Crítica Película: “Llámame por tu nombre”

“El amor halla sus caminos, aunque sea a través de senderos por donde ni los lobos se atreverían a seguir su presa.” Lord Byron “El amor halla sus caminos, aunque sea a través de senderos por donde...

16 de febrero, 2018 llamame_por_nombre1

“El amor halla sus caminos, aunque sea a través de senderos por donde ni los lobos se atreverían a seguir su presa.” Lord Byron

“El amor halla sus caminos, aunque sea a través de senderos por donde ni los lobos se atreverían a seguir su presa.” Lord Byron

FICHA TÉCNICA:

Título original: Call me by your name

Director: Luca Guadagnino

Actores: Timothée Chalamet, Armie Hammer, Michael Stuhlbarg, Amira Casar




Año: 2017

País: Italia

Nominada a Premio Oscar Mejor Película

Nominada a Premio Oscar Mejor Actor

Nominada a Premio Oscar Mejor Guión Adaptado

Nominada a Premio Oscar Mejor Canción Original

SINOPSIS

Es el verano de 1983, estamos en la bellísima Italia, un chico de diecisiete años se enamora del nuevo ayudante de su padre, un hombre joven americano.

CRÍTICA:

Es una película sobre el amor entre dos hombres pero es tan sutil, que trasmite un amor que puede recordar al primer amor de cualquier persona.

Puede que se promocione como una película sobre una historia de amor gay, pero habla de un amor universal, que va más allá del género de la persona, cualquier persona que haya amado se puede ver reflejado en esta cinta, sea cual sea su preferencia sexual.

No es una película para todo tipo de público, hay personas que no quieren ver este tipo de temas, así que antes de ir piensa bien lo que vas a ver, todavía existen personas con un tipo de criterio, y no la van a disfrutar.

Los personajes principales pasan por muchas gamas de emociones atracción, curiosidad, enojo, entrega, tristeza, con total credibilidad y naturalidad.

Trata con total normalidad el amor homosexual y logra trasmitir emociones profundas.

Comienza de forma lenta pero va creciendo poco a poco, cómo cuando te enamoras en la vida real, paso a paso.

Lo interesante es que el personaje principal (Timothée Chalamet) está en una especie de experimentación sobre su sexualidad, y el amor y la historia nos lo presenta así.

Calificación:

Rangos:

Mala ★

Regular ★★

Buena ★★★

Muy Buena ★★★★

Excelente ★★★★★

MENSAJE:

Una cosa es lo que la sociedad y las reglas nos permiten hacer y otra muy diferente es lo que se desea hacer.

Cuantos matrimonios fallidos y desgraciados por no querer reconocer una preferencia sexual y afrontar las consecuencias.

La plática que mantiene con su padre el protagonista casi al final es sorprendente y ojalá papás en la vida real pudieran mostrarse tan comprensivos y no cerrar la puerta a la conversación con un hijo, esta escena podría ser de las mejores de la película por la naturalidad y comprensión con la que se habla sobre el tema.

Estrellas: ★★★★

DIRECCIÓN:

Guadagnino es un director italiano, que ha hecho varias películas como The protagonists, Melissa P., Lo sono l´amore entre otras.

Nos lleva a una experiencia luminosa y nostálgica sobre el amor con Llámame por tu nombre.

Estrellas: ★★★★

ACTUACIONES:

El casting en Llámame por tu nombre es inmejorable.

Está el sumamente atractivo y excelente actor Armie Hammer como el hombre que llega a Italia a casa del joven Elio, este último lleva más del 70% del peso de la película ya que está en escena todo el tiempo y su trabajo es digno de muchos premios, su actuación no es de muchos diálogos, el lenguaje cinematográfico habla por él. La última escena en donde en un plano fijo está el actor ya con los títulos de crédito, por esa toma ya merece un Óscar, por su nostalgia y melancolía que es contagiosa.

El juego de miradas y gestos entre los dos actores es realmente de una gran actuación, logran transmitir el deseo.

Y como secundarios y padres de Elio están Amira Casar y Michael Stuhlbarg también con muy buenas actuaciones.

