Enfrenta tus monstruos

Cuando estamos solos,  el silencio nos obliga a enfrentarnos a nuestros propios pensamientos y a los miedos que alimentan a nuestros monstruos interiores. 

30 de junio, 2022

 Me encuentro en mi alcoba preparándome para salir a un compromiso. Escucho un ruido fuera de lo normal como un murmullo de una voz desconocida. Volteo a mi alrededor. No encuentro nada, aparentemente todo está en orden. 

Me paro frente al espejo observando mi traje negro muy elegante mientras doy unos ajustes para mi arreglo. Miro cada detalle de mi atuendo de pies a cabeza. Recorro mi persona de abajo hacia arriba. Al llegar a mi rostro mis ojos chocan con su reflejo; algo no está bien. La mirada en el espejo es penetrante impacta con un negro profundo en las pupilas. En conjunto una mirada intimidante y malévola hipnotiza mi atención. 

Mi piel comenzó a enchinarse. Presiento entonces un mal que emana del reflejo de esa imagen. Sabía que no era yo el que miraba del otro lado. De pronto una sonrisa tenebrosa se pintó en la cara de aquel ser que no me explicaba quién era. Entonces, al percibir mi miedo, comenzó a reír con más fuerza hasta llegar a la carcajada burlona e intimidante. Podía escuchar su voz atravesando el cristal y se metía en mi mente invadiendo con su tono mi cuerpo entero. El terror en mí crecía, pero al mismo tiempo lo enfrentaba. Entendí que no había opción más que  encararlo como pudiera, aunque sabía de antemano que era imposible vencerlo, pues tenía poderes que desconocía, en otras palabras, no era humano. 

Le grité que se callara y solo conseguía que se burlara más. Lo cuestioné con valor y voz firme, pero parecía no importarle. Podía sentir la seguridad que tenía él sobre mí. Intenté romper el espejo con un objeto, pero antes que eso sucediera desapareció la imagen: solo podía ver frente a mí  un pedazo de vidrio sin reflejo. 

Creí que lo había alejado, pero de pronto sentí cómo se helaba poco a poco  el cuarto donde me hallaba. Sentía cómo subía el frío por mis pies, ese que no se quita con una frazada, uno que te invade por dentro… el frío de la muerte que acompaña el silencio. 

A mis espaldas sentí una presencia,  volteé para ver qué era. Mi reflejo se había salido del espejo. Ahora estaba parado frente a mí: era mi propia imagen. Era yo, pero a la vez no lo aceptaba. Todo era muy confuso. Mi mente se desorbitaba al no entender que sucedía. Lo volví a enfrentar aunque mi otro yo tenía gran fuerza, la sentía sin haberlo tocado. Su figura era sólida con una mirada penetrante e intimidante y una sonrisa que te dice que estás a su merced.

 Intenté atacarlo pero desapareció. Quería cantar victoria cuando de repente su risa se escuchaba en cada rincón de la casa como si estuviera en todos lados al mismo tiempo. El frio era intenso. Le grité que me enfrentara pero solo conseguía hacerlo más grande como si se alimentara de mi miedo y rabia. Parecía que eso le daba fuerza. Intenté salir. Corrí hacia la puerta pero entre más avanzaba, el pasillo era más largo y no tenía fin.

 Lo volví a retar diciendo que peleara sin trucos. Apareció frente a mí y con gran fuerza empezó a aventarme como si fuera un muñeco de trapo. Pero una vez que sentí su poder, ya nada me importó: estaba decidido a todo. Contrarrestaba sus ataques, pero no lograba frenarlo. Me tiró al piso y allí empezó ahorcarme. Entendí que esa no era la manera de acabar con él, pues su fuerza me superaba. 

Tomé un crucifijo tejido con hilo confeccionado en un convento que portaba yo en el cuello. Se lo puse en su rostro. Cuál fue mi sorpresa que desapareció de mis manos, lo que ocasionó nuevamente una risa burlona y me dijo: “Solo funciona si tienes fe y la tuya no existe”. Volvió a reír. Esa situación me hizo dudar de mis creencias. De pronto entendí que esa era la razón de su existencia. Mi escepticismo, el miedo que emanaba de mi ser lo alimentaba y le daba más fuerza; sin embargo, me faltaba entender por qué su imagen era idéntica a la mía.

