Svante Pääbo, Premio Nobel de Fisiología y Medicina 2022

Quiénes somos y de dónde venimos han sido preguntas muy significativas que han inquietado a muchos estudiosos a lo largo de todas las épocas.

10 de noviembre, 2022 Svante Pääbo, Premio Nobel de Fisiología y Medicina 2022

El 3 de octubre de 2022 Thomas Perlmann, secretario del Karolinska Institute’s Nobel Assembly, anunció al Dr. Svante Pääbo del Instituto Max Planck en Leipzig como ganador del premio Nobel en Fisiología y Medicina por sus descubrimientos relacionados con la evolución de los genomas de homínidos* extintos.  La solución y el logro de estos desafíos implicó la modificación y el desarrollo de nuevas metodologías para extraer y caracterizar los genomas de estos ejemplares prehistóricos y también dio margen al nacimiento y desarrollo de una disciplina científica: la paleogenómica, que literalmente viene siendo una mezcla de paleontología y genética. La historia apenas empieza, es una serie de sorpresas, todavía hay mucho que averiguar.

El Dr. Pääbo es un obsesivo del tema. Empezó a extraer DNA de fósiles prehistóricos desde 1977, siempre ha estado interesado en averiguar quiénes somos, de dónde venimos y a dónde vamos, mismas incógnitas que aún no tienen solución y que han inquietado a una gran variedad de personalidades extravagantes de todas las épocas, tales como filósofos, arqueólogos, paleontólogos, artistas, biólogos, etc. Todos han contribuido con sus aportaciones, han propuesto sus teorías y sus hipótesis, pero aún no se ha obtenido una conclusión más definida.

Las evidencias paleontológicas señalan que los ancestros del Homo sapiens aparecieron en África hace aproximadamente 300 000 años. Otro grupo de homínidos, los Nearderthalensis aparecieron en Europa y el Noroeste Asiático hace 400 000 años; existen evidencias de que estos grupos prehistóricos convivieron por miles de años y se recombinaron.

Nuestros cuerpos contienen dos tipos de DNA: el nuclear que contiene toda la información del genoma y se localiza en el núcleo de todas las células; y el mitocondrial, que solo se sintetiza en partículas celulares encargadas de la producción de energía. Estos últimos son partículas mucho más pequeñas, provistas con los marcadores genéticos necesarios para los análisis, justo lo necesario para los objetivos del estudio

El Dr. Pääbo y su grupo empezaron sus extracciones de DNA a finales de los 70, después de muchas experiencias en diversos laboratorios, se decidieron por utilizar DNA mitocondrial (mDNA) para evitar el manejo de polímeros voluminosos e   incrementar la precisión de los análisis. 

En 1990, los investigadores lograron caracterizar una fracción del DNA mitocondrial extraída de una muestra de Nearderthalensis desaparecido hace 30 000 años, la cual compararon con muestras de otros homínidos incluyendo al hombre contemporáneo. Los resultados fueron asombrosos: los DNA fueron distintos, lo cual significaba un proceso evolutivo diferente que establecía plenamente las identidades y diferencias genéticas de los homínidos. 

Las sorpresas no terminaron ahí. En 2008 se encontraron los restos de un humanoide en Denisova, Siberia, que vivió hace 40 000 años. Las evidencias fueron inquietantes ya que los perfiles de DNA, aunque en cantidades muy reducidas, resultaron similares a los del hombre actual y a los del Nearderthalensis (aunque en proporción muy reducida). Se trataba de un nuevo homínido que representaba una clara evidencia de la recombinación sexual, de la cual no existía registro alguno. Para efectos de identificación se le llamó homínido denisova**. 

