Crítica Película: “Mi Gran Boda Griega 2”

FICHA TÉCNICA: Dirección: Kirk Jones Guión: Nia Vardalos Actores: Nia Vardalos, John Corbett, Lainie Kazan, Gia Carides, Joey Fatone, Elena Kampouris, Alex Wolff, Louis Mandylor… FICHA TÉCNICA: Dirección: Kirk Jones Guión: Nia Vardalos Actores: Nia Vardalos, John Corbett, Lainie Kazan,...

15 de abril, 2016 boda_griega_2

FICHA TÉCNICA: Dirección: Kirk Jones Guión: Nia Vardalos Actores: Nia Vardalos, John Corbett, Lainie Kazan, Gia Carides, Joey Fatone, Elena Kampouris, Alex Wolff, Louis Mandylor…

FICHA TÉCNICA:

Dirección: Kirk Jones

Guión: Nia Vardalos

Actores: Nia Vardalos, John Corbett, Lainie Kazan, Gia Carides, Joey Fatone, Elena Kampouris, Alex Wolff, Louis Mandylor

 

SINOPSIS:

Ya pasaron 14 años desde que Toula (Nia Vardalos) e Ian (John Corbett) se casaron. Su hija Paris (Elena Kampouris), sufre el acoso de toda la familia por sobreprotección y el que le quieren conseguir un novio griego.

La familia descubre que el sacerdote que casó a los papás de Toula se olvidó de firmar unos papeles, por lo que Maria (Lainie Kazan) y Gus (Michael Constantine) no están casados. Así que se prepara otra boda griega.

CRÍTICA

Esta segunda parte de la exitosa película Mi gran boda griega, está dirigida por Kirk Jones. El guión lo escribe Nia Vardalos que también protagoniza la película junto a John Corbett , y actúan muchos de los actores del reparto original.

La primera parte de esta película fue un éxito, hasta fue nominada al Oscar para Mejor Guión Original, y a dos Globos de Oro por Mejor Actriz y Mejor Película de Comedia.

El tema era el de una chica griega que no tenía mucho éxito amoroso se enamoraba de un hombre americano, en su familia nadie antes se había casado con alguien no griego, la aceptación y la adaptación de Ian a la familia griega era original y divertida.

La dirigió Joel Zwick y tuvo un gran éxito, después de la película se trató de hacer una serie pero no duró mucho.

El resultado de esta segunda parte es decepcionante, y ojalá nos hubieran dejado con el buen sabor que dejó la primera parte, aquí sí se cumple lo de segundas partes nunca fueron buenas. Existen excepciones de segundas partes malas como son La guerra de las galaxias, El padrino, Indiana Jones, James Bond, etc, pero imagínense ¿Cómo hubiera podido ser una segunda parte buena de la película Cuando Harry conoce a Sally? Mejor quedarnos con el buen sabor de la primera.

Lo curioso es que Mi gran boda griega 2 ya lleva varias semanas en cartelera y las salas de cine no dejan mucho tiempo las películas mexicanas que son buenas como Busco novio para mi mujer, es una lástima.

En esta cinta, no son divertidas las situaciones, no hay una problemática real, esta aburrida y lenta. No la recomienda para nada, lo único que se puede decir de bueno de esta película, es que hay peores películas.

 

Calificación:

MENSAJE: 

No encuentro el mensaje, tal vez el que quieren dar es como las familias griegas se apoyan entre sí siempre y son muy unidas, pero la verdad es que cae en lo empalagoso, y te dan ganas como de irte del cine de tanta asfixia y poder respirar.

Estrellas:  ★

 

DIRECCIÓN: 

Esta segunda parte la dirigió Kirk Jones quién es un director inglés que obtuvo varios premios por Despertando a Ned.

Después ya no ha tenido mucho éxito con películas como Que esperar cuando estás esperando, Todos están bien (remake de una película italiana) y La niñera mágica.

