Reporte 79

Al momento de leer el presente texto ¿Usted, podría recordar el nombre de la calle en la que se encuentra, sabe qué día de la semana es… Al momento de leer el presente texto ¿Usted, podría recordar...

14 de agosto, 2018 deterioro-cognitivo

Al momento de leer el presente texto ¿Usted, podría recordar el nombre de la calle en la que se encuentra, sabe qué día de la semana es…

Al momento de leer el presente texto ¿Usted, podría recordar el nombre de la calle en la que se encuentra, sabe qué día de la semana es hoy, el mes y el año? ¿Podría recordar las últimas tres palabras que le dijeron en su última llamada telefónica? Las preguntas anteriores, son tan sólo un ejemplo basado en el Examen Mini Mental de Folstein, el cual “se trata de un test de cribado de demencias, útil también en el seguimiento evolutivo de las mismas. Puntúa como máximo un total de 30 puntos y los ítems están agrupados en cinco apartados que comprueban orientación, memoria inmediata, atención y cálculo, recuerdo diferido, y lenguaje y construcción.”

La demencia es “un trastorno neurológico con manifestaciones neuropsicológicas y neuropsiquiátricas que se caracteriza por deterioro de las funciones cognoscitivas y por la presencia de cambios comportamentales. Dicho de otra manera, es un síndrome clínico que se caracteriza por una pérdida adquirida de habilidades cognoscitivas y emocionales de suficiente severidad para interferir con el funcionamiento social, ocupacional, o ambos” y es similar al deterioro cognoscitivo pero se deben de diferenciar “por el grado de afectación en la alteración en la funcionalidad. Por ejemplo, el término “deterioro cognoscitivo leve” en la actualidad se utiliza para referir a las personas que presentan evidencia de deterioro cognoscitivo principalmente de la memoria, en las pruebas neuropsicológicas pero no reúnen criterios para demencia. Este término, también se utiliza para reconocer la fase transicional entre el envejecimiento habitual y la demencia en etapas tempranas. El deterioro cognoscitivo leve puede ser una manifestación temprana de Demencia tipo Alzheimer.” Por definición, el deterioro cognoscitivo es “un síndrome clínico caracterizado por la pérdida o el deterioro de las funciones mentales en distintos dominios conductuales y neuropsicológicos, tales como memoria, orientación, cálculo, comprensión, juicio, lenguaje, reconocimiento visual, conducta y personalidad. Visto como un síndrome geriátrico, es una alteración de cualquier dimensión de las funciones mentales superiores, de la cual se queja el paciente, pero se puede o no corroborar por pruebas neuropsicológicas, y que generalmente es multifactorial, tales como: depresión, déficit auditivo y visual, hipotiroidismo, efectos adversos de medicamentos, entre otros dan lugar a una sola manifestación. Este síndrome amerita una evaluación integral para determinar si el paciente cursa con demencia, o algún otro problema que pueda ser resuelto.” (Fuente: Diagnóstico y Tratamiento del Deterioro Cognoscitivo en el Adulto Mayor en el Primer Nivel de Atención Prevención Nivel de Atención Prevención Prevención ISBN 978 ISBN 978-607-8270-37-8)

Entre los adultos mayores, es común encontrar comportamientos “dementes” que difieren entre sí por las razones anteriormente explicadas y los detonantes pueden ser tan diversos como personalidades y circunstancias de vida existen entre dicha población. Lo cierto es que no distinguen estrato social, nivel cultural, ocupación o situación familiar, un día llegan y sorprenden, transformando no sólo la vida del paciente sino de las familias enteras, afectando incluso los vínculos emocionales y en ocasiones, las finanzas por todo lo que implica enfrentar dichas enfermedades. Adentrarse en el universo de las enfermedades del tipo deterioro cognoscitivo en el adulto mayor es sumamente complejo porque intervienen diversos factores que pueden originar un diagnóstico apresurado y errado; sin embargo, a título personal puedo decir que dentro de un núcleo familiar “sano”, en el que al menos un integrante esté involucrado con la salud de los mayores, se podrá detectar a tiempo el cambio en las conductas y las actitudes, pero no se deje engañar si su familiar presenta algún otro tipo de enfermedad crónica o si por alguna razón toma diversos medicamentos porque entonces, es posible que piense que se trate de una consecuencia lógica y no le preste mucha atención.