Los resultados de la recombinación genética perduran en los genomas de las poblaciones actuales, la europea contiene del 1–4% del genoma Neanderthal y los descendientes de los denisova (países del este oriental y Australia) contienen hasta un 6% del DNA soviético prehistórico. Este hallazgo en parte podría explicar la presencia de ciertos genes que poseemos y que aparentemente no tienen ninguna función en nuestros actuales tiempos y circunstancias. Parecería ser que los genes para adaptarse a vivir en altitudes elevadas, ciertas diferencias en nuestras respuestas inmunológicas que controlan nuestras funciones, etc. y muchas otras cuestiones excéntricas son desperdicios en nuestro diseño, pero no lo son, al menos no lo sabemos todavía. 

Quiénes somos y de dónde venimos han sido preguntas muy significativas que han inquietado a muchos estudiosos a lo largo de todas las épocas. En su tiempo, los filólogos, especialistas del lenguaje propusieron la dinámica de las poblaciones y las rutas de inmigración en diferentes regiones del mundo, basados en los sonidos y las frases que posteriormente se articularon en diferentes idiomas.  Los hallazgos del Dr. Pääbo y su grupo nos han ratificado una serie de conocimientos que sin duda constituyen el inicio de una nueva historia que nos ayudará a tener una mejor visión de nuestros orígenes, que tal vez nos permita influir en una forma más positiva en nuestras decisiones futuras.

Ellos ya escribieron la primera página de nuestra historia.

*Los homínidos son primates carentes de cola con capacidad para caminar en dos pies en posición erguida y dotados de inteligencia y habilidad manual. Los homínidos son nuestro preámbulo más inmediato, existieron hace 70,000 años, pero sus DNA aún perduran discretamente en el genoma del hombre actual. 

**http://www.nobelprize.org/prizes/medicine/2022/press-release

   REFERENCIAS:

  1. Anónimo. To the winners, the spoils. The Economist. October 08, 2022.
  2. http://www.nobelprize.org/prizes/medicine/2022/press-release.

Correo electrónico: [email protected]

