,

En el mundo de la música

David Garrett & la Filarmónica de Monte Carlo – “Balada Pentru Vioara si orchestra” Video of David Garrett şi Monte Carlo Philharmonic – Balada pentru… David Garrett & la Filarmónica de Monte Carlo – "Balada Pentru Vioara...

19 de noviembre, 2015

David Garrett & la Filarmónica de Monte Carlo – “Balada Pentru Vioara si orchestra” Video of David Garrett şi Monte Carlo Philharmonic – Balada pentru…

  • David Garrett & la Filarmónica de Monte Carlo – "Balada Pentru Vioara si orchestra"

 

El 19 de noviembre se celebra en Mónaco "La Fête du Prince" o "Día Nacional de Mónaco". Esta celebración la determinaba el Príncipe reinante y recibía el nombre del santo por el que fueron nombrados. Dicha tradición concluyó cuando el actual reinante, el Príncipe Alberto, eligió la misma fecha que su padre y no permitió que se conociera la celebración como el día que celebrara a "San Alberto". Él asumió el poder el mismo día que era conocido como "San Rainiero", día que su padre celebraba su "fiesta del príncipe". El tema que escuchamos se llama "Balada Pentru Vioara si orchestra", original del compositor rumano Ciprian Porumbescu y que es ejecutada por el violinista alemán David Garrett -de nombre David Christian Bongartz- y la representativa y reconocida Filarmónica de Monte Carlo.

  • Stepan Rudenko & Sheena Gutiérrez – "Serenade (Franz Schubert)"

 

Un día como hoy de 1828 murió Franz Schubert. El compositor austriaco perdió la vida a los 31 años por fiebre tifoidea, aunque los rumores apuntan a que estaba en una ya avanzada etapa de sífilis. Su legado dejó más de 1,500 obras repartidas entre trabajos vocales, siete sinfonías completas, música sacra, óperas, música incidental y de cámara, así como numerosas obras para piano. El epitafio de su tumba tiene la frase: "Aquí la música ha enterrado un tesoro, pero aún más esperanzas justas". La interpretación de su "Serenata" es un trabajo de los músicos Stepan Rudenko & Sheena Gutiérrez.

  • Béatrice Mayo Felip, Reinoud Van Mechelen & Alice Foccroule – "Ich Will Schweigen"




El compositor alemán Johann Hermann Schein fue uno de los músicos pre-barrocos más importantes al traer innovaciones del estilo italiano a la melodía alemana. Se cuenta que mientras él debía complacer las encomiendas de la iglesia Luterana, su verdadera pasión la encontraba en el mencionado estilo innovador que se hacía en Italia. Es considerado uno de los autores que más influyeron en el trabacho de J.S. Bach y es mejor conocido por sus "Banquetes Musicales", obra de 1617 que fue separada en suites. Él murió un 19 de noviembre en Leipzig.

  • Blood, Sweat & Tears – "I'll love you more than you'll ever know"

Fred Lipsius es un saxofonista y arreglista que colaboró con la agrupación Blood, Sweat & Tears en sus primeros años. Su aportación con el grupo inició en su primer álbum -lanzado en 1968- y concluyó en 1971, pero antes de la banda trabajó con la orquesta de Ronn Metcalfe. Su trabajo musical le valió colaborar con Simon & Garfunkel y Janis Joplin, así como grandes del jazz como Cannonball Aderley y Thelonious Monk. Actualmente, es profesor de música en Berklee.

  • Billy Bragg – "The Man in The Iron Mask"

"El Hombre de la Máscara de Hierro", cuyo nombre fue Eustache Dauger- fue un prisionero al que arrestaron cerca de 1670 y que murió un 19 de noviembre de 1703. Dicho personaje se conviritó en un mito cuya identidad a la fecha se discute. El escritorVoltaire presumía que dicho preso era el hermano no reconocido del Rey Luis XIV. Alejandro Dumas completó su saga "Los Tres Mosqueteros", en la que señalaba que dicho personaje era el gemelo idéntico del monarca y por lo mismo debía permanecer cautivo. La única comunicación auténtica respecto a dicha figura es la correspondencia que sostenía con su carcelero y superiores en París. En 1983, el músico británico Billy Bragg incluyó en su trabajo Life's a Riot with Spy vs. Spy un track nombrado como dicho ser, llamada "The Man in The Iron Mask".

