Arte Rupestre y Fragmentismo de Jesús Gonzalo Morón Villarreal

“La pasión del artista es pintar”.

18 de abril, 2022 Arte Rupestre y Fragmentismo de Jesús Gonzalo Morón Villarreal

-Jesús Gonzalo Morón

Jesús Gonzalo Morón Villarreal, pintor desde 1970, petrograbador desde 2010 y poeta (1970), es autor de varios libros entre los cuales destaca Arte Rupestre y Fragmentismo.

Semblanza

Jesús Gonzalo nació un 7 de diciembre de 1952 en General Zuazua (Nuevo León). Sus padres fueron Gonzalo Morón Trejo originario de Parras de la Fuente, Coahuila y Clariza Emma Villarreal Montemayor originaria de General Zuazua, Nuevo León.

Cursa Kindergarten en Zuazua (N.L). Fue su maestra Herminia Martínez. Aprende sus primeras letras en la escuela Jesús María Montemayor. Sus maestras fueron: Ramona Petra Galván Montemayor en General Zuazua, (Nuevo León). El tío Jesús Morón Trejo fue discípulo de Sazkia Juárez y animó al joven artista a pintar, enseñándole lo que él aprendía en la Escuela de Artes Visuales (UANL) en Monterrey y así, pasaba sus lecciones aprendidas en la universidad con la maestra Sazkia.

Emigra a los Estados Unidos del Norte y cursa Secundaria y Preparatoria en 1969, en la escuela Cooper Upper School. Se gradúa en el Colegio Chicago Cook Collage. Ingresa a los cursos de arte en la escuela de Arte del Instituto de Arte de Chicago, en Chicago Illinois. Siendo estudiante, conoce a Pablo Picasso, cuando hacen su develación de su escultura MUJER en la Plaza Daley frente al rascacielos el John Hankock y Salvador Dalí en la Galería Merril Chase Gallery.

Objetivo del libro

Blanca Aurora Peña Cervantes, Crítica de Arte y Directora del Museo Morón, menciona que la intención de este libro es “orientar al interesado en conocimiento del significado del simbolismo grabado en las piedras del desierto de Parras y la Laguna de Mayran. Incluyendo los estados que conforman la Gran Chichimeca”.

El Fragmentismo, estilo único del maestro Jesús Morón Villarreal, pretende tejer la historia que los siglos han mantenido en las piedras chichimecas, códices y pintura rupestre. Los petrograbados que eternizaron el pensamiento otomí y nahua. “Las obras presentadas en este libro son la creación, del maestro, el primer mural de arte rupestre único en el mundo, dentro de un Teocalli, que también es creación del artista. Además de su obra plástica Negativa y Fragmentada. También, incluye las pinturas de caballete y murales que se encuentran en el Museo Morón”.

El artista presenta las técnicas ancestrales de la pintura de los Tlacuilos, los utensilios rudimentarios y primitivos que lograron crear arte y papel de ixtle u amate, que el pintor Tlacuilo dejó como legado a la humanidad, en su paso por nuestro mundo contemporáneo. Además, muestra la técnica de cómo pintar un fresco portátil, pinturas sobre papel de amate, ritos reglamentarios que eran parte de la creación del Tlacuilo Tolteca y la gran Toltecayotl.

Jesús Morón afirma que “La pasión del artista es pintar”.

Referencia

Morón Villarreal, Jesús Gonzalo (2022). Arte Rupestre y Fragmentismo. Gaceta de Texas.

Museo Morón. Calle Josefa Ortiz de Domínguez 17 esquina con 12 de abril. Parras de la Fuente, Coahuila.

https://www.facebook.com/profile.php?id=100007684906572

[email protected] 

Contacto

ORCID ID https://orcid.org/0000-0002-5708-428X

[email protected] 

