La navidad en que Quetzalcóatl sustituyó a Santa Claus

23 de diciembre de 1930, una pirámide, danzantes, tehuanas, árboles de navidad, luces de colores, vestuarios de antiguas épocas aztecas, bandas de guerra entonando el himno Nacional mexicano, campanas sobre campanas. Redoble de tambores, lentamente del centro...

25 de diciembre, 2020

23 de diciembre de 1930, una pirámide, danzantes, tehuanas, árboles de navidad, luces de colores, vestuarios de antiguas épocas aztecas, bandas de guerra entonando el himno Nacional mexicano, campanas sobre campanas. Redoble de tambores, lentamente del centro de la pirámide una figura humana con un Topil gigantesco aparece envuelto en un atuendo de cuero, el hombre barbado de piel blanca, atlético y muy alto emerge, se oye un horrísono aplauso cuando estira los brazos en señal de triunfo hacia los más de 15 000 asistentes al entonces Estadio Nacional construido en 1924 en el predio que ocupaba el antiguo Multifamiliar Juárez en la colonia Roma, en el entonces Distrito Federal (hoy Ciudad de México).  

Una voz profunda anuncia: “Señoras y señores, niños y niñas, papás y mamás, con Ustedes, con Nosotros, el símbolo de la navidad mexicana, ¡el Señor Quetzalcóatl!”. Una vez más el estadio se cimbra ante gritos, aplausos, todos los presentes lo vitorean. Aparece una sombra sutil detrás, la voz anuncia: “Con ustedes la dignísima Señora Doña Josefina Ortiz Rubio, Primera Dama de México, esposa de nuestro Señor Presidente Pascual Ortiz Rubio y presidenta de la Asociación Protectora de la Infancia”. Por tercera vez aplausos. Invitan a subir a la pirámide a  algunos de los niños y niñas presentes, caminan por la escalinata que los lleva a la cúspide, con una sonrisa la Dama y El Señor Quetzalcóatl entregan los preciados juguetes uno por uno, mientras se ejecutaban bailables prehispánicos a los pies de aquella escena. 

La prensa enloqueció. Hacía 10 meses que Pascual Ortiz Rubio asumía la Presidencia de México, el país estaba envuelto por la aún poderosa sombra de la Revolución, solo habían pasado 13 años desde la Promulgación de la Nueva Constitución Política que marcó el fin de la etapa de lucha armada y el principio de la lucha posrevolucionaria por el poder político. Álvaro Obregón ganó las elecciones presidenciales en 1920 y fue asesinado en 1928 iniciando con ello el periodo conocido como “El Maximato” que duraría hasta 1934 con la victoria electoral de Lázaro Cárdenas y el obligado exilio del que fuera “El Jefe Máximo de la Revolución” Plutarco Elías Calles en 1936 quien, motivado por esta lucha de caudillos locales, en 1929 aglutinó en un instrumento político a todos los sectores sociales, obreros y militares del país: Partido Nacional Revolucionario que decantaría con los años en el actual Partido Revolucionario Institucional, pero esa es otra historia. 

Regresemos a Quetzalcóatl. Es en este contexto que el 27 de noviembre la prensa nacional anuncia el Decreto por el cual inician las festividades alusivas a la navidad con la imagen central del dios Quetzalcóatl. “Es un esfuerzo por engendrar evolutivamente en el corazón de los niños el amor por los símbolos, las divinidades y tradiciones de nuestra cultura y raza” dijo el entonces Secretario de Educación, Carlos Trejo y Lerdo de Tejada. También la Lotería Nacional realizó el sorteo del 4 de diciembre en torno a este personaje histórico; el premio fue de 600 000 pesos. También el departamento de Dibujo y Artes manuales de la Secretaria de Educación mandó una circular a todas las escuelas urbanas y rurales para que se difundiera la leyenda de la Serpiente Emplumada y fuera objeto de estudio y apreciación en las aulas. 

Sin duda, fue una política de Estado al fulgor del nacionalismo posrevolucionario. Durante mucho tiempo, la imagen navideña mexicana consistía en pastorelas, posadas y piñatas, fue a finales del S. XIX y principios del XX cuando se vivió una inmigración europea y estadounidense que permeó en todos los sectores sociales, trayendo consigo las costumbres del árbol de navidad y del gordito generoso llamado Santa Claus. Para la década de 1920 la imagen de este emblemático personaje estaba en jugueterías y espacios públicos. 

