La vida en rosa | Festival Internacional de Poesía En el Lugar de los Escudos. Álvaro Mata Guillé

Ha iniciado el VI Festival Internacional de Poesía “En el Lugar de los Escudos” (Ciudad de México y Estado de México) en coordinación con Castilla y León Poesía en Tránsito, al que ha dado vida Álvaro Mata...

3 de junio, 2022

Ha iniciado el VI Festival Internacional de Poesía “En el Lugar de los Escudos” (Ciudad de México y Estado de México) en coordinación con Castilla y León Poesía en Tránsito, al que ha dado vida Álvaro Mata Guillé, poeta costarricense-mexicano, ensayista y director teatral. Este año, Álvaro Mata está acompañado de poetas y artistas que acuden al llamado desde distintos países, rindiendo homenaje al multipremiado poeta venezolano Rafael Cadenas. 

Mata Guillé es coordinador general del Corredor Cultural Poesía en Tránsito, director del proyecto Chimalhuacán a la orilla del lago (Estado de México), codirector del Festival Internacional del Norte-Poesía en Tránsito (Monterrey, México). Es columnista de la revista Libros y letras, de Bogotá, Colombia. Creó el grupo independiente Baco Danza-Teatro, con el que presentó y dirigió distintas obras, entre las que podemos citar Escenas de una tarde (de su autoría); La señorita Julia, de August Strindberg; El jardín de las delicias, de Fernando Arrabal. 

Algunos de sus libros son Debajo del viento, (e-book) Al fondo a la derecha ediciones, Argentina y Venezuela; Un país sin nombre, México; Más allá de la bruma, México; Sobre los fragmentos; Una serpiente sin alas, Colombia; La niebla y lo ausente, Argentina. Sus textos se encuentran traducidos al francés, portugués, italiano, inglés, árabe y macedonio.

Este festival presencial que en los dos años recientes se adaptó a un formato virtual, ha comenzado este lunes 30 de mayo a las 14:00 horas desde la Ciudad de México, 21:00 horas España, y se extiende hasta el 3 de junio. Este año dedicado al gran Rafael Cadenas, ensayista, traductor, amigo, persona cercana y fraterna, expresa Mata Guillé.

Lo virtual permite la cercanía con todos los continentes a través de las plataformas de Facebook y YouTube en las cuentas de Álvaro Mata Guillé, quien tiene como invitados a poetas de Vietnam, Uruguay, España, Guatemala, Brasil, Francia, Portugal, Perú, Colombia, Venezuela, Barcelona, Polonia, Bangladesh, Israel, Kurdistán, Rusia, Estados Unidos, China, Bulgaria y Corea.  

En el recital de este lunes donde converge poesía, cine, teatro, pintura, arte y cultura, por la paz y la fraternidad, Rafael Cadenas, de 92 años, presente desde Caracas Venezuela, agradeció que le dedicaran esta semana de poesía. Participó al responder a la pregunta: ¿es necesaria la poesía para el desarrollo humano? A lo que contestó:

“Para la sociedad, escribir poesía, creo que debe serlo, porque existe a lo largo de la historia, casi desde que el hombre y la mujer comenzaron a hablar, en las primeras civilizaciones ya estaba acompañándolos, sin embargo, no ha podido detener la demencia suicida de las guerras, una de las cuales presenciamos hoy como si se tratase de un hecho normal que los muchos aceptan tranquilamente.

“Hace veinte años en Costa Rica, conocí a nuestro homenajeado Rafael Cadenas a través del Simposio Libertad y Poesía”. 

Todo el trabajo que hoy podemos ver y disfrutar del maestro Álvaro Mata en México y otros países tiene un origen, así que pregunté: ¿En qué tiempo descubre la poesía? 

“Ocurre en la infancia cuando expresaba cosas que sentía, tenía una extrañeza de las cosas, una especie de condición existencial, eran preguntas que comenzaron a germinar.

“No se decide escribir, es una extensión, la quieres desarrollar y de qué manera, estar en esos mundos que se distanciaban de éste al que estaba persiguiendo, viviendo, y con el tiempo al ver otras cosas, la situación política, cultural, complementar preguntas iniciales, escribir, hacer teatro en términos de la problemática que vive el mundo, una posible trasformación. 

