“Los sueños no solamente pasan en las noches”: entrevista con la escritora Pamela Pulido

La literatura es un excelente medio para convivir con los más pequeños de la casa. Una excelente historia para adultos e infantes es Las mil y una piyamas, de Pamela Pulido.

5 de julio, 2022 “Los sueños no solamente pasan en las noches”: entrevista con la escritora Pamela Pulido

Pamela Pulido (Nuevo León, 1987) es autora de los libros infantiles Mi hermano derecha (2017), La fórmula del aire azul (2021) y Las mil y una piyamas (2021). 

La historia de Las mil y una piyamas gira en torno a Mateo y a su abuelo Juan. Cada piyama del abuelo cuenta una historia. Lo que sigue es una historia entrañable y que dejará a cualquier lector, sin importar su edad, con una reflexión valiosa sobre los sueños, los recuerdos y la familia. Tuve la oportunidad de conversar con Pamela Pulido sobre esta historia, los sueños y, por supuesto, la importancia de las piyamas. 

Octavio García: ¿De dónde salió esta pasión por la literatura infantil? 

Pamela Pulido: La verdad es que me resulta fascinante la mente de un niño, cómo ve la vida; siento que la ve de una manera maravillosa, muy pura. Me encanta conectarme con la literatura infantil, con la niña que era y con la mujer que me volví. Además, ¡es sumamente divertido! Ahora me encuentro trabajando en literatura para adultos, la cual también tiene cosas muy padres. Pero nunca voy a dejar la literatura infantil: me da un placer enorme escribir historias para niños, donde la magia es algo cotidiano. Los niños son mágicos. Para mí, escribir literatura infantil es divertido, porque tienes la oportunidad de escribir algo que te haga reír y pensar. Creo que por eso lo seguiré haciendo.  

Octavio García: Mencionas que la inspiración para el libro fue un sueño en el que un hombre bajaba de un camión con un montón de piyamas. ¿Cómo fue este sueño?

Pamela Pulido: Fue un sueño muy vívido, de esas veces que sientes puedes tocar, ver y oler el sueño. Vi a un anciano con muchas, muchas piyamas. Recuerdo que brillaban y algunas eran de lentejuelas. 

La pregunta que me surgió fue “¿por qué alguien tendría tantas piyamas?”. Desde aquí, me surgieron otras preguntas y empecé a tejer la historia. La siguiente pregunta fue “¿quién tendría tantas piyamas?”. Y dije “bueno, que sea el abuelo del protagonista”. El protagonista iba a ser un niño o niña, de siete u ocho años. Y cuando lo vi como abuelo, pensé que tal vez el nieto no conocía bien a su abuelo. Entonces pensé “¿por qué el nieto no conoce a su abuelo?”. Quizás el abuelo está peleado con su hijo o hija, es decir, con la mamá o con el papá de Mateo, el protagonista de la historia. Al final decidí que fuera el papá, para vivir estas tres generaciones y cómo cada quién vive diferente un mismo tema. 

De todas estas preguntas se fue haciendo la historia. El sueño me brindó esa pregunta inicial, la cual fue la pequeña chispa que encendió esta historia. La pregunta de quién tendría tantas piyamas era grande y responderla fue divertido. 

Además, la persona que tuviese tantas piyamas es alguien que respeta mucho los sueños. Es un soñador, pero no solamente sueña en las noches; también es alguien que sueña en el día. Porque los sueños no nada más pasan en la noche, cuando estás dormido: también pasan en el día, cuando persigues aquello que amas. 

Entonces creé este personaje, el abuelo Juan, que se viste con piyamas tanto de día como de noche porque quiere honrar a los sueños y porque piensa que no hay mejor vestimenta para respetar un sueño que una piyama. 

Octavio García:¿Cuál fue el primer cuento que te encantó en tu niñez y cuál es tu favorito hasta el día de hoy?

