Michigigantismo

Camino de milagro. Esta muleta me da movilidad  es el sostén único de mi pierna derecha. Si estoy con vida, obró en mí un milagro más, sin duda.  Mi gatito anaranjado un buen día amaneció en los...

3 de agosto, 2022 Michigigantismo

Camino de milagro. Esta muleta me da movilidad  es el sostén único de mi pierna derecha. Si estoy con vida, obró en mí un milagro más, sin duda. 

Mi gatito anaranjado un buen día amaneció en los amplios jardines de la casa, echado en un puente donde abajo hay un gran lago artificial dónde cultivamos lirios y criamos ornamentales carpas multicolores.

Ante mi atónito asombro, me acerqué al escuchar sus ronroneos en altos decibelios, como si de una motocicleta potente se tratara. ¡Cuál sería mi sorpresa al atestiguar su tamaño gigantesco, vamos, un león o un tigre de bengala eran seres diminutos a su lado!

–”Michi hermoso, mi Orange, ¿qué te pasó?” – le pregunté, ante lo que siguió un manotazo que me mandó a volar a unos tres metros de altura y a unos cuatro de distancia. Aterrado, ahora sí, corrí, pero a los pocos pasos y apenas metido en medio de una maceta grande con helechos, me pescó con sus enormes garras, parecidas a filosos garfios, de ahí me adiviné en su boca los colmillos y demás dentadura hoces blancas que se movían en todas direcciones, haciéndome sentir como en una lavadora gigante. 

Me acordé de mi navaja suiza que estaba dentro de un bolsillo trasero de mis jeans. La saqué y con movimientos rápidos y repetitivos me vi de pronto tirado en la banqueta del otro lado de uno de los muros del jardín que dan a la calle, lleno de una masa viscosa verde. Orange me había escupido y se había echado a correr. Alcancé a verlo subir la montaña mientras la tierra temblaba. Sin duda me quiso comer cual lagartija y prevaleciendo su instinto, sin importarle que yo mismo lo recogí de un basurero, lo alimenté desde recién nacido, le di cariño, techo, alimento y todo tipo de tolerancias. 

No sé ya qué sucedió después, de hecho para mi familia y los noticieros yo había tenido un lapsus de locura, quizás por exceso de café (que los médicos al salir del hospital luego de una semana, me prescribieron la prohibición de consumirlo más).

Agradezco a Dios el continuar con vida, así sea con ciertas limitantes físicas, pero debo confesar que lo que quizá me tenga más triste sea sentirme como en aquella canción de MECANO al leer un importante diario en su encabezado de nota roja: “Asaltantes con mortales armas hechizas dejan malherido a vecino de la zona del desierto de los leones, al tiempo que su hija llega, apenas a tiempo, para su oportuno auxilio”. 

A Orange, por cierto, nunca nadie lo volvió a ver jamás, pero cada que desaparece un perro de la zona, no puedo evitar pensar en la posibilidad de que él haya bajado a hacer de las suyas.

