Julio Cortázar, la literatura como juego

Entre las millones de ocupaciones a las que puede dedicarse un ser humano, jugar es una de las más nobles. En la infancia constituye una necesidad tan apremiante como dormir o comer, tan gratificante como el cariño...

29 de junio, 2021 Julio Cortázar, la literatura como juego

Entre las millones de ocupaciones a las que puede dedicarse un ser humano, jugar es una de las más nobles. En la infancia constituye una necesidad tan apremiante como dormir o comer, tan gratificante como el cariño de la madre y el encuentro con los hermanos. Al jugar, el niño experimenta el mundo, lo conquista desde la potencia más humana y también la más encantadora: la imaginación. Al contrario de lo que sucede con algunas de las actividades que realizamos en la infancia y que andando el tiempo, devienen absurdas y ridículas, jugar es una necesidad y un placer que no desaparece nunca y aunque en la medida en que envejecemos toma formas y manifestaciones muy diversas. El hecho es que permanece siempre constante porque, en esencia, su función es aligerar la vida, hacerla más liviana y por lo tanto, más habitable.

Nunca he podido creerme aquello de mantener vivo al niño que llevamos dentro; creo que no es más que una metáfora manida y un lugar común que puede pronunciarse con mayor o menor fortuna pero que resulta ridículo y patético en los cartelitos de autoayuda y motivación. Volver a la infancia, a ratos y generalmente sin previo aviso, no es señal de tener un resquicio de infancia viviendo solapadamente en los pliegues de nuestra conciencia, sino un momento de cierta sublimidad en que nos permitimos reinterpretar el mundo con la liviandad en la que suponemos que hacen los niños.

En un juicio moderadamente sano, no  podemos resucitar la infancia, y bien visto, quién querría revivir sus angustias, sus terrores nocturnos, la humillación de mojar la cama o las penalidades de ser el más gordo, el más bajo o el más débil de la clase. Olvidamos todas aquellas penurias de la infancia y nos quedamos únicamente con lo más hermoso, con lo que más vale y que será siempre la más sutil causa de nuestra nostalgia, la levedad absoluta que solo el juego puede darle a la vida. Para convertirnos en adultos debemos matar lo poco que del niño nos deja los dramáticos años de la adolescencia; si somos afortunados despedimos con honores al niño que fuimos, con gratitud inmensa y afinando todo aquello que fue ingrato, maduramos así, en la dulce nostalgia de un mundo que se fue y no volverá. Pero el juego persiste.

Jugar es, pues, cosa seria; fortalece y anima, es opiáceo y también revitalizante, compromete lo mejor de cada uno porque implica una naturaleza desinteresada; es fascinante porque es aleccionador y, al mismo tiempo divertido; nos anula en el mundo que construye, pero nos hace mejores en el cerrado universo de sus reglas sin consecuencias; podemos seguir viviendo y manteniendo la cordura gracias al juego porque irrumpe en el espanto y en el drama de la vida suspendiendo el tiempo en tanto dura su ejercicio. Además de la limpieza y maestría de su ejecución, las letras de Julio Cortázar son inmensas porque son, fundamentalmente, un juego.

Para muchos lectores el primer encuentro con Julio (lo llamo así, con el cariño y la intimidad con que se puede tratar a un amigo que nos ha acompañado desde los 16 años) es un antes y un después; no es mi caso y no porque no fuera el primer autor que leí, ni siquiera el primero que despertara mi admiración o mi pasión por su obra, sino porque con Alfonso Reyes, a quien descubrí al mismo tiempo, me reveló el gigantesco poder de las palabras para hacer más plena y más intensa la vida y se convirtió en santo y seña de mi mundo de obsesiones, goces, placeres y equívocos anhelos. Fue en 1986 cuando abrí por primera vez la primera página de Bestiario, en la sencilla edición de Nueva Imagen que compré con el dinero que me dio mi madre, en la vieja librería del Parque que ya no existe, como mi infancia, pero que dejó su huella cerca de la fuente de los espejos de Polanco.