Estrellas:  ★★

 

ACTUACIONES: 

Sin una buena historia todo lo demás es inútil, sí estaban en su papel los actores pero…ha de sentirse extraño como actor tener que actuar algo que no tiene sentido.

La protagonista Nia Vardalos fue muy agradable en la primera parte de Mi gran boda griega y ella misma escribió ese guión y fue nominada al Oscar, en esta secuencia lo que pasa es que como la historia no es nada inteligente pues no luce, como actriz no ha tenido grandes éxitos, más bien es conocida por Mi gran boda griega.

En cuanto a John Corbett es un actor y cantante estadounidense que ha hecho varias series para televisión como la exitosa Sex in the city, The Messengers, etc., le pasa lo mismo que a Nia, su papel es muy vacio y no tiene ninguna actuación sobresaliente.

Estrellas:  ★★

GUIÓN: 

El guión fue de la actriz principal, lo del título se siente muy forzado porque parece que lo pusieron a la fuerza para que el público supiera que es la segunda parte de la exitosa primera parte, aparte del título el tema de que los papás de la protagonista no están casados por un error tampoco es interesante, ni creíble y ni importante.

Estrellas:  ★

 

FOTOGRAFÍA: 

Es adecuada, lo mejorcito de la película.

Estrellas:  ★★★

 

Calificación: REGULAR  ★★

Rango: 