“Si me preguntas para qué sirve hacer teatro y escribir, me llevó a buscar también otros espacios, a sentir todo y encontrar respuestas entre la danza, dramaturgia y surgió de manera natural, se dio montar una obra de teatro.

“Entender lo que vive el mundo, desde lo que vos haces, tan cargado de violencia e indiferente, busqué profundizar que se divulgue a las comunidades. 

“La construcción del ser humano y la sociedad, todo tiene la relación intrínseca y tratar de responderse eso que está ocurriendo, el mundo en el cual estamos me ha llevado a escribir, hacer teatro, este festival, no hay diferencia entre una cosa y otra, como estoy en el mundo en el aquí y en el ahora. 

“La pregunta es ¿para qué haces una actividad? Hay un negocio, aunque los poetas no se enteren y la sociedad entre los intelectuales dejó de ser un referente, los jóvenes que están en colegios, sus aspiraciones no están en convertirse en poetas o intelectuales, eso nos hace plantear la pregunta, siento que esta actividad es necesaria, combinamos cine, me visto de personajes como Fernando Pessoa, Chaplin, este año de Groucho Marx, romper la solemnidad absurda, es un encuentro con las personas, deberíamos entender que el otro somos nosotros mismos, eso es lo que nos hemos planteado. 

“Creo que la pandemia nos enfrentó, está ausente, no sabemos de dónde venimos y cómo llegamos aquí, tenemos explicaciones de distinta índole, no sabemos qué va a ocurrir cuando ya no esté, entonces lo que la pandemia nos muestra es que estamos en tránsito, naces y morís, ese tránsito está en cualquiera, no sé cuándo me voy y cuándo se va nadie, disfrutar, sentirlo con pasión, preguntarme más, escribir más, no llevar dolor en lo que haga a los demás, soy uno más. 

“Solo nos recuerda que somos mortales, no somos importantes, un día no vas a estar, todas esas cosas a las que un día le das importancia, hay soberbia ante una inmensidad, el asunto es más simple, no hay una victoria, tampoco una derrota, por eso el festival lo dedicamos a Venezuela.

“¿Cuál es el sentido de estar en el mundo? ¿Cuál es el sentido de las cosas? La gran rebeldía es encontrar un nombre para las cosas, redefinir esa es la revolución, la tarea o la rebeldía, la necesidad que tiene el mundo o es necesidad de resolver cosas económicas, está en términos culturales.

“No sé si perdure el arte, no es un asunto de acumulación, si el arte me permite encontrarme, explicarme, entender si yo me encuentro ahí y el otro, el arte nos encuentra, nos humaniza en él, ella y otros, me desnudo en la poesía y no estoy hablando del entretenimiento, la poesía, música y pintura, un lugar donde yo me desnudo, es ese lenguaje donde me encuentro y reconozco en eso que estoy a solas.

“Los gobiernos deberían apostar a lo cultural, a que hay una manifestación de la sociedad, uno de los grandes vacíos no lo resuelve la tecnología, qué sentido tiene estar aquí, y si eso no lo resolvemos esa superficialidad, hay un vacío que se ha venido estableciendo, puede el ser humano sobrevivir sin mitos, sin el por qué de las cosas, de lo sagrado o cuando tenemos que reencontrarnos, antes lo daba un dios, no digo que volvamos a la religiosidad. 

“Más que prevalezca el arte es una necesidad de reencuentro, comunión con esos ancestros, con ese yo que no tiene nombre, otra manera de nombrar el lenguaje es donde nos encontramos la necesidad del ser humano es un cambio. Estar en una transición de nombrar de otra forma las cosas, lo cultural en ese sentido es vital.

“Sobre mi acontecer, yo creo que hay una relación estrecha entre poesía, libertad y sociedad democrática, retomo estos diálogos es sencillo y complejo, lo que somos cuando nos preguntamos qué es un árbol, una hoja, cuando te manifiestas todo tiene que ser tu soledad encontrándote con las cosas, con lo político, con lo económico, por qué en México se cometen asesinatos como las violaciones en Costa Rica, no es que a la hora de escribir me esté preguntando de todo eso, al gritar yo siento todo eso, ese grito que nos estremece, nos encuentra, ese grito tuyo se confronta a la cultura, la poesía, es una rebeldía que renombra y en un país donde hay acosadores y violadores no es una sociedad democrática.

