Crítica Película: “La cena”

¿Hasta dónde es capaz de llegar un padre para encubrir a un hijo que comete un delito injustificable?   ¿Hasta dónde es capaz de llegar un padre para encubrir a un hijo que comete un delito injustificable?...

4 de mayo, 2018 la_cena_poster
Publicidad
Publicidad

¿Hasta dónde es capaz de llegar un padre para encubrir a un hijo que comete un delito injustificable?

 

¿Hasta dónde es capaz de llegar un padre para encubrir a un hijo que comete un delito injustificable?

FICHA TÉCNICA:

Título original: The dinner

Director: Oren Moverman

Actores: Steve Coogan, Laura Linney, Richard Gere, Rebeca Hall


Publicidad
Publicidad


Año: 2018

País: Estados Unidos

SINOPSIS:

Dos hermanos se reúnen con sus esposas para una cena que se celebrará en un exclusivo restaurante. Todos los platillos serán servidos en varios tiempos y por varios camareros. Los hermanos son muy diferentes entre sí, Paul tiene una personalidad extraña, Stan es un senador que se encuentra en plena campaña para ser nombrado gobernador, pero el fin de esta cena es hablar sobre un asunto que tiene que ver con sus hijos.

CRÍTICA:

La cena es el tercer remake que se hace del best seller escrito por Herman Koch.

En la historia del cine reciente, en muchas cenas pasan muchas cosas como en la cinta española Perfectos desconocidos, que por medio de los celulares empiezan a salir verdades no muy agradables.

Otra película que trata sobre una cena que empieza amable y acaba mal es la de Roman Polanski en Un Dios salvaje.

La cena no empieza con una cena amable, desde el principio parece que varios de los invitados son forzados a ir, todo es tensión, nadie se relaja.

La cena tiene sorpresas, el que parece el más farsante es el más honesto.

Las primeras impresiones no son las reales, nadie es lo que parece, y a medida que avanza la película encontramos nuevas explicaciones para cada personaje y evento.

La película La cena, no tiene la magia del libro, algo le falta, tal vez hay sobreactuación de algunos de los personajes, tal vez ese final abierto que no resuelve nada no fue una buena opción, uno se siente burlado, vió toda la película para nada.

Calificación:

Rangos:

Mala ★

Regular ★★

Buena ★★★

Muy Buena ★★★★

Excelente ★★★★★

MENSAJE:

Nos deja pensando si es mejor mentir o decir la verdad en cualquier situación.

¿La educación que se dá a los adolescentes es suficiente para que no hagan locuras?

La crisis de valores de nuestra sociedad actual hace pensar en cómo un acto terrible no es para tanto. y depende quién lo haga y a quién se lo hagan.

La película nos cuestiona sobre ¿qué es el bien? ¿Qué harías para proteger a tu hijo? ¿Qué estás dispuesto a ocultar? ¿Cuál es una decisión ética y cuál no?

Estrellas: ★★★

DIRECCIÓN:

La cena es el cuarto largometraje de Oren Moverman, su ópera prima fue The Messenger, que fue nominada a varios Premios Oscar y ganadora de varios premios. Rampart e Invisibles son otras de sus cintas como director.

Estrellas: ★★★★

ACTUACIONES:

Los actores son Richard Gere (Mujer bonita) que ya ha trabajado con Moverman; Laura Linney (Animales Nocturnos), Rebeca Hall (Mi amigo el gigante, 2016) y el premiado actor, cómico, guionista y productor británico Steve Coogan (Philomena).

Gere cumple, pero su actuación no es sobresaliente, Coogan sobreactúa en su papel de un hombre con problemas mentales.

Estrellas: ★★★

GUIÓN:

Basado en un libro pero con un mal final, sin final.

Estrellas: ★★★

FOTOGRAFÍA:

Buena fotografía.