Si Julio no fue el primer autor que leí, sí puedo afirmar con certeza que fue el primero que releí y lo hice en el mismo instante que leí lo primero de sus gigantesco Bestiario, pues “Casa Tomada” la leí tres veces seguidas, la segunda para salir del pasmo y la tercera por puro gusto. Así, la suerte estaba echada y unos días después andaba con Glenda del brazo, el juego infinito había comenzado y aún continúa. Cuando un par de años después leí por primera vez Rayuela, la lectura no volvió a ser para mí nunca lo mismo; de ahí y hasta nuestros días leer sería un placer absoluto o no sería nada.

En ese año brutal de mis dieciséis, apenas unos meses después del terremoto de la Ciudad de México, había saltado de Verne, Gibrán y Salgari a la literatura de verdad, no a la de los manuales que determinaban la letras casi infantiles, sino la que uno se fabrica solo en los anaqueles de la librerías. También en ese año había fallecido Borges, que se me reveló como un dios enorme pero hierático que me arrojó en brazos de Alfonso Reyes; así en ese año descubrí a Cortázar gracias a un profesor de literatura,

Julio me lanzó a la poesía de Ernesto Cardenal, de tal manera que el día en que la fortuna quiso regalarme uno de los días más hermosos de mi existencia, estuve a su lado en una lectura de poesía que ofreció a los alumnos de la Facultad de Derecho de la UNAM con motivo de la imposición de la Medalla Isidro Fabela, en el año 2006.

Justo veinte años después de mi primer encuentro con Julio, en aquel 2006 cuando ya no era un niño que soñaba con los personajes de Rayuela y de todos los juegos, pero que la vida quiso que esa tarde me sentara junto a uno de los más grandes poetas de nuestro tiempo, un hombre ejemplar en su bondad y que para mí era, en ese momento, un personaje de Julio que se había escapado de Apocalipsis en Solentiname y al que le pregunté su opinión sobre la poesía revolucionaria, no porque me preocupara, sino por el placer de escucharlo y que me respondió con casi las mismas palabras que usó Julio en su curso de literatura en Berkeley: la poesía, para ser revolucionaria, primero debe ser auténtica poesía.

Estos alucinantes accidentes de la vida solo tienen sentido cuando alcanzamos a atisbar el hecho fundamental de que lo mejor de la existencia, como las letras de Cortázar, es el juego y el sentido lúdico con que hacemos las cosas que en realidad llamamos valiosas; por eso en tu cumpleaños, grandísimo cronopio, no puedo sino reírme de que hayas dictado un alucinante curso de literatura justo en Berkeley, aquella universidad americana a la que Alfonso Reyes dedicara uno de sus libros más juguetones y divertidos: Berkeleyana.

Y así, como siempre, como cada vez que mi viejo ejemplar de Rayuela me lo reclama, vuelvo a las paginas de Julio, temeroso y ansioso al mismo tiempo de descubrir cuál es la siguiente jugada que me depara este cronópico divertimento al que llamamos vida y también literatura.

 

