Lo importante es vivir

Un encuentro fugaz entre la Muerte y un simple mortal.

26 de agosto, 2022 roman navarro

Cerré mis ojos para apartarme del mundo por unos instantes. Repasaba mi inquietud por saber cómo moriría y qué había después de la vida. De pronto, mi mente se vio invadida por una voz que fue tomando forma conforme pasaban los segundos: se presentó en mi interior como la Muerte. Te preguntarás cómo era y te diré que sí es tal cual  la has visto representada, con una túnica negra que la cubría de pies a cabeza, solamente que carecía de una guadaña y también de un rostro.

–Veo que  hace tiempo preguntas cosas respecto a mí – me comentó – Puedo  escuchar tus dudas y quisiera  satisfacer tus inquietudes.

Aproveché para empezar con preguntas básicas que comúnmente se hacen los mortales. La primera fue: ¿hay vida después de la muerte? Su respuesta fue inesperada:

–Lo que  puedo decirte es que esa es la esencia de mi ser, es la intriga y la duda de lo que encontrarás o dejarás de encontrar al partir de este mundo. 

–Entonces ¿podrías decirme cuándo moriré? – pregunté.

–Tampoco podré decirte eso. Si lo hiciera perderías el sueño de ser alguien, la chispa de disfrutar la vida intensamente, pues tus días estarían contados y te sentarías a ver llegar la muerte sin réplica ni deleite, en otras palabras, el tiempo vivido sería en vano.

– ¿Pero al menos me dirás cómo moriré?

 –Eso depende de ti, de cómo llevas tu vida al paso del tiempo. Recuerda que tú fuiste dotado de libre albedrío.

–Veo que no eres de mucha ayuda– repliqué – pues no has aclarado mis dudas. 

–Nunca dije que las aclararía. Lo que expresé es que satisfaría tus inquietudes, que no es lo mismo. 

–Pues no veo cómo lo harás. 

–Es muy sencillo. Simplemente te diré lo que ya no verás una vez que cierres tus ojos para siempre. Si esto sucediera en este momento ¿qué pasaría con tus planes inmediatos?

–Simplemente ya no tendrían importancia– le respondí.

–Exacto, ya no tendrás ese pendiente que estabas por realizar tus días habrían terminado. ¿Qué pasaría con tu familia? 

–No volverían a verme.

–Cierto. Y ¿Qué me dices de tu trabajo? 

–Estaría ocupado mi lugar por alguien más. 

Tus palabras fluyen en tu boca, pero no en tu ser.

– ¿Qué estás tratando de decirme? 

–Seré más claro. Una vez que se apague tu luz, los planes inmediatos que realizarías ya no serán importantes. No habrá nuevos proyectos, tu agenda se cerrará para no volverse abrir. En el trabajo solo te extrañarán por un momento y serás reemplazado rápidamente, pues ya no eres indispensable porque ya no existes. Tu familia no volverá a sentir el calor de tu presencia y tú no volverás a disfrutar de su compañía. En la mesa habrá un lugar vacío, la cama se volverá más fría y tendrá un espacio difícil de llenar. No volverás a escuchar las voces de los que te rodean ni la música que te acompaña día a día. Ese proyecto que tanto soñaste se quedó en el limbo donde nadie lo iniciará ni lo continuará. Los sueños, los anhelos, se dispersarán rápidamente como nubes de vapor. No tendrás risas para compartir ni disputas por arreglar. Algunos otros proyectos se quedarán en el tintero. Estás muy preocupado por lo que hay después de la muerte sin darte cuenta de que lo importante es lo que hagas en vida, pues ésta es solo un momento en el tiempo, a cada segundo se acaba. Muchas veces el mortal piensa que crece conforme pasan los días. Te aclaro que es cierto, pero ese crecimiento tiene un precio muy alto, pues es con su tiempo que paga la experiencia y ese no se puede comprar ni reponer. Cada segundo cuenta porque ya es un segundo que te queda menos en tus días. El tiempo es eterno pero el tuyo tiene caducidad. Solo te puedo ayudar diciéndote que disfrutes este regalo que se te ha dado y se llama vida, pues es limitada por mí. Con seguridad te digo que morirás.

Después de un largo silencio, le respondí:

–Escuchándote decir esto no creo que seas tan mala como parece.

 Con firmeza contestó:

 –En realidad solo soy parte de un ciclo del cual yo pongo fin. A la gente le aterra porque hay incertidumbre en mi llegada.

–Veo que no tienes rostro. Solo hay un espacio oscuro en tus ropas.  ¿A qué se debe que carezcas de él? Es así porque mi rostro representa todo lo que vive y muere. 

–Sé más claro. 