Comentarios
object(WP_Query)#17845 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(7856) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "05-07-2021" ["before"]=> string(10) "02-08-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(7856) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "05-07-2021" ["before"]=> string(10) "02-08-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "cultura-para-todos" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17852 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17833 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17825 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "05-07-2021" ["before"]=> string(10) "02-08-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(462) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-07-05 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-08-02 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (7856) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (14) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17857 (24) { ["ID"]=> int(67879) ["post_author"]=> string(1) "9" ["post_date"]=> string(19) "2021-07-09 09:42:04" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-07-09 14:42:04" ["post_content"]=> string(4806) "Querida Tora1: Lo de la “Reforestación de la Vecindad” tuvo cola. Al principio parecía que los vecinos se habían olvidado de los “estímulos económicos” con el incendio en la azotea. Pero ese mismo incendio se los recordó, porque resulta que los humos se dispersaron por toda la colonia y  afectaron a muchos habitantes. A unos les dio por lo pacífico, y andaban por la calle medio dormidos, como zombies descoloridos; pero otros se pusieron  agresivos y hasta hubo uno que pintó una raya en el suelo y dijo que al que pasara de esa raya lo iba a rajar en dos o en tres partes o en lo que resultara; y como sacó una navaja como de a metro, todos se lo creímos. Pero eso sólo duró unas horas, y acabó por convertirse en una juerga, porque el pobre intoxicado no acertaba ni a una pared que, según él, lo había desobedecido; y se lo llevaron a la comisaría más pronto que enseguida. Luego, los vecinos fueron  a exigir al portero la entrega de los estímulos. Y ahí fue donde el portero empezó a parir chayotes (perdóname por la expresión, pero no encuentro otra que se ajuste mejor a su situación). Cuando las exigencias arreciaron, les pidió unas horas de plazo para resolver la “logística” del asunto, y se encerró en la portería. Ahí estuvo horas y horas, yendo de un lado para otro y sin saber qué hacer. Hasta pidió que le llevaran un diccionario, a ver si “económico” tenía otro significado que fuera distinto a dar dinero. Con el trabajo que le cuesta leer, y se estuvo buscando y pensando hasta altas horas de la noche. Cuando ya no podía más, llamó a sus guaruras y les dijo que le resolvieran el problema, para el día siguiente; y que si no… Ahí lo dejó, porque así se oye más amenazador. Al otro día le tuvieron que echar una cubeta de agua para que despertara, porque como se había desvelado “trabajando”, no había manera de que se levantara. Pero ya estaba un grupo de vecinos en la puerta, exigiendo la solución del asunto. El guarura que sí acabó la secundaria estuvo un rato hablando con él, hasta que las facciones se le iluminaron con algo parecido a una sonrisa de triunfo. Y entonces sí salió a dar la cara. Entonces se echó una parrafada muy larga, adornando lo que su guarura le había dicho que, en resumen, era lo siguiente: la palabra económico no significa solamente “dar dinero” sino que también es adjetivo gentilicio (eso fue lo que dijo, porque no pudo recordar lo que el muchacho le dijera; pero a los vecinos les daba lo mismo una palabra que otra) que significa que el sustantivo, en este caso la palabra “estímulos” es algo de poco precio, no necesariamente dinero (eso lo repitió unas catorce veces), sino algo pequeño pero significativo que valía más que el dinero (esto no lo entendió nadie, ni siquiera él) y luego empezó a hablar de adjetivos, de gerundios, del nominativo y del ablativo, e hizo un  revoltijo que los vecinos se retiraron sin pedir explicaciones porque ya les dolía la cabeza. Pero algo tenía que darles, dijeron  los guaruras; porque si no, luego se iban a quejar con ellos, y les costaba mucho trabajo quitárselos de encima. Entonces, mandó hacer unas tarjetitas blancas y brillosas que decían, con letras góticas, bien renegridas: “Al Mérito Agrícola”, y las entregó en una ceremonia convocada para el domingo siguiente, ante un mantel limpísimo sobre el que había unos dulcecitos de limón que compró en la tiendita de la esquina. Y con cada tarjetita entregaba un dulcecito. No es que los vecinos quedaran satisfechos, pero pensaron que podían poner la tarjetita en la sala, bajo un cristal; o en la entrada de su casa, junto a la plantita que tenían. Los dulcecitos los guardaron como recuerdo, porque ya los conocían y sabían que eran malísimos. Pero, al fin y al cabo, algo habían conseguido arrancarle al portero. Y ya no ha habido más “programas sociales”. Ya veremos lo que pasa en el futuro. Te quiere Cocatú