Comentarios


object(WP_Query)#17998 (52) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(2) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(85573) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "31-10-2022" ["before"]=> string(10) "28-11-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(66) { ["cat"]=> int(2) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(85573) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "31-10-2022" ["before"]=> string(10) "28-11-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(20) "ciencia-y-tecnologia" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["update_menu_item_cache"]=> bool(false) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18002 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(2) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(2) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18000 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18001 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "31-10-2022" ["before"]=> string(10) "28-11-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(502) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-10-31 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-11-28 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (85573) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (2) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17999 (24) { ["ID"]=> int(85643) ["post_author"]=> string(3) "188" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-14 10:23:37" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-14 15:23:37" ["post_content"]=> string(10401) "Vivimos en la era digital que, a partir de los acelerados avances tecnológicos, se encuentra en constante transformación y construcción. Las redes sociales son un reflejo de este proceso que ha revolucionado las formas conocidas de convivencia, a través de nuevas plataformas, como herramientas de comunicación social en sitios de la web y dispositivos móviles.  En esta evolución disruptiva se ha generado un rompimiento de las formas tradicionales de entablar relaciones sociales, de trabajo, de negocio e informativas que en principio han resultado ser útiles, pero parecen haber llegado a un punto de inflexión a partir de los cambios que han generado -que van desde el nivel sociocultural, hasta el financiero-, y que está marcando nuevos caminos. Las redes sociales como las conocemos actualmente, van de salida. Es manifiesto que las principales redes (Twitter, Facebook, TikTok e Instagram) enfrentan retos que deben superar para, como “medios” que son, agregar valor en las interrelaciones de sus usuarios. Twitter es hoy el caso más representativo.  “Tengan en cuenta que Twitter hará un montón de cosas tontas en los próximos meses. Dejaremos lo que funciona y cambiaremos lo que no”. Es la reciente advertencia de Musk, quien, a partir de haberla adquirido el mes pasado, tiene el “control” de la empresa. Como lo dijimos en un artículo anterior, el Twitter que usábamos y que conocíamos sus más de 250 millones de usuarios a nivel mundial, ya murió. Se reconvertirá. Y en ese proceso, habrá consecuencias. Los cambios apresurados de Musk en Twitter están afectando no solo a sus empleados, sino a todas las personas relacionadas (stakeholders). El más reciente “daño colateral” fue el desplome de la farmacéutica Eli Lilly que cayó más de 4% en la Bolsa de Nueva York el viernes pasado tras presuntamente anunciar que “la insulina será gratuita”.  Solo que no era Eli Lilly, sino una cuenta impostora verificada con la marca azul que ahora otorga Twitter a cualquiera, con el pago de 8 dólares (sin filtros adecuados). La pérdida de valor de mercado para Eli Lilly se calcula en 14 mil millones de dólares en un solo día. Para solventarlo, el magnate decidió que se agregará la advertencia de “parodia” a las cuentas impostoras verificadas, por absurdo que parezca. Musk señaló que no descarta la quiebra de Twitter por la pérdida de 4 millones de dólares diarios, por la salida de anunciantes (en espera de las nuevas políticas de contención de contenidos), y por el mal manejo anterior de la empresa. Con la compra apalancada, él añadió una carga de 13 mil millones de dólares de deuda, donde no hay flujo de caja para pagar los intereses de mil millones de dólares anuales.  