Estrellas:  ★★★★★

GUIÓN:

La novela en la que se basó la película fue galardonada con el Lambda Literary Award, y es el mejor libro del año según The Washington Post y Publishers Weekly.

El guión es lento pero te lleva poco a poco para entender el porqué Elio cae perdidamente enamorado de Oliver.

Estrellas: ★★★★

FOTOGRAFÍA:

Muy buena fotografía donde nos muestra una parte de Italia con toda su belleza.

Estrellas:  ★★★★

CALIFICACIÓN  TOTAL:               ★★★★   MUY BUENA

Comentarios
object(WP_Query)#18123 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(19404) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "22-03-2021" ["before"]=> string(10) "19-04-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(19404) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "22-03-2021" ["before"]=> string(10) "19-04-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "cultura-para-todos" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(false) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17668 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17736 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17634 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "22-03-2021" ["before"]=> string(10) "19-04-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(463) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-03-22 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-04-19 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (19404) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (14) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17661 (24) { ["ID"]=> int(62913) ["post_author"]=> string(3) "180" ["post_date"]=> string(19) "2021-03-23 14:24:42" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-03-23 19:24:42" ["post_content"]=> string(6604) "El 31 de marzo es una fecha que todos los amantes de la literatura deben anotar en su calendario.  ¿Por qué? Porque en esa fecha se cumplirá el aniversario 52 de la publicación de una de las obras más importantes de la literatura del siglo XX: Matadero cinco de Kurt Vonnegut (escritor nativo de Indianápolis, Indiana).  Las primeras novelas de Vonnegut (entre ellas, Las sirenas de Titán, publicada en 1959, y Cuna de gato, publicada en 1963) fueron recibidas de manera positiva por la crítica. Sin embargo, Vonnegut ganó notoriedad como escritor hasta que Matadero cinco se publicó en 1969. La obra fue rápidamente arropada por el movimiento contracultural de finales de los sesenta, cuando la guerra de Vietnam se encontraba en pleno auge. Este hecho ayudó a que Kurt Vonnegut se convirtiera en una fuerza vital dentro de la literatura estadounidense Matadero cinco fue una creación muy atribulada: fue la sexta novela de Vonnegut, un proyecto que nació desde que regresó de la guerra. El autor no quería que fuese un simple recuento del bombardeo que presenció en Dresden, Alemania, mientras fue prisionero de guerra. Por ello, Vonnegut utilizó el humor negro, la ironía y la ciencia ficción como recursos para plasmar un retrato trágico y absurdo de una guerra librada por jóvenes que prácticamente eran niños, tal y como lo dice Mary O ‘Hare, esposa de uno de los excompañeros de guerra de Vonnegut, en el capítulo introductorio:  [En esta novela] Pretenderás hacer creer que eran verdaderos hombres, no unos niños, y un día serán representados en el cine por Frank Sinatra, John Wayne o cualquier otro de los encantadores y guerreros galanes de la pantalla. Y la guerra parecerá algo tan maravilloso que tendremos muchas más. Y la harán unos niños como los que están jugando arriba. Por dicha razón, en Matadero cinco, en lugar de encontrarnos descripciones de grandes hombres realizando actos heroicos, nos encontramos con Billy Pilgrim, un joven soldado sin experiencia, como protagonista.   La cruzada de Billy Billy Pilgrim, a lo largo de la novela, viaja en el tiempo de un punto a otro de su vida. Así, en un momento presenciamos, como lectores, el momento en el que Billy es capturado por los alemanes. En otro momento, lo acompañamos a su consultorio de optometrista en Ilium, Nueva York, años después del fin de la guerra. En otro momento, acompañamos a Billy hasta al planeta Tralfamadore, cuando una noche es secuestrado por una raza alienígena que le enseña que en realidad existen cuatro dimensiones.  En cierta forma, Billy nos representa a nosotros, como humanidad. Es un niño inocente, atrapado en una guerra que no es capaz de comprender ni en la que pueda tomar parte. Esto se ve reflejado en el hecho de que, a pesar de ser testigo de algunos de los peores actos cometidos en una guerra, Billy jamás mata. El protagonista no permite que los horrores de la guerra le arrebaten su humanidad.   Billy, después de la guerra, se embarca en una cruzada propia, cuya finalidad es difundir los conocimientos que los habitantes de Tralfamadore le comparten acerca de la naturaleza del tiempo, del libre albedrío y del significado de la vida. Por supuesto, por esta razón Billy es tachado por sus conocidos y familiares como una “persona desquiciada”.  