1Contexto: Un alienígena arriba a la Ciudad de México y, convertido en gato, llega a vivir a una vecindad. Le escribe a Tora, quien lo espera en su planeta natal, sus impresiones sobre lo que ve en ese lugar. Su correspondencia tiene algo de crítica social y toques de humor.
" ["post_title"]=> string(17) "CARTAS A TORA 232" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(17) "cartas-a-tora-232" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-07-09 13:21:23" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-07-09 18:21:23" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=67879" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17778 (24) { ["ID"]=> int(67642) ["post_author"]=> string(3) "182" ["post_date"]=> string(19) "2021-07-05 08:48:27" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-07-05 13:48:27" ["post_content"]=> string(20625) "Víctor Argüelles Ángeles es poeta, escritor, artista plástico, académico, ponente, gestor cultural independiente, estudioso permanente del conocimiento, espíritu inquieto, observador, a veces solitario, y creador desde distintos ámbitos. Su amplia trayectoria lo define y esta vez está concentrado en la fase final de su nuevo libro que podría titularse Inventario de enfermedad poética Algunos de sus poemas se han traducido al neerlandés, portugués, italiano e inglés. Es promotor y coordinador de los Festivales Escritores en Resistencia desde el Cerro del Viento y el Festival Internacional de Poesía Palabra en el Mundo (en su versión local en Ecatepec, Estado de México). Víctor Argüelles está trabajando en lo que será una recopilación de poemas que han sido publicados en revistas o antologías colectivas, que desea presentar como una suma que sintetice un periodo creativo de trabajo a través de una antología personal de textos, y no descarta que en esta antología personal se incluyan poemas inéditos. Sin involucrarse demasiado con las editoriales, sabe que será un proyecto independiente. Es un panorama al que hay que abrirse para tener resultados, son muchos los retos que la actividad impone. Refiere que son textos originales, considera que por los tiempos podría estar listo quizá antes que finalice el año, noviembre o diciembre, y la propuesta de título dependerá de aprobaciones, entre otras cosas. No llevan un orden cronológico. Al analizarlo responden en su momento a algo que estaba viviendo en ese tiempo, es el lenguaje que uno lo trae como una huella de nacimiento, lenguaje visual, poético, plástico, el lenguaje está atravesado de anomalías, no es perfecto, y la enfermedad poética es como una dicotomía, como actúo no es perfecto, muchos piensan como al estilo de los barrocos en la literatura que el poema clásico debe ser medido, tiene su métrica y hay quienes defienden la poesía como una experiencia, una eventualidad, estoy tratando de buscarle consonancia con el conjunto de textos. “Agradezco lo logrado”, afirma en su libro anterior, Signos de espera, poemario de 2018. Argüelles siente que dicho libro es como una iluminación a su propio camino como escritor, haciendo poemas que lo llevan a una condición distinta de imaginarse las raíces de estos poemas, vislumbrar; hizo los bocetos que son las raíces y los pies de los poemas, los anclajes de manera visual: “No le estoy dando una prioridad es solo que me gustarían más imágenes, a pesar de todo, siento que se puede construir una presencia, se puede sentir a trazos la palabra, siento que es una iluminación, un don que se puede aprovechar porque los poemas del autor no van tan solos”.  Retornando al año 2020, expresa que marcó un tiempo insospechado y sorprendente. Al iniciar la cuarentena, Víctor se entregó a realizar una obra por día, dando como resultado “40días40dibujos”, que lo convirtió en una Expo-virtual, disponible a través del link https:/www.youtube.com/watch?v=VCRrTj1txRY&t=6s. Este proyecto nació cuando la palabra cuarentena sonaba como un eco interminable que pesó mucho; entonces lo sublimó a través de una dinámica de crear un dibujo diario, completando los 40 días del encierro. Cuando terminó se dio cuenta que los días seguían y siguen avanzando en torno a este fenómeno que está marcando la historia de la humanidad. Las letras del maestro Víctor Argüelles conquistaron al poeta Fa Claes, quien tradujo sus poemas al neerlandés en 2007, donde fue gratamente sorprendido cuando su trabajo temprano llamó la atención del Doctor en Lenguas