De pronto acepté la derrota, solo que esta vez no tuve miedo. Le dije: “Aquí estoy no puedo contigo, solo puedo aceptar mi destino, no lo forzaré, pero tampoco tendré miedo, pues al final todos moriremos, y si ya cumplí, estoy preparado”. Sonreí y suavicé mi mirada. Vi cómo perdió el aplomo con mis palabras. Con voz firme le dije en forma de reclamo y sin titubear que ya no quería pelear, que estaba cansado de pelear. Un silencio sepulcral invadió el cuarto. Poco a poco se fue desvaneciendo el frio. La calma llegó y mi alma se serenó.

 ¿De dónde venía aquella presencia? No sé. ¿A dónde se fue? Tampoco. Pero lo más extraño es que fuera mi imagen. ¿Sería que mis monstruos y fantasmas me rondaban? Tal vez ya era tiempo de enfrentarlos y aceptarlos para poder domarlos. 

A veces pienso que ese ente salió de mi interior y allí regresó, pero ahora está bajo mi control. Ya no soy esclavo de su ira ni me aconseja el miedo que me infundía. Vive dentro de mí: soy consciente de que en cada uno de nosotros debe haber un balance de lo bueno y lo malo. Ninguno se interpone al otro simplemente se complementan. 

“ESTA ES LA NATURALEZA DE MI SER”.

 