Matadero cinco trata sobre muchas cosas más, que no pueden comentarse en este breve espacio. Como toda obra maestra, debe leerse para poder vivirse. Cada lector valorará a la novela por algo diferente: algunos por los elementos de sátira; otros, por los elementos de ciencia ficción; y otros más, por su estructura narrativa no lineal.   La relevancia de Matadero cinco en pleno siglo XXI. Matadero cinco es reconocida como una de las obras más influyentes de la literatura moderna. Uno de sus adeptos es Salman Rushdie, autor de Los versos satánicos, quien la considera como una novela “lo suficientemente humana para que al final, a pesar del horror que muestra, exista la posibilidad de encontrar esperanza”. Como prueba de su impacto en la cultura popular, la novela ha trascendido los límites de la literatura. Por ejemplo, George Roy Hill dirigió la adaptación cinematográfica en 1972. El año pasado, 2020, Ryan North y Albert Monteys adaptaron Matadero cinco al formato de novela gráfica.   La Primera Guerra Mundial terminó hace poco más de cien años. Cada año nos acercamos más de conmemorar el  primer siglo del fin de la Segunda Guerra Mundial. A pesar de la distancia que existe entre ese punto y ahora, las llagas que dejó en la memoria colectiva de la humanidad siguen abiertas.  Por ello, y para celebrar un año más de su publicación, tomémonos un tiempo para leer Matadero cinco por primera vez . O, en su caso, releerla. En un mundo cada vez más polarizado y hostil, Matadero cinco sirve como un recordatorio atemporal de cómo debemos mantener nuestra humanidad incluso frente a las peores tragedias. Este mensaje no solo no ha menguado. Al contrario: está más vigente que nunca." ["post_title"]=> string(104) "¡Feliz cumpleaños, Matadero cinco! La obra más conocida de Kurt Vonnegut cumple cincuenta y dos años" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(98) "feliz-cumpleanos-matadero-cinco-la-obra-mas-conocida-de-kurt-vonngegut-cumple-cincuenta-y-dos-anos" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-03-26 09:05:00" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-03-26 14:05:00" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=62913" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17660 (24) { ["ID"]=> int(63627) ["post_author"]=> string(3) "180" ["post_date"]=> string(19) "2021-04-12 08:26:35" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-04-12 13:26:35" ["post_content"]=> string(8298) "“¡Debemos destruir… (inserte el nombre de la institución, sistema económico o político que esté de moda)!”. Usted, amable lector, seguramente ha leído algún post, nota, artículo o libro que lleve por título algo similar a lo anterior.  Cada vez que alguien propone la destrucción como la solución a cierto problema de la sociedad, recuerdo La naranja mecánica de Anthony Burgess. Al leer este título, lo más probable es que recordemos la película de 1971, dirigida por Stanley Kubrick y estelarizada por Malcolm McDowell. Es una película cuyos valores cinematográficos innegables la volvieron un clásico del séptimo arte y que merecería, por sí misma, varios artículos.  Sin embargo, hoy no deseo hablarles de la película, sino del final de la novela, el cual no aparece en la adaptación de Kubrick. ¿Recuerda usted el final del filme? ¿Ese en el que Alex, el protagonista, dice con un tono algo ambiguo “sí, yo ya estaba curado” y parece volver a su antigua vida de violencia? Ese no fue el final que Anthony Burgess, escritor británico, dio al personaje de Alex DeLarge en su obra. La permanencia de la historia “truncada” en la memoria colectiva se debe a que Kubrick adaptó la versión estadounidense de la novela. En esta versión, el final original fue eliminado por el editor, al considerarlo “poco realista” y “poco atractivo” para los lectores norteamericanos.  La novela fue escrita, de acuerdo con las propias palabras de Burgess, en un lapso de tres semanas con el fin de ganar un poco de dinero. La obra fue publicada en 1962 y narra la historia de Alex DeLarge, un adolescente amante de la música de Ludwig van Beethoven y líder de la banda formada por él y sus amigos Dim, Georgie y Pete. Los jóvenes asisten, noche tras noche, al bar lácteo Korova a beber moloko-plus (leche adicionada con drogas). Después de tomar esta bebida, el grupo sale a las calles a realizar actos aleatorios de “ultraviolencia”. La espiral de destrucción que comienza con robos y golpizas a transeúntes inocentes rápidamente se transforma en una vorágine delictiva sin freno.  Alex DeLarge es detenido y condenado a prisión después de una violación que termina en asesinato. En prisión, el antiguo líder será sujeto a una novedosa terapia experimental de aversión desarrollada por el gobierno cuyo fin es quitarle todos los impulsos violentos.   No le cuento más para que experimente usted mismo la travesía de Alex si es que aún no ha visto la película o leído el libro. Le recomiendo que busque alguna de las dos opciones y si puede conseguir ambas, mejor.   ¿Una novela o una fábula? La historia narrada en La naranja mecánica es más profunda que el nadsat (la jerga juvenil, conformada en su mayoría por palabras de origen ruso) o los actos de “ultraviolencia” que cometen los adolescentes. Burgess nos presenta varias cuestiones al final de la novela: ¿es aceptable la intromisión de la ciencia para modificar la conducta humana? ¿Es ético que el gobierno utilice a los individuos como conejillos de indias usando como pretexto del “bien común”? Sin embargo, la cuestión que me gustaría comentar es la que se expone en el último capítulo de la versión inglesa original. En un prefacio a la edición de 1986 de la novela, Burgess escribió lo siguiente al respecto de la omisión del capítulo final, el número veintiuno, en la adaptación cinematográfica:    El capítulo veintiuno concede a la novela una cualidad de ficción genuina, un arte asentado sobre el principio de que los seres humanos cambian. De hecho, no tiene demasiado sentido escribir una novela a menos que pueda mostrarse la posibilidad de una transformación moral o un aumento de sabiduría que opera en el personaje o personajes principales. Incluso los malos bestsellers muestran a la gente cambiando. Cuando una obra de ficción no consigue mostrar el cambio, cuando solo muestra el carácter humano como algo rígido, pétreo, impenitente, abandona el campo de la novela y entra en la fábula o la alegoría. La naranja mecánica norteamericana o de Kubrick es una fábula; la británica o mundial es una novela. Anthony Burgess, de acuerdo con sus propias palabras, termina su novela en el capítulo veintiuno porque este número representa el momento de la madurez humana plena. En dicho capítulo, se nos muestra a un Alex DeLarge que ya no encuentra satisfacción en los actos de violencia. Un cambio se gestó dentro de él: desea un mejor futuro que el que la destrucción sin sentido puede ofrecerle. Alex piensa en formar una familia. Construir, por fin lo comprende el protagonista, es la única forma de labrarse un mejor futuro.  Actualmente, nos encontramos en una encrucijada similar a la del drugo Alex. Vivimos en una época cuyas condiciones sociales, políticas y económicas nos han llevado a pensar que la destrucción es el camino más adecuado para la sociedad. Solo es necesario abrir cualquier periódico para darse cuenta de esta mentalidad: “Destruir… (lugares, instituciones, personajes públicos y un largo etcétera) parece ser la orden del día en las agendas de diferentes grupos”. Es entendible esta posición, que apela a nuestra parte adolescente: para atraer adeptos a alguna causa en particular, siempre es más atractivo llamar a la gente a quemar un puente que convocarla para construir uno.  Las redes sociales son un ejemplo perfecto de esto, ya que ahí encontramos un volumen enorme de críticas negativas, burlas o memes que pretenden “destruir” a cualquier ente con el que no se esté de acuerdo. Una pregunta que debemos hacernos en el aquí y ahora es, ¿qué tanta energía y tiempo estamos dispuestos a utilizar para construir algo valioso en lugar de desperdiciarla en destruir? Destruir algo es cosa de segundos; construir lo que sea, en cambio, puede tardar meses, años o décadas y requiere de madurez y paciencia. Esta es una verdad de Perogrullo, pero que muchas veces olvidamos, especialmente en una sociedad obsesionada con la satisfacción que provoca la inmediatez moderna (con entregas de artículos “al día siguiente” y demás servicios ultrarrápidos). Destruir nos permite liberar temporalmente nuestras frustraciones y nuestra ira, pero en la resaca únicamente encontraremos vacío y aislamiento. Construir, en la faceta que sea, al contrario: nos llena y nos hace humanos.  Esta disyuntiva es la que se encuentra Alex DeLarge al final de la novela: si decide hacerse más humano o convertirse en un agente de destrucción perene. El momento actual nos pide a gritos hacer esa misma elección. Decantarnos por una opción u otra, en gran parte, decidirá el futuro que tendremos como personas y como sociedad. Así que, estimado lector, ¿con cuál Alex DeLarge se identifica usted: con el de la película o con el del filme?" ["post_title"]=> string(65) "La naranja mecánica: destrucción, cambio y su lección olvidada" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(60) "la-naranja-mecanica-destruccion-cambio-y-su-leccion-olvidada" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-04-12 08:26:35" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-04-12 13:26:35" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=63627" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17661 (24) { ["ID"]=> int(62913) ["post_author"]=> string(3) "180" ["post_date"]=> string(19) "2021-03-23 14:24:42" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-03-23 19:24:42" ["post_content"]=> string(6604) "El 31 de marzo es una fecha que todos los amantes de la literatura deben anotar en su calendario.  ¿Por qué? Porque en esa fecha se cumplirá el aniversario 52 de la publicación de una de las obras más importantes de la literatura del siglo XX: Matadero cinco de Kurt Vonnegut (escritor nativo de Indianápolis, Indiana).  