Otra crisis de la pandemia

En el año y medio de incertidumbre mundial que llevamos a cuestas, se han digitalizado los pensamientos, los acuerdos y desacuerdos, las bienvenidas y muchas despedidas. Se nos han quedado los brazos vacíos porque también los abrazos...

29 de abril, 2021

En el año y medio de incertidumbre mundial que llevamos a cuestas, se han digitalizado los pensamientos, los acuerdos y desacuerdos, las bienvenidas y muchas despedidas. Se nos han quedado los brazos vacíos porque también los abrazos están en poder de la tecnología y las risas y sonrisas viven del otro lado de cada pantalla electrónica.

Se inventó y ajustó la vida de todos con actividades distintas a aquellas conocidas en la otra normalidad, hasta que todo se volvió una rutina como parte de la nueva normalidad de la que hablaron. A los pequeños, a los adolescentes y jóvenes se les inventó de todo para evitar la apatía y seguir con la dinámica de desarrollo escolar y familiar. Los adultos armaron su propia rutina de actividades. 

¿Y los adultos mayores? No hablo de los mayores de 60 que ya se vacunaron y revelaron una edad que no habían dicho. Hablo de los mayores muy mayores, los activos físicamente, los que aún tienen la fortaleza para bailar y subir y bajar escaleras. Pregunto también por aquellos que no se pueden mover fácilmente o que tropiezan con recuerdos confusos en su mente. De los adultos mayores ancianos que vieron cómo los jóvenes se quejaban de la quietud en la que vivían sin pensar que ya sus abuelitos ancianos viven en quietud por dos razones: porque nadie les hace caso y ya se acostumbraron a ser parte de la casa o porque ya no pueden moverse, escuchar, ver o caminar. Esta es otra de las tantas crisis que nos acechan, una de las crisis más silenciosas y tristes.

Evelina, que pasó de la lucidez al ofuscamiento en pocos meses, se preguntó por qué de repente todo cambió. Resulta difícil que una persona de 90 años entienda que el mundo de afuera se había detenido y que su Centro de Actividades para seniors estaba cerrado, que las tardeadas de baile y su convivencia diaria no existían más. Fue difícil que entendiera que no podía ir a Costco a comer un hotdog y sentarse a platicar con alguien; que no podía ir a caminar por los pasillos del centro comercial. 

Su confusión de tiempo y espacio se acrecentaba con el paso de los días. Recibió sus vacunas y vino a pasar una temporada con nosotros. Después de más de un año salió de su casa para volar a otro estado y a otro país. 

Como experimento y sin saber si funcionaría, en casa hice para ella un espacio de estudio con su escritorio, silla ejecutiva, libretas, lápices, colores, un rompecabezas de piezas grandes, libros y música. Verse en el espejo: quien ella fue, quien está siendo y quien será porque ella cree en su futuro y lo planea.

Había que jugar a los olvidos y reírse de los disparates. Inventar historias del futuro e imaginar cosas que no existen. Sentirse completa con sus 90 y reírse porque guardó los dientes en el estuche de los lentes. Escribir con las manos en sentido contrario porque la artritis le desvió los dedos y leer en voz alta para escuchar la voz y sentir la respiración. Grabó un video leyendo “En Paz” de Amado Nervo. Y dejó de lado los mismos recuerdos de tiempos pasados y darle la bienvenida a los nuevos para todos los mañanas que le faltan. 

La pandemia para ella sigue siendo, solo que ahora sabe que puede recorrer su tiempo escribiendo y leyendo; que a través de los recuerdos puede planear su futuro y sabe que su tiempo vale y que el tiempo que nos regaló ha sido una muy valiosa escuela. 

Yo estoy esperando que ustedes que me leen, hagan algo parecido con sus mayores y sepan que la sabiduría no está en Internet, la tenemos cerca de las manitas arrugadas y los ojos nublados de tanto que supieron ver. La vejez no es igual para todos, no sabemos cómo será para cada uno. 

