CARTAS A TORA 286

Cocatú, un alienígena en forma de gato, llega a vivir a una vecindad de la CDMX. Diario le escribe cartas a Tora, su amada, quien lo espera en una galaxia no muy lejana.

14 de octubre, 2022

Querida Tora:

Esas redes sociales… Son maravillosas, pero pasa cada cosa con ellas… Igual que allá, en nuestro planeta. Y si no, vas a ver lo que acaba de suceder con los del 41.

Desde hace mucho tiempo, el único que trabaja es el moreno. El güero se queda en la casa, a tener todo en orden, limpio y en buen estado. Además, sabe administrar muy bien el dinero; pero huelga decir que apenas le alcanza para llevar la casa. Pues el caso es que un día apareció con ropa nueva. Toda la vecindad se quedó patidifusa (incluyéndome a mí), porque era ropa de última moda, muy llamativa y, huelga decirlo también, muy cara. Cuando llegó el moreno y lo vio así, se quedó un momento inmóvil; se veía que quería decir algo, pero no podía… o no se atrevía. Por fin se salió y regresó hasta la noche, oliendo a alcohol. El güero se pasó todo el día de arriba para abajo, sin saber qué hacer; pero era evidente que estaba nervioso.

Yo me acerqué a su ventana para averiguar qué pasaba; pero todo lo que pude ver es que cenaron uno frente al otro (como todas las noches), pero sin dirigirse la palabra. Así estuvieron varios días, hasta que un día el moreno llegó a altas horas de la noche, borracho (se caía en las escaleras, no te digo más), se le plantó enfrente al güero y le dijo: “Ora sí vas a desembucharlo todo ¿Con quién me engañas?”. Así de claro, así de fuerte. El güero, con voz que apenas le salía de la garganta, respondió: “Con nadie. Yo soy incapaz…”. Pero el otro insistió, y lo acosaba y lo acosaba, hasta que el güero dijo: “Te lo voy a decir todo. Pero no te enojes, no me vayas a pegar”. Yo pensé que iba a haber una confesión muy sentida, contada a moco tendido, de un amor extraconyugal imprevisto. Pero, ¿sabes qué? Me equivoqué.

Lo que pasa es que el güero en sus ratos de ocio (que son muchos), se pone a ver las redes sociales. Y allí encontró una página que se llama “Sin Pantalones”. Ahí te inscribes, pagas una cuota, y tienes derecho a subir varias fotografías en las apareces, precisamente, sin pantalones (con los calzones no hay limitación). Las personas que consultan la página pagan algo por cada foto que ven; una parte es para los dueños de la página, y otra para el que subió las fotos. Y el güero se tomó unas selfies bastante atrevidas y las subió. Como te imaginarás, tuvo bastante éxito, y ahora ya no publica selfies, sino fotos de estudio, muy cuidadas, muy bien iluminadas para resaltar lo que más le interesa mostrar, con gran variedad de escenarios. Esas fotos se las toman en unos estudios que la misma página patrocina, y a veces resultan espectaculares.

No empieces a imaginarte cosas. Yo las vi para comprender lo que el güero estaba haciendo, no por motivos morbosos; porque yo soy tan distinto a los habitantes de este planeta que sus cuerpos me interesan solamente por motivos científicos, y no tengo pensamientos de otro tipo. Y no te voy a dar la dirección para que las veas tu, no importa cómo te pongas, porque no son propias para muchachas decentes e hijas de casa, que es lo que tú eres (afortunadamente para mi y para tu mamá, que se pasado la vida cuidándote de todo mal). Si te estoy contando ésto es para que veas a dónde conducen el libertinaje y el abuso del progreso de las ciencias. A mi estas cosas me dan lástima, porque ya ves las consecuencias que estos inventos pueden tener.