Comentarios


object(WP_Query)#18050 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(81741) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "22-07-2022" ["before"]=> string(10) "19-08-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(81741) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "22-07-2022" ["before"]=> string(10) "19-08-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "cultura-para-todos" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18048 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18024 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18016 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "22-07-2022" ["before"]=> string(10) "19-08-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-07-22 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-08-19 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (81741) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (14) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18051 (24) { ["ID"]=> int(82065) ["post_author"]=> string(3) "194" ["post_date"]=> string(19) "2022-08-11 10:50:32" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-08-11 15:50:32" ["post_content"]=> string(5248) "“Tú no tienes nombre y yo tampoco. No hay nombres, aquí no tenemos nombres”, le propone esa especie de fantasía el personaje de Marlon Brando a la sensual Jeanne: no decir nombres, que ninguno sepa quién es realmente el otro y entonces vivan en la cama una abierta y muy envidiable actividad amatoria. Exactamente así, una mañana de invierno cuando un afligido cuarentón y una joven y fresca mujer se conocen por azar en un departamento vacío que se alquila en la ciudad de París; y que tras sostener una breve conversación se abandonan con rotunda pasión y desenfreno a las llamas de la lujuria; comienza la intrigante y soberbia, pero a menudo perturbadora, obra cumbre del audaz director parmesano Bernardo Bertolucci. Con Último tango en París, Bertolucci  le entrega a sus  devotos  cinéfilos el trabajo más comprometido y a la par más popular de su filmografía. Se trata de una cinta donde profundiza en temas como el dolor, la pasión, la muerte y los recuerdos, a la cual la crítica llamó “un arrebatado y ya clásico retrato de la moral claudicante”. De sobra son conocidos los enormes problemas que la película enfrentó con  la censura y los sectores conservadores del catolicismo que la acusaron de obscena y pornográfica. Una sodomización de la actriz principal por parte de Marlon Brando, utilizando como lubricante una barra de mantequilla, representó el asunto mayor del escándalo y la gran controversia que causó su estreno a principios de la década de los setenta. “Fue idea de Marlon. Y Bertolucci me ordenó lo que tenía que hacer poco antes. Me engañaron. Esa escena no estaba prevista. Las lágrimas que se ven en la película son reales”, recordó la actriz Maria Schneider en una de las últimas entrevistas que dio antes de fallecer en febrero de 2011.  Aunque la prensa se empeñó en mandarle al público un mensaje erróneo, señalando a la cinta como una especie de adaptación del Kamasutra; al final, el provocador guion escrito por el propio Bertolucci (El último emperadorSoñadores) y Franco Arcalli (Erase una vez en América), demostró que Ultimo tango en París no  era solamente una película erótica; más bien lo que ofrecía era una lectura amarga y cruda de las pasiones humanas, un relato de la pérdida de identidad, que a pesar todas las acusaciones e injurias recibidas, logró merecidos elogios y nominaciones a importantes premios cinematográficos. “Venimos a olvidar, a olvidar todas las cosas, absolutamente todas” sentencia el infeliz y atormentado Paul en ese departamento deshabitado  donde se reúne frecuentemente con una beldad francesa de veinte años para hacer el amor de una manera extremadamente procaz y animal, y trasladar sus arrebatos lascivos a niveles que nunca soñaron. Marlon Brando, reputado como uno de los mejores actores de la historia del cine (Un tranvía llamado deseo, Nido de ratas, El Padrino y Apocalypse Now), interpreta al maduro norteamericano que huyendo de la realidad, escapando del trágico ambiente que le dejó la muerte de su esposa, experimenta un atisbo de liberación y júbilo dando rienda suelta a sus deseos carnales entre cuatro paredes. Es ahí, donde Jeanne (María Schneider, espléndida en un papel colmado de erotismo), se deja seducir, en un claro ejercicio de sadismo, sin preguntas ni compromisos, por este maduro hombre de lujuria insaciable; no obstante, esté próxima a casarse con un muy atropellado pero entusiasta cineasta que filma un documental en las brumosas calles parisinas, ni más ni menos que con ella como protagonista.  Condimentada por una banda sonora del compositor argentino Gato Barbieri, que se presenta oportunamente como fondo del drama, y con toda la riqueza que aporta el romanticismo, el arte y la historia de la capital francesa, Último tango en París conmueve de un modo eficiente,   propina los golpes precisos y pega hasta en las entrañas. Sin duda es una película que hay que ver, más ahora que está celebrando su cincuenta aniversario. " ["post_title"]=> string(41) "50 años de “Último tango en París”" ["post_excerpt"]=> string(171) "“Último tango en París”: Director y guionista: Bernardo Bertolucci; Actores: Maria Schneider, Marlon Brando; País: Italia-Francia; Año: 1972; Duración: 129 min. