El merolico de Sayula

  Todos los días, de 10 a 3 de la tarde, el hombre hablaba sin parar. Sin bañar y con un sombrero de palma en el suelo en la puerta de la catedral, mezclaba historias con algo de...

11 de agosto, 2021

  Todos los días, de 10 a 3 de la tarde, el hombre hablaba sin parar. Sin bañar y con un sombrero de palma en el suelo en la puerta de la catedral, mezclaba historias con algo de crítica social y política, y con algo de dantescas premoniciones. Nadie se detenía a escucharlo. Aunque hablaba en voz alta, nunca nadie lo escuchaba. Solo se detenían a echar en el sombrero unos centavos de caridad. Un día por casualidad me detuve y escuché algo de unos perros que ladraban o que no ladraban, más bien. La verdad es que sonaba interesante la historia, así que como regresaba de la escuela saqué una libreta y un lápiz y empecé a anotar lo que el merolico decía. Se expresaba febrilmente, solo se detenía para tomar agua de una botella dentro de una bolsa de papel estraza, y continuaba a tal ritmo que me era en ocasiones difícil captar toda la trama, pero al final, lo que no lograba apuntar lo memorizaba y llegando a casa lo completaba.

El primer cuento me pareció interesantísimo: un padre cargando a un hijo herido y con mala estrella que luchaba por llegar al poblado más cercano para conseguir ayuda médica sin éxito. Casi todos los días me detuve a escucharlo hasta que una mañana la historia que contaba se alargó por horas. Incluso no asistí a clases. Anoté todo lo que pude. Versaba de un Pueblo fantasma, inhabitado, más que por las ánimas de sus antiguos pobladores. “Comala” era la localidad olvidada. Un joven que la visitaba esperando encontrar alguna ascendencia. Se me hizo una hermosa costumbre esa. Llegué a entablar cierta amistad no exenta de algún cariño, hasta que un día, pasando las fiestas de fin de año ya no lo encontré: había muerto en el atrio de la catedral, solo y con dos botellas de tequila vacías a su lado. La fosa común fue su destino. Pocos días tan tristes en mi vida, José de la Sagrada Encarnación había muerto tirado en la calle. Mi amigo se fue solo y peor que un roedor callejero. No lo volvería a ver ni a escuchar jamás. Cómo lloré ese día. 

Ya hacia los años 30, se me ocurrió desempolvar mi libreta de la infancia, y publiqué la primera de las historias en una revista literaria. Gustó tanto que los publiqué casi todas, hasta que al hacer entrega del relato largo se me sugirió la posibilidad de editarlo como una novela: “Pedro Páramo” se llamó, como su protagonista principal. Después, los relatos cortos se convirtieron en el libro de cuentos “El llano en llamas”. 

Soy Juan Nepomuceno Carlos Pérez Rulfo Vizcaíno y nunca mentí en alguna entrevista a pregunta expresa de por qué no escribía más: “la gente que me contaba historias se murió”. Muchos lo tomaron como una metáfora, no es cosa mía, hoy desde donde me encuentro me abruma tanta fama, y a decir verdad, a veces creo que no me deja descansar en paz.

