Leonard Cohen y la crisis de la democracia en Estados Unidos

La Segunda Guerra Mundial fue el enfrentamiento entre el fascismo y el socialismo. La Segunda Guerra Mundial fue el enfrentamiento entre el fascismo y el socialismo. Fue una guerra de odio y de exterminio. Fue el espantoso...

11 de noviembre, 2016
RHT
crisis-democracia

La Segunda Guerra Mundial fue el enfrentamiento entre el fascismo y el socialismo.

La Segunda Guerra Mundial fue el enfrentamiento entre el fascismo y el socialismo. Fue una guerra de odio y de exterminio. Fue el espantoso choque de alemanes y soviéticos. Las democracias se unieron a Stalin y vencieron. La Guerra Fría fue el enfrentamiento entre la democracia y el socialismo. Cayó el Muro de Berlín y se disolvió la Unión Soviética. La otrora democracia triunfante hoy está en crisis.

Es la democracia la que tiene al Reino Unido fuera de la Unión Europea. Es la democracia la que ha convertido a Donald Trump en el hombre más poderoso del mundo. Es la democracia la que tiene a España hecha un lío, y a los sectores más radicales de Francia e Italia pensando en un plebiscito para salir de la Unión. Es la democracia la que ha engrandecido al Frente Nacional de Marine Le Pen y la acerca muy peligrosamente al Palacio del Elíseo. La democracia está en crisis: la de Europa, la de Estados Unidos, la de América Latina.

El sistema electoral de los Estados Unidos contempla dos resultados: el voto popular y los votos electorales por Estado. Es absurdo, pero el sistema tiene una falla insalvable: es posible que el candidato con mayor porcentaje de voto popular (el voto de cada persona) pierda la elección. No es el Pueblo (We, the People) el que elige al presidente, sino los electores. Ha sucedido cinco veces en la historia que el candidato con mayor número de votos (voto popular) pierde la elección: tres el siglo XIX y dos los últimos dieciséis años. ¡Dos los últimos dieciséis años! Al Gore y Hillary Clinton perdieron a pesar de haber obtenido mayor voto popular. No cabe duda que el sistema electoral está en crisis. Estados Unidos se define a sí mismo como La Democracia, y se ha erigido en juez para censurar a toda nación que no se ajuste a sus baremos. Así censura, bloquea, interviene. Si su propia democracia está en crisis, no tendrá autoridad moral para juzgar a nadie.

El 6 de noviembre de 2012 Trump dijo en un tweet que el sistema de “Colegio Electoral” era un desastre, que Obama, a pesar de perder el voto popular, había ganado la elección y que los estadounidenses deberían iniciar una revolución para acabar con tanta ignominia –Obama ganó el voto popular y la elección; Trump, como siempre, mentía y generaba discordia–. Cuatro años después sucede exactamente lo que Trump renegaba del sistema electoral: ha perdido bajo el criterio de voto popular, y no obstante, ha ganado la elección bajo el sistema electoral y será el próximo presidente de los Estados Unidos. En un tweet del 10 de noviembre de 2016 ha escrito: “Tuvimos una muy abierta y exitosa elección presidencial”.

La democracia genera monstruos. Hitler es el ejemplo más dramático. Donald Trump encarna lo más deleznable y vulgar de la cultura estadounidense –que es y ha sido una cultura muy rica y pujante, hay que decirlo–. El próximo presidente de los Estados Unidos es un vulgar racista, sexista, misógino, demagogo, mitómano, narcisista y loco. Impredecible.




En 1992, Leonard Cohen –que lamentablemente acaba de fallecer– grabó una canción que lleva por título “Democracia”. La letra es visionaria. Es una premonición. En el estribillo el poeta canadiense tiene la visión de una Democracia Estadounidense que navega por los “litorales de la necesidad”, los “arrecifes de la avaricia”, las “borrascas del odio”, y confiesa que no sabe si la democracia de los Estados Unidos es real o no, y si es real, no sabría decir si realmente está ahí. En aquel entonces –1992–, estas visiones pudieron parecer nihilistas, pesimistas; pero ahora son brutalmente reales. La democracia, dice el poeta, llega de los “pozos de la decepción”, donde las mujeres se arrodillan para rezar y claman la gracia de Dios “en el desierto aquí y en el desierto allá”. El más grande desierto de América del Norte es el desierto de Sonora, que está aquí y allá, es decir, a ambos lados de la frontera. La imagen es muy fuerte: un pozo en el desierto donde las mujeres se arrodillan y piden la clemencia de Dios; un pozo vacío, un pozo de la decepción. También habla de una cuarteadura en el Muro. América –dice Cohen– es cuna de lo más noble y de lo más vil; “estaremos hundiéndonos tan hondo –sentencia con gravedad– que el río va a llorar y la montaña va a gritar: Amén.” ¿Qué río va a llorar? ¿Qué montaña va a gritar?

Un poema desolador; tan desolador como la situación en que ahora se encuentra el mundo después de la victoria de Donald Trump. Al final de la canción, Cohen parece resignarse, como quizá deberíamos hacer todos: “Estoy sentimental, sabes lo que quiero decir. / Amo el país pero no soporto la escena. / No soy ni de derecha ni de izquierda. / Creo que me quedaré esta noche en casa / y me perderé en esa pequeña pantalla sin esperanza.” Pero en realidad no se está resignando; por el contrario, se está preparando para resistir: “Pero soy necio como esas bolsas de basura / que el Tiempo no puede degradar, / soy un desecho [soy un yunkie] pero aún tengo / ese pequeño y salvaje bouquet: / La democracia llega a los Estados Unidos.”

(Traducción de “Democracy”: Venus Rey Jr)

 

 

It's coming through a hole in the air,

from those nights in Tiananmen Square.