Bueno, a lo que iba. El moreno le creyó al güero; y después de que examinó la susodicha página lo perdonó, pero le pidió que no siguiera publicando fotos suyas, porque sentía muy feo que se exhibiera ante perfectos desconocidos (en realidad eran celos, pero su dignidad – o vanidad, tal vez – le impidió admitirlo); y que si quería comprarse ropa o alguna otra cosa, se lo pidiera; y que él le daría cuanto pudiera darle para tenerlo contento.

Total, que se echaron  a reír y a llorar por turnos, y la felicidad volvió al maltratado hogar. ¿Qué te parece?

Te quiere

Cocatú

Comentarios


object(WP_Query)#18011 (52) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(84584) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "02-11-2022" ["before"]=> string(10) "30-11-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(66) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(84584) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "02-11-2022" ["before"]=> string(10) "30-11-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "cultura-para-todos" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["update_menu_item_cache"]=> bool(false) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18015 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18013 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18014 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "02-11-2022" ["before"]=> string(10) "30-11-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-11-02 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-11-30 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (84584) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (14) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18012 (24) { ["ID"]=> int(85411) ["post_author"]=> string(2) "59" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-07 14:39:38" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-07 19:39:38" ["post_content"]=> string(3237) "No sabía qué libro de Camus compartir con ustedes. Sí, uno de Camus, porque en noviembre (hoy) se conmemora su natalicio. Estaba entre La peste, El extranjero y Los justos. Finalmente me decanté por Los justos, pues, además de ser una obra de teatro, el planteamiento es tan profundo que harían falta varios volúmenes de filosofía para explicarlo: ¿es posible fundamentar el bien sin Dios?  Los pensadores religiosos, principalmente los católicos, dirían que no. Y he ahí la famosa frase de Dostoievsky (“Los hermanos Karamazov”) que suelen citar, “Si Dios no existe, todo está permitido”, lo cual, a contrario sensu, significa que Dios es el fundamento último del bien, de modo que, suponiendo su no existencia, no habría forma de distinguir el bien del mal. Los existencialistas, especialmente Sartre y Camus, pensaron que esta máxima era falsa, y se propusieron demostrarlo, cada uno a su modo: Sartre y su idea de que el existencialismo es un humanismo (dado que era ateo, habría que afinar el sentido de la frase y decir que el existencialismo ateo es un humanismo, o, en corto, que el ateísmo es un humanismo); y Camus, a través de Los justos. Muy brevemente: unos terroristas planean el asesinato de un alto funcionario del Zar, que representa la injusticia y la opresión que vive el pueblo ruso. Kaliayev se encargará de arrojar la bomba. Llegado el momento, Kaliayev es incapaz de lanzar la bomba porque el funcionario va acompañado de sus pequeños sobrinos. Kaliayev, que es ateo y terrorista, no es capaz de matar también a los niños, a fin de cuentas inocentes, porque aún en estas circunstancias tan extremas, sabe que matar a un inocente es intrínsecamente malo, aunque se trate de un efecto no querido en sí mismo, sino implícito irremediablemente en la acción justa de quitar la vida a un tirano.  El contraargumento lógico que esgrime Federov, su compañero terrorista, es que si tanto le preocupan a Kaliayev las vidas de los niños inocentes, no haber matado al funcionario del Zar, aunque hubieren muerto dos niños, implicará que muchos niños más del pueblo morirán por causa de la opresión y la injusticia. Y además, cuando los inocentes sobrinos del funcionario crezcan, oprimirán al pueblo y matarán a muchos niños, igual que el tío. ¿Vale más la vida de esos niños, sobrinos del opresor y destinados a ser también opresores, que la vida de los niños oprimidos de Rusia? A través de esta obra de teatro Camus mostrará que, aún si Dios no existiera, es posible fundamentar el bien." ["post_title"]=> string(100) "Somos lo que leemos | “Los justos” de Camus: ¿es posible fundamentar el bien desde el ateísmo?" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(97) "somos-lo-que-leemos-%e2%8f%90-los-justos-de-camus-es-posible-fundamentar-el-bien-desde-el-ateismo" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-07 14:48:06" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-07 19:48:06" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=85411" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17980 (24) { ["ID"]=> int(85801) ["post_author"]=> string(2) "97" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-17 13:36:42" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-17 18:36:42" ["post_content"]=> string(2777) "Voy como un vagabundo tras de ti siguiendo tus pasos. Camino siguiendo el aroma que dejas en el aire: ese perfume de mujer que te distingue por ser único. Me convierto en el viento que revuela tu cabello, acaricio tu cuello y juego entre tus ropas. No te puedo alcanzar. Solo puedo ver tu imagen en mi celular. Tu sonrisa ilumina la pantalla mientras tu cuerpo seduce mi mirada. Mi mente viaja sin pensar y mis manos se deslizan en tu tersa piel. Todo lo puedo en la intimidad de mi imaginación. Recorro tu cuerpo centímetro a centímetro. Puedo sentir el calor que irradias, esa energía que es como un imán que me atrae involuntariamente. Te extraño aunque  las redes sociales me hagan sentir que estoy a tu lado, a un minuto de ti.  Ese minuto se va convirtiendo en segundos que se reducen a cada instante, hasta que por fin te alcanzo,  llegando así ese momento en que estoy a tu lado para poder materializar ese amor que siento por ti. Ahora estoy frente a ti. Nuestras miradas chocan aunque a veces quieren evitarse para no evidenciar lo que siente el uno por el otro y empiece el juego de la seducción. Nuestros rostros sonríen provocando nuestro acercamiento sin que la voluntad se imponga. Mi mano busca la tuya. Se encuentran de manera improvisada pero deseada.  Nuestros cuerpos se comunican sin palabras pero con gran entendimiento, como si hubieran estado juntos siempre o, mejor aún, como si fueran uno mismo. Todo esto pasa a un minuto de ti, un lapso breve que alarga la distancia una distancia que está a 60 segundos del deseo que se convierte en amor. Puedo soñar contigo cuando estás lejos y sentir que estás a mi lado. Es por eso que cuando te extraño me transporto al interior de mis sentimientos para estar cerca de ti. Y cuando por fin te alcanzo, te rodeo de caricias y palabras que te hacen viajar en mi mundo de seducción.  A veces me pregunto ¿qué es lo verdadero? Dos mundos se interponen, el virtual y el real, en uno estamos juntos por una centuria; en otro nos separan las manecillas del reloj.  Me da miedo pensar que soy uno de tantos, que persiguen tus pasos a cada instante. Mis sentimientos me traicionan pero tu mirada y tus besos me confirman que sientes lo mismo que yo. Por eso te digo ven a mí, que quiero comunicar lo que siento por ti sin hablar: vivamos un eterno minuto que dure toda la vida.  “ESTA ES LA NATURALEZA DE MI SER”." ["post_title"]=> string(17) "A un minuto de ti" ["post_excerpt"]=> string(201) "“El amor es una ilusión, una historia que uno construye en su mente, consciente todo el tiempo de que no es verdad, y por eso pone cuidado en no destruir la ilusión”. -Virginia Woolf (1882-1941)." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(17) "a-un-minuto-de-ti" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-17 13:36:42" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-17 18:36:42" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=85801" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18012 (24) { ["ID"]=> int(85411) ["post_author"]=> string(2) "59" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-07 14:39:38" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-07 19:39:38" ["post_content"]=> string(3237) "No sabía qué libro de Camus compartir con ustedes. Sí, uno de Camus, porque en noviembre (hoy) se conmemora su natalicio. Estaba entre La peste, El extranjero y Los justos. Finalmente me decanté por Los justos, pues, además de ser una obra de teatro, el planteamiento es tan profundo que harían falta varios volúmenes de filosofía para explicarlo: ¿es posible fundamentar el bien sin Dios?  