@cesarbc70

Comentarios
object(WP_Query)#17653 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(67433) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "20-09-2021" ["before"]=> string(10) "18-10-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(67433) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "20-09-2021" ["before"]=> string(10) "18-10-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "cultura-para-todos" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17652 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17659 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17657 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "20-09-2021" ["before"]=> string(10) "18-10-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(463) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-09-20 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-10-18 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (67433) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (14) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17649 (24) { ["ID"]=> int(70923) ["post_author"]=> string(2) "35" ["post_date"]=> string(19) "2021-09-28 12:40:01" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-09-28 17:40:01" ["post_content"]=> string(5974) "En el tiempo verbal, visual y personal, todos los chistes, cuentos e historias empiezan con una palabra o una anécdota; en el espacio virtual, con un clic. Los enlaces entre un sitio y otro nos lanzan a un contenido por lo general muy diferente al que buscábamos, esto hace que conozcamos de muchas cosas entre varios canales. No soy experta jugadora ni coleccionista de juegos de naipes. He visto jugadores de ocio, conozco empedernidos y apostadores. Crecí viendo a mi mamá y sus amigas en las reuniones de “té canasta” y con esos naipes nos enseñó juegos simples como entretenimiento infantil. Mi tía Lucila, sus primas y hermanas tienen su cita de cartas los jueves y sábados, apuestan un peso o cinco; cuando pierden, no pierden porque las monedas que ganan las guardan cada una en su monedero para la siguiente tarde. Tuve un primo que apostaba y platicaba que perdía más veces de las que contaba que había ganado, otro primo que decía que siempre ganaba (¿?).  Yo veía las cartas como un pasaje del entretenimiento, no como una creación artística. Fue hace un par de meses que, en un clic, conocí al artista Ten Hundred (Peter Robinson), diseñador gráfico y muralista de Michigan. En su canal de YouTube descubrí lo interesante que resulta la historia de los naipes desde su origen. Cada carta tiene su historia, un porqué de cada personaje en las cartas mayores y la importancia de la impresión de los diseños y el color en cada una. Ten Hundred, dijo, tenía el sueño de un día, crear su propia marca de naipes con los personajes que lo caracterizan en todas sus pinturas. El día llegó e invitó a sus seguidores a interactuar con los diseños.  El viaje de esta creación lo registró en una Serie de videos y en cada uno, coleccionistas, magos y expertos jugadores de todo el mundo opinaron. Por otro lado, personas como yo aprendimos que esto de jugar cartas es mucho más que tirarlas sobre una mesa. En el primero video, nos platica que no sabe aún cómo es que va a poner su creación al público para su venta y distribución; poco a poco las ideas entre todos surgen y decide que sea la financiadora Kickstarter el escalón para que el sueño sea palpable. Estableció una meta de diez mil dólares que él mismo dudaba pudiera conseguir en treinta días.  Fully funded in 3 mins! It's been an hour and we are nearly at $200k. OH MY GOD you guys, thank you so much FROM THE BOTTOM OF MY HEART. I AM FREAKING OUT! THANK YOU!” TenHundred. Tres minutos le bastaron para conseguir la meta. Tres minutos que son un récord en la historia de la financiadora Kickstarter. Es el primer proyecto de Ten Hundred y es la primera vez que casi 15 000 nuevos patrocinadores apoyamos un proyecto en esta empresa. La emoción se siente cuando los números incrementan y no deja de moverse el contador de dinero y de personas que aumenta por cientos cada hora. La campaña termina el próximo 4 de octubre y para entonces, con seguridad se habrán rebasado los dos millones de dólares. Las cartas son una belleza y la campaña, para quienes somos primerizos en Kickstarter, ha sido una verdadera alegría ver y vernos aumentar los números.  