–Todo lo que nos rodea, las plantas, el reino animal, incluso el universo, tiene un término, es por eso que me temen: porque soy el fin de un todo, por el simple hecho de existir. Por último te diré que solo se vive una vez; que cada paso que des sea en mejorar tu persona y entorno, para que no cargues la vida y el  peso de ella te haga pensar cuándo se terminará… Una cosa más. No esperes mi llegada. No me iré ni nunca fui,  siempre estoy a tu lado esperando el momento de tomarte de la mano para llevarte a ese sueño eterno del que nadie ha vuelto aún. 

 Con estas palabras se retiró la Muerte, dejándome un mensaje muy claro: estoy tan preocupado por la muerte, que con seguridad llegará, que me he olvidado de vivir.

“ESTA ES LA NATURALEZA DE MI SER”.

Comentarios


object(WP_Query)#16254 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(3) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(82647) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "29-08-2022" ["before"]=> string(10) "26-09-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(3) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(82647) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "29-08-2022" ["before"]=> string(10) "26-09-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(11) "vivir-mejor" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#16258 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(3) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(3) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#16256 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#16257 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "29-08-2022" ["before"]=> string(10) "26-09-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(502) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-08-29 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-09-26 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (82647) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (3) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#16255 (24) { ["ID"]=> int(83560) ["post_author"]=> string(3) "187" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-21 10:10:52" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-21 15:10:52" ["post_content"]=> string(3813) "¡Hola! Antes que otra cosa quiero saludarte y desearte una excelente mitad de semana.  Todos los seres humanos establecemos vínculos afectivos a lo largo de nuestra vida. Cuando conocemos a alguien y compartimos momentos importantes lo más sano es que se vaya tejiendo un lazo importante. Esto sucede con todos los seres que amamos. Lo anormal sería no establecer dichos vínculos.  ¿Cuándo se vuelve una relación tóxica?, ¿cuándo comenzamos a rebasar la línea que nos lleva al sufrimiento? Desde mi punto de vista y debido a mi propia experiencia, cuando, aun sabiendo que una persona o situación ya no aporta a nuestra vida seguimos aferrados a continuar, a no separarnos. Cuando apretamos fuertemente en lugar de soltar, eso es el apego y es la principal causa del sufrimiento humano, señala el budismo.  ¿Qué hacer para no desarrollar apego, para experimentar una vida más sana y en paz? El budismo ꟷque no es una religión sino una filosofía de vidaꟷ propone lo siguiente: -Sé responsable de ti mismo. Cada uno se responsabiliza por sus acciones, decisiones y sentimientos. No puedes poner en manos de otros tu felicidad pues solo te corresponde a ti, eres tú quien debe trabajar para sentir plenitud.  -Enfócate en el presente y asume tu realidad. El pasado no puede cambiarse porque se ha ido, ya no está en ningún lado; es válido voltear hacia atrás pero para aprender y no repetir el error, o para recordar algo lindo, pero sin desear que siga presente cuando ya no puede ser. Aunque el futuro tampoco existe se construye con cada paso que das en el presente. Por eso dale toda tu energía al aquí y ahora. Esto evitará que sufras.   -Ejerce tu libertad y respeta la de los demás. Dice Viktor Frankl (psiquiatra, neurólogo y filósofo austriaco que sobrevivió a campos de concentración nazi y creó la logoterapia) que aún en las peores circunstancias hay algo que no puede arrebatársele al hombre, y eso es su libertad para decidir. Decide cómo quieres sentirte, decide si elijes el bienestar o el sufrimiento aferrándote. También respeta la libertad del otro, respeta sus decisiones; en ocasiones será doloroso, pero recuerda que el dolor es parte de la vida y, si se aprovecha, puede traer transformaciones buenas a tu vida. El dolor puede ayudarte a descubrirte de otra manera, si lo elijes.  -Acepta que las pérdidas son parte de la vida. A nadie nos gusta perder, pero cuando la pareja, el trabajo, los hijos, los objetos, etc., se han ido, no hay nada que hacer más que aceptarlo. No digo que sea sencillo, de hecho la mayoría de las veces hay que trabajar mucho para superar una pérdida (física o simbólica). Sin embargo, te aseguro que todos los seres humanos estamos hechos para recomponernos y salir adelante. Nuevamente pregúntate: ¿qué quiero para mi vida, qué estoy eligiendo?    Te doy las gracias por leerme. Si consideras que estas ideas aportan algo positivo te pido que las compartas en tus redes sociales o con tus seres queridos.    