La polémica no se hizo esperar, el sector católico expresó su preocupación por intentar sustituir con algo pagano la celebración del nacimiento del hijo de Dios. Así lo expresaron en la prensa. Algunos se molestaron por el hecho que Quetzalcóatl era una bestia, un animal con fauces feroces y ¿cómo iba a ser una imagen aceptada por los niños sin temor? En parte y por este tipo de opiniones fue que se decidió que el dios prehispánico estuviera caracterizado como humano, blanco y barbudo en apego a los viejos códices. 

Las costumbres no se crean o imponen por decreto. Fue un fracaso en toda la extensión de la palabra. Nunca más se volvió a repetir. Las críticas de varios sectores de la sociedad, no ayudaron en absoluto a la iniciativa presidencial. Tampoco abonó que al año siguiente la empresa Coca-Cola encargara al dibujante Haddon Sundblum la imagen de Santa Claus; éste se basó en sus raíces nórdicas para crear un personaje alegre, cálido y amigable construyendo así una de las campañas publicitarias más exitosas de la historia. Hoy, ¿les sería posible imaginar una navidad sin este personaje? Imagino a los niños dirigiendo sus cartas: “Querido Quetzalcóatl”. Por cierto, ¡felices fiestas!

 

Comentarios


object(WP_Query)#17944 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(59476) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "08-06-2022" ["before"]=> string(10) "06-07-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(59476) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "08-06-2022" ["before"]=> string(10) "06-07-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "cultura-para-todos" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18056 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17935 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17925 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "08-06-2022" ["before"]=> string(10) "06-07-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-06-08 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-07-06 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (59476) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (14) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17970 (24) { ["ID"]=> int(80015) ["post_author"]=> string(3) "180" ["post_date"]=> string(19) "2022-06-17 13:06:33" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-06-17 18:06:33" ["post_content"]=> string(8682) "No voy a mentirles: la pandemia que inició en 2020 estuvo llena de momentos dolorosos; sin embargo, también tuvo cosas positivas. Hoy quiero compartirles sobre una de estas últimas. Fue durante los últimos meses de 2020 que cayó a mis manos el libro de cuentos La última oveja del Ángel Exterminador, de Alejandra Junco Lavín (Ciudad de México, 1967), el cual fue publicado en 2017. Desde que lo comencé a leer, no pude dejarlo hasta llegar a la última página.  Me volví, como diría la chaviza, un fan de esta autora. Así que fue un enorme gusto para mí tener una breve charla con Alejandra Junco, acerca de los aspectos más importantes de su libro.  Las historias Lo primero que atrae la atención del lector de La última oveja del Ángel Exterminador es la variedad de personajes, los cuales están bien definidos y tienen una voz propia. Aquí encontramos a una joven que encontró el amor desde temprano, pero también hallamos a madres obsesivas y hombres celosos, entre otros.  «Me da mucho gusto haber logrado darle una voz propia a cada personaje», comentó la autora. «En gran parte, se debe a que me pongo a observar a la gente, cómo habla y cuáles son sus preocupaciones. Me pongo a observar todo lo que me rodea en los lugares a los que voy. Considero que esto es muy importante, porque puedes encontrar una situación que parece insignificante a primera vista, pero a la que puedes crearle una historia interesante», relató Junco Lavín.  Cómo se conformó el libro Algunos de los cuentos contenidos en este libro datan de 2007. Mi querido Tote y Migdalia fueron publicados en La pluma del ganso en 2007 y  2008 respectivamente. Tea for Two… fue publicado en Ciclo Literario en 2007 y Cincuenta tonos de güera en Nierika en 2016.   Es decir, las historias abarcan casi una década de trabajo de la autora. A pesar de este hecho, los textos parecen tener una congruencia que no delata este tiempo.  Al respecto, la escritora comentó: «Al notar los temas de los relatos, me di cuenta de que la mayoría trataba sobre cómo a veces nos atoramos con una cierta situación. Por ejemplo, algún problema con nuestros padres o nuestras parejas, en nuestras relaciones personales. Y cómo esas situaciones a veces no nos dejan avanzar y nos quedamos ahí, estancados. Creo que ese es uno de los temas que hilan a la mayoría de los cuentos».  