Los pensadores religiosos, principalmente los católicos, dirían que no. Y he ahí la famosa frase de Dostoievsky (“Los hermanos Karamazov”) que suelen citar, “Si Dios no existe, todo está permitido”, lo cual, a contrario sensu, significa que Dios es el fundamento último del bien, de modo que, suponiendo su no existencia, no habría forma de distinguir el bien del mal. Los existencialistas, especialmente Sartre y Camus, pensaron que esta máxima era falsa, y se propusieron demostrarlo, cada uno a su modo: Sartre y su idea de que el existencialismo es un humanismo (dado que era ateo, habría que afinar el sentido de la frase y decir que el existencialismo ateo es un humanismo, o, en corto, que el ateísmo es un humanismo); y Camus, a través de Los justos. Muy brevemente: unos terroristas planean el asesinato de un alto funcionario del Zar, que representa la injusticia y la opresión que vive el pueblo ruso. Kaliayev se encargará de arrojar la bomba. Llegado el momento, Kaliayev es incapaz de lanzar la bomba porque el funcionario va acompañado de sus pequeños sobrinos. Kaliayev, que es ateo y terrorista, no es capaz de matar también a los niños, a fin de cuentas inocentes, porque aún en estas circunstancias tan extremas, sabe que matar a un inocente es intrínsecamente malo, aunque se trate de un efecto no querido en sí mismo, sino implícito irremediablemente en la acción justa de quitar la vida a un tirano.  El contraargumento lógico que esgrime Federov, su compañero terrorista, es que si tanto le preocupan a Kaliayev las vidas de los niños inocentes, no haber matado al funcionario del Zar, aunque hubieren muerto dos niños, implicará que muchos niños más del pueblo morirán por causa de la opresión y la injusticia. Y además, cuando los inocentes sobrinos del funcionario crezcan, oprimirán al pueblo y matarán a muchos niños, igual que el tío. ¿Vale más la vida de esos niños, sobrinos del opresor y destinados a ser también opresores, que la vida de los niños oprimidos de Rusia? A través de esta obra de teatro Camus mostrará que, aún si Dios no existiera, es posible fundamentar el bien." ["post_title"]=> string(100) "Somos lo que leemos | “Los justos” de Camus: ¿es posible fundamentar el bien desde el ateísmo?" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(97) "somos-lo-que-leemos-%e2%8f%90-los-justos-de-camus-es-posible-fundamentar-el-bien-desde-el-ateismo" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-07 14:48:06" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-07 19:48:06" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=85411" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(19) ["max_num_pages"]=> float(10) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "b1a6897f22cb5cf36bf18545cb64a74f" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["allow_query_attachment_by_filename":protected]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

Somos lo que leemos | “Los justos” de Camus: ¿es posible fundamentar el bien desde el ateísmo?

No sabía qué libro de Camus compartir con ustedes. Sí, uno de Camus, porque en noviembre (hoy) se conmemora su natalicio. Estaba...

noviembre 7, 2022

A un minuto de ti

“El amor es una ilusión, una historia que uno construye en su mente, consciente todo el tiempo de que no es verdad,...

noviembre 17, 2022




Más de categoría

Somos lo que leemos – “La mujer de tu prójimo”, un explosivo libro sobre la liberación sexual

Título: La mujer de tu prójimo. Autor: Gay Talese. Editorial: Debate. 538 páginas. Mi calificación: 4 de 5 estrellas.

noviembre 25, 2022

Capitanes y Banksy: actividades chilangas muy recomendables

El deporte conocido como ráfaga regresó a tierra chilangas este mes de noviembre con su poderoso equipo “Capitanes”, cuya...

noviembre 25, 2022
CARTAS A TORA 228

CARTAS A TORA 291

Querida Tora: Ahora hay un campeonato internacional de futbol (ese juego en que le pegan patadas a una pelota,...

noviembre 25, 2022

Brebaje olímpico

Historia de amor.

noviembre 23, 2022