,

La edición número 24 del Tour de Cine Francés llega a México

A partir del ocho de octubre de este año, dará inicio la edición 24 del Tour de Cine Francés, la cual estará conformada por siete películas y recorrerá 73 ciudades de la República Mexicana de forma simultánea....

21 de septiembre, 2020 Tour de Cine Francés

A partir del ocho de octubre de este año, dará inicio la edición 24 del Tour de Cine Francés, la cual estará conformada por siete películas y recorrerá 73 ciudades de la República Mexicana de forma simultánea.

La organización del festival aseguró que las salas de cine cuentan con medidas extremas de sanitización y respeto a la sana distancia para que te sientas tranquilo y seguro. La seguridad de los empleados y de los asistentes es nuestra prioridad.

https://publish.twitter.com/?query=https%3A%2F%2Ftwitter.com%2Ftourcinefrances%2Fstatus%2F1302984978100187137&widget=Tweet

Como cada año, el público mexicano podrá disfrutar de lo mejor de la cinematografía contemporánea francesa, en su idioma original con subtítulos en español, en el emblemático Tour de Cine Francés. Estas son las siete cintas participantes:

ALGUIEN, EN ALGÚN LUGAR
En Alguien, en algún lugar (Deux Moi, 2019), el más reciente filme del director francés Cédric Klapisch, quien es un ícono de la cinematografía europea desde los años ochenta, se dibuja el retrato de una generación que sobrelleva la soledad entre la banalidad de la rutina y el narcisismo de las redes sociales. Específicamente, se cuenta la historia de una pareja de treintañeros parisinos que atraviesa por una serie de sucesos tragicómicos. Es protagonizada por avec Ana Girardot, François Civil, Camille Cottin et François Berléand

A BELLE ÉPOQUE

En esta ocasión, la nostalgia juega un papel fundamental. Víctor es un hombre desilusionado de la vida que se pasa el día pensando que el pasado era mejor que el presente. Para su fortuna, Antoine, un joven y exitoso empresario lo invita revivir aquella época que tanto añora y en la que conoció al amor de su vida. Protagonizada por el primer actor francés, Daniel Auteuil, un viejo conocido del Tour de CineFrancés.

LA ÚLTIMA VIDA DE SIMÓN
La última vida de Simón (La dernière vie de Simon, 2019) es la ópera prima del realizador francés Léo Karmann. Esta historia se centra en Simon Durant, un niño huérfano que es capaz de transformarse en las personas que toca y que, gracias a ese extraño poder, se cuela en una familia que no es suya. De esta forma, Karmann teje una trama sobre la orfandad, el amor, la soledad y la necesidad de afecto. La cinta es protagonizada por Benjamin Voisin, Camille Claris y Martin Karmann.

LOS ILUMINADOS
En este interesante drama, se cuenta la historia de Camille, una adolescente que ve su vida transformada inexplicablemente cuando sus padres deciden incorporar a toda la familia a una estricta comunidad religiosa. A través de este filme, se realiza una radiografía sobre la búsqueda de identidad y coloca a la irreverencia como una herramienta necesaria para trazar los caminos de la libertad.

PERRO TONTO

Mi perro estúpido (Mon chien stupide, 2019) es una película dirigida por YvanAttalen la que también participa como actor principal al lado de su esposa, la laureada actriz francesa Charlotte Gainsbourg. Esta comedia dramática presenta la vida de Henri, un escritor maduro que está harto de publicar “libros basura” y que está dispuesto a hallar a los culpables de sus achaques en la espalda, su abstinencia sexual y su incapacidad creativa. Sin embargo, un día llega un perro a cambiar las directrices de su vida, para regalarle una lección que no pudo encontrar entre los hombres.

 

TRES DÍAS Y UNA VIDA
Tres días y una vida (Trois jours et une vie, 2019) está basada en la misteriosa desaparición de un niño de cuatro años en Olloy, un pueblo minero enclavado en la frontera entre Francia y Bélgica. A partir de ese suceso, se desata una serie de acontecimientos trágicos que ponen en jaque a este mini universo regido, aparentemente, por el enigma y la superstición.

UNA PEQUEÑA MENTIRA
Una pequeña mentira (Fourmi, 2019), es la historia de Théo, un niño dispuesto a involucrarse en un gran enredo con tal de no decepcionar a su padre, un hombre deprimido que parece no tener mayor motivación en la vida. Es así como Théo inventa que ha sido reclutado por un afamado equipo inglés de futbol, aunque en realidad haya sido rechazado por ser demasiado pequeño para ser futbolista.

