,

De 1960 – Nació la cantante portuguesa Amália Rodrigues

Nació en Lisboa, la cantante portuguesa Amália Rodrigues, la llamada "Reina del Fado". Es la cantante que más ha popularizado este tipo de música en el mundo, pues grabó más de 170 discos a lo largo de...

23 de julio, 2014 amalia_rodrigues

Nació en Lisboa, la cantante portuguesa Amália Rodrigues, la llamada "Reina del Fado". Es la cantante que más ha popularizado este tipo de música en el mundo, pues grabó más de 170 discos a lo largo de su vida. Murió en 1999, a los 79 años de edad.

Nació en Lisboa, la cantante portuguesa Amália Rodrigues, la llamada "Reina del Fado". Es la cantante que más ha popularizado este tipo de música en el mundo, pues grabó más de 170 discos a lo largo de su vida. Murió en 1999, a los 79 años de edad.

Comentarios
object(WP_Query)#17680 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(438) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "24-12-2021" ["before"]=> string(10) "21-01-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(438) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "24-12-2021" ["before"]=> string(10) "21-01-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "cultura-para-todos" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17679 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17715 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17686 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "24-12-2021" ["before"]=> string(10) "21-01-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(461) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-12-24 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-01-21 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (438) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (14) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17676 (24) { ["ID"]=> int(74696) ["post_author"]=> string(2) "77" ["post_date"]=> string(19) "2022-01-18 11:00:07" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-01-18 16:00:07" ["post_content"]=> string(5688) "Cuando entré a la secundaria, a finales de los años sesenta, uno de los libros de moda era El lobo estepario del Nobel alemán Hermann Hesse.  Recuerdo a muchas de mis compañeras de aula leyendo y comentando la obra, aunque ahora me pregunto qué tanto se quedó con ellas luego de concluir la lectura.  En lo personal no soy muy dada a seguir las modas que otros imponen. Sí comencé a leer a Hesse, efectivamente, pero lo hice con otras de sus obras, entre las que tengo muy presentes Siddharta, más adelante El juego de abalorios, y entre uno y otro Narciso y Goldmundo.  Hoy quiero hablar de esta última novela, máxime que en 8 años cumplirá un centenario de su publicación. Los últimos dos años han modificado la forma de comunicación entre humanos. La tecnología digital facilita tanto la publicación como la lectura de textos, desde los clásicos hasta las improvisaciones unipersonales que aparecen de manera cotidiana en diversos espacios, como Facebook, Instagram o Twitter, por mencionar algunos. Expresiones como:” Se me perdió un calcetín en la lavadora” o “No me alcanzan las croquetas para mi gato” simbolizan nuestra condición humana, efectivamente, pero no dejan de ser aportes que generarán –si acaso– reacciones de simpatía entre los inmediatos de quien lo escribe, pero nada más. Por su parte, los escritores que se han abierto camino en la literatura por su oficio escriben desde su experiencia personal para  conectar con un lector de otro tiempo o de otra latitud, como si ambos se hallaran platicando.   Ese es el caso de Narciso y Goldmundo, una novela que plantea diversas fases del desarrollo de la personalidad, iniciando en la adolescencia para terminar en la senectud. Presenta dilemas que en un momento dado todos enfrentamos, y precisamente, a través de su lectura conseguimos descubrir y dar significado a las situaciones personales. A través de sus líneas comprendemos que todos los seres humanos vamos atravesando cambios y contraposiciones que vienen a definirnos como personas. Asimismo descubrimos que hay figuras a las cuales nos anclamos para atrevernos a avanzar entre la ventisca, sin temor a ser arrastrados.  Del mismo modo, Goldmundo hace un peregrinaje a través de su propia historia, para regresar mucho tiempo después al punto donde todo inició. Ello nos anima a avanzar, a cada uno, en su propio recorrido, luego de descubrir que gran parte de nuestra biografía es cíclica, y que por más que nos alejemos del punto original, terminamos volviendo a éste, y nunca dejamos escapar las figuras que en un inicio nos formaron. Diversos maestros de las Letras coinciden en afirmar que la mejor manera para escribir es leer, leer mucho, leer de todo y enriquecernos con ello. Hacer de la lectura una actividad divertida que nos lleve a avanzar por nuestro propio camino, como el propio Borges afirma. Hablar en nuestras redes sociales de experiencias unipersonales puede ser catártico o divertido, puede dibujar cómo somos, pero difícilmente conecta a quien lo escribe con los lectores que no le conocen en forma directa. Saber que no me gustan las quesadillas con queso o que se me antoja un champurrado no son experiencias transformadoras para los lectores. Cada uno de nosotros vive cierto grado de angustia existencial. Tenemos todo el derecho del mundo a liberar esa carga mediante la expresión oral o escrita, pero ello no nos hace expertos en el oficio de escribir, como en su caso es Hermann Hesse, quien cumple este año sesenta de su muerte, y sigue invitándonos a explorar nuestro mundo a través de sus líneas.  