En un principio, Ten Hundred avisó que el envío de lo adquirido sería a mitad de diciembre de este año, cosa que no creo le sea posible por la cantidad impresionante de producto que va a tener que elaborar, firmar y empaquetar; supongo que será en 2022 que pueda presumir mi adquisición con la historia que empezó con un clic y si tengo suerte, me toca la edición especial dorada de la que solo se imprimirán 1000 juegos y serán repartidos de manera aleatoria en los envíos.  Primer proyecto de Ten Hundred y primera vez que conozco de la historia original del juego de naipes, de Kickstarter y de una comunidad de más de 20 000 personas alrededor del mundo que ni nos conocemos y nos felicitamos como si fuéramos nosotros quienes tuviéramos los casi dos millones de dólares en la bolsa. kickstarter vivid kingdoms https://www.biggercake.com/projects/661339977/vivid-kingdoms-playing-cards/ https://www.tenhundredart.com/  " ["post_title"]=> string(35) "Ten Hundred. La historia en un clic" ["post_excerpt"]=> string(175) "La historia del diseñador gráfico Peter Robinson (Ten Hundred) es un buen ejemplo de cómo se pueden emprender proyectos originales con ayuda de una comunidad virtual.   " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(34) "ten-hundred-la-historia-en-un-clic" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-09-28 12:46:31" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-09-28 17:46:31" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=70923" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17611 (24) { ["ID"]=> int(71557) ["post_author"]=> string(3) "180" ["post_date"]=> string(19) "2021-10-14 09:07:37" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-10-14 14:07:37" ["post_content"]=> string(6352) "¿Se siente usted agobiado? ¿Se siente usted oprimido por su trabajo? ¿Se ha sentido desesperado por las condiciones del mundo actual? ¿Se siente mangoneado y utilizado y siente que su jefe no lo pela? ¡No desespere más! Hoy vengo a hablarle, nuevamente, de los beneficios de la lectura y de la escritura. Ya sé que parezco disco rayado con estos temas, pero en verdad son herramientas que, sabiéndolas usar, producen magia en nuestras vidas. Más aún en los tiempos actuales, en el que los países y sus ciudadanos se acercan peligrosamente a tendencias cada vez más autoritarias, es un momento perfecto para que nos volvamos a empoderar mediante la literatura.  La escritura creativa, por ejemplo, es un medio de empoderarnos en este mundo hostil de una manera low cost: únicamente se necesita un cuaderno y una pluma o un lápiz; o bien, podemos usar la misma computadora que utilizamos para nuestro trabajo. Intentaré explicarme de la manera más sencilla qué rayos quiero decir con esto.  Muchos de los más grandes escritores de la historia (como George Orwell, Philip Roth y Ernest Hemingway, por mencionar solamente a algunos) han escrito ensayos acerca de las motivaciones para escribir. Incluso es frecuente encontrar a escritores nuevos dando su opinión acerca del oficio y sus motivaciones para sentarse durante una cantidad ingente de horas enfrente de una hoja en blanco (ya sea de un documento virtual o a la vieja usanza) y llenarlo con tinta. Sin embargo, y a pesar de que todos tienen puntos muy válidos, pocas veces he leído acerca de lo que le voy a decir:  Escribir es una de las pocas cosas en las que podemos ser totalmente libres.  ¿Qué relevancia tiene lo que acabo de decir? Verá: es probable que usted, quien amablemente lee esto, haya sido empleado en algún momento de su vida o incluso ahora mismo lo sea. Tal vez ahora usted ya tenga su propia empresa o negocio y es, como decimos comúnmente, “su propio jefe”. Lo cual está muy bien, pero, ya sea de una forma u otra, siempre debemos ceñirnos a ciertas reglas: al pago de impuestos, a los horarios de trabajo, a las órdenes de mandos superiores y un larguísimo etcétera. A veces, lo hacemos tan mecánicamente, que perdemos el punto de las órdenes que seguimos y comenzamos a obedecer por el gusto de obedecer.  En este momento, me di cuenta del poder liberador de la escritura creativa, especialmente para la estirpe a la que he pertenecido en muchas ocasiones: la de los Godínez.  Al escribir, únicamente hay que obedecer las reglas gramaticales y de ortografía.   ¿Ha pensado acaso cómo sería una historia acerca de un extraterrestre que puede ver en cuatro dimensiones? ¿O acaso ha imaginado cómo sonaría la voz de un perro o un gato? ¿Ha imaginado cómo sería el planeta más bello del universo y cómo serían los habitantes de ese lugar?  