Twitter: @nanfuentes2021 /[email protected] https://nancy-fuentes.webnode.mx/  " ["post_title"]=> string(28) "¿Apego o vínculo afectivo?" ["post_excerpt"]=> string(64) "Descubre cuál es la diferencia que nos invita a vivir mejor. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(24) "apego-o-vinculo-afectivo" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-21 10:10:52" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-21 15:10:52" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=83560" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#16231 (24) { ["ID"]=> int(83192) ["post_author"]=> string(3) "190" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-12 10:42:48" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-12 15:42:48" ["post_content"]=> string(5116) "En mi clase de budismo del domingo tuvimos esta enseñanza, es una de las que más me gusta y no me canso de escucharla, pues me parece vital para entender y poner en práctica en mi vida diaria el poder apreciar a los otros. ¿Pero por qué es importante apreciar a otros? Yo estimo a mis amigos, a mi familia, a mi pareja, a mis mascotas, a algunas personas cercanas… ¿Por qué debo apreciar a otros? Según nuestro maestro Geshe Kelsang Gyatso existen tres grupos de personas: Aquellas con las que más nos identificamos, con las que tenemos algo en común, a nuestros hijos, familia, pareja, amigos, aquellas personas que nos parecen atractivas por sus encantos físicos, por sus éxitos profesionales, por su popularidad, por su liderazgo, por su inteligencia, etc. A este grupo de personas es muy fácil que las apreciemos pues son personas con las cuales nos identificamos, nos sentimos bien con su presencia o nos gustaría llegar a ser como ellas. El otro grupo son aquellas personas que no nos caen muy bien, o con las que no podemos mantener una buena relación por cualquier motivo, ya sea personal o profesional, o aquellas que simplemente nada más de verlas ya nos desagradan por algún motivo. Y el tercer grupo es el llamado “neutro”, aquellas personas que ni nos afectan ni nos benefician en nada, prácticamente los desconocidos, los que van caminando por la calle, nuestros vecinos, todas aquellas personas que vemos o nos cruzamos con ellas en el transcurso de nuestro día o nuestra vida. Lo primero que nos preguntamos es: ¿por qué apreciar a aquellas personas que me caen mal o que simplemente por más que intento no puedo tener una buena relación, o aquel desconocido que no aporta nada a mi vida? Geshe Kelsang Gyatso en su libro “Nuevo Ocho Pasos para la Felicidad” nos explica la importancia de apreciar a los otros sin excepción. Si paramos para pensar un poco en todo lo que tenemos y hemos conseguido durante toda nuestra vida (cosas materiales) lo primero que nos vendría a la mente sería que tenemos todo esto por nuestros propios méritos, por tantos años de trabajo , esfuerzo, dedicación y sacrificios. Por una parte es verdad, pero todo es resultado de la ayuda de otras personas, por ejemplo: las personas que en su momento confiaron en nosotros para desempeñar nuestros trabajos, las oportunidades que otras personas nos dieron, la confianza de nuestros clientes y un sin número de personas que pasaron por nuestras vidas aportando algo para nuestro crecimiento; nada de lo que tenemos lo hemos conseguido solos. Si pensamos ahora en las cosas más básicas como nuestra alimentación, que está perfectamente claro que sin trabajo y sin recursos no podríamos comprar nada para alimentarnos, pero detrás de todos estos alimentos que llegan a nuestra mesa hay miles de personas que participaron para poder plantar, cosechar, transportar, vender, preparar todos y cada uno de estos alimentos. Al bañarnos, el simple hecho de poder abrir la llave y que salga el chorro de agua en nuestras regaderas… los millares de personas que tuvieron que trabajar en las obras hidráulicas y drenajes para tener los servicios básicos para nuestro aseo y necesidades personales. Al salir de casa y dirigirnos a nuestros trabajos o transitando por las calles… las innumerables personas que tuvieron que trabajar para construir calles, carreteras, puentes, las personas que limpian las vías públicas…. Absolutamente todo, alguien lo hizo. Tal vez nos preguntemos dónde entra el grupo de nuestros “enemigos” o las personas con las que menos nos llevamos… Estas personas siempre van a tener alguien que las ame, que las aprecie, que las cuide, pues esa etiqueta que les pusimos es solo nuestra percepción, solo existe en nuestra mente. Todos y cada uno de nosotros le debemos la vida a alguien, a nuestros padres por habernos engendrado, a quienes nos cuidaron cuando éramos indefensos, a quien nos pagó nuestros estudios, a nuestros profesores, a quienes nos orientaron en el transcurso de nuestra vida para poder llegar justo donde nos encontramos. Y así podría enumerar un sinfín de cosas, todas ellas hechas por desconocidos para beneficiar a los otros. DE AHÍ LA IMPORTANCIA DE APRECIAR A LOS OTROS. REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS: “Novo Oito Passos para a Felicidade” Geshe Kelsang Gyatso, Ed. Tharpa, Brasil, 2020." ["post_title"]=> string(38) "La importancia de apreciar a los otros" ["post_excerpt"]=> string(142) "“Ningún hombre es una isla / por sí mismo. / Cada hombre es una pieza de un continente, / una parte del todo”. -John Donne (1572-1631) " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(38) "la-importancia-de-apreciar-a-los-otros" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-12 10:42:48" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-12 15:42:48" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=83192" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#16255 (24) { ["ID"]=> int(83560) ["post_author"]=> string(3) "187" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-21 10:10:52" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-21 15:10:52" ["post_content"]=> string(3813) "¡Hola! Antes que otra cosa quiero saludarte y desearte una excelente mitad de semana.  