Comentarios


object(WP_Query)#18051 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(3) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(80414) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "22-07-2022" ["before"]=> string(10) "19-08-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(3) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(80414) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "22-07-2022" ["before"]=> string(10) "19-08-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(11) "vivir-mejor" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18049 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(3) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(3) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18018 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18011 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "22-07-2022" ["before"]=> string(10) "19-08-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(502) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-07-22 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-08-19 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (80414) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (3) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18052 (24) { ["ID"]=> int(81594) ["post_author"]=> string(3) "190" ["post_date"]=> string(19) "2022-08-01 08:52:57" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-08-01 13:52:57" ["post_content"]=> string(4737) "Hemos escuchado miles de veces la expresión “Mente sana en cuerpo sano” y lo primero que nos viene a la cabeza, o lo que nos hicieron pensar fue que, para mantener una mente sana, debemos tener un cuerpo sano a base de ejercicios físicos y una buena alimentación. Y así lo hicimos la mayoría, o por lo menos yo me dediqué a eso por muchos años, haciendo ejercicio físico, manteniendo una buena alimentación, teniendo hábitos saludables; pero siempre hacía falta algo más, algo más profundo, algo para llenar aquel vacío… Es como aquel dicho “bonito por fuera y vacío por dentro”. ¿Has oído hablar de las enfermedades psicosomáticas? Pues bien, son aquellas provocadas o agravadas por sufrimiento psíquico o emocional, generalmente involuntario e inconsciente, acompañado de alteraciones y funciones orgánicas y corporales. El negativismo, los traumas, la presión, la violencia psicológica, el agotamiento profesional, el bullying, la autocrítica, todo esto tiene un gran impacto en la salud o en las enfermedades como: gastritis, diabetes, hipertensión, fibromialgia, artritis, reumatismo, asma, etc. Prácticamente todas las enfermedades desde la más simple hasta la más agresiva como el cáncer tienen su origen en la parte emocional. Muchas veces quien padece de alguna enfermedad psicosomática no lo sabe, y pasa mucho tiempo, o toda su vida, con dolores crónicos o enfermedades que nadie sabe qué es ni cómo tratar y sin una explicación clínica definida, frecuentemente con procedimientos médicos invasivos y perjudiciales. De acuerdo con Wimer Bottura, psiquiatra y presidente de la ABMP (Asociación Brasileña de Medicina Psicosomática):  “Las hormonas como la adrenalina y el cortisol, liberadas por el miedo, la tristeza y el enojo constante, generan un desequilibrio bioquímico e inicialmente, una alteración funcional, sin presencia de daño físico, y su persistencia causa una alteración estructural, o sea, la aparición de una enfermedad por la forma como el paciente se relaciona con su alrededor”.  ¿Qué tienen que ver las emociones con nuestra salud? Nuestro cuerpo está formado por siete chakras: (Coronario, Frontal, Laringe, Cardiaco, Plexo solar y Básico) cada uno de ellos tiene una función en nuestra parte física y emocional. El equilibrio o desequilibrio de cada uno de ellos es fundamental. No entraré en detalles al respecto de los chakras en este artículo, únicamente hablaré sobre las emociones y las partes de nuestro cuerpo afectadas por ellas de acuerdo a la localización de cada chakra: La ira afecta la parte superior de la cabeza. La depresión afecta la parte frontal. La negatividad afecta a la garganta. La ansiedad afecta al corazón. La baja autoestima afecta al páncreas. El aislamiento o soledad afecta la parte umbilical. El miedo afecta los genitales o la glándula suprarrenal. La mejor manera de poder equilibrar nuestras emociones y evitar enfermedades físicas o mentales es por medio de la meditación y el Mindfulness. Toda vez que sientas que alguna emoción te va a superar o desbordar, empieza a respirar naturalmente hasta ir calmando esa sensación, vislumbra qué parte de tu cuerpo es la que te está afectando y continúa respirando lentamente hasta que la parte de tu cuerpo afectada se recupere. De esta forma te darás el tiempo para dar una respuesta adecuada ante la situación que provocó esa emoción, y no simplemente una reacción inconsciente. ¡Te invito a practicarlo! REFERENCIAS:
  • ENFERMEDADES PSICOSOMÁTICAS: EL PODER DE LA MENTE SOBRE EL CUERPO
  • Reiki busca o equilíbrio físico, mental, emocional e espiritual Técnica terapêutica é baseada na imposição de mãos sobre pontos-chaves do corpo, chamados de chakras