Pamela Pulido: El primer libro que recuerdo haber leído fue La peor señora del mundo, de Francisco Hinojosa. Tendría como seis o siete años. Recuerdo que compré el libro en la kermés de los sábados. Me encantaba ir a esas kermeses porque siempre había una persona vendiendo libros para niños, lo cual era súper padre. Siempre iba a la kermés a buscar esos libros y me acuerdo mucho del momento en el que tomé La peor señora del mundo. Lo leí y me encantó. Fue el primer libro que leí, pero ya como lectora, ya que no me lo leyó mi mamá o la maestra. Tomé el libro y leí el cuento yo sola.  

Y mi libro favorito ahora…he leído tres veces El libro salvaje de Juan Villoro. Me encanta ese libro, sobre todo porque le habla muchísimo a todas las personas que amamos los libros. La verdad es que Las mil y una piyamas tiene mucha inspiración de ese libro, porque también tiene un tío muy excéntrico, listo y ocurrente. 

Octavio García: En el cuento, una de las partes medulares es la enfermedad del abuelo. ¿Cuál es tu experiencia con el Alzheimer?

Pamela Pulido: No tengo alguna experiencia personal o familiar con esta enfermedad. Lo que sí te puedo decir es que no fue algo que me haya dispuesto a escribir. 

Cuando escribí mi primer cuento, que habla sobre el duelo, el personaje principal es un niño que ve las almas y que estaba a punto de ver el alma de su abuelo. Entonces empecé a hablar de la muerte y del duelo, aunque esa no era mi intención inicial. 

En Las mil y una piyamas me pasó un poco lo mismo. Cuando fui construyendo la historia, quería que durara mil días y que el personaje principal, Mateo, quisiera saber por qué su papá estaba enojado con su abuelo. Esta respuesta se fue prolongando tanto que el abuelo la cuenta por noches y por piyamas. Entonces la pregunta que me surgió fue “¿por qué se detendría el abuelo cada noche a contar estas historias?”. Y pensé, “claro, el abuelo tiene Alzheimer, está en los inicios de la enfermedad, donde por más que quiera ya le cuesta recordar partes de la historia”.

Hablé con amigas psicólogas e investigué para poder tratar de la mejor manera este tema tan complicado en una dinámica familiar y cómo se puede incluir a los niños en esta dinámica familiar. 

Octavio García: En el libro se habla sobre sueños y, por supuesto, piyamas. ¿Qué significan estos dos conceptos para ti?

Pamela Pulido: Son conceptos que van completamente de la mano. 

Fue una de las cosas que aprendí escribiendo esta historia: no hay nada más importante que los sueños y hay que respetarlos con una buena piyama. Me encantó que el personaje del abuelo Juan me haya enseñado esto. 

El abuelo Juan se viste con piyamas incluso en el día, porque los sueños no sólo pasan en la noche. 

A los sueños hay que respetarlos, los sueños no esperan a nadie. Los sueños llegan a susurrarte las respuestas, son como tus amigos y hay que cuidarlos y protegerlos. También hay que buscarlos en caso de que se pierdan. 

Necesitas una piyama acorde cuando vas a buscar un sueño. Si vas a buscar un sueño en el frío, tu piyama debe ser muy abrigadora; si vas a buscar un sueño en un desierto, la piyama debe tener bolsas de agua por todos lados. Los sueños y las piyamas van de la mano, pero funcionan de maneras diferentes. El sueño es el destino y la piyama es el camino. 

Octavio García: Al final, cada lector sacará su aprendizaje de esta historia. ¿Cuál sería la lección que te gustaría que los lectores saquen del libro?

Pamela Pulido: Si lo leen los adultos, me gustaría que los adultos entendieran que los niños tienen la capacidad para entender todo lo que pasa a su alrededor y nos compete a nosotros, los adultos, explicarles todo de una manera correcta para su edad. Me gustaría que los adultos comprendan que no hay que dejar a los niños fuera de la dinámica familiar, sino que hay que incluirlos. 

Y si lo lee un niño, me gustaría que los niños confiaran en sus papás. Bueno, a veces me pasaba de niña que quería saber ciertas cosas. Hay cosas como niño que a lo mejor quieres saber, pero cuando no te lo dicen dices “ah, claro, no me lo están diciendo por alguna razón”. Por ejemplo, Mateo piensa que sus papás no le quieren decir ciertas cosas porque lo ven como un bebé. También hay cosas que se vale que no te lo cuenten tus papás. 