www.facebook.com/angelica.murillo.5496 

https://www.facebook.com/RIEHMTY 

Comentarios


object(WP_Query)#18035 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(77946) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "21-07-2022" ["before"]=> string(10) "18-08-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(77946) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "21-07-2022" ["before"]=> string(10) "18-08-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "cultura-para-todos" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18033 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18009 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18040 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "21-07-2022" ["before"]=> string(10) "18-08-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-07-21 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-08-18 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (77946) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (14) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18036 (24) { ["ID"]=> int(81912) ["post_author"]=> string(2) "77" ["post_date"]=> string(19) "2022-08-09 10:55:19" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-08-09 15:55:19" ["post_content"]=> string(5556) "-“Nuestra época es una enorme guillotina”. Daniel Salinas Basave (1974), escritor mexicano.  Tener más de sesenta años en el siglo veintiuno nos da la oportunidad de contrastar realidades muy distintas que han ocurrido entre que nacimos y el presente, cuando maduramos. Entre esas maravillas está la tecnología de punta con todo lo que conlleva, bueno y malo. En mi infancia los aparatos telefónicos residenciales eran de pasta, color negro, pesados y con disco. Se descolgaba el auricular después de haber timbrado el aparato un montón de veces, no como ahora que en poco tiempo se corta  la llamada y nos manda a buzón. El teléfono de casa de mis papás era una combinación simpática de dígitos: 2 02 24.  En esos tiempos ser propietario de una línea significaba tener acciones de “Teléfonos de México”.  Recuerdo unas planas color verde pálido con perforaciones que permitían ir desprendiendo pequeñas secciones de éstas. Para mí resultaba todo un misterio ver que mi madre recortara unas cuantas como si fueran pequeños cupones, acudiera al banco donde se las intercambiaban por dinero constante y sonante. Más de una vez habrá salvado mi santa madre aquellos pliegos de mis manos inquietas, que quisieron apropiárselos para jugar al “compra y vende” con mis muñecas. Volviendo a los medios de comunicación, las llamadas de larga distancia se hacían a través de operadora, ya fueran directas o por cobrar, de preferencia en la noche, cuando las tarifas eran menores. Tengo muy presente una memoria de mi infancia: en un período en que viví en Ciudad Camargo (Chihuahua), la casa tenía un teléfono de pared sin disco. Se pedían las llamadas locales por operadora. No pocas veces llegaban vecinos solicitando el uso del teléfono para alguna emergencia. Pasamos de esos aparatos de fabricación burda a unos de plástico.  Los colores se suavizaron, había grises, blancos y color crema; verdes y rojos.  Más adelante, el disco giratorio fue sustituido por botones que se presionaban para marcar el número deseado. Apareció la larga distancia automática (LADA), y con los vaivenes políticos y económicos la telefonía se abarató, y dejó de ser tan costoso hacer una larga distancia. De ahí brincamos a los inalámbricos, que representaron una gran ventaja, y ya con la aparición de la telefonía celular a partir de la década de los noventa del siglo pasado, las cosas sufrieron cambios definitivos. Las preguntas que nos hacen los “millennials” son lógicas para ellos: ¿cómo vivíamos nosotros en esos tiempos sin teléfonos celulares?; ¿cómo se avisaba dónde andábamos, o cómo nos comunicábamos para notificar que ya habíamos llegado? En realidad, cuando mis hijos atravesaron la adolescencia en el primer decenio de este siglo, ya había celulares, su uso era caro y restringido, pero era una tranquilidad saber que podíamos comunicarnos con ellos en cualquier momento.  No había GPS ni todas las monadas que vinieron más adelante, como las redes familiares de comunicación, pero sí, el teléfono celular nos dio más opciones para estar en contacto.  Pensándolo bien, también nos generó problemas que antes no hubiéramos acaso imaginado. La llegada de los hipervínculos propios de la Web2  fue el gran salto cuántico en lo que respecta a la información.  Desde mi equipo podía conectarme a un sitio en la red y de ahí a otro y a otro, hasta obtener los resultados deseados en mi búsqueda. Ello permitió explorar cambios de lo más diversos, desde cómo destapar un caño hasta cómo elaborar bombas artesanales. De repente comenzamos a sentir que el conocimiento más vasto estaba en la punta de nuestros dedos, y que podíamos volvernos expertos en los temas que procuráramos con ahínco. Ello ha derivado en la generación de eruditos de escritorio que suponen tener la respuesta a cualquier problema: Desde las grandes dudas existenciales del ser humano, hasta los efectos colaterales del recién surgido antiviral Paxlovid.  En cuestiones médicas es grave dar por sentado que la búsqueda de respuestas en la red sustituye la preparación formal de un médico a lo largo de muchos años, lo que le coloca en posición de entender con fundamentos el mecanismo de la enfermedad, sus manifestaciones y posibles tratamientos, entre otras muchas cosas. Hay que agregar un efecto deletéreo más: de forma paradójica la hipercomunicación ha provocado un mayor aislamiento. El individuo se coloca frente a su equipo electrónico y entra en contacto con infinidad de personas, pero a la vez se siente desamparado, sin un rostro amigable frente al cual expresarse y sin la tranquilidad de sentir un abrazo afectuoso. Los seres humanos nos convertimos en islas en la esfera emocional. Cada época tiene sus atributos. Habrá, pues, que saber aprovechar las ventajas de la época actual sin desprendernos totalmente de los beneficios de épocas anteriores, en particular lo que tiene que ver con la comunicación cara a cara. Ningún equipo tecnológico nos proveerá de la empatía que necesitamos para vivir en óptimas condiciones." ["post_title"]=> string(20) "Fábrica de eruditos" ["post_excerpt"]=> string(177) "La tecnología de punta facilita infinidad de procesos de conocimiento y comunicación, pero a la vez genera estados emocionales con los que apenas estamos aprendiendo a lidiar." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(19) "fabrica-de-eruditos" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-08-09 12:22:59" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-08-09 17:22:59" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=81912" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17941 (24) { ["ID"]=> int(82286) ["post_author"]=> string(3) "180" ["post_date"]=> string(19) "2022-08-17 11:02:40" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-08-17 16:02:40" ["post_content"]=> string(6312) "El pasado viernes 12 de agosto,  el escritor Salman Rushdie fue atacado por un hombre en un evento que estaba llevándose a cabo en Nueva York.  Al leer y escribir sobre esto, incluso uno siente una especie de golpe en el estómago.  Lo que inicialmente es una noticia terrible (y lo es), tiene implicaciones más profundas si se analiza con mayor profundidad. Mientras que los motivos del ataque aún no han sido establecidos, es muy probable que tenga que ver con su obra Los versos satánicos, publicada en 1988. Es decir, lo que ocurrió en Nueva York puede expresarse como sigue:  Salman Rushdie fue atacado (con claras intenciones homicidas) por haber escrito un libro. Cuesta trabajo leerlo, mucho más creerlo, ¿no es así? En esta época, cualquiera de nosotros puede poner en riesgo su vida al escribir un libro. O por escribir un tuit “ofensivo” (y uso las comillas, porque en esta época lo que resulta “ofensivo” se puede reducir a cualquier cosa que lastime los sentimientos de alguien). O simplemente por expresar una opinión, sin importar lo bien o mal que esté fundamentada.  En el caso de Salman Rushdie, todo inició cuando el ayatolá Ruhollah Khomeini, describió Los versos satánicos como un insulto al Islam y al profeta Mahoma. Por esta razón, en 1989, emitió un decreto religioso (o fatua), en el que pedía la muerte de Salman Rushdie. Esto obligó al escritor a vivir en el exilio. Muchas personas relacionadas con la publicación y traducción de la obra fueron asesinadas por esta razón. La saga de los seguidores del Islam contra el escritor continuó durante décadas, con la terrible culminación de lo ocurrido la semana pasada.  A raíz de estos hechos, merece la pena preguntarse, ¿de verdad escribir un libro que resulta «ofensivo» justifica ser objeto de un ataque mortal? ¿Expresar nuestras ideas en una obra nos debe poner en peligro si alguien resulta “ofendido”? ¿En verdad estamos listos, como sociedad, para sacrificar la libertad de expresión con tal de “resguardar” los sentimientos de ciertos grupos? Esta situación que vivimos actualmente tiene muchos defensores en todo el espectro político y, peligrosamente, parece ganar más adeptos cada día; sin embargo, es algo muy peligroso responder a las “ofensas” con violencia. La lógica que muchos grupos siguen hoy es esta: “has ofendido mi religión/creencia política/identidad al realizar este acto, por tanto, es justificable (e incluso deseable) matarte”. Cualquier persona o grupo que se vea “ofendido” por la cosa más nimia, como un comentario u opinión en redes sociales, sentirá que tiene permiso de atacar a otro ser humano de la manera más violenta. Esta lógica fue lo que motivó el ataque a la revista Charlie Hebdo en 2015. Y el viernes pasado, el mismo razonamiento mostró su horrible cabeza con el ataque a Salman Rushdie.  El derecho a la libre expresión no es algo que haya caído del cielo ni algo que siempre esté seguro, como la historia nos lo demuestra. Es algo por lo que la humanidad ha luchado durante siglos y, hoy más que nunca, está en riesgo. Diversos factores han contribuido a ello, como el creciente conformismo de la sociedad (exacerbado por un aumento en la existencia de los gobiernos paternalistas) y la fanatización de ciertos grupos. No hay que olvidar que otros grupos también han emprendido una guerra contra aquellos que consideran “herejes”. Por ejemplo, la escritora J.K. Rowling ha sido una crítica tenaz del movimiento trans más hardcore y, por ello, ha recibido constantes amenazas de muerte por sus opiniones. Es verdad, en todos los campos del quehacer humano hay ideas dañinas, que deben ser aborrecidas; sin embargo, también hay ideas que no lo son, y que debemos aprender a convivir con ellas incluso si no las compartimos. En ningún caso se justifica recurrir a la violencia para acallar una idea o una opinión.  Está bien no estar de acuerdo con Rushdie o Rowling. Está bien no ser admiradores de la obra de dichos autores. Sin embargo, si hay algo en sus ideas que deba ser rebatido, la única arma que debe utilizarse es la de las ideas mismas, la de la razón y la discusión. Así es como la humanidad ha avanzado durante siglos, gracias al hecho de que todos debemos tener el derecho a disentir. Sólo con discusión, la humanidad crece; cuando se callan las ideas con las que no comulgamos a través de la fuerza más bárbara, la humanidad pierde. Por ello, es nuestro deber defender el derecho que todos tenemos a expresarnos, especialmente cuando haya ideas que nos parezcan contrarias a nuestro sistema de creencias y valores.  Esta vez, fue Salman Rushdie, pero, de seguir esta tendencia, mañana puedes ser tú, tus amigos o tu familia. La libertad de expresión está en peligro y es deber de todos, no sólo de los escritores, artistas y políticos, defenderla.  Por estas razones, el ataque que sufrió Salman Rushdie es un ataque a la humanidad misma. " ["post_title"]=> string(59) "El ataque contra Salman Rushdie es un ataque a la humanidad" ["post_excerpt"]=> string(143) "El atentado contra Salman Rushdie también es un ataque contra la libertad de expresión, uno de los pilares fundamentales de la Democracia. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(59) "el-ataque-contra-salman-rushdie-es-un-ataque-a-la-humanidad" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-08-17 11:02:40" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-08-17 16:02:40" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=82286" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18036 (24) { ["ID"]=> int(81912) ["post_author"]=> string(2) "77" ["post_date"]=> string(19) "2022-08-09 10:55:19" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-08-09 15:55:19" ["post_content"]=> string(5556) "-“Nuestra época es una enorme guillotina”. Daniel Salinas Basave (1974), escritor mexicano.  Tener más de sesenta años en el siglo veintiuno nos da la oportunidad de contrastar realidades muy distintas que han ocurrido entre que nacimos y el presente, cuando maduramos. Entre esas maravillas está la tecnología de punta con todo lo que conlleva, bueno y malo. En mi infancia los aparatos telefónicos residenciales eran de pasta, color negro, pesados y con disco. Se descolgaba el auricular después de haber timbrado el aparato un montón de veces, no como ahora que en poco tiempo se corta  la llamada y nos manda a buzón. El teléfono de casa de mis papás era una combinación simpática de dígitos: 2 02 24.  En esos tiempos ser propietario de una línea significaba tener acciones de “Teléfonos de México”.  Recuerdo unas planas color verde pálido con perforaciones que permitían ir desprendiendo pequeñas secciones de éstas. Para mí resultaba todo un misterio ver que mi madre recortara unas cuantas como si fueran pequeños cupones, acudiera al banco donde se las intercambiaban por dinero constante y sonante. Más de una vez habrá salvado mi santa madre aquellos pliegos de mis manos inquietas, que quisieron apropiárselos para jugar al “compra y vende” con mis muñecas. Volviendo a los medios de comunicación, las llamadas de larga distancia se hacían a través de operadora, ya fueran directas o por cobrar, de preferencia en la noche, cuando las tarifas eran menores. Tengo muy presente una memoria de mi infancia: en un período en que viví en Ciudad Camargo (Chihuahua), la casa tenía un teléfono de pared sin disco. Se pedían las llamadas locales por operadora. No pocas veces llegaban vecinos solicitando el uso del teléfono para alguna emergencia. Pasamos de esos aparatos de fabricación burda a unos de plástico.  Los colores se suavizaron, había grises, blancos y color crema; verdes y rojos.  Más adelante, el disco giratorio fue sustituido por botones que se presionaban para marcar el número deseado. Apareció la larga distancia automática (LADA), y con los vaivenes políticos y económicos la telefonía se abarató, y dejó de ser tan costoso hacer una larga distancia. De ahí brincamos a los inalámbricos, que representaron una gran ventaja, y ya con la aparición de la telefonía celular a partir de la década de los noventa del siglo pasado, las cosas sufrieron cambios definitivos. Las preguntas que nos hacen los “millennials” son lógicas para ellos: ¿cómo vivíamos nosotros en esos tiempos sin teléfonos celulares?; ¿cómo se avisaba dónde andábamos, o cómo nos comunicábamos para notificar que ya habíamos llegado? En realidad, cuando mis hijos atravesaron la adolescencia en el primer decenio de este siglo, ya había celulares, su uso era caro y restringido, pero era una tranquilidad saber que podíamos comunicarnos con ellos en cualquier momento.  No había GPS ni todas las monadas que vinieron más adelante, como las redes familiares de comunicación, pero sí, el teléfono celular nos dio más opciones para estar en contacto.  Pensándolo bien, también nos generó problemas que antes no hubiéramos acaso imaginado. La llegada de los hipervínculos propios de la Web2  fue el gran salto cuántico en lo que respecta a la información.  Desde mi equipo podía conectarme a un sitio en la red y de ahí a otro y a otro, hasta obtener los resultados deseados en mi búsqueda. Ello permitió explorar cambios de lo más diversos, desde cómo destapar un caño hasta cómo elaborar bombas artesanales. De repente comenzamos a sentir que el conocimiento más vasto estaba en la punta de nuestros dedos, y que podíamos volvernos expertos en los temas que procuráramos con ahínco. Ello ha derivado en la generación de eruditos de escritorio que suponen tener la respuesta a cualquier problema: Desde las grandes dudas existenciales del ser humano, hasta los efectos colaterales del recién surgido antiviral Paxlovid.  En cuestiones médicas es grave dar por sentado que la búsqueda de respuestas en la red sustituye la preparación formal de un médico a lo largo de muchos años, lo que le coloca en posición de entender con fundamentos el mecanismo de la enfermedad, sus manifestaciones y posibles tratamientos, entre otras muchas cosas. Hay que agregar un efecto deletéreo más: de forma paradójica la hipercomunicación ha provocado un mayor aislamiento. El individuo se coloca frente a su equipo electrónico y entra en contacto con infinidad de personas, pero a la vez se siente desamparado, sin un rostro amigable frente al cual expresarse y sin la tranquilidad de sentir un abrazo afectuoso. Los seres humanos nos convertimos en islas en la esfera emocional. Cada época tiene sus atributos. Habrá, pues, que saber aprovechar las ventajas de la época actual sin desprendernos totalmente de los beneficios de épocas anteriores, en particular lo que tiene que ver con la comunicación cara a cara. Ningún equipo tecnológico nos proveerá de la empatía que necesitamos para vivir en óptimas condiciones." ["post_title"]=> string(20) "Fábrica de eruditos" ["post_excerpt"]=> string(177) "La tecnología de punta facilita infinidad de procesos de conocimiento y comunicación, pero a la vez genera estados emocionales con los que apenas estamos aprendiendo a lidiar." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(19) "fabrica-de-eruditos" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-08-09 12:22:59" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-08-09 17:22:59" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=81912" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(19) ["max_num_pages"]=> float(10) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "4165d3168c5ee500298488d389e96491" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