It's coming from the feel

that this ain't exactly real,

or it's real, but it ain't exactly there.

From the wars against disorder,

from the sirens night and day,

from the fires of the homeless,

from the ashes of the gay:

Democracy is coming to the U.S.A.

 

It's coming through a crack in the wall;

on a visionary flood of alcohol;

from the staggering account

of the Sermon on the Mount

which I don't pretend to understand at all.

It's coming from the silence

on the dock of the bay,

from the brave, the bold, the battered

heart of Chevrolet:

Democracy is coming to the U.S.A.

 

It's coming from the sorrow in the street,

the holy places where the races meet;

from the homicidal bitchin'

that goes down in every kitchen

to determine who will serve and who will eat.

From the wells of disappointment

where the women kneel to pray

for the grace of God in the desert here

and the desert far away:

Democracy is coming to the U.S.A.

 

Sail on, sail on

O mighty Ship of State!

To the Shores of Need

Past the Reefs of Greed

Through the Squalls of Hate

Sail on, sail on, sail on, sail on.

 

It's coming to America first,

the cradle of the best and of the worst.

It's here they got the range

and the machinery for change

and it's here they got the spiritual thirst.

It's here the family's broken

and it's here the lonely say

that the heart has got to open

in a fundamental way:

Democracy is coming to the U.S.A.

 

It's coming from the women and the men.

O baby, we'll be making love again.

We'll be going down so deep

the river's going to weep,

and the mountain's going to shout Amen!

It's coming like the tidal flood

beneath the lunar sway,

imperial, mysterious,

in amorous array:

Democracy is coming to the U.S.A.

 

Sail on, sail on …

 

I'm sentimental, if you know what I mean

I love the country but I can't stand the scene.

And I'm neither left or right

I'm just staying home tonight,

getting lost in that hopeless little screen.

But I'm stubborn as those garbage bags

that Time cannot decay,

I'm junk but I'm still holding up

this little wild bouquet:

Democracy is coming to the U.S.A.

 

Llega a través de un agujero en el aire,

Llega desde aquellas noches en la plaza Tiananmen.

Llega de la sensación

De que esto no es exactamente real,

O sí es real, pero no está exactamente aquí.

De las guerras contra el desorden,

De las sirenas noche y día,

De las fogatas de los vagabundos,

De las cenizas de lo gay [de las cenizas de la alegría]

La democracia llega a los Estados Unidos.

 

Llega a través de una cuarteadura en el muro,

En una visionaria inundación de alcohol;

Del asombroso relato

Del Sermón de la Montaña,

El cual no pretendo en absoluto entender.

Viene del silencio

del muelle en la bahía,

Del valiente, descarado, maltratado

Corazón de Chevrolet:

La democracia llega a los Estados Unidos.

 

Llega de la tristeza en las calles,

De los lugares sagrados donde las razas se encuentran;

Del maltrato homicida

Que acontece en cada cocina

Y que determina quien servirá y quien comerá.

De los pozos de la decepción

Donde las mujeres se arrodillan para rezar

Por la gracia de Dios en el desierto aquí

Y en el desierto allá:

La democracia llega a los Estados Unidos.

 

Navega, navega,

Poderosa Nave de la Nación,

Navega a los litorales de la Necesidad

A los arrecifes de la Avaricia

A través de las Borrascas del Odio,

Navega, navega, navega.

 

Llega a América primero,

La cuna de lo más noble y de lo más vil.

Aquí tienen al alcance

La maquinaria para el cambio,

Y es aquí donde tienen sed espiritual.

Aquí la familia está rota,

Aquí los solitarios dicen

Que el corazón debe abrirse

De una manera fundamental:

La democracia llega a los Estados Unidos.

 

Llega de las mujeres y los hombres.

Oh, mujer, haremos el amor otra vez.

Estaremos hundiéndonos tan hondo

Que el río va a llorar

Y la montaña va a gritar: Amén.

Llega como la inundación de una marea

bajo del influjo de la luna,

Imperial, misteriosa,

Se despliega amorosa:

La democracia llega a los Estados Unidos.

 

Navega, navega…

 

Estoy sentimental, sabes lo que quiero decir.

Amo el país pero no soporto la escena.

No soy ni de derecha ni de izquierda.

Creo que me quedaré esta noche en casa

Y me perderé en esa pequeña pantalla sin esperanza.

Pero soy necio como esas bolsas de basura

Que el Tiempo no puede degradar,

Soy un desecho [soy un yunkie] pero aún tengo

Ese pequeño y salvaje bouquet:

La democracia llega a los Estados Unidos.

 

Viene, Viene… On behalf of: “Savior Hundred Fires”

H.H. Cortes de Justicia de los Estados Unidos de América: Presentes. Con fundamento en el “T-Mec” (¡México! “Siempre fiel” y por delante)...

·
crisis-democracia

La Segunda Guerra Mundial fue el enfrentamiento entre el fascismo y el socialismo. La Segunda Guerra Mundial fue el enfrentamiento entre el...

·




Más de categoría

Viene, Viene… On behalf of: “Savior Hundred Fires”

H.H. Cortes de Justicia de los Estados Unidos de América: Presentes. Con fundamento en el “T-Mec” (¡México! “Siempre fiel”...

·
Tour de Cine Francés

La edición número 24 del Tour de Cine Francés llega a México

A partir del ocho de octubre de este año, dará inicio la edición 24 del Tour de Cine Francés,...

·

El Meollo del Asunto | Divide y Vencerás, no siempre

La máxima con su variante, “divide e impera”, fueron frases utilizadas por el gobernante romano Julio César y el...

·

De nuevo: yo tengo otros datos

“Yo propuse que iba a ser un efecto de caída pronta, pero también de recuperación rápida, que iba a...

·