Mi mamá roquea: un pequeño homenaje en el Día de las Madres

Estimados lectores, el día de hoy quiero tomar una pausa del trajín semanal de noticias (y vaya que las hay, ya casi en el ocaso del sexenio) para escribir algo que he querido escribir y compartir con...

10 de mayo, 2023 homenaje en el Día de las Madres

Estimados lectores, el día de hoy quiero tomar una pausa del trajín semanal de noticias (y vaya que las hay, ya casi en el ocaso del sexenio) para escribir algo que he querido escribir y compartir con ustedes desde hace mucho tiempo y no encontré pretexto mejor que este Día de las Madres. 

¿Qué es eso que tanto quiero compartirles? Es algo tan sencillo como que mi mamá ¡en verdad roquea! ¡Y como las mejores! Lo digo en serio, sin afanes hiperbólicos, y a continuación explicaré por qué. 

Hay mucho que tengo que agradecerle a mi madre. Está de más decir que, sin ella, no sería quien soy el día de hoy. Así que deseo aprovechar este Día de las Madres para agradecerle por todo lo que ha hecho por mí, por ser la persona que me ha guiado, apoyado y enseñado durante todos estos años. Hay muchas cosas que he aprendido de ella, pero hoy quiero agradecerle por algunas en particular.

Le agradezco por haberme presentado las novelas de misterio de Arthur Conan Doyle y Agatha Christie, las cuales fueron las primeras incursiones en el mundo de la literatura que recuerdo y cuyas historias me siguen acompañando el día de hoy (en esas épocas, Sherlock Holmes era mi ídolo personal y en mi opinión era tanto o más genial que cualquier Batman o Superman). Gracias a mi madre, descubrí el emocionante mundo de la literatura detectivesca y aprendí a apreciar la complejidad de las tramas y los personajes. 

También le agradezco por introducirme al mundo del rock, ese del cual no me he despegado desde que tengo uso de memoria. Únicamente bastó algo tan sencillo como algunas cintas de The Alan Parsons Project y unos discos de Jon y Vangelis para descubrir una nueva dimensión de la música que me abrió la mente a las posibilidades únicas de la música. Este amor por la música no solamente se quedó en nuestra sala, ya que mi mamá ha sido la mejor compañera que uno podría desear en diferentes recitales. ¡Cómo olvidar los conciertos memorables a los que he ido con ella! Como los de Paul McCartney y Peter Gabriel en el ya lejano año de 2002, o los de The Police y Porcupine Tree en 2007, o el de Bob Dylan en 2008, o el de Earth, Wind and Fire y Chicago en 2011. Y esos son nada más unos cuantos, porque la lista podría seguir y seguir y necesitaría muchísimas páginas para recordar cada anécdota y momento inolvidable.  

Además de haberme introducido al mundo de la literatura y de la música, mi mamá siempre ha sido una cinéfila irredenta. Por ella fue que descubrí cintas como 2001: A Space Odyssey de Stanley Kubrick (la cual, al principio, debo decir que me aburrió la primera vez que la vi, pero ahora mi admiración por dicho filme ha ido en aumento cada vez que la veo) o las clásicas de Peter Sellers, como las de la saga de The Pink Panther y Being There. Gracias a mi mamá, aprendí a valorar el arte y la creatividad en todas sus formas posibles. 

Algo más que me gustaría agradecer a mi mamá es que me enseñó a valorar la libertad de elección y el respeto a los demás. Cuando me sentía el nerd más extraño de la clase (y del trabajo, ¡porque un nerd no se cura de la noche a la mañana!), siempre supe que mi hogar estaba en su amor y comprensión incondicional. Desde muy joven, me inculcó la libertad de tomar mis propias decisiones y de aprender de mis propios errores y hacerme responsable de ellos. Gracias a ella, aprendí la importancia de ser independiente y de confiar en mis propias habilidades y decisiones. 

Por último, quiero agradecerle a mi mamá el gran esfuerzo que hizo para educarme y criarme prácticamente sola y sin ayuda de nadie más. Sé que nunca fue fácil, pero gracias a ella, aprendí la importancia del esfuerzo, la dedicación y la disciplina. Gracias a mi mamá, soy la persona que soy hoy en día.

Así que, mamá, me gustaría decirte esto: que te quiero mucho y que no hay forma de agradecerte que sea lo suficientemente grande para retribuir todo lo que has hecho y haces por mí. 

Espero que todos ustedes, estimados lectores, también aprovechen este día para agradecer a sus mamás. Deseo que quienes aún son afortunados por tener a su madre en este plano de existencia, como yo, que la valoren y la cuiden mucho. Para quienes ya no la tengan entre nosotros, que los momentos que guarden sean los mejores y que este día sea un pretexto para recordarla con mucho cariño. 

Y ustedes, ¿qué les gustaría agradecer a sus mamás en este día? 

Comentarios


Ocho ideas para transformar tu vida

Ocho ideas para transformar tu vida

Estar bien siempre depende de dónde estás poniendo tu enfoque.

mayo 18, 2023
porque preferir el silencio

Razones para preferir el silencio

A menudo estamos muy conectados con el exterior, pero hay poca escucha hacia adentro. 

mayo 11, 2023




Más de categoría
Culpar a otros por tus infortunios

Nadie te hace nada

Culpar a otros por tus infortunios es perder la oportunidad de transformarte y evolucionar.

junio 1, 2023
Las pequeñas cosas: ¡Taxi!

Las pequeñas cosas: ¡Taxi!

“Yo soy, el ruletero. Que sí señor, el ruletero.” Mambo del ruletero.

mayo 29, 2023
Dejavú

Dejavú

Vivir es un placer pero la vida exige de ti el convencimiento de que vale la pena vivir.

mayo 29, 2023
6 acciones para tener un día extraordinario

6 acciones para tener un día extraordinario

Iniciar de la mejor manera no es cosa de suerte, es menester que seas responsable y te encargues de...

mayo 25, 2023