Hay una película que me encanta no por el tema romántico en sí, sino por la forma en que nos acerca a los pacientes con Alzheimer (aunque sea de una forma somera), me refiero a “Diario de una pasión” (Estados Unidos, 2004); cuando la vi por primera vez, la parte que más me impactó de toda la película fue el momento en el que la protagonista tiene un momento de lucidez para declarar su amor y al instante siguiente no sabe quién está frente a ella. Esos segundos, en los que se mira a los ojos de quien se ama y no te sabe reconocer pero a la vez misma, no logras saber en dónde se quedó, son los segundos más tormentosos, desolados y dolorosos que pueden existir en toda una vida. Lo he vivido en primera persona con mi madre en su estado más crítico durante su complicado proceso de cirugía de cadera y vuelvo a sentirlo con mi padre en una crisis que aún no logran descifrar y lo único que puedo compartir con usted que amablemente me lee, es que si en sus manos está detectar a tiempo cualquier tipo de alteración cognoscitiva entre sus adultos mayores, no lo deje pasar, existen formas de evaluarlo, revisarlo y darle seguimiento porque quizá, el siguiente segundo en su vida haya perdido para siempre, la oportunidad de conectar la mirada con los seres que le dieron la vida aunque no hayan muerto.

¡Se los dejo de tarea!