Un día seremos ancianos. Por eso, ahora que podemos, debemos reforzar la amistad con los nuestros, para que un día quieran cuidar de nosotros.

Comentarios

Google-news
object(WP_Query)#18543 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(3) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(64661) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "23-04-2022" ["before"]=> string(10) "21-05-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(3) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(64661) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "23-04-2022" ["before"]=> string(10) "21-05-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(11) "vivir-mejor" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18541 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(3) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(3) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18553 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18550 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "23-04-2022" ["before"]=> string(10) "21-05-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(466) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-04-23 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-05-21 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (64661) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (3) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18538 (24) { ["ID"]=> int(78265) ["post_author"]=> string(3) "187" ["post_date"]=> string(19) "2022-04-27 10:12:13" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-04-27 15:12:13" ["post_content"]=> string(4209) "Hoy, 27 de abril, es el Día Internacional de la Concienciación sobre el Ruido, un concepto con el que, parece, nos hemos familiarizado, sobre todo quienes vivimos en una ciudad grande. Al salir a la calle somos perturbados por ruidos desagradables generados por el transporte público y el comercio ambulante, por mencionar algunos ejemplos.  Las actividades cotidianas también pueden dañar nuestros oídos. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), el uso excesivo de audífonos podría comprometer la salud auditiva de personas en un rango de entre 12 y 35 años. Lo preocupante es que este daño podría darse de manera inmediata, con una sola exposición. Entre los síntomas más frecuentes destacan: pequeñas molestias, dolor, picazón y dificultad para escuchar. Ahora que el home office y la educación a distancia son parte de nuestra cotidianidad, debemos prestar atención a lo anterior y moderar el uso de audífonos. Igualmente es importante que quienes gustan de escuchar música mediante estos gadgets ꟷprincipalmente los jóvenesꟷ moderen el volumen y consideren que el oído humano puede soportar entre 60 y 80 decibeles; los audífonos tampoco deben usarse  por más de cuatro horas seguidas.  Los expertos señalan que, a medida que el volumen aumenta en cinco decibeles, basta dos horas y media para que se dañe el oído, de ahí la importancia de ser moderados.  Beneficios de permanecer en silencio  Contrario a lo que sucede cuando estamos “atrapados” en el ruido exterior, al permanecer en silencio le pasan cosas buenas a nuestro cuerpo y mente. Los siguientes son algunos beneficios:
  • Conectar con el interior y generar un momento de bienestar
  • Escuchar la respiración, lo que al mismo tiempo permite aliviar síntomas de ansiedad
  • Hacer un alto para saber si lo que se está haciendo conduce hacia las metas establecidas
  • Hallar las respuestas que a menudo se buscan afuera
  • Tener un momento personal 
  • Revisar el diálogo interno
  • Permanecer en el presente 
De acuerdo con el psicólogo ambiental Craig Zimring, la contaminación acústica eleva la presión ambiental y la frecuencia cardiaca, de ahí otro beneficio de regocijarnos en el silencio.  Desconecta para conectar Hay dos momentos ideales para permanecer en silencio: por la mañana y por la noche. Mi propuesta es dedicar al menos diez minutos a esta práctica e incluir el agradecimiento. Lamentablemente, hoy la conexión que hacemos es con la tecnología y no con nuestro interior, pero si te animas y pospones los “pendientes” o las “urgencias” notarás un gran cambio al iniciar tu día conectando con tu corazón y no con tu teléfono móvil.  