II.- LA CASA DE LOS OLVIDOS

Antes de proseguir con mi relato, quiero llamar su atención sobre la imagen de la casa de LOS OLVIDOS vista desde el mar. Si se fijan, la terraza rodeada por arcos es donde estaba yo platicando con...

6 de octubre, 2020

Antes de proseguir con mi relato, quiero llamar su atención sobre la imagen de la casa de LOS OLVIDOS vista desde el mar. Si se fijan, la terraza rodeada por arcos es donde estaba yo platicando con Don Marcelino aquella primera vez que la visité. Justo debajo de esa terraza de arcos, se ven pilares que la sostienen, como los dedos de una mano sosteniendo una charola. ¿Vedad que eso es lo que  parece? Pues digamos que en la “palma de la mano” cuyos dedos sostenían la terraza de arcos, estaba el salón de billar, que era grande y luminoso.

Como pueden ver si prestan atención a la fotografía, los arcos que rodeaban la terraza corrían ininterrumpidos desde lo alto hasta el piso, de manera que nada obstruyera la vista maravillosa que se disfrutaba desde ahí. Solamente había unas barandillas de tubo cilíndrico de pilar a pilar de manera que no fuera peligroso estar ahí disfrutando la vista. Se los digo para que se den una idea de la luz y del tono azul del cielo en esas horas de un día primaveral en Acapulco.

Dicho esto, regresemos con Don Marcelino a la terraza de los arcos para seguir platicando con él. Don Marcelino era un hombre muy agradable; parecía divertirle que la casa me gustara tanto, hasta el punto que no podía yo creer que de verdad estuviera parado en su terraza principal. Miraba yo en todas direcciones asombrado por la belleza de esa casa solitaria.

Me llamó la atención que el corredor por el que había yo entrado desde el cancel de madera hasta la terraza, tenía una saliente volada sobre la explanada que conducía al garaje. Entonces le pregunté cuál era el propósito de esa saliente.

Don Marcelino esbozó una sonrisa de niño travieso y me dijo:

-Ya me estaba extrañando que no me hubiera preguntado todavía. Ese volado lo ocupaban las orquestas que tocaban en las fiestas del Señor Claymon. ¿Ha oído hablar de Glenn Miller, de Benny Goodman y de Cole Porter?

Yo le respondí que desde luego que sabía quiénes eran. Entonces Don Marcelino, que gustaba de hablar entre broma y en serio, me dijo:

-Pues esos son algunos de los fantasmas distinguidos que nos acompañan aquí en Los Olvidos…

-¡No me diga que tocaban ellos aquí!- Le dije yo.

Y el ya riéndose me dijo: 

-Como dicen en la tele: aunque usted no lo crea. El Señor Claymon era  un minero de Inglaterra que tenía minas de plata en Zacatecas. Le encantaba dar fiestas a cada rato, según me contaron los antiguos cuidadores que trabajaron con él. Mientras comentábamos sobre las increíbles fiestas que ahí se habían celebrado, me imaginaba yo a las damas elegantemente vestidas, bailando precisamente en esa terraza en la que estábamos hablando de ellas.

Entonces Don Marcelino me indicó que tomara las escaleras que desembocaban sobre el pasillo que recorría todo el otro lado de la planta baja, y subiera al último piso y me fuera hasta el punto más lejano donde había una pérgola sobre lo que debe haber sido un asoleadero. 

Así lo hice. Subí la escalera que conducía al siguiente piso y continué hasta el piso superior donde la opción era subir otro poco a la izquierda hacia la habitación principal o hacia la derecha para recorrer el pasillo hasta donde me había indicado don Marcelino. Conforme iba yo hacia el extremo de la casa, fui pasando por las habitaciones que tenían  puertas de madera de cedro y ventanas del mismo material con persianas de hojas muy anchas y sin cristales pero con mosquitero.

La madera despedía un aroma que me era conocido porque desde chico había ido mucho a Acapulco con mis hermanas y nos habíamos quedado en el Hotel la Riviera (que todavía existe, aunque abandonado) y en la casa Ralph en la calle de Inalambrica que, siendo mucho más pequeña, tiene las mismas ventanas de persiana de madera sin cristales. Al final del corredor me detuve en un área que debió ser usada como comedor de invitados o asoleadero,  cubierta por una pérgola.

