" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=82845" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#16237 (24) { ["ID"]=> int(83662) ["post_author"]=> string(1) "9" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-23 11:01:00" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-23 16:01:00" ["post_content"]=> string(4906) "Querida Tora: Estoy muy triste. Y me siento mal. Han pasado algunas cosas difíciles en la vecindad, y en la última tuve participación. Ya no sé si fue por mi voluntad o no; pero lo hice, y aunque todos los días me arrepiento, a veces pienso que hice bien. Te lo voy a contar, y juzga tú, con esa inteligencia tan desarrollada que tienes. Vino una señora a vivir al 63, allá en el fondo, en las viviendas más pequeñas y más incómodas. Era una señora grande (no sé de cuántos años, pero eran muchos). Y trajo a una hija (yo creo que era nieta, por la enorme diferencia de edades que había entre ellas). Pero la muchacha estaba mal, bastante mal: no sostenía la cabeza erguida, no hablaba, las manos no la obedecían, había que ayudarla a comer, y lo único que hacía era sonreír (A veces). Me cayó bien la señora, por la devoción con que la cuidaba y el amor que le tenía, así que de vez en cuando le lamía las manos. En la vecindad también causó buena impresión, y las vecinas la ayudaban cuanto podían. Pero la señora se veía cada día más cansada y con menos fuerzas para atenderla. Además, cada día comían menos, y más mal. La cosa se fue deteriorando, aunque la señora hacía lo posible para que nadie se diera cuenta. Pero era evidente que ya no podía con  el paquete. (Es una  forma de expresión. No es que esté yo llamando “paquete” a la muchacha, no soy tan majadero). Yo empecé a llevarle algo de la comida que me echaban, aunque fueran pellejos. Yo creo que ella se dio cuenta, porque a veces me miraba como con agradecimiento, y se formó una especie de vínculo entre los dos. El caso es que yo pasaba todas las noches a desearles buenas noches (A la manera de los gatos, claro) y ella me acariciaba el lomo y, a veces, hasta me besaba, El caso es que la semana pasada entré como a las diez de la noche y encontré a la muchacha muy inquieta, llena de angustia. Y vi a la señora tirada en el suelo, respirando a duras penas, y casi sin poder moverse; tenia en la mano un frasco de medicinas, y se veía que se la quería dar a la hija (O nieta, o lo que fuera). Yo me acerqué a ayudarle, pero alcancé a leer la etiqueta del frasco, y vi que se trataba de un poderoso veneno. Al instante reaccioné, empujando el frasco fuera del alcance de la señora. Pero ella emitió un quejido tan intenso, tan sobrecogedor, que me quedé paralizado; y vi que con los ojos me decía que se lo diera a la chava. Yo negué con la cabeza (fue algo totalmente inconsciente, te lo juro). Y entonces ella, con voz que apenas se podía oír, dijo: “Me estoy muriendo… No tengo a nadie que se haga cargo de Violeta (así se llamaba la enfermita)… Me la quiero llevar… Su vida ha sido un infierno, y siempre estará mejor en el otro lado…”. Le faltaron las fuerzas, y no pudo decir nada más. Pero con los ojos me suplicaba que la ayudara. Fue muy difícil, pero había una súplica tan profunda, tan fuerte en aquellos ojos, que tuve que obedecer. Y como pude… La verdad, tomé por un momento mi forma original y le di dos pastillas a Violeta con un vaso de agua. ¿Y qué crees? La chava me sonrió como si comprendiera lo que estaba pasando, y hasta me pasó la mano por el lomo (el único gesto consciente que le vi hacer en todo el tiempo que la traté). Y allí me quedé, pensando que, a lo mejor, mi presencia allí les ayudaba a vivir el trance por el que estaban pasando. Y, efectivamente, poco a poco se fueron  quedando quietas, tranquilas, como si ya hubieran obtenido lo que deseaban. Entonces, fui a llamar a uno de los guaruras… No sabía cómo hacerme entender, Pero afortunadamente, la señora había dejado abierta la puerta de la vivienda (Yo creo que lo hizo a propósito, para que las descubrieran lo antes posible). Le mordí el pantalón y quise arrastrarlo al departamento, pero no me hacía caso. Entonces me enfurecí y le mordí la pierna; y como sé que en el fondo me tiene un poco de miedo, lo fui conduciendo a la vivienda (Me llevé un par de puntapiés, pero no me importó), y así fue como la vecindad se enteró de lo que había pasado (Pero no de cómo había pasado). Entre todos los vecinos (y exceptuando al portero, porque los guaruras sí cooperaron) pagaron el entierro. Y hasta guardaron unos días de luto por ellas. Yo me abstuve una semana de maullarle a la luna. No podía hacer otra cosa. Cuando vuelva, ya me dirás lo que piensas del asunto. Te quiere. Cocatú" ["post_title"]=> string(17) "Cartas a Tora 283" ["post_excerpt"]=> string(180) "Cocatú, un alienígena en forma de gato, llega a vivir a una vecindad de la CDMX. Todos los días le escribe cartas a Tora, su amada, quien lo espera en una galaxia no muy lejana." