II.- LA CASA DE LOS OLVIDOS

Antes de proseguir con mi relato, quiero llamar su atención sobre la imagen de la casa de LOS OLVIDOS vista desde el mar. Si se fijan, la terraza rodeada por arcos es donde estaba yo platicando con...

6 de octubre, 2020

Antes de proseguir con mi relato, quiero llamar su atención sobre la imagen de la casa de LOS OLVIDOS vista desde el mar. Si se fijan, la terraza rodeada por arcos es donde estaba yo platicando con Don Marcelino aquella primera vez que la visité. Justo debajo de esa terraza de arcos, se ven pilares que la sostienen, como los dedos de una mano sosteniendo una charola. ¿Vedad que eso es lo que  parece? Pues digamos que en la “palma de la mano” cuyos dedos sostenían la terraza de arcos, estaba el salón de billar, que era grande y luminoso.

Como pueden ver si prestan atención a la fotografía, los arcos que rodeaban la terraza corrían ininterrumpidos desde lo alto hasta el piso, de manera que nada obstruyera la vista maravillosa que se disfrutaba desde ahí. Solamente había unas barandillas de tubo cilíndrico de pilar a pilar de manera que no fuera peligroso estar ahí disfrutando la vista. Se los digo para que se den una idea de la luz y del tono azul del cielo en esas horas de un día primaveral en Acapulco.

Dicho esto, regresemos con Don Marcelino a la terraza de los arcos para seguir platicando con él. Don Marcelino era un hombre muy agradable; parecía divertirle que la casa me gustara tanto, hasta el punto que no podía yo creer que de verdad estuviera parado en su terraza principal. Miraba yo en todas direcciones asombrado por la belleza de esa casa solitaria.

Me llamó la atención que el corredor por el que había yo entrado desde el cancel de madera hasta la terraza, tenía una saliente volada sobre la explanada que conducía al garaje. Entonces le pregunté cuál era el propósito de esa saliente.

Don Marcelino esbozó una sonrisa de niño travieso y me dijo:

-Ya me estaba extrañando que no me hubiera preguntado todavía. Ese volado lo ocupaban las orquestas que tocaban en las fiestas del Señor Claymon. ¿Ha oído hablar de Glenn Miller, de Benny Goodman y de Cole Porter?




Yo le respondí que desde luego que sabía quiénes eran. Entonces Don Marcelino, que gustaba de hablar entre broma y en serio, me dijo:

-Pues esos son algunos de los fantasmas distinguidos que nos acompañan aquí en Los Olvidos…

-¡No me diga que tocaban ellos aquí!- Le dije yo.

Y el ya riéndose me dijo: 

-Como dicen en la tele: aunque usted no lo crea. El Señor Claymon era  un minero de Inglaterra que tenía minas de plata en Zacatecas. Le encantaba dar fiestas a cada rato, según me contaron los antiguos cuidadores que trabajaron con él. Mientras comentábamos sobre las increíbles fiestas que ahí se habían celebrado, me imaginaba yo a las damas elegantemente vestidas, bailando precisamente en esa terraza en la que estábamos hablando de ellas.

Entonces Don Marcelino me indicó que tomara las escaleras que desembocaban sobre el pasillo que recorría todo el otro lado de la planta baja, y subiera al último piso y me fuera hasta el punto más lejano donde había una pérgola sobre lo que debe haber sido un asoleadero. 

Así lo hice. Subí la escalera que conducía al siguiente piso y continué hasta el piso superior donde la opción era subir otro poco a la izquierda hacia la habitación principal o hacia la derecha para recorrer el pasillo hasta donde me había indicado don Marcelino. Conforme iba yo hacia el extremo de la casa, fui pasando por las habitaciones que tenían  puertas de madera de cedro y ventanas del mismo material con persianas de hojas muy anchas y sin cristales pero con mosquitero.