Redes sociales como “social media” ¿llegando a su fin? En un muy interesante artículo en la Revista The Atlantic, titulado “La era de las redes sociales como ‘social media’ está terminando”, Ian Bogost (académico y afamado diseñador de videojuegos) señala que para “social media” el “tiempo se acabó”, ya que nunca ha sido más plausible que su era está terminando, y que será pronto. Dice que “Facebook (FB) está en declive, y Twitter es un caos”. Su posible caída, y la de otras redes, pudiera estar anticipando el fin de “social media” que, según él, “nunca representaron una forma natural de jugar, trabajar y socializar, aunque se convirtieron en nuestra segunda naturaleza”. Su práctica evolucionó a través de una “mutación rara” en nuestros hábitos, tan sutil, que no nos dimos cuenta de cómo sucedió. Su tesis gira alrededor de un análisis que vale la pena destacar (las siguientes son ideas de Bogost): 1) El cambio empezó hace 20 años, cuando a partir del uso de computadoras empezamos a recopilar “amigos”. Sin darnos cuenta, con las distintas plataformas que fueron surgiendo (antes de FB, por ejemplo, Friendster, MySpace y LinkedIn en la web 2.0) fuimos construyendo “redes” que de pronto nos convirtieron en una especie de celebridades, para proyectar la imagen de nosotros mismos y nuestras vidas, casi sin límites. Así surgió el término de “redes sociales”, que hoy usamos con ambigüedad.  2) En su origen, estas “redes” se enfocaban en conectar personas, y no en la publicación de contenidos. Su fin era el “networking”, es decir, construir o profundizar relaciones a través de “redes sociales”, creadas inicialmente a partir de gente conocida. Luego se convirtió en “social media” en 2009, con Instagram. Empezó el auge de la publicación de contenidos no solo a contactos conocidos sino al público en general.  3) Así, “social media” nos convirtió a todos en locutores (al menos aspiracionales). Sus resultados han sido desastrosos, aunque placenteros y muy rentables (la peor combinación). 4) “Red social” y “social media” se usan indistintamente pero no debe ser así. Las “redes sociales” son sistemas inactivos de recopilado de relaciones. “Social media” es un sistema activo (hiperactivo), de expulsión de contenidos constante, sin el fin principal de entablar relaciones. La visión de Zuckerberg en FB era “conectar a las personas en el mundo”, hasta que se convirtió en un medio de distribución de contenidos. 5) La toxicidad de “social media” nos ha hecho olvidar la magia inicial que tuvo conectarnos o reconectarnos con nuestros conocidos para entablar relaciones sociales con FB, hasta relaciones de trabajo y de negocios (LinkedIn). 6) Twitter, creado en 2006, es quizás la primera “social media” con el objetivo de hablar con cualquiera, como un “chat” abierto a todos. Quizás por eso se llenó de periodistas, y después, por su simplismo, de quien fuera que en pocas líneas pudiera transmitir cualquier ocurrencia (a diferencia de otros medios más elaborados como YouTube). Twitter es para crear y consumir contenido, por lo que sea, por quien sea y para lo que sea. 7) Instagram, Whatsapp, Reddit, Snapchat y TikTok pasaron de la era de la construcción de “redes” donde las conexiones entre contactos conocidos eran esencial para determinar la creación y consumo de contenidos, a llegar a “social media” donde la más mínima conexión entre contactos permite el flujo de contenidos. “Social media” como negocio: oportunidades y calamidades Ian Bogost señala que para las redes sociales el convertirse en “social media” les significó un auge donde hubo un crecimiento exponencial de usuarios de todo tipo para difundir sus contenidos y publicitarse, y se integraron anunciantes y comercializadores, convirtiéndolas en grandes negocios. Se creó una “economía de redes sociales” y la “economía de los influencers”, como canales de distribución mercadológica. Y con ello, vino el consiguiente desastre. Entre más estridente e inflamatorio el contenido, se volvió más atrayente en términos comerciales. Demasiado tarde para darse cuenta que lo más polarizador, ofensivo o de plano fraudulento en sentido informativo, es lo que más vende y tiene una distribución más fluida. La adicción a las redes y la obsesión por exhibirse, ha añadido leña al fuego. En “social media” todos creen que se merecen una audiencia. En opinión de Bogost, esta es una idea terrible.  En este punto añado lo que alguna vez Umberto Eco duramente sostuvo: “Las redes sociales le dan el derecho de hablar a legiones de idiotas que primero hablaban solo en el bar después de un vaso de vino, sin dañar a la comunidad y eran silenciados rápidamente (…) ahora cualquiera tiene derecho (…) es la invasión de los idiotas”.  ¿Qué sigue? Para Bogost, una posible caída de Twitter podría marcar el camino de la necesaria reconversión de “social media”, por difícil que sea porque estamos acostumbrados a este mal hábito (como lo fue dejar de fumar de manera masiva en el siglo XX). Para él, debería quedar el cimiento de las redes sociales iniciales y a partir de ahí reconstruir algo mejor. En mi opinión, “social media” es actualmente un motor desgastado como medio facilitador de la convivencia social y como negocio. Las redes sociales son parte de la era digital y tecnológica, y como tal, están en constante transformación. Sería pertinente que las autoridades emitieran una regulación clara e integral para que el proceso sea ordenado y transparente. De otra manera, como estamos viéndolo, será un camino tortuoso.  