" ["post_title"]=> string(35) "EMOCIONES SANAS IGUAL A CUERPO SANO" ["post_excerpt"]=> string(108) "El cuerpo y la mente no pueden andar separados, ambos tienen que estar sanos para mantenerlos en equilibrio." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(35) "emociones-sanas-igual-a-cuerpo-sano" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-08-01 12:09:34" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-08-01 17:09:34" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=81594" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17950 (24) { ["ID"]=> int(81872) ["post_author"]=> string(1) "5" ["post_date"]=> string(19) "2022-08-08 09:59:25" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-08-08 14:59:25" ["post_content"]=> string(6654) "“Un talento profundo suele ir unido a una buena memoria”. – Friedrich Hegel (1770-1831), filósofo alemán.  Se dice que, durante el proceso de aprendizaje, la sinapsis entre neuronas se mantiene fuerte y activa estimulando una buena memoria como bien descubrió Santiago Ramón y Cajal a fines del siglo XIX: “las memorias están dadas por la conectividad entre las neuronas” pero estudios más actuales también han revelado que: “a partir de muy poca información, el cerebro genera una realidad y un pasado”; es decir, que: “además de ser un fenómeno de comportamiento, la memoria también es producto de la actividad de neuronas, por lo que existe una estrecha relación entre la psicología y la neurociencia”  (Rodrigo Quian Quiroga, Qué es la memoria, Ed. Paidós). A su vez, la neurociencia no explica que la memoria refleja el estado funcional del cerebro: depende de la edad, cambios hormonales, estado de ánimo, cansancio y enfermedades. Así que adentrarse en los recovecos de la memoria para tratar de entenderla no es poca cosa porque es recurso, técnica, herramienta, comportamiento, emociones y principalmente, actividad neuronal. De ella se ha escrito y dicho mucho por lo que ha sido materia de estudio desde tiempos antiguos y el primer acercamiento consciente que tenemos con ella puede que sea a través del divertido juego de memorama el cual consiste en encontrar pares de imágenes entre un montón de tarjetas similares pero más allá del juego, existen otros misterios en torno a ella. De la mitología griega heredamos a Mnemósine, que era la representación de la memoria. Quintiliano escribió al respecto: “Nunca nos habríamos dado cuenta de qué tan grande y qué tan divino es el poder de la memoria si no fuera por el hecho de que es la memoria la que ha llevado a la oratoria a su presente posición de gloria. Porque provee al orador no solo con el orden de sus pensamientos, sino hasta incluso de sus palabras”. Por esa época, la memoria (mnemotécnica) era sinónimo de virtud e indispensable para el ejercicio de la oratoria, lo cual se perdió con el paso del tiempo hasta la llegada del Renacimiento, cuando se retomó y se consideró como un arte. Quizá el concepto o imagen más cercano que tenemos actualmente de memoria sea el espacio virtual en el que se almacena la información de nuestros equipos tecnológicos y más aún, es muy probable que confiemos plenamente en dichos dispositivos dado que no necesitamos recurrir al ejercicio de memorizar nombres, números telefónicos, contraseñas o cualquier otro dato porque todo está debidamente resguardado en el mundo virtual.  ¿Por qué se hace necesario hablar de la memoria?  Nada más y nada menos, Gabriel García Márquez escribió: “Era todavía demasiado joven para saber que la memoria del corazón elimina los malos recuerdos y magnifica los buenos, y que gracias a ese artificio logramos sobrellevar el pasado.” Mientras que para John Irving: “la memoria es un monstruo. Uno olvida, ella no. Simplemente archiva las cosas, las guarda, las esconde y las trae al recuerdo con voluntad propia. Se piensa que uno tiene una memoria… No es cierto… La memoria lo tiene a uno…”. ¿Qué hay con la memoria? Que hemos olvidado su existencia y que cada día nos enfrentamos con más casos de demencias seniles que afectan principalmente a la memoria además de perder cada día la oportunidad de ejercitarla gracias a la dependencia con los dispositivos electrónicos que hoy tienen la capacidad de recordarlo y hacerlo todo. Entonces ¿qué nos queda de la memoria? ¿Cuál es su utilidad? Quizá no lo tenemos tan claro porque es una de #laspequeñascosas que damos por hecho que existen y que están ahí pero sin valorarlas. Valdría la pena hacer un recorrido por nuestra memoria y revisar qué secretos guarda, cuáles nos revela y cuáles nos oculta, sus motivaciones, sus alcances y sus límites. ¿Cuánta información somos capaces de recordar? ¿Conocemos los nombres de todas las personas con las que tratamos habitualmente? ¿Tenemos la capacidad de citar a un autor de memoria? ¿Podemos repetir algún diálogo o fragmento de libro? ¿Qué uso le damos a nuestra memoria? ¿Es un verdugo o un aliado? Queda entonces mucho por reflexionar porque resulta que la memoria es un terreno inexplorado, una fuente inagotable de recursos para ser y hacer más y mejor como humanos y distinguirnos de los avanzados recursos tecnológicos.   A manera de colofón: la semana mundial de la lactancia materna se celebra cada año del 1 al 7 de agosto, en 2015 escribí en este mismo espacio al respecto: “Que la lactancia no sea un evento para tomarse la foto y aparecer en las redes sociales o en primera plana, que no sea una moda, que no se le considere un capricho de las madres, que no sea motivo de prejuicio o discriminación; sino un acto de conciencia que nos permita sensibilizarnos no sólo como madres sino como sociedad para crear los mecanismos y redes de apoyo necesarios en aras de garantizar una crianza natural y de calidad para nuestros hijos”. Y con enorme gusto puedo decir que la vida me ha brindado la satisfacción de ver cada día más difusión, información y sensibilización al respecto, aunque se sabe que, es una de las tantas formas y estilos de crianza que amenazan intereses particulares por lo que diré que entre los muchos beneficios de dar el pecho a nuestros hijos se encuentra la disminución de enfermedades y problemas de tipo diabetes y/o sobrepeso. Sigamos apoyando y educando para impulsar la lactancia materna (parafraseando el lema de este año). Mi memoria omitió recordarme el tema del mismo modo que olvidó que teníamos que enviar la colaboración semanal el pasado lunes; mi memoria está fallando pero estoy segura de que es falta de descanso, así que anhelo unos días de vacaciones antes de la vuelta al colegio del crío. " ["post_title"]=> string(31) "Las pequeñas cosas: Mnemósine" ["post_excerpt"]=> string(175) "Valdría la pena hacer un recorrido por nuestra memoria y revisar qué secretos guarda, cuáles nos revela y cuáles nos oculta, sus motivaciones, sus alcances y sus límites." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(28) "las-pequenas-cosas-mnemosine" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-08-08 09:59:25" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-08-08 14:59:25" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=81872" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18052 (24) { ["ID"]=> int(81594) ["post_author"]=> string(3) "190" ["post_date"]=> string(19) "2022-08-01 08:52:57" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-08-01 13:52:57" ["post_content"]=> string(4737) "Hemos escuchado miles de veces la expresión “Mente sana en cuerpo sano” y lo primero que nos viene a la cabeza, o lo que nos hicieron pensar fue que, para mantener una mente sana, debemos tener un cuerpo sano a base de ejercicios físicos y una buena alimentación. Y así lo hicimos la mayoría, o por lo menos yo me dediqué a eso por muchos años, haciendo ejercicio físico, manteniendo una buena alimentación, teniendo hábitos saludables; pero siempre hacía falta algo más, algo más profundo, algo para llenar aquel vacío… Es como aquel dicho “bonito por fuera y vacío por dentro”. ¿Has oído hablar de las enfermedades psicosomáticas? Pues bien, son aquellas provocadas o agravadas por sufrimiento psíquico o emocional, generalmente involuntario e inconsciente, acompañado de alteraciones y funciones orgánicas y corporales. El negativismo, los traumas, la presión, la violencia psicológica, el agotamiento profesional, el bullying, la autocrítica, todo esto tiene un gran impacto en la salud o en las enfermedades como: gastritis, diabetes, hipertensión, fibromialgia, artritis, reumatismo, asma, etc. Prácticamente todas las enfermedades desde la más simple hasta la más agresiva como el cáncer tienen su origen en la parte emocional. Muchas veces quien padece de alguna enfermedad psicosomática no lo sabe, y pasa mucho tiempo, o toda su vida, con dolores crónicos o enfermedades que nadie sabe qué es ni cómo tratar y sin una explicación clínica definida, frecuentemente con procedimientos médicos invasivos y perjudiciales. De acuerdo con Wimer Bottura, psiquiatra y presidente de la ABMP (Asociación Brasileña de Medicina Psicosomática):  “Las hormonas como la adrenalina y el cortisol, liberadas por el miedo, la tristeza y el enojo constante, generan un desequilibrio bioquímico e inicialmente, una alteración funcional, sin presencia de daño físico, y su persistencia causa una alteración estructural, o sea, la aparición de una enfermedad por la forma como el paciente se relaciona con su alrededor”.  ¿Qué tienen que ver las emociones con nuestra salud? Nuestro cuerpo está formado por siete chakras: (Coronario, Frontal, Laringe, Cardiaco, Plexo solar y Básico) cada uno de ellos tiene una función en nuestra parte física y emocional. El equilibrio o desequilibrio de cada uno de ellos es fundamental. No entraré en detalles al respecto de los chakras en este artículo, únicamente hablaré sobre las emociones y las partes de nuestro cuerpo afectadas por ellas de acuerdo a la localización de cada chakra: La ira afecta la parte superior de la cabeza. La depresión afecta la parte frontal. La negatividad afecta a la garganta. La ansiedad afecta al corazón. La baja autoestima afecta al páncreas. El aislamiento o soledad afecta la parte umbilical. El miedo afecta los genitales o la glándula suprarrenal. La mejor manera de poder equilibrar nuestras emociones y evitar enfermedades físicas o mentales es por medio de la meditación y el Mindfulness. Toda vez que sientas que alguna emoción te va a superar o desbordar, empieza a respirar naturalmente hasta ir calmando esa sensación, vislumbra qué parte de tu cuerpo es la que te está afectando y continúa respirando lentamente hasta que la parte de tu cuerpo afectada se recupere. De esta forma te darás el tiempo para dar una respuesta adecuada ante la situación que provocó esa emoción, y no simplemente una reacción inconsciente. ¡Te invito a practicarlo! REFERENCIAS:
  • ENFERMEDADES PSICOSOMÁTICAS: EL PODER DE LA MENTE SOBRE EL CUERPO
  • Reiki busca o equilíbrio físico, mental, emocional e espiritual Técnica terapêutica é baseada na imposição de mãos sobre pontos-chaves do corpo, chamados de chakras
" ["post_title"]=> string(35) "EMOCIONES SANAS IGUAL A CUERPO SANO" ["post_excerpt"]=> string(108) "El cuerpo y la mente no pueden andar separados, ambos tienen que estar sanos para mantenerlos en equilibrio." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(35) "emociones-sanas-igual-a-cuerpo-sano" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-08-01 12:09:34" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-08-01 17:09:34" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=81594" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(13) ["max_num_pages"]=> float(7) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "1339c2292e58b550bae36e6a0c439f8a" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
inteligencia-emocional

EMOCIONES SANAS IGUAL A CUERPO SANO

El cuerpo y la mente no pueden andar separados, ambos tienen que estar sanos para mantenerlos en equilibrio.

agosto 1, 2022
Las pequeñas cosas: Mnemósine

Las pequeñas cosas: Mnemósine

Valdría la pena hacer un recorrido por nuestra memoria y revisar qué secretos guarda, cuáles nos revela y cuáles nos oculta, sus...

agosto 8, 2022




Más de categoría
Vivir de expectativas

Vivir de expectativas

Dentro de la filosofía budista y el Mindfulness, el poder aceptar la vida y las cosas como se nos...

agosto 15, 2022

Cuando quiero

Es ideal hacer las cosas que nos gusten cuando queremos, pero esto no siempre es posible.

agosto 15, 2022

No le dejes todo al tiempo

Dicen que lo cura todo pero… la realidad es distinta…

agosto 10, 2022
¿Bailamos?

¿Bailamos?

Como cada lunes, Saúl Homero Montoya nos comparte una pequeña reflexión de vida.

agosto 8, 2022