Mala ★

Regular ★★

Buena ★★★

Excelente ★★★★

Comentarios
object(WP_Query)#17680 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(10113) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "30-09-2021" ["before"]=> string(10) "28-10-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(10113) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "30-09-2021" ["before"]=> string(10) "28-10-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "cultura-para-todos" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17679 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17686 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17702 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "30-09-2021" ["before"]=> string(10) "28-10-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(463) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-09-30 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-10-28 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (10113) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (14) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17676 (24) { ["ID"]=> int(71451) ["post_author"]=> string(2) "77" ["post_date"]=> string(19) "2021-10-12 08:44:51" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-10-12 13:44:51" ["post_content"]=> string(5573) "Me recomendaron un ensayo literario. Gracias a la ventaja de los envíos a domicilio, un par de días después lo tenía entre mis manos. Me llamó la atención que su autor fuera un médico patólogo mexicano, además de escritor, al que –debo decir—no conocía. Su nombre es Francisco González Crussi y el del libro Más allá del cuerpo, obra recién publicada dentro de una numerosa colección de tratados literarios del mismo género. Comencé con el primer ensayo que me resultó muy apasionante. En él habla sobre la embriogénesis y la conceptualización que sobre sí mismo desarrolla el ser humano a través de la historia. Disfruté cada línea, cada párrafo. De una forma muy poética, iniciando en la Grecia clásica, se expresa en torno a órganos anatómicos específicos en variadas especies animales, hasta convencernos de que nosotros los humanos no somos tan distintos de otras especies, como nuestra soberbia nos lleva a suponer. Seguí leyendo y me topé con dos ensayos que poseen su pátina de conocimiento médico, pero giran en torno al arte barroco. El primero se enfoca en la monarquía europea revisando aspectos tan originales como por qué los reyes usaban pelucas; el segundo, respecto a la pintura clásica, en particular de la época dorada en los Países Bajos.  En ese punto fue donde más me sorprendió su oficio de ensayista. La maestría para  generar atmósferas y poner a jugar conocimientos  que él ya poseía antes de sentarse a escribir.  Francisco González Crussi nació en 1936. En cada línea se nota la forma como ha aprovechado su vida en leer, viajar, documentarse y compartir ese cúmulo de conocimientos que ha venido adquiriendo con el tiempo. Y es justo lo que me llevó a reflexionar acerca del valor de la lectura como una herramienta de profundización de la vida misma, tanto la de otros como la propia. La pandemia nos ha estrujado el alma a todos, a unos más, a otros menos. Nos ha sumido en unas aguas profundas y oscuras, de entre las cuales en cualquier momento sentimos que va a emerger una bestia que acabará con nosotros o nuestros seres queridos.  Hemos hallado formas de ocupar el tiempo, de utilizar las limitaciones físicas como motores de búsqueda personales o familiares, aunque hay ratos cuando nos sorprende nuestra propia percepción de vulnerabilidad. Puede suceder que nos tornemos agresivos, ya sea con nosotros mismos o con quien existe en nuestro entorno personal. No alcanzamos a visualizar el mundo sin ese filtro de negatividad que contamina nuestra forma de mirar.  Aquí fue justo donde el libro de González Crussi me llevó a analizar un hecho real para mí como lectora.  La obra incluye una sección de reproducciones de los óleos a los cuales va haciendo referencia.  Por mencionar uno de tantos que estudia:    “La visita del médico” de Jan Steen, (1626-1679), óleo en el que aparecen la paciente en cama, una mujer de pie con una copa con un líquido rojizo; el médico sentado al lado de la cama.  En la pared posterior hay un cuadro  que representa un caballo y varios varones desnudos caminando a su lado.  A la derecha en primer plano, el extremo de una mesa vestida con un mantel grueso, y al fondo una escalera que remata en una puerta, la cual se presenta cerrada.  La descripción de este óleo y la asociación que el ensayista hace con otros cuadros de la época, así como con personajes de ese tiempo, enriquece la narrativa.  