Usted puede crear muchos mundos en donde usted será amo y dueño de lo que ahí ocurra, en donde será el creador de seres que ni siquiera creía que fuesen posibles. ¿Es usted fanático de los finales felices, en donde el protagonista obtiene lo que siempre deseó? ¿O es más de los finales abiertos, que dejen al lector imaginando qué fue lo que ocurrió al final?   Escribir no tiene por qué ser una tarea solitaria. Existen muchos espacios y talleres de creación literaria en donde podrá usted compartir sus creaciones y leer la de los demás.  Por “escribir” no me refiero necesariamente a que sienta usted la obligación de volverse un autor de best sellers o que haya que aspirar a ser el próximo premio Nobel. A lo que me refiero es que, ante las salvajes planicies inexploradas de una hoja en blanco, usted puede encontrar e imaginar lo que desee. Usted y solamente usted. Debemos reconocer y sentir que,  en las historias que usted haya creado, fruto de su imaginación, no manda el SAT, ni su jefe, ni sus amigos, ni su familia, ni el gobierno. Únicamente usted podrá mandar en él.  ¿Aún no le he convencido de comenzar a escribir? Bueno, he aquí unas palabras de Kurt Vonnegut, quien nos dejó esta perla de sabiduría acerca del arte en general en su libro Un hombre sin patria:  El arte no es una forma de ganarse la vida. Es más bien una forma muy humana de hacer la vida más soportable. Practicar un arte, bien o mal, es una forma de hacer crecer el alma. Por el amor de Dios, canten en la ducha. Escriban un poema para un amigo o para una amiga, aunque sea pésimo. Háganlo tan bien como sepan y obtendrán una enorme recompensa. Habrán creado algo”.  Además de hacer crecer nuestras almas, escribir lo que se nos venga en gana (a reserva de que deseemos compartirlo o no con el mundo) es uno de los pocos reductos que quedan para ejercer nuestra libertad, para liberarnos, empoderarnos y acercarnos a nuestra humanidad. Especialmente en estos tiempos, en donde estamos tan obsesionados por los likes en nuestros posts, a pesar de la impermanencia de éstos. Quién sabe, tal vez, algún día, resulte que usted ya creó decenas de cuentos y una que otra novela, cuyo mérito nadie le podrá arrebatar.  Así que, ¡a crear se ha dicho! " ["post_title"]=> string(21) "¡Escriba, por favor!" ["post_excerpt"]=> string(158) "La escritura es una de las actividades más creativas, liberadoras y terapéuticas que podemos hacer. A continuación se especifican las ventajas de escribir." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(17) "escriba-por-favor" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-10-14 09:07:37" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-10-14 14:07:37" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=71557" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17649 (24) { ["ID"]=> int(70923) ["post_author"]=> string(2) "35" ["post_date"]=> string(19) "2021-09-28 12:40:01" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-09-28 17:40:01" ["post_content"]=> string(5974) "En el tiempo verbal, visual y personal, todos los chistes, cuentos e historias empiezan con una palabra o una anécdota; en el espacio virtual, con un clic. Los enlaces entre un sitio y otro nos lanzan a un contenido por lo general muy diferente al que buscábamos, esto hace que conozcamos de muchas cosas entre varios canales. No soy experta jugadora ni coleccionista de juegos de naipes. He visto jugadores de ocio, conozco empedernidos y apostadores. Crecí viendo a mi mamá y sus amigas en las reuniones de “té canasta” y con esos naipes nos enseñó juegos simples como entretenimiento infantil. Mi tía Lucila, sus primas y hermanas tienen su cita de cartas los jueves y sábados, apuestan un peso o cinco; cuando pierden, no pierden porque las monedas que ganan las guardan cada una en su monedero para la siguiente tarde. Tuve un primo que apostaba y platicaba que perdía más veces de las que contaba que había ganado, otro primo que decía que siempre ganaba (¿?).  Yo veía las cartas como un pasaje del entretenimiento, no como una creación artística. Fue hace un par de meses que, en un clic, conocí al artista Ten Hundred (Peter Robinson), diseñador gráfico y muralista de Michigan. En su canal de YouTube descubrí lo interesante que resulta la historia de los naipes desde su origen. Cada carta tiene su historia, un porqué de cada personaje en las cartas mayores y la importancia de la impresión de los diseños y el color en cada una. Ten Hundred, dijo, tenía el sueño de un día, crear su propia marca de naipes con los personajes que lo caracterizan en todas sus pinturas. El día llegó e invitó a sus seguidores a interactuar con los diseños.  