Fragmentación política y Ejes de crisis (2015-2020)

A nadie le sorprenderá que en el siglo XXI, el siglo que André Malraux vaticinó que sería el siglo de las religiones (“Le siècle prochain… A nadie le sorprenderá que en el siglo XXI, el siglo que...

13 de mayo, 2015
RHT

A nadie le sorprenderá que en el siglo XXI, el siglo que André Malraux vaticinó que sería el siglo de las religiones (“Le siècle prochain…

A nadie le sorprenderá que en el siglo XXI, el siglo que André Malraux vaticinó que sería el siglo de las religiones (“Le siècle prochain sera religieux ou ne sera pas”), los ejes de crisis  pasan por las líneas de contacto entre las grandes civilizaciones, dónde, tal como en la teoría de las placas tectónicas, se enfrentan las grandes tradiciones religiosas, produciendo las tensiones regionales que formatean los futuros híbridos geopolíticos. Estas tensiones estarán asociadas al triunfo, en cada una de las “zonas civilizacionales”, de un núcleo fundamentalista o de “periferias” tolerantes y son analizadas, sumariamente, en este artículo como variables que permiten producir una visión de  la construcción de futuros híbridos.

Así, es de suponer, a partir de un ejercicio de prospectiva basado en la metodología del think-tank francés “Futuribles”, que el quinquenio 2015 – 2020  estará marcado por la continuación de los procesos de reunificación y de división de los Estados, así bien como por la alteración de los regímenes políticos, principalmente de aquellos que se sitúan en el “Eje de Crisis”, que partiendo del Mediterráneo Oriental y Oriente Medio, alcanza el Nordeste del Pacífico, pasando por el Golfo Pérsico, Sur de Asia y Sudeste Asiático.

La interacción de estas fuerzas se traducirá en una serie de tensiones. Entre ellas destaco:

1.- La carrera armamentista entre Estados-Nación que apostarán por el desarrollo de tecnologías militares, en particular de sus arsenales nucleares, o en la adquisición de los mismos. Esta situación conllevará tensiones entre los EUA, que pretenden impedir la proliferación de las WMD (Weapons of Mass Destruction) y los países del “Eje de Crisis”  (ej.: Irán) que pretenden asumir posiciones de dominación regional;

2.- Por otro lado, en paralelo asistiremos al desarrollo de nuevas formas de guerra en que el potencial cibernético y el control de nuevas armas -en que drones y robots serán las grandes estrellas- definirán nuevos equilibrios geo estratégicos y obligarán a reescribir el derecho internacional de la guerra y a reflexionar sobre las cuestiones ético-jurídicas del uso de robots en el teatro de guerra;




3.- La competencia por la representación, entre las grandes civilizaciones que disponen de una representación en el ámbito de Estado, lo cual les permite ser actores en un mundo fragmentado y, los cuadros civilizacionales que, no disponiendo de esos Estados, serán terreno fértil para tentativas de transformación radical del sistema regional;

4.- Competencia por el poder en el “Eje de Crisis”, entre EUA y las potencias emergentes o en tentativa de formación, pertenecientes al “Eje de Crisis”.

Tensiones que producen grandes incertidumbres que son el motor y se concentraron sobre los procesos de “Fragmentación Geopolítica” a que asistimos, tendencia que parece ser irreversible, pero cuya forma particular dependerá de la manera como se solucionen conflictos al interior del siguiente conjunto de fuerzas que formatearán los escenarios geopolíticos al 2020:

1.- ¿Cuál será el régimen nuclear dominante? ¿Con qué intensidad evolucionará la proliferación nuclear? ¿Será efectiva la instalación de sistemas antimisiles por parte de EUA (y de China)? ¿Será este sistema usado para la creación de nuevas alianzas?

2.- ¿Cuál será la posibilidad real de otras potencias (ej.: la Unión Europea) de ser capaces de desarrollar una actuación conjunta, una política exterior y de defensa comunes, que introduzca un equilibrio al poder militar y a la intervención estadounidenses, en un cuadro de alianza atlanticista con el propio EUA?

3.- ¿Cuál será la posibilidad de potencias claramente más débiles que EUA de desarrollar una estrategia común y acciones conjuntas, de forma a extremaren las presiones sobre las fuerzas convencionales de EUA a lo largo del “Eje de Crisis”, desde el noroeste del Pacífico, en Asia Central y en el Golfo’?

4.- ¿Cuál será el modo de multiplicación de la influencia que EUA buscará disponer frente a un mundo fragmentado? ¿Alianzas tradicionales? ¿Nuevas alianzas? ¿Acuerdos de geometría variable, tanto al Norte, como al Sur?

5.- ¿Cómo se desarrollarán los procesos de eventual reunificación, ya presentes, en el Noroeste del Pacífico, en particular los casos de China y de Corea?

6.- ¿Cómo evolucionarán las relaciones entre Pakistán e India, una vez que la tentativa de control de Afganistán por el Pakistán ha fallado e imposibilitado la alianza con los árabes?

7.- ¿Cómo, y por quién, será representado el Islam en la escena internacional? Esto, sin disponer , a priori, de una potencia capaz de ejercer un liderazgo regional. ¿Y, cuál será la relación entre los tres actores-clave del mundo musulmán: Casa real saudita: monarquía Hachemita de Jordania y un Irán cada vez más presente en todos los conflictos en la región? ¿Cuál será la dinámica de interacción de estos tres actores-clave frente a la introducción de una cuarta variable regional, con la emergencia del Daech (Estado Islámico )?

8.- ¿Cómo evolucionarán las relaciones entre Rusia y Turquía y de éstas con Grecia y con Armenia, elemento que pesa y condiciona toda la evolución de los Balcanes, del Mar Negro, del Cáucaso y de la Asia Central?