Germánicas, quien presentó su trabajo en la revista Decontrabas (en español significa El contrabajo) y quedó en el blog de Fa Claes, autor de poemarios en holandés y traducciones al español. Alessandro Atanes es otro poeta que quedó enganchado con las letras de Víctor Argüelles, a raíz de la publicación de la antología colectiva Poesía para el fin del mundo (Kodama cartonera, Tijuana B.C 2012) en la que ambos poetas fueron publicados. Específicamente tradujo al portugués “Balsas”. Este gesto se volvió a repetir con “Poema para luz diurna”, traducido en 2014. Ambos poemas se pueden encontrar en: https://ruidorojo-menteenblanco.blogspot.com/search?q=alessandro+atanes . En esta travesía también fue traducido al inglés el poema “Emblema vacío”, que meses antes había sido incluido en la antología coordinada por Ana Matías Rendón (Los 43 poetas por Ayotzinapa, Ciudad de México, 2015), el mismo poema ve una tercera publicación que respondió a la edición coordinada por Lucía Cupertino, traducida al italiano (43 Poeti per Ayotzinapa, edizioni Arcoiris, Salerno, Italia, 2016). Este libro se puede adquirir impreso y apoyar a las madres de los estudiantes. Su entrega total a lo que hace, está visiblemente marcada desde que era estudiante, incluso antes de llegar a cursar la Licenciatura en Artes Plásticas en la Universidad Veracruzana, de Xalapa, donde sus obras fueron parte de exposiciones colectivas (1996-2001).  Empezó a exponer desde 1989 cuando vivía en Tuxpan (Veracruz) donde formaba parte del taller Diego Rivera, que fue una escuela de arte inicial establecida en aquel puerto; posteriormente, en 1993, estudió en la Casa de Cultura de Poza Rica, en la que permaneció hasta 1995. Las primeras exposiciones colectivas fueron posibles de manera local. Nos comparte que su primera experiencia dando clases fue en el Festival Cumbre Tajín en 2001, donde impartió un breve taller de gráfica y creatividad a niños y adolescentes que visitaron el festival celebrado en El Tajín, Papantla, Veracruz. Al año siguiente estaba incorporado a la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas (UNICACH) como maestro de pintura y dibujo. “Tuve un periodo muy afortunado –nos revela– cuando en la Universidad Veracruzana aprovechó los cinco años, aprendió a investigar y poner en práctica sus conocimientos como artista plástico”. Por otra parte, los festivales que coordina son iniciativas en las que ha participado y en los últimos años decidió instalarlos en otra zona geográfica en la que se siente motivado, y con la intención de que eventos culturales identifiquen a Ecatepec (Estado de México). El Encuentro de Escritores en Resistencia desde el Cerro del Viento en 2020 fue virtual, por razones que todos conocemos. Este proyecto es de alguna forma la prolongación del Encuentro de Escritores por Ciudad Juárez donde se originó para hacer visible el fenómeno de violencia. Tiene como antecedente un encuentro que se realizó en 2013, iniciativa que nació en Ciudad Juárez y que generó interés.  Hubo otros encuentros en distintas ciudades y en otros países, con la particularidad de protesta con el tema de la violencia hacia las mujeres que en los años 90 se destapó con acontecimientos terribles en el norte del país. Después de esto, en Ecatepec crea el Encuentro de Escritores en Resistencia desde el Cerro del Viento en 2016, que se ha fortalecido durante cinco ediciones. Ahora se prepara para organizar la sexta edición que ha destacado como un encuentro de manera local, sobre todo de una promoción libre, reuniendo los recursos de manera independiente, ya que no existen patrocinios por parte de ninguna institución; esto ocurre con muchos de los proyectos que se desarrollan en Ecatepec. Las dos iniciativas de las que Víctor Argüelles es coordinador, nacieron fuera, y son de alguna manera una prolongación. Organiza el Festival Internacional de Poesía Palabra en el Mundo, en el que se involucró desde 2016. Abrió una convocatoria este año de la que recibió buena respuesta de poetas de Ecuador, Brasil y Venezuela, además de voces poéticas de nuestro país, y se llevó a cabo en un evento virtual. En el centro regional de cultura de Ecatepec, en 2018 llevó a cabo en San Pedro Xalostoc un festival que ha sido otra de las iniciativas internacionales que nace con otros poetas de Chile y España.  