Todos los seres humanos establecemos vínculos afectivos a lo largo de nuestra vida. Cuando conocemos a alguien y compartimos momentos importantes lo más sano es que se vaya tejiendo un lazo importante. Esto sucede con todos los seres que amamos. Lo anormal sería no establecer dichos vínculos.  ¿Cuándo se vuelve una relación tóxica?, ¿cuándo comenzamos a rebasar la línea que nos lleva al sufrimiento? Desde mi punto de vista y debido a mi propia experiencia, cuando, aun sabiendo que una persona o situación ya no aporta a nuestra vida seguimos aferrados a continuar, a no separarnos. Cuando apretamos fuertemente en lugar de soltar, eso es el apego y es la principal causa del sufrimiento humano, señala el budismo.  ¿Qué hacer para no desarrollar apego, para experimentar una vida más sana y en paz? El budismo ꟷque no es una religión sino una filosofía de vidaꟷ propone lo siguiente: -Sé responsable de ti mismo. Cada uno se responsabiliza por sus acciones, decisiones y sentimientos. No puedes poner en manos de otros tu felicidad pues solo te corresponde a ti, eres tú quien debe trabajar para sentir plenitud.  -Enfócate en el presente y asume tu realidad. El pasado no puede cambiarse porque se ha ido, ya no está en ningún lado; es válido voltear hacia atrás pero para aprender y no repetir el error, o para recordar algo lindo, pero sin desear que siga presente cuando ya no puede ser. Aunque el futuro tampoco existe se construye con cada paso que das en el presente. Por eso dale toda tu energía al aquí y ahora. Esto evitará que sufras.   -Ejerce tu libertad y respeta la de los demás. Dice Viktor Frankl (psiquiatra, neurólogo y filósofo austriaco que sobrevivió a campos de concentración nazi y creó la logoterapia) que aún en las peores circunstancias hay algo que no puede arrebatársele al hombre, y eso es su libertad para decidir. Decide cómo quieres sentirte, decide si elijes el bienestar o el sufrimiento aferrándote. También respeta la libertad del otro, respeta sus decisiones; en ocasiones será doloroso, pero recuerda que el dolor es parte de la vida y, si se aprovecha, puede traer transformaciones buenas a tu vida. El dolor puede ayudarte a descubrirte de otra manera, si lo elijes.  -Acepta que las pérdidas son parte de la vida. A nadie nos gusta perder, pero cuando la pareja, el trabajo, los hijos, los objetos, etc., se han ido, no hay nada que hacer más que aceptarlo. No digo que sea sencillo, de hecho la mayoría de las veces hay que trabajar mucho para superar una pérdida (física o simbólica). Sin embargo, te aseguro que todos los seres humanos estamos hechos para recomponernos y salir adelante. Nuevamente pregúntate: ¿qué quiero para mi vida, qué estoy eligiendo?    Te doy las gracias por leerme. Si consideras que estas ideas aportan algo positivo te pido que las compartas en tus redes sociales o con tus seres queridos.    Twitter: @nanfuentes2021 /[email protected] https://nancy-fuentes.webnode.mx/  " ["post_title"]=> string(28) "¿Apego o vínculo afectivo?" ["post_excerpt"]=> string(64) "Descubre cuál es la diferencia que nos invita a vivir mejor. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(24) "apego-o-vinculo-afectivo" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-21 10:10:52" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-21 15:10:52" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=83560" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(17) ["max_num_pages"]=> float(9) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "d7613892e222454a7587ecab922c3d09" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
¿Apego o vínculo afectivo?

¿Apego o vínculo afectivo?

Descubre cuál es la diferencia que nos invita a vivir mejor.

septiembre 21, 2022
La importancia de apreciar a los otros

La importancia de apreciar a los otros

“Ningún hombre es una isla / por sí mismo. / Cada hombre es una pieza de un continente, / una parte del...

septiembre 12, 2022




Más de categoría
¿Apego o vínculo afectivo?

¿Apego o vínculo afectivo?

Descubre cuál es la diferencia que nos invita a vivir mejor.

septiembre 21, 2022

Sé la diferencia

Considero que una de las cualidades mejor valoradas por un equipo de trabajo es la confianza que puedes transmitirle...

septiembre 20, 2022
Las pequeñas cosas: vertumno

Las pequeñas cosas: vertumno

El otoño es una gran lección de vida si se le quiere ver así y si nos permitimos hacer...

septiembre 19, 2022

El poder de la gratitud

Es simple encontrar el camino hacia la abundancia.

septiembre 14, 2022