Si te gustó este texto y piensas que aporta algo positivo te animo a compartirlo en tus redes sociales. Si necesitas apoyo para mejorar algún aspecto de tu vida cotidiana no dudes en contactarme. Igual si deseas experimentar una experiencia espiritual, sin riesgo.  [email protected] / LinkedIn: Nancy Fuentes Juárez / Twitter: @nanfuentes2021 " ["post_title"]=> string(38) "El ruido y sus consecuencias negativas" ["post_excerpt"]=> string(95) "La afectación en la salud es el principal motivo para huir e instalarte en el lado opuesto. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(38) "el-ruido-y-sus-consecuencias-negativas" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-04-27 10:12:13" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-04-27 15:12:13" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=78265" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#18462 (24) { ["ID"]=> int(78869) ["post_author"]=> string(2) "81" ["post_date"]=> string(19) "2022-05-12 13:11:15" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-05-12 18:11:15" ["post_content"]=> string(7878) "Después de casi dos años de incertidumbre y aislamiento, por fin parece que la pandemia empieza a darnos una tregua y poco a poco hemos ido retornando a nuestras actividades habituales. Sin embargo, una de las cosas que, sin duda, podemos observar en nosotros mismos y en quienes nos rodean, es que, si bien hemos podido regresar a “las cosas de siempre”, parece que ninguno de nosotros es “el mismo de siempre”: estamos más irritables, agresivos  o sensibles, más gordos o más flacos, poco tolerantes o absolutamente indolentes, tristes unas veces y eufóricos otras…  Pero, lo importante de estos cambios que todos presentamos es darnos cuenta de que, si bien la causa es mucho más profunda de lo que podemos apreciar a simple vista, también hay diversas estrategias que pueden ayudarnos a solucionar el problema de fondo. El estrés, el cortisol y el cerebro Históricamente el estrés ha sido un elemento esencial en la vida del hombre y es, de hecho, gracias a él que hemos logrado sobrevivir como especie, ya que nos permite hacer frente a todo tipo de amenazas tanto físicas, como ambientales, sociales y psicológicas. Cuando estamos estresados nuestro cuerpo manda una señal de alerta que libera diversas hormonas que actúan como neurotransmisores, para provocar reacciones específicas en nuestro organismo y de entre las cuales la más importante es el cortisol. Este se produce en las glándulas suprarrenales y, junto con la adrenalina, nos permite enfrentar el peligro, resolver problemas y huir de amenazas potenciales (acelerando la frecuencia cardíaca, elevando la presión arterial, maximizando los suministros de energía y los azúcares (la glucosa) en el torrente sanguíneo, mejorando el uso de esta sustancia en el cerebro, aumenta la disponibilidad de sustancias que reparan los tejidos, alterando las respuestas del sistema inmunitario, suprimiendo los sistemas digestivos reproductor y los procesos de crecimiento, y limitando las funciones que serían no esenciales o perjudiciales en una situación de lucha o huida.  Y además de todo, este complejo sistema de alarma natural también se comunica con las regiones del cerebro que controlan el estado de ánimo, la motivación y el miedo. Es por esto que cuando tenemos un subidón de cortisol (y adrenalina) todos nuestros sentidos se alteran, el hipotálamo y la corteza prefrontal se nublan y no somos capaces de ver más allá del peligro que enfrentamos. La realidad es que todos estos son procesos naturales que, como ya mencionamos, han sido “programados” para garantizar la supervivencia de la especie humana y hasta aquí todo va bien, pero…  ¿Qué pasa cuando los factores de alarma no desaparecen, nuestros niveles de estrés son muy altos (y/o constantes) y el cuerpo no deja de producir cortisol y adrenalina?  