Comentarios


object(WP_Query)#18073 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(3) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(22304) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "01-06-2022" ["before"]=> string(10) "29-06-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(3) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(22304) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "01-06-2022" ["before"]=> string(10) "29-06-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(11) "vivir-mejor" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17973 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(3) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(3) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17938 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17936 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "01-06-2022" ["before"]=> string(10) "29-06-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(502) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-06-01 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-06-29 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (22304) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (3) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17969 (24) { ["ID"]=> int(79610) ["post_author"]=> string(1) "5" ["post_date"]=> string(19) "2022-06-06 10:42:25" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-06-06 15:42:25" ["post_content"]=> string(4295) "“Yo no busco, yo encuentro.” – Pablo Picasso (1881 - 1973). Se dice que las oportunidades son como flechas porque apuntan directo y no regresan. Podría decirse que la gran parte de las cosas que ocurren en mi vida han sido producto de las oportunidades que he decidido tomar o dejar pasar, pero sin empeñarme en el resultado simplemente poniendo manos a la obra y permitiendo que el proceso tome su curso y me sorprenda con el resultado. Algunas oportunidades han representado los mejores momentos de mi vida y otras han sido un verdadero fiasco, pero todas han dejado huella; lo más importante es que he aprendido algo nuevo. Las oportunidades ocurren, se presentan, salen al camino y tienen un poder transformador. Pese al contexto pesimista en el que vivimos hay oportunidades que quizá no sean visibles para todos pero ahí están aguardando a ser descubiertas y aprovechadas. El encuentro (acción de coincidir) es una de ellas porque nada ocurre sin encontrarse con la otredad (sea persona, circunstancia, momento o lugar). Existen encuentros que son como un bálsamo, una promesa o una esperanza mientras que otros son funestos como aves de mal agüero, elijo los primeros por estar llenos de oportunidades y posibilidades con todo y crisis mundial. Porque el encuentro surge de forma espontánea e inesperada. ¿Cuántas veces nos ha ocurrido que encontramos un billete en la calle, un objeto perdido que nos conduce a conocer a alguien, una tienda con alguna oferta especial o una persona que se convierte en parte esencial de nuestra vida? Vamos por la vida encontrando personas, objetos, lugares y no nos damos cuenta de su valor porque estamos más ocupados en lo seguro, en el deber ser, en la rutina, rumiando el pasado o añorando el futuro y el encuentro hoy en día es casi como una promesa en tanto que estamos retomando la vida que tuvimos en pausa hace dos años con el inicio de la pandemia, así que poderse encontrar o reencontrar es un privilegio aunque usted no lo crea. ¿Qué cantidad de situaciones habremos encontrado a lo largo de nuestra vida sin buscarlas ni provocarlas? Una escuela, una pareja, un trabajo, un empleo o una mirada. La pandemia nos heredó la habilidad de leer miradas como una forma alternativa de comunicación con el otro al ser necesario ocultar medio rostro con el cubre bocas y con ello, se le dio valor a un sencillo pero valioso momento: el encuentro de dos miradas, lo cual no es poca cosa considerando que no todas las personas tienen el hábito de mirar de frente a su interlocutor quizá porque el peso de una mirada es insostenible cuando se miente, se hiere o se es indiferente. Encontrarse con el otro, con una mirada o con una oportunidad como si de regalos se tratara al ser parte de #laspequeñascosas que le dan un matiz diferente a la vida (¿postpandemia?) y que son como luces de esperanza. Tener la oportunidad de mirar nuevamente a quienes han sido compañeros de ruta y poder contar que seguimos de pie a pesar de los pesares y de todas las dificultades que se han cruzado desde que el COVID-19 apareció en el escenario, compartir los retos que se han debido superar y sentirse satisfecho con las batallas ganadas, seguro de que poco a poco se irá recuperando la certidumbre y la calma.  A manera de colofón: Encontrar sin buscar como aquello que escribió Cortázar: “Andábamos sin buscarnos pero sabiendo que andábamos para encontrarnos”. Porque la existencia es posible también gracias a la cantidad de brevísimos encuentros que le dan forma y sentido a nuestros días; el encuentro por espontáneo es sorpresivo, emotivo, adictivo y certero porque si hemos de encontrarnos no habrá poder que pueda evitarlo, así como esta pandemia que nos salió al encuentro y que no todos hemos tenido la fortuna de evadir o salir bien librados de ella. Salgamos al encuentro porque el único momento real momento es aquí y ahora." ["post_title"]=> string(30) "Las pequeñas cosas: encuentro" ["post_excerpt"]=> string(202) "Existen encuentros que son como un bálsamo, una promesa o una esperanza mientras que otros son funestos como aves de mal agüero, elijo los primeros por estar llenos de oportunidades y posibilidades. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(28) "las-pequenas-cosas-encuentro" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-06-06 10:48:37" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-06-06 15:48:37" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=79610" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17870 (24) { ["ID"]=> int(80283) ["post_author"]=> string(1) "5" ["post_date"]=> string(19) "2022-06-27 12:36:29" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-06-27 17:36:29" ["post_content"]=> string(4876) "“Bien están los buenos pensamientos, pero resultan tan livianos como burbuja de jabón, si no los sigue el esfuerzo para concretarlos en acción.”  – Gaspar Melchor de Jovellanos (1744-1811), literato, economista y político español. Hay días en que no ocurre nada o que simplemente la creatividad está de vacaciones. Uno de esos días ocurrieron esta semana porque soy una simple mortal a quien se le descompone el refrigerador, la regadera del baño y el boiler como cualquier ciudadana que habita en un condominio exclase mediero con más tintas de convertirse en sucursal de barrio bajo que de prosperar y regresar a sus buenos tiempos. Ocurre también que vivimos tiempos violentos y de incertidumbre en medio de una pandemia que no cesa y que cada día trae nuevos retos y variantes y estadísticas y datos como en una espiral sin fin, mientras que los ciudadanos nos debatimos entre conseguir el sustento diario, seguir adelante y cuidar de la salud; todo, en una sola exhibición (como dicen los contadores) y sin garantía de nada, porque lo único seguro es que los precios van a la alza mientras nuestros bolsillos se vacían velozmente y de una forma que nunca antes me tocó vivir.  Dicen los que saben que vienen tiempos más catastróficos económicamente hablando. Como no soy experta, no me toca juzgar si es verdad o falso, pero lo que veo, escucho, percibo y vivo cada día es que el ambiente está enrarecido, los maleantes se pasean a la luz del día, los delitos se cometen públicamente, los políticos hacen show cada día en las cámaras de diputados y senadores (por cierto, hoy en día ser político está entre las profesiones con mala reputación, pero esa es otra historia), las grandes empresas siguen ofreciendo productos innecesarios a los consumidores, las escuelas siguen trabajando en formato híbrido al igual que algunas empresas, los burócratas lo son cada vez más y en resumen. Me parece que no necesitamos igualarnos a Venezuela, Chile o Cuba porque ya vivimos en la decadencia social y personal entre personas cada vez más enojadas, frustradas o ambiciosas peleando por el poder y/o el dinero porque tenemos la falsa idea de que es la máxima aspiración del ser humano. Si lo anterior no fuera cierto, este espacio no existiría como una propuesta para expresarse, reflexionar, opinar e invitar a crearse un criterio propio, labor fundamental para crear conciencia entre la población, porque la vida es más que nacer, crecer, reproducirse y morir; eso lo realizan las plantas de forma magistral y el reino animal. Es nuestro deber hacer algo más con el respiro que damos al nacer. Me persigue la idea de que la vida es un ratito y se debe disfrutar al máximo aun frente a la crisis y el desaliento porque hemos visto partir seres queridos a lo largo de dos años, personas extraordinarias que han perecido en la lucha contra el mortal virus que nos aqueja. La vida es un ratito y estamos perdiendo la oportunidad de generar un barbecho (sistema de cultivo que consiste en dejar de sembrar la tierra periódicamente para que se regenere) en nuestras vidas. Descansar, regenerarse del impacto de una cruel y despiadada pandemia que no da tregua pero que nos ha golpeado de múltiples de formas, dañando no solo nuestra salud física sino también la salud mental y estamos cansados, hartos, hastiados, frustrados y sin esperanzas, porque no hay para dónde moverse y si el movimiento no es posible hay que buscar otras formas de movimiento como la flexibilidad del pensamiento para encontrar #laspequeñascosas que le dan sentido y sustento a la vida más allá de la fertilidad que todo terreno debe tener. Las pausas son necesarias en tanto nos ayudan a reconstruirlo todo de forma interna y externa.  A manera de colofón. Hemos corrido creyendo que podíamos retomar nuestras vidas, lo cierto es que nada es igual y que vale la pena replantearse los pasos a seguir en medio de una guerra que no es sólo bélica sino mental y de actitud porque vivimos peleados con un montón de cosas que vienen del exterior y que no podemos controlar. La pandemia es una amenaza, conviene buscar nuestras fortalezas y oportunidades para seguir adelante, siempre adelante o, como escribió Albert Camus: “En lo profundo del invierno finalmente aprendí que dentro de mí había un verano invencible”. Aprovechemos el verano que estamos viviendo.  " ["post_title"]=> string(30) "Las pequeñas cosas | Barbecho" ["post_excerpt"]=> string(118) "Me persigue la idea de que la vida es un ratito y se debe disfrutar al máximo aun frente a la crisis y el desaliento." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(27) "las-pequenas-cosas-barbecho" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-06-27 12:36:29" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-06-27 17:36:29" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=80283" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17969 (24) { ["ID"]=> int(79610) ["post_author"]=> string(1) "5" ["post_date"]=> string(19) "2022-06-06 10:42:25" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-06-06 15:42:25" ["post_content"]=> string(4295) "“Yo no busco, yo encuentro.” – Pablo Picasso (1881 - 1973). Se dice que las oportunidades son como flechas porque apuntan directo y no regresan. Podría decirse que la gran parte de las cosas que ocurren en mi vida han sido producto de las oportunidades que he decidido tomar o dejar pasar, pero sin empeñarme en el resultado simplemente poniendo manos a la obra y permitiendo que el proceso tome su curso y me sorprenda con el resultado. Algunas oportunidades han representado los mejores momentos de mi vida y otras han sido un verdadero fiasco, pero todas han dejado huella; lo más importante es que he aprendido algo nuevo. Las oportunidades ocurren, se presentan, salen al camino y tienen un poder transformador. Pese al contexto pesimista en el que vivimos hay oportunidades que quizá no sean visibles para todos pero ahí están aguardando a ser descubiertas y aprovechadas. El encuentro (acción de coincidir) es una de ellas porque nada ocurre sin encontrarse con la otredad (sea persona, circunstancia, momento o lugar). Existen encuentros que son como un bálsamo, una promesa o una esperanza mientras que otros son funestos como aves de mal agüero, elijo los primeros por estar llenos de oportunidades y posibilidades con todo y crisis mundial. Porque el encuentro surge de forma espontánea e inesperada. ¿Cuántas veces nos ha ocurrido que encontramos un billete en la calle, un objeto perdido que nos conduce a conocer a alguien, una tienda con alguna oferta especial o una persona que se convierte en parte esencial de nuestra vida? Vamos por la vida encontrando personas, objetos, lugares y no nos damos cuenta de su valor porque estamos más ocupados en lo seguro, en el deber ser, en la rutina, rumiando el pasado o añorando el futuro y el encuentro hoy en día es casi como una promesa en tanto que estamos retomando la vida que tuvimos en pausa hace dos años con el inicio de la pandemia, así que poderse encontrar o reencontrar es un privilegio aunque usted no lo crea. ¿Qué cantidad de situaciones habremos encontrado a lo largo de nuestra vida sin buscarlas ni provocarlas? Una escuela, una pareja, un trabajo, un empleo o una mirada. La pandemia nos heredó la habilidad de leer miradas como una forma alternativa de comunicación con el otro al ser necesario ocultar medio rostro con el cubre bocas y con ello, se le dio valor a un sencillo pero valioso momento: el encuentro de dos miradas, lo cual no es poca cosa considerando que no todas las personas tienen el hábito de mirar de frente a su interlocutor quizá porque el peso de una mirada es insostenible cuando se miente, se hiere o se es indiferente. Encontrarse con el otro, con una mirada o con una oportunidad como si de regalos se tratara al ser parte de #laspequeñascosas que le dan un matiz diferente a la vida (¿postpandemia?) y que son como luces de esperanza. Tener la oportunidad de mirar nuevamente a quienes han sido compañeros de ruta y poder contar que seguimos de pie a pesar de los pesares y de todas las dificultades que se han cruzado desde que el COVID-19 apareció en el escenario, compartir los retos que se han debido superar y sentirse satisfecho con las batallas ganadas, seguro de que poco a poco se irá recuperando la certidumbre y la calma.  A manera de colofón: Encontrar sin buscar como aquello que escribió Cortázar: “Andábamos sin buscarnos pero sabiendo que andábamos para encontrarnos”. Porque la existencia es posible también gracias a la cantidad de brevísimos encuentros que le dan forma y sentido a nuestros días; el encuentro por espontáneo es sorpresivo, emotivo, adictivo y certero porque si hemos de encontrarnos no habrá poder que pueda evitarlo, así como esta pandemia que nos salió al encuentro y que no todos hemos tenido la fortuna de evadir o salir bien librados de ella. Salgamos al encuentro porque el único momento real momento es aquí y ahora." ["post_title"]=> string(30) "Las pequeñas cosas: encuentro" ["post_excerpt"]=> string(202) "Existen encuentros que son como un bálsamo, una promesa o una esperanza mientras que otros son funestos como aves de mal agüero, elijo los primeros por estar llenos de oportunidades y posibilidades. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(28) "las-pequenas-cosas-encuentro" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-06-06 10:48:37" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-06-06 15:48:37" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=79610" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(12) ["max_num_pages"]=> float(6) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "9ae493e432ab8f4e768b54b02a8eebaf" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

Las pequeñas cosas: encuentro

Existen encuentros que son como un bálsamo, una promesa o una esperanza mientras que otros son funestos como aves de mal agüero,...

junio 6, 2022

Las pequeñas cosas | Barbecho

Me persigue la idea de que la vida es un ratito y se debe disfrutar al máximo aun frente a la crisis...

junio 27, 2022




Más de categoría

Las pequeñas cosas | Barbecho

Me persigue la idea de que la vida es un ratito y se debe disfrutar al máximo aun frente...

junio 27, 2022

Sindrome de FOMO: ¿está afectando la vida de mis hijos?

Alejandra Ruiz Sánchez explica los riesgos de las redes sociales y los trastornos que pueden ocasionarnos cuando no se...

junio 27, 2022

Seis trucos para que el miedo sea tu aliado 

Con estas ideas lograrás que trabaje para ti en lugar de causar estragos en tu vida. 

junio 22, 2022
Las pequeñas cosas: Yellow

Las pequeñas cosas: Yellow

El color amarillo se relaciona con la energía solar, el entusiasmo; en su tonalidad dorada representa riqueza y opulencia.

junio 20, 2022