Aprende a gestionar tus emociones

Evita actos vergonzosos y experimenta una vida saludable con estos tips efectivos. 

30 de marzo, 2022

El domingo se celebró la 94a edición de los Premios Óscar, evento en el que un hecho destacó como protagonista: la bofetada que el actor Will Smith le dio al comediante Chris Rock tras la “broma” que este último hizo involucrando a la esposa del galardonado con el Oscar a mejor actor por su interpretación en King Richard

Más allá de si esta acción era parte del guion y sin el afán de emitir algún juicio, tomo de ejemplo esta situación para invitarte a reflexionar sobre sobre un tema relevante para tu bienestar: el manejo de las emociones. ¿Qué es lo más  vergonzoso que has hecho debido a un mal manejo de éstas?  

Una emoción siempre es precedida por un pensamiento y está ligada, más que a un hecho, a la interpretación que hacemos del mismo. 

Para el psicólogo Reneau Z. Peurifoy, las emociones son en realidad una respuesta a una necesidad; si un hecho la satisface entonces la emoción será positiva, pero si la frustra, la emoción será negativa. Así que depende de cómo estemos interpretando lo que nos sucede tendremos emociones agradables o desagradables. 

Para comprender esto de una mejor manera te pongo un ejemplo concreto: supongamos que terminas una relación amorosa y piensas que de ahora en adelante estarás [email protected] y que los demás te calificarán como un (a) “solterón (a)”. Si piensa así estás frustrando una necesidad, la de satisfacer las expectativas de una persona, un grupo o una sociedad. Por el contrario, si piensas que dicha ruptura satisface tu necesidad de darte la oportunidad de concluir un ciclo de tu vida para iniciar otro, tu sentir será completamente distinto, ¿notas la diferencia y la importancia de la forma en la que interpretas lo que te sucede?

De acuerdo con el psicólogo Eduardo Bertomeu, las emociones son fundamentales para nuestro bienestar porque hacen que respondamos de la manera más conveniente ante una amenaza. El inconveniente, afirma, viene cuando evitamos esas emociones ꟷpor pensar que son negativasꟷ o cuando nuestras respuestas (físicas y cognitivas) son desproporcionadas o no corresponden a un peligro o amenaza reales. 

Recordemos que las emociones per se no son buenas ni malas, lo malo es dejarnos dominar por éstas, como le pasó, lamentablemente, a Will Smith. 

Inteligencia emocional 

Es un concepto creado por el psicólogo Daniel Goleman y se define como el conjunto de habilidades o herramientas que una persona adquiere desde que nace o aprende durante su vida, para tener autocontrol. La inteligencia emocional implica, entre otras acciones:

  • Prestar atención a las emociones y no rechazarlas. No juzgues, sólo acepta lo que estás sintiendo. Detecta en qué parte del cuerpo está tu emoción y trata de descifrar lo que trata de decirte. 
  • Expresar lo que sientes de la forma más clara posible y sin dañar o agredir a otros.
  • No tomar nada personal. Lo que expresan o hacen los demás solo tiene que ver con ellos mismos.
  • Atender las emociones de los demás. Sé empá[email protected] trata de comprender lo que está sintiendo el otro. 
  • Analizar las reacciones inmediatas. 
  • No juzgar por sentirnos bien o mal, todas las emociones son pasajeras. 

¿Cómo estás interpretando tu realidad?, ¿cuál es la emoción que más experimentas?

Si te gustaron estas ideas te animo a compartirlas en tus redes sociales y a dejarme un comentario. 

¿Quieres mejorar algún aspecto de tu vida?, ¿te gustaría conectar con tu espiritualidad? ¡Contáctame! [email protected] / LinkedIn: Nancy Fuentes Juárez 

 