Fábrica de eruditos

La tecnología de punta facilita infinidad de procesos de conocimiento y comunicación, pero a la vez genera estados emocionales con los que...

agosto 9, 2022
El ataque contra Salman Rushdie es un ataque a la humanidad

El ataque contra Salman Rushdie es un ataque a la humanidad

El atentado contra Salman Rushdie también es un ataque contra la libertad de expresión, uno de los pilares fundamentales de la Democracia....

agosto 17, 2022




Más de categoría
El ataque contra Salman Rushdie es un ataque a la humanidad

El ataque contra Salman Rushdie es un ataque a la humanidad

El atentado contra Salman Rushdie también es un ataque contra la libertad de expresión, uno de los pilares fundamentales...

agosto 17, 2022
gente en juicio dibujo

El origen religioso de libertad e igualdad

Libertad e igualdad se necesitan y condicionan. Una sin la otra conduce a sociedades disfuncionales y a la infelicidad...

agosto 16, 2022
Las pequeñas cosas: vita brevis

Las pequeñas cosas: vita brevis

Largo ha sido el camino para la recuperación de la cotidianidad y si en México los artistas no viven...

agosto 15, 2022

La Sociedad Nuevoleonesa de Historia, Geografía y Estadística, AC presenta su Revista ROEL

La Sociedad Nuevoleonesa de Historia, Geografía y Estadística AC presentó su edición institucional de la Revista ROEL Conmemorativa con...

agosto 12, 2022