El sentido del humor en la literatura En Catálogo, uno de los textos que aparece en este libro, encontramos una serie de productos geniales (y no les cuento más para que mejor vayan y lo lean ustedes mismos), en donde se muestra la obsesión que tenemos con la imagen personal y el consumo irrefrenable. Este sentido del humor está presente en gran parte de los cuentos y es algo bienvenido en la literatura actual. ¿Pero qué opina Alejandra Junco sobre esto? «¡Claro! El humor es algo fundamental para abordar temas serios. Lo que hay en mis cuentos es un humor negro, muy mío y de mi familia.  Aunque muchos de los temas de los cuentos son profundos, el humor es una parte central en estas historias». La autora fue más allá en este tema: «El humor es una de las herramientas más útiles en la literatura. Por ejemplo, La conjura de los necios [de John Kennedy Toole] es una obra maravillosa e imprescindible del siglo XX. Y cuando lo lees, notas que ahí el autor trata temas muy fuertes, pero que son más fáciles de digerir a través del humor». Cómo ha cambiado el mundo en estos últimos cinco años La última oveja del Ángel Exterminador se publicó hace cinco años. En este tiempo, ¿qué tanto ha cambiado el mundo a los ojos de su autora?  «Bueno, el libro se publicó muy cerca del terremoto [de septiembre de 2017]. Y ahora con la pandemia…en este tiempo hemos vivido situaciones extremas. Aunque ocurrió algo extraño: todo mundo pensaba que vendrían grandes cambios después de la pandemia. Pero cuando ves a Elon Musk pidiéndole a los trabajadores de Tesla que dejen atrás el teletrabajo y vuelvan a las oficinas, te das cuenta de que no fue así. Hay algunas cosas que no cambian a pesar del tiempo. Por ejemplo, los problemas de la condición humana son atemporales y esos seguirán a pesar de todo lo que ocurra». Por ello, los relatos de Alejandra Junco siguen teniendo la misma relevancia que cuando el libro estaba recién publicado.   Algunos consejos para comenzar como escritor ¿Qué aconseja la autora para todos aquellos que quieran ser escritores? «Una de las mejores cosas que pueden hacer es asistir a un taller literario. Esto les ayudará de muchas maneras. Ahí aprenderán un poco más sobre el oficio de escritor y sobre todo podrán compartir sus textos. Así podrán saber si sus historias resuenan con las demás personas, si las historias que están creando resultan interesantes para otros», recomendó Junco Lavín. «Especialmente es importante compartir nuestros textos, porque a veces podemos escribir algo y ahí se queda, guardado en el cajón. Si no compartimos nuestras historias, puede ocurrir que esa gran idea que tuvimos no alcance su potencial completo», concluyó la autora.  Así que, si buscan algo para leer, La última oveja del Ángel Exterminador es un libro de cuentos ideal. Desde los encuentros que nunca volvieron a darse (como el de Some enchanted evening, you may see a stranger…) pasando por la mencionada sátira sobre nuestras obsesiones consumistas (Catálogo), hasta el grand finale de los dos últimos cuentos (englobados en Probadores: un cuento para caballeros y otro para damas), estas narraciones están llenas de momentos profundos, nostálgicos, llenos de humor y reflexiones. Reflexiones que, si hemos de atender a las palabras de su autora, seguirán siendo pertinentes durante un buen tiempo. Puedes adquirir este gran libro por acá y puedes seguir a Alejandra Junco tanto en Facebook como en Instagram para estar al tanto de sus actividades. " ["post_title"]=> string(95) "Una breve charla con Alejandra Junco Lavín, autora de La última oveja del Ángel Exterminador" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(91) "una-breve-charla-con-alejandra-junco-lavin-autora-de-la-ultima-oveja-del-angel-exterminador" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-06-17 13:06:33" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-06-17 18:06:33" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=80015" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17876 (24) { ["ID"]=> int(79820) ["post_author"]=> string(2) "97" ["post_date"]=> string(19) "2022-06-10 11:24:40" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-06-10 16:24:40" ["post_content"]=> string(2997) "Mi amigo el silencio me acompaña. Las ideas en mi mente comienzan a revolotear, las letras en una danza de armonía bailan en ausencia del sonido. Las palabras dan forma a las oraciones que toman significado en un rincón apartado  de la multitud. Aquí no hay reglas ni censura, todo dentro de mi mente es libertad, cada sentimiento toma forma y hace una historia. A veces esas historias son fantasías que dejan volar el deseo de ser único un ser poderoso e invencible.   También se crean pensamientos llenos de erotismo y sensualidad desmedida. Al igual se forman opiniones cautelosas, inteligentes oraciones que llevan mensajes de reflexión y optimismo.  Las más duras expresiones, las que hablan de la verdad desnuda, la que hiere, incomoda y a veces es muy soez. Esa que no gusta a los líderes, políticos, lastima al que vive en la fantasía.  