El viaje de esta creación lo registró en una Serie de videos y en cada uno, coleccionistas, magos y expertos jugadores de todo el mundo opinaron. Por otro lado, personas como yo aprendimos que esto de jugar cartas es mucho más que tirarlas sobre una mesa. En el primero video, nos platica que no sabe aún cómo es que va a poner su creación al público para su venta y distribución; poco a poco las ideas entre todos surgen y decide que sea la financiadora Kickstarter el escalón para que el sueño sea palpable. Estableció una meta de diez mil dólares que él mismo dudaba pudiera conseguir en treinta días.  Fully funded in 3 mins! It's been an hour and we are nearly at $200k. OH MY GOD you guys, thank you so much FROM THE BOTTOM OF MY HEART. I AM FREAKING OUT! THANK YOU!” TenHundred. Tres minutos le bastaron para conseguir la meta. Tres minutos que son un récord en la historia de la financiadora Kickstarter. Es el primer proyecto de Ten Hundred y es la primera vez que casi 15 000 nuevos patrocinadores apoyamos un proyecto en esta empresa. La emoción se siente cuando los números incrementan y no deja de moverse el contador de dinero y de personas que aumenta por cientos cada hora. La campaña termina el próximo 4 de octubre y para entonces, con seguridad se habrán rebasado los dos millones de dólares. Las cartas son una belleza y la campaña, para quienes somos primerizos en Kickstarter, ha sido una verdadera alegría ver y vernos aumentar los números.  En un principio, Ten Hundred avisó que el envío de lo adquirido sería a mitad de diciembre de este año, cosa que no creo le sea posible por la cantidad impresionante de producto que va a tener que elaborar, firmar y empaquetar; supongo que será en 2022 que pueda presumir mi adquisición con la historia que empezó con un clic y si tengo suerte, me toca la edición especial dorada de la que solo se imprimirán 1000 juegos y serán repartidos de manera aleatoria en los envíos.  Primer proyecto de Ten Hundred y primera vez que conozco de la historia original del juego de naipes, de Kickstarter y de una comunidad de más de 20 000 personas alrededor del mundo que ni nos conocemos y nos felicitamos como si fuéramos nosotros quienes tuviéramos los casi dos millones de dólares en la bolsa. kickstarter vivid kingdoms https://www.biggercake.com/projects/661339977/vivid-kingdoms-playing-cards/ https://www.tenhundredart.com/  " ["post_title"]=> string(35) "Ten Hundred. La historia en un clic" ["post_excerpt"]=> string(175) "La historia del diseñador gráfico Peter Robinson (Ten Hundred) es un buen ejemplo de cómo se pueden emprender proyectos originales con ayuda de una comunidad virtual.   " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(34) "ten-hundred-la-historia-en-un-clic" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-09-28 12:46:31" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-09-28 17:46:31" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=70923" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(21) ["max_num_pages"]=> float(11) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "5086559dc77659a05fb6c4d7ef083aad" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

Ten Hundred. La historia en un clic

La historia del diseñador gráfico Peter Robinson (Ten Hundred) es un buen ejemplo de cómo se pueden emprender proyectos originales con ayuda...

septiembre 28, 2021

¡Escriba, por favor!

La escritura es una de las actividades más creativas, liberadoras y terapéuticas que podemos hacer. A continuación se especifican las ventajas de...

octubre 14, 2021




Más de categoría
Entrevista con Actor y Director de la obra de teatro Almacenados

Entrevista con Actor y Director de la obra de teatro Almacenados

Almacenados es una obra teatral que toca temas centrales de las relaciones humanas. Claudia Blix nos presenta una entrevista...

octubre 15, 2021

¡Escriba, por favor!

La escritura es una de las actividades más creativas, liberadoras y terapéuticas que podemos hacer. A continuación se especifican...

octubre 14, 2021

El Nobel para Gurnah, la cumbre del mestizaje

La Academia Sueca premió a Abdulrazak Gurnah con el Nobel de Literatura. Con ello no solo se otorga un...

octubre 13, 2021

32   AÑOS

Ginés Sánchez nos relata un cuento de misterio situado en la CDMX.

octubre 13, 2021