Las primeras novelas de Vonnegut (entre ellas, Las sirenas de Titán, publicada en 1959, y Cuna de gato, publicada en 1963) fueron recibidas de manera positiva por la crítica. Sin embargo, Vonnegut ganó notoriedad como escritor hasta que Matadero cinco se publicó en 1969. La obra fue rápidamente arropada por el movimiento contracultural de finales de los sesenta, cuando la guerra de Vietnam se encontraba en pleno auge. Este hecho ayudó a que Kurt Vonnegut se convirtiera en una fuerza vital dentro de la literatura estadounidense Matadero cinco fue una creación muy atribulada: fue la sexta novela de Vonnegut, un proyecto que nació desde que regresó de la guerra. El autor no quería que fuese un simple recuento del bombardeo que presenció en Dresden, Alemania, mientras fue prisionero de guerra. Por ello, Vonnegut utilizó el humor negro, la ironía y la ciencia ficción como recursos para plasmar un retrato trágico y absurdo de una guerra librada por jóvenes que prácticamente eran niños, tal y como lo dice Mary O ‘Hare, esposa de uno de los excompañeros de guerra de Vonnegut, en el capítulo introductorio:  [En esta novela] Pretenderás hacer creer que eran verdaderos hombres, no unos niños, y un día serán representados en el cine por Frank Sinatra, John Wayne o cualquier otro de los encantadores y guerreros galanes de la pantalla. Y la guerra parecerá algo tan maravilloso que tendremos muchas más. Y la harán unos niños como los que están jugando arriba. Por dicha razón, en Matadero cinco, en lugar de encontrarnos descripciones de grandes hombres realizando actos heroicos, nos encontramos con Billy Pilgrim, un joven soldado sin experiencia, como protagonista.   La cruzada de Billy Billy Pilgrim, a lo largo de la novela, viaja en el tiempo de un punto a otro de su vida. Así, en un momento presenciamos, como lectores, el momento en el que Billy es capturado por los alemanes. En otro momento, lo acompañamos a su consultorio de optometrista en Ilium, Nueva York, años después del fin de la guerra. En otro momento, acompañamos a Billy hasta al planeta Tralfamadore, cuando una noche es secuestrado por una raza alienígena que le enseña que en realidad existen cuatro dimensiones.  En cierta forma, Billy nos representa a nosotros, como humanidad. Es un niño inocente, atrapado en una guerra que no es capaz de comprender ni en la que pueda tomar parte. Esto se ve reflejado en el hecho de que, a pesar de ser testigo de algunos de los peores actos cometidos en una guerra, Billy jamás mata. El protagonista no permite que los horrores de la guerra le arrebaten su humanidad.   Billy, después de la guerra, se embarca en una cruzada propia, cuya finalidad es difundir los conocimientos que los habitantes de Tralfamadore le comparten acerca de la naturaleza del tiempo, del libre albedrío y del significado de la vida. Por supuesto, por esta razón Billy es tachado por sus conocidos y familiares como una “persona desquiciada”.  Matadero cinco trata sobre muchas cosas más, que no pueden comentarse en este breve espacio. Como toda obra maestra, debe leerse para poder vivirse. Cada lector valorará a la novela por algo diferente: algunos por los elementos de sátira; otros, por los elementos de ciencia ficción; y otros más, por su estructura narrativa no lineal.   La relevancia de Matadero cinco en pleno siglo XXI. Matadero cinco es reconocida como una de las obras más influyentes de la literatura moderna. Uno de sus adeptos es Salman Rushdie, autor de Los versos satánicos, quien la considera como una novela “lo suficientemente humana para que al final, a pesar del horror que muestra, exista la posibilidad de encontrar esperanza”. Como prueba de su impacto en la cultura popular, la novela ha trascendido los límites de la literatura. Por ejemplo, George Roy Hill dirigió la adaptación cinematográfica en 1972. El año pasado, 2020, Ryan North y Albert Monteys adaptaron Matadero cinco al formato de novela gráfica.   La Primera Guerra Mundial terminó hace poco más de cien años. Cada año nos acercamos más de conmemorar el  primer siglo del fin de la Segunda Guerra Mundial. A pesar de la distancia que existe entre ese punto y ahora, las llagas que dejó en la memoria colectiva de la humanidad siguen abiertas.  Por ello, y para celebrar un año más de su publicación, tomémonos un tiempo para leer Matadero cinco por primera vez . O, en su caso, releerla. En un mundo cada vez más polarizado y hostil, Matadero cinco sirve como un recordatorio atemporal de cómo debemos mantener nuestra humanidad incluso frente a las peores tragedias. Este mensaje no solo no ha menguado. Al contrario: está más vigente que nunca." ["post_title"]=> string(104) "¡Feliz cumpleaños, Matadero cinco! La obra más conocida de Kurt Vonnegut cumple cincuenta y dos años" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(98) "feliz-cumpleanos-matadero-cinco-la-obra-mas-conocida-de-kurt-vonngegut-cumple-cincuenta-y-dos-anos" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-03-26 09:05:00" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-03-26 14:05:00" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=62913" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(15) ["max_num_pages"]=> float(8) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "fdcdbea242ca45a8b7034ea8a1a8f7cd" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