Así es la literatura, la palabra escrita que no tiene límites, la que se forma en la mente del autor para dar vida a un pensamiento, el cual se transforma en texto para vivir a través de la impresión de sus signos, como idioma de un país, expresión de una sociedad y palabra del autor. La censura es solo para el que no se deleita con su lectura, el que se priva de la belleza del sentimiento escrito. Sin embargo, la literatura al final encuentra su cauce como el agua de la lluvia y el rio que se desborda cuando crece.  En este silencio se forman escritos plasmados en un papel que en ocasiones se ve adornado por el manuscrito de un pensador, quien con deleite e inspiración agita su pluma sobre una libreta, en otras, la modernidad del teclado da rienda suelta a los dedos cual pianista de jazz, mientras la armonía de su sonido es el resultado de un conjunto de palabras que llevan al  pensamiento inteligente. El silencio une mi cita con el sentimiento y la soledad, para que juntos comiencen la aventura transformarse en palabra escrita, palabra que trasciende porque una vez plasmada queda para la posteridad, en el papel y la mente de quien la lee.  La inspiración del vivir el día a día desfogan en un texto con las notas de alguna canción, la fascinación por existir alienta las palabras que describen un capitulo en la vida propia o en la ajena, dignas de contarse con ese toque mágico que solo el autor puede crear.   Así la vida de los libros y escritos puede ser en blanco y negro o un mudo de colores, pero ambos son el reflejo de historias únicas que son contadas según la lente de quien las crea. “ESTA ES LA NATURALEZA DE MI SER”." ["post_title"]=> string(25) "Las palabras del silencio" ["post_excerpt"]=> string(79) "“Donde el silencio quita su apariencia a la vida” Luis Cernuda (1902-1963)." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(25) "las-palabras-del-silencio" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-06-10 11:24:40" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-06-10 16:24:40" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=79820" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17970 (24) { ["ID"]=> int(80015) ["post_author"]=> string(3) "180" ["post_date"]=> string(19) "2022-06-17 13:06:33" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-06-17 18:06:33" ["post_content"]=> string(8682) "No voy a mentirles: la pandemia que inició en 2020 estuvo llena de momentos dolorosos; sin embargo, también tuvo cosas positivas. Hoy quiero compartirles sobre una de estas últimas. Fue durante los últimos meses de 2020 que cayó a mis manos el libro de cuentos La última oveja del Ángel Exterminador, de Alejandra Junco Lavín (Ciudad de México, 1967), el cual fue publicado en 2017. Desde que lo comencé a leer, no pude dejarlo hasta llegar a la última página.  Me volví, como diría la chaviza, un fan de esta autora. Así que fue un enorme gusto para mí tener una breve charla con Alejandra Junco, acerca de los aspectos más importantes de su libro.  Las historias Lo primero que atrae la atención del lector de La última oveja del Ángel Exterminador es la variedad de personajes, los cuales están bien definidos y tienen una voz propia. Aquí encontramos a una joven que encontró el amor desde temprano, pero también hallamos a madres obsesivas y hombres celosos, entre otros.  «Me da mucho gusto haber logrado darle una voz propia a cada personaje», comentó la autora. «En gran parte, se debe a que me pongo a observar a la gente, cómo habla y cuáles son sus preocupaciones. Me pongo a observar todo lo que me rodea en los lugares a los que voy. Considero que esto es muy importante, porque puedes encontrar una situación que parece insignificante a primera vista, pero a la que puedes crearle una historia interesante», relató Junco Lavín.  Cómo se conformó el libro Algunos de los cuentos contenidos en este libro datan de 2007. Mi querido Tote y Migdalia fueron publicados en La pluma del ganso en 2007 y  2008 respectivamente. Tea for Two… fue publicado en Ciclo Literario en 2007 y Cincuenta tonos de güera en Nierika en 2016.   Es decir, las historias abarcan casi una década de trabajo de la autora. A pesar de este hecho, los textos parecen tener una congruencia que no delata este tiempo.  Al respecto, la escritora comentó: «Al notar los temas de los relatos, me di cuenta de que la mayoría trataba sobre cómo a veces nos atoramos con una cierta situación. Por ejemplo, algún problema con nuestros padres o nuestras parejas, en nuestras relaciones personales. Y cómo esas situaciones a veces no nos dejan avanzar y nos quedamos ahí, estancados. Creo que ese es uno de los temas que hilan a la mayoría de los cuentos».  El sentido del humor en la literatura En Catálogo, uno de los textos que aparece en este libro, encontramos una serie de productos geniales (y no les cuento más para que mejor vayan y lo lean ustedes mismos), en donde se muestra la obsesión que tenemos con la imagen personal y el consumo irrefrenable. Este sentido del humor está presente en gran parte de los cuentos y es algo bienvenido en la literatura actual. ¿Pero qué opina Alejandra Junco sobre esto? «¡Claro! El humor es algo fundamental para abordar temas serios. Lo que hay en mis cuentos es un humor negro, muy mío y de mi familia.  