El Circuito Cinépolis del Tour de Cine Francés tendrá presencia en 73 ciudades en la República Mexicana, a partir del día 8 de octubre, es presentado por Sala de Arte Cinépolis® y, además de exhibirse en sus 25 salas de todo el país, está programado en más de 100 complejos a los que anualmente asisten miles de espectadores para ver las películas del Tour. Para checar las salas y fechas, se puede consultar la página del tour. 

Comentarios


object(WP_Query)#17990 (52) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(29408) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "30-10-2022" ["before"]=> string(10) "27-11-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(66) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(29408) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "30-10-2022" ["before"]=> string(10) "27-11-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "cultura-para-todos" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["update_menu_item_cache"]=> bool(false) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18234 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17992 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17994 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "30-10-2022" ["before"]=> string(10) "27-11-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-10-30 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-11-27 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (29408) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (14) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17991 (24) { ["ID"]=> int(85490) ["post_author"]=> string(2) "77" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-09 11:47:24" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-09 16:47:24" ["post_content"]=> string(6424) "Leer un libro equivale a dialogar con  alguien que ve la vida desde otra perspectiva. Ya sea la actual o la histórica, de modo de enriquecer nuestra visión de las cosas. He estado leyendo Futurofobia, el libro más reciente del español Héctor García Barnés. La primera vez que tuve conocimiento de su publicación quise leerlo, cuestión que se facilita mediante la versión electrónica, para quienes no residimos en las grandes metrópolis. Desde los epígrafes iniciales nos atrapa hablando de dos términos que campean a lo largo del ensayo: Apocalipsis y nostalgia.  De inmediato nos introduce de manera ágil y clara a esos conceptos que hoy se hallan tan de moda y que a ratos son utilizados más como lugares comunes que otra cosa: distopía, metaverso y alguna otra que escapa a este primer abordaje.  Nos lleva de la mano a ver el momento actual que todos estamos viviendo, tras el enclaustramiento sanitario provocado por la pandemia.  A ratos este mundo se antoja desalentador. En la primera parte de la obra se llama nuestra atención respecto a algo que vivimos, muy probablemente sin acaso percatarnos de ello: dado que sentimos que el futuro nos ha sido arrebatado, volvemos con nostalgia al pasado, nos aferramos a él como a una tabla de salvación para no perecer en el agitado oleaje de la realidad. El autor ha nacido en los años ochenta del siglo pasado, pero aun así se toma la delicadeza de tener en cuenta a los nacidos a mediados de ese siglo, quienes hemos tenido que aprender a apropiarnos de la tecnología, puesto que no nacimos con el chip integrado, como las generaciones  del cambio de milenio. El autor parte de su España natal, que fue golpeada por cambios políticos, económicos y de inseguridad, desde Franco para acá.  Su óptica es, sin embargo, aplicable a cualquier otro rincón del mundo: El pesimismo de las actuales generaciones nos lleva a percepciones y decisiones fatalistas, desde el supuesto de que, si algo cambia, es para peor.  A partir de ello atisbé una luz, en este caso para mi amado México, comenzando así a entender por qué gran parte de la ciudadanía se aferra a aceptar, hasta con alivio, patrones de gobierno obsoletos que habrán de llevarnos de la mano en medio de este caos de inicios de siglo.  La libertad es vista como el riesgo innecesario de resultar dañados en el vuelo, invitándonos entonces a anhelar la seguridad de la jaula, donde nada puede ocurrirnos, así perdamos la capacidad de extender las alas para volar con libertad. “Rebajar las expectativas se impuso como un imperativo moral” afirma el autor. Hace hincapié en que a esta actitud de pseudoparálisis se acompaña el temor de perderlo todo, como ya ha venido sucediendo con salud, vidas y oportunidades laborales, entre otras cosas. Pudiera afirmarse, de modo temerario, que hemos optado por el pesimismo, actitud mental que finalmente no habrá de decepcionarnos. La esperanza ha sido cancelada como tesis de ilusos que tarde o temprano  habrán de estrellarse contra el duro suelo de la realidad. La ilusión, simplemente, no tiene cabida en esta corriente de pensamiento. Es interesante cómo la “futurofobia” mueve las fichas en el ajedrez político en Oriente y Occidente. Partiendo de la tesis de que el mundo está condenado a su extinción, surgen las figuras de los salvadores que prometen sacarnos de las tinieblas de la noche hacia ese mundo luminoso que todos anhelamos. Grandes aliados de estos propósitos populistas son los medios de difusión masiva, muy en particular las redes sociales, a las cuales se puede acceder desde el teléfono móvil más básico a cualquier hora del día.  Esperemos descubrir qué sorpresas nos tiene Elon  Musk con su compra de Twitter, pero de momento esta red ha servido para ideologizar y polarizar a los mexicanos, como ningún otro medio lo había conseguido. Un elemento que acompaña a este pesimismo, según la tesis del autor, es el cinismo.  Habla de un hedonismo cínico, que lleva a emprender acciones de diversa índole, así sean alejadas de los cánones ciudadanos éticos, y que a ratos se traduce en una risa irónica frente a los proyectos ilusos de quienes se niegan a aceptar este estado de cosas.  