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(17) "cartas-a-tora-283" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-23 11:01:00" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-23 16:01:00" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=83662" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#16262 (24) { ["ID"]=> int(82845) ["post_author"]=> string(3) "194" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-01 11:13:40" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-01 16:13:40" ["post_content"]=> string(4606) "Para Martina, como todo, como siempre…  Directo y sin muchas metáforas o alegorías, surtido de poca paja y hablando siempre de mujeres, sexo, borracheras y drogas, la literatura de Heinrich Karl Bukowski aka Charles Bukowski, a 28 años de su muerte, sigue generando un tremendo entusiasmo entre sus antiguos lectores que lo idolatran; además de tener la gran facilidad de enganchar y atraer a los jóvenes cultos de esta época, que encuentran en su escritura el suficiente punch para sentirse magnetizados hacia la prosa cínica y fresca del “viejo indecente” y sus personajes extravagantes, que no son más que jugadores, bravucones, viciosos, borrachos, desempleados y prostitutas.  Excesos alcohólicos, ambientes sórdidos, pasiones desenfrenadas y dosis mayores de apuestas a los caballos de carreras, colmaron la vida del famoso autor, que nació en Alemania en 1920. Hijo de un militar americano, Bukowski llegó a California junto con toda su familia a los dos años de edad; en ese soleado lugar vivió los mejores y peores momentos de su vida. Se dice que en su juventud, batallando contra un grave caso de acné, era tan penoso que nunca tuvo ni amigos ni novias; entonces, aislado y autodidacta, acúmulo gran cantidad de lectura, que al final, lo llevó a publicar más de cincuenta libros, entre poesía, cuento y novela.  Heredero de Henry Miller y Jack Kerouac, a sus cincuenta años crea a su alter ego literario, llamado Henry Chinaski, que aparece en su primer novela, de nombre Post-Office, y con la que, después de muchos años, pudo renunciar a su trabajo de cartero y dedicarse de lleno a la escritura. Charles Bukowski encontró en sus siguientes novelas (Factótum, Women, Ham on Rye, Hollywood y Pulp) un registro de desparpajo e ironía, que le entregó la fama literaria, utilizando, también, a su ciudad favorita, Los Ángeles, como uno de sus personajes principales.  La mejor adaptación de la obra de Charles a la pantalla grande, que realmente plasma el espíritu sórdido de Bukowski, es Barfly de Barber Schroeder, con Mickey Rourke y una increíble y decadente Faye Dunaway. Y a cuento de todo esto, también se tiene que mencionar una serie que gozó de mucho éxito en la cadena Showtime por ahí de 2007, y que se llamó adecuadamente Californication; en la cual el personaje principal es Hank Moody, un evidente homenaje a Charles Bukowski, un convincente borracho, mujeriego y sinvergüenza interpretado por David Duchovny, que es famoso y muchas veces detestado en el contexto artístico, en el ambiente literario y cinematográfico Angelino, por su actitud retadora e indiferente; pero nunca dejando de ser un cariñoso padre con su adorable hija, ni un lacayo y súbdito de su bellísima ex mujer, Karen.  Estas y otras cosas demuestran que la vida gira sobre un eje podrido”, diría Don Charles Bukowski. “To quote The Clash, should I stay or should I rock the casbah?”, contestaría San Hank Moody. " ["post_title"]=> string(55) "Dream of Californication: Charles Bukowski y Hank Moody" ["post_excerpt"]=> string(170) "El último de los llamados “escritores malditos” de la literatura estadounidense, Charles Bukowski hasta la fecha sigue siendo un autor de culto para muchos lectores." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(54) "dream-of-californication-charles-bukowski-y-hank-moody" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-01 11:35:36" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-01 16:35:36" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=82845" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(19) ["max_num_pages"]=> float(10) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "0a4d864b76894fa30e26fc865f9ef8e5" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
santiago oslo

Dream of Californication: Charles Bukowski y Hank Moody

El último de los llamados “escritores malditos” de la literatura estadounidense, Charles Bukowski hasta la fecha sigue siendo un autor de culto...

septiembre 1, 2022

Cartas a Tora 283

Cocatú, un alienígena en forma de gato, llega a vivir a una vecindad de la CDMX. Todos los días le escribe cartas...

septiembre 23, 2022




Más de categoría

Ar Gorle, occidente de Bretaña

“Aunque uno sepa que hasta los remotos / confines de los piélagos ignotos / le seguirá el cortejo de...

septiembre 29, 2022

Un domingo común

Breve cuento de terror.

septiembre 29, 2022

Cartas a Tora 283

Cocatú, un alienígena en forma de gato, llega a vivir a una vecindad de la CDMX. Todos los días...

septiembre 23, 2022

Balduino, Fidei Defensor

“I will not cease from mental fight, /  nor shall my sword sleep in my hand / till we...

septiembre 22, 2022