En esta era digital hay mucho que ver y esperar sobre el futuro de la creación de contenidos, de las relaciones sociales y de trabajo, los tipos de empleos, del dinero y de lo financiero. Esto apenas está empezando, y el camino hacia adelante en “redes sociales” será disruptivo y estará lejos de ser terso (quizás hasta incluya la Web 3.0 y blockchain).  Será decisión de cada uno de nosotros cómo decidamos interactuar con estas herramientas y hasta dónde permitamos que invadan nuestra esfera individual para crear relaciones de valor en lo social, laboral y de negocios: cuestión de enfoque personal." ["post_title"]=> string(66) "Las Redes Sociales “agonizan”, al menos como hoy las conocemos" ["post_excerpt"]=> string(190) "En esta era digital hay mucho que ver y esperar sobre el futuro de la creación de contenidos, de las relaciones sociales y de trabajo, los tipos de empleos, del dinero y de lo financiero. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(59) "las-redes-sociales-agonizan-al-menos-como-hoy-las-conocemos" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-14 10:35:29" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-14 15:35:29" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=85643" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17974 (24) { ["ID"]=> int(85359) ["post_author"]=> string(3) "196" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-04 14:05:07" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-04 19:05:07" ["post_content"]=> string(5866) "¿Qué tienen en común Martín Lutero, Bitcoin y la Conquista de América?  Aparentemente nada. Esta cuarta parte no se puede contextualizar sin haber leído las anteriores:
  1. https://nawwa.ink/3eXGe95
  2. https://nawwa.ink/3D6eqqZ
  3. https://nawwa.ink/3TPs8p7
  4. https://nawwa.ink/3TPs8p7
¿Qué es el SAIB? El acceso por el que las empresas mayoristas de Telmex ponen a disposición de sus competidores capacidad de transmisión entre el usuario final y alguna de las centrales de éstos, con lo que la competencia puede prestar el servicio minorista de acceso a banda ancha. Pero este tema que “aparentemente” no tiene nada que ver próximamente va a ser objeto de otros nodos, para plantear la anhelada separación del poder político del económico. 95 nodos: Una teoría sobre dualidad y dualismo. Nodo 95. Enclavados en esta realidad, en esta tierra…  (…) Nodo 84. Aparentemente no tiene “conciencia” para distinguir el bien del mal; ... (…) Nodo 78. Si la Realidad es igual a Vida y si no está sujeta al tiempo (…) Nodo 65. El Blockchain es una magnífica herramienta; pero el nuevo fascismo es tecnológico. Nodo 64. La solución no es claudicar a tenernos confianza y renegar de nuestra libertad para que un sistema externo a nosotros la gestione. Nodo 63. Todo es dualidad. Todo bien tiene parte de mal y todo mal de bien ya que EL SER por definición abarca todo en un instante. Por eso la paz es la única solución. Nodo 62. Hace 500 años aquí hubo otra pandemia que diezmó a más del 80% de la población de la Gran Tenochtitlan: la viruela importada de Europa. Nodo 61. De mi tierra, la futura España extrajo el oro y la plata para comprar las mercancías de Benelux y Gran Bretaña, detonando la revolución industrial. Nodo 60. Lutero apuntaló la mística del siguiente gran imperio después del romano, el británico. Nodo 59. América fue desangrada literal y no metafóricamente para financiar la revolución industrial. Nodo 58. La ética de liberación de Enrique Dussel es crucial; pero sesgada por materialista lo ecualizó con Bertrand Rusell y Yuk Hui. Nodo 57. Todo lo esencial es crucial, encrucijada, un solo punto, un instante. Nodo 56. Señales y símbolos todo el tiempo en todas partes: Pirámides, montañas, fotosíntesis… galaxias…. mi hermoso nautilus ecuación de Fibonacci. Nodo 55. Nunca podremos saber “en qué parte” del Ser “estamos”, lo único que importa es despertar para saber o mejor sentir que somos parte de Él. Nodo 54. El poder humano (ph) debe considerarse, clasificarse y tratarse como cualquier adicción. Nodo 53. Todos ciegos o tuertos, léase Saramago. Nodo 52. En todos los “Faustos” Lucifer compra el alma, en cambio en “Los Miserables” se la compra Dios a Valjean. Por eso prefiero ser miserable a exquisito. Nodo 51. Abrir los ojos es igual a abandonar la indolencia. Abrazar y hacerte responsable del dolor que has provocado o banalizado. Nodo 50. Este proceso empezó hace 51 años; pero la última etapa “casualmente” arrancó el 2 de octubre de 2021, que no se olvida, pensando en escribir esto y lo que saliera… sin miedo. Twitter: @hmz23" ["post_title"]=> string(114) "Lutero, Bitcoin y la caída de México-Tenochtitlan. 