Pasamos de decir: “Es una representación de una enferma, su familiar y el médico”, a darle profundidad y –por qué no– universalidad, como una forma de disfrutar más lo que tenemos enfrente, deteniendo la vista en cada detalle y tratando de interpretar la relación de una figura con otra y del mensaje que el pintor quiso dejar a través de su obra. Regresando al tiempo presente: La sugerencia que nos hace el autor es a ser un tanto más observadores, más curiosos.  Formularnos preguntas y tratar de contestarlas, no necesariamente desde nuestro cúmulo personal de conocimientos, sino consultando otras fuentes.  No tienen que ser preguntas que “todo mundo” haría, sino aquellas que a mí como observador me inquietan.  Si relacionamos un elemento con otros, comenzamos a vivir un proceso de creación personal divertido y original. En cambio, si no contamos con elementos previos  con los cuales cotejar o enriquecer lo que ahora percibimos, terminaremos aburridisimos y desesperados, si no es que irascibles y explosivos. Cada libro es una propuesta que se nos presenta.  Y como diría el propio González Crussi al hablar de cerebro y corazón, lo hace a través de los sentidos, pero finalmente va a dar al hueco que tenemos todos en el pecho, donde se aloja el corazón.  Recordando algún aforismo popular, florecerá en nosotros aquello que sembremos. Alejarnos del caos para entablar un diálogo personal con los amigos (libros) que decidamos tomar en nuestras manos, es una forma de conocer la vida desde distintas perspectivas; disfrutar nuevas experiencias y celebrar el hecho de existir, a partir de una lectura distinta de la cotidianidad, desde nuestro propio silencio creativo.  " ["post_title"]=> string(17) "Silencio creativo" ["post_excerpt"]=> string(123) "A continuación se ofrece una reflexión sobre el libro más reciente de Francisco González Crussi: Más allá del cuerpo." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(17) "silencio-creativo" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-10-12 08:44:51" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-10-12 13:44:51" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=71451" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17635 (24) { ["ID"]=> int(71926) ["post_author"]=> string(1) "9" ["post_date"]=> string(19) "2021-10-26 09:50:52" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-10-26 14:50:52" ["post_content"]=> string(5043) "Querida Tora: Llegaron unos vecinos nuevos al 8: dos… ¿señoras?... ¿señoritas?... No lo sé. Pero, la verdad, ¿a quién le importa? Aquí los vecinos, sobre todo los hombres, le dan mucha importancia a eso, y todavía no entiendo bien  por qué. El caso es que causaron una tremenda conmoción. En realidad, la causó una de ellas: la más joven. En la otra ni siquiera se han fijado. Pero la joven… ¿Y sabes por qué? Porque tiene muy desarrollado el pecho. Bueno, los dos. Es que aquí, los seres pertenecientes al sexo femenino tienen dos pechos en el pecho. No sé si me entiendas, pero acéptalo y no preguntes más. El caso es que esta señorita (ya lo averigüé, y oficialmente es señorita. Extraoficialmente, más vale que no te importe) tiene muy desarrollados los dos pechos. Es una exageración, y nadie puede dejar de notarlo. En cuanto se corrió la voz, todos los vecinos salieron  a verla: y se estaban las horas muertas en el patio o en los pasillos para comprobar si era verdad lo que les habían contado. Y sí, sí era verdad; a veces, una verdad superior a lo que habían imaginado. El apodo surgió como por encanto: la Pechugona. Y, enseguida, las murmuraciones: “Son falsas”, “Son de hule”, “No, de silicón”, “¡De hule espuma, tonta!”, “Si fueran de verdad, no podría caminar erguida. Por el peso”. Algunas vecinas (las más chismosas) se le acercaron amigablemente, para sonsacarla. Pero en cuanto la conversación rozaba el tema, ella se daba la media vuelta y las dejaba con la palabra en la boca. El más impresionado de todos era el portero, que cuando se la encontraba en el patio tenía que meterse las manos en los bolsillos (por si acaso). Se puso tan mal, que un día llamó a uno de sus guaruras (el más guapito, por cierto) y le dijo que “a ver cómo haces para agarrárselas y ver de qué están hechas”. “Agárreselas usté”, le contestó el muchacho. A lo que el portero respondió que no, porque él era la máxima autoridad en la vecindad y la gente lo vería mal. “Entonces, me van a ver mal a mi”, protestó el guarura. A lo que respondió el portero dándole de sombrerazos y amenazando con despedirlo si no cumplía su voluntad “porque para eso te tengo aquí, ¡desgraciado!”