Víctor se siente genuinamente comprometido con la cultura y el arte. Piensa que es necesario que identifiquen una presencia positiva de Ecatepec (Estado de México), porque en los ámbitos informativos este lugar es considerado una periferia con historias que tienden a lo negativo, que hacen referencia a la inestabilidad social y nosotros (poetas, escritores, artistas plásticos) estamos interesados en fomentar la cultura. Este vínculo con Ecatepec se fue tejiendo poco a poco cuando fue su lugar de residencia por el año 2009 en el que se instaló para colocarse en un trabajo, si bien es de origen veracruzano, sus estudios y trabajo lo han llevado a cambiar de domicilio necesariamente, como ocurrió al tener que tomar por hogar temporal de 2018 a 2020 Cuernavaca, para estudiar la Maestría en Estudios de Arte y Literatura, en la Universidad Autónoma del Estado de Morelos. El camino recorrido como gestor cultural le llevó a tocar puertas y recibió apoyo al principio del INAH a través del Centro Comunitario Ecatepec Casa Morelos, que les acogió en 2013 con una respuesta favorable. En el trayecto fue necesario permitirse explorar nuevos caminos en la cultura, al comprender a través de las experiencias que no todo tiene que ser ligado a las instituciones de gobierno. Fue de alguna manera empujado a involucrarse como gestor cultural independiente, al vincularse con los cafés culturales y otros espacios, además de conseguir recursos que finalmente se convierte en una aportación suya y de las personas que participan, con quienes se ha logrado algunos objetivos, afinando el proyecto para que en tres o cuatro años más tenga una permanencia. Son difíciles todos los proyectos independientes porque la responsabilidad es totalmente de quien promueve los festivales, haya o no haya recursos, actualmente es posible a través de lo virtual, es una ventaja como lo hicimos en 2020 con el Encuentro de Escritores en Resistencia desde el Cerro del Viento. “Se están abriendo nuevos horizontes en la cultura, creo en la cultura”, reflexiona,  y recuerda que cuando empezó no los veía como ahora que hay más personas involucradas.  Ecatepec al ser colindante con la Ciudad de México llama la atención la migración diaria, que es parecida a lo que ocurre de Tijuana a Ciudad Juárez y Estados Unidos. En Ciudad Neza, hay un proyecto que registra las migraciones, pasar las vías, esa migración la hacemos todos y me interesa, la voy a estudiar, expresa Víctor.  Él mismo ha sido migrante a lo largo de su vida, al terminar su carrera en el 2001 viajó a Chiapas para trabajar. En ese desplazamiento se ve el cambio de contextos: es muy visible de un lugar a otro, los fenómenos culturales provocan que nos preguntemos qué hay detrás de esto que obligan a abrir otros caminos a nivel cultural y artístico; se tiene el compromiso de registrar todas las eventualidades. Alguien que es de Ecatepec o vive ahí, lo refleja, y es notorio, lo mismo con artistas de la Ciudad de México, los artistas visuales lo muestran en su trabajo. El maestro Argüelles es consciente de que el tiempo debe ser aprovechado como una inversión y todos los años está estudiando, preparándose en cursos, diplomados, y posgrados, con miras a cultivarse. Confiesa que ha dejado un poco la producción plástica. Refiere que es necesario entregarse a lo que está haciendo, que por este tiempo son poemas y proyectos culturales, que de alguna manera lo han vinculado entre académicos y la interculturalidad que es una divergencia de conocimientos que practica.    Trayectoria de  Víctor Argüelles Cuenta con los diplomados de 2009 a 2010 en el Programa Escritura Creativa, Universidad del Claustro de Sor Juana, Ciudad de México, y Creación Literaria, Centro de Creación Literaria Xavier Villaurrutia, Ciudad de México 2013-2014.  En 1997 recibió la beca “Jóvenes Creadores” por parte del Instituto Veracruzano de la Cultura, de Xalapa, Veracruz; en 2009 recibió el Primer premio de poesía IV Certamen Literario “Palabra en el viento” del Centro Regional de Cultura José María Morelos y Pavón, Instituto Mexiquense de Cultura, Ecatepec, Estado de México; de 2014 a 2015 recibió el Financiamiento del Padrón Nacional de Posgrados de Calidad del CONACYT para estudios de Posgrado, Especialización en Literatura Mexicana del Siglo XX, UAM Azcapotzalco, Ciudad de México; de 2018 a 2020 obtuvo el Financiamiento del Padrón Nacional de Posgrados de Calidad del CONACYT para estudios de Posgrado, Maestría en Estudios de Arte y Literatura, Universidad Autónoma del Estado de Morelos, Cuernavaca, Morelos. Cuando terminó la maestría siguió por la línea de la investigación para conocer los fenómenos artísticos, culturales, y considera que continuará por esta vía además de su trabajo literario.  Con publicaciones propias y en trece antologías de distintos lugares es difícil publicar y con todos los esfuerzos no se ha logrado mucho, no hay todavía una resonancia, solo puedo decir que tengo la fe de que ocurrirá algo.  “La gestión cultural independiente es una de las partes que vas aprendiendo cuando te cierran las puertas las instituciones, fue como una contraposición –pensó–, si no me dan espacios, pues los voy a generar como consecuencia de vivir una serie de rechazos hacia mi trabajo”. Se planteó seriamente abandonar la timidez, abrir espacios para él y los demás, al principio se cruzó la incertidumbre y por necesidad consiguió la fortaleza para considerarse organizador de eventos de poetas, recitales y exposiciones de obras plásticas.  “Actualmente hay personas especializadas que tienen estudios de Gestión Cultural, pero en los años 90 y 2000 fueron tiempos difíciles en que muchos artistas fuimos creyendo en nuestros propios proyectos, nuevas brechas para los productos que se van a consumir productos culturales y no todos tenemos las condiciones, hemos tenido que afrontar las consecuencias y crear las condiciones en las que queremos trabajar”.  Fue demandante su trabajo de 1996 al 2005 como artista plástico. Actualmente sigue pintando, es solo que ocupa sus trazos para dar un servicio, ya que desde hace algunos años ha privilegiado a la literatura, es cierto que arrastra a la pintura durante los eventos de lectura poética al realizar una exposición y los asistentes pueden ver sus obras. Víctor Argüelles ha participado en más de cincuenta exposiciones colectivas y más de diez exposiciones individuales de arte desde 2002, entre las que mencionaremos “Panóptico”, pinturas, Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas, Tuxtla Gutiérrez, Chiapas; “Ligamentos” (2004), pinturas y dibujos, Universidad Autónoma de Chiapas, Tuxtla Gutiérrez, Chiapas; “Ruido rojo” (2005), pintura, proceso, acción. “El Taller” Arte y Galería, Tuxtla Gutiérrez, Chiapas; “Focus rojo” (2007), pinturas, Universidad Autónoma de Campeche, Campeche; “Fluir” (2008) [Nuevos brotes de pintura], Centro Cultural Jaime Sabines, Tuxtla Gutiérrez, Chiapas; obra plástica 07-12 (2012), Centro Cultural y Recreativo de Ecatepec, Ecatepec, Estado de México; Memorial de la tinta (2015), Coordinación de Servicios de Información, UAM, Azcapotzalco, CDMX; “Pintura y Caos” (2017), Galería de Arte Contemporáneo Casa de la nube, Tlaxcala, Tlaxcala; “Pintura y acción” (2018), Revolucionarios Café, San Pedro Xalostoc Ecatepec, Estado de México. Seguirá con exposiciones cada año, en los caminos todavía no recorridos. Independiente de que pueda generar ingresos por las ventas de sus cuadros, el maestro Argüelles sigue pintando en las condiciones que sus compromisos se lo permitan y lo acompaña de poesía, hay días y momentos en los que se programa en la mañana para pintar y las noches y madrugadas para escribir, han sido años de esta práctica, además de la gestión de eventos culturales y las investigaciones, algo que también le interesa.  Desde 2002 inició en la docencia a nivel licenciatura con distintas experiencias en el ámbito académico en el que se tiene que ser disciplinado para proyectarlo, inyectarle al alumno la necesidad de profesionalizarse, como maestro se ha fortalecido en las clases: “Fue curioso porque tenía una formación didáctica, en ese tiempo no se conocía la curaduría, se iba abriendo en los años 90 y a pesar de la ausencia de una formación pedagógica, mi llamado ha sido por la vocación, que el alumno aprenda a tener paciencia,  tenemos que ir viendo los tiempos que lleva cada proyecto, ir analizando de todo, hay estudiantes que desean ser diseñadores, otros quieren ser artistas, algunos interesados por el cine o la fotografía, y a cada uno le he prestado atención para mostrarles el camino y las capacidades”. Es en este tiempo que se dedicó a la investigación como actividad académica. Le entusiasma que en talleres libres comenzará a dar clases, la docencia es algo que disfruta. “He tenido los trabajos que he querido, es cierto que no tengo una plaza y soy freelance, es complicado, hay quienes tienen un lugar, un puesto, un salario”. En su peregrinar casi durante diez años en el Estado de México, iba de un lugar a otro intentando trabajar, recibiendo respuestas de desinterés por parte de las instituciones, y a pesar de todo eso, siguió su camino como docente en distintos niveles, incluso con niños y jóvenes deseosos de aprender, fue parte de una formación que les ayudó a que se comprometieran en un área de su vida, dando un vuelco a su creatividad.  