“El misterio, si nos olvidamos de eso humano, no sé cómo llegamos, solo sé que cada vez que se reconoce esa conciencia que se manifiesta de encontrarse con las demás conciencias, eso que yo soy, cuando entendamos eso, entenderemos la violencia, discriminación, que la mujer pueda ser mujer, el hombre, hombre, los trans, la poesía es un grito de lo que está dentro eso es la democracia, la pluralidad, aprender a convivir, si se excluye a unos se convierten en tiranos. La poesía debe ser democrática y libre. 

“Los problemas son muchos, es un asunto cultural, nos hemos banalizado, es una circunstancia, ver el aquí y ahora, donde yo estaré aquí sobreviviendo, eso que padezco todo se relaciona, ¿Por qué escribes?, ¿Por qué te vistes de personaje?, ¿Por qué haces un festival?.

“Estamos en una cultura anquilosada, debemos renovar la cultura, renombrar el amor, eso lo hace la cultura, la poesía, los gobiernos tienen una visión limitada, no son en nada democráticos a las manifestaciones humanas”, concluyó.

Comentarios


object(WP_Query)#18030 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(79579) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "30-05-2022" ["before"]=> string(10) "27-06-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(79579) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "30-05-2022" ["before"]=> string(10) "27-06-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "cultura-para-todos" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#286 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17923 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17913 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "30-05-2022" ["before"]=> string(10) "27-06-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-05-30 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-06-27 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (79579) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (14) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17958 (24) { ["ID"]=> int(79797) ["post_author"]=> string(1) "9" ["post_date"]=> string(19) "2022-06-10 09:25:18" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-06-10 14:25:18" ["post_content"]=> string(4491) "Querida Tora: Hace unos días llegó un nini más a la azotea. Quién sabe de dónde salió, o de quién era amigo; el caso es que ya se aposentó allí. Está fortachón, y dice que es karateca; y para demostrarlo, todo el tiempo anda haciendo movimientos muy amenazantes de karate a todo el que se le pone delante. El caso es que tiene aterrorizados a todos los de la vecindad, y nadie quiere ni encontrárselo en los pasillos o en las escaleras, por miedo a que les haga algo. ¿Y qué crees? El portero se fijó en él, y pensó que le resultaría útil, así que lo contrató como guarura. Le paga muy poco, pero no va a hacer nada más que amenazar a los vecinos, así que lo poco que le da le viene muy bien. Además, que se siente más importante, y ya mira a los otros guaruras por encima del hombro. Por otro lado, a la chava le del 38 le salió un novio. Es un muchacho de la otra calle, que se ve serio y bien portado. A todo el mundo le cayó bien… menos al karateca, que en cuanto lo vio se fue sobre él con una serie de movimientos verdaderamente estremecedores. Pero el muchacho aguantó a pie firme, y ni siquiera se inmutó. Eso enfureció más al karateca, y ahora anda espiando sus entradas a la vecindad para asustarlo (No lo ha logrado, pero él se hace las ilusiones y presume como no tienes idea). La cosa ha ido escalando, y la vecindad entera se ha dado cuenta, así que todo el día están esperando a ver qué pasa de nuevo. Y pasó. Anteayer, el chavo estaba platicando con la novia en el patio, muy tranquilitos los dos, cuando se presenta el karateca y, sin previo aviso va y toca a la muchacha en sus partes nobles. Toda la vecindad lo vio, y fue como si les hubiera pasado una corriente eléctrica de alta intensidad a todos. ¿Qué iba a hacer el chavo? No podía pasar eso por alto. Y no lo pasó. Sin decir palabra tomó al flamante guarura por el cuello (con una sola mano, para más vergüenza) y lo subió al tendedero de la del 18, que está bastante alto, y allí lo dejó colgado. El karateca rugía y se debatía, pero no podía hacer nada, porque el chavo lo enganchó en un clavo muy fuerte que soporta todo el tendedero, y