De repente me asusté porque se oyó la voz de don Marcelino como si estuviera justo a mi lado, ¡pero no estaba! Si hubiera sido de noche, habría yo salido corriendo sin mirar atrás, pero siendo de día pude controlar el susto y además, escuché los pasos de don Marcelino que venía riéndose por el corredor.

-¿Qué le pareció la magia, joven?

Yo  le pregunté dónde se había escondido.

Entonces me explicó que no había magia ni nada extraño. Los Olvidos había sido construida por un ingeniero naval bajo la dirección del famoso arquitecto Frank Lloyd Wright a finales de los años 30. El Señor Claymon había pedido dos cosas especialmente: que las habitaciones se ventilaran únicamente con la brisa marina y que acústicamente se diseñaran las terrazas para que la música de las orquestas que invitaba a tocar en sus fiestas pudiera escucharse claramente desde cualquier punto de la casa para que los invitados pudieran bailar bajo la pérgola, en  la terraza, o en los corredores como si Glenn Miller estuviera dirigiendo su banda frente a ellos.

La tarde iba avanzando y entonces don Marcelino me preguntó si querría yo ver la puesta del sol. Yo le respondí que mientras no me corriera de ahí, yo permanecería encantado escuchando lo que me contaba. Don Marcelino de la Rosa era un hombre muy agradable y ameno. Charlábamos como si nos conociéramos de mucho tiempo, y fue así que, sin prisa, fuimos caminando hacia la  terraza de los arcos. El oleaje había arreciado y cuando el mar golpeaba sobre los arrecifes, se salpicaba el agua hasta donde estábamos, aunque sin empaparnos, pero  era una experiencia refrescante y cautivadora.

