Cuando esta víbora pica…

El imperio con más súbditos musulmanes al comienzo del siglo XX, fue Inglaterra…   El imperio con más súbditos musulmanes al comienzo del siglo XX, fue Inglaterra, aunque la reina de las Islas Británicas y emperatriz de...

9 de junio, 2017
RHT
theresa-may

El imperio con más súbditos musulmanes al comienzo del siglo XX, fue Inglaterra…

 

El imperio con más súbditos musulmanes al comienzo del siglo XX, fue Inglaterra, aunque la reina de las Islas Británicas y emperatriz de la India no fuera su califa.

¡La capital del mundo islámico no era Estambul ni Cairo ni Bagdad, sino Londres!

Su británica majestad sometió la India, Afganistán, Irak, Egipto, Sudáfrica, Kenia, Birmania, Sri Lanka, Sudán, Nigeria, Uganda, sin olvidar Australia y Nueva Zelanda.

Por si fuera poco, su dominio llegó hasta las Islas Malvinas y de pasada Belice, denominado Honduras Británica a costa de México, por no dejar…

El Káiser Guillermo de Alemania discurrió una forma de alebrestarles la gallera a sus primos ingleses, convocando una Guerra Santa con ayuda de su amigo el Sultán de Bagdad, para levantar en armas a los 100 millones de súbditos musulmanes de Inglaterra, aunque la llamada a la Yihad no se tradujo en el caos que los alemanes esperaban.




¡Ya podemos imaginar el regocijo de 100 millones de musulmanes al tener que aguantar ser los vasallos de un monarca extranjero además de infiel!

De manera que el afecto y la simpatía musulmana por los ingleses, viene de tiempo atrás.

¡Por si esto fuera poco, Inglaterra se plagió de un principio “zapatista” para emitir su declaración Balfour, cuando dijeron de Palestina, que “había que darle esa tierra SIN PUEBLO, a los judíos, que eran un pueblo sin tierra”!

Y ahí se trazó la “línea sobre la arena” gracias a la cual, el mundo se encuentra hoy tan cerca de la Tercera Guerra Mundial…

Nada menos que ayer, se cumplieron 50 años de la Guerra de los 6 Días, que dieron inicio a la ocupación ilegal de los territorios árabes sobre los cuales Bibi Netanyahu, sigue edificando asentamientos contra lo que pueda decir la ONU y el mundo entero.

Desde tiempo atrás, Inglaterra ha recibido una copiosa inmigración de sus antiguos súbditos, gracias a que al darles la “libertad”, los mantuvo bajo su control en lo que se conoce como British Commonwealth, o Comunidad Británica de Naciones.

Por razones obvias, los ingleses de origen islámico nacidos en Inglaterra, mantienen su lealtad a la tierra y a la fe de sus ancestros, junto con el resentimiento natural por sus conquistadores, que además, a la fecha, siguen realizando incursiones armadas en Irak, Afganistán, Siria, Sudán, Libia y Yemen en nombre del “mundo libre”.

Es decir: Inglaterra sigue llevando “sangre, sudor y lágrimas” a las tierras del Islam.

Cuando la Primera Ministro inglesa Theresa May afirmó que “enough is enough”, en un discurso pronunciado ante el zaguán de su residencia de Downing Street en Londres (cuya frase principal evoca la canción Disco interpretada por Donna Summer a dúo con Bárbara Streissand), se le olvida que las muchísimas victimas musulmanas de las aventuras militares de la OTAN,  responden con la misma desesperación, que ¡YA BASTA!; que ha sido más que suficiente.

La premier británica olvida también, que Inglaterra ha votado más de 1,000 veces en contra de los derechos de Palestina en el Consejo de Seguridad de la ONU, apoyando el veto invariable de Estados Unidos que, hasta el año pasado, fue interrumpido por Barack Obama con una abstención que equivalió a la condena formal de las políticas de Netanyahu al frente de Israel.

Debemos comprender que los atentados ocurridos en suelo inglés durante la primera mitad de 2017, no son acciones, sino reacciones. Son la respuesta de los musulmanes a la muy larga política de intervención de Occidente que ha ido desde la conquista violenta hasta el trazado de sus fronteras, la colonización inglesa de Palestina y Egipto, hasta el cierre de todas las puertas pacificas de la legalidad internacional en el seno de la ONU.

¿Qué le sorprende a la señora Theresa Dismay?

¡Inglaterra ha sembrado vientos por todo el mundo para saciar la ambición de sus monarcas y sus piratas cuyos saqueos fueron galardonados con medallas, y sus corsarios elevados a la categoría de lores y caballeros del imperio británico!

Podemos parafrasear Winston Churchill cuando dijo que “nunca tantos debieron tanto a tan pocos”; nunca tantas naciones del mundo, le debieron tanto, a los tan pocos ingleses que se agrandaron y enriquecieron subyugándolos.

Inglaterra ha sembrado vientos, y ahora cosecha tempestades.

Inglaterra ha sembrado sangre, sudor, sacrificios y lágrimas para edificar su imperio; ha importado esclavos de todos esos pueblos a los que ahora lleva “la guerra contra el terror”, cuando sería mucho más practico combatir la injusticia y dejar que las naciones vivan en paz en vez de seguir ambicionando su petróleo y demás recursos.

Tiene razón la Señora Dismay cuando describe al fenómeno “terrorista” como “homegrown”; surgido de ciudadanos ingleses de ascendencia musulmana.

Hay un dicho que debería tomar en cuenta Inglaterra:

“The chickens come home to roost”; lo cual significa que el que la hace, la paga; lo que se siembre, se cosecha; a cada capillita le llega su misita…

El solo hecho de que Inglaterra sea partícipe activa en todas las acciones militares actuales contra Irak, Siria, Afganistán, Libia, Sudan y Yemen, además de su política inflexible en el Consejo de Seguridad de la ONU contra los palestinos, apareja la lamentable consecuencia en la que como siempre, los que pagan en carne propia, son siempre los inocentes.

Contra la cosecha de lo que los ingleses han sembrado, no cabe Brexit posible, ni sirve de nada el infame derecho de veto.

Como puede leerse en un antiguo machete oaxaqueño que mi padre tenía en la biblioteca de la casa: “CUANDO ESTA VÍBORA PICA EN EL TIEMPO DE LA CALOR, NO HAY REMEDIO EN LA BOTICA NI RECETA DEL DOCTOR”…

Tour de Cine Francés

La edición número 24 del Tour de Cine Francés llega a México

A partir del ocho de octubre de este año, dará inicio la edición 24 del Tour de Cine Francés, la cual estará...

·

El Meollo del Asunto | Divide y Vencerás, no siempre

La máxima con su variante, “divide e impera”, fueron frases utilizadas por el gobernante romano Julio César y el emperador corso Napoleón....

·




Más de categoría
Tour de Cine Francés

La edición número 24 del Tour de Cine Francés llega a México

A partir del ocho de octubre de este año, dará inicio la edición 24 del Tour de Cine Francés,...

·

El Meollo del Asunto | Divide y Vencerás, no siempre

La máxima con su variante, “divide e impera”, fueron frases utilizadas por el gobernante romano Julio César y el...

·

De nuevo: yo tengo otros datos

“Yo propuse que iba a ser un efecto de caída pronta, pero también de recuperación rápida, que iba a...

·
Verdi

Para los amantes de Verdi, cinco óperas para disfrutar

Sin duda alguna, uno de los gigantes de la ópera, Giuseppe Verdi, contribuyó con más obras maestras al mundo...

·