Comentarios


object(WP_Query)#17960 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(3) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(77225) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "29-04-2022" ["before"]=> string(10) "27-05-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(3) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(77225) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "29-04-2022" ["before"]=> string(10) "27-05-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(11) "vivir-mejor" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18056 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(3) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(3) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17947 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17940 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "29-04-2022" ["before"]=> string(10) "27-05-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(502) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-04-29 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-05-27 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (77225) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (3) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17986 (24) { ["ID"]=> int(78945) ["post_author"]=> string(1) "5" ["post_date"]=> string(19) "2022-05-16 10:20:43" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-05-16 15:20:43" ["post_content"]=> string(5910) "“El instante es la continuidad del tiempo, pues une el tiempo pasado con el tiempo futuro.” – Aristóteles / Filósofo griego / 388 - 322 a.C. El tiempo de confinamiento obligado para evitar el contagio por COVID-19 y que ha marcado en nuestra vida un antes y después anhelaba en su inicio ser el momento preciso para un cambio de mentalidad y de filosofía de vida. Dos años después nada ha cambiado en lo general porque los males que aquejan a la humanidad (desde siempre presentes) no han desaparecido sino que han empeorado con gobiernos de show y entretenimiento, medios de comunicación vendidos y una notable ausencia de líderes en todos los ámbitos que realmente ofrezcan un cambio de raíz que nos otorgue la esperanza de un mundo mejor; sin embargo, a nivel personal la historia es diferente. Hace 3 años escribí en esta misma fecha un texto que hoy me resulta en exceso optimista quizá porque fue escrito desde el dolor pues me encontraba en la antesala del deceso de mi padre y por tanto, en la negación absoluta de lo que la intuición sabía desde tiempo atrás. Elegí celebrar mi cuarenta aniversario en aquél momento porque estaba cierta de que a partir de ahí todo cambiaría en mi vida y mi pretensión era dejar memoria de lo que ocurría razón por la cual también le dediqué la colaboración semanal en este espacio. Lo que siguió a aquella celebración con mariachi incluido fue el funeral de papá al que le siguieron tiempos funestos en los que me sentí realmente perdida y rota aunque me levantaba cada día para ir a trabajar, dejar a mi hijo en la escuela y seguir adelante, siempre adelante aunque en lo profundo de mi ser parecía que todos y cada uno de mis días libraba una batalla campal contra un alien. Nueve meses después de llegar al cuarto escalón (como le llaman ahora al acto de llegar a la cuarta década de vida) llegó también la pandemia y con ella, el aislamiento. Me recluí en mi casa y como si hubiera sido arrastrada por una enorme ola después de perder todo lo que tenía a mi alcance, primero recuperé la respiración, toqué tierra y poco a poco fui encontrando lo perdido con la marea. Siguieron meses de buscar por todos los medios acercarme a la paz y tranquilidad, sanar la profunda herida, vivir y procesar el duelo, perdonar.  Este año la vida me regala el don divino de volver a publicar (y de seguir con vida) justo el día de mi cumpleaños y la coincidencia con un suceso universal: el eclipse total con luna de sangre, llamada luna llena de flores porque en la mayor parte del hemisferio norte las flores con sus colores brillantes abundan en praderas y árboles nada más y nada menos como si los astros se alinearan a mi favor y entonces no puedo evitar recordar los versos del poema de Benedetti: “…por cábala lo digo y por las dudas lo canto... porque el cielo de tenerte me parece fantasía…” Y sí, me parece una fantasía sentir y saber superada la etapa más dolorosa de mi vida pero a la vez me llena de alegría reconocer que esta mujer que hoy cumple años no es la misma que escribía en 2019 porque me siento más segura, acompañada de amigos y familiares, serena, alegre, libre y entonces recuerdo eso que escribió Haruki Murakami: “Y una vez que la tormenta termine, no recordarás cómo lo lograste, cómo sobreviviste. Ni siquiera estarás seguro si la tormenta ha terminado realmente. Pero una cosa sí es segura. Cuando salgas de esa tormenta, no serás la misma persona que entró en ella. De eso se trata esta tormenta.”  Papá tenía la costumbre de acompañar los obsequios que religiosamente elegía para mí en cada celebración con un mensaje que salía de lo más profundo de su corazón. En mayo de 2009 escribió una nota para mí: “El camino hacia el amor te llevará hacia la felicidad sin omitir las lágrimas, pero, encontrarás la verdad, que es: la iluminación. T. Q. M. Tu papá”. Él tenía la sensibilidad para resaltar la importancia de #laspequeñascosas de la vida y escribirlas o fotografiarlas. Sin saberlo, me dejó recordatorios o quizá su energía sigue conmigo en forma de notas para recordarme ¡Ser feliz! Y soñar que lo mejor siempre está por llegar a pesar de los retos y obstáculos pues de eso se trata la vida: de sacar nuestra mejor versión, de crecer, de reinventarse, levantarse y seguir principalmente cuanto el motor de cada día tiene siete años (casi ocho) y te contagia un entusiasmo a prueba de todo. A manera de colofón: el momento adecuado u oportuno, eso que los cristianos llaman “el tiempo de Dios” se conoce como kairós, concepto filosófico de origen griego que representa el instante preciso en que algo importante sucede y que a diferencia de cronos es de naturaleza cualitativa, fue considerado el hijo menor de Zeus y representaba la oportunidad al traer las cosas en el momento preciso por lo que en el cristianismo se considera como el tiempo necesario para que se cumpla la voluntad de Dios. Segura estoy de que es el momento preciso para retomar el rumbo y ser cada vez más yo, más auténtica, más esencia y menos apariencia. ¡Gracias vida!  " ["post_title"]=> string(28) "Las pequeñas cosas: kairós" ["post_excerpt"]=> string(207) "Y sí, me parece una fantasía sentir y saber superada la etapa más dolorosa de mi vida pero a la vez me llena de alegría reconocer que esta mujer que hoy cumple años no es la misma que escribía en 2019." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(25) "las-pequenas-cosas-kairos" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-05-16 10:20:43" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-05-16 15:20:43" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=78945" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17884 (24) { ["ID"]=> int(79254) ["post_author"]=> string(3) "187" ["post_date"]=> string(19) "2022-05-25 09:17:17" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-05-25 14:17:17" ["post_content"]=> string(4522) "En la vida siempre hay adversidades para experimentar, aprender y superar. Pero si eres de esas personas que a menudo buscan un pretexto que les permita instalarse en el papel de “Drama Queen”, es muy probable que tengas altibajos, lo que al mismo tiempo no te permita llevar una vida plena.  ¿Por qué caemos en drama? Porque no aceptamos la realidad tal cual es, porque a veces consideramos que lo que nos está pasando es un acto de injusticia. Para combatir este tipo de pensamientos es necesario tener en cuenta que a este mundo venimos a experimentar muchas cosas, y que independientemente de nuestro comportamiento, a todo nos suceden cosas buenas y malas porque todo es parte de la vida. Aunque no nos gusten, hay circunstancias que tienen una razón y un para qué (el por qué no tiene respuestas), aunque de inicio sea difícil comprenderlo.  En este sentido, para salir del drama la solución es aceptar nuestras circunstancias sin cuestionarlas para no sentir frustración, enojo, etc. Esto no significa que no intentemos hacer algo para mejorarlas, pero si notamos que es algo que está totalmente fuera de nuestro control, es mejor soltar sin resistencia.  Otra razón por la que somos presas del drama, dice el guía espiritual y escritor alemán Eckhart Tolle, es porque nos salimos del tiempo presente, así que cuando sufrimos por el pasado o nos angustiamos por el futuro, indudablemente atraeremos el drama a nuestra vida.  También solemos ejercer el dramatismo para no hacernos cargo de lo que nos toca; al adoptar el papel de víctimas pensamos que todo es culpa de los demás, o del destino, así evitamos tomar decisiones y accionar. ¿Quieres tomar las riendas de tu vida? Deja el drama a un lado.  Distorsiones cognitivas  Este término fue desarrollado por Aaron Beck en 1963 y  forma parte de su “Teoría Cognitiva para la Depresión”. Se refiere básicamente a los errores que se comenten en el momento de procesar la información; dichas distorsiones facilitan que experimentemos como algo negativo un acontecimiento, o lo que es lo mismo, nos ayudan a colocarle un filtro a la realidad. El ejemplo más claro es el vaso con agua, el cual, algunos ven medio lleno y otros, medio vacío. Tener pensamientos distorsionados, de igual forma contribuye a que seamos presas del drama.  ¿Cuáles son algunos ejemplos de distorsiones cognitivas? El psicólogo español Rafael Santandreu hace referencia a algunas: Pensamiento polarizado. Creer que todo es blanco o todo es negro. Lectura de pensamiento. Asumir, casi de forma automática, lo que los otros piensan de mí o de un acontecimiento.  Catastrofismo. Pensar siempre lo peor ante cualquier situación.  Razonamiento emocional. Creer que las cosas son tal y como yo me siento. Por ejemplo: si una persona me hace sentir mal, entonces esa persona es mala; o si yo mismo me creo que soy tonto, entonces así es y no hay forma de cambiarlo.  Podemos concluir que caer en drama nos hace alejarnos del bienestar y que caer en sus garras tiene todo que ver con la manera en la que pensamos. Reflexiona y analiza lo que acabas de leer; si algo te interesa amplía la información. Te animo a que hagas todo lo que esté a tu alcance a fin de alejarte de esos pensamientos que te transforman para mal. Cambiar creencias y pensamientos no resulta sencillo pero sin duda es algo posible. La clave de todo siempre es vivir en conciencia, cuando lo haces tienes los pies sobre la tierra, dejas de juzgar y tu vida es más simple y plena.  Si estas ideas te aportaron algo positivo te animo a compartirlas en tus redes sociales y a dejarme un comentario aquí o en mi mail: [email protected] Si quieres mejorar algún aspecto de tu vida cotidiana también puedes contactarme por WhatsApp (55-20 82 88 71). Es un gusto saber de ti ☺" ["post_title"]=> string(47) "Propuestas infalibles para deshacerte del drama" ["post_excerpt"]=> string(80) "Alejarlo para siempre te permitirá disfrutar de una vida abundante y en paz. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(47) "propuestas-infalibles-para-deshacerte-del-drama" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-05-25 09:17:17" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-05-25 14:17:17" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=79254" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17986 (24) { ["ID"]=> int(78945) ["post_author"]=> string(1) "5" ["post_date"]=> string(19) "2022-05-16 10:20:43" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-05-16 15:20:43" ["post_content"]=> string(5910) "“El instante es la continuidad del tiempo, pues une el tiempo pasado con el tiempo futuro.” – Aristóteles / Filósofo griego / 388 - 322 a.C. El tiempo de confinamiento obligado para evitar el contagio por COVID-19 y que ha marcado en nuestra vida un antes y después anhelaba en su inicio ser el momento preciso para un cambio de mentalidad y de filosofía de vida. Dos años después nada ha cambiado en lo general porque los males que aquejan a la humanidad (desde siempre presentes) no han desaparecido sino que han empeorado con gobiernos de show y entretenimiento, medios de comunicación vendidos y una notable ausencia de líderes en todos los ámbitos que realmente ofrezcan un cambio de raíz que nos otorgue la esperanza de un mundo mejor; sin embargo, a nivel personal la historia es diferente. Hace 3 años escribí en esta misma fecha un texto que hoy me resulta en exceso optimista quizá porque fue escrito desde el dolor pues me encontraba en la antesala del deceso de mi padre y por tanto, en la negación absoluta de lo que la intuición sabía desde tiempo atrás. Elegí celebrar mi cuarenta aniversario en aquél momento porque estaba cierta de que a partir de ahí todo cambiaría en mi vida y mi pretensión era dejar memoria de lo que ocurría razón por la cual también le dediqué la colaboración semanal en este espacio. Lo que siguió a aquella celebración con mariachi incluido fue el funeral de papá al que le siguieron tiempos funestos en los que me sentí realmente perdida y rota aunque me levantaba cada día para ir a trabajar, dejar a mi hijo en la escuela y seguir adelante, siempre adelante aunque en lo profundo de mi ser parecía que todos y cada uno de mis días libraba una batalla campal contra un alien. Nueve meses después de llegar al cuarto escalón (como le llaman ahora al acto de llegar a la cuarta década de vida) llegó también la pandemia y con ella, el aislamiento. Me recluí en mi casa y como si hubiera sido arrastrada por una enorme ola después de perder todo lo que tenía a mi alcance, primero recuperé la respiración, toqué tierra y poco a poco fui encontrando lo perdido con la marea. Siguieron meses de buscar por todos los medios acercarme a la paz y tranquilidad, sanar la profunda herida, vivir y procesar el duelo, perdonar.  Este año la vida me regala el don divino de volver a publicar (y de seguir con vida) justo el día de mi cumpleaños y la coincidencia con un suceso universal: el eclipse total con luna de sangre, llamada luna llena de flores porque en la mayor parte del hemisferio norte las flores con sus colores brillantes abundan en praderas y árboles nada más y nada menos como si los astros se alinearan a mi favor y entonces no puedo evitar recordar los versos del poema de Benedetti: “…por cábala lo digo y por las dudas lo canto... porque el cielo de tenerte me parece fantasía…” Y sí, me parece una fantasía sentir y saber superada la etapa más dolorosa de mi vida pero a la vez me llena de alegría reconocer que esta mujer que hoy cumple años no es la misma que escribía en 2019 porque me siento más segura, acompañada de amigos y familiares, serena, alegre, libre y entonces recuerdo eso que escribió Haruki Murakami: “Y una vez que la tormenta termine, no recordarás cómo lo lograste, cómo sobreviviste. Ni siquiera estarás seguro si la tormenta ha terminado realmente. Pero una cosa sí es segura. Cuando salgas de esa tormenta, no serás la misma persona que entró en ella. De eso se trata esta tormenta.”  Papá tenía la costumbre de acompañar los obsequios que religiosamente elegía para mí en cada celebración con un mensaje que salía de lo más profundo de su corazón. En mayo de 2009 escribió una nota para mí: “El camino hacia el amor te llevará hacia la felicidad sin omitir las lágrimas, pero, encontrarás la verdad, que es: la iluminación. T. Q. M. Tu papá”. Él tenía la sensibilidad para resaltar la importancia de #laspequeñascosas de la vida y escribirlas o fotografiarlas. Sin saberlo, me dejó recordatorios o quizá su energía sigue conmigo en forma de notas para recordarme ¡Ser feliz! Y soñar que lo mejor siempre está por llegar a pesar de los retos y obstáculos pues de eso se trata la vida: de sacar nuestra mejor versión, de crecer, de reinventarse, levantarse y seguir principalmente cuanto el motor de cada día tiene siete años (casi ocho) y te contagia un entusiasmo a prueba de todo. A manera de colofón: el momento adecuado u oportuno, eso que los cristianos llaman “el tiempo de Dios” se conoce como kairós, concepto filosófico de origen griego que representa el instante preciso en que algo importante sucede y que a diferencia de cronos es de naturaleza cualitativa, fue considerado el hijo menor de Zeus y representaba la oportunidad al traer las cosas en el momento preciso por lo que en el cristianismo se considera como el tiempo necesario para que se cumpla la voluntad de Dios. Segura estoy de que es el momento preciso para retomar el rumbo y ser cada vez más yo, más auténtica, más esencia y menos apariencia. ¡Gracias vida!  " ["post_title"]=> string(28) "Las pequeñas cosas: kairós" ["post_excerpt"]=> string(207) "Y sí, me parece una fantasía sentir y saber superada la etapa más dolorosa de mi vida pero a la vez me llena de alegría reconocer que esta mujer que hoy cumple años no es la misma que escribía en 2019." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(25) "las-pequenas-cosas-kairos" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-05-16 10:20:43" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-05-16 15:20:43" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=78945" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(16) ["max_num_pages"]=> float(8) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "391af544d99b9651f6f17978d4db3fe4" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