De momento viene a mi mente la sonrisa hasta sardónica de algún político cuando se le ha cuestionado acerca de tópicos que debe hallar incómodos, y evita responder de esta forma no verbal.  Nadie podría negar que la emergencia sanitaria con su cuota de desgaste orgánico y muerte, muy de la mano del encierro obligatorio, haya cobrado su cuota entre quienes seguimos aquí, capoteando los temores, las incertidumbres y los pensamientos sombríos de cada día.  Este estado de ánimo ha sido un caldo de cultivo para muchas expresiones, como es el caso de las películas y series fatalistas.  Su éxito radica justo en eso, en reafirmarnos que el mundo va de mal en peor, y que somos afortunados de que los zombis no nos estén contaminando su naturaleza pútrida cuando salimos a la tienda de la esquina.  Muy en lo particular entendí mucho de esa tendencia de los espectadores, cuando yo querría descansar viendo historias optimistas con finales esperanzadores. El punto clave de Futurofobia es que invita a cuestionarnos como lectores, qué es lo que queremos para nuestra propia vida: Si estamos dispuestos a dejarnos llevar por la marea-contramarea del pesimismo, o si somos capaces de aprender a surcar las olas.  Si aceptamos ser invadidos por la epidemia maligna del pesimismo, o si somos capaces de plantarnos en tierra firme y comenzar a forjar una vida auténtica que, además de  mi persona, pueda ser útil para quienes me rodean. Un libro nos abre los ojos; nos permite bregar de un modo distinto.  Lanzar al mar las redes en la confianza de obtener una buena pesca. " ["post_title"]=> string(21) "Barcas ¿a la deriva?" ["post_excerpt"]=> string(153) "¿Está cancelado nuestro futuro o existen opciones esperanzadoras dentro del caos? ¿De qué modo nos invita García Barnés a reflexionar sobre ello? " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(18) "barcas-a-la-deriva" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-09 11:47:24" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-09 16:47:24" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=85490" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17959 (24) { ["ID"]=> int(85411) ["post_author"]=> string(2) "59" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-07 14:39:38" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-07 19:39:38" ["post_content"]=> string(3237) "No sabía qué libro de Camus compartir con ustedes. Sí, uno de Camus, porque en noviembre (hoy) se conmemora su natalicio. Estaba entre La peste, El extranjero y Los justos. Finalmente me decanté por Los justos, pues, además de ser una obra de teatro, el planteamiento es tan profundo que harían falta varios volúmenes de filosofía para explicarlo: ¿es posible fundamentar el bien sin Dios?  Los pensadores religiosos, principalmente los católicos, dirían que no. Y he ahí la famosa frase de Dostoievsky (“Los hermanos Karamazov”) que suelen citar, “Si Dios no existe, todo está permitido”, lo cual, a contrario sensu, significa que Dios es el fundamento último del bien, de modo que, suponiendo su no existencia, no habría forma de distinguir el bien del mal. Los existencialistas, especialmente Sartre y Camus, pensaron que esta máxima era falsa, y se propusieron demostrarlo, cada uno a su modo: Sartre y su idea de que el existencialismo es un humanismo (dado que era ateo, habría que afinar el sentido de la frase y decir que el existencialismo ateo es un humanismo, o, en corto, que el ateísmo es un humanismo); y Camus, a través de Los justos. Muy brevemente: unos terroristas planean el asesinato de un alto funcionario del Zar, que representa la injusticia y la opresión que vive el pueblo ruso. Kaliayev se encargará de arrojar la bomba. Llegado el momento, Kaliayev es incapaz de lanzar la bomba porque el funcionario va acompañado de sus pequeños sobrinos. Kaliayev, que es ateo y terrorista, no es capaz de matar también a los niños, a fin de cuentas inocentes, porque aún en estas circunstancias tan extremas, sabe que matar a un inocente es intrínsecamente malo, aunque se trate de un efecto no querido en sí mismo, sino implícito irremediablemente en la acción justa de quitar la vida a un tirano.  El contraargumento lógico que esgrime Federov, su compañero terrorista, es que si tanto le preocupan a Kaliayev las vidas de los niños inocentes, no haber matado al funcionario del Zar, aunque hubieren muerto dos niños, implicará que muchos niños más del pueblo morirán por causa de la opresión y la injusticia. Y además, cuando los inocentes sobrinos del funcionario crezcan, oprimirán al pueblo y matarán a muchos niños, igual que el tío. ¿Vale más la vida de esos niños, sobrinos del opresor y destinados a ser también opresores, que la vida de los niños oprimidos de Rusia? A través de esta obra de teatro Camus mostrará que, aún si Dios no existiera, es posible fundamentar el bien." ["post_title"]=> string(100) "Somos lo que leemos | “Los justos” de Camus: ¿es posible fundamentar el bien desde el ateísmo?" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(97) "somos-lo-que-leemos-%e2%8f%90-los-justos-de-camus-es-posible-fundamentar-el-bien-desde-el-ateismo" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-07 14:48:06" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-07 19:48:06" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=85411" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17991 (24) { ["ID"]=> int(85490) ["post_author"]=> string(2) "77" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-09 11:47:24" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-09 16:47:24" ["post_content"]=> string(6424) "Leer un libro equivale a dialogar con  alguien que ve la vida desde otra perspectiva. Ya sea la actual o la histórica, de modo de enriquecer nuestra visión de las cosas. He estado leyendo Futurofobia, el libro más reciente del español Héctor García Barnés. La primera vez que tuve conocimiento de su publicación quise leerlo, cuestión que se facilita mediante la versión electrónica, para quienes no residimos en las grandes metrópolis. Desde los epígrafes iniciales nos atrapa hablando de dos términos que campean a lo largo del ensayo: Apocalipsis y nostalgia.  