LEE: La vida en rosa ⏐ La voz de los pueblos indígenas | Ruiz-Healy Times (ruizhealytimes.com)" ["post_title"]=> string(34) "La vida en rosa │Trazo y palabra" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(40) "la-vida-en-rosa-%e2%94%82trazo-y-palabra" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-07-05 08:49:21" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-07-05 13:49:21" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=67642" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17857 (24) { ["ID"]=> int(67879) ["post_author"]=> string(1) "9" ["post_date"]=> string(19) "2021-07-09 09:42:04" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-07-09 14:42:04" ["post_content"]=> string(4806) "Querida Tora1: Lo de la “Reforestación de la Vecindad” tuvo cola. Al principio parecía que los vecinos se habían olvidado de los “estímulos económicos” con el incendio en la azotea. Pero ese mismo incendio se los recordó, porque resulta que los humos se dispersaron por toda la colonia y  afectaron a muchos habitantes. A unos les dio por lo pacífico, y andaban por la calle medio dormidos, como zombies descoloridos; pero otros se pusieron  agresivos y hasta hubo uno que pintó una raya en el suelo y dijo que al que pasara de esa raya lo iba a rajar en dos o en tres partes o en lo que resultara; y como sacó una navaja como de a metro, todos se lo creímos. Pero eso sólo duró unas horas, y acabó por convertirse en una juerga, porque el pobre intoxicado no acertaba ni a una pared que, según él, lo había desobedecido; y se lo llevaron a la comisaría más pronto que enseguida. Luego, los vecinos fueron  a exigir al portero la entrega de los estímulos. Y ahí fue donde el portero empezó a parir chayotes (perdóname por la expresión, pero no encuentro otra que se ajuste mejor a su situación). Cuando las exigencias arreciaron, les pidió unas horas de plazo para resolver la “logística” del asunto, y se encerró en la portería. Ahí estuvo horas y horas, yendo de un lado para otro y sin saber qué hacer. Hasta pidió que le llevaran un diccionario, a ver si “económico” tenía otro significado que fuera distinto a dar dinero. Con el trabajo que le cuesta leer, y se estuvo buscando y pensando hasta altas horas de la noche. Cuando ya no podía más, llamó a sus guaruras y les dijo que le resolvieran el problema, para el día siguiente; y que si no… Ahí lo dejó, porque así se oye más amenazador. Al otro día le tuvieron que echar una cubeta de agua para que despertara, porque como se había desvelado “trabajando”, no había manera de que se levantara. Pero ya estaba un grupo de vecinos en la puerta, exigiendo la solución del asunto. El guarura que sí acabó la secundaria estuvo un rato hablando con él, hasta que las facciones se le iluminaron con algo parecido a una sonrisa de triunfo. Y entonces sí salió a dar la cara. Entonces se echó una parrafada muy larga, adornando lo que su guarura le había dicho que, en resumen, era lo siguiente: la palabra económico no significa solamente “dar dinero” sino que también es adjetivo gentilicio (eso fue lo que dijo, porque no pudo recordar lo que el muchacho le dijera; pero a los vecinos les daba lo mismo una palabra que otra) que significa que el sustantivo, en este caso la palabra “estímulos” es algo de poco precio, no necesariamente dinero (eso lo repitió unas catorce veces), sino algo pequeño pero significativo que valía más que el dinero (esto no lo entendió nadie, ni siquiera él) y luego empezó a hablar de adjetivos, de gerundios, del nominativo y del ablativo, e hizo un  revoltijo que los vecinos se retiraron sin pedir explicaciones porque ya les dolía la cabeza. Pero algo tenía que darles, dijeron  los guaruras; porque si no, luego se iban a quejar con ellos, y les costaba mucho trabajo quitárselos de encima. Entonces, mandó hacer unas tarjetitas blancas y brillosas que decían, con letras góticas, bien renegridas: “Al Mérito Agrícola”, y las entregó en una ceremonia convocada para el domingo siguiente, ante un mantel limpísimo sobre el que había unos dulcecitos de limón que compró en la tiendita de la esquina. Y con cada tarjetita entregaba un dulcecito. No es que los vecinos quedaran satisfechos, pero pensaron que podían poner la tarjetita en la sala, bajo un cristal; o en la entrada de su casa, junto a la plantita que tenían. Los dulcecitos los guardaron como recuerdo, porque ya los conocían y sabían que eran malísimos. Pero, al fin y al cabo, algo habían conseguido arrancarle al portero. Y ya no ha habido más “programas sociales”. Ya veremos lo que pasa en el futuro. Te quiere Cocatú
1Contexto: Un alienígena arriba a la Ciudad de México y, convertido en gato, llega a vivir a una vecindad. Le escribe a Tora, quien lo espera en su planeta natal, sus impresiones sobre lo que ve en ese lugar. Su correspondencia tiene algo de crítica social y toques de humor.
" ["post_title"]=> string(17) "CARTAS A TORA 232" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(17) "cartas-a-tora-232" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-07-09 13:21:23" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-07-09 18:21:23" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=67879" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(15) ["max_num_pages"]=> float(8) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "4c55b0bd9c62f698c4a1ceb154cb8a05" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
CARTAS A TORA 232