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(32) "50-anos-de-ultimo-tango-en-paris" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-08-11 10:50:32" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-08-11 15:50:32" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=82065" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17954 (24) { ["ID"]=> int(81894) ["post_author"]=> string(1) "9" ["post_date"]=> string(19) "2022-08-08 13:31:27" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-08-08 18:31:27" ["post_content"]=> string(4180) "Querida Tora: Otra del portero. Hace unos días reunió a sus guaruras y les dijo que necesitaba dinero para un fondo de ayuda con propósitos humanitarios. Nadie entendió lo que eso era (sólo el guapito, el que sí terminó la Prepa, dijo que se daba cuenta más o menos de lo que quería decir); y que con ese fin, les iba a retener el diez por ciento de sus salarios (que no son muy altos). Todos protestaron; pero el que paga manda, y más si es el padre o padrino o figura de autoridad. De modo que en la primera semana, les retuvo el diez por ciento a todos. Pero cuando vio la cantidad reunida, se dio cuenta de que era muy pequeña. Es que no estudió más allá de tercero de primaria, y los porcentajes nunca los entendió. Entonces, se les ocurrió cobrar lo mismo a todos los trabajadores que llegaran a la vecindad a hacer algún trabajo. Un  electricista, un plomero, un albañil o cualquier otro que recibiera un pago, le tenía que entregar el diez por ciento, aunque fueran contratados por los vecinos en forma particular. Y para eso instaló una especie de aduana en la puerta, de modo que a las personas que querían entrar se les preguntaba a dónde iban, y por qué: y se les exigía el pago, que los vecinos no tardaron en bautizar como Impuesto que le Sale de las Narices al Portero. Hubo muchas protestas, y en todos los tonos. Pero el portero se mantuvo inconmovible, diciendo que era un mal para obtener un bien, pues los propósitos humanitarios era el fin último de la humanidad, y que así lo habían establecido la ONU y la Sociedad de las Naciones en Marcha Hacia la Gloria (que nunca ha existido, ni existirá). Es curioso, pero cuando la gente no entiende lo que le dicen, se somete. No sé si para que no se den cuenta de que no sabe nada del asunto o porque las palabras los atontan, pero siempre el que habla alto y fuerte se sale con la suya. (Esta es una reflexión mía que a lo mejor no viene al caso, pero no podía dejar de hacerla). Muchos de los trabajadores así asaltados (porque era un asalto en toda forma) se iban sin hacer el trabajo, con lo que los vecinos hacían unos berrinches horribles, porque se les inundaba la vivienda o estaban unos días sin televisión o se les caía el revoque de las paredes. Varios propusieron  emprender una acción legal contra el portero; pero los abogados que consultaron  les dijeron  que perdían el tiempo, que eso no iba a prosperar nunca, y solamente iban a gastar en balde. Total, que andaban desesperados. Empezaron a hacer juntas para hallar una solución al asunto; pero no podían ponerse de acuerdo en nada, y los problemas en las viviendas se acumulaban. Así estuvieron hasta que el chavo del 7, que es abogado y trabaja en el gobierno, les dijo que lo más práctico era que ellos pagaran el diez por ciento que exigía el portero. Todos gritaron “¡No!” con todas las fuerzas de sus pulmones. Pero el chavo insistió en que era lo más práctico y más sencillo, que así resolvían el problema de una vez y sin pleitos, y que eso era lo que habían hecho en otros lugares cuando se les había presentado un problema semejante. (Esto último era mentira, pero impresionó mucho a los vecinos). El caso es que después de mucho discutir, aceptaron la sugerencia del chavo del 7, y se sometieron a la voluntad del portero. A los pocos días, la Flor recibió de regalo, no sólo un fondo, sino unas pantaletas y unas medias de seda, que mucha falta le estaban haciendo. Y el portero quedó ante ella como un potentado. Yo, cada vez que veo al portero, me dan ganas de arañarlo. Pero siempre anda con sus guaruras, y son muchos contra un gato. Ya llegará la ocasión en que lo encuentre solo. Te quiere Cocatú" ["post_title"]=> string(17) "Cartas a Tora 277" ["post_excerpt"]=> string(182) "Cocatú, un alienígena en forma de gato, llega a vivir a una vecindad de la CDMX. Todos los días le escribe cartas a Tora, su amada, quien lo espera en una galaxia no muy lejana. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(17) "cartas-a-tora-277" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-08-08 13:31:27" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-08-08 18:31:27" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=81894" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18051 (24) { ["ID"]=> int(82065) ["post_author"]=> string(3) "194" ["post_date"]=> string(19) "2022-08-11 10:50:32" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-08-11 15:50:32" ["post_content"]=> string(5248) "“Tú no tienes nombre y yo tampoco. No hay nombres, aquí no tenemos nombres”, le propone esa especie de fantasía el personaje de Marlon Brando a la sensual Jeanne: no decir nombres, que ninguno sepa quién es realmente el otro y entonces vivan en la cama una abierta y muy envidiable actividad amatoria. Exactamente así, una mañana de invierno cuando un afligido cuarentón y una joven y fresca mujer se conocen por azar