La madera despedía un aroma que me era conocido porque desde chico había ido mucho a Acapulco con mis hermanas y nos habíamos quedado en el Hotel la Riviera (que todavía existe, aunque abandonado) y en la casa Ralph en la calle de Inalambrica que, siendo mucho más pequeña, tiene las mismas ventanas de persiana de madera sin cristales. Al final del corredor me detuve en un área que debió ser usada como comedor de invitados o asoleadero,  cubierta por una pérgola.

De repente me asusté porque se oyó la voz de don Marcelino como si estuviera justo a mi lado, ¡pero no estaba! Si hubiera sido de noche, habría yo salido corriendo sin mirar atrás, pero siendo de día pude controlar el susto y además, escuché los pasos de don Marcelino que venía riéndose por el corredor.

-¿Qué le pareció la magia, joven?

Yo  le pregunté dónde se había escondido.

Entonces me explicó que no había magia ni nada extraño. Los Olvidos había sido construida por un ingeniero naval bajo la dirección del famoso arquitecto Frank Lloyd Wright a finales de los años 30. El Señor Claymon había pedido dos cosas especialmente: que las habitaciones se ventilaran únicamente con la brisa marina y que acústicamente se diseñaran las terrazas para que la música de las orquestas que invitaba a tocar en sus fiestas pudiera escucharse claramente desde cualquier punto de la casa para que los invitados pudieran bailar bajo la pérgola, en  la terraza, o en los corredores como si Glenn Miller estuviera dirigiendo su banda frente a ellos.

La tarde iba avanzando y entonces don Marcelino me preguntó si querría yo ver la puesta del sol. Yo le respondí que mientras no me corriera de ahí, yo permanecería encantado escuchando lo que me contaba. Don Marcelino de la Rosa era un hombre muy agradable y ameno. Charlábamos como si nos conociéramos de mucho tiempo, y fue así que, sin prisa, fuimos caminando hacia la  terraza de los arcos. El oleaje había arreciado y cuando el mar golpeaba sobre los arrecifes, se salpicaba el agua hasta donde estábamos, aunque sin empaparnos, pero  era una experiencia refrescante y cautivadora.