CARTAS A TORA 232

Querida Tora1: Lo de la “Reforestación de la Vecindad” tuvo cola. Al principio parecía que los vecinos se habían olvidado de los...

julio 9, 2021
La vida en rosa

La vida en rosa │Trazo y palabra

Víctor Argüelles Ángeles es poeta, escritor, artista plástico, académico, ponente, gestor cultural independiente, estudioso permanente del conocimiento, espíritu inquieto, observador, a veces...

julio 5, 2021




Más de categoría

El Axolote Ilustrado Revista Cultural Iberoamericana retrata la "Diversidad cultural de México e Hispanoamérica"

 Norberto Rodríguez Carrasco y Gregorio Martínez Moctezuma, editores de la Revista “El Axolote Ilustrado Revista Cultural Iberoamericana“, iniciaron este...

julio 29, 2021

Sombras y despertares

Tuve la fortuna de escuchar una plática de la escritora Lola Ancira. Habló de los escenarios dentro de los...

julio 27, 2021
Lo que la esgrima me ha enseñado

Lo que la esgrima me ha enseñado

Desde que era niño espero cada cuatro años los Juegos Olímpicos, es cierto que nunca he sido deportista y...

julio 27, 2021
CARTAS A TORA 232

CARTAS A TORA 234

Querida Tora1: La vecindad anduvo muy alborotada unos días porque al portero se le ocurrió que debíamos tener una...

julio 23, 2021