De inmediato nos introduce de manera ágil y clara a esos conceptos que hoy se hallan tan de moda y que a ratos son utilizados más como lugares comunes que otra cosa: distopía, metaverso y alguna otra que escapa a este primer abordaje.  Nos lleva de la mano a ver el momento actual que todos estamos viviendo, tras el enclaustramiento sanitario provocado por la pandemia.  A ratos este mundo se antoja desalentador. En la primera parte de la obra se llama nuestra atención respecto a algo que vivimos, muy probablemente sin acaso percatarnos de ello: dado que sentimos que el futuro nos ha sido arrebatado, volvemos con nostalgia al pasado, nos aferramos a él como a una tabla de salvación para no perecer en el agitado oleaje de la realidad. El autor ha nacido en los años ochenta del siglo pasado, pero aun así se toma la delicadeza de tener en cuenta a los nacidos a mediados de ese siglo, quienes hemos tenido que aprender a apropiarnos de la tecnología, puesto que no nacimos con el chip integrado, como las generaciones  del cambio de milenio. El autor parte de su España natal, que fue golpeada por cambios políticos, económicos y de inseguridad, desde Franco para acá.  Su óptica es, sin embargo, aplicable a cualquier otro rincón del mundo: El pesimismo de las actuales generaciones nos lleva a percepciones y decisiones fatalistas, desde el supuesto de que, si algo cambia, es para peor.  A partir de ello atisbé una luz, en este caso para mi amado México, comenzando así a entender por qué gran parte de la ciudadanía se aferra a aceptar, hasta con alivio, patrones de gobierno obsoletos que habrán de llevarnos de la mano en medio de este caos de inicios de siglo.  La libertad es vista como el riesgo innecesario de resultar dañados en el vuelo, invitándonos entonces a anhelar la seguridad de la jaula, donde nada puede ocurrirnos, así perdamos la capacidad de extender las alas para volar con libertad. “Rebajar las expectativas se impuso como un imperativo moral” afirma el autor. Hace hincapié en que a esta actitud de pseudoparálisis se acompaña el temor de perderlo todo, como ya ha venido sucediendo con salud, vidas y oportunidades laborales, entre otras cosas. Pudiera afirmarse, de modo temerario, que hemos optado por el pesimismo, actitud mental que finalmente no habrá de decepcionarnos. La esperanza ha sido cancelada como tesis de ilusos que tarde o temprano  habrán de estrellarse contra el duro suelo de la realidad. La ilusión, simplemente, no tiene cabida en esta corriente de pensamiento. Es interesante cómo la “futurofobia” mueve las fichas en el ajedrez político en Oriente y Occidente. Partiendo de la tesis de que el mundo está condenado a su extinción, surgen las figuras de los salvadores que prometen sacarnos de las tinieblas de la noche hacia ese mundo luminoso que todos anhelamos. Grandes aliados de estos propósitos populistas son los medios de difusión masiva, muy en particular las redes sociales, a las cuales se puede acceder desde el teléfono móvil más básico a cualquier hora del día.  Esperemos descubrir qué sorpresas nos tiene Elon  Musk con su compra de Twitter, pero de momento esta red ha servido para ideologizar y polarizar a los mexicanos, como ningún otro medio lo había conseguido. Un elemento que acompaña a este pesimismo, según la tesis del autor, es el cinismo.  Habla de un hedonismo cínico, que lleva a emprender acciones de diversa índole, así sean alejadas de los cánones ciudadanos éticos, y que a ratos se traduce en una risa irónica frente a los proyectos ilusos de quienes se niegan a aceptar este estado de cosas.  De momento viene a mi mente la sonrisa hasta sardónica de algún político cuando se le ha cuestionado acerca de tópicos que debe hallar incómodos, y evita responder de esta forma no verbal.  Nadie podría negar que la emergencia sanitaria con su cuota de desgaste orgánico y muerte, muy de la mano del encierro obligatorio, haya cobrado su cuota entre quienes seguimos aquí, capoteando los temores, las incertidumbres y los pensamientos sombríos de cada día.  Este estado de ánimo ha sido un caldo de cultivo para muchas expresiones, como es el caso de las películas y series fatalistas.  Su éxito radica justo en eso, en reafirmarnos que el mundo va de mal en peor, y que somos afortunados de que los zombis no nos estén contaminando su naturaleza pútrida cuando salimos a la tienda de la esquina.  Muy en lo particular entendí mucho de esa tendencia de los espectadores, cuando yo querría descansar viendo historias optimistas con finales esperanzadores. El punto clave de Futurofobia es que invita a cuestionarnos como lectores, qué es lo que queremos para nuestra propia vida: Si estamos dispuestos a dejarnos llevar por la marea-contramarea del pesimismo, o si somos capaces de aprender a surcar las olas.  Si aceptamos ser invadidos por la epidemia maligna del pesimismo, o si somos capaces de plantarnos en tierra firme y comenzar a forjar una vida auténtica que, además de  mi persona, pueda ser útil para quienes me rodean. Un libro nos abre los ojos; nos permite bregar de un modo distinto.  Lanzar al mar las redes en la confianza de obtener una buena pesca. " ["post_title"]=> string(21) "Barcas ¿a la deriva?" ["post_excerpt"]=> string(153) "¿Está cancelado nuestro futuro o existen opciones esperanzadoras dentro del caos? ¿De qué modo nos invita García Barnés a reflexionar sobre ello? " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(18) "barcas-a-la-deriva" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-09 11:47:24" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-09 16:47:24" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=85490" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(21) ["max_num_pages"]=> float(11) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "b722416d462052b3a8f16d64eff5447c" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["allow_query_attachment_by_filename":protected]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