Estrellas: ★★★

CALIFICACIÓN  TOTAL:   ★★★    BUENA

Comentarios
Publicidad
Publicidad
object(WP_Query)#18609 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(20866) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "21-08-2021" ["before"]=> string(10) "18-09-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(20866) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "21-08-2021" ["before"]=> string(10) "18-09-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "cultura-para-todos" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18584 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18552 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18592 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "21-08-2021" ["before"]=> string(10) "18-09-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(463) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-08-21 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-09-18 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (20866) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (14) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18559 (24) { ["ID"]=> int(70116) ["post_author"]=> string(1) "9" ["post_date"]=> string(19) "2021-09-06 10:38:37" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-09-06 15:38:37" ["post_content"]=> string(4794) "Querida Tora1: Se alborotó el cotarro, como dice la gente. Y es que los vecinos otra vez se acordaron de que no les han arreglado los baños, y que tienen que seguir usando los de las fondas cercanas, con  las molestias y el gasto que eso implica. Por lo tanto, le fueron a exigir al portero que se los arreglara. Pero, como de costumbre, el portero ni los recibió. Entonces, le hicieron una manifestación; y el otro día, cuando regresó de una visita a la Flor, se encontró con que la portería estaba bloqueada y no podía entrar. No sabes cómo se puso. Intentó abrirse paso, pero no se lo permitieron. Entonces les dijo que él era la máxima autoridad en la vecindad, y que no estaba dispuesto a ceder a chantajes de nadie; que a él nadie le hacía “esas cosas”, y que se quitaran o que se atuvieran a las consecuencias. Los guaruras sacaron sus pistolitas, pero él les hizo seña de que las guardaran; y con  toda la dignidad que pudo reunir, fue hacia los baños de la vecindad, porque ya “le andaba”, aunque no quería decirlo. Pero ¿qué crees? Los baños también  estaban bloqueados, y no pudo entrar. Y para mayor burla, el del 34 le dijo que usara los baños de las fondas cercanas, y que les hiciera un consumo para que le dieran permiso para emplearlos. Sin decir palabra, el portero se dirigió al King’s, seguro de que ahí le dejarían usar el baño sin hacer consumo (Acuérdate que el portero es el dueño del King’s, aunque nadie en la vecindad lo sabe). Yo quise ayudar a los vecinos, y corrí al King´s (Soy mucho más veloz que el portero). Cuando llegué, sólo estaba el encargado, porque ya era tarde. Pues me le enfrenté: maullé como nunca, le saqué las uñas, levanté la cola y brinqué encima de él. El pobre está calvo, y le llené de rayas el cuero cabelludo; al grado que el hombre salió corriendo y tropezándose, porque la sangre no le dejaba ver. Y, claro, llega el portero y se encuentra con el lugar cerrado. Hizo un buen entripado, y corrió a la fonda de enfrente. Allí, por supuesto, tuvo que ordenar algo para comer; y dijo que mientras se lo preparaban se iba a lavar las manos. Entró al baño. “se lavó las manos” y se paró en el lavabo para alcanzar la ventana y escapar por ahí, porque no quería que los vecinos se salieran con la suya. Con la novedad de que la cabeza sí le pasó por la ventana, pero la panza no. Por más que lo empujó el guarura que lo acompañó, lo único que consiguió fue rasguñarse los brazos; y que, al escuchar el dueño de la fonda los pujidos que emitía, entrara al baño a decirle que él no permitía cochinadas en su establecimiento, que se fueran a otra parte. Pero antes de que terminara de decirlo se dio cuenta de lo que estaba haciendo, y le dijo que no sólo iba a pagar lo que ya había ordenado, sin que tendría que ordenar, además, unos “machitos” muy apretados (No sé lo que eso sea, pero por la forma en que le dijo, a mi me sonó muy feo). Y que si no lo hacía, lo denunciaría a la policía por “acoso sexual indecente”, El portero, que no quería dar su brazo a torcer, ordenó al guarura que se comiera todo lo que el