Las pequeñas cosas: kairós

Y sí, me parece una fantasía sentir y saber superada la etapa más dolorosa de mi vida pero a la vez me...

mayo 16, 2022
Propuestas infalibles para deshacerte del drama

Propuestas infalibles para deshacerte del drama

Alejarlo para siempre te permitirá disfrutar de una vida abundante y en paz.

mayo 25, 2022




Más de categoría
Propuestas infalibles para deshacerte del drama

Propuestas infalibles para deshacerte del drama

Alejarlo para siempre te permitirá disfrutar de una vida abundante y en paz.

mayo 25, 2022

¿Qué es vivir en Atención Plena?

Sobre el Mindfulness hay muchos mitos. Muy pocos saben cómo alcanzarlo y ponerlo en práctica. Maribel Rodríguez Pacheco, especialista...

mayo 23, 2022
LA CONSTITUCIÓN. ¿Y ESO CON QUÉ SE COME?

LA CONSTITUCIÓN. ¿Y ESO CON QUÉ SE COME?

La Carta Magna busca proteger los derechos e intereses de todos los ciudadanos en relación con el actuar del...

mayo 19, 2022
La importancia de cerrar ciclos

La importancia de cerrar ciclos

Vivir en el pasado implica anclarte a la tristeza y al sufrimiento.

mayo 18, 2022