¡Dios te salve, Viridiana!

El 17 de mayo Viridiana cumplió 60 años de su estreno y de ganar la Palma de Oro en el Festival de Cannes. Ella sigue siendo hermosa, joven perpetua y virginal como siempre y para siempre, per...

25 de mayo, 2021

El 17 de mayo Viridiana cumplió 60 años de su estreno y de ganar la Palma de Oro en el Festival de Cannes. Ella sigue siendo hermosa, joven perpetua y virginal como siempre y para siempre, per saecula saeculorum, y mientras el mundo aguante porque para eso son los milagros; como el de la multiplicación de los talentos en tiempos duros de guerra, hambre, opresión y olvido en los que se gestaron los elementos que años después darían origen a la obra maestra.

Luis Buñuel llegó a México casi de rebote huyendo del fascismo que se había apoderado de España luego del Golpe de Estado de Franco. En México, una organización estalinista –dura como piedra pero disciplinada como reloj –privaba en los sindicatos cinematográficos y de la conjunción de una vida cultural intensa de más de 30 años. 

La estética y el lenguaje cinematográfico de México habían llegado, como en otras artes a cimas que, digámoslo de una vez, no hemos vuelto a ver. Además, en el refinamiento popular –oxímoron necesario– la perla del engarce fue fruto de esa política cultural que había creado actrices, guionistas y directores, pero también del milagro genético de la belleza y la gracia, el don del talento que siendo regalo no obedece a ninguna regla. Silvia Pinal iluminaba las pantallas deslumbrando como la Virgen y ocupando espacios blasfemos de disrupción y ensueño. De esos elementos se hace la cultura y no de otros, nunca de sumisión, jamás de indolencia y menos de conformismo. Ya me dirá usted, amable lector, para qué demonios sirven las políticas públicas en materia de cultura si no para evitar esos diablos habituales en todo sistema y no para otra cosa porque ya lo ve el tiempo que nos ha tocado, la cultura es cuestión de voluntad y de querer y hacer. 

Volviendo a la belleza de doña Silvia, tengo para mí que no han habido bellezas más grandes en nuestro cine que Lupe Vélez, Irasema Dillián, pero solo una enorme y gigantesca doña Silvia, pues su belleza no parte de la perfección de la simetría, de la dulzura del trazo, de la mirada inocente y atrevida, sino del valor con que hizo de ella un arma potente, del tamaño de la Velez si se quiere. La película se filmó en España, sí, en las narices chatas de Paquito y luego, la diva tuvo que destripar su abrigo de pieles para que pudieran ser salvadas de la destrucción y la incuria tan queridas para la Falange; porque así era la belleza de la Pinal: una, grande y libre. Si ya lo sé, cuestión de gustos y ahí no hay disputa, en términos de belleza, ya lo decía mi abuela: si gustos no hubiera, el amarillo no se vendiera.

Viridiana es la joven perpetua. A sus 60 es tan actual como en el día de su estreno, toca los temas que ahora nos preocupa: el cuestionamiento de nuestra racionalidad y el peso que damos a las tradiciones que nos ahogan y que nos maniatan frente a los retos; el punto del dogma y de la libertad; la necesidad de ensuciar y romper para volver a limpiar y construir; el punto en fin de la expresión como condición necesaria de las sociedades democráticas donde nadie pueda ser cuestionado por sus opiniones y sus creadores gocen de tanta libertad como pueda acreditar su talento.

Algún día habría que escribir y filmar la historia de Viridiana; la contradicción íntima entre la España de Franco que quería abrirse, por conveniencia, a la cultura mundial, pero sin convicción ninguna de modo que todo le salió al revés. Solo el concurso de la nave de los locos –Gustavo Alatriste, Silvia Pinal y Luis Buñuel– pudo permitir que una bomba como esa saliera de las entrañas del régimen rancio y oloroso de naftalina. En su tournée mundial, después de Cannes, en España se dieron cuenta de la manera en que la habían cagado, así con todas sus letras, de la forma en que le habían abierto la puerta al hereje fantástico, al anticlerical más creyente para contar el milagro de una última cena de facinerosos comiendo como trogloditas en la una de las mejores reproducciones de Da Vinci.

El tema de las obsesiones sexuales y religiosas de la monja camino a la corrupción, de los arquetipos destripados por el ojo del genio, ahora pienso que es el mismo ojo que se abre bajo la presión de la navaja en El perro andaluz, es solo el pretexto para hacer del cine una danza de metáforas sobre la imposibilidad del bien y la justicia, sobre la crudeza del valle de lágrimas en que nos ha correspondido vivir y que, pese a todo, la belleza hace posible de habitar.