    ______________________________

Comentarios
object(WP_Query)#18088 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(30202) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "09-04-2021" ["before"]=> string(10) "07-05-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(30202) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "09-04-2021" ["before"]=> string(10) "07-05-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "cultura-para-todos" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(false) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18045 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18075 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18052 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "09-04-2021" ["before"]=> string(10) "07-05-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(463) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-04-09 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-05-07 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (30202) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (14) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18039 (24) { ["ID"]=> int(64647) ["post_author"]=> string(2) "42" ["post_date"]=> string(19) "2021-04-28 12:29:14" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-04-28 17:29:14" ["post_content"]=> string(3235) "Paulina Armería Vecchi es una atleta mexicana y mexiquense de alto rendimiento, con blasones como haber estado en lo más alto a nivel centroamericano y del caribe, panamericano representando a México. Cuenta con un sinnúmero de  medallas y logros a nivel nacional. A principios de 2019 y a raíz de la oportunidad que le daba un programa internacional de intercambio de estudiantes, decide emigrar a Italia, país donde tiene la nacionalidad debido a que su abuelo materno llegó a México de Italia en tiempos de la posguerra y fundó en México la empresa fabricante de motocicletas CARABELA.  Armería Vecchi tomó la decisión de ir a Italia por motivos académicos y también por invitación expresa de autoridades deportivas del país europeo, lo cual aceptó, debido a las complicaciones que en México representaba para ella el camino a la calificación rumbo a la justa olímpica de Tokio 2020 (hoy 2021), ya que México es potencia mundial en Taekwondo con siete medallas en juegos olímpicos cosechadas: dos de oro, dos de plata y tres de bronce (apenas es deporte oficial olímpico desde Sidney 2000). Pau, ya asentada en Roma, vivió los radicales confinamientos, el pasado año 2020, debido a la pandemia por el nuevo coronavirus que aún azota al mundo, y ni así dudó en abandonar el barco.  No dejó de entrenar un solo día (en los balcones del departamento en la capital italiana), ni de llevar un estricto régimen alimenticio, tampoco de seguir estudiando; su mezcla de mentalidad, condiciones físicas y deportivas son, pues, únicas.  Paulina ya  ganó a nivel nacional en Italia. Será la representante en su categoría para el selectivo europeo rumbo a los Olímpicos a celebrarse este año en tierras niponas, en una competición a efectuarse la primera semana de mayo en Bulgaria.  Paulina será fiel ejemplo del espíritu olímpico, aquel del Barón Pierre de Coibertin, donde el amor genuino por el deporte está por encima del dinero, la nacionalidad, raza y credo político o religioso. Si bien compite por Italia, siempre lleva a México en el corazón, y también siempre defendiendo los colores verde blanco y rojo. No hay que perderle nunca de vista, ya que es un ejemplo para toda la juventud mexicana, un orgullo mexicano para el mundo. Además proyecta  su futuro en el deporte más allá del Taekwondo. Cuanta cursando una licenciatura en fisioterapia y se ve, a mediano plazo, cursando alguna maestría en gestión y administración del deporte. Cabe destacar también que su decisión de competir por Italia fue tomada en los mejores términos, a diferencia de atletas que han tomado similar derrotero, como por ejemplo, recientemente, la esgrimista Paola Pliego, que debido a problemas con su federación se vio en la necesidad de pelear vistiendo los colores del lejano Uzbekistán.Paulina Armería Vecchi, en cambio, lo hizo eternamente agradecida con dos instituciones mexicanas: la federación mexicana de Taekwondo y la CONADE." ["post_title"]=> string(57) "Paulina Armería, la ragazza mexicana de oro en Taekwondo" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(55) "paulina-armeria-la-ragazza-mexicana-de-oro-en-taekwondo" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-04-28 12:29:14" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-04-28 17:29:14" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=64647" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#18113 (24) { ["ID"]=> int(64774) ["post_author"]=> string(1) "9" ["post_date"]=> string(19) "2021-04-30 