no alcanzaba con las manos ni con los pies. Y allí estuvo un rato, ante la mirada asombrada de toda la vecindad. El chavo siguió platicando con la novia como si no hubiera pasado nada; y, por fin, fue a desenganchar al “interfecto” y le dijo que se fuera pitando, para que no atropellara a nadie. ¿Y qué crees? Le obedeció, pero fue corriendo a meterse en la portería, a darle la queja al portero y a exigirle que castigara al “agresor de la autoridad”. Pero el portero le dijo que si no había sido capaz de resolver el problema por sí solo, “en ese momento dejaba de ser autoridá” y lo echó a la calle, entre las burlas de todos los vecinos. Total, que el nini se fue corriendo, y no se le ha vuelto a ver. Yo pensé que iba a volver con otros “karatecas”, pero ni a eso se atrevió. Entonces, el portero fue a buscar al chavo y le propuso que trabajara de guarura con él. Pero le dijo que no, que estaba estudiando y que no podía perder el tiempo en otras cosas. Más tarde le dijo a la novia que cuando subió al karateca al gancho, éste tenía una mirada de terror tan grande que pensó que a nadie se debe atemorizar así sin un motivo verdadero (y el suyo  había sido verdadero, añadí yo), y lo que el portero pretende es tener a todos asustados. La muchacha estuvo de acuerdo, y los dos se fueron a cenar como todos los días, entre murmullos de aprobación y gritos de alegría. Los únicos que lamentaron lo sucedido fueron los ninis de la azotea, porque el karateca les permitía muchas cosas que los otros guaruras les impedían, como fumar las hierbas que cultivaban, por ejemplo. Pero no había quien los apoyara, y tuvieron que aguantarse. Y pensar que el novio de la del 38 parecía tan poquita cosa… “Caras vemos, corazones no sabemos”, suele decir la gente aquí. Y tienen mucha razón. Te quiere Cocatú" ["post_title"]=> string(17) "CARTAS A TORA 270" ["post_excerpt"]=> string(180) "Cocatú, un alienígena en forma de gato, llega a vivir a una vecindad de la CDMX. Todos los días le escribe cartas a Tora, su amada, quien lo espera en una galaxia no muy lejana." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(17) "cartas-a-tora-270" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-06-10 09:25:18" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-06-10 14:25:18" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=79797" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17860 (24) { ["ID"]=> int(79550) ["post_author"]=> string(1) "9" ["post_date"]=> string(19) "2022-06-03 09:27:14" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-06-03 14:27:14" ["post_content"]=> string(4469) "Querida Tora: ¿Te he hablado alguna vez de la señora del 43? Creo que no. Es una señora tranquila, que no se mete con nadie. Pero yo no sé por qué, se peleó con  la del 37. Yo creo que fue culpa de la del 37, que es de armas tomar, pero no me consta. El caso es que la del 37 hizo un entripado que no se le pasaba. Y lo que se le ocurrió fue darle a su hijo mayor un sobre con unos polvitos de una substancia que se llama “pica pica” (Ya te imaginarás qué es lo que hace); le dijo que se pusiera en lo alto de la escalera, y que cada vez que viera pasar a la del 43 le echara un poco de ese polvo. Al escuincle, que es la piel del diablo, le faltó tiempo para irse a colocar en el puesto de ataque; y obedeció a su madre en todo lo que le dijo. La pobre señora del 43 tuvo un rato muy malo; pero se le pasó el efecto del polvo, y pudo reanudar su vida. Pero al chamaco del 37 le pareció poca la diversión, y ya andaba pensando a quién le echaba el “pica pica”; y estaba en el patio, caminando distraído, cuando llegó el portero y le estorbó el paso. Y el portero, tan atento como siempre, le dio un coscorrón y le dijo que se fuera a papar moscas a otro lado. En vez de enojarse, el chavo se alegró, porque ya tenía una víctima. Pero le pareció poco echarle el polvo desde lo alto de la escalera “porque se desperdiciaba mucho”. Entonces buscó a su compinche, el del 62, que es igual o peor que él, y le pidió que fuera a distraer al portero. Ni tardo ni perezoso, el del 62 fue a preguntarle al portero una sarta de tonterías, que lo tuvieron entretenido varios minutos. Y el del 37 aprovechó para colarse en su recámara y rociar todos los calzoncillos que encontró con el mentado “pica pica”. Tuvieron que esperar a que