Comentarios


object(WP_Query)#18015 (52) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(69141) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "04-11-2022" ["before"]=> string(10) "02-12-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(66) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(69141) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "04-11-2022" ["before"]=> string(10) "02-12-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "cultura-para-todos" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["update_menu_item_cache"]=> bool(false) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18019 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18017 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18018 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "04-11-2022" ["before"]=> string(10) "02-12-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-11-04 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-12-02 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (69141) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (14) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18016 (24) { ["ID"]=> int(86219) ["post_author"]=> string(3) "194" ["post_date"]=> string(19) "2022-12-01 11:05:25" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-12-01 16:05:25" ["post_content"]=> string(4995) "Basada en la novela más leída y alabada del prestigioso escritor inglés Ian McEwan (galardonado con el Premio Shakespeare en 1999 y miembro distintivo de la famosa generación británica ochentera, compuesta nada más y nada menos que por Rushdie, Ishiguro, Amis y Barnes), la película de 2007 comienza narrándonos el verano de 1935 en la enorme casa de campo de la familia Tallis, en Inglaterra. Todo parece ir bien hasta que la hija menor, Briony, una adolescente de 13 años precoz e imaginativa, comienza a generar en su cabeza un concepto retorcido de la relación que existe entre su hermana mayor Cecilia y Robbie Turner, el brillante hijo de la sirvienta y protegido de sus patrones. Ver a su hermana mayor salir de una fuente vestida solo con su transparente ropa interior ante la atenta mirada de Robbie, le provoca a Briony confusión, celos e irritación. Eso y leer por equivocación una carta cargada de alto voltaje erótico e irrumpir en la biblioteca de la hacienda justo cuando Robbie y Cecilia (bellísima en un sensual y elegante vestido verde) se dejaban llevar por la lujuria, distorsiona la mente de la niña, y la llevan a creer que Robbie es un degenerado de quinta, de tal forma que, cuando una violación sexual es cometida en la casa de campo,  ella acusa al joven de un crimen que no ha cometido, y es llevado preso ante el desasosiego de  Cecilia, hecho que altera dramáticamente el curso de sus vidas.  Las actuaciones de Keira Knightley como Cecilia, James McAvoy como Robbie y Saoirse Ronan como Briony, están estupendas; apoyados, también, por un excelente grupo de actores secundarios, entre los que se encuentran Brenda Blethyn, Juno Temple y Benedict Cumberbatch. Nominada a siete premios de la Academia, entre ellos mejor película, la adaptación cinematográfica de Atonement, que este año celebra su quinceavo  aniversario, logra transmitir en buena parte de sus dos horas muchas de las sensaciones, emociones y elaboraciones intelectuales del libro original. Se puede aseverar que, al final, el muy respetado guionista  Christopher Hampton (Dangerous Liasons y Mary Reilly), sí consigue plasmar en la pantalla lo que Ian McEwan quiso expresar en su texto.   Con un manejo de cámara exquisito y con la gran habilidad de armar una producción de rotunda calidad, especialmente en la escenografía y los vestuarios, el director Joe Wright (Pride & Prejudice) se reafirmaba con su segundo largometraje, como uno de los mejores cineastas del nuevo milenio. Su muy atrevido plano-secuencia de cinco minutos rodado en la playa francesa de Dunkerque con más de mil extras, es un verdadero ejercicio de virtuosismo, toda una joya cinematográfica. Lástima que su carrera se fuera a pique con las pésimas adaptaciones que después filmó de Anna Karenina y Peter Pan, para luego volver al éxito con The Darkest Hour y Cyrano.            Con la perspectiva que da el paso del tiempo, se puede considerar que el mayor logro de Atonement es la reflexión que le entrega al espectador sobre la posibilidad de la expiación, del pago de nuestras culpas y pecados, de un pasado que condena. El retrato moral acerca de la mentira y sus efectos devastadores es planteado brutalmente; el desenlace  de la trama es dolorosa e inolvidable, además de que la segunda guerra mundial se nos muestra de una manera cruda e intensa." ["post_title"]=> string(9) "Atonement" ["post_excerpt"]=> string(125) "Nominada a siete premios de la Academia, entre ellos mejor película, Atonement este año celebra su quinceavo aniversario. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(9) "atonement" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-12-01 11:05:25" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-12-01 16:05:25" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=86219" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17987 (24) { ["ID"]=> int(86066) ["post_author"]=> string(1) "9" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-25 11:59:29" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-25 16:59:29" ["post_content"]=> string(4735) "Querida Tora: Ahora hay un campeonato internacional de futbol (ese juego en que le pegan patadas a una pelota, con el fin de meterla en una especie de jaula para poder gritar “Gol” a voz en cuello), que es el deporte más popular en todo el mundo. Ya te imaginarás cómo se ponen los ciudadanos de todos los países que pasaron las eliminatorias y llegaron al torneo mundial. Y si no, aquí te va una muestra. El vecino del 47 estuvo ahorrando cuatro años (el tiempo entre dos campeonatos) para poder asistir al torneo este año. Pero era demasiado caro, y no le bastaron las horas extra para comprar el boleto. Pero sí le alcanzó para comprar una televisión nueva y grandototota para ver los juegos. Pero el televisor es tan grande, que no cupo en ninguna de las habitaciones de su vivienda y la tuvo que acomodar en el pasillo, con lo que ahora, los que quieren utilizar el pasillo tienen que pasar de lado y con mucho cuidado para no rayar la pantalla. Además, el vecino pidió vacaciones para poder ver todos los partidos. Pero en vez de vacaciones le dieron  horas extra para aumentar la producción, y el vecino llegó a la inauguración sin haber podido ver los juegos de entrenamiento. Además, llega a su casa pasadas las nueve de la noche, y ver dos o tres juegos cada noche lo tienen completamente desvelado. Aquí, entre nos, estuvo a punto de quedarse afónico por gritar “¡Gol!” cuantas veces algún jugador se acercaba a la cancha enemiga. Y luego se pone a anotar cuántos castigos hubo, cuántas tarjetas rojas o amarillas o moradas salieron a relucir en cada partido, cuántas faltas se cometieron, etc., etc., etc., pues le gusta que le digan que es la persona que más sabe de futbol en la vecindad. Total, que a los tres o cuatro días de haber empezado el Mundial tenía todavía 16 partidos atrasados que ver, y su esposa ya se quejaba de que no le hacía el menor caso y no sabes las broncas que le ha echado. Pero a él todo se le resbala, mientras pueda gritar “¡Gol!” varias veces al día. Tanto lo fastidió su esposa con que la tenía encerrada, que le buscó algo en qué entretenerse. Y no se lo ocurrió nada mejor que decirle a uno de los ninis que la invitara a salir de vez en cuando. El chavo lo rechazó, porque no tenía dinero; pero tanto insistió el del 47, y tantas veces le ofreció que él le daría el dinero para invitarla, que al final aceptó. Y la primera vez fueron a tomar un café, pero luego la invitó a cenar (a insistencia del marido, para que volvieran más tarde); luego la llevó al cine, y un sábado se fueron a Cuernavaca… y regresaron hasta el lunes. Pero el marido ni cuenta se dio y los recibió muy contento, porque ese fin de semana había podido ver diez partidos (todos buenísimos, según declaró con orgullo antes de sentarse a ver el onceavo). Hacia la mitad del campeonato ya no salían a la calle, sino que se subían al cuarto del nini y allí se estaban las horas muertas, mientras el otro ya hacía gárgaras de yodo todos los días para no perder la voz. Y hubo días en que ni siquiera se molestaron en subir a la azotea, sino que se encerraron en la cocina o en el cuarto de lavado a pasar el rato. Las vecinas se dieron cuenta de lo que estaba pasando, y dijeron  que debían avisar al esposo de lo que hacía la mujer; pero cuando tocaron a la puerta del 47, el “deportista”, como ya le llamaban todos en la vecindad, les contestó con gritos destemplados que iban a tirar un penalty, que lo dejaran en paz. Las mujeres se enojaron, y ya no pensaron en volver a informarle lo que hacía la esposa. Por fin, se acabó el campeonato, y el vecino del 47 llevó a su mujer a cenar para agradecerle que le hubiera dejado ver todo el campeonato como a él le gustaba hacerlo, y le reiteró su promesa de amor eterno. Ella le respondió con un “No vale la pena”, y se comió dos postres. Y todo volvió a ser como antes. Acaso el que lamentó de veras el final del Mundial fue el nini, pues ya no podía ir al cine ni a cenar ni tenía un cuarto calentito donde pasar las noches de invierno. De vez en cuando se acercaba a la señora, y en una ocasión hasta le regaló una flor que cortó de una maceta de la azotea, y le dijo que la felicitaba por tener un marido tan deportista. Ella sonrió, y dijo: “Claro. Deportista, pero de sillón”. ¡¡¡Gol!!! Te quiere Cocatú" ["post_title"]=> string(17) "CARTAS A TORA 291" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(17) "cartas-a-tora-291" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-25 11:59:29" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-25 16:59:29" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=86066" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18016 (24) { ["ID"]=> int(86219) ["post_author"]=> string(3) "194" ["post_date"]=> string(19) "2022-12-01 11:05:25" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-12-01 16:05:25" ["post_content"]=> string(4995) "Basada en la novela más leída y alabada del prestigioso