Me gustaría que los lectores entiendan esa línea donde se debe respetar lo que la otra persona me quiere contar. Una buena comunicación va a ser la manera de que las dos partes, hijos y padres, se entiendan mejor. 

Así que pónganse una buena piyama, compartan esta historia con los más peques de la casa y sigan a Pamela Pulido tanto en Facebook (PamelaPulidoescritora) como en Instagram (@PamelaPulidoescritora).

Comentarios


object(WP_Query)#18048 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(80625) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "22-07-2022" ["before"]=> string(10) "19-08-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(80625) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "22-07-2022" ["before"]=> string(10) "19-08-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "cultura-para-todos" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18046 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18010 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18022 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "22-07-2022" ["before"]=> string(10) "19-08-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-07-22 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-08-19 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (80625) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (14) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18049 (24) { ["ID"]=> int(81692) ["post_author"]=> string(3) "189" ["post_date"]=> string(19) "2022-08-02 10:13:46" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-08-02 15:13:46" ["post_content"]=> string(4106) "“Lo que mucha gente  llama amar consiste en elegir a una mujer y casarse con ella. La eligen, te lo juro, lo he visto. ¡Como si se pudiese elegir el amor! Como si no fuera un rayo que te parte los huesos y te deja estaqueado en la mitad del patio” (Rayuela, Julio Cortázar). El amor, el tema más mencionado en el mundo, la palabra más escrita, más cantada, más interpretada, la parte más importante de cualquier oración, el anhelo de todos, el final del camino para muchos, para otros el principio, para otros un instante en la vida. Algo así como cuando sueñas que caes al vacío, te desprendes de tu realidad y por un momento tu corazón se paraliza, no sabes en dónde vas a caer, pero sabes que pasará y eso es inminente. El miedo que sentimos los seres humanos cuando está situación que nos saca de nuestra zona de confort se vuelve misteriosa, amenazante, peligrosa tal vez pero increíblemente atractiva.  Como  polillas a la luz, revoloteamos a su alrededor, fantaseando con posarnos en ella a sabiendas que arderemos con su calor y que esto puede ser lo último que hagamos en la vida pero sin duda lo más hermoso y no hemos de resistirnos por más que hayamos leído todas las advertencias, decidimos ignorar la letra chiquita y abrirnos a la emoción de las cosas. ¿Amores? Los hay de todos los tipos, los amores vienen muchas veces en catálogo, por orden alfabético, acomodados cronológicamente, hay amores a medida, amores correctos, recomendables, como una receta médica, como las instrucciones para preparar un platillo perfecto.  Pero también hay los otros, los amores inconvenientes, los inesperados, los que se cocinan a las brasas, a fuego ardiente, los que no nos dejan más opción que quemarnos los pies, como cuando corres en la playa, arde hasta el alma pero sabes que es lo único que puedes hacer si quieres llegar al mar. Y así es el amor, te refresca y te envuelve, te alivia y a la vez te envenena. Amar a otra persona, amarla no por sus méritos ni porque encaja en nuestros planes, sino amarla porque no queda otro remedio, sin razones lógicas y sin respuestas, solo porque está allí, en este tiempo y espacio y tú no puedes elegir otro camino, quedas incapacitado para decidir o planificar, únicamente puedes amarla sin pensar en nada más, sin responsabilidad, sin molde, sin reglas y sin tiempos, como el acto menos pensado y más impulsivo que hayas experimentado jamás. Y consciente, eso sí, de que una vez que el huracán haya pasado, ni tú mismo sabrás en dónde estás o si queda algo de ti. Dice Jaime Sabines, que los amorosos se ríen de las gentes que lo saben todo, de los que aman a perpetuidad, verídicamente, de las que