dueño de la fonda le sirvió (Hasta un postre de cajeta le obligó a comprar). Sólo entonces pudo salir; y los vecinos, que habían presenciado todo, lo dejaron pasar. Y cuando llegó a la portería se encontró con un  cartelón que decía “Ya sabes lo que te puede pasar si no nos arreglas los baños”. Yo estaba muy contento, porque al fin se habían levantado los vecinos a exigir sus derechos. Esa noche se pusieron a celebrar su triunfo ruidosamente; pero el día siguiente, nadie se acordó de pedir al portero que pusiera manos a la obra. Llamarada de petate: eso fue el levantamiento social que yo llevaba tanto tiempo esperando. ¿Volverán los vecinos a exigir sus derechos? ¿Será necesario que surja algún líder de arrastre entre ellos? Será interesante ver lo que pase… si es que algo pasa. Te quiere Cocatú 1 Contexto: Un alienígena arriba a la Ciudad de México y, convertido en gato, llega a vivir a una vecindad. Le escribe a Tora, quien lo espera en su planeta natal, sus impresiones sobre lo que ve en ese lugar. Su correspondencia tiene algo de crítica social y toques de humor." ["post_title"]=> string(17) "CARTAS A TORA 239" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(17) "cartas-a-tora-239" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-09-06 10:39:29" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-09-06 15:39:29" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=70116" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#18542 (24) { ["ID"]=> int(70473) ["post_author"]=> string(2) "73" ["post_date"]=> string(19) "2021-09-15 12:09:40" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-09-15 17:09:40" ["post_content"]=> string(5515) "En París, cerca de la escuela de Derecho de la Sorbona y del Jardín de Luxemburgo, se levanta el Panthéon, un augusto edificio catedralicio pero laico; en su frontispicio se lee una frase que podríamos traducir así: A los grandes hombres, la patria reconociente… o agradecida. Es un lugar enorme, desde su altísima cúpula pende el famoso Péndulo de Foucault que en el siglo XIX instaló ahí el científico de ese apellido para demostrar la rotación de la Tierra. Lugar hermoso como pocos, fue construido para honrar las reliquias de Santa Genoveva, santa patrona y protectora de París, pero los hechos de la revolución transformaron el edificio en un lugar de peregrinación laica y en efecto, resguarda las reliquias de quienes han hecho la historia de Francia, ahí se encuentran, entre otros Victor Hugo y Voltaire, Jean Moulin y André Malraux, Émile Zola y Marie Curie. Desde noviembre próximo reposará ahí Josephine Baker. El amable lector tal vez no la conozca. La descubrí hace algunos años por comunicación directa del vicio jazzístico en el que me educó mi padre; pero la Baker fue mucho más que la primera mujer, afroamericana del sur profundo, que triunfó en París, que enloqueció a quienes la escucharon y la vieron bailar y que hizo famosa aquella divina canción, cuyo título en español es revelador, “tengo dos amores, París y mi país…”; mucho más porque fue miembro destacado de la resistencia contra el invasor nazi. Al morir se le dispensaron honores militares y se le confirió la condecoración de la Croix de Guerre; valiente y hábil, inteligente y sensible, participó en la marcha sobre Washington en la lucha por los derechos civiles, y a la muerte de Luther King se le ofreció la dirigencia del movimiento, cosa que rechazó, los únicos reflectores que disfrutó y permitió fueron los del escenario. Pero, además, se trata de un ser humano extraordinario. Adoptó 12 hijos de distintas etnias y nacionalidades, venezolanos y sirios, judíos y asiáticos, a ellos, con los que vivió y educó, llamó la tribu del arcoíris y demostró, como siempre lo dijo, que si a personas de los más diversos orígenes se les educa con el mismo amor y cariño, necesariamente crecerán como hermanos. No hay discurso más claro ni más contundente en la historia de la tolerancia, el amor y la fraternidad. Admiro mucho ese genio de la civilización francesa por el que la historia de su cultura es la de la Patria, sin estancos ni falsas divisiones, Victor Hugo es tanto el legislador como el autor y no hay compartimentos en su legado; Baker nació en Missouri y es tan, pero tan francesa, que dormirá el sueño eterno cerca de Curie que había nacido en Polonia; un genio al que la diplomacia cultural le nació muy joven, muy pronto en el