Viridiana, como toda belleza excelsa estuvo sometida a las más terribles peripecias para florecer y ser admirada. A Muñoz Fontán, el director de Cinematografía y Teatro de Franco, lo echaron al otro día de la premiación cuando la prensa Vaticana escupió diablos y culebras contra la blasfema y herética película. Luis Miguel Dominguín tuvo que robarse la película para llevarla a París, con eso ya iban dos escapadas de Viridiana. En la capital francesa, Gustavo Alatriste, productor del filme, se jugó su capital y amistades para que la película pudiera ser copiada y divulgada por el mundo. Ya en casa, por miedo a problemas sociales, políticos y diplomáticos la obra se resguardó un poco, pero en 1962 se estrenó en el cine Orfeón que campeaba en la calle de Luis Moya.

Feliz cumpleaños, Viridiana. Alabada sea tu belleza mientras sigamos gimiendo y llorando en este valle de incuria, hasta que los creadores, el público y el necio e irredento talento mexicano se imponga de nuevo. Así sea.

 

@cesarbc70

Comentarios


object(WP_Query)#17944 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(65847) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "07-06-2022" ["before"]=> string(10) "05-07-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(65847) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "07-06-2022" ["before"]=> string(10) "05-07-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "cultura-para-todos" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18046 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17935 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17932 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "07-06-2022" ["before"]=> string(10) "05-07-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-06-07 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-07-05 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (65847) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (14) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17970 (24) { ["ID"]=> int(79820) ["post_author"]=> string(2) "97" ["post_date"]=> string(19) "2022-06-10 11:24:40" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-06-10 16:24:40" ["post_content"]=> string(2997) "Mi amigo el silencio me acompaña. Las ideas en mi mente comienzan a revolotear, las letras en una danza de armonía bailan en ausencia del sonido. Las palabras dan forma a las oraciones que toman significado en un rincón apartado  de la multitud. Aquí no hay reglas ni censura, todo dentro de mi mente es libertad, cada sentimiento toma forma y hace una historia. A veces esas historias son fantasías que dejan volar el deseo de ser único un ser poderoso e invencible.   También se crean pensamientos llenos de erotismo y sensualidad desmedida. Al igual se forman opiniones cautelosas, inteligentes oraciones que llevan mensajes de reflexión y optimismo.  Las más duras expresiones, las que hablan de la verdad desnuda, la que hiere, incomoda y a veces es muy soez. Esa que no gusta a los líderes, políticos, lastima al que vive en la fantasía.  Así es la literatura, la palabra escrita que no tiene límites, la que se forma en la mente del autor para dar vida a un pensamiento, el cual se transforma en texto para vivir a través de la impresión de sus signos, como idioma de un país, expresión de una sociedad y palabra del autor. La censura es solo para el que no se deleita con su lectura, el que se priva de la belleza del sentimiento escrito. Sin embargo, la literatura al final encuentra su cauce como el agua de la lluvia y el rio que se desborda cuando crece.  En este silencio se forman escritos plasmados en un papel que en ocasiones se ve adornado por el manuscrito de un pensador, quien con deleite e inspiración agita su pluma sobre una libreta, en otras, la modernidad del teclado da rienda suelta a los dedos cual pianista de jazz, mientras la armonía de su sonido es el resultado de un conjunto de palabras que llevan al  pensamiento inteligente. El silencio une mi cita con el sentimiento y la soledad, para que juntos comiencen la aventura transformarse en palabra escrita, palabra que trasciende porque una vez plasmada queda para la posteridad, en el papel y la mente de quien la lee.  La inspiración del vivir el día a día desfogan en un texto con las notas de alguna canción, la fascinación por existir alienta las palabras que describen un capitulo en la vida propia o en la ajena, dignas de contarse con ese toque mágico que solo el autor puede crear.   Así la vida de los libros y escritos puede ser en blanco y negro o un mudo de colores, pero ambos son el reflejo de historias únicas que son contadas según la lente de quien las crea. “ESTA ES LA NATURALEZA DE MI SER”." ["post_title"]=> string(25) "Las palabras del silencio" ["post_excerpt"]=> string(79) "“Donde el silencio quita su apariencia a la vida” Luis Cernuda (1902-1963)." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(25) "las-palabras-del-silencio" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-06-10 11:24:40" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-06-10 16:24:40" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=79820" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17874 (24) { ["ID"]=> int(79797) ["post_author"]=> string(1) "9" ["post_date"]=> string(19) "2022-06-10 09:25:18" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-06-10 14:25:18" ["post_content"]=> string(4491) "Querida Tora: Hace unos días llegó un nini más a la azotea. Quién sabe de dónde salió, o de quién era amigo; el caso es que ya se aposentó allí. Está fortachón, y dice que es karateca; y para demostrarlo, todo el tiempo anda haciendo movimientos muy amenazantes de karate a todo el que se le pone delante. El caso es que tiene aterrorizados a todos los de la vecindad, y nadie quiere ni encontrárselo en los pasillos o en las escaleras, por miedo a que les haga algo. ¿Y qué crees? El portero se fijó en él, y pensó que le resultaría útil, así que lo contrató como guarura. Le paga muy poco, pero no va a hacer nada más que amenazar a los vecinos, así que lo poco que le da le viene muy bien. Además, que se siente más importante, y ya mira a los otros guaruras por encima del hombro. Por otro lado, a la chava le del 38 le salió un novio. Es un muchacho de la otra calle, que se ve serio y bien portado. A todo el mundo le cayó bien… menos al karateca, que en cuanto lo vio se fue sobre él con una serie de movimientos verdaderamente estremecedores. Pero el muchacho aguantó a pie firme, y ni siquiera se inmutó. Eso enfureció más al karateca, y ahora anda espiando sus entradas a la vecindad para asustarlo (No lo ha logrado, pero él se hace las ilusiones y presume como no tienes idea). La cosa ha ido escalando, y la vecindad entera se ha dado cuenta, así que todo el día están esperando a ver qué pasa de nuevo. Y pasó. Anteayer, el chavo estaba platicando con la novia en el patio, muy tranquilitos los dos, cuando se presenta el karateca y, sin previo aviso va y toca a la muchacha en sus partes nobles. Toda la vecindad lo vio, y fue como si les hubiera pasado una corriente eléctrica de alta intensidad a todos. ¿Qué iba a hacer el chavo? No podía pasar eso por alto. Y no lo pasó. Sin decir palabra tomó al flamante guarura por el cuello (con una sola mano, para más vergüenza) y lo subió al tendedero de la del 18, que está bastante alto, y allí lo dejó colgado. El karateca rugía y se debatía, pero no podía hacer nada, porque el chavo lo enganchó en un clavo muy fuerte que soporta todo el tendedero, y no alcanzaba con las manos ni con los pies. Y allí estuvo un rato, ante la mirada asombrada de toda la vecindad. El chavo siguió platicando con la novia como si no hubiera pasado nada; y, por fin, fue a desenganchar al “interfecto” y le dijo que se fuera pitando, para que no atropellara a nadie. ¿Y qué crees? Le obedeció, pero fue corriendo a meterse en la portería, a darle la queja al portero y a exigirle que castigara al “agresor de la autoridad”. Pero el portero le dijo que si no había sido capaz de resolver el problema por sí solo, “en ese momento dejaba de ser autoridá” y lo echó a la calle, entre las burlas de todos los vecinos. Total, que el nini se fue corriendo, y no se le ha vuelto a ver. Yo pensé que iba a volver con otros “karatecas”, pero ni a eso se atrevió. Entonces, el portero fue a buscar al chavo y le propuso que trabajara de guarura con él. Pero le dijo que no, que estaba estudiando y que no podía perder el tiempo en otras cosas. Más tarde le dijo a la novia que cuando subió al karateca al gancho, éste tenía una mirada de terror tan grande que pensó que a nadie se debe atemorizar así sin un motivo verdadero (y el suyo  había sido verdadero, añadí yo), y lo que el portero pretende es tener a todos asustados. La muchacha estuvo de acuerdo, y los dos se fueron a cenar como todos los días, entre murmullos de aprobación y gritos de alegría. Los únicos que lamentaron lo sucedido fueron los ninis de la azotea, porque el karateca les permitía muchas cosas que los otros guaruras les impedían, como fumar las hierbas que cultivaban, por ejemplo. Pero no había quien los apoyara, y tuvieron que aguantarse. Y pensar que el novio de la del 38 parecía tan poquita cosa… “Caras vemos, corazones no sabemos”, suele decir la gente aquí. Y tienen mucha razón. Te quiere Cocatú" ["post_title"]=> string(17) "CARTAS A TORA 270" ["post_excerpt"]=> string(180) "Cocatú, un alienígena en forma de gato, llega a vivir a una vecindad de la CDMX. Todos los días le escribe cartas a Tora, su amada, quien lo espera en una galaxia no muy lejana." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(17) "cartas-a-tora-270" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-06-10 09:25:18" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-06-10 14:25:18" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=79797" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17970 (24) { ["ID"]=> int(79820) ["post_author"]=> string(2) "97" ["post_date"]=> string(19) "2022-06-10 11:24:40" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-06-10 16:24:40" ["post_content"]=> string(2997) "Mi amigo el silencio me acompaña. Las ideas en mi mente comienzan a revolotear, las letras en una danza de armonía bailan en ausencia del sonido. Las palabras dan forma a las oraciones que toman significado en un rincón apartado  de la multitud. Aquí no hay reglas ni censura, todo dentro de mi mente es libertad, cada sentimiento toma forma y hace una historia. A veces esas historias son fantasías que dejan volar el deseo de ser único un ser poderoso e invencible.   También se crean pensamientos llenos de erotismo y sensualidad desmedida. Al igual se forman opiniones cautelosas, inteligentes oraciones que llevan mensajes de reflexión y optimismo.  Las más duras expresiones, las que hablan de la verdad desnuda, la que hiere, incomoda y a veces es muy soez. Esa que no gusta a los líderes, políticos, lastima al que vive en la fantasía.  Así es la literatura, la palabra escrita que no tiene límites, la que se forma en la mente del autor para dar vida a un pensamiento, el cual se transforma en texto para vivir a través de la impresión de sus signos, como idioma de un país, expresión de una sociedad y palabra del autor. La censura es solo para el que no se deleita con su lectura, el que se priva de la belleza del sentimiento escrito. Sin embargo, la literatura al final encuentra su cauce como el agua de la lluvia y el rio que se desborda cuando crece.  En este silencio se forman escritos plasmados en un papel que en ocasiones se ve adornado por el manuscrito de un pensador, quien con deleite e inspiración agita su pluma sobre una libreta, en otras, la modernidad del teclado da rienda suelta a los dedos cual pianista de jazz, mientras la armonía de su sonido es el resultado de un conjunto de palabras que llevan al  pensamiento inteligente. El silencio une mi cita con el sentimiento y la soledad, para que juntos comiencen la aventura transformarse en palabra escrita, palabra que trasciende porque una vez plasmada queda para la posteridad, en el papel y la mente de quien la lee.  La inspiración del vivir el día a día desfogan en un texto con las notas de alguna canción, la fascinación por existir alienta las palabras que describen un capitulo en la vida propia o en la ajena, dignas de contarse con ese toque mágico que solo el autor puede crear.   Así la vida de los libros y escritos puede ser en blanco y negro o un mudo de colores, pero ambos son el reflejo de historias únicas que son contadas según la lente de quien las crea. “ESTA ES LA NATURALEZA DE MI SER”." ["post_title"]=> string(25) "Las palabras del silencio" ["post_excerpt"]=> string(79) "“Donde el silencio quita su apariencia a la vida” Luis Cernuda (1902-1963)." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(25) "las-palabras-del-silencio" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-06-10 11:24:40" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-06-10 16:24:40" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=79820" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(7) ["max_num_pages"]=> float(4) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "d59a2318c2a560180b9c4c2566670640" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

Las palabras del silencio

“Donde el silencio quita su apariencia a la vida” Luis Cernuda (1902-1963).

junio 10, 2022
CARTAS A TORA 270

CARTAS A TORA 270

Cocatú, un alienígena en forma de gato, llega a vivir a una vecindad de la CDMX. Todos los días le escribe cartas...

junio 10, 2022




Más de categoría

ENTREVISTA CON EL CANTANTE FRAN DIEGO

A propósito del nuevo EP del cantante mexicano Fran Diego, Claudia Blix nos ofrece una entrevista donde se explora...

julio 1, 2022

CARTAS A TORA 272

Cocatú, un alienígena en forma de gato, llega a vivir a una vecindad de la CDMX. Todos los días...

junio 27, 2022

Mesa de análisis

Ginés Sánchez nos ofrece un cuento que combina teoría cuántica, teoría política e Historia de México.

junio 22, 2022

Una breve charla con Alejandra Junco Lavín, autora de La última oveja del Ángel Exterminador

No voy a mentirles: la pandemia que inició en 2020 estuvo llena de momentos dolorosos; sin embargo, también tuvo...

junio 17, 2022