escritor inglés Ian McEwan (galardonado con el Premio Shakespeare en 1999 y miembro distintivo de la famosa generación británica ochentera, compuesta nada más y nada menos que por Rushdie, Ishiguro, Amis y Barnes), la película de 2007 comienza narrándonos el verano de 1935 en la enorme casa de campo de la familia Tallis, en Inglaterra. Todo parece ir bien hasta que la hija menor, Briony, una adolescente de 13 años precoz e imaginativa, comienza a generar en su cabeza un concepto retorcido de la relación que existe entre su hermana mayor Cecilia y Robbie Turner, el brillante hijo de la sirvienta y protegido de sus patrones. Ver a su hermana mayor salir de una fuente vestida solo con su transparente ropa interior ante la atenta mirada de Robbie, le provoca a Briony confusión, celos e irritación. Eso y leer por equivocación una carta cargada de alto voltaje erótico e irrumpir en la biblioteca de la hacienda justo cuando Robbie y Cecilia (bellísima en un sensual y elegante vestido verde) se dejaban llevar por la lujuria, distorsiona la mente de la niña, y la llevan a creer que Robbie es un degenerado de quinta, de tal forma que, cuando una violación sexual es cometida en la casa de campo,  ella acusa al joven de un crimen que no ha cometido, y es llevado preso ante el desasosiego de  Cecilia, hecho que altera dramáticamente el curso de sus vidas.  Las actuaciones de Keira Knightley como Cecilia, James McAvoy como Robbie y Saoirse Ronan como Briony, están estupendas; apoyados, también, por un excelente grupo de actores secundarios, entre los que se encuentran Brenda Blethyn, Juno Temple y Benedict Cumberbatch. Nominada a siete premios de la Academia, entre ellos mejor película, la adaptación cinematográfica de Atonement, que este año celebra su quinceavo  aniversario, logra transmitir en buena parte de sus dos horas muchas de las sensaciones, emociones y elaboraciones intelectuales del libro original. Se puede aseverar que, al final, el muy respetado guionista  Christopher Hampton (Dangerous Liasons y Mary Reilly), sí consigue plasmar en la pantalla lo que Ian McEwan quiso expresar en su texto.   Con un manejo de cámara exquisito y con la gran habilidad de armar una producción de rotunda calidad, especialmente en la escenografía y los vestuarios, el director Joe Wright (Pride & Prejudice) se reafirmaba con su segundo largometraje, como uno de los mejores cineastas del nuevo milenio. Su muy atrevido plano-secuencia de cinco minutos rodado en la playa francesa de Dunkerque con más de mil extras, es un verdadero ejercicio de virtuosismo, toda una joya cinematográfica. Lástima que su carrera se fuera a pique con las pésimas adaptaciones que después filmó de Anna Karenina y Peter Pan, para luego volver al éxito con The Darkest Hour y Cyrano.            Con la perspectiva que da el paso del tiempo, se puede considerar que el mayor logro de Atonement es la reflexión que le entrega al espectador sobre la posibilidad de la expiación, del pago de nuestras culpas y pecados, de un pasado que condena. El retrato moral acerca de la mentira y sus efectos devastadores es planteado brutalmente; el desenlace  de la trama es dolorosa e inolvidable, además de que la segunda guerra mundial se nos muestra de una manera cruda e intensa." ["post_title"]=> string(9) "Atonement" ["post_excerpt"]=> string(125) "Nominada a siete premios de la Academia, entre ellos mejor película, Atonement este año celebra su quinceavo aniversario. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(9) "atonement" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-12-01 11:05:25" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-12-01 16:05:25" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=86219" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(18) ["max_num_pages"]=> float(9) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "b4966a91574315ccde68efa5ff3dad50" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["allow_query_attachment_by_filename":protected]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

Atonement

Nominada a siete premios de la Academia, entre ellos mejor película, Atonement este año celebra su quinceavo aniversario.

diciembre 1, 2022
CARTAS A TORA 228

CARTAS A TORA 291

Querida Tora: Ahora hay un campeonato internacional de futbol (ese juego en que le pegan patadas a una pelota, con el fin...

noviembre 25, 2022




Más de categoría

Atonement

Nominada a siete premios de la Academia, entre ellos mejor película, Atonement este año celebra su quinceavo aniversario.

diciembre 1, 2022

Somos lo que leemos – “La mujer de tu prójimo”, un explosivo libro sobre la liberación sexual

Título: La mujer de tu prójimo. Autor: Gay Talese. Editorial: Debate. 538 páginas. Mi calificación: 4 de 5 estrellas.

noviembre 25, 2022

Capitanes y Banksy: actividades chilangas muy recomendables

El deporte conocido como ráfaga regresó a tierra chilangas este mes de noviembre con su poderoso equipo “Capitanes”, cuya...

noviembre 25, 2022
CARTAS A TORA 228

CARTAS A TORA 291

Querida Tora: Ahora hay un campeonato internacional de futbol (ese juego en que le pegan patadas a una pelota,...

noviembre 25, 2022