12:44:01" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-04-30 17:44:01" ["post_content"]=> string(4594) "Querida Tora: Fíjate que se iban a venir a vivir a la vecindad unos recién casados. Alquilaron la vivienda, y la fueron amueblando y decorando despacito, con mucho amor (según dijeron, y yo no tengo por qué dudarlo). Todos los vecinos los esperábamos ya para darles una gran bienvenida el día de la boda. ¿Pero qué crees? Que llegó ella sola, vestida de novia, con cara de pocos (o ningunos, amigos); se encerró en la vivienda y se echó a llorar. ¿Y sabes por qué? Porque unos minutos antes de entrar a la iglesia se presentó una señora con tres niños y le dijo que estaba casada con el “novio” (así, entre comillas, para que se note más la mentira) y que esos eran sus hijos. El “novio” se enfureció, le pegó a la señora, corrió a los niños, y les dijo que no se metieran en su vida, que no tenían derecho a ello; que él los seguiría manteniendo, y eso era lo único que debía importarles. La mayoría de los invitados estaban indignados, pero hubo algunos que hasta le aplaudieron. Pero la novia no aguantó, así que le metió el ramo en la boca al fulanito ese, y lo tiró por las escaleras. Y se vino a la vecindad, dispuesta a emprender una vida nueva, aunque fuera sola. Pero como había renunciado a su trabajo antes de casarse, no tenía ni para comer. Los vecinos le ayudaron; ella aceptó por necesidad, pero pronto les dijo que ya no necesitaba su ayuda. ¿Y sabes lo que hizo? Puso en su vivienda una exposición de todo lo relacionado con su boda, y abrió una exhibición. El vestido de novia estaba en el centro, en el lugar de honor, iluminado por un reflector dorado, lo que le daba un aspecto casi irreal. En una mesita, lo que quedó del ramo luego de que se lo sacaron al “novio” de la boca, que todavía se veían las marcas de los dientes, y que fue uno de los objetos más apreciados. En otra mesita, los boletos de avión para la luna de miel. Y como casi ninguno de los vecinos había visto nunca un boleto de avión, causaron verdadera sensación porque, como dijo la del 32, “parece mentira que esos papelitos puedan mandarte a volar”. En lo que nadie se fijó es que eran para un vuelo “México-Toluca-México”, un vuelo que no existe (yo creo que el “novio” los hizo en persona para impresionar a la muchacha, pero se le pasó la mano). Al lado estaban las arras que, como ninguno de los dos tenía posibilidades, eran moneditas de 50 centavos; los anillos, apenas una bandita de metal blanco (yo creo que eran de plástico, pero no quise sacarlos de su error, porque ¡pobre muchacha!). Había una muestra de los manjares que iban a servir en el banquete; que no duraron mucho, porque los curiosos se los comieron en un descuido de la chica. Estaba también el vestido que le hicieron a su sobrinita para que le llevara la cola, que hizo llorar a la del 37, que es tan bronca, porque le recordaba cuando ella le llevó la cola a su mamá el día que se casó. El tocado era de flores verdaderas, y se marchitó en un par de días; pero allí permaneció, como “símbolo del amor asesinado por un desaprensivo”, en palabras de la novia ofendida. A la salida había una alcancía de cochinito (que fue el primer regalo que le hizo el “novio”), para que los visitantes depositaran su cooperación, con lo que la chica pensaba vivir hasta encontrar un trabajo. Así logró mantenerse unos días. Pero no contaba con el portero, que en cuanto se enteró de que ahí se manejaba dinero fue a pedir su parte, con el pretexto tan usado de que estaba lucrando con los bienes comunes de los vecinos, y que debía pagar un impuesto por ello. La chica se negó, y los vecinos la apoyaron. El conflicto escaló rápidamente, y el portero amenazó con mandar a sus guaruras a destruir la exposición y castigar a la ofensora, aunque sin especificar qué tipo de castigo le iba a aplicar (pero yo ya me lo imagino, porque la muchacha está guapita). Pero ella no se amilanó, y esa misma noche recogió sus cosas y, ayudada por varios vecinos, las metió a un taxi y se fue en busca de un lugar que le ofreciera mejores condiciones de vida. Qué triste, ¿verdad?, que no puedas vivir en un lugar que te gusta, nada más porque alguien dice que tienes que pagar impuestos. Pero así es la vida, mi amor; y no podemos hacer otra cosa. Te quiere, Cocatú" ["post_title"]=> string(19) "CARTAS A TORA, 222," ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(17) "cartas-a-tora-222" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-05-03 11:23:40" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-05-03 16:23:40" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=64774" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18039 (24) { ["ID"]=> int(64647) ["post_author"]=> string(2) "42" ["post_date"]=> string(19) "2021-04-28 12:29:14" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-04-28 17:29:14" ["post_content"]=> string(3235) "Paulina Armería Vecchi es una atleta mexicana y mexiquense de alto rendimiento, con blasones como haber estado en lo más alto a nivel centroamericano y del caribe, panamericano representando a México. Cuenta con un sinnúmero de  medallas y logros a nivel nacional. A principios de 2019 y a raíz de la oportunidad que le daba un programa internacional de intercambio de estudiantes, decide emigrar a Italia, país donde tiene la nacionalidad debido a que su abuelo materno llegó a México de Italia en tiempos de la posguerra y fundó en México la empresa fabricante de motocicletas CARABELA.  Armería Vecchi tomó la decisión de ir a Italia por motivos académicos y también por invitación expresa de autoridades deportivas del país europeo, lo cual aceptó, debido a las complicaciones que en México representaba para ella el camino a la calificación rumbo a la justa olímpica de Tokio 2020 (hoy 2021), ya que México es potencia mundial en Taekwondo con siete medallas en juegos olímpicos cosechadas: dos de oro, dos de plata y tres de bronce (apenas es deporte oficial olímpico desde Sidney 2000). Pau, ya asentada en Roma, vivió los radicales confinamientos, el pasado año 2020, debido a la pandemia por el nuevo coronavirus que aún azota al mundo, y ni así dudó en abandonar el barco.  No dejó de entrenar un solo día (en los balcones del departamento en la capital italiana), ni de llevar un estricto régimen alimenticio, tampoco de seguir estudiando; su mezcla de mentalidad, condiciones físicas y deportivas son, pues, únicas.  Paulina ya  ganó a nivel nacional en Italia. Será la representante en su categoría para el selectivo europeo rumbo a los Olímpicos a celebrarse este año en tierras niponas, en una competición a efectuarse la primera semana de mayo en Bulgaria.  Paulina será fiel ejemplo del espíritu olímpico, aquel del Barón Pierre de Coibertin, donde el amor genuino por el deporte está por encima del dinero, la nacionalidad, raza y credo político o religioso. Si bien compite por Italia, siempre lleva a México en el corazón, y también siempre defendiendo los colores verde blanco y rojo. No hay que perderle nunca de vista, ya que es un ejemplo para toda la juventud mexicana, un orgullo mexicano para el mundo. Además proyecta  su futuro en el deporte más allá del Taekwondo. Cuanta cursando una licenciatura en fisioterapia y se ve, a mediano plazo, cursando alguna maestría en gestión y administración del deporte. Cabe destacar también que su decisión de competir por Italia fue tomada en los mejores términos, a diferencia de atletas que han tomado similar derrotero, como por ejemplo, recientemente, la esgrimista Paola Pliego, que debido a problemas con su federación se vio en la necesidad de pelear vistiendo los colores del lejano Uzbekistán.Paulina Armería Vecchi, en cambio, lo hizo eternamente agradecida con dos instituciones mexicanas: la federación mexicana de Taekwondo y la CONADE." ["post_title"]=> string(57) "Paulina Armería, la ragazza mexicana de oro en Taekwondo" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(55) "paulina-armeria-la-ragazza-mexicana-de-oro-en-taekwondo" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-04-28 12:29:14" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-04-28 17:29:14" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=64647" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(21) ["max_num_pages"]=> float(11) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "673ebb342527dd6381c913fa4ef89d20" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

Paulina Armería, la ragazza mexicana de oro en Taekwondo

Paulina Armería Vecchi es una atleta mexicana y mexiquense de alto rendimiento, con blasones como haber estado en lo más alto a...

abril 28, 2021
tora cartas

CARTAS A TORA, 222,

Querida Tora: Fíjate que se iban a venir a vivir a la vecindad unos recién casados. Alquilaron la vivienda, y la fueron...

abril 30, 2021




Más de categoría

Club Rotario reconoce a coleccionista en Acapulco

(Boletín de prensa) El promotor cultural, escritor y periodista acapulqueño Ginés Sánchez Ramírez se hizo acreedor de un reconocimiento,...

mayo 5, 2021

Nuestra casa: nuestro caracol

Podríamos decir que el corazón del mundo es la casa. Ese órgano que palpita para darnos vida desde el...

mayo 4, 2021

Qué bonito escribe el señor diputado

Cuando a Charles de Gaulle le preguntaron quién era su escritor favorito, con enorme sorna dijo mon négre (mi...

mayo 4, 2021
tora cartas

CARTAS A TORA, 222,

Querida Tora: Fíjate que se iban a venir a vivir a la vecindad unos recién casados. Alquilaron la vivienda,...

abril 30, 2021