95 nodos: Una teoría sobre dualidad y dualismo. Quinta parte" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(107) "lutero-bitcoin-y-la-caida-de-mexico-tenochtitlan-95-nodos-una-teoria-sobre-dualidad-y-dualismo-quinta-parte" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-04 14:05:07" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-04 19:05:07" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=85359" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17999 (24) { ["ID"]=> int(85643) ["post_author"]=> string(3) "188" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-14 10:23:37" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-14 15:23:37" ["post_content"]=> string(10401) "Vivimos en la era digital que, a partir de los acelerados avances tecnológicos, se encuentra en constante transformación y construcción. Las redes sociales son un reflejo de este proceso que ha revolucionado las formas conocidas de convivencia, a través de nuevas plataformas, como herramientas de comunicación social en sitios de la web y dispositivos móviles.  En esta evolución disruptiva se ha generado un rompimiento de las formas tradicionales de entablar relaciones sociales, de trabajo, de negocio e informativas que en principio han resultado ser útiles, pero parecen haber llegado a un punto de inflexión a partir de los cambios que han generado -que van desde el nivel sociocultural, hasta el financiero-, y que está marcando nuevos caminos. Las redes sociales como las conocemos actualmente, van de salida. Es manifiesto que las principales redes (Twitter, Facebook, TikTok e Instagram) enfrentan retos que deben superar para, como “medios” que son, agregar valor en las interrelaciones de sus usuarios. Twitter es hoy el caso más representativo.  “Tengan en cuenta que Twitter hará un montón de cosas tontas en los próximos meses. Dejaremos lo que funciona y cambiaremos lo que no”. Es la reciente advertencia de Musk, quien, a partir de haberla adquirido el mes pasado, tiene el “control” de la empresa. Como lo dijimos en un artículo anterior, el Twitter que usábamos y que conocíamos sus más de 250 millones de usuarios a nivel mundial, ya murió. Se reconvertirá. Y en ese proceso, habrá consecuencias. Los cambios apresurados de Musk en Twitter están afectando no solo a sus empleados, sino a todas las personas relacionadas (stakeholders). El más reciente “daño colateral” fue el desplome de la farmacéutica Eli Lilly que cayó más de 4% en la Bolsa de Nueva York el viernes pasado tras presuntamente anunciar que “la insulina será gratuita”.  Solo que no era Eli Lilly, sino una cuenta impostora verificada con la marca azul que ahora otorga Twitter a cualquiera, con el pago de 8 dólares (sin filtros adecuados). La pérdida de valor de mercado para Eli Lilly se calcula en 14 mil millones de dólares en un solo día. Para solventarlo, el magnate decidió que se agregará la advertencia de “parodia” a las cuentas impostoras verificadas, por absurdo que parezca. Musk señaló que no descarta la quiebra de Twitter por la pérdida de 4 millones de dólares diarios, por la salida de anunciantes (en espera de las nuevas políticas de contención de contenidos), y por el mal manejo anterior de la empresa. Con la compra apalancada, él añadió una carga de 13 mil millones de dólares de deuda, donde no hay flujo de caja para pagar los intereses de mil millones de dólares anuales.  Redes sociales como “social media” ¿llegando a su fin? En un muy interesante artículo en la Revista The Atlantic, titulado “La era de las redes sociales como ‘social media’ está terminando”, Ian Bogost (académico y afamado diseñador de videojuegos) señala que para “social media” el “tiempo se acabó”, ya que nunca ha sido más plausible que su era está terminando, y que será pronto. Dice que “Facebook (FB) está en declive, y Twitter es un caos”. Su posible caída, y la de otras redes, pudiera estar anticipando el fin de “social media” que, según él, “nunca representaron una forma natural de jugar, trabajar y socializar, aunque se convirtieron en nuestra segunda naturaleza”. Su práctica evolucionó a través de una “mutación rara” en nuestros hábitos, tan sutil, que no nos dimos cuenta de cómo sucedió. Su tesis gira alrededor de un análisis que vale la pena destacar (las siguientes son ideas de Bogost): 1) El cambio empezó hace 20 años, cuando a partir del uso de computadoras empezamos a recopilar “amigos”. Sin darnos cuenta, con las distintas plataformas que fueron surgiendo (antes de FB, por ejemplo, Friendster, MySpace y LinkedIn en la web 2.0) fuimos construyendo “redes” que de pronto nos convirtieron en una especie de celebridades, para proyectar la imagen de nosotros mismos y nuestras vidas, casi sin límites. Así surgió el término de “redes sociales”, que hoy usamos con ambigüedad.  2) En su origen, estas “redes” se enfocaban en conectar personas, y no en la publicación de contenidos. Su fin era el “networking”, es decir, construir o profundizar relaciones a través de “redes sociales”, creadas inicialmente a partir de gente conocida. Luego se convirtió en “social media” en 2009, con Instagram. Empezó el auge de la publicación de contenidos no solo a contactos conocidos sino al público en general.  3) Así, “social media” nos convirtió a todos en locutores (al menos aspiracionales). Sus resultados han sido desastrosos, aunque placenteros y muy rentables (la peor combinación). 