creen en el amor como una lámpara de inagotable aceite. Y yo pienso lo mismo, nunca entrarás dos veces al mismo río, nunca sabrás qué habría pasado si te quedas al lado del camino y lo dejas pasar, podrás decir que te arrepientes si las cosas no salieron bien, pero es mentira, de amar nadie se arrepiente jamás porque no es algo que camine del otro lado de la banqueta, el amor te encuentra y te devora, no puedes decir tú qué lo elegiste y pagaste por él, mucho menos que lo habrías podido evitar, porque cuando el hueco del amor se abre a tus pies como un derrumbe no hay hacia donde huir. Puede ser que no lo experimentes jamás y tengas una vida feliz, puede ser que no tengas una vida feliz por haberte topado con él, pero yo te aseguro que lo preferirías una y mil veces, porque amar, amar de verdad, por lo menos una vez en la vida, nos separa del mundo y nos hace eternos en nuestra propia y leve caducidad." ["post_title"]=> string(15) "El amor al alza" ["post_excerpt"]=> string(126) "Amar de verdad, por lo menos una vez en la vida, nos separa del mundo y nos hace eternos en nuestra propia y leve caducidad. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(15) "el-amor-al-alza" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-08-02 11:04:49" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-08-02 16:04:49" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=81692" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17955 (24) { ["ID"]=> int(82286) ["post_author"]=> string(3) "180" ["post_date"]=> string(19) "2022-08-17 11:02:40" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-08-17 16:02:40" ["post_content"]=> string(6312) "El pasado viernes 12 de agosto,  el escritor Salman Rushdie fue atacado por un hombre en un evento que estaba llevándose a cabo en Nueva York.  Al leer y escribir sobre esto, incluso uno siente una especie de golpe en el estómago.  Lo que inicialmente es una noticia terrible (y lo es), tiene implicaciones más profundas si se analiza con mayor profundidad. Mientras que los motivos del ataque aún no han sido establecidos, es muy probable que tenga que ver con su obra Los versos satánicos, publicada en 1988. Es decir, lo que ocurrió en Nueva York puede expresarse como sigue:  Salman Rushdie fue atacado (con claras intenciones homicidas) por haber escrito un libro. Cuesta trabajo leerlo, mucho más creerlo, ¿no es así? En esta época, cualquiera de nosotros puede poner en riesgo su vida al escribir un libro. O por escribir un tuit “ofensivo” (y uso las comillas, porque en esta época lo que resulta “ofensivo” se puede reducir a cualquier cosa que lastime los sentimientos de alguien). O simplemente por expresar una opinión, sin importar lo bien o mal que esté fundamentada.  En el caso de Salman Rushdie, todo inició cuando el ayatolá Ruhollah Khomeini, describió Los versos satánicos como un insulto al Islam y al profeta Mahoma. Por esta razón, en 1989, emitió un decreto religioso (o fatua), en el que pedía la muerte de Salman Rushdie. Esto obligó al escritor a vivir en el exilio. Muchas personas relacionadas con la publicación y traducción de la obra fueron asesinadas por esta razón. La saga de los seguidores del Islam contra el escritor continuó durante décadas, con la terrible culminación de lo ocurrido la semana pasada.  A raíz de estos hechos, merece la pena preguntarse, ¿de verdad escribir un libro que resulta «ofensivo» justifica ser objeto de un ataque mortal? ¿Expresar nuestras ideas en una obra nos debe poner en peligro si alguien resulta “ofendido”? ¿En verdad estamos listos, como sociedad, para sacrificar la libertad de expresión con tal de “resguardar” los sentimientos de ciertos grupos? Esta situación que vivimos actualmente tiene muchos defensores en todo el espectro político y, peligrosamente, parece ganar más adeptos cada día; sin embargo, es algo muy peligroso responder a las “ofensas” con violencia. La lógica que muchos grupos siguen hoy es esta: “has ofendido mi religión/creencia política/identidad al realizar este acto, por tanto, es justificable (e incluso deseable) matarte”. Cualquier persona o grupo que se vea “ofendido” por la cosa más nimia, como un comentario u opinión en redes sociales, sentirá que tiene permiso de atacar a otro ser humano de la manera más violenta. Esta lógica fue lo que motivó el ataque a la revista Charlie Hebdo en 2015. Y el viernes pasado, el mismo razonamiento mostró su horrible cabeza con el ataque a Salman Rushdie.  