Acabo de revisar una conferencia de Marian Rojas-Estapé, reconocida psiquiatra española, autora de diversos libros y conferencias.  En esta última presentación acerca de adicción a la Internet, ella  habla respecto al efecto neurológico que provoca el contacto temprano y continuo con las pantallas digitales, lo que nos lleva a modificar nuestra forma de percibir y de procesar la información que recibimos.  Cierto, la tecnología de punta nos conecta con un universo al cual antes no se podía acceder, sin embargo, no perdamos de vista que su uso indiscriminado genera trastornos de atención que pueden ser permanentes. Lecciones de vida que nos ofrecen en bandeja de plata diversos autores a través de su narrativa.  No necesariamente lo hacen mediante libros técnicos que aborden tal o cual tema. La invitación es a asomarnos a los mundos que ellos crean para nosotros, mundos en los cuales aprendemos que hay otros estilos de vida aparte del propio, con problemas tantas veces parecidos a los nuestros, y con alternativas de solución que tal vez puedan resultarnos útiles para abordar las dificultades del camino. Sus autores resisten la prueba del tiempo, crecen y se multiplican en cada línea escrita, en los ojos de un lector que recorre, de manera única, esas páginas universales que parecieran escritas sólo para él." ["post_title"]=> string(17) "Lecciones de vida" ["post_excerpt"]=> string(199) "La lectura nos invita a asomarnos a otros mundos que, tarde o temprano, enriquecerán el nuestro. En este caso, la autora reflexiona sobre la inmortal novela de Hermann Hesse: Narciso y Goldmundo. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(17) "lecciones-de-vida" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-01-18 11:00:07" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-01-18 16:00:07" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=74696" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17602 (24) { ["ID"]=> int(74406) ["post_author"]=> string(3) "182" ["post_date"]=> string(19) "2022-01-10 11:15:07" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-01-10 16:15:07" ["post_content"]=> string(5940) "“La riqueza que hay dentro de cada mercado es que tiene identidad propia”, expresa entusiasmado Agustín Dany Jiménez García, promotor cultural de los mercados de la Ciudad de México y activista social. Nuestro invitado es editor de los libros: Mercados de la Ciudad de México; Así se come en Veracruz; Veracruz, fiesta viva; Carnavales de la Ciudad de México. Quién mejor que Dany para compartirnos su visión y recorrido. “¿Qué nos ofrecen los mercados de la CDMX? -Dice Dany- Tenemos 334 mercados en esta ciudad; se hizo un estudio en el que se mostró que el 60 por ciento de las familias se abastece en los mercados. Sigue siendo muy tradicional esta actividad, es fortaleza, aportación que está más allá del abasto. En los mercados mexicanos se hace comunidad y los barrios son centros para tener una relación personal.  “En la pandemia se fue acudiendo al mercado con las medidas sanitarias que todavía deben ser reforzadas en el mundo. La calidez ocurre en todos los mercados y eso es importante porque es un reducto de contacto personal. Con la sana distancia nos cuesta porque somos demasiado cercanos, esas características son de los centros de abasto para reproducir cultura popular, algo tradicional que siempre encuentras.  “En los mercados del mundo encontramos comida local, frutas, fauna y flora del espacio en que se sitúa que se podría potenciar, pero hay división entre cultura y turismo.  “¿Y si le apostamos al turismo? Las artesanías han dejado de ser funcionales y ahora se hace para el turismo que ha sido una forma de preservarla en muchos lugares.  Existe el uso ritual de las artesanías para una boda comunitaria, pero si no lo incorporas al uso cotidiano es posible que se pierda. Y entonces la alianza turismo-cultura, le tenemos temor a este tema, sería interesante debatir.  Lo mismo podemos hacer llevando nuestra cultura a otros países, turismo para conservarla y expandirla. “Se debe hacer una real política cultural, la inversión en la cultura es estéril, hay que cambiarlo. Los políticos deberían comenzar a involucrarse. Ha faltado articular esfuerzos.  “Quienes están al frente de la cultura preguntan: ¿Cuántos libros leíste? No se enfocan en lo que te aportó, no es cualitativo sino cuantitativo, tema que se tendrá que revisar, democratizar la cultura y conocimiento.  “La música clásica es parte de nuestras fiestas, música de masas. La gente se detiene a escuchar ópera cuando la encuentran en espacios públicos. Pienso en la Sinfónica: sacar todo ese talento financiado por el Estado a los lugares públicos, interpretando la música que se escucha popularmente en las fiestas. Carlos Miguel Prieto, director de la sinfónica de Xalapa, explicaba lo que iba a tocar, no solo compartía una gran interpretación sino sus conocimientos. Hacer adaptaciones, un esfuerzo de alta cultura, llevarla a lugares donde la gente puede experimentar otras posibilidades, el tema de masificar la cultura puede ser redituable.  “La Zona Rosa fue el Polanco de ahora, el metro cambió, siendo un lugar citadino es como un muladar, estructuras abandonadas, el ejercicio turístico está entre el Zócalo y el Ángel de la Independencia. Se debería hacer galería monumental de arte-edificios, dar uso a la Glorieta de los Insurgentes, dignificar con galería de arte efímero, en los murales pierdes impacto porque los ves cotidianamente, se tienen que cambiar cada cierto tiempo, se debe renovar porque se debería hacer arte efímero. “En las artes plásticas también se puede hacer cultura masiva. Cuando bajas para abordar el metro, cualquiera que esté caminando puede disfrutar del arte (como sucede en algunas estaciones). Se trata de dignificar espacios, no solo estos espacios sino hacerlo con miles de oficinas, arte masivo, que un espacio se renueve  “En las editoriales un libro sin ilustraciones no se va a vender igual que otro que sí las integró, son las cosas de las que necesitamos. El imperio de la imagen. No es superficial la civilización del espectáculo, todo es oportunidad en las redes sociales. ¿Cuál es el éxito de Villoro, de Monsiváis?: un lenguaje accesible por más que sean ideas complejas. “Hay que reconocer la vida de los barrios como cultura, en México no hay oficinas de Culturas Populares, la primera se formó en Papantla en los años 50.  “Las expresiones de los estados en la ciudad, las migraciones del mundo. Hay muchas cosas que podemos hacer masivamente. En México todos los domingos la entrada a los museos son gratis, es solo que hay a quienes les da miedo ir (no durante la pandemia, desde antes). “Hay muchos mercados que visitar en la Ciudad de México, como los que están en la Lagunilla. Se trata de un complejo de cuatro mercados, o el de Martínez de la Torre, colores, sabores, buen servicio, todo un gran recorrido como lo pueden hacer en los mercados de su barrio, de su colonia.  “Necesitamos integrar esfuerzos y no subestimar al mexicano en el acceso a la cultura. Creo que tenemos una gran oportunidad en la mercadotecnia y ser más didácticos: que la cultura esté al alcance de todos”.   " ["post_title"]=> string(46) "La vida en rosa⏐Mercados, cultura en México" ["post_excerpt"]=> string(233) "Dany Jiménez García nos cuenta, en una entrevista realizada por Nidia Sánchez, el gran reto de los promotores culturales: masificar la cultura. El arte puede transformar los espacios públicos para el bienestar de la población. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(50) "la-vida-en-rosa%e2%8f%90mercados-cultura-en-mexico" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-01-10 11:15:07" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-01-10 16:15:07" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=74406" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17676 (24) { ["ID"]=> int(74696) ["post_author"]=> string(2) "77" ["post_date"]=> string(19) "2022-01-18 11:00:07" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-01-18 16:00:07" ["post_content"]=> string(5688) "Cuando entré a la secundaria, a finales de los años sesenta, uno de los libros de moda era El lobo estepario del Nobel alemán Hermann Hesse.  Recuerdo a muchas de mis compañeras de aula leyendo y comentando la obra, aunque ahora me pregunto qué tanto se quedó con ellas luego de concluir la lectura.  En lo personal no soy muy dada a seguir las modas que otros imponen. Sí comencé a leer a Hesse, efectivamente, pero lo hice con otras de sus obras, entre las que tengo muy presentes Siddharta, más adelante El juego de abalorios, y entre uno y otro Narciso y Goldmundo.  Hoy quiero hablar de esta última novela, máxime que en 8 años cumplirá un centenario de su publicación. Los últimos dos años han modificado la forma de comunicación entre humanos. La tecnología digital facilita tanto la publicación como la lectura de textos, desde los clásicos hasta las improvisaciones unipersonales que aparecen de manera cotidiana en diversos espacios, como Facebook, Instagram o Twitter, por mencionar algunos. Expresiones como:” Se me perdió un calcetín en la lavadora” o “No me alcanzan las croquetas para mi gato” simbolizan nuestra condición humana, efectivamente, pero no dejan de ser aportes que generarán –si acaso– reacciones de simpatía entre los inmediatos de quien lo escribe, pero nada más. Por su parte, los escritores que se han abierto camino en la literatura por su oficio escriben desde su experiencia personal para  conectar con un lector de otro tiempo o de otra latitud, como si ambos se hallaran platicando.   