Es momento de reinventarnos

Uno de los términos de moda es la reinvención. El reinventarse, el empezar de nuevo después de una trayectoria profesional, parece el mandato obligado de los tiempos que vivimos. La famosa crisis, que es difícil determinar si...

31 de julio, 2020

Uno de los términos de moda es la reinvención. El reinventarse, el empezar de nuevo después de una trayectoria profesional, parece el mandato obligado de los tiempos que vivimos. La famosa crisis, que es difícil determinar si ha pasado o no, ha obligado a que muchas personas, que daban por establecida su vida hasta la jubilación, hayan tenido que plantearse tomar un camino diferente.

Reinventarse supone pararse a pensar qué habilidades tengo, qué conocimientos  o, sencillamente, qué sé hacer o qué puedo aprender que me permita seguir adelante cuando las expectativas que tenía se han visto frustradas.

La reinvención no solo afecta al ámbito del trabajo. Las relaciones que terminan, los cambios sociales, la publicidad que nos presiona para dar más de nosotros mismos y cualquier otro factor que produzca un efecto similar, nos impulsa a hacer cambios. A veces, los cambios son menores y solo nos llevan a experimentar cosas diferentes o a incorporar a nuestra rutina algunas conductas inéditas hasta entonces. Otras veces, los cambios son más radicales.

La pérdida de trabajo o un divorcio, si no nos llevan a un bloqueo vital, nos ponen en una posición complicada que hace que nos cuestionemos si lo que dábamos por hecho hasta ese momento era cierto o no. Nos ponen en la disyuntiva de conformarnos y ver pacientemente cómo se nos escapan los días y las ilusiones lamentándonos o tomamos la decisión da hacer cosas diferentes, de cambiar el rumbo de nuestra vida.

Reinventarse supone elegir la segunda opción, la que nos saca del victimismo y la lamentación y nos obliga a coger impulso, a cerrar una etapa y abrir otra, incierta pero estimulante. Los cambios siempre se acompañan de incertidumbre y de dudas porque nunca podemos saber, por bien que hayamos calculado, qué va a pasar, qué hay al otro lado.

En esta época, en la que la esperanza de vida es cada vez mayor y el entorno es tan dinámico y tan impredecible, la posibilidad de hacer giros vitales y profesionales es enorme. Forzosos y voluntarios. Debemos perder el miedo a los cambios, a la incertidumbre y a nuestra propia inseguridad y reinventarnos una, dos o las veces que queramos. Eso significa que estamos vivos.




Almendras

Almendras, el ingrediente sorpresa de tus fiestas patrias

Las fiestas patrias son el pretexto perfecto para consentir a nuestro paladar con todos aquellos sabores que identifican a las distintas regiones...

·

Nadie nace odiando a otra persona por el color de piel

La gente aprende a odiar. También se les puede enseñar a amar. El amor llega más naturalmente al corazón que lo contrario....

·




Más de categoría
Diseño de home office

Confinamiento le da 'nueva vida' al diseño de interiores

El home office ha generado cambios profundos en los hábitos de millones de personas a nivel mundial. Durante las...

·
Composta

¿Cómo crear una composta casera?

Si tienes plantas y un jardín que deseas cuidar mejor o quieres aprovechar los residuos orgánicos que generas en...

·
Alemania

Cinco costumbres alemanas difíciles de comprender

Mudarse a un país nuevo implica conocer nuevas costumbres. El recién llegado puede adoptar algunas como propias, pero hay...

·

Nadie nace odiando a otra persona por el color de piel

La gente aprende a odiar. También se les puede enseñar a amar. El amor llega más naturalmente al corazón...

·