. Y allá va el muchacho, cariacontecido, avergonzado y temeroso, a cumplir su encomienda. Pero no se atrevía ni a acercarse la Pechugona, porque aquellos cuernos le imponían mucho. Y en las noches, cuando iba a la portería a rendir su Informe de Actividades Diarias, ponía siempre: “El objetivo huye en cuanto me acerco”, “Hoy llevaba en la mano un fuete para azotar caballos, y no me pareció prudente acercarme” o “Llegó a mis oídos el rumor de que se compró una pistola , y que la lleva oculta entre las piernas”. Esto exasperó al portero, que agarró al muchacho, lo aventó contra la pared y le dio 24 horas para resolver el “problema”. Luego, lo mandó a la cama sin  cenar. A las seis de la mañana del día siguiente ya estaba el chico en su puesto, vigilando los movimientos de la Pechugona. Su buena suerte hizo que la mujer subiera a la azotea a tender su ropa. Eso le dio la idea que necesitaba, y subió tras ella. Cuando vio que se disponía a bajar echó a correr hacia las escaleras como si tuviera mucha prisa, fingió tropezar y tratar de agarrarse de algo (ese “algo” era, obviamente, lo que estaba destinado a ser el cuerpo del delito). ¿Pero qué crees? Ella, con la rapidez del rayo levantó un brazo y lo golpeó en la cara, haciéndole perder el equilibrio; y al mismo tiempo le puso una zancadilla. Aquí entre nos, me dio la impresión de que ya está muy curtida en estas cosas, porque no sabes con qué precisión y rapidez ejecutó sus movimientos. Resultado: el pobre guarura rodó y se golpeó la cabeza en todos los escalones, sin  faltar uno. Aterrizó en el patio con  la nariz rota; se hizo un montón de chichones y se mordió la lengua. Esa noche no pudo dar su Informe ni siquiera por escrito, porque también se rompió la única mano con  la que sabe escribir. El portero hizo uno de los berrinches que acostumbra, y se le torció la boca. Pero nada más un ratito. Y tuvo que pagar las curaciones del muchacho, porque vino la madre y lo amenazó con denunciarlo por abuso de poder y desprecio de sexo (esto último nadie sabe lo que significa, pero impresionó mucho). Y cuando regresaron del hospital se encontraron con que la Pechugona y su amiga se habían ido de la vecindad. ¿Qué te parece? Te quiere Cocatú" ["post_title"]=> string(17) "CARTAS A TORA 245" ["post_excerpt"]=> string(190) "Un alienígena arriba a la Ciudad de México y, convertido en gato, llega a vivir a una vecindad. Le escribe a Tora, quien lo espera en su planeta natal, sus impresiones sobre lo que ahí ve" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(17) "cartas-a-tora-245" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-10-26 09:50:52" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-10-26 14:50:52" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=71926" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17676 (24) { ["ID"]=> int(71451) ["post_author"]=> string(2) "77" ["post_date"]=> string(19) "2021-10-12 08:44:51" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-10-12 13:44:51" ["post_content"]=> string(5573) "Me recomendaron un ensayo literario. Gracias a la ventaja de los envíos a domicilio, un par de días después lo tenía entre mis manos. Me llamó la atención que su autor fuera un médico patólogo mexicano, además de escritor, al que –debo decir—no conocía. Su nombre es Francisco González Crussi y el del libro Más allá del cuerpo, obra recién publicada dentro de una numerosa colección de tratados literarios del mismo género. Comencé con el primer ensayo que me resultó muy apasionante. En él habla sobre la embriogénesis y la conceptualización que sobre sí mismo desarrolla el ser humano a través de la historia. Disfruté cada línea, cada párrafo. De una forma muy poética, iniciando en la Grecia clásica, se expresa en torno a órganos anatómicos específicos en variadas especies animales, hasta convencernos de que nosotros los humanos no somos tan distintos de otras especies, como nuestra soberbia nos lleva a suponer. Seguí leyendo y me topé con dos ensayos que poseen su pátina de conocimiento médico, pero giran en torno al arte barroco. El primero se enfoca en la monarquía europea revisando aspectos tan originales como por qué los reyes usaban pelucas; el segundo, respecto a la pintura clásica, en particular de la época dorada en los Países Bajos.  En ese punto fue donde más me sorprendió su oficio de ensayista. La maestría para  generar atmósferas y poner a jugar conocimientos  que él ya poseía antes de sentarse a escribir.  Francisco González Crussi nació en 1936. En cada línea se nota la forma como ha aprovechado su vida en leer, viajar, documentarse y compartir ese cúmulo de conocimientos que ha venido adquiriendo con el tiempo. Y es justo lo que me llevó a reflexionar acerca del valor de la lectura como una herramienta de profundización de la vida misma, tanto la de otros como la propia. La pandemia nos ha estrujado el alma a todos, a unos más, a otros menos. Nos ha sumido en unas aguas profundas y oscuras, de entre las cuales en cualquier momento sentimos que va a emerger una bestia que acabará con nosotros o nuestros seres queridos.  