9.- ¿Cuál será la opción de Rusia frente a EUA y sobretodo frente a la Unión Europea? ¿Intentará Rusia frenar la afirmación de EUA apoyando a las potencias emergentes, o negociará con EUA una división de zonas de influencia, lo que implica una redefinición (limitación) de la expansión de la OTAN y de la UE para Leste?

Los escenarios globales arriba descritos emergen a partir de la formulación de hipótesis sobre el modo de evolución de dos “tendencias duras”, presentes desde el siglo pasado: 1.- la “Globalización Económica” y  2.- la “Fragmentación Geopolítica”. Tendencias duras que llevan a la elaboración de escenarios globales a partir de las siguientes premisas:

1.- Sin una aceleración de la “Globalización de la Economía”, la “Fragmentación Geopolítica” entrará en una trayectoria en espiral

2.- Sin globalización, la economía de EUA entrará en profunda recesión y no podrá soportar los esfuerzos militares necesarios para frenar el impacto de la “Fragmentación Geopolítica”, ya que por el momento, ni China, ni la Unión Europea y mucho menos Rusia, pueden o quieren, frenar la deriva de los regionalismos y de las reivindicaciones nacionalistas

3.- Sin globalización, las economías emergentes no tendrán argumentos, o mejor, incentivos de crecimiento por integración pacífica en la economía global, de modo que no tendrán incentivos para adoptar un comportamiento de contención

4.- Que el proceso de “Globalización Económica” puede continuar a partir de diferentes arreglos y opciones de relaciones entre EUA, Japón, China y la Unión Europea.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que:

1.- Sólo dos de los actores mundiales individualizados tienen importancia crucial en la evolución de ambas “Fuerzas Motoras”, “Fragmentación política” y “Globalización económica” – EUA y China –aunque de momento pueden estar separados por niveles de poder. Sin embargo, se podrán observar convergencias y antagonismos adaptados a las circunstancias y a las cambiantes relaciones de fuerzas

2.- Los actores tradicionales son fundamentales para la evolución de la Globalización económica: Unión Europea y Japón

3.- Los otros “actores” tradicionales son primordiales en la administración de la “Fragmentación Geopolítica” , o sea Rusia e India

4.- En el núcleo central de las incertidumbres geopolíticas encontramos el mundo árabe (aquí hacemos una diferenciación entre “árabe”, definido por elementos étnico-culturales y “musulmán”) , por un lado, por su incapacidad en producir una potencia regional, por otro lado, porque se opone a tres otros “actores” : Irán, Turquía e Israel.

A la manera de ejercicio de conclusión propongo un conjunto de configuraciones posibles que podrán determinar la emergencia de escenarios particulares al interior de las “Tendencias duras” analizadas , en particular, de la tendencia dura “Fragmentación Geopolítica”:

1.- Fragmentación en el Centro:

escenario a) Sucesión de crisis en el Golfo, Asia Central y Nordeste del Pacífico, con la consecuente debilitación de la capacidad de actuación de EUA ;

escenario b) dificultades en el acercamiento EUA / Rusia;

escenario c) Incapacidad en alcanzar un acuerdo de estabilidad entre Israel y los Países Árabes

escenario d) alianza entre China y Arabia Saudita centrada en el intercambio de armas nucleares y tecnología de misiles por petróleo y gas natural.

2.-Reformulación del Centro:

escenario a) enfrentamiento entre China y EUA, empezando con Corea y con la posible alianza entre Arabia Saudita y China;

escenario b) acercamiento entre Rusia y EUA;

escenario c) proceso de paz entre Israel y sus vecinos musulmanes, después de la emergencia  del nuevo actor regional, el Daech (Estado islámico) que se presenta como una amenaza común;

escenario d) refuerzo de las alianzas entre EUA y Pakistán e India.

3.-Expansión del Centro:

escenario a) relativa calma a lo largo del “Eje de la Crisis” después de los primeros conflictos del siglo XXI;

escenario b) acercamiento entre Rusia / Turquía / EUA, permitiendo a Rusia una concentración en su desarrollo económico,  la valorización de su capacidad energética y la estabilización de un cinturón islámico; 

escenario c) pacificación Israel / Países Árabes (estos, bajo el liderazgo e iniciativa de Arabia Saudita);

escenario d) parálisis de la Potencias emergentes – China, India e Irán- absorbidas por problemas internos de estabilidad de los respectivos regímenes o con agendas de reforma económica de integración que las llevan a tomar comportamientos de contención.

Viene, Viene… On behalf of: “Savior Hundred Fires”

H.H. Cortes de Justicia de los Estados Unidos de América: Presentes. Con fundamento en el “T-Mec” (¡México! “Siempre fiel” y por delante)...

·

A nadie le sorprenderá que en el siglo XXI, el siglo que André Malraux vaticinó que sería el siglo de las religiones...

·




Más de categoría

Viene, Viene… On behalf of: “Savior Hundred Fires”

H.H. Cortes de Justicia de los Estados Unidos de América: Presentes. Con fundamento en el “T-Mec” (¡México! “Siempre fiel”...

·
Tour de Cine Francés

La edición número 24 del Tour de Cine Francés llega a México

A partir del ocho de octubre de este año, dará inicio la edición 24 del Tour de Cine Francés,...

·

El Meollo del Asunto | Divide y Vencerás, no siempre

La máxima con su variante, “divide e impera”, fueron frases utilizadas por el gobernante romano Julio César y el...

·

De nuevo: yo tengo otros datos

“Yo propuse que iba a ser un efecto de caída pronta, pero también de recuperación rápida, que iba a...

·