el portero se cambiara de ropa para ver el efeto que le hacía, pero la espera tuvo su recompensa cuando lo vieron  retorcerse y rascarse como si un ejército de pulgas lo atacara. La cosa se puso tan mal, que los guaruras tuvieron  que abandonar sus puestos de vigilancia para ir a rascarlo; y emplearon diferentes objetos para ello, pues el ardor no cedía. Entonces, el portero fue a ver a la enfermera. La mujer, al ver lo enrojecido que estaba, le dijo que se pusiera clara de huevo y que se bañara. Pero el portero se ofendió, porque le estaba diciendo sucio; y dijo que de bañarse nada, que le diera alguna píldora para aplacar el picor. La enfermera le dio una aspirina, aunque le dijo que era una “hormona contra la urticaria” de última generación. Con la clara de huevo, el ardor disminuyó un poco; pero al día siguiente le volvió con más ímpetu. Ya desesperado, el portero fue a ver a doña Sura; y le dijo que aunque no creía en sus poderes, le diera algún mejunje para aliviarse. Doña Sura lo estudió detenidamente; y al fin  le dijo que el único remedio para su problema era darse un baño largo con agua lo más caliente posible y que se rascara con un buen estropajo. El portero, indignado, se fue sin pagarle y se encerró en la portería a darse contra las paredes, a ver si el dolor superaba al picor y poder olvidarse de éste. Pero era al contrario, porque al golpear la piel enrojecida el dolor era más intenso. Por fin, y a pesar de todos sus miedos, se bañó. Se acostó inmediatamente y se tapó todo lo que pudo, “no se fuera a resfriar”. Pero soportó el castigo, y hasta se creyó aliviado. Pero cuando se volvió a vestir, la comezón se reanudó. Entonces, con todo el dolor de su corazón (y de su bolsillo) mandó que quemaran toda su ropa, y se compró otra nueva (pura ropa de marca, a ver si esa no lo rozaba). Con  eso ya pudo vivir como lo hacía normalmente. Pero decidió que, a partir de ese día, se iba a bañar por lo menos, por lo menos, cada quince días. El chamaco del 37 y su compinche ya se habían aburrido del “pica pica”, porque a todos les hacía lo mismo, y ya estaban viendo qué inventaban para entretenerse, por lo que lo dejaron en paz. ¿Qué te parece? Te quiere Cocatú" ["post_title"]=> string(17) "CARTAS A TORA 269" ["post_excerpt"]=> string(180) "Cocatú, un alienígena en forma de gato, llega a vivir a una vecindad de la CDMX. Todos los días le escribe cartas a Tora, su amada, quien lo espera en una galaxia no muy lejana." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(17) "cartas-a-tora-269" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-06-03 09:27:14" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-06-03 14:27:14" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=79550" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17958 (24) { ["ID"]=> int(79797) ["post_author"]=> string(1) "9" ["post_date"]=> string(19) "2022-06-10 09:25:18" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-06-10 14:25:18" ["post_content"]=> string(4491) "Querida Tora: Hace unos días llegó un nini más a la azotea. Quién sabe de dónde salió, o de quién era amigo; el caso es que ya se aposentó allí. Está fortachón, y dice que es karateca; y para demostrarlo, todo el tiempo anda haciendo movimientos muy amenazantes de karate a todo el que se le pone delante. El caso es que tiene aterrorizados a todos los de la vecindad, y nadie quiere ni encontrárselo en los pasillos o en las escaleras, por miedo a que les haga algo. ¿Y qué crees? El portero se fijó en él, y pensó que le resultaría útil, así que lo contrató como guarura. Le paga muy poco, pero no va a hacer nada más que amenazar a los vecinos, así que lo poco que le da le viene muy bien. Además, que se siente más importante, y ya mira a los otros guaruras por encima del hombro. Por otro lado, a la chava le del 38 le salió un novio. Es un muchacho de la otra calle, que se ve serio y bien portado. A todo el mundo le cayó bien… menos al karateca, que en cuanto lo vio se fue sobre él con una serie de movimientos verdaderamente estremecedores. Pero el muchacho aguantó a pie firme, y ni siquiera se inmutó. Eso enfureció más al karateca, y ahora anda espiando sus entradas a la vecindad para asustarlo (No lo ha logrado, pero él se hace las ilusiones y presume como no tienes idea). La cosa ha ido escalando, y la vecindad