desarrollo de su vida política y que se volvió parte de su esencia diplomática, su respuesta a la expansión norteamericana en América latina durante la segunda posguerra no fueron misiles ni misiones encubiertas, fue el Instituto Francés de América Latina que todavía hoy sirve para irradiar cultura, cine, letras y la seducción amable que no es la de la ideología sino la de la cultura porque ese mismo genio que permite ahora elevar al máximo honor a una mujer que, en su tiempo fuera víctima de toda marginalidad posible: mujer, vedette y afroamericana, es el que les autoriza a difundir su cultura como política de Estado, sin importar cómo se comportará su legislativo en dos años o quién ejercerá la presidencia, sino dialogando con su arte y su civilización que aspiran, más allá de cualquier periodo de gobierno, a ser eterna, la Francia Eterna. Eso, para mí, no sé para usted, es el sentido de una auténtica diplomacia cultural, lejos de las arenas del rencor y la conveniencia de corto plazo. Pero, más allá de eso, la propia idea de qué es la identidad nacional, el debate entre quienes somos y cómo nos vemos, pasa por apertura al diálogo y por el espejo del otro. Es cierto que las raíces son importantes, pero lo son más los frutos; es fundamental saber quién fue mi abuelo pero, como decía Lincoln, me importa más saber quién será su nieto. Mientras no partamos de la serenidad y de la aceptación de los hechos no podremos asimilar que cuanto nos ha ocurrido a través de las generaciones es el camino de lo que ya no tiene remedio, pero construirnos en todas las voces, manteniendo las memorias y aprendiendo que no somos una mexicanidad sino muchas no podremos definirnos más allá de los discursos pendencieros e ideologizados; no somos los aztecas ni los mayas, no somos los colonizadores ni los conquistadores, somos los que hemos decidido quedarnos y jugárnosla por este territorio que es también una constitución y una promesa de mañana, somos los de la periferia, los excluidos y los que ejercen el dominio; somos los que queremos dialogar con todos para entender que en realidad; somos un pacto de permanencia y no un paquete genético. No podemos olvidar que en la segunda guerra mundial muchos judíos se enteraron que lo eran cuando los nazis les avisaron, que no nos pase, que no confundamos grupo sanguíneo ni carga genética con identidad nacional porque eso, la pertenencia, es mucho más que sangre y derrota.    @cesarbc70" ["post_title"]=> string(40) "Josephine Baker, la francesa de Missouri" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(39) "josephine-baker-la-francesa-de-missouri" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-09-15 12:12:33" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-09-15 17:12:33" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=70473" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18559 (24) { ["ID"]=> int(70116) ["post_author"]=> string(1) "9" ["post_date"]=> string(19) "2021-09-06 10:38:37" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-09-06 15:38:37" ["post_content"]=> string(4794) "Querida Tora1: Se alborotó el cotarro, como dice la gente. Y es que los vecinos otra vez se acordaron de que no les han arreglado los baños, y que tienen que seguir usando los de las fondas cercanas, con  las molestias y el gasto que eso implica. Por lo tanto, le fueron a exigir al portero que se los arreglara. Pero, como de costumbre, el portero ni los recibió. Entonces, le hicieron una manifestación; y el otro día, cuando regresó de una visita a la Flor, se encontró con que la portería estaba bloqueada y no podía entrar. No sabes cómo se puso. Intentó abrirse paso, pero no se lo permitieron. Entonces les dijo que él era la máxima autoridad en la vecindad, y que no estaba dispuesto a ceder a chantajes de nadie; que a él nadie le hacía “esas cosas”, y que se quitaran o que se atuvieran a las consecuencias. Los guaruras sacaron sus pistolitas, pero él les hizo seña de que las guardaran; y con  toda la dignidad que pudo reunir, fue hacia los baños de la vecindad, porque ya “le andaba”, aunque no quería decirlo. Pero ¿qué crees? Los baños también  estaban bloqueados, y no pudo entrar. Y para mayor burla, el del 34 le dijo que usara los baños de las fondas cercanas, y que les hiciera un consumo para que le dieran permiso para emplearlos. Sin decir palabra, el portero se dirigió al King’s, seguro de