El derecho a la libre expresión no es algo que haya caído del cielo ni algo que siempre esté seguro, como la historia nos lo demuestra. Es algo por lo que la humanidad ha luchado durante siglos y, hoy más que nunca, está en riesgo. Diversos factores han contribuido a ello, como el creciente conformismo de la sociedad (exacerbado por un aumento en la existencia de los gobiernos paternalistas) y la fanatización de ciertos grupos. No hay que olvidar que otros grupos también han emprendido una guerra contra aquellos que consideran “herejes”. Por ejemplo, la escritora J.K. Rowling ha sido una crítica tenaz del movimiento trans más hardcore y, por ello, ha recibido constantes amenazas de muerte por sus opiniones. Es verdad, en todos los campos del quehacer humano hay ideas dañinas, que deben ser aborrecidas; sin embargo, también hay ideas que no lo son, y que debemos aprender a convivir con ellas incluso si no las compartimos. En ningún caso se justifica recurrir a la violencia para acallar una idea o una opinión.  Está bien no estar de acuerdo con Rushdie o Rowling. Está bien no ser admiradores de la obra de dichos autores. Sin embargo, si hay algo en sus ideas que deba ser rebatido, la única arma que debe utilizarse es la de las ideas mismas, la de la razón y la discusión. Así es como la humanidad ha avanzado durante siglos, gracias al hecho de que todos debemos tener el derecho a disentir. Sólo con discusión, la humanidad crece; cuando se callan las ideas con las que no comulgamos a través de la fuerza más bárbara, la humanidad pierde. Por ello, es nuestro deber defender el derecho que todos tenemos a expresarnos, especialmente cuando haya ideas que nos parezcan contrarias a nuestro sistema de creencias y valores.  Esta vez, fue Salman Rushdie, pero, de seguir esta tendencia, mañana puedes ser tú, tus amigos o tu familia. La libertad de expresión está en peligro y es deber de todos, no sólo de los escritores, artistas y políticos, defenderla.  Por estas razones, el ataque que sufrió Salman Rushdie es un ataque a la humanidad misma. " ["post_title"]=> string(59) "El ataque contra Salman Rushdie es un ataque a la humanidad" ["post_excerpt"]=> string(143) "El atentado contra Salman Rushdie también es un ataque contra la libertad de expresión, uno de los pilares fundamentales de la Democracia. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(59) "el-ataque-contra-salman-rushdie-es-un-ataque-a-la-humanidad" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-08-17 11:02:40" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-08-17 16:02:40" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=82286" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18049 (24) { ["ID"]=> int(81692) ["post_author"]=> string(3) "189" ["post_date"]=> string(19) "2022-08-02 10:13:46" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-08-02 15:13:46" ["post_content"]=> string(4106) "“Lo que mucha gente  llama amar consiste en elegir a una mujer y casarse con ella. La eligen, te lo juro, lo he visto. ¡Como si se pudiese elegir el amor! Como si no fuera un rayo que te parte los huesos y te deja estaqueado en la mitad del patio” (Rayuela, Julio Cortázar). El amor, el tema más mencionado en el mundo, la palabra más escrita, más cantada, más interpretada, la parte más importante de cualquier oración, el anhelo de todos, el final del camino para muchos, para otros el principio, para otros un instante en la vida. Algo así como cuando sueñas que caes al vacío, te desprendes de tu realidad y por un momento tu corazón se paraliza, no sabes en dónde vas a caer, pero sabes que pasará y eso es inminente. El miedo que sentimos los seres humanos cuando está situación que nos saca de nuestra zona de confort se vuelve misteriosa, amenazante, peligrosa tal vez pero increíblemente atractiva.  