en un departamento vacío que se alquila en la ciudad de París; y que tras sostener una breve conversación se abandonan con rotunda pasión y desenfreno a las llamas de la lujuria; comienza la intrigante y soberbia, pero a menudo perturbadora, obra cumbre del audaz director parmesano Bernardo Bertolucci. Con Último tango en París, Bertolucci  le entrega a sus  devotos  cinéfilos el trabajo más comprometido y a la par más popular de su filmografía. Se trata de una cinta donde profundiza en temas como el dolor, la pasión, la muerte y los recuerdos, a la cual la crítica llamó “un arrebatado y ya clásico retrato de la moral claudicante”. De sobra son conocidos los enormes problemas que la película enfrentó con  la censura y los sectores conservadores del catolicismo que la acusaron de obscena y pornográfica. Una sodomización de la actriz principal por parte de Marlon Brando, utilizando como lubricante una barra de mantequilla, representó el asunto mayor del escándalo y la gran controversia que causó su estreno a principios de la década de los setenta. “Fue idea de Marlon. Y Bertolucci me ordenó lo que tenía que hacer poco antes. Me engañaron. Esa escena no estaba prevista. Las lágrimas que se ven en la película son reales”, recordó la actriz Maria Schneider en una de las últimas entrevistas que dio antes de fallecer en febrero de 2011.  Aunque la prensa se empeñó en mandarle al público un mensaje erróneo, señalando a la cinta como una especie de adaptación del Kamasutra; al final, el provocador guion escrito por el propio Bertolucci (El último emperadorSoñadores) y Franco Arcalli (Erase una vez en América), demostró que Ultimo tango en París no  era solamente una película erótica; más bien lo que ofrecía era una lectura amarga y cruda de las pasiones humanas, un relato de la pérdida de identidad, que a pesar todas las acusaciones e injurias recibidas, logró merecidos elogios y nominaciones a importantes premios cinematográficos. “Venimos a olvidar, a olvidar todas las cosas, absolutamente todas” sentencia el infeliz y atormentado Paul en ese departamento deshabitado  donde se reúne frecuentemente con una beldad francesa de veinte años para hacer el amor de una manera extremadamente procaz y animal, y trasladar sus arrebatos lascivos a niveles que nunca soñaron. Marlon Brando, reputado como uno de los mejores actores de la historia del cine (Un tranvía llamado deseo, Nido de ratas, El Padrino y Apocalypse Now), interpreta al maduro norteamericano que huyendo de la realidad, escapando del trágico ambiente que le dejó la muerte de su esposa, experimenta un atisbo de liberación y júbilo dando rienda suelta a sus deseos carnales entre cuatro paredes. Es ahí, donde Jeanne (María Schneider, espléndida en un papel colmado de erotismo), se deja seducir, en un claro ejercicio de sadismo, sin preguntas ni compromisos, por este maduro hombre de lujuria insaciable; no obstante, esté próxima a casarse con un muy atropellado pero entusiasta cineasta que filma un documental en las brumosas calles parisinas, ni más ni menos que con ella como protagonista.  Condimentada por una banda sonora del compositor argentino Gato Barbieri, que se presenta oportunamente como fondo del drama, y con toda la riqueza que aporta el romanticismo, el arte y la historia de la capital francesa, Último tango en París conmueve de un modo eficiente,   propina los golpes precisos y pega hasta en las entrañas. Sin duda es una película que hay que ver, más ahora que está celebrando su cincuenta aniversario. " ["post_title"]=> string(41) "50 años de “Último tango en París”" ["post_excerpt"]=> string(171) "“Último tango en París”: Director y guionista: Bernardo Bertolucci; Actores: Maria Schneider, Marlon Brando; País: Italia-Francia; Año: 1972; Duración: 129 min. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(32) "50-anos-de-ultimo-tango-en-paris" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-08-11 10:50:32" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-08-11 15:50:32" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=82065" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(20) ["max_num_pages"]=> float(10) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "da4f6f41f3f33d5d29e5880030101923" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
Último tango en París

50 años de “Último tango en París”

“Último tango en París”: Director y guionista: Bernardo Bertolucci; Actores: Maria Schneider, Marlon Brando; País: Italia-Francia; Año: 1972; Duración: 129 min.

agosto 11, 2022

Cartas a Tora 277

Cocatú, un alienígena en forma de gato, llega a vivir a una vecindad de la CDMX. Todos los días le escribe cartas...

agosto 8, 2022




Más de categoría

Genealogía

Poema en verso libre.

agosto 18, 2022
David Fincher

Feliz cumpleaños, David Fincher

David Fincher es uno de los mejores directores de cine actualmente. Santiago Osio nos ofrece una breve semblanza a...

agosto 18, 2022
El ataque contra Salman Rushdie es un ataque a la humanidad

El ataque contra Salman Rushdie es un ataque a la humanidad

El atentado contra Salman Rushdie también es un ataque contra la libertad de expresión, uno de los pilares fundamentales...

agosto 17, 2022
gente en juicio dibujo

El origen religioso de libertad e igualdad

Libertad e igualdad se necesitan y condicionan. Una sin la otra conduce a sociedades disfuncionales y a la infelicidad...

agosto 16, 2022