que ahí le dejarían usar el baño sin hacer consumo (Acuérdate que el portero es el dueño del King’s, aunque nadie en la vecindad lo sabe). Yo quise ayudar a los vecinos, y corrí al King´s (Soy mucho más veloz que el portero). Cuando llegué, sólo estaba el encargado, porque ya era tarde. Pues me le enfrenté: maullé como nunca, le saqué las uñas, levanté la cola y brinqué encima de él. El pobre está calvo, y le llené de rayas el cuero cabelludo; al grado que el hombre salió corriendo y tropezándose, porque la sangre no le dejaba ver. Y, claro, llega el portero y se encuentra con el lugar cerrado. Hizo un buen entripado, y corrió a la fonda de enfrente. Allí, por supuesto, tuvo que ordenar algo para comer; y dijo que mientras se lo preparaban se iba a lavar las manos. Entró al baño. “se lavó las manos” y se paró en el lavabo para alcanzar la ventana y escapar por ahí, porque no quería que los vecinos se salieran con la suya. Con la novedad de que la cabeza sí le pasó por la ventana, pero la panza no. Por más que lo empujó el guarura que lo acompañó, lo único que consiguió fue rasguñarse los brazos; y que, al escuchar el dueño de la fonda los pujidos que emitía, entrara al baño a decirle que él no permitía cochinadas en su establecimiento, que se fueran a otra parte. Pero antes de que terminara de decirlo se dio cuenta de lo que estaba haciendo, y le dijo que no sólo iba a pagar lo que ya había ordenado, sin que tendría que ordenar, además, unos “machitos” muy apretados (No sé lo que eso sea, pero por la forma en que le dijo, a mi me sonó muy feo). Y que si no lo hacía, lo denunciaría a la policía por “acoso sexual indecente”, El portero, que no quería dar su brazo a torcer, ordenó al guarura que se comiera todo lo que el dueño de la fonda le sirvió (Hasta un postre de cajeta le obligó a comprar). Sólo entonces pudo salir; y los vecinos, que habían presenciado todo, lo dejaron pasar. Y cuando llegó a la portería se encontró con un  cartelón que decía “Ya sabes lo que te puede pasar si no nos arreglas los baños”. Yo estaba muy contento, porque al fin se habían levantado los vecinos a exigir sus derechos. Esa noche se pusieron a celebrar su triunfo ruidosamente; pero el día siguiente, nadie se acordó de pedir al portero que pusiera manos a la obra. Llamarada de petate: eso fue el levantamiento social que yo llevaba tanto tiempo esperando. ¿Volverán los vecinos a exigir sus derechos? ¿Será necesario que surja algún líder de arrastre entre ellos? Será interesante ver lo que pase… si es que algo pasa. Te quiere Cocatú 1 Contexto: Un alienígena arriba a la Ciudad de México y, convertido en gato, llega a vivir a una vecindad. Le escribe a Tora, quien lo espera en su planeta natal, sus impresiones sobre lo que ve en ese lugar. Su correspondencia tiene algo de crítica social y toques de humor." ["post_title"]=> string(17) "CARTAS A TORA 239" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(17) "cartas-a-tora-239" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-09-06 10:39:29" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-09-06 15:39:29" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=70116" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(19) ["max_num_pages"]=> float(10) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "dc000fa3fc10150349b52afb6eec1419" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
CARTAS A TORA 232

CARTAS A TORA 239

Querida Tora1: Se alborotó el cotarro, como dice la gente. Y es que los vecinos otra vez se acordaron de que no...

septiembre 6, 2021

Josephine Baker, la francesa de Missouri

En París, cerca de la escuela de Derecho de la Sorbona y del Jardín de Luxemburgo, se levanta el Panthéon, un augusto...

septiembre 15, 2021




Más de categoría
CARTAS A TORA 228

CARTAS A TORA 241

Querida Tora: El otro día amaneció la señora del 28 en un grito; ¡a su hijo le había salido...

septiembre 17, 2021

Josephine Baker, la francesa de Missouri

En París, cerca de la escuela de Derecho de la Sorbona y del Jardín de Luxemburgo, se levanta el...

septiembre 15, 2021

Francisco Múgica y la sucesión de 1940

El proceso de sucesión presidencial para el sexenio 1940 – 1946 tuvo un serio aspirante. Para muchos era el...

septiembre 15, 2021

A 50 años de Avándaro

Su nombre remite de inmediato a la música pop y a la televisión. Pero hace medio siglo, el productor...

septiembre 15, 2021