Como  polillas a la luz, revoloteamos a su alrededor, fantaseando con posarnos en ella a sabiendas que arderemos con su calor y que esto puede ser lo último que hagamos en la vida pero sin duda lo más hermoso y no hemos de resistirnos por más que hayamos leído todas las advertencias, decidimos ignorar la letra chiquita y abrirnos a la emoción de las cosas. ¿Amores? Los hay de todos los tipos, los amores vienen muchas veces en catálogo, por orden alfabético, acomodados cronológicamente, hay amores a medida, amores correctos, recomendables, como una receta médica, como las instrucciones para preparar un platillo perfecto.  Pero también hay los otros, los amores inconvenientes, los inesperados, los que se cocinan a las brasas, a fuego ardiente, los que no nos dejan más opción que quemarnos los pies, como cuando corres en la playa, arde hasta el alma pero sabes que es lo único que puedes hacer si quieres llegar al mar. Y así es el amor, te refresca y te envuelve, te alivia y a la vez te envenena. Amar a otra persona, amarla no por sus méritos ni porque encaja en nuestros planes, sino amarla porque no queda otro remedio, sin razones lógicas y sin respuestas, solo porque está allí, en este tiempo y espacio y tú no puedes elegir otro camino, quedas incapacitado para decidir o planificar, únicamente puedes amarla sin pensar en nada más, sin responsabilidad, sin molde, sin reglas y sin tiempos, como el acto menos pensado y más impulsivo que hayas experimentado jamás. Y consciente, eso sí, de que una vez que el huracán haya pasado, ni tú mismo sabrás en dónde estás o si queda algo de ti. Dice Jaime Sabines, que los amorosos se ríen de las gentes que lo saben todo, de los que aman a perpetuidad, verídicamente, de las que creen en el amor como una lámpara de inagotable aceite. Y yo pienso lo mismo, nunca entrarás dos veces al mismo río, nunca sabrás qué habría pasado si te quedas al lado del camino y lo dejas pasar, podrás decir que te arrepientes si las cosas no salieron bien, pero es mentira, de amar nadie se arrepiente jamás porque no es algo que camine del otro lado de la banqueta, el amor te encuentra y te devora, no puedes decir tú qué lo elegiste y pagaste por él, mucho menos que lo habrías podido evitar, porque cuando el hueco del amor se abre a tus pies como un derrumbe no hay hacia donde huir. Puede ser que no lo experimentes jamás y tengas una vida feliz, puede ser que no tengas una vida feliz por haberte topado con él, pero yo te aseguro que lo preferirías una y mil veces, porque amar, amar de verdad, por lo menos una vez en la vida, nos separa del mundo y nos hace eternos en nuestra propia y leve caducidad." ["post_title"]=> string(15) "El amor al alza" ["post_excerpt"]=> string(126) "Amar de verdad, por lo menos una vez en la vida, nos separa del mundo y nos hace eternos en nuestra propia y leve caducidad. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(15) "el-amor-al-alza" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-08-02 11:04:49" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-08-02 16:04:49" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=81692" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(21) ["max_num_pages"]=> float(11) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "1e3377e61ed1aff11515443a8609fe65" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

El amor al alza

Amar de verdad, por lo menos una vez en la vida, nos separa del mundo y nos hace eternos en nuestra propia...

agosto 2, 2022
El ataque contra Salman Rushdie es un ataque a la humanidad

El ataque contra Salman Rushdie es un ataque a la humanidad

El atentado contra Salman Rushdie también es un ataque contra la libertad de expresión, uno de los pilares fundamentales de la Democracia....

agosto 17, 2022




Más de categoría

Genealogía

Poema en verso libre.

agosto 18, 2022
David Fincher

Feliz cumpleaños, David Fincher

David Fincher es uno de los mejores directores de cine actualmente. Santiago Osio nos ofrece una breve semblanza a...

agosto 18, 2022
El ataque contra Salman Rushdie es un ataque a la humanidad

El ataque contra Salman Rushdie es un ataque a la humanidad

El atentado contra Salman Rushdie también es un ataque contra la libertad de expresión, uno de los pilares fundamentales...

agosto 17, 2022
gente en juicio dibujo

El origen religioso de libertad e igualdad

Libertad e igualdad se necesitan y condicionan. Una sin la otra conduce a sociedades disfuncionales y a la infelicidad...

agosto 16, 2022