Hemos hallado formas de ocupar el tiempo, de utilizar las limitaciones físicas como motores de búsqueda personales o familiares, aunque hay ratos cuando nos sorprende nuestra propia percepción de vulnerabilidad. Puede suceder que nos tornemos agresivos, ya sea con nosotros mismos o con quien existe en nuestro entorno personal. No alcanzamos a visualizar el mundo sin ese filtro de negatividad que contamina nuestra forma de mirar.  Aquí fue justo donde el libro de González Crussi me llevó a analizar un hecho real para mí como lectora.  La obra incluye una sección de reproducciones de los óleos a los cuales va haciendo referencia.  Por mencionar uno de tantos que estudia:    “La visita del médico” de Jan Steen, (1626-1679), óleo en el que aparecen la paciente en cama, una mujer de pie con una copa con un líquido rojizo; el médico sentado al lado de la cama.  En la pared posterior hay un cuadro  que representa un caballo y varios varones desnudos caminando a su lado.  A la derecha en primer plano, el extremo de una mesa vestida con un mantel grueso, y al fondo una escalera que remata en una puerta, la cual se presenta cerrada.  La descripción de este óleo y la asociación que el ensayista hace con otros cuadros de la época, así como con personajes de ese tiempo, enriquece la narrativa.  Pasamos de decir: “Es una representación de una enferma, su familiar y el médico”, a darle profundidad y –por qué no– universalidad, como una forma de disfrutar más lo que tenemos enfrente, deteniendo la vista en cada detalle y tratando de interpretar la relación de una figura con otra y del mensaje que el pintor quiso dejar a través de su obra. Regresando al tiempo presente: La sugerencia que nos hace el autor es a ser un tanto más observadores, más curiosos.  Formularnos preguntas y tratar de contestarlas, no necesariamente desde nuestro cúmulo personal de conocimientos, sino consultando otras fuentes.  No tienen que ser preguntas que “todo mundo” haría, sino aquellas que a mí como observador me inquietan.  Si relacionamos un elemento con otros, comenzamos a vivir un proceso de creación personal divertido y original. En cambio, si no contamos con elementos previos  con los cuales cotejar o enriquecer lo que ahora percibimos, terminaremos aburridisimos y desesperados, si no es que irascibles y explosivos. Cada libro es una propuesta que se nos presenta.  Y como diría el propio González Crussi al hablar de cerebro y corazón, lo hace a través de los sentidos, pero finalmente va a dar al hueco que tenemos todos en el pecho, donde se aloja el corazón.  Recordando algún aforismo popular, florecerá en nosotros aquello que sembremos. Alejarnos del caos para entablar un diálogo personal con los amigos (libros) que decidamos tomar en nuestras manos, es una forma de conocer la vida desde distintas perspectivas; disfrutar nuevas experiencias y celebrar el hecho de existir, a partir de una lectura distinta de la cotidianidad, desde nuestro propio silencio creativo.  " ["post_title"]=> string(17) "Silencio creativo" ["post_excerpt"]=> string(123) "A continuación se ofrece una reflexión sobre el libro más reciente de Francisco González Crussi: Más allá del cuerpo." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(17) "silencio-creativo" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-10-12 08:44:51" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-10-12 13:44:51" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=71451" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(18) ["max_num_pages"]=> float(9) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "79b3b557a431479ecf41770e4505dcd3" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

Silencio creativo

A continuación se ofrece una reflexión sobre el libro más reciente de Francisco González Crussi: Más allá del cuerpo.

octubre 12, 2021

CARTAS A TORA 245

Un alienígena arriba a la Ciudad de México y, convertido en gato, llega a vivir a una vecindad. Le escribe a Tora,...

octubre 26, 2021




Más de categoría

A 158 años del fallecimiento de Jacob Grimm

Los hermanos Grimm, Jacob y Wilhelm, han pasado a la historia de la literatura por recopilar  leyendas y cuentos...

octubre 27, 2021

La vida en rosa ⏐Flavia en la cultura: un espacio de vanguardia

Flavia es una galería de arte ubicada en Xalapa. Nidia Sánchez nos da un recorrido por sus salas y...

octubre 26, 2021

CARTAS A TORA 245

Un alienígena arriba a la Ciudad de México y, convertido en gato, llega a vivir a una vecindad. Le...

octubre 26, 2021

Zeitgeist

¿Irá a extinguirse la figura del lector en un mundo acaparado por lo digital? Cada vez tenemos acceso a...

octubre 26, 2021