Barcas ¿a la deriva?

¿Está cancelado nuestro futuro o existen opciones esperanzadoras dentro del caos? ¿De qué modo nos invita García Barnés a reflexionar sobre ello?

noviembre 9, 2022

Somos lo que leemos | “Los justos” de Camus: ¿es posible fundamentar el bien desde el ateísmo?

No sabía qué libro de Camus compartir con ustedes. Sí, uno de Camus, porque en noviembre (hoy) se conmemora su natalicio. Estaba...

noviembre 7, 2022




Más de categoría

Somos lo que leemos – “La mujer de tu prójimo”, un explosivo libro sobre la liberación sexual

Título: La mujer de tu prójimo. Autor: Gay Talese. Editorial: Debate. 538 páginas. Mi calificación: 4 de 5 estrellas.

noviembre 25, 2022

Capitanes y Banksy: actividades chilangas muy recomendables

El deporte conocido como ráfaga regresó a tierra chilangas este mes de noviembre con su poderoso equipo “Capitanes”, cuya...

noviembre 25, 2022
CARTAS A TORA 228

CARTAS A TORA 291

Querida Tora: Ahora hay un campeonato internacional de futbol (ese juego en que le pegan patadas a una pelota,...

noviembre 25, 2022

Brebaje olímpico

Historia de amor.

noviembre 23, 2022