¡Feliz cumpleaños, Matadero cinco! La obra más conocida de Kurt Vonnegut cumple cincuenta y dos años

El 31 de marzo es una fecha que todos los amantes de la literatura deben anotar en su calendario.  ¿Por qué? Porque...

marzo 23, 2021

La naranja mecánica: destrucción, cambio y su lección olvidada

“¡Debemos destruir… (inserte el nombre de la institución, sistema económico o político que esté de moda)!”. Usted, amable lector, seguramente ha leído...

abril 12, 2021




Más de categoría

CARTAS A TORA 220

Querida Tora: Hay una familia que vive en el 51, muy tranquila, muy agradable. El señor, sobre todo, es...

abril 16, 2021

Recordando al General y Político Francisco J. Múgica

Francisco José Múgica Velázquez  nació en Tingüindín (Michoacán) el 3 de septiembre de 1884, y falleció en la Ciudad de México el...

abril 14, 2021
Los Olvidos

LOS OLVIDOS | Parte 29 

A las 8.30 de la mañana del día siguiente, estaba yo en la sacristía del Sagrado Corazón de Costa...

abril 14, 2021

SANEAR EL AMBIENTE

Las cifras se tornan espeluznantes. Cada año tenemos un mayor número de homicidios dolosos y en algunos lugares, la...

abril 13, 2021