4) “Red social” y “social media” se usan indistintamente pero no debe ser así. Las “redes sociales” son sistemas inactivos de recopilado de relaciones. “Social media” es un sistema activo (hiperactivo), de expulsión de contenidos constante, sin el fin principal de entablar relaciones. La visión de Zuckerberg en FB era “conectar a las personas en el mundo”, hasta que se convirtió en un medio de distribución de contenidos. 5) La toxicidad de “social media” nos ha hecho olvidar la magia inicial que tuvo conectarnos o reconectarnos con nuestros conocidos para entablar relaciones sociales con FB, hasta relaciones de trabajo y de negocios (LinkedIn). 6) Twitter, creado en 2006, es quizás la primera “social media” con el objetivo de hablar con cualquiera, como un “chat” abierto a todos. Quizás por eso se llenó de periodistas, y después, por su simplismo, de quien fuera que en pocas líneas pudiera transmitir cualquier ocurrencia (a diferencia de otros medios más elaborados como YouTube). Twitter es para crear y consumir contenido, por lo que sea, por quien sea y para lo que sea. 7) Instagram, Whatsapp, Reddit, Snapchat y TikTok pasaron de la era de la construcción de “redes” donde las conexiones entre contactos conocidos eran esencial para determinar la creación y consumo de contenidos, a llegar a “social media” donde la más mínima conexión entre contactos permite el flujo de contenidos. “Social media” como negocio: oportunidades y calamidades Ian Bogost señala que para las redes sociales el convertirse en “social media” les significó un auge donde hubo un crecimiento exponencial de usuarios de todo tipo para difundir sus contenidos y publicitarse, y se integraron anunciantes y comercializadores, convirtiéndolas en grandes negocios. Se creó una “economía de redes sociales” y la “economía de los influencers”, como canales de distribución mercadológica. Y con ello, vino el consiguiente desastre. Entre más estridente e inflamatorio el contenido, se volvió más atrayente en términos comerciales. Demasiado tarde para darse cuenta que lo más polarizador, ofensivo o de plano fraudulento en sentido informativo, es lo que más vende y tiene una distribución más fluida. La adicción a las redes y la obsesión por exhibirse, ha añadido leña al fuego. En “social media” todos creen que se merecen una audiencia. En opinión de Bogost, esta es una idea terrible.  En este punto añado lo que alguna vez Umberto Eco duramente sostuvo: “Las redes sociales le dan el derecho de hablar a legiones de idiotas que primero hablaban solo en el bar después de un vaso de vino, sin dañar a la comunidad y eran silenciados rápidamente (…) ahora cualquiera tiene derecho (…) es la invasión de los idiotas”.  ¿Qué sigue? Para Bogost, una posible caída de Twitter podría marcar el camino de la necesaria reconversión de “social media”, por difícil que sea porque estamos acostumbrados a este mal hábito (como lo fue dejar de fumar de manera masiva en el siglo XX). Para él, debería quedar el cimiento de las redes sociales iniciales y a partir de ahí reconstruir algo mejor. En mi opinión, “social media” es actualmente un motor desgastado como medio facilitador de la convivencia social y como negocio. Las redes sociales son parte de la era digital y tecnológica, y como tal, están en constante transformación. Sería pertinente que las autoridades emitieran una regulación clara e integral para que el proceso sea ordenado y transparente. De otra manera, como estamos viéndolo, será un camino tortuoso.  En esta era digital hay mucho que ver y esperar sobre el futuro de la creación de contenidos, de las relaciones sociales y de trabajo, los tipos de empleos, del dinero y de lo financiero. Esto apenas está empezando, y el camino hacia adelante en “redes sociales” será disruptivo y estará lejos de ser terso (quizás hasta incluya la Web 3.0 y blockchain).  Será decisión de cada uno de nosotros cómo decidamos interactuar con estas herramientas y hasta dónde permitamos que invadan nuestra esfera individual para crear relaciones de valor en lo social, laboral y de negocios: cuestión de enfoque personal." ["post_title"]=> string(66) "Las Redes Sociales “agonizan”, al menos como hoy las conocemos" ["post_excerpt"]=> string(190) "En esta era digital hay mucho que ver y esperar sobre el futuro de la creación de contenidos, de las relaciones sociales y de trabajo, los tipos de empleos, del dinero y de lo financiero. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(59) "las-redes-sociales-agonizan-al-menos-como-hoy-las-conocemos" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-14 10:35:29" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-14 15:35:29" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=85643" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(8) ["max_num_pages"]=> float(4) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "26e52721176d5b4724a57db99c76ccf9" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["allow_query_attachment_by_filename":protected]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