Ese es el caso de Narciso y Goldmundo, una novela que plantea diversas fases del desarrollo de la personalidad, iniciando en la adolescencia para terminar en la senectud. Presenta dilemas que en un momento dado todos enfrentamos, y precisamente, a través de su lectura conseguimos descubrir y dar significado a las situaciones personales. A través de sus líneas comprendemos que todos los seres humanos vamos atravesando cambios y contraposiciones que vienen a definirnos como personas. Asimismo descubrimos que hay figuras a las cuales nos anclamos para atrevernos a avanzar entre la ventisca, sin temor a ser arrastrados.  Del mismo modo, Goldmundo hace un peregrinaje a través de su propia historia, para regresar mucho tiempo después al punto donde todo inició. Ello nos anima a avanzar, a cada uno, en su propio recorrido, luego de descubrir que gran parte de nuestra biografía es cíclica, y que por más que nos alejemos del punto original, terminamos volviendo a éste, y nunca dejamos escapar las figuras que en un inicio nos formaron. Diversos maestros de las Letras coinciden en afirmar que la mejor manera para escribir es leer, leer mucho, leer de todo y enriquecernos con ello. Hacer de la lectura una actividad divertida que nos lleve a avanzar por nuestro propio camino, como el propio Borges afirma. Hablar en nuestras redes sociales de experiencias unipersonales puede ser catártico o divertido, puede dibujar cómo somos, pero difícilmente conecta a quien lo escribe con los lectores que no le conocen en forma directa. Saber que no me gustan las quesadillas con queso o que se me antoja un champurrado no son experiencias transformadoras para los lectores. Cada uno de nosotros vive cierto grado de angustia existencial. Tenemos todo el derecho del mundo a liberar esa carga mediante la expresión oral o escrita, pero ello no nos hace expertos en el oficio de escribir, como en su caso es Hermann Hesse, quien cumple este año sesenta de su muerte, y sigue invitándonos a explorar nuestro mundo a través de sus líneas.  Acabo de revisar una conferencia de Marian Rojas-Estapé, reconocida psiquiatra española, autora de diversos libros y conferencias.  En esta última presentación acerca de adicción a la Internet, ella  habla respecto al efecto neurológico que provoca el contacto temprano y continuo con las pantallas digitales, lo que nos lleva a modificar nuestra forma de percibir y de procesar la información que recibimos.  Cierto, la tecnología de punta nos conecta con un universo al cual antes no se podía acceder, sin embargo, no perdamos de vista que su uso indiscriminado genera trastornos de atención que pueden ser permanentes. Lecciones de vida que nos ofrecen en bandeja de plata diversos autores a través de su narrativa.  No necesariamente lo hacen mediante libros técnicos que aborden tal o cual tema. La invitación es a asomarnos a los mundos que ellos crean para nosotros, mundos en los cuales aprendemos que hay otros estilos de vida aparte del propio, con problemas tantas veces parecidos a los nuestros, y con alternativas de solución que tal vez puedan resultarnos útiles para abordar las dificultades del camino. Sus autores resisten la prueba del tiempo, crecen y se multiplican en cada línea escrita, en los ojos de un lector que recorre, de manera única, esas páginas universales que parecieran escritas sólo para él." ["post_title"]=> string(17) "Lecciones de vida" ["post_excerpt"]=> string(199) "La lectura nos invita a asomarnos a otros mundos que, tarde o temprano, enriquecerán el nuestro. En este caso, la autora reflexiona sobre la inmortal novela de Hermann Hesse: Narciso y Goldmundo. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(17) "lecciones-de-vida" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-01-18 11:00:07" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-01-18 16:00:07" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=74696" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(12) ["max_num_pages"]=> float(6) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "fdcfb8fcc077019e2e2265b02dfe212b" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
Lecciones de vida

Lecciones de vida

La lectura nos invita a asomarnos a otros mundos que, tarde o temprano, enriquecerán el nuestro. En este caso, la autora reflexiona...

enero 18, 2022
La vida en rosa⏐Mercados, cultura en México

La vida en rosa⏐Mercados, cultura en México

Dany Jiménez García nos cuenta, en una entrevista realizada por Nidia Sánchez, el gran reto de los promotores culturales: masificar la cultura....

enero 10, 2022




Más de categoría
Lecciones de vida

Lecciones de vida

La lectura nos invita a asomarnos a otros mundos que, tarde o temprano, enriquecerán el nuestro. En este caso,...

enero 18, 2022

CARTAS A TORA 254

Un alienígena arriba a la Ciudad de México y, convertido en gato, llega a vivir a una vecindad. Le...

enero 17, 2022

Hellblade: la oscuridad interna

Así como el cine y la literatura nos pueden contar historias de gran profundidad, hoy en día los videojuegos...

enero 14, 2022

Una lengua es un universo

En un acto de desprecio por las lenguas indígenas, mediante un decreto presidencial se ordenó la desaparición del INALI....

enero 12, 2022