    ______________________________

Comentarios


object(WP_Query)#16104 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(30202) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "31-08-2022" ["before"]=> string(10) "28-09-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(30202) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "31-08-2022" ["before"]=> string(10) "28-09-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "cultura-para-todos" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#16100 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#16102 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#16101 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "31-08-2022" ["before"]=> string(10) "28-09-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-08-31 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-09-28 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (30202) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (14) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#16103 (24) { ["ID"]=> int(83600) ["post_author"]=> string(3) "194" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-22 10:49:42" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-22 15:49:42" ["post_content"]=> string(4860) "Para Martina, como todo, como siempre  Brian De Palma, que este 2022 cumple 60 años de trayectoria artística, es considerado parte fundamental de aquel movimiento llamado Nuevo Hollywood, donde un grupo selecto de directores y guionistas revolucionaron la industria cinematográfica norteamericana en la década de los sesenta y setenta. Sería esa generación de creadores la que le devolviera la gloria al séptimo arte gringo, con virtuosos de la talla del ya mencionado Brian De Palma, Martin Scorsese, Francis Ford Coppola, Steven Spielberg, George Lucas y Peter Brogdanovich, los cuales trabajaron juntos en varias producciones, como por ejemplo: Jaws, Scarface, Mean Streets y Star Wars.  Proclamado heredero del gran maestro del suspenso, Alfred Hitchcock, ya que en muchas de sus cintas se aprecia con claridad la influencia de ese gran director británico, tanto en lo visual como en la ideología de las escenas, Brian De Palma a lo largo de su carrera ha sabido elaborar seductores y turbios thrillers colmados de insidia y erotismo, que con un original halo de serie B logran su identidad propia. Y aunque su filmografía no goce del respaldo de la crítica especializada, ya que la tachan de irregular, es considerado un cineasta independiente que es referente obligado en Hollywood y cuyo mayor mérito es no temerle a la experimentación.  Carrie, su primer gran filme, se estrenó en noviembre de 1976. Basada en una novela escrita por el “maestro del terror”, el mundialmente famoso Stephen King, la cinta cuenta en los papeles principales con Sissy Spacek, Piper Laurie, Amy Irving y John Travolta. La película no solo resultó un enorme éxito en taquilla, recaudando más de treinta y tres millones de dólares, sino que también fue muy bien recibida por la prensa experta. La historia de una adolescente con poderes psíquicos que surgen cuando es dominada por la furia; y que, además, tiene que lidiar con su madre, una cruel fanática religiosa que la condena por pecadora cautivó muchísimo al público cinéfilo y de inmediato se convirtió en un clásico del género de terror.       Scarface, de 1983, es el filme más exitoso de la carrera de este director neoyorquino. Considerada una excesiva y violenta obra maestra, este icónico filme fue escrito por el gran Oliver Stone (Natural Born Killers), y es un remake moderno de la cinta de Howard Hawks, estrenada en 1932. El tremendo guion narra el ascenso y la caída del mafioso cubano Tony Montana, interpretado por el monumental Al Pacino. ¡Say hello to my Little friend!  A finales de la década de los ochentas, la crítica y el público coincidieron que la adaptación a la pantalla grande de la exitosa serie televisiva de la década de los sesenta, TheUntouchables, era una cosa monumental, digna de alabar. El largometraje que tenía como figuras estelares a Kevin Costner y a Robert De Niro, estuvo nominado a cuatro Oscares, de los cuales Sean Connery ganó uno como mejor actor secundario. La cinta, que incluye otro tributo de DePalma, ahora a El acorazado de Potemkin, es un brillante ejercicio cinematográfico que nos traslada a los violentos años veinte en Chicago donde el policía Elliot Ness luchaba contra el gánster Al Capone.  Es indiscutible que Brian De Palma es un director divertido y salvaje, que ha dado varios golpes de taquilla y, sobre todo, ha gozado de una enorme libertad creativa durante su vasta filmografía.     " ["post_title"]=> string(14) "Brian de Palma" ["post_excerpt"]=> string(88) "Brian de Palma es uno de los directores que han revolucionado la manera de hacer cine. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(11) "brian-palma" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-22 11:14:51" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-22 16:14:51" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=83600" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#16127 (24) { ["ID"]=> int(82890) ["post_author"]=> string(1) "9" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-02 10:27:14" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-02 15:27:14" ["post_content"]=> string(6239) "Querida Tora: Estos días, doña Sura ha estado en boca de todos. Primero, por lo que sucedió la semana pasada. Y luego, esta semana… Aunque lo de esta semana no es culpa suya; más bien es culpa mía. Te explico. La señora del 37 me echó unos pellejos, que yo cogí con  la boca para irme a comerlos en un rincón, con calma y sin presiones. Pero cuando iba por la puerta del 43 se me vino encima Pucho. ¡Condenado animal! Me ladró y me enseñó los colmillos y hasta la garganta así, de repente, y me sobresaltó. Sin quererlo, solté los pellejos y me trepé al barandal del pasillo, Pucho se estuvo ahí un rato, ladrándome y brincando para alcanzarme, y ya estaba yo pensando en tomar mi apariencia normal, a ver si lo mataba del susto, cuando llegó su dueña para llevárselo. Pero para entonces, ya Pucho había mordisqueado y destrozado los pellejos. Yo, la verdad, no como nada que otro haya mordido ni olisqueado, así que me fui tranquilamente. Pero el día siguiente, la vieja del 43 salió de su vivienda y vió los pellejos masticados, y se puso a gritar que le estaban haciendo brujería. “¡Y de las malas!”, vociferaba, “porque me echaron en la puerta un pedazo de carne sanguinolenta”. Se armó un alboroto espantoso. Todos corrieron a ver el sangriento despojo, y nadie se atrevía a cogerlo para deshacerse de él; por fin, fueron a llamar a doña Sura. Esta vio de lo que se trataba, y con un palo largo y fuerte levantó la carne y la fue a echar al basurero de la calle “para que no quedara su influjo en la vecindad”. Dijo muchas cosas en idiomas extraños e hizo cantidad de desfiguros en plena calle para tranquilizar a los vecinos. Pero la del 43 estaba verdaderamente angustiada; y más porque al subir al primer piso se resbaló en la escalera y rodó hasta abajo. No le pasó nada, pero ella dijo que eso era el principio del fin. Y cuando a mediodía se le quemó la sopa, su angustia escaló cumbres verdaderamente inaccesibles. Los vecinos urgían a doña Sura a que hiciera algo para alejar la brujería de la vecindad, pero ella decía que lo que procedía era hacerle una “limpia” a la vivienda. Y así se hizo. Pero ese mismo día, a la señora del 43 le dio un telele (no te canses. No lo vas a encontrar en el Diccionario Inter-galáctico, pero ya te imaginarás lo que es), y los vecinos se alarmaron mucho más todavía. Ya hasta estaban pensando en contratar al Gran Brujo para que les hiciera el trabajo; sobre todo, porque la señora ya estaba empezando con el sonambulismo, y se tenían que turnar para evitar que se cayera de la azotea o se metiera a los cuartos de los ninis; porque en ese caso, quién sabe lo que pudiera ocurrir. Los más exaltados ya estaban empezando a culpar a doña Sura de todo lo ocurrido, querían darle un castigo ejemplar y obligarla a confesar quién le había pedido el maleficio para la señora del 43. Doña Sura negaba su participación en el asunto; pero cuando los ánimos se exaltan, es muy difícil apaciguarlos. Yo estaba muy preocupado, porque si hubiera recogido los pellejos masticados, nada hubiera sucedido; y se me hacía injusto que la tomaran contra doña Sura que, después de todo, es buena gente. Así que decidí intervenir. Estuve pensando mucho la manera de resolver el asunto sin que se me notara que era yo quien lo hacía; pero, al fin, la encontré. Y la primera noche de luna llena… Esto de la luna llena me lo inventé. Pero es que con frecuencia asisto a las consultas de doña Sura, y ella siempre dice a sus clientes que hagan las cosas en noches de luna llena. Y por si acaso… La primera noche de luna llena, pues, me fui al baldío de atrás de la vecindad y me puse a buscar flores. No sé cómo se llaman ni si tienen alguna utilidad; pero las flores siempre son bonitas (a menos que las empleen con fines malignos, según dice nuestra bruja de cabecera). Hice un pequeño ramo, y cuidando que nadie me viera, lo fui a dejar ante la puerta del 43. Justo a tiempo, porque un minuto después salía sonámbula la inquilina y vio el ramito. Sonámbula, sí, eso dije. Pero si estaba dormida, no sé como pudo ver el ramo. El caso fue que lo recogió y se puso a gritar, pero de alegría. Salieron todos los vecinos; y, entre ellos, doña Sura. Es muy lista esta señora, porque al darse cuenta de la alegría de la del 43, dijo que entre las flores que le habían dejado había unas muy efectivas para contrarrestar el mal de ojo y las influencias perniciosas; que seguramente la persona que dejó la carne sangrienta se había arrepentido y había querido componer el desaguisado. Santo remedio. Los vecinos empezaron a vitorear a la “arrepentida”, a proclamar su innata bondad y a pedir su intercesión contra “los malos espíritus que nos rondan por las noches”. Hasta hubo una vieja que propuso que le hicieran un altarcito a la entrada de la vecindad. El portero dijo que lo iba a pensar, y que le hicieran un presupuesto. Esa misma noche pusieron manos a la obra, y a las ocho de la mañana entregaban el presupuesto. Pero como despertaron al portero, lo encontraron de mal humor; y la respuesta que obtuvieron fue que era demasiado caro. (aquí, entre nos, te diré que cualquier cosa que pase de diez pesos le parece al portero demasiado caro). Los vecinos (sobre todo, la del 43) se retiraron, desilusionados; pero el chavo del 17, que es medio artista, hizo un dibujo de la Santa Arrepentida; luego sacó copias y las vendió a los vecinos como ”estampitas de protección”: Le fue bastante bien en el negocio. Para que veas todo lo que puede provocar un ladrido a destiempo. Te quiere Cocatú" ["post_title"]=> string(17) "CARTAS A TORA 280" ["post_excerpt"]=> string(182) "Cocatú, un alienígena en forma de gato, llega a vivir a una vecindad de la CDMX. Todos los días le escribe cartas a Tora, su amada, quien lo espera en una galaxia no muy lejana. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(17) "cartas-a-tora-280" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-02 10:27:14" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-02 15:27:14" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=82890" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#16103 (24) { ["ID"]=> int(83600) ["post_author"]=> string(3) "194" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-22 10:49:42" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-22 15:49:42" ["post_content"]=> string(4860) "Para Martina, como todo, como siempre  Brian De Palma, que este 2022 cumple 60 años de trayectoria artística, es considerado parte fundamental de aquel movimiento llamado Nuevo Hollywood, donde un grupo selecto de directores y guionistas revolucionaron la industria cinematográfica norteamericana en la década de los sesenta y setenta. Sería esa generación de creadores la que le devolviera la gloria al séptimo arte gringo, con virtuosos de la talla del ya mencionado Brian De Palma, Martin Scorsese, Francis Ford Coppola, Steven Spielberg, George Lucas y Peter Brogdanovich, los cuales trabajaron juntos en varias producciones, como por ejemplo: Jaws, Scarface, Mean Streets y Star Wars.  Proclamado heredero del gran maestro del suspenso, Alfred Hitchcock, ya que en muchas de sus cintas se aprecia con claridad la influencia de ese gran director británico, tanto en lo visual como en la ideología de las escenas, Brian De Palma a lo largo de su carrera ha sabido elaborar seductores y turbios thrillers colmados de insidia y erotismo, que con un original halo de serie B logran su identidad propia. Y aunque su filmografía no goce del respaldo de la crítica especializada, ya que la tachan de irregular, es considerado un cineasta independiente que es referente obligado en Hollywood y cuyo mayor mérito es no temerle a la experimentación.  Carrie, su primer gran filme, se estrenó en noviembre de 1976. Basada en una novela escrita por el “maestro del terror”, el mundialmente famoso Stephen King, la cinta cuenta en los papeles principales con Sissy Spacek, Piper Laurie, Amy Irving y John Travolta. La película no solo resultó un enorme éxito en taquilla, recaudando más de treinta y tres millones de dólares, sino que también fue muy bien recibida por la prensa experta. La historia de una adolescente con poderes psíquicos que surgen cuando es dominada por la furia; y que, además, tiene que lidiar con su madre, una cruel fanática religiosa que la condena por pecadora cautivó muchísimo al público cinéfilo y de inmediato se convirtió en un clásico del género de terror.       Scarface, de 1983, es el filme más exitoso de la carrera de este director neoyorquino. Considerada una excesiva y violenta obra maestra, este icónico filme fue escrito por el gran Oliver Stone (Natural Born Killers), y es un remake moderno de la cinta de Howard Hawks, estrenada en 1932. El tremendo guion narra el ascenso y la caída del mafioso cubano Tony Montana, interpretado por el monumental Al Pacino. ¡Say hello to my Little friend!  A finales de la década de los ochentas, la crítica y el público coincidieron que la adaptación a la pantalla grande de la exitosa serie televisiva de la década de los sesenta, TheUntouchables, era una cosa monumental, digna de alabar. El largometraje que tenía como figuras estelares a Kevin Costner y a Robert De Niro, estuvo nominado a cuatro Oscares, de los cuales Sean Connery ganó uno como mejor actor secundario. La cinta, que incluye otro tributo de DePalma, ahora a El acorazado de Potemkin, es un brillante ejercicio cinematográfico que nos traslada a los violentos años veinte en Chicago donde el policía Elliot Ness luchaba contra el gánster Al Capone.  Es indiscutible que Brian De Palma es un director divertido y salvaje, que ha dado varios golpes de taquilla y, sobre todo, ha gozado de una enorme libertad creativa durante su vasta filmografía.     " ["post_title"]=> string(14) "Brian de Palma" ["post_excerpt"]=> string(88) "Brian de Palma es uno de los directores que han revolucionado la manera de hacer cine. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(11) "brian-palma" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-22 11:14:51" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-22 16:14:51" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=83600" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(19) ["max_num_pages"]=> float(10) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "77730f8e949624a6972f019fa3615a22" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
Brian Palma

Brian de Palma

Brian de Palma es uno de los directores que han revolucionado la manera de hacer cine.

septiembre 22, 2022

CARTAS A TORA 280

Cocatú, un alienígena en forma de gato, llega a vivir a una vecindad de la CDMX. Todos los días le escribe cartas...

septiembre 2, 2022




Más de categoría

Cartas a Tora 283

Cocatú, un alienígena en forma de gato, llega a vivir a una vecindad de la CDMX. Todos los días...

septiembre 23, 2022

Balduino, Fidei Defensor

“I will not cease from mental fight, /  nor shall my sword sleep in my hand / till we...

septiembre 22, 2022

Programa Mujer en UPG radio

Agradezco la invitación de mí estimada amiga Mayela Rodríguez, Conductora del Programa de Radio “Mujer” de la Universidad Pedro...

septiembre 22, 2022
Brian Palma

Brian de Palma

Brian de Palma es uno de los directores que han revolucionado la manera de hacer cine.

septiembre 22, 2022