Las Redes Sociales “agonizan”, al menos como hoy las conocemos

En esta era digital hay mucho que ver y esperar sobre el futuro de la creación de contenidos, de las relaciones sociales...

noviembre 14, 2022

Lutero, Bitcoin y la caída de México-Tenochtitlan. 95 nodos: Una teoría sobre dualidad y dualismo. Quinta parte

¿Qué tienen en común Martín Lutero, Bitcoin y la Conquista de América?  Aparentemente nada. Esta cuarta parte no se puede contextualizar sin...

noviembre 4, 2022




Más de categoría
Lutero, Bitcoin y la caída de México-Tenochtitlan. 95 nodos: Una teoría sobre dualidad y dualismo. Octava parte

Lutero, Bitcoin y la caída de México-Tenochtitlan. 95 nodos: Una teoría sobre dualidad y dualismo. Octava parte

Esta parte no se puede contextualizar sin haber leído las anteriores: https://nawwa.ink/3eXGe95 https://nawwa.ink/3D6eqqZ https://nawwa.ink/3TPs8p7 https://nawwa.ink/3TPs8p7 https://nawwa.ink/3NPrSV0 https://nawwa.ink/3geWB1o https://nawwa.ink/3V1J4JD 95...

noviembre 24, 2022

Billeteras electrónicas: prácticas y útiles

ANTECEDENTES Recuerdo con gusto, que hace muchos, pero muchos años, allá a mediados de los 90´s cuando estaba de...

noviembre 18, 2022

Lutero, Bitcoin y la caída de México-Tenochtitlan. 95 nodos: Una teoría sobre dualidad y dualismo. Séptima parte

Esta parte no se puede contextualizar sin haber leído las anteriores: https://nawwa.ink/3eXGe95 https://nawwa.ink/3D6eqqZ https://nawwa.ink/3TPs8p7 https://nawwa.ink/3TPs8p7 https://nawwa.ink/3NPrSV0 https://nawwa.ink/3geWB1o 95 nodos:...

noviembre 18, 2022

Las Redes Sociales “agonizan”, al menos como hoy las conocemos

En esta era digital hay mucho que ver y esperar sobre el futuro de la creación de contenidos, de...

noviembre 14, 2022