entera se ha dado cuenta, así que todo el día están esperando a ver qué pasa de nuevo. Y pasó. Anteayer, el chavo estaba platicando con la novia en el patio, muy tranquilitos los dos, cuando se presenta el karateca y, sin previo aviso va y toca a la muchacha en sus partes nobles. Toda la vecindad lo vio, y fue como si les hubiera pasado una corriente eléctrica de alta intensidad a todos. ¿Qué iba a hacer el chavo? No podía pasar eso por alto. Y no lo pasó. Sin decir palabra tomó al flamante guarura por el cuello (con una sola mano, para más vergüenza) y lo subió al tendedero de la del 18, que está bastante alto, y allí lo dejó colgado. El karateca rugía y se debatía, pero no podía hacer nada, porque el chavo lo enganchó en un clavo muy fuerte que soporta todo el tendedero, y no alcanzaba con las manos ni con los pies. Y allí estuvo un rato, ante la mirada asombrada de toda la vecindad. El chavo siguió platicando con la novia como si no hubiera pasado nada; y, por fin, fue a desenganchar al “interfecto” y le dijo que se fuera pitando, para que no atropellara a nadie. ¿Y qué crees? Le obedeció, pero fue corriendo a meterse en la portería, a darle la queja al portero y a exigirle que castigara al “agresor de la autoridad”. Pero el portero le dijo que si no había sido capaz de resolver el problema por sí solo, “en ese momento dejaba de ser autoridá” y lo echó a la calle, entre las burlas de todos los vecinos. Total, que el nini se fue corriendo, y no se le ha vuelto a ver. Yo pensé que iba a volver con otros “karatecas”, pero ni a eso se atrevió. Entonces, el portero fue a buscar al chavo y le propuso que trabajara de guarura con él. Pero le dijo que no, que estaba estudiando y que no podía perder el tiempo en otras cosas. Más tarde le dijo a la novia que cuando subió al karateca al gancho, éste tenía una mirada de terror tan grande que pensó que a nadie se debe atemorizar así sin un motivo verdadero (y el suyo  había sido verdadero, añadí yo), y lo que el portero pretende es tener a todos asustados. La muchacha estuvo de acuerdo, y los dos se fueron a cenar como todos los días, entre murmullos de aprobación y gritos de alegría. Los únicos que lamentaron lo sucedido fueron los ninis de la azotea, porque el karateca les permitía muchas cosas que los otros guaruras les impedían, como fumar las hierbas que cultivaban, por ejemplo. Pero no había quien los apoyara, y tuvieron que aguantarse. Y pensar que el novio de la del 38 parecía tan poquita cosa… “Caras vemos, corazones no sabemos”, suele decir la gente aquí. Y tienen mucha razón. Te quiere Cocatú" ["post_title"]=> string(17) "CARTAS A TORA 270" ["post_excerpt"]=> string(180) "Cocatú, un alienígena en forma de gato, llega a vivir a una vecindad de la CDMX. Todos los días le escribe cartas a Tora, su amada, quien lo espera en una galaxia no muy lejana." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(17) "cartas-a-tora-270" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-06-10 09:25:18" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-06-10 14:25:18" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=79797" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(9) ["max_num_pages"]=> float(5) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "bdc874ba540ef2cc74dd5e7543e35207" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
CARTAS A TORA 270

CARTAS A TORA 270

Cocatú, un alienígena en forma de gato, llega a vivir a una vecindad de la CDMX. Todos los días le escribe cartas...

junio 10, 2022

CARTAS A TORA 269

Cocatú, un alienígena en forma de gato, llega a vivir a una vecindad de la CDMX. Todos los días le escribe cartas...

junio 3, 2022




Más de categoría

CARTAS A TORA 272

Cocatú, un alienígena en forma de gato, llega a vivir a una vecindad de la CDMX. Todos los días...

junio 27, 2022

Mesa de análisis

Ginés Sánchez nos ofrece un cuento que combina teoría cuántica, teoría política e Historia de México.

junio 22, 2022

Una breve charla con Alejandra Junco Lavín, autora de La última oveja del Ángel Exterminador

No voy a mentirles: la pandemia que inició en 2020 estuvo llena de momentos dolorosos; sin embargo, también tuvo...

junio 17, 2022

CARTAS A TORA 271

Cocatú, un alienígena en forma de gato, llega a vivir a una vecindad de la CDMX. Todos los días...

junio 17, 2022