Aunque muchos de los temas de los cuentos son profundos, el humor es una parte central en estas historias». La autora fue más allá en este tema: «El humor es una de las herramientas más útiles en la literatura. Por ejemplo, La conjura de los necios [de John Kennedy Toole] es una obra maravillosa e imprescindible del siglo XX. Y cuando lo lees, notas que ahí el autor trata temas muy fuertes, pero que son más fáciles de digerir a través del humor». Cómo ha cambiado el mundo en estos últimos cinco años La última oveja del Ángel Exterminador se publicó hace cinco años. En este tiempo, ¿qué tanto ha cambiado el mundo a los ojos de su autora?  «Bueno, el libro se publicó muy cerca del terremoto [de septiembre de 2017]. Y ahora con la pandemia…en este tiempo hemos vivido situaciones extremas. Aunque ocurrió algo extraño: todo mundo pensaba que vendrían grandes cambios después de la pandemia. Pero cuando ves a Elon Musk pidiéndole a los trabajadores de Tesla que dejen atrás el teletrabajo y vuelvan a las oficinas, te das cuenta de que no fue así. Hay algunas cosas que no cambian a pesar del tiempo. Por ejemplo, los problemas de la condición humana son atemporales y esos seguirán a pesar de todo lo que ocurra». Por ello, los relatos de Alejandra Junco siguen teniendo la misma relevancia que cuando el libro estaba recién publicado.   Algunos consejos para comenzar como escritor ¿Qué aconseja la autora para todos aquellos que quieran ser escritores? «Una de las mejores cosas que pueden hacer es asistir a un taller literario. Esto les ayudará de muchas maneras. Ahí aprenderán un poco más sobre el oficio de escritor y sobre todo podrán compartir sus textos. Así podrán saber si sus historias resuenan con las demás personas, si las historias que están creando resultan interesantes para otros», recomendó Junco Lavín. «Especialmente es importante compartir nuestros textos, porque a veces podemos escribir algo y ahí se queda, guardado en el cajón. Si no compartimos nuestras historias, puede ocurrir que esa gran idea que tuvimos no alcance su potencial completo», concluyó la autora.  Así que, si buscan algo para leer, La última oveja del Ángel Exterminador es un libro de cuentos ideal. Desde los encuentros que nunca volvieron a darse (como el de Some enchanted evening, you may see a stranger…) pasando por la mencionada sátira sobre nuestras obsesiones consumistas (Catálogo), hasta el grand finale de los dos últimos cuentos (englobados en Probadores: un cuento para caballeros y otro para damas), estas narraciones están llenas de momentos profundos, nostálgicos, llenos de humor y reflexiones. Reflexiones que, si hemos de atender a las palabras de su autora, seguirán siendo pertinentes durante un buen tiempo. Puedes adquirir este gran libro por acá y puedes seguir a Alejandra Junco tanto en Facebook como en Instagram para estar al tanto de sus actividades. " ["post_title"]=> string(95) "Una breve charla con Alejandra Junco Lavín, autora de La última oveja del Ángel Exterminador" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(91) "una-breve-charla-con-alejandra-junco-lavin-autora-de-la-ultima-oveja-del-angel-exterminador" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-06-17 13:06:33" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-06-17 18:06:33" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=80015" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(8) ["max_num_pages"]=> float(4) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "0b588f74f0921a419649b54226626e90" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

Una breve charla con Alejandra Junco Lavín, autora de La última oveja del Ángel Exterminador

No voy a mentirles: la pandemia que inició en 2020 estuvo llena de momentos dolorosos; sin embargo, también tuvo cosas positivas. Hoy...

junio 17, 2022

Las palabras del silencio

“Donde el silencio quita su apariencia a la vida” Luis Cernuda (1902-1963).

junio 10, 2022




Más de categoría
“Los sueños no solamente pasan en las noches”: entrevista con la escritora Pamela Pulido

“Los sueños no solamente pasan en las noches”: entrevista con la escritora Pamela Pulido

La literatura es un excelente medio para convivir con los más pequeños de la casa. Una excelente historia para...

julio 5, 2022

ENTREVISTA CON EL CANTANTE FRAN DIEGO

A propósito del nuevo EP del cantante mexicano Fran Diego, Claudia Blix nos ofrece una entrevista donde se explora...

julio 1, 2022

CARTAS A TORA 272

Cocatú, un alienígena en forma de gato, llega a vivir a una vecindad de la CDMX. Todos los días...

junio 27, 2022

Mesa de análisis

Ginés Sánchez nos ofrece un cuento que combina teoría cuántica, teoría política e Historia de México.

junio 22, 2022