Pros y contras del cortisol sobre el organismo Cuando los niveles de cortisol están balanceados nuestros órganos y sistemas funcionan en armonía. Sin embargo, cuando esta hormona se mantiene elevada (por factores estresantes que no desaparecen, como los causados por la pandemia o los que provoca el estilo de vida frenético y acelerado y lleno de estímulos al que “felizmente” regresamos) puede derivar en una alteración endocrina conocida como “hipercortisolismo”, que produce efectos muy negativos en las funciones de las células de todo el cuerpo. Es curioso que los efectos adversos, en la mayoría de los casos, afecten exactamente los mismos órganos y funciones a los que ayudan cuando los niveles hormonales son normales, como podemos apreciar en esta tabla: Cortisol vs Oxitocina Por fortuna para todos, el cuerpo humano es una “máquina” increíblemente bien diseñada que tiene la capacidad de regularse, regenerarse e incluso, hasta de sanarse en las condiciones adecuadas. Y cuando hablamos de neurotransmisores, resulta ser que, existe todo un mecanismo en nuestro cuerpo en el que otras diversas sustancias también son liberadas para que podamos pasar de estados de alerta a momentos de calma y de emociones negativas exaltadas a estados de paz interior y de alegría. Una de estas sustancias (y la que más puede ayudarnos en estos momentos de tensión “postmandémica”) es la oxitocina. También conocida como la “hormona del amor”, la oxitocina se produce en altas cantidades cuando abrazamos, damos la mano, sonreímos, bailamos, tenemos buena actitud, compartimos con los amigos, evocamos buenos recuerdos, etcétera y entre sus principales beneficios se encuentra el hecho de que nos ayuda a disminuir notoriamente los niveles de cortisol en el organismo y con ellos, la ansiedad, la depresión, la irritabilidad y hasta los kilitos de más o de menos de los que hablábamos antes. 5 tips infalibles para bajar cortisol y elevar la oxitocina Las investigaciones neurocientíficas han avanzado increíblemente en último siglo y a veces resulta hasta increíble darnos cuenta de que las soluciones que encuentra son más simples de lo que imaginamos, sino que se encuentran presentes cuando nos enfocamos en lo más importante que tenemos; la parte humana. Desde luego, lo primero que tenemos que tener en cuenta es que todo cambio requiere de decisión, voluntad, perseverancia y disciplina, por lo que repetir las siguientes estrategias tanto como podamos y convertirlas en hábitos, será un factor clave para lograr el éxito:
  • Hacer deporte
  • Cantar
  • Bailar
  • Sonreír
  • Abrazar 
Convertir la felicidad en nuestra “nueva normalidad” Un niño feliz es un niño que aprende y un adulto feliz es un adulto productivo. Poner en práctica estas estrategias nos ayudará a disminuir el estrés y generar neurotransmisores que se traduzcan en emociones positivas, activando nuestra química cerebral, poniendo en funcionamiento la de todo el cuerpo y creando una especie de “red de conciencia celular” que nos permita fortalecernos a todos los niveles. Quizá nos falte un largo trecho por recorrer para poder decir que superamos esta crisis, pero lejos de sentarnos a esperar a que termine, nuestra obligación es actuar para que cada instante valga la pena, para que cada día sea el más importante y para que la felicidad no se encuentre al final del camino, sino que sea parte de él y nos lleve a salir de esto más sanos, más fuertes y más preparados para ayudar a quienes aún no se hayan dado cuenta de que la vida se trata de ser felices hoy. ¡Visita nuestro sitio web y encuentra más información como esta en mazenod.edu.mx !" ["post_title"]=> string(50) "Cortisol: ¿amigo o enemigo en “postpandemia”?" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(40) "cortisol-amigo-o-enemigo-en-postpandemia" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-05-12 13:11:15" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-05-12 18:11:15" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=78869" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18538 (24) { ["ID"]=> int(78265) ["post_author"]=> string(3) "187" ["post_date"]=> string(19) "2022-04-27 10:12:13" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-04-27 15:12:13" ["post_content"]=> string(4209) "Hoy, 27 de abril, es el Día Internacional de la Concienciación sobre el Ruido, un concepto con el que, parece, nos hemos familiarizado, sobre todo quienes vivimos en una ciudad grande. Al salir a la calle somos perturbados por ruidos desagradables generados por el transporte público y el comercio ambulante, por mencionar algunos ejemplos.  Las actividades cotidianas también pueden dañar nuestros oídos. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), el uso excesivo de audífonos podría comprometer la salud auditiva de personas en un rango de entre 12 y 35 años. Lo preocupante es que este daño podría darse de manera inmediata, con una sola exposición. Entre los síntomas más frecuentes destacan: pequeñas molestias, dolor, picazón y dificultad para escuchar. Ahora que el home office y la educación a distancia son parte de nuestra cotidianidad, debemos prestar atención a lo anterior y moderar el uso de audífonos. Igualmente es importante que quienes gustan de escuchar música mediante estos gadgets ꟷprincipalmente los jóvenesꟷ moderen el volumen y consideren que el oído humano puede soportar entre 60 y 80 decibeles; los audífonos tampoco deben usarse  por más de cuatro horas seguidas.  Los expertos señalan que, a medida que el volumen aumenta en cinco decibeles, basta dos horas y media para que se dañe el oído, de ahí la importancia de ser moderados.  Beneficios de permanecer en silencio  Contrario a lo que sucede cuando estamos “atrapados” en el ruido exterior, al permanecer en silencio le pasan cosas buenas a nuestro cuerpo y mente. Los siguientes son algunos beneficios:
  • Conectar con el interior y generar un momento de bienestar
  • Escuchar la respiración, lo que al mismo tiempo permite aliviar síntomas de ansiedad
  • Hacer un alto para saber si lo que se está haciendo conduce hacia las metas establecidas
  • Hallar las respuestas que a menudo se buscan afuera
  • Tener un momento personal 
  • Revisar el diálogo interno
  • Permanecer en el presente 
De acuerdo con el psicólogo ambiental Craig Zimring, la contaminación acústica eleva la presión ambiental y la frecuencia cardiaca, de ahí otro beneficio de regocijarnos en el silencio.  Desconecta para conectar Hay dos momentos ideales para permanecer en silencio: por la mañana y por la noche. Mi propuesta es dedicar al menos diez minutos a esta práctica e incluir el agradecimiento. Lamentablemente, hoy la conexión que hacemos es con la tecnología y no con nuestro interior, pero si te animas y pospones los “pendientes” o las “urgencias” notarás un gran cambio al iniciar tu día conectando con tu corazón y no con tu teléfono móvil.  Si te gustó este texto y piensas que aporta algo positivo te animo a compartirlo en tus redes sociales. Si necesitas apoyo para mejorar algún aspecto de tu vida cotidiana no dudes en contactarme. Igual si deseas experimentar una experiencia espiritual, sin riesgo.  [email protected] / LinkedIn: Nancy Fuentes Juárez / Twitter: @nanfuentes2021 " ["post_title"]=> string(38) "El ruido y sus consecuencias negativas" ["post_excerpt"]=> string(95) "La afectación en la salud es el principal motivo para huir e instalarte en el lado opuesto. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(38) "el-ruido-y-sus-consecuencias-negativas" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-04-27 10:12:13" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-04-27 15:12:13" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=78265" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(18) ["max_num_pages"]=> float(9) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "730bae2593d043a3eacea05b9943a5a6" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
El ruido y sus consecuencias negativas

El ruido y sus consecuencias negativas

La afectación en la salud es el principal motivo para huir e instalarte en el lado opuesto.

abril 27, 2022

Cortisol: ¿amigo o enemigo en “postpandemia”?

Después de casi dos años de incertidumbre y aislamiento, por fin parece que la pandemia empieza a darnos una tregua y poco...

mayo 12, 2022




Más de categoría
LA CONSTITUCIÓN. ¿Y ESO CON QUÉ SE COME?

LA CONSTITUCIÓN. ¿Y ESO CON QUÉ SE COME?

La Carta Magna busca proteger los derechos e intereses de todos los ciudadanos en relación con el actuar del...

mayo 19, 2022
La importancia de cerrar ciclos

La importancia de cerrar ciclos

Vivir en el pasado implica anclarte a la tristeza y al sufrimiento.

mayo 18, 2022

Las pequeñas cosas: kairós

Y sí, me parece una fantasía sentir y saber superada la etapa más dolorosa de mi vida pero a...

